martes, 11 de abril de 2017

Franquismo y Censura Televisiva del Desarme

¿Qué puede retratar mejor a un régimen que su decisión de censurar televisivamente algo que exigió durante décadas?

No había transmisión televisiva en la que alguno de los merolicos del régimen no exigiera a ETA su desarme.

Durante cinco años condicionaron el proceso de paz abierto en Aiete a la entrega de las armas por parte de ETA. La misma, insistieron, debía ser unilateral y sin intentar negociar nada con respecto a los presos o a las medidas de excepción.

Se pasearon por el mundo diciendo que eran demócratas luchando por la vía policíaca en contra de una banda terrorista.

Y de pronto llegó la fecha tan exigida, ETA se desarmaba, unilateralmente, sin exigir nada a cambio... y La Zarzuela intentó a toda costa ocultarlo, prohibiendo terminantemente, como en los mejores tiempos de Franco, que se diera la cobertura adecuada al hito en proceso.

Lean ustedes lo que se denuncia en esta nota publicada en Naiz:


El sindicato CCOO ha denunciado en un comunicado que «los telediarios del pasado 8 de abril se editaron desde Moncloa y desde el Ministerio del Interior». El pasado sábado, Baiona acogió el acto convocado por los artesanos de la paz en relación con el desarme de ETA, y según apunta el sindicato, «se dieron órdenes de ocultar imágenes del acto».

Un acto de relevancia mayúscula para Euskal Herria y al que se acreditaron más de 200 medios de comunicación fue relegado hasta el minuto 15 de los informativos de RTVE, por detrás de Siria, Suecia o Venezuela, entre otras noticias.

El sindicato asegura en un comunicado que desde la delegación de RTVE en la CAV se había preparado un operativo especial con motivo del histórico evento. Un operativo «especial con profesionales que conocían el tema». Sin embargo, apunta que el director de RTVE en la CAV recibió una llamada señalando que debían cubrir la noticia otras personas: «Queremos gente de confianza, tú ya sabes». Así, quienes iban a cubrirlo fueron relevados para realizar «trabajos importantes como la previsión del tiempo de Semana Santa».

Apunta, del mismo modo, que «RNE despreció también a quienes durante años han cubierto la información de ETA».

Asimismo, según el sindicato, «se dieron órdenes para no informar de la recepción del lehendakari Urkullu al miembro de la Comisión internacional de Verificación Ram Manikkalingam». «Se dieron órdenes de que no se escucharan declaraciones del ministro del Interior de Francia. Se dieron órdenes de que no se escuchara a Arnaldo Otegi», aseguran desde CCOO. «En los informativos de Telecinco, Antena 3 o La Sexta la realidad era otra, ahí sí podían trabajar sin las injerencias de Moncloa ni del Ministerio del Interior», añade su nota.






°