miércoles, 20 de enero de 2016

La Radioactiva Estulticia Pepera

Con el proemio del artículo basta para sentar el tono, aquí les compartimos esto publicado en Deia:

El PP maniobra para dejar bien atada la reapertura de la central nuclear de Garoña

El CSN dará hoy luz verde a siete medidas para concretar su reactivación

David Ortega
Ni la incertidumbre postelectoral ni su mandato en funciones parecen motivo suficiente para que el Gobierno de Rajoy se tome un respiro en el proceso de reapertura de Garoña. De hecho, y a tenor de lo que sucederá hoy en la reunión del Consejo de Seguridad Nuclear -controlado por los populares- el Ministerio de Industria está dispuesto a hacer todo lo contrario y acelerar un poco más el proceso para dejar atada cuanto antes su reactivación.

Con este objetivo, el orden del día del consejo del CSN incluye, entre los asuntos que se tratarán durante la cita, hasta siete medidas distintas para allanar el camino hacia la puesta en marcha de la planta, al menos, hasta 2031. Así, con los previsibles -y suficientes- votos a favor del PP, el CSN dará su visto bueno a cuestiones como las relacionadas con la utilización del edificio de almacenamiento de material usado, los sistemas eléctricos y de aislamiento, revisiones de funcionamiento o “la modificación de diseño sobre protección de equipos relacionados con la seguridad frente a la caída de la cubierta del edificio de turbina tras un incendio”, entre otras.

Buena parte del listado de medidas que se pondrán sobre la mesa responden a la mejora de las especificaciones técnicas de funcionamiento exigidas a Nuclenor, titular de la central, durante la tramitación de la solicitud de apertura para los próximos quince años, y que todavía debían ser verificados y aprobados. A partir de hoy Garoña, ubicada a cuarenta kilómetros de Gasteiz, quedará un poco más cerca de su reenganche a la red eléctrica estatal, salvo cambio de gobierno. Y es que, en última instancia, será el Ministerio de Industria, con José Manuel Soria al frente, el que tendrá que poner el sello de aprobación a la reapertura de la vetusta central.

Precisamente, la negativa de Industria a responder a la carta enviada a finales de octubre por la Diputación, en la que el ejecutivo de Ramiro González trasladaba su enfado por el ninguneo mostrado con Araba en el proceso de concesión de la licencia al almacén de residuos de Garoña, no ha gustado nada al diputado general.

Largas a la diputación
La que sí ha respondido es, como adelantó este periódico, la titular de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, con quien la Diputación de Araba también se puso en contacto en los mismos términos. En su respuesta, sin embargo, la ministra daba largas al ejecutivo alavés y defendía la actitud del gobierno. “La respuesta que hemos recibido está absolutamente vacía de contenido, así que continuamos estudiando la posibilidad de personarnos y formar parte del expediente para poder defender los intereses de Álava”, explicó en referencia a la opción de recurrir el estudio de impacto ambiental elaborado por el gobierno. Con todo, lo que Ramiro González espera es que “se produzca un cambio en el gobierno del Estado que permita disipar todas las dudas con Garoña, porque la continuidad del actual no nos tranquiliza en absoluto”, concluyó el diputado general.






°