sábado, 31 de diciembre de 2016

Adiós 2016

.








Fidel Castro Ruz.

Muhammed Ali.

Harper Lee, Umberto Eco, Johan Cruyff, Carrie Fisher, Debbie Reynolds, George Michael, Anton Yelchin, Kenny Baker, Gene Wilder, Gonzalo Vega, David Bowie, Glenn Frey, Leonard Cohen, Alan Rickman. 





°

Top 10 Diciembre 2016

Muy bien, cerramos este annus horribilis durante el cual tuvimos que despedir a nuestro gran líder de la Revolución Internacionalista, el Comandante Fidel Castro Ruz.

Aquí tienen las publicaciones más visitadas de los pasados treintayun días:

X) Decimos adiós a la Princesa: Ya lo dijimos, 2016 ha sido un annus horribilis, no solo dijimos adiós a gigantes en lo que respecta a la lucha incesante de la humanidad por un mundo mejor, sino que también tuvimos que decir adiós a toda una constelación de seres humanos que desde el mundo del arte se encargan de hacer esto más llevadero. Casi cerrando el año, una galaxia muy muy lejana se quedaba sin su Princesa convertida en General Rebelde: Carrie Fisher.

IX) El Tío Sam asesinó a Zapata: Un libro basado en archivos desclasificados de Washingon nos da a conocer el grado de involucramiento por parte de los Estados Unidos en la guerra de tierra quemada que Venustiano Carranza libró en contra del revolucionario mexicano Emiliano Zapata.

VIII) YouTube | GED Prest Gaude: El colectivo Gure Esku Dago presentó el video de su iniciativa Prest, misma con la que llevará a cabo acciones reivindicativas del derecho a decidir durante 2017.

VII) Origen del Séptimo Arte en Euskal Herria: Con este reportaje publicado en Gara se da cuenta de los inicios del cine por parte de toda una generación de artistas que imprimieron el sello vasco a la producción de filmes que hoy son parte de la historia reciente de Euskal Herria.

VI) Quemar una foto es libertad de expresión: Durante los últimos años, cada vez que se lleva a cabo un "ataque islamista" en contra de un medio de comunicación europeo inmediatamente se alzan voces en defensa de la libertad de prensa y de la libertad de expresión. Esto incluye, claro está, al estado español. Claro, cuando se trata de un catalán quemando una  foto del monarca franquista entonces sí a todos se les olvida que tal acción se circunscribe perfectamente dentro del derecho a la libertad de expresión... y no solo eso, es un derecho político de cualquier ciudadano que esté en contra de la anacrónica monarquía y en contra del fascismo.

V) El parteaguas de Altsasu: Durante diciembre los cibernautas continuaron visitando nuestro blog para enterarse acerca del operativo represivo montado por el régimen español en la localidad de Altsasu cuando, tras una trifulca de bar iniciada por un par de agentes de los cuerpos de ocupación le faltaron el respeto a quienes se congregaban en un bar durante las fiestas del pueblo allá en octubre. Deseosos de reventar el proceso de paz iniciado hace cinco años, los inquisidores optaron por acusar a los detenidos de, lo ha adivinado usted... terrorismo. Que son vascos pues.

IV) Altsasu es la punta del iceberg: Esta nota, publicada a unos días del evento descrito anteriormente, nos habla acerca de como lo sucedido en este pueblo navarro no es la excepción sino la regla y que lo ha sido durante todo el periodo que incluye a la transición y la así denominada democracia. El pueblo vasco no desea la presencia de las fuerzas de ocupación del estado español, así de simple.

III) Día del euskera en Nafarroa: Hablando de las paradojas que nos ofrece el estado español con respecto a su ocupación del Catalunya y Euskal Herria, lo cual les lleva a castigar draconianamente a quienes queman una foto de su españolazo en jefe o bien repelen un ataque por parte de rambescos guardias civiles, una de las más alucinantes es aquella por la cual en Nafarroa, cuna de lo que hoy es Euskal Herria, no se celebrara el Día Internacional de Euskera, idioma que da identidad tanto a Nafarroa como a las otras cinco herrialdes. Gracias al gobierno conformado por Geroa Bai, Podemos, I-E y EH Bildu, en el 2016 por fin pudo ser celebrado.

II) YouTube | #NavidadSinCocaCola: Hace ya muchos años que Askapena convocase a un boicot total en contra de la refresquera estadounidense Coca Cola. Durante diciembre nos hemos solidarizado con las Espartanas, trabajadoras de la planta ubicada en Fuenlabrada, dando a conocer su video en el cual denuncian la precariedad laboral al que las tienen sometidas.

I) Todo sobre el EHNA: Sí, este favorito de todos los tiempos vuelve a encabezar la lista.








¡Feliz y combativo 2017!





°

Bego y Mikel Libres

Cerramos el año con una buena noticia desde Grecia, Bego y Mikel podrán enfrentar en libertad los cargos que les han hecho en Grecia por su acto insumiso en favor de ocho refugiados. Y es que su caso ha suscitado tanta simpatía y solidaridad, contando incluso con el apoyo del Ararteko, que Atenas se lo ha pensado dos veces antes de actuar de forma que se pudiera generar aún más rechazo por el arresto de los dos activistas.

Aquí les tenemos el reportaje publicado en Gara:


Mikel Zuluaga y Begoña Huarte, acusados en Grecia de «favorecer la inmigración ilegal» al intentar traer a ocho refugiados desde Grecia a Euskal Herria, quedaron ayer en libertad bajo fianza. Su acción de desobediencia civil se ha visto truncada en esta ocasión, pero ambos aseguraron que «volveremos a intentarlo».

Los activistas vascos Mikel Zuluaga y Begoña Huarte, arrestados el martes en el puerto griego de Igumenitsa cuando intentaban cruzar en ferry el mar Adriático junto a ocho refugiados, quedaron ayer en libertad bajo fianza de 2.000 euros cada uno acusados de «favorecer la inmigración ilegal» y de «imprudencia grave para la integridad de las personas refugiadas», al llevarlos en un espacio reducido. La jueza les impuso un plazo de pago de doce días y la prohibición de abandonar Grecia mientras no lo hagan.

La abogada que ha ejercido su defensa en Grecia, Emanuela Vanuxaki, admitió que la gravedad de los delitos imputados complicaba lograr su liberación, según recogió el periodista de TeleSUR Hibai Arbide en Twitter, lo que finalmente se consiguió bajo fianza. Se desconoce la fecha del juicio, que será en Corfú.

Según fuentes de la defensa, la jueza aprobó su puesta en libertad al no constatar riesgo de fuga, pues en su declaración ante el tribunal ambos dejaron claro que su intención es precisamente poder comparecer para hacer pública su causa.

Zuluaga y Huarte recalcaron que la intención de esta acción de desobediencia civil era denunciar las políticas europeas hacia los refugiados. En el vídeo grabado ante una eventual detención, reconocían la «ilegalidad» de su iniciativa, que era de carácter puramente político y humanitario, y manifestaban que asumen las consecuencias.

Un abogado de Igumenitsa le comentó a Arbide que «en diez años que llevo aquí es la primera vez que alguien va a reivindicar una acción así». El abogado Alkis Fatsis, que ayer se sumó a la defensa, fue tajante al señalar a TeleSUR que «sólo con acciones como la suya se han conseguido derechos».

Mientras duró su declaración, en el exterior de los juzgados de Igumenitsa activistas griegos y cooperantes del Estado español que ayudan en campamentos de refugiados cercanos se concentraron junto a miembros de Antarsya, anarquistas, Unidad Popular y excargos de Syriza, para manifestarles su apoyo y condenar las políticas inhumanas de Europa con pancartas en griego y euskara que decían: «La solidaridad es un derecho. La solidaridad no es delito».

Al dejar la sede judicial, Zuluaga agradeció a los presentes su apoyo, pero añadió que ahora quieren «salir del foco, porque lo importante son los refugiados». Huarte, por su parte, afirmó que aunque en esta ocasión la acción no ha salido bien lo intentarán de nuevo.

«Volveremos a intentarlo», subrayaron ambos.

En declaraciones a TeleSUR, el único medio presente, se mostraron satisfechos con el impacto de su iniciativa que, dijeron, no habría sido necesaria si el Gobierno español cumpliera sus compromisos respecto a la acogida de refugiados.

Nada más quedar en libertad tras tres días detenidos, los dos activistas vascos fueron a la autocaravana a buscar comida para llevársela a las personas detenidas en el CIE del puerto.

Zuluaga y Huarte fueron detenidos el martes por la noche en el puerto de Igumenitsa, en el noroeste de Grecia, cuando se disponían a subir con una autocaravana a un ferry para cruzar hacia Italia. En la habilitada bodega del vehículo viajaban ocho refugiados que pretendían traer hasta Euskal Herria.

Durante la vista de ayer, compareció como testigo uno de ellos, el afgano Rahin –ya que la jueza consideró suficiente un testimonio y rechazó la declaración del iraní Behrouz–. Rahin explicó a TeleSUR que ante la juez había dejado claro que en ningún momento se sintió en peligro, porque la ventilación del habitáculo en el que iban estar mientras cruzaban los controles –el resto del tiempo irían en asientos– «era buena y me sentía muy seguro».

«Crueldad» policial

En una grabación difundida por Arbide a través de Twitter el jueves, Behrouz y Rahin sí denunciaron la «crueldad» y la «violencia» con la que la Policía les sacó a golpes del habitáculo de la autocaravana.

Seis de los ocho refugiados que viajaban en la autocaravana con los activistas vascos quedaron inmediatamente en libertad el martes por la noche al considerarse que no habían cometido delito alguno. Los dos restantes, de nacionalidad paquistaní, que no habían tramitado su petición de acogida, han permanecido detenidos en el CIE del puerto. Iban a quedar en libertad tras tramitar su solicitud.

Ayer se sucedieron también las concentraciones de apoyo en varios puntos del Estado español, la ciudad griega de Tesalónica y en Euskal Herria, donde cientos de personas aplaudieron en Bilbo, Gasteiz y Donostia su libertad, reivindicaron que «la solidaridad no es delito» y denunciaron el mantenimiento de las imputaciones cuando los refugiados «saben perfectamente que lo que pone en peligro sus vidas son la pobreza, los conflictos ambientales y las guerras de las que escapan, así como las restricciones a sus movimientos con leyes injustas e inhumanas».

«Europa, canalla, abre la muralla», corearon en la capital vizcaina, donde hubo representación política, como los parlamentarios de EH Bildu Jasone Agirre, Iker Casanova y Jone Goirizelaia. Allí, la plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak insistió en que «tenemos que abrir las fronteras desde la legalidad o desde la desobediencia», y al mismo tiempo trabajar en los entornos cercanos para que los refugiados, una vez reubicados, puedan desarrollar sus vidas.






°

Eusko Selekzioa 3 - 1 Túnez

En la cancha todo fue a pedir de boca, pero en las gradas ya es más que evidente que algo está fallando. Falta ver que se debe hacer con respecto a la asistencia al partido pero nosotros apuntamos que si lo importante es la oficialidad el resultado en el marcador es lo de menos, por lo tanto proponemos que en estos partidos se deben alinear jugadors de todos los equipos vascos sin obsesionarse con poner a "los mejores". 

Así pues, no es necesario que la mayoría de los jugadores sean del Athletic para así presentar un equipo compacto y funcional. Si en este torneo hay cinco equipos vascos en la Liga Premier, entonces tomar tres de cada uno y reforzar con jugadores de Iparralde, con mayor enfoque en la posición que se juega que en el renombre, y poner a jugar a todos, para que así se involucre a los habitantes de toda Euskal Herria y no solo a los de Bilbo, que ni así asisten.

Habiendo dicho lo anterior, aquí la crónica del partido publicada en El País:

Euskadi vence a Túnez en un partido de guante blanco

Illarramendi, Aduriz y Oyarzabal golean para los vascos. Los cuatro goles se marcaron en la primera mitad

Eduardo Rodrigálvarez

En los partidos amistosos, a falta de validez oficial, la honrilla tiene su valor. Y resulta que Túnez era la última de las tres selecciones que habían vencido a la vasca en los 22 partidos disputados desde 1990, antes del de este viernes, que volvía a reunir a vascos y africanos en San Mamés, como en 2011. Cada cita de la selección de Euskadi tiene el paisaje natural de las reivindicaciones permanentes y el cultivo de la autoestima de lo que la tricolor seria capaz de hacer en competiciones oficiales. Luego está el partido. Y el encuentro en Euskadi y Túnez resultó divertido, por libertino, y entretenido, en su primera mitad, por alternativo.

Allí fraguó Euskadi su victoria (3-1). Túnez, dirigida por el polaco Kasperczak, está ultimando su preparación para la Copa de África, cuya primera cita será en Senegal el 15 de enero. O sea que se juega los cuartos. Venía de ganar a penaltis a la selección catalana y dos días después se encontraba en Bilbao, con un clima gélido y unas gradas mitad y mitad. Pero una cosa es que esté en preparación y otra muy distinta que su competencia sea arriesgada.

Todo era de guante blanco. Y de pronto, a los seis minutos marcó Illarramendi en un disparo que golpeó en la cabeza de un central y despistó al portero tunecino. Jugaba bien Euskadi, gobernada por el realista, pero era el día de las circunstancias aleatorias. Y empató Túnez en una jugada que fue una amalgama de errores y coincidencias. Despiste defensivo, disparo, despeje de Iraizoz hacia adentro, disparo, despeje de Iraizoz hacia adentro, disparo al poste y finalmente gol de Sassi. Pocas veces un gol concita tantas emociones juntas. Tantas coincidencias. Pero siempre está Aduriz para resolver los crucigramas. El delantero del Athletic marcó su gol, el que lleva su firma,el salto espectacular con un defensa al que le gana la acción y cabecea al lado contrario del que habita el portero. Gol de nueve. Y todo en 20 minutos. Y aún antes del descanso, Oyarzabal cabeceó otro centro de Xabi Prieto en un desajuste de los tunecinos, propio de un partido de cumpleaños.

Hasta ahí llego la cota. Euskadi cambió a los 11 jugadores en el descanso. Es decir fue la otra Euskadi frente a la misma Túnez, que solo cambió a uno. Distintos intereses: festivos, para uno, estratégicos para el otro. Y el asunto decayó. Solo la pasión porque marcase Toquero iluminaba San Mamés. Y lo hizo, pero en fuera de juego previo de Sabin Merino. Y Túnez tuvo dos ocasiones clarísimas que falló por exceso de calma. El interés estaba liquidado. Si Túnez ganó en 2011 por 0-2, Euskadi venció en 2016 por 3-1. La honrilla estaba a salvo.





°

Madrid Malinterpreta Hartazgo Vasco

El pueblo vasco mostró su inconformidad con la tibieza con la que el ejecutivo de la CAV se ha tomado el asunto de la oficialidad de los equipos deportivos de Euskal Herria al no asistir al partido entre la Eusko Selekzioa y el once de Túnez.

Pero el vacío en las gradas ha sido malinterpretado por Madrid, o por lo menos eso quiere hacernos creer la prensa adscrita al régimen borbónico franquista.

Lean ustedes el sesgo que le han dado al asunto en El Confidencial en una nota que curiosamente, no muestra el graderío desierto:


"Hay que dar una vuelta a este partido porque ha sido muy triste", dijo Aduriz tras el 3-1 de la Euskal Selekzioa a Túnez. “San Mamés ha sido el reflejo de lo que la gente piensa", añadió

Sobre el césped, la selección de Euskadi ganó 3-1 a una Túnez que saltó a San Mamés tras jugar hace dos días con Cataluña. Fue una victoria en el campo, pero una derrota por goleada en las gradas, casi vacías. Jamás tres goles, los de Illaramendi, Aduriz (impresionante) y Oyarzabal, sirvieron tan poco para un partido vestido por el nacionalismo vasco como su final de la Champions. El marcador fue lo de menos, ya que el independentismo vivió la peor de las derrotas posibles: que su propia afición le diera la espalda a la hora de vender la oficialidad de la selección vasca. Y esto escuece mucho.

Los números dicen que en la Catedral se juntaron 15.000 espectadores, apenas un cuarto de las butacas. Muy lejos de los 40.000 espectadores de hace apenas dos años contra Cataluña o de las 27.000 personas que asistieron al estreno del nuevo campo del Athletic contra Perú en 2013. Pero más allá de las cifras, hay una imagen que lo dice todo, la de unas gradas despobladas que hasta dejaban ver las letras impresas del Athletic en los asientos. El partido comenzó y se acabó mucho antes de que los jugadores saltaran al terreno de juego. El ambiente desangelado desmotivó en el césped a los jugadores y debió provocar el desánimo en toda la selección del PNV liderada por su capitán Iñigo Urkullu que se juntó en el palco para en teoría vivir una fiesta. No hubo ninguna fiesta. Nunca una victoria fue tan dolorosa.

Lo que sucedió en el terreno de juego no tuvo ninguna trascendencia. Ni los goles ejercieron de bálsamo. Los propios jugadores, habituados a no posicionarse ante las cuestiones polémicas, admitieron al final del partido lo que el nacionalismo no está dispuesto a reconocer pese a las evidencias. “Hay que dar una vuelta a este partido porque ha sido muy triste”, aseguró Aduriz, el hoy emblema del Athletic. “San Mamés ha sido el reflejo de lo que la gente piensa de este partido”, sentenció.

Con sus palabras, el delantero metió un gol por toda la escuadra a un nacionalismo que no quiere admitir su culpa en esta derrota. Como los malos entrenadores, lo podrá achacar al árbitro, al balón, al clima, a las fechas o a que el terreno de juego estaba en malas condiciones. Todo para ocultar sus carencias. El nacionalismo vasco y catalán deberían reflexionar sobre lo que ha sucedido en los últimos tres días (Cataluña apenas congregó a 9.300 personas en un campo de segunda, Montilivi, en un partido del que incluso se borró el emblema del catalanismo Piqué).

No hace mucho el partido navideño de Euskadi se convertía en una orgía independentista para regocijo del nacionalismo vasco, que ha huido de la frialdad con la que Anoeta recibía a la oficialidad de la selección vasca para asegurarse el calor de San Mamés a esta reivindicación. Pero ni por esas. Esta vez el rival fue Túnez pero el equipo visitante de todos los encuentros es la Federación Española de Fútbol por su negativa, según protestan los regidores nacionalistas, a posibilitar los encuentros de la tricolor en fechas FIFA. El viernes 30 de diciembre, los triunfadores ni se tuvieron que vestir de corto: el presidente, Ángel María Villar, ni el entrenador del combinado nacional, Julen Lopetegui, disfrutaron de su victoria desde el televisor (si es que lo vieron).

El partido de Euskadi siempre ha trascendido del terreno de juego. Incluso, ha servido de escaparate para que el entorno ‘abertzale’ hiciera apología de los presos de ETA. El balón era la excusa para que las gradas metieran un gol a España. La oficialidad de esa Euskal Selekzioa que anhela el nacionalismo es el fin de un partido (sin jugadores de Osasuna, aunque las ausencias estaban justificadas) al que, por lo escuchado ayer tras los 90 minutos pertinentes, algunos jugadores parecen no estar dispuestos a vestirse de corto. Toca reflexión. Pero el nacionalismo seguirá viendo y vendiendo un contundente triunfo. Al fin y al cabo (en esta ocasión sí) el marcador es lo importante: 3-1.





°

Pueblo, tu Hija Está en la Lucha

Y casi al finalizar el año, cortesía de Naiz, les compartimos este texto imprescindible, vital, sísmico:


Nos encontramos aquí las mujeres que un día decidimos emprender la lucha por la independencia de Euska Herria y por una sociedad más justa e igualitaria. Estamos aquí las mujeres que en aquellos ámbitos de lucha nos sentimos invisibles, pero también las que para no serlo, convertimos el grito en una costumbre y en nuestra forma de actuar diaria.

Olatz Dañobeitia y Araitz Zubimendi | Encerrona de expresas en Usurbil

Curiosamente, nunca fuimos invisibles para el estado y, así, un día fuimos detenidas. La policía nunca ignoró nuestra condición de mujer. Por lo que hoy, estamos aquí mujeres que en comisaría fuimos violadas. Y no solo las que fuimos violadas, también las que vivimos en nuestras propias carnes el miedo, el pánico, de serlo. Y las que, como consecuencia, aún hoy seguimos necesitando ayuda profesional. Porque sí, la violencia sexual ha sido un arma de guerra para neutralizar las ansias de libertad de este pueblo.

Cada una de nosotras hicimos frente a aquella situación como pudimos: aquí estamos hoy las que mantuvimos la dignidad y no denunciamos a los y las compañeras. Pero, también estamos aquí las que sin perder la dignidad, firmamos lo que nos obligaron. Y es que creemos que cincuenta años después, tal vez sea hora de reconocer que también las hijas de este pueblo, no sólo los hijos, han luchado. Y que en cualquier caso, seamos hombre o mujer, si algo nos diferencia de ellos, de los estados, es que lo que ellos consideran debilidades, para nosotras y nosotros son necesidades y circunstancias personales que hay que abordar de manera colectiva. Tanto en la cárcel como en la calle. Porque su lógica machista no es la nuestra. Porque somos diferentes. Porque a nosotras y nosotros nos importan las personas.

Estamos aquí también las que una vez encarceladas curiosamente perdimos a nuestras parejas. La verdad es que no sabemos en qué momento se nos pudo pasar por la cabeza que podríamos ser cuidadas en vez de cuidadoras. Qué ingenuas. O pensándolo mejor…, tal vez siempre supimos que eso ocurriría. Y a pesar de ello no abandonamos nuestra lucha. Vaya, parece que el valor y el coraje han tenido muchas caras en nuestro pueblo…

Desde entonces, fueron nuestras madres, hermanas y amigas las que se ocuparon de nosotras. Las que nos asistieron y nos hicieron llegar el calor que tanto se necesita en esas circunstancias. Porque en este país, han sido y aun hoy siguen siendo las mujeres las que se responsabilizan de las asistencia de las presas y presos. Las que constituyen el soporte y el balón de oxígeno para el colectivo de presos y presas políticas vascas.

Estamos aquí, hoy, las mujeres que quisimos ser madres y que debido a la cárcel no pudimos serlo. Y también estamos aquí las que tuvimos que parir entre barrotes y rodeadas de policías.

Estamos aquí las mujeres que hemos criado a nuestras hijas e hijos dentro de la cárcel, en los llamados «módulos penitenciarios de madres». Somos las madres a las que, exactamente el mismo día en que nuestras niñas y niños cumplían tres añitos, nos las arrancaron de la misma forma en que se arranca la piel a una persona.

También estamos aquí las mujeres que fuimos objeto de burla y humillación por parte de la cárcel, y no solo de la cárcel, por el grave delito de querer a otra mujer.

Estamos aquí las que por haber sido mujer hemos sufrido un régimen penitenciario distinto. Las que hemos cumplido condena en unas cárceles construidas para hombres: con patios más pequeños, con menos actividades, en condiciones de mayor aislamiento… Cárceles que tenían como misión convertirnos en mujeres pasivas y sumisas, encorsetadas en nuestro rol de mujeres obedientes. 

Estamos aquí las militantes independentistas que por ser mujeres hemos sido doblemente condenadas. Una doble condena que se ha producido en comisaría, en la cárcel y también en los  medios de comunicación. Nosotras hemos sido y somos mujeres que nos hemos salido de la norma, mujeres incorrectas, malas madres, las putas de los comandos, las terroristas más sanguinarias, según nos han denominado los periódicos más misóginos. Pues bien aquí  estamos los rostros y cuerpos tan utilizados en la construcción de ese ideario que nos ha castigado doblemente. Aquí estamos las militantes y sujetos políticos no reconocidos.

No obstante, todo esto que nosotras sufrimos en el pasado lo están sufriendo actualmente 51 mujeres que aún se encuentran presas, y ello nos preocupa enormemente. Las necesitamos en la calle. Las necesitamos en la calle para dar solución al conflicto que originó esta situación. Porque nuestro objetivo es caminar hacia una Euskal Herria sin presas ni exiliadas políticas. Pero también que en lo que dure ese trayecto desaparezcan las condiciones de excepción que vulneran diariamente sus derechos. Situación de excepcionalidad que se acentúa en el caso de las mujeres debido a que vivimos en una sociedad patriarcal.

Han transcurrido cinco años desde que en Aiete se presento una hoja de ruta junto a agentes internacionales, con el objetivo de dar una salida justa, pacifica y permanente al conflicto político vasco. ETA respondiendo a ese llamamiento aporto con el cese de la lucha armada. En cambio la situación de las personas presas y refugiadas no ha mejorado y transcurridos cinco años sigue sin solución.

Si anhelamos construir un futuro en paz y libertad, consideramos necesario abarcar las consecuencias del conflicto político armado así como en el caso de las mujeres, trabajar las distintas violencias que nos afectan y no han sido tan visibles. Consideramos que todo ello es una responsabilidad colectiva y por ello queremos abrir un espacio de colaboración con todos los agentes. Hacemos un llamamiento a toda la sociedad y también a los agentes que trabajan en defensa de los derechos de las mujeres a contribuir en esta búsqueda definitiva de soluciones respecto a esta cuestión.

Lierni Armendariz Gonzalez Langarika. Kalera!
Idoia Martinez Garcia. Kalera!
Nerea Garaizar San Martin. Kalera!
Nahikari Otaegi Tena. Kalera!
Eider Perez Aristizabal. Kalera!
Leire Etxeberria Simarro. Kalera!
Lexuri Gallastegi Sodupe. Kalera!
Iratxe Yañez Ortiz de Barron. Kalera!
Ainhoa Garcia Montero. Kalera!
Arantza Zulueta Amutxastegi. Kalera!
Josune Arriaga Martinez. Kalera!
Maitane Linazasoro Lopez. Kalera!
Josune Balda Arruti. Kalera!
Ainhoa Barbarin Iurrebaso. Kalera!
Maite Pedrosa Barrenetxea. Kalera!
Josune Oña Ispizua eta haurra. Kalera!
Idoia Mendizabal Mujika.eta haurra. Kalera!
Sara Majarenas Ibarreta eta haurra. Kalera!
Maria Lizarraga Merino. Kalera!
Marta Igarriz Izeta. Kalera!
Alicia Saez de la Cuesta. Kalera!
Ana Belen Egues Gurrutxaga. Kalera!
Oskarbi Jauregi Amondarain. Kalera!
Itziar Alberdi uranga. Kalera!
Aitziber Coello Onaindia. Kalera!
Olatz Lasagabaster Anza. Kalera!
Agurtzane Delgado Iriondo. Kalera!
Ainhoa Mujika Goñi. Kalera!
Nerea Bengoa Ziarsolo. Kalera!
Irantzu Gallastegi Sodupe. Kalera!
Oihane Bakedano Maidagan. Kalera!
Beatriz Etxeberria Caballero. Kalera!
Olga Comes Arranbillet. Kalera!
Belen Gonzalez Peñalva. Etxean preso. Kalera!
Alaitz Aramendi jaunarena. Kalera!
Izaskun Lesaka Argulles. Kalera!
Itziar Moreno Martinez. Kalera!
Itziar Plaza Fernandez. Kalera!
Ekhiñe Eizagirre Zubiaurre. Kalera!
Iratxe Sorzabal Diaz. Kalera!
Mertxe Chivite Berango. Kalera!
Marixol Iparragirre Genetxea. Kalera!
Ainhoa Ozaeta Mendikute. Kalera!
Maite Aranalde Ijurko. Kalera!
Alaitz Areitio Azpiri. Kalera!
Marina Bernardo Bonada.Kalera!
Dolores Lopez Resina. Kalera!
Lorentxa Beyrie. Kalera!
Saioa Sanchez Iturregi. Kalera!
Itxaso Zaldua Iriberri. Kalera!
Nekane Txapartegi Nieves. Kalera!







°

viernes, 30 de diciembre de 2016

Día del Cine en 3D

Les compartimos este comentario publicado en Noticias de Navarra, el mismo, hace cera y pabilo de ciertas reacciones entre la fachongada navarrica y vascongada con respecto a la propuesta por parte de EH Bildu de nombrar el 3 de diciembre como el de Euskadi, o sea, la CAV.

Lean ustedes:


Reyes Ilintxeta

Entre las bromas de ayer vimos el anuncio de que el frontón Navarra Arena se inaugurará el día 31 con partidos entre parlamentarios y periodistas, que el año que viene en los encierros habrá tres toros y tres vacas o que Burger King va a españolizar su nombre poniendo Burguer King. En este frenesí atrapa-inocentadas algunos pensaron que la iniciativa de que el 3 de diciembre se celebre el Día de Euskadi era también una broma. Pero no, EH Bildu propone instaurar dicha fiesta en esa fecha porque es el Día Internacional del Euskera y este es “el principal símbolo de unión de la ciudadanía vasca”.

De esta manera pretenden poner fin a las idas y venidas de esta nueva fiesta autonómica que se celebró tres veces en la época de Patxi López el 25 de octubre, fecha de aprobación del Estatuto de Gernika, y este año el 7 de octubre al hilo del 80 aniversario de la constitución del primer Gobierno Vasco.

La respuesta de UPN y del PP ha sido la de rasgarse las vestiduras, como cabía esperar, y hablan de injerencia, de trampa para anexionar Navarra a la CAV y de intento de diluir el protagonismo de Navarra en la fiesta de su santo patrón. Sería, en definitiva, una estrategia para utilizar el puente foral como puente a Euskal Herria.

De todas formas el 3 de diciembre es el Día de Navarra sí, desde 1985, pero no olvidemos que también hay más “injerencias” como su declaración de Día Internacional de las Personas con Discapacidad desde 1992, Día Panamericano del Médico desde 1953, Día Nacional del Candombe, la Cultura Afrouruguaya y la Equidad Racial en Uruguay y hasta Día de la Secretaria en Chile o incluso Día del Cine en 3D y ahí sigue el Gobierno sin decir nada.






°

Día de Hegoalde

Después de leer este artículo publicado en El Independiente entenderán ustedes que si Iparralde toma la misma determinación entonces tendríamos que el 3 de diciembre se convertiría en el Día de Nabarra Osoa, aunque se infarten españolazos, navarricos y vascongados.

Lean ustedes:


Mikel Segovia

La sintonía es innegable. Cultural, soberanista y política. Y quizá, de calendario. Euskadi y Navarra han profundizado en los últimos meses su relación dejando atrás la frialdad que marcó los años de gobierno de UPN en la Comunidad Foral y el PNV y, en menor medida, el PSE en el País Vasco. Desde que Uxue Barkos (Geroa Bai) llegó a la presidencia del Ejecutivo navarro los lazos con la vecina Euskadi se han acentuado en ambas direcciones y ahora podrían hacerlo aún más.

El Gobierno vasco, formado por PNV y PSE, ve con buenos ojos que el Parlamento Vasco estudie la posibilidad de fijar el 3 de diciembre como el Día de Euskadi, tal y como plantea EH Bildu. Se da la circunstancia de que ese día, festividad de San Francisco Javier, patrón de Navarra, también la comunidad foral celebra su día. De salir adelante, Navarra y Euskadi escenificarían, al menos en el calendario, una unidad que el nacionalismo gobernante en ambas comunidades forales añora desde tiempo atrás.

La propuesta presentada por la izquierda abertzale ha sido valorada positivamente por el Gobierno de Iñigo Urkullu, que sin embargo insta al Parlamento vasco a tomar la decisión de fijar otro Día de Euskadi, que este año se ha celebrado el 7 de octubre y anteriormente el 25 de octubre.

La coalición abertzale recuerda que ese día también se conmemora el día del euskera “patrimonio común” y cultural de ambas comunidades, por lo que ve justificado que bajo esa premisa tanto Navarra como Euskadi puedan establecer en el calendario sus respectivos días oficiales.

La propuesta se suma a otros gestos de acercamiento que se han visualizado desde que Barkos, candidata de la coalición Geroa Bai en la que está integrada el PNV, asumiera la presidencia del Gobierno navarro en julio de 2015.

Además de sus apuestas por reforzar la colaboración por el impulso de la oferta de euskera en la Comunidad foral y el respaldo de Euskadi en esta materia, Barkos y Urkullu han cerrado varios convenios de colaboración, el más significativo en esa fusión cultural entre ambas comunidades vecinas es el cambio de política en la recepción de la televisión pública vasca, la ETB y sus radios públicas, en Navarra. Desde el pasado 21 de septiembre los navarros pueden sintonizar a través de TDT todas las emisiones del grupo ETB, opción que permanecía vetada en tiempos de UPN.

A ello se suma el apoyo dado por Euskadi para la incorporación de Navarra a la Eurorregion Euskadi-Aquitania, a la que había pertenecido en sus orígenes pero que los gobiernos anteriores habían abandonado. Ahora, Barkos, con el apoyo de Euskadi, ha logrado ser un miembro más de la región atlántica.

Una petición, que como las anteriores se basó en razones de lazos “históricos y culturales”. Además de las visitas oficiales que se han dispensado ambos mandatarios, Barkos ha acudido a la toma de posesión de Urkullu, ha estado presente en eventos relevantes del Gobierno vasco o más recientemente ha participado  junto a Urkullu en un homenaje al antropólogo vasco José Miguel de Barandiaran, considerado uno de los principales impulsores e investigadores del euskera.

“No se da puntada sin hilo”

El nuevo paso, en este caso desde Euskadi, para visualizar el acercamiento con Navarra, bajo el pretexto del patrimonio lingüístico común, llega de manos de la izquierda abertzale. Que el 3 de diciembre, históricamente Día de Navarra pueda ser también el Día de Euskadi no ha sentado nada bien en las filas del PP que considera que este tipo de iniciativas “no son inocentes” y pretenden avanzar en una aspiración identitaria del nacionalismo, “no se da puntada sin hilo”, recuerda el portavoz del PP vasco, Carmelo Barrio.

Los populares vascos consideran que supone “un hostigamiento” hacia Navarra y se muestran contrarios a contemplar esta opción. Desde Podemos, se ve “positivo” que se pueda analizar esta posibilidad sustentada sobre el valor del día del euskera.

La celebración del Día de Euskadi ha sido en los últimos años motivo de polémica en el País Vasco. Hasta la llegada del Gobierno del socialista Patxi López esta comunidad autónoma carecía de un día oficial. Lo más parecido era el Aberri Eguna, o Día de la Patria que conmemoraban fundamentalmente las formaciones nacionalistas coincidiendo con el Domingo de Resurrección pero que carecía de carácter oficial.

Con la llegada del PSE al Gobierno vasco López se instauró el 25 de octubre, fecha en la que se aprobó el Estatuto de Autonomía, como el Día de Euskadi. Una decisión que provocó un profundo revuelo por el carácter político y de reivindicación que atribuyeron a la decisión formaciones como el PNV y la izquierda abertzale partidarias de superar el Estatuto de Gernika como referente.

El Día de Euskadi sólo se celebró en 2011 y 2012, ya que un año después, con Iñigo Urkullu en el poder, el Ejecutivo del PNV derogó la ley que lo establecía. Este año, Urkullu decidió fijar el 7 de octubre como el Día de Euskadi, coincidiendo con la conmemoración del 80 aniversario de instauración del primer Gobierno Vasco del lehendakari José Antonio Agirre, del PNV.





°

jueves, 29 de diciembre de 2016

Los Siete de Aitzina!

Como les informábamos, dos grupos de jóvenes vascos han realizado acciones solidarias simultáneas para con el EPPK en las capitales de los dos estados agresores de los derechos políticos y civiles del pueblo vasco.

La realizada en París ha llevado a la detención de los siete participantes, tal como nos indica esta nota publicada en La Vanguardia:


La detención provisional de siete militantes de la organización independentista vasca Aitzina que se manifestaron el martes delante del Palacio de Justicia de París en una acción en apoyo del colectivo de presos de ETA (EPPK, como es conocido por sus siglas en vasco) fue prolongado hoy 24 horas.

Fuentes policiales indicaron a Efe que los siete fueron detenidos por "manifestación no declarada". Seis de ellos se encadenaron a las verjas del edificio y el séptimo arrestado, que les acompañó es Aitor Servier, portavoz de esa asociación con sede en Bayona, en el País Vasco francés.

Su detención solamente puede extenderse 48 horas, por lo que mañana acaba el plazo antes de su liberación o de una eventual comparecencia ante el juez, añadieron fuentes judiciales.

La protesta tuvo lugar a las 11.00 hora local (10.00 GMT) del martes y terminó una hora y media hora más tarde con su desalojo por parte de las fuerzas del orden.

La manifestación en la capital francesa tuvo lugar de forma paralela a otra organizada por el grupo Ernai delante de la sede de Instituciones Penitenciarias en Madrid, en la que participaron ocho personas.

Koldo Etxegarai, integrante de Aitzina, señaló a Efe que trataban principalmente de "denunciar la situación de los presos políticos vascos", conseguir la liberación de los prisioneros enfermos y terminar con la política de alejamiento.

Si Francia y España no responden a sus peticiones seguirán "luchando por los derechos de los presos y para conseguir un proceso de paz integral", apuntó el representante de esa asociación que se define en su web como un "movimiento político compuesto de jóvenes abertzale (independentistas) de izquierdas".





°

La Reivindicación de la Oficialidad

Con el buen sabor de boca que nos ha dejado la noticia del Top Ten del equipo femenil del Athletic de Bilbao y sonrisas socarronas en los rostros por el "escándalo" generado por la entonación de Sarri Sarri de Kortatu por parte de un conjunto de jugadores, volvemos al tema del futbol y les compartimos este reportaje publicado en El Independiente:


Mikel Segovia

Ningún político se resiste. Es la imagen más poderosa que ansían vincular a sus postulados, los que proclaman en los parlamentos y los que prometen a voz en grito en los mítines. Es ahí, en los grandes estadios y eventos deportivos donde el pueblo aplaude y reconoce los valores del esfuerzo, el trabajo y el éxito, capaces de convertirse en la mejor campaña de imagen y propaganda. Política y deporte hace tiempo que se dan la mano. Esta semana volverán a hacerlo para defender, como cada Navidad, la identidad, la nación y el país… vasco y catalán. Esta tarde será en Girona (en el estadio Montilivi) y el viernes en San Mamés. Euskadi y Cataluña volverán a recurrir a sus “selecciones nacionales” de fútbol como escaparate reivindicativo de sus señas de identidad y como altavoz de sus reclamaciones soberanistas. Misma reclamación y mismo rival, Túnez.

El resultado será lo de menos, lo relevante pasará por reactivar al son de ikurriñas y esteladas un discurso que aflora periódicamente y que se ha convertido en un pilar más del movimiento nacionalista. El mismo que estos días se aviva en Cataluña entre llamadas a consultas vinculantes y procesamientos a políticos. Durante la presentación del partido, la consellera de Presidencia, Neus Munté, apeló a secundar el partido de esta tarde para “reivindicarse ante el mundo”. Una carrera identitaria que también en el País Vasco comenzará a tomar carrerilla esta legislatura en busca de un nuevo encaje del País Vasco en España.

Muestra de la relevancia que a este tipo de eventos se concede por los Gobiernos de Euskadi y Cataluña es el número de ocasiones en las que ambas formaciones se han enfrentado y han aunado sus reclamaciones nacionales a través del fútbol. Los combinados vasco y catalán se han enfrentado hasta en una docena de ocasiones. La primera de ellas se remonta a hace más de un siglo, en 1915. Sin duda una de las más agitadas y apoyadas fue la celebrada en 28 de diciembre de 2014 en San Mamés, cuando con un estadio abarrotado, Artur Mas e Iñigo Urkullu escenificaron su unión apenas mes y medio después de la consulta celebrada el 9 de noviembre de aquel año en Cataluña. Imágenes que recordaron a otro encuentro similar en 2006 presidido por Pascual Maragall y Juan José Ibarretxe en el Camp Nou en otro Euskadi-Cataluña.

La oficialidad de las selecciones, parte de la ‘Agenda vasca’

En el caso de Euskadi, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu y su partido, el PNV, han reforzado los últimos años su reclamación para exigir al Gobierno del Estado que acceda a facilitar la oficialidad de las selecciones vascas en todas las modalidades deportivas. Los dirigentes nacionalistas aspiran a que Euskadi sea reconocida como nación no sólo institucionalmente sino también en lo deportivo. La oficialidad de las selecciones vascas es un punto más dentro de la llamada agenda vasca con la que el PNV aspira a negociar con el PP si los populares quieren a contar con su apoyo. Recuerda que hacerlo sería compatible con la condición de “estado plurinacional que la Constitución proclama”.

El Ejecutivo autonómico tiene elaborado un informe jurídico en el que concluye que no existen impedimentos legales para no autorizar que las federaciones vascas puedan competir con selecciones propias en torneos de carácter internacional. Un documento que facilita a las federaciones a modo de argumentario para solicitar su reconocimiento en los organismos internacionales.

El PNV se ha propuesto recurrir al deporte como plataforma de “proyección exterior” y de consolidación de la “identidad cultural vasca”. Para ello contempla medidas para forzar al Estado a reconocer las “selecciones nacionales deportivas vascas como instrumento de respeto y de proyección internacional de Euskadi”. Los actuales responsables del área de Deporte y Juventud del Ejecutivo defienden que sólo es una cuestión de “voluntad política” ya que no existen impedimentos legales para poder autorizar la existencia de selecciones propias de las “naciones vasca y catalana” que junto a la “nación española” podrían convivir y competir entre si integrándose en las diferentes federaciones internacionales.

Gales, Escocia e Inglaterra, los referentes

El Ejecutivo se ha comprometido a impulsar un plan para salir de lo que considera que es una situación de bloqueo que impide este reconocimiento deportivo de Euskadi. Contempla abrir una fase de debate internacional para presionar en este sentido y sortear la falta de respuesta en España. El Ejecutivo de Urkullu se ha mostrado partidario de acudir a las instituciones como el Parlamento Europeo, el Tribunal de Luxemburgo o incluso llegar hasta el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) si fuera necesario para abrir la puerta a que las federaciones vascas, y las del resto de nacionalidades sin Estado, puedan solicitar su adscripción a las federaciones internacionales correspondientes. Actualmente cerca de medio centenar de naciones sin Estado cuentan con más de una selección reconocida.

El actual director de Deportes del Gobierno vasco, Jon Redondo, recuerda que las federaciones deportivas internacionales no están integradas por Estados y por tanto no se rigen por el derecho internacional público. Por esta razón, “tienen capacidad para establecer sus normas de admisión de nuevos miembros”. Un marco de autoregulación que cuenta con numerosos ejemplos que serían “aplicables” al caso de Euskadi y Cataluña, como el reconocimiento de las selecciones de Gales, Escocia e Inglaterra, al margen del Reino Unido o casos similares en Bélgica: “¿Por qué lo que en otros Estados se da no se puede reflejar en el Estado español?”, se pregunta Redondo. Como muestra de la voluntad política que rige en esta cuestión el responsable de Deportes del Ejecutivo vasco detalla el caso de la Federación Vasca de Surf, anterior a la española y que era miembro de pleno derecho de la Federación Europea pero que perdió ese reconocimiento cuando en 2000 España constituyó su propia federación en esta disciplina: “Es evidente que si la Federación y el Gobierno español hubieran solicitado que se mantuvieran como miembro la Federación vasca hoy ambas estarían en la europea”.

La ‘nación sin Estado’ número 50

El partido de fútbol que este viernes jugará la selección de Euskadi se financiará en parte con fondos públicos. Las 47 federaciones vascas perciben anualmente alrededor de 2,8 millones de euros, fondos que también sirven para sufragar -con entre 500.000 y 600.000 euros al año- el mantenimiento de la Unión de Federaciones Deportivas Vascas. Este organismo tiene como uno de sus objetivos dar “apoyo y cobertura” para que las federaciones vascas puedan participar con selecciones de Euskadi en competiciones nacionales e internacionales.

Redondo cree que existen presiones por parte del propio Gobierno español o de las federaciones españolas para evitar este tipo de reconocimientos. Afirma que “si no pusieran ningún impedimento” en muchos casos ya se habría reconocido a estas selecciones, “no habría inconveniente por parte de las federaciones internacionales”.

Por ahora el balance de esos esfuerzos por el reconocimiento de la nación vasca a través del deporte ha dado frutos discretos y limitados a ámbitos muy vinculados al deporte y a la tradición vasca. Así, el respaldo del Gobierno sí dio resultado en el caso de la Federación de Deportes Rurales o Herri Kirolak. A través de un informe redactado y que se remitió a la Federación Internacional de Soka-Tira la mayoría de sus miembros accedió a aceptar a Euskadi como “la nación sin estado número 50” y que llegó a participar como tal en el campeonato del mundo de Wisconsin de 2015. En un caso parecido se encuentra la Federación Vasca de Montaña, que es miembro “con voz pero sin voto” de la Federación Internacional de Montañismo y Escalada (UIAA). También en el ámbito de la pelota a mano la Federación vasca está reconocida como miembro de pleno derecho en dos organismos internacionales, el Consejo Mundial de la Pelota Vasca y la Confederación Internacional de Pelota Mano.

Las otras 14 selecciones autonómicas

La utilización del deporte para reforzar las reivindicaciones nacionalistas no es nueva. El 5 de diciembre de 1976 un derby entre el Athletic Club y la Real Sociedad sirvió para exigir la legalización de la ikurriña. La imagen de José Ángel Iribar y el jugador de la Real, Inaxio Kortabarria saliendo al campo de Atotxa portando la ikurriña, aún proscrita, aflora a menudo como referente de la utilización de los grandes eventos deportivos como soporte reivindicativo. Incluso en tiempo conflicto bélico el nacionalismo vasco recurrió al fútbol para hacerse oír. El primer lehendakari del Gobierno vasco, José Antonio Agirre, ex jugador del Athletic, organizó la selección de “Euzkadi” con la que hacer ‘bolos’ internacionales que permitieran recaudar fondos para financiar los gastos de la lucha de los gudaris contra las tropas franquistas.

Sin duda, las selecciones de fútbol de Euskadi y Cataluña son las más conocidas pero no las únicas. En España casi todas las comunidades autónomas han tenido o siguen teniendo selecciones propias. La mayoría se fundaron a comienzos del siglo XX, entre 1915 y 1922, al calor de la llamada Copa de Regiones, aunque en la mayoría de los casos desaparecieron. Poco después fueron resucitadas, sin mucha continuidad en la mayoría de los casos, a finales del siglo pasado. Así, comunidades autónomas como Andalucía, Aragón o Asturias cuentan con selecciones propias. También Canarias, Valencia, Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura, Murcia, Madrid o Galicia.






°

El Ararteko Respalda a Begoña y Mikel

Vaya, se nota que el Ararteko en funciones tiene una disposición muy diferente a lo que llamamos Derechos Humanos si lo comparamos con el impresentable Iñigo Lamarca Iturbe, a juzgar por su actitud frente al caso de Begoña y Mikel.

Les invitamos a leer esta nota publicada en Naiz:


El Ararteko, Manuel Lezertua, ha mostrado su preocupación por la detención en Grecia de Mikel Zuloaga y Begoña Huarte cuando pretendían trasladar a Euskal herria a ocho refugiados y ha trasladado un escrito al Defensor del Pueblo de ese país en la que pone de manifiesto el «carácter humanitario» de la actuación de los arrestados.

En un comunicado, Lezertua ha aludido a la «sensibilidad» de la sociedad vasca frente a la «catástrofe humanitaria a la que Europa está llamada a hacer frente con firmeza y decisión», en referencia a la crisis de los refugiados.

Según ha destacado, esa crisis ha generado, en efecto, una «inmensa ola de solidaridad» entre la ciudadanía vasca «hacia las personas obligadas a huir de la guerra, la persecución, la miseria y el terror».

«Como en otros lugares, la frustración se ha ido extendiendo entre nosotros ante el incumplimiento de los compromisos adquiridos por la Unión y por los gobiernos europeos en materia de asilo. La población de nuestro país ha manifestado, reiterada y generosamente, su voluntad de acogida, ayuda y asistencia, expresando, cada día de manera más intensa, su decepción profunda y su inquietud creciente ante la insuficiencia de la respuesta ofrecida por Europa a la hora de ofrecer digna y legal acogida a los solicitantes de asilo», ha agregado.

El Ararteko ha señalado que, en esta situación, proliferan las denuncias contra la «lentitud y clamorosa insuficiencia» de la reacción de quienes «tienen la responsabilidad primera de tramitar los procedimientos de reasentamiento y reubicación de los solicitantes de protección internacional».

A su juicio, la «tibieza» de la reacción «no tiene parangón con la magnitud de la tragedia humanitaria» y ha añadido que, «lejos de evitar el terror y la miseria de los que huyen las personas refugiadas, la desesperante lentitud de los procedimientos y su limitada eficacia práctica no hacen sino aumentar el drama, forzando, en muchos casos, a los solicitantes de asilo a intentar rutas alternativas cada vez más peligrosas».

En este sentido, Lezertua cree que el «gesto» de Huarte y Zuloaga «se enmarca en este contexto».

A su juicio, constituye una expresión de ese «sentimiento generalizado de decepción, frustración e impotencia» existente en el seno de la sociedad vasca, entre otras. Su iniciativa, según el Ararteko, pretendía denunciar «una situación inaceptable y, más allá de su ajuste a la normativa reguladora de la documentación necesaria para viajar, no guarda relación alguna con el tráfico de personas».

Por ello, ha añadido que, a la vista de los datos de los que dispone, considera que la privación de libertad de estos cooperantes aparece como «carente de una justificación sólida».

Estas reflexiones se las ha trasladado al Defensor del Pueblo de Grecia, mediante un escrito enviado este jueves, en el que insiste en el carácter «eminentemente humanitario de la conducta de estas personas» y solicitándole, en el marco de la cooperación que ambas instituciones mantienen sobre temas de interés común, que se interese «por su situación y por la efectividad de sus derechos».





°

No Son Héroes

Les presentamos el reportaje que Gara ha publicado con respecto a la detención en Grecia de los internacionalistas Begoña Huarte y Mikel Zuloaga:


Mikel Zuloaga y Begoña Huarte, los dos activistas vascos detenidos el martes en Grecia por intentar traer a Euskal Herria a ocho personas refugiadas desobedeciendo la legislación europea, pasarán hoy ante el juez acusados probablemente de «trata de personas». Una comparecencia multitudinaria en Bilbo respaldó la acción «humanitaria».

Nerea Goti

«Declaramos públicamente que hemos trasladado ilegalmente a personas refugiadas. Manifestamos que asumimos las consecuencias de la iniciativa desde la no colaboración con esta barbarie comparable a otros grandes exterminios de la historia». Es el testimonio que los activistas vascos Mikel Zuloaga y Begoña Huarte, detenidos el martes en Grecia, dejaron previamente grabado en un vídeo, en el que explican que su acción «sin ánimo de lucro y autofinanciada por diversas personas de los movimientos sociales, no tiene más fin que la solidaridad humana y la denuncia política».

En su alegato, defienden «el derecho de las organizaciones sociales, la ciudadanía, la gente de buena fe» a desobedecer «trayendo a personas refugiadas y haciendo de Euskal Herria tierra de acogida», mientras los gobiernos «sigan legalizando el horror, vulnerando los derechos humanos e incumpliendo su raquítico cupo» de acogida a personas refugiadas.

Zuloaga y Huarte fueron detenidos la tarde del martes en el puerto de Igoumenitsa. Viajaban en una autocaravana acompañados de ocho refugiados que trasladaban ocultos. Se disponían a acceder al ferry que cruza el Adriático con destino a Italia y de allí, el plan consistía en traerlos por carretera a Euskal Herria. Policías griegos de paisano interceptaron la autocaravana y detuvieron a los dos cooperantes vascos.

La noticia, llegada a Euskal Herria por la mañana, generó una sacudida en los movimientos sociales y en organizaciones políticas y sindicales, que organizaron una comparecencia de urgencia en Bilbo para mostrar su total respaldo a la acción humanitaria.

Dispuestas a «pringar»

Representantes de partidos políticos, sindicatos y colectivos, acompañados de multitud de personas que acudieron a título individual abarrotaron la comparecencia ante los medios en Bilbo, en la que reclamaron la inmediata excarcelación de los activistas e hicieron un llamamiento «a la desobediencia civil frente al trato que reciben las personas migrantes».

«Somos una representación plural de diferentes organizaciones», destacaron, para agregar que defienden la obediencia a los derechos humanos «no a leyes injustas. «No han cometido ningún delito», remarcaron, y explicaron que la iniciativa de Zuloaga y Huarte responde a «una acción cofinanciada por muchas gentes de buena voluntad que se han querido pringar en esta iniciativa».

Tras detallar las circunstancias en las que se produjeron los arrestos, comentaron que contactaron con los dos activistas, que «se encuentran bien». Tal y como indicaron, pasarán hoy a disposición judicial y se conocerán entonces los cargos de los que se les acusa, probablemente relacionados con el «tráfico de seres humanos», delito duramente castigado en Grecia. Dejaron claro a este respecto que esta no es la única acción humanitaria que se ha intentado criminalizar. «Quienes saltaron al mar para rescatar personas también fueron acusados de trata», recordó una participante.

«No somos héroes»

Lanzaron un último mensaje que, según insistieron, les trasladaron los propios Zuloaga y Huarte, en el que solicitaban no ser tratados como «personas diferentes ni héroes», sino como «parte de un movimiento de personas muy amplio que llama a desobedecer leyes injustas».

Hibai Arbide, periodista vasco que fue testigo de la detención de los activistas vascos, recogió ayer en su cuenta de Twitter testimonios de Zuloaga y Huarte, clarificando que en Grecia sí se puede hablar con los detenidos. Según relata, la activista navarra comentó que la liberación de los refugiados fue «el momento más bonito». «Nos han abrazado y dicho gracias. Hemos dicho ‘volveremos’», señaló.

Escribió, asimismo, algunas palabras de Zuloaga, que manifestó que «ahora ya sabemos qué ha fallado» y avanzó que «la próxima vez todo va a salir bien, porque claro que vamos a ayudar a refugiados a viajar de nuevo». Arbide apuntó, además, que una de las personas refugiadas relató presiones de la Policía para que dijera que Zuloaga y Huarte son traficantes.

En un comunicado, el Gobierno de Lakua indicó que «comprende la motivación de indignación y desacuerdo», pero «no comparte el método elegido». Agregó también que el Ejecutivo está «en contacto con la Plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak, las familias, el Gobierno español y el Gobierno griego».

En la misma línea, el Gobierno navarro consideró «comprensible» la indignación por la política europea de refugio y asilo, pero añadió que debe velar porque las llegadas a Nafarroa de refugiados se hagan «dentro de los cauces legales».

Preguntados por su valoración de estas gestiones de Lakua, los portavoces de los movimientos sociales consideraron que «cada quién es responsable de sus estrategias y del papel que juega en la sociedad».

Tras la comparecencia, en la que anunciaron que habrá movilizaciones para apoyar este tipo de acciones desobedientes, se improvisó una masiva concentración, en la que se corearon lemas como «La solidaridad no es delito» o «La guerra mata, Europa remata».

Formaciones como EH Bildu, Sortu, Podemos o Ezker Anitza expresaron su apoyo a la iniciativa de los activistas vascos. La coalición soberanista instó a las instituciones de la CAV y Nafarroa a interceder en favor de Zuloaga y Huarte y subrayó que «defender los derechos humanos y la justicia social no pude ser castigado».

Perfil [ Mikel Zuloaga] | Conocido activista de la desobediencia

El bilbaino Mikel Zuloaga es un conocido activista de los movimientos sociales vascos, ligado desde hace décadas a la defensa de la desobediencia civil. Autor del documento «Piztu Euskal Herria», en el que aportaba un marco de reflexión dirigido a los organismos sociales vascos en este sentido, fue procesado y detenido dentro del sumario 18/98 por orden del juez Baltasar Garzón, acusado de actuar a las órdenes de ETA. En su declaración ante el tribunal aseguró que «que no somos de ETA lo sabe todo el mundo» y dejó sentado que «si vuelvo a la Audiencia Nacional espero que sea por haber practicado la desobediencia civil, ya que no me dieron tiempo siquiera de practicarla».

Perfil [ Begoña Huarte ] | Integrante del Foro Social Permanente

Natural de Leitza, pero afincada desde hace años en Iruñea, Begoña Huarte es una persona muy conocida en la capital navarra, ya que ha estado ligada de antiguo a diferentes movimientos sociales ya sea en la lucha en defensa del ecologismo, el euskara, en el ámbito social y en favor de la desobediencia civil. Huarte fue integrante de la coordinadora Lurraldea, movimiento ecologista contrario al trazado de la autovía de Leitzaran. Docente de profesión, participa actualmente en el Foro Social Permanente para impulsar el proceso de paz en Euskal Herria, como integrante del cual intervino recientemente ante el Parlamento de Nafarroa, en la presentación de las conclusiones de esta iniciativa.





°

Begoña y Mikel contra Europa

No les importó en lo más mínimo que se tratase de un acto solidariamente humanitario, no, hay que hacer un ejemplo del asunto y les van a endilgar el delito que sea necesario para frenar en seco cualquier otra iniciativa en favor de los refugiados.

Les invitamos a leer esta nota publicada en Naiz:


La Fiscalía ha acusado a los activistas vascos Begoña Huarte y Mikel Zuloaga, detenidos en Grecia al tratar de transportar a ocho refugiados hasta Euskal Herria, de «favorecimiento de la inmigración ilegal e imprudencia grave para la integridad de los refugiados». Ambos han comparecido ante el juez, sin embargo, la declaración se ha suspendido porque la defensa solicita un día para prepararla.

La Fiscalía de la ciudad griega de Igumentisa ha presentado cargos por «favorecimiento de la inmigración ilegal e imprudencia grave para la integridad de los refugiados» contra los activistas vascos Mikel Zuloaga y Begoña Huarte, detenidos en la madrugada del miércoles cuando intentaban transportar a ocho refugiados. Al contrario de lo apuntado en un primer momento, no les acusa de «tráfico de personas».

Fuentes de la fiscalía que cita la agencia Efe afirman que se les procesará por «tráfico de personas», en particular por «facilitar y efectuar el traslado de personas a otro país de forma ilegal». Ambos han acudido hoy a los juzgados, pero la declaración se ha suspendido porque la defensa solicita un día para preparar la declaración. Hasta hoy no había tenido acceso al expediente. Tras ello han podido estar con varios activistas vascos más, tal y como recoge Hibai Arbide en su cuenta de Twitter.

El juicio se celebraría ante la audiencia de Corfú, isla en el mar Jónico, cerca de la costa en la que se encuentra la ciudad de Igumenitsa. En Corfú se encuentra el Tribunal Regional de Apelación, instancia judicial ante la que se celebran siempre los juicios por «delitos graves». La fecha del juicio no será determinada hasta que concluya la investigación.

Las muestras de apoyo a los detenidos en Euskal Herria no cesan, y hay movilziaciones convocadas para esta tarde tanto en Iruñea como en Zeanuri.








°

Sare en el Corazón de Euskal Herria

La oportunidad que se ha presentado en Nafarroa para abrir puertas y ventanas de par en par y dejar entrar aire fresco ahora se traduce en mayor presencia pública de quienes trabajan en defensa de los derechos humanos, como nos muestra este artículo publicado en Naiz:


Personas de diferentes ideologías, pero unidas por su compromiso con los derechos humanos, han presentado esta mañana en Iruñea la red ciudadana Sare de Nafarroa, junto con un manifiesto por la defensa del derecho de los presos navarros a cumplir las condenas en este herriade. Todos ellos han acudido a título personal.

Iñaki Vigor

«No queremos que familiares y amigos de personas presas navarras tengan que hacer cientos de kilómetros todos los fines de semana poniendo en juego sus vidas. No queremos que personas que están gravemente enfermas estén encarceladas a cientos de kilómetros». Así lo han manifestado Ainhoa Azkarate y Carlos Aitor Yuste, en euskara y castellano, durante la presentación de Sare-Nafarroa. Junto a ellos han comparecido varios integrantes de la red, como Xabier Morras, Miren Aranoa, Amaia Izko, Andoni Serrano, Félix Jiménez y Fernando Armendariz, entre otros.

«Las personas que estamos aquí –han dicho– no queremos el sufrimiento añadido de nadie y por ello trabajamos. Dentro de nuestra diversidad, somos conscientes de que aún tenemos que serlo más, y para ello seguimos trabajando. Tenemos el convencimiento de que el espectro total de nuestra sociedad puede terminar representando esta reivindicación en defensa de los derechos humanos».

También han presentado un manifiesto en el que se recoge su compromiso en defensa de los derechos humanos de las personas presas y de sus familiares y amigos. Este manifiesto está firmado, de momento, por veinte personas, y a partir de ahora se irán recogiendo adhesiones por todas las zonas de Nafarroa. Entre los firmantes figuran Fernando Viedma, exparlamentario del PSN, y Kevin Lucero, de las Juventudes Socialistas.

«Los derechos humanos –señalan en el manifiesto– deben ser respetados a toda persona, independientemente de cualquier consideración, sin excluir absolutamente a nadie. En el momento histórico que vivimos, tras años de dolor y sufrimiento, este compromiso adquiere una mayor importancia para construir la sociedad de convivencia y respeto que todos deseamos. Sin embargo, el respeto de los derechos humanos de muchas personas navarras sigue siendo diariamente conculcado. Nos referimos a las personas presas a cientos o miles de kilómetros de sus familias o que sufren graves enfermedades».

Los firmantes del manifiesto consideran que resolver esta situación es «una urgencia» que no pueden ignorar, porque «un compromiso serio y sincero con los derechos humanos de todas las personas, piensen lo que piensen, también exige poner fin a esta injusticia de alejamiento y dispersión, porporcionando además un trato humanitario para quienes se encuentran privados de libertad pese a estar enfermos».

También recuerdan en el manifiesto que la política penitenciaria que se aplica a los presos navarros dispersados «infringe no solo las leyes internas del Estado español y francés, sino también todas las orientaciones de la normativa internacional en esta materia».

Por ello, exponen que cumplir con esas leyes entraña «excarcelar a las personas que padezcan enfermedades graves y renunciar a una legislación excepcional concebida únicamente como un castigo, no solo contra quienes cumplen sus condenas sino también contra quienes forman parte de sus familias y círculos de amistades».

Entre otras cosas más, los miembros de Sare han hecho un llamamiento a la sociedad navarra a acudir a la manifestación que tendrá lugar el 14 de enero en Bilbo a favor de los derechos de los presos vascos.





°