martes, 19 de enero de 2016

Policía Militarizada deja Iparralde

Se lo han tomado con mucha calma, solo les ha tomado poco más de cuatro años parta tomar la decisión pero por fin lo han hecho, los policías militarizados franceses han dejado sus posiciones en Iparralde donde supuestamente hacían guardia en contra de ETA. Y es que hay un nuevo fantasma recorriendo Europa... el de los refugiados, ese que se materializara profusamente en los medios de comunicación tras el ataque de falsa bandera en París.

Ojalá ya pronto los de la Guardia Civil hagan maletas y sigan el ejemplo de sus contrapartes galos.

Aquí la nota al respecto publicada en el Correo Vasco:

Las unidades contra ETA se van del País Vasco francés

París destina a los agentes de las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS) de Bayona a atender la crisis humanitaria en el paso de Calais. Las unidades, tras protagonizar años de lucha contra el terrorismo, estaban prácticamente replegadas del sudoeste de Francia

Óscar B. de Otálora
Las CRS (Compañías Republicanas de Seguridad), un símbolo de la lucha contra ETA, han desaparecido del País Vasco francés. En un signo de adaptación a los nuevos tiempos, los miembros de esta unidad que aún quedaban en Bayona han sido destinados a 'La Jungla' de Calais, la ciudad francesa en la que miles de emigrantes aguardan para poder cruzar a Inglaterra, donde su presencia es más necesaria. La imagen del uniforme azul de estos agentes -pertenecientes a un cuerpo especializado en operaciones antidisturbios- ha dejado de verse en los edificios sensibles que protegía hasta ahora, como por ejemplo el Consulado de España en Bayona.

Durante muchos años, las siglas CRS han sido una parte de la historia de la lucha contra el terrorismo. Mientras que en España la punta de lanza frente a ETA estaba en manos de la Guardia Civil o la Policía Nacional, en el lado francés de la frontera el CRS acaparaba casi toda la atención. Aunque el peso de la investigación radicaba en los equipos de información o los servicios secretos, estas unidades francesas antidisturbios se habían convertido en el sinónimo de la presión policial en el País Vasco francés. Por poner un ejemplo, en el año 2000 el entonces dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi aseguró en un mitin que su proyecto independentista no podrían pararlo «ni con el CRS, ni con la Guardia Civil ni con el Cesid».

El que fuera dirigente de Iparretarrak -el grupo terrorista vascofrancés- Philippe Bidart estuvo ingresado en prisión por haber asesinado a dos miembros de las CRS y a un gendarme en 1982. En 2007, cuando fueron detenidos dos etarras que ejercían de interlocutores con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en las negociaciones de paz, la Policía encontró en poder de los terroristas el número de teléfono del que fuera máximo responsable de las Compañías Republicanas de Seguridad, Christian Lambert. El mando policial siempre negó haber realizado ningún tipo de gestión ca banda y afirmó que desconocía cómo su número de celular pudo llegar a manos de ETA.

Desde que en octubre 2011 ETA anunció su decisión de abandonar la lucha armada, estas compañías habían comenzado a desmantelarse de forma paulatina. Según ha publicado el diario vascofrancés 'Sudouest', las plantillas de estas unidades ya se habían reducido en los últimos años, de tal forma que su presencia en la zona había ido desapareciendo. La última misión que realizaban era la denominada 'guardia estática número 5', una tarea heredada de los años 80 y que consistía en vigilar edificios sensibles, como el Consulado español o la sede de la Perfectura, donde tenían como objetivo evitar ataques de ETA o su entorno. Este trabajo ya no existe. Un mínimo grupo de agentes permanecerá aún en la zona vigilando sus propias instalaciones, aunque ya no serán visibles.

Las CRS, no obstante, disponen de cuarteles en zonas limítrofes al País Vascofrancés desde la que poder enviar refuerzos en cualquier situación. En este sentido, los sindicatos policiales ya barajan la posibilidad de regresar a Bayona con motivo de la Eurocopa que fútbol que se celebrará en junio.







°