miércoles, 27 de enero de 2016

De Belfast a París por Euskal Herria

A menudo la lucha por los derechos de los vascos se centra en el estado español y Madrid, pero resulta que el estado francés no  ha hecho mejor las cosas.

Aquí les presentamos esta nota publicada en Naiz, relacionada con el asunto de las pláticas que con respecto al asunto del proceso de paz y los presos políticos se estarán llevando a cabo en La Sorbona de París:

La cuestión de los presos llega al corazón de París

La cuestión de los presos ha centrado este miércoles el seminario sobre procesos de paz organizado por la Universidad de la Sorbona. Un auditorio formado por profesores, estudiantes y muchos periodistas ha podido escuchar la situación de los presos vascos y el papel que reclaman en el proceso.

Martxelo Díaz

El profesor de la Universidad Queens de Belfast Kieran Mc Evoy ha subrayado el carácter simbolico de los presos políticos en el proceso irlandés, una cuestión que era asumida por las tres partes en el conflicto, los unionistas, los republicanos y el propio Gobieno británico. «Todos ellos tenían conciencia de ser presos políticos, tanto los republicanos como los unionistas», ha subrayado McEvoy, que ha añadido además que en todas las familias obreras de Belfast o Derry había presos políticos que estaban considerados como parte de la comunidad.

En este contexto, McEvoy ha subrayado que la cuestión de los presos fue determinante en el proceso de Irlanda, algo que todos las partes tenían en mente. Ha destacado la importancia de la demanda de que los presos irlandeses fueran trasladados desde Inglaterra a Irlanda fue a la hora de poner en marcha el proceso. También en Irlanda, el alejamiento de los presos afectaba rectamente a sus familias.

El profesor irlandés ha recordado, frente a un auditorio formado por profesores, estudiantes y también mucho periodistas, que en 1997 el Gobierno laborista repatrió a presos del IRA antes de que comenzase la tregua. Asimismo, ha subrayado que cuando comenzaron las negociaciones paz todo el mundo era consciente de que iba a haber una liberación de presos. Era una cuestión complicada, puesto que había presos condenados por decenas de muertes.

Nicolas Ferran, responsable de la sección francesa del Observatorio Internacional de Prisiones (OIP) ha denunciado las trabas de la Administración francesa para evitar el acercamiento de presos vascos a Euskal Herria, a pesar de que no existen trabas legales y los tribunales europeos han dictaminado a favor. En este caso, el Estado francés ha decidido alinearse con las posiciones españolas.

La abogada Xantiana Cachenaut ha subrayado las complicaciones que la dispersión supone para la defensa legal de los presos y ha lamentado que la Admnistración francesa no haya respondido a las demandas de acercamiento de los presos vascos pese a que la ley lo permite.

Gabi Mouesca ha subrayado la importancia las decisiones de EPPK a favor de l proceso, destacando que su participación es política y no humanitaria y que la solución al conflicto debe ser política. Ha reclamado la puesta en libertad de los presos enfermos, destacando el caso de Lorentxa Guimon.

Joana Haranburu ha expuesto el caso de su padre, Frederik Haranburu, Txistor, que lleva 25 años preso y está gravemente enfermo.



Dedicado a "los duros" quienes insisten en que nadie hace nada en favor de la amnistía para los integrantes del colectivo de represaliadxs políticxs vascxs.





°