jueves, 13 de abril de 2017

El Aberri Fenicio

Este blog, con sus altas y sus bajas, es un archivo periodístico de los últimos quince años acerca de la compleja realidad que se vive día a día en Euskal Herria. El más reciente lustro ha sido dedicado a la oportunidad de un proceso de paz abierto tras la Conferencia por la Paz celebrada en el Palacio de Aiete, en Donostia.

Un hito, reflejado por siempre en este blog, sucedió hace apenas unos días en Baiona.

Quede constancia entonces que, en el 2017, mujeres y hombres valientes apostaron la piel por el sueño soberanista mientras que otros, cómodos en sus poltronas, prefirieron seguir medrando.

El PNV, fenicio como siempre, ha decidido celebrar un año más el Aberri Eguna por su lado, restando a la fiesta unitaria en Gernika, según nos relata esta nota publicada en Naiz:


El PNV ha considerado que el Estado español «debe asumir la existencia en su actual seno de Catalunya y de Euskadi como naciones y que debe reconocerlas como tal, si no quiere mantener un conflicto político permanente».

La presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, y el responsable Organización del EBB, Joseba Aurrekoetxea, han presentado los actos del Aberri Eguna que celebrará el domingo en la Plaza Nueva de Bilbo, bajo el lema 'Lehen, orain eta beti, Aberria!'.

Atutxa ha adelantado las líneas generales del manifiesto del partido con motivo ante esa celebración y ha indicado que el objetivo de legislatura es «actualizar el autogobierno» sobre el eje de los derechos de los vascos como pueblo, y fijar el estatus de su relación con las instituciones del Estado.

Para ello el PNV, plantea «habilitar procesos democráticos de legitimación de sujetos políticos y jurídicos, como Catalunya y Euskadi, que partan del reconocimiento de la soberanía de cada nación, del respeto a tratarse en pie de igualdad y a fomentar la colaboración y coordinación basadas en la equidad, la solidaridad y la libertad de cada uno».

En este sentido, ha dicho, «el Estado español debe asumir la existencia en su actual seno de dos naciones, y debe reconocerlas como tales, si no quiere mantener un conflicto político permanente».

Asimismo, ha señalado que la celebración del Aberri Eguna es compartida por quienes pertenecen a «una nación entroncada a ambos lados de los Pirineos», que reivindican «el derecho a decidir libre y democráticamente su futuro en igualdad de condiciones con el resto de los pueblos y naciones del mundo».

Así, ha concretado que «la Euskadi de 2017 sigue estando a caballo de dos Estados y reagrupada en tres realidades político-administrativas». Ha valorado que, «pese a esa fragmentación», instituciones de los tres ámbitos mantienen «una creciente colaboración».

Según el PNV, después del proceso de desarme de ETA y «acabada la violencia», se abre «la inmejorable oportunidad de concitar un nuevo acuerdo nacional» sobre el autogobierno.

Sin embargo, ha reconocido que en esta nueva etapa «quedan aún rescoldos de un pasado de sufrimiento» que se deben «apagar decididamente», para lo cual ha defendido la importancia de «atender a las víctimas», al tiempo que «hacer un ejercicio colectivo e individual para reconocer el daño injusto causado y los errores pasados cometidos».

Además, ha planteado «ayudar a alcanzar una reincorporación real a quienes quieran reintegrase a una nueva sociedad, en la que se vele por los derechos humanos y el respeto a la vida y a la libertad de las personas».

El acto político del Aberri Eguna del domingo comenzará a las 11:30 en la Plaza Berria de Bilbo y contará con las intervenciones del lehendakari, Iñigo Urkullu, y del presidente del EBB, Andoni Ortuzar, tras lo cual se ha organizado una comida para unas 1.100 personas en El Arenal.



Solo un apunte, son cuatro realidades político-administrativas... ¿se han olvidado de Trebiñu y Argantzun?






°