martes, 4 de abril de 2017

Madrid Amenaza el Desarme

Se han tardado un par de semanas en reaccionar, lo más seguro es que primero solicitaron consejo y permiso de actuar por la libre a sus jefes, perdón, a sus asesores en  Washington y Tel Aviv.

Pero la cúpula mamporrera madrileña por fin a dejado la ambivalencia mostrada por Rajoy a últimas fechas y por medio de Juan Ignacio Zoido han manifestado su posicionamiento con respecto al sábado 8 de abril en Baiona; van a hacer lo posible por obstaculizar la culminación del desarme. Ellos le llaman "vigilar", ya sabemos que son muy dados a los eufemismos. Como por ejemplo, los que Zoido ha utilizado para dar a conocer desde ya que si Madrid obstaculizó el desarme también estará contaminando los otros dos componentes del DDR, la Desmovilización y la Reinserción. Con respecto a la primera, Desmovilización, desde hace años los borbónico-franquistas insisten en el término "disolverse", mientras que para la segunda, Reinserción, hacen saber que no están dispuestos a implementar lo que en Derecho Internacional y Resolución de Conflictos es conocido como Justicia Transicional. Así las cosas.

Les invitamos a leer este artículo publicado en Deia:


El ministro Zoido dice que no tiene “todavía” conocimiento sobre lo que hará Francia con las armas

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, insistió ayer en que el Gobierno español no ha variado su estrategia antiterrorista y que, por tanto, estará vigilante para que la ley se cumpla de forma “estricta” en el acto de desarme de ETA anunciado por los mediadores civiles en el desarme para este 8 de abril.

Zoido se expresó en estos términos en una rueda de prensa en el Ministerio del Interior tras presentar nuevos datos de la campaña Stop Radicalismos al ser preguntado sobre la petición de la Fiscalía para que Francia comunique de forma automática a España los datos sobre las armas que supuestamente entregará ETA a través de los mediadores. “No tengo todavía conocimiento de ello y lo que sí le puedo decir es que el Gobierno español no ha cambiado en absoluto un ápice la postura que mantenemos. Lo que tiene que hacer ETA es disolverse, entregar todas las armas, pedir perdón, arrepentirse, pagar las deudas y, a partir de ahí, aplicación estricta de la legalidad vigente”, comentó el ministro español.

La entrega del mapa de localizaciones de los arsenales se realizará en algún lugar de Francia y tendrá como actores principales a las autoridades francesas y la Comisión Internacional de Verificacación liderada por Ram Manikkalingam. El Gobierno vasco mantiene contactos con el grupo de verificadores así como con los mediadores civiles en el desarme, también denominados artesanos de la paz, con el fin de que la entrega se lleve a buen término.

El Ejecutivo de Iñigo Urkullu desconoce todavía si participará en el acto de entrega de armas hasta no tener la seguridad de que no terminará en un episodio como el de febrero de 2014 en el que ETA hizo entrega a los verificadores internacionales de una pequeña cantidad de armas, munición y material para elaborar explosivos. Por ello no tomará una decisión hasta el último momento. En cualquier caso, sí está ayudando a que concluya con éxito este complicado proceso, es decir, con “un desarme completo, verificado, sin condiciones”, y con la posibilidad de que las armas puedan ser analizadas por la Justicia.

Puntos finales
En cualquier caso, el acto propio del desarme -no el de apoyo que se celebrará en Baiona- tendrán que decidirlo cómo se realiza, finalmente, el Gobierno francés y los miembros de la Comisión de Verificación. El gabinete de Iñigo Urkullu lleva semanas ya realizando labores que faciliten la entrega de armas definitiva y, con este fin, ha mantenido contactos con los Ejecutivos español y francés, además de con otros agentes. El Gobierno vasco quiere actuar con cautela en estos momentos, a la espera de que se concreten más los hechos, y hasta que no esté todo el desarme bien atado no decidirá si participará de alguna manera y cómo en el acto de entrega de las armas.

Por su parte, el eurodiputado del PSOE Ramón Jáuregui afirmó ayer que se está ante la “confirmación de que esta historia ha terminado bien”, ya que durante mucho tiempo ha habido “duda de que esto se pudiera acabar”.

En declaraciones a Radio Euskadi, el europarlamentario socialista subrayó que, “más allá de la teatralización” que se pueda realizar del desarme, se está ante “un paso más” y deseó que a partir de ahí, “ojalá al 8 de abril le siguiera el domingo del Aberri Eguna una asamblea de ETA para disolverse. Sería fundamental”.

Por otro lado, Jáuregui reconoció que la existencia del GAL perpetuó a ETA e “hizo daño, sin duda”. No obstante, defendió que se ha realizado una lectura autocrítica de todo ello y “todo el mundo sabe y tiene en su cabeza que hubo momentos en que las cosas no se hicieron bien”.



Habría que preguntar a Zoido si va a aplicar al PSOE de Ramón Jauregi eso de "disolverse, entregar todas las armas, pedir perdón, arrepentirse, pagar las deudas y, a partir de ahí, aplicación estricta de la legalidad vigente" por la confesión con respecto a los GAL.






°