sábado, 20 de abril de 2013

Aske Gunea y la Solidaridad


Se ha escrito un capítulo más en el lúgubre tomo "Todo es ETA" del represor Baltasar Garzón. Sumisos ante las órdenes emitidas desde La Zarzuela y retransmitidas desde La Moncloa, los inquilinos de Lakua han enviado a la ertzaintza a continuar aplicando medidas de apartheid en contra de los derechos políticos del pueblo vasco. Un pueblo que como ya resulta bastante obvio, no puede ser vencido, ni por propios ni por extraños.

He aquí un texto al respecto por parte de Iñaki Egaña:

Iñaki Egaña
Durante un par de semanas, los vecinos de Donostia hemos podido asistir a un hecho sorprendente en esta decadente sociedad europea que nos acompaña cada mañana. En el Boulevard, nombre pretencioso para un espacio que hace cerca de cien años quiso asemejarse a las avenidas parisinas y a su glamour aristocrático, se ha levantado un «Aske Gunea», algo así como un territorio libre. Solidario para más señas.
Llama la atención que, junto a la sobriedad del antiguo Casino, bajo la sombra de un kiosco erigido para amenizar la melancolía de la reina Cristina y sobre un parking que trituró los restos de la antigua muralla, se haya constituido una comunidad que aspira a la revolución, una tribu navajo en sus afectos, un grupo acholi ugandés en su afición a la danza.
No rompe, sin embargo, con la historia. Apenas unos metros hacia el Cantábrico, las huellas de la batalla contra el fascismo, decenas de agujeros en la arenisca de las paredes municipales. La esquina, también, en la que Iñaki Kijera murió, apenas con 18 años, por el disparo de un verdugo de uniforme, cuando protestaba, paradojas hasta en la muerte, por la actividad parapolicial exterminadora en Iparralde.
El objeto de la iniciativa actual estaba relacionado con un motivo de adhesión. En este Estado gobernado por bribones y corruptos, se puede robar al por mayor, matar siendo agente de la autoridad, cazar elefantes sin más licencia que la divina, engañar a decenas de miles de jubilados con bonos preferenciales, incluso colocar a los amigos en las instituciones y consejos de administración. Con impunidad. Pero no se puede pelear contra la injusticia, meter el dedo en el ojo canallesco.
Ocho jóvenes donostiarras han sido condenados a seis años de prisión por hacer política. De la de verdad. Popular, sin lucro. Sin cámaras, ni flashes. El Supremo español les ha enviado a prisión, ajustándose, dicen, a la legalidad vigente. Una legalidad injusta. No han sido los primeros y, probablemente, tampoco serán los últimos. España se jacta de tener entre rejas a directores de diarios, militantes a favor de la amnistía, asociados de partidos y sindicatos, disidentes en general. Para honra de su marca internacional.
La solidaridad con los jóvenes, cuyo futuro inmediato ha sido cercenado, ha mostrado, aquí también, un país diferente. Aske Gunea se ha convertido en un lugar gestionado por jóvenes, en su mayoría, con el apoyo de mayores y foráneos. El fin del escenario estaba señalado, su detención, pero aún así el apoyo no ha decaído.
Durante días, unos y otros han ido inundando las mesas de pan, vino y libertad. De libros y de café. De versos desde el escenario, de abrazos interminables desde las escaleras, de besos al anochecer en esta primavera que va exagerando los jardines de colores. A primeras horas, un grupo de amigos, a veces desconocidos, acompañaba a los jóvenes desde sus casas al escenario libre. Por la noche, la vuelta.
Decía la exsandinista Gioconda Belli que la «solidaridad es la ternura de los pueblos». Siempre me ha parecido una expresión pasmada. Aprovecho este hueco temporal para mi reflexión. Mario Benedetti escribió, en cambio, en un juego de palabras un tanto ajustado, aquella nueva explicación para el SIDA: Síndrome de Insolidaridad Dócilmente Adquirida. Me quedo, por despecho, con esta idea, que se acerca más a la realidad de esta sociedad decadente europea que a la perfumada de Belli.
Hay, a pesar, excepciones. Y la nuestra, nuestro país, nuestra juventud, es una de ellas. Aske Gunea ha sido un oasis en medio de desierto que nos proponen los jinetes azules. Un alivio porque ha mostrado que no sólo los espacios geográficos pueden ser liberados sino lo que es más importante, que las mentes pueden ser territorios libres.
No quiero mecerme en historias viejas, porque la lección de solidaridad ha sido reciente. Está viva. No puedo evitarlo, en cambio, la pluma se desliza hacia la comparación de nuestra juventud con otras anteriores. De compromiso. De solidaridad. Hacia las ofertas que nos llegaban desde aquellos pioneros, por utilizar la expresión de un ya desaparecido poeta zuberotarra.
Me sugieren decenas de nombres que pusieron al servicio de la causa lo que Txabi Etxebarrieta apuntaba como única posesión realmente efectiva de cada uno, la vida. Apenas había cumplido Txabi 23 años cuando mató y murió en una emboscada. Con un libro de poemas de Neruda en el bolsillo: «He dejado en la puerta de muchos desconocidos, de muchos prisioneros, de muchos solitarios, de muchos perseguidos, mis palabras».
Evito, sin embargo, acercarme al calor de las letras que componen sus nombres, ni siquiera el alias con sus amigos. Una gran pesadumbre me abraza en los días más aciagos. La sensación de que jamás lograré rescatar del olvido la extraordinaria fuerza de hombres y mujeres que lucharon, como nuestros jóvenes de hoy, por una sociedad justa. Que lo dieron todo para abrir un camino aún sin desbrozar. Queda, por tanto, seguir los renglones.
Atisbo, en medio de esa niebla que se desliza desde Igeldo y queda atrapada en los muelles a la vera de Urgull, algunas gestas a las que la crónica oficial desdeña. Los muertos no importan, sobran, acaba de sentenciar un catedrático de Historia, participe del anterior Gobierno autonómico de Patxi López. Añade que la memoria está ganando la batalla a la historia. Y eso parece un demérito para ese Estado inalterable que permite la continuidad de los banqueros al frente de los parlamentos.
Me duelen en el alma Joseph Abeberry, alcalde de Ziburu, y Léon Lannepouquet, alcalde de Hendaia, detenidos en junio de 1944. Conocían los pasos de la Gestapo tras ellos. También las amenazas. Si huían la daga caería sobres sus familias. Y ambos, junto a una veintena de compañeros, decidieron solidarizarse con los suyos. Se mantuvieron firmes hasta que sus casas fueron allanadas de madrugada, y no por el lechero precisamente. Todos ellos murieron en campos de exterminio, entre ellos Abeberry en Mauthausen y Lannepouquet en Dachau.
El inevitable recurso al pasado agranda el presente. Se podrán poner ejemplos puntuales en Europa, se nos podrá decir que no somos el centro del universo, que el asfalto agrieta la juventud y la quinta glaciación amenaza desde la modernidad. He convivido en las comunas de Christiania en Copenhague, he debatido sobre modelos en Val Susa junto a los solidarios italianos contrarios al monstruo ferroviario, he amanecido discutiendo sobre autogestión con ocupas en Hamburgo. Mi curiosidad me llevó a la Puerta del Sol en la partida de la marcha del 15M a Bruselas.
Pero, como habría señalado Pierre Loti, ha sido en casa donde he aspirado el salitre rebelde. Donde he reconocido la fuerza del compromiso. Me he sentido parte de un proyecto solidario. Un proyecto político que nada tiene que ver con angustias existenciales, ni con los huecos de fin de semana ayudados por pastillas homeopáticas.
La solidaridad con los jóvenes donostiarras, la solidaridad de los jóvenes donostiarras, encierra ese plus que jamás van a poder entender quienes enlatan la vida en un proceso darwinista e inevitable. Aquí estamos, justamente, para cambiar la naturaleza injusta de las cosas, la injusta naturaleza misma.
Esa es precisamente la esencia de la rebelión, la semilla revolucionaria. Por eso, por ello, el horror del enemigo, la manipulación de los dueños de los medios que abren portadas e informativos destacando la insolencia juvenil. Defienden sus posiciones como lo han hecho desde siempre, con el dinero, el derecho a pernada y un ejército (pongan o quiten la mayúscula) de vasallos.
Sé que no es un consuelo, que las noches son muy largas y que la juventud arde entre los barrotes. Pero seguiremos siendo solidarios con estos ocho compañeras y compañeros. Allá donde estén. Allá donde los trasladen. Con un hermoso y solidario abrazo del tamaño de los objetivos por los que luchan. De la extensión de la propia juventud. Porque, como diría Camus, atrás quedaron los tiempos de la nostalgia, atrás la inocencia. Y es que la lección de nuestra juventud sólo nos puede hacer cada vez más ambiciosos.



°

jueves, 18 de abril de 2013

Sociatas Cómplices

Los sociatas, esos españolitos de derechas a los que el régimen borbónico franquista ha encomendado se hagan llamar "socialistas" han mostrado sus verdaderos colores una vez más. 

Lean esta nota publicada en Naiz.info:


No ha habido sorpresas en el Parlamento de Nafarroa y la abstención del partido liderado por Roberto Jiménez ha propiciado que la moción de censura contra la presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, no salga adelante. La moción de censura contra Yolanda Barcina ha contado con 18 votos a favor, al sumar a los de Bildu (7) y Aralar-NaBai (6), los de I-E (3) y los parlamentarios no adscritos de Geroa Bai (2), insuficientes para su aprobación.
En contra se han contabilizado 23 votos –UPN (19) y PP (4)–, mientras que los 9 parlamentarios del PSN se han abstenido.
Hasta última hora los portavoces de Bildu y Aralar-NaBai han instado al PSN a modificar su postura y a apoyar esta iniciatiiva, a la vista de que Jiménez se ha sumado a la petición de dimisión de la presidenta del Ejecutivo.
El PSN, como había anunciado, se ha abstenido, lo que ha imposibilitado la aprobación de la moción de censura, la primera iniciativa de estas características que se ha presentado contra un presidente de Nafarroa.


Para los españolazos todo vale en Nafarroa, ya es tiempo que los navarros se den cuenta de ello.


°

martes, 16 de abril de 2013

El Asesino Material de Santi Brouard

Una de las heridas más dolorosas para el pueblo vasco lo constituye el asesinato de Santi Brouard en un acto de terrorismo de estado promovido desde las más altas esferas del régimen borbónico-franquista

Acerca de ese caso, les presentamos este reportaje publicado en El Mundo:
 

'Yo asesiné a Santiago Brouard'

Luis Morcillo confiesa que participó en el atentado de los GAL

Antonio Rubio

Han pasado casi tres décadas y finalmente la verdad sale a la luz. El hombre que apretó el gatillo y acabó con la vida del pediatra y ex dirigente de Herri Batasuna, Santiago Brouard, en la tarde del 20 de noviembre de 1984, se confiesa en una entrevista que es el resultado del trabajo del Máster de Investigación de EL MUNDO, dirigido por Antonio Rubio.

"Cuando Santiago Brouard salió de su consulta le pegué dos tiros y después lo rematé en el suelo". Éstas son las escalofriantes revelaciones de Luis Morcillo, autor material de un crimen que fue reivindicado por los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL).

Morcillo, que vive aislado intentando pasar página en su conciencia, explica cómo la orden de matar a Brouard la recibió del entonces comandante de la Guardia Civil Rafael Masa, quien pudo haber transmitido a su vez los designios del que era director de la Seguridad del Estado, Julián Sancristóbal.

Acompañado por Rafael López Ocaña, ejecutó la acción y en pago por ello recibieron del Ministerio del Interior la cantidad de 7,5 millones de pesetas.

"Cuando Santiago Brouard salió de su consulta le pegué dos tiros y después lo rematé en el suelo. Salí corriendo, con Rafael López Ocaña, y dejé la pistola en un hueco de la escalera". Este es un relato en primera persona de Luis Morcillo, el asesino del pediatra Santiago Brouard, ex dirigente de Herri Batasuna. El atentado contra una de las cabezas más lúcidas de la izquierda abertzale se cometió en Bilbao el 20 de noviembre de 1984, sobre las 18.20 horas, y fue reivindicado por los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL).

Veintiocho años después del asesinato de Brouard, EL MUNDO ha localizado a uno de los autores materiales de esa acción de los GAL, Luis Morcillo. Granadino de origen y "compadre" del ex comandante de la Guardia Civil Rafael Masa, mano derecha de Julián Sancristóbal que por aquellas fechas era director de la Seguridad del Estado, ya ha cumplido 73 años y vive en un pueblo, apartado de toda aquella actividad que le convirtió en un capo de los GAL y más tarde del narcotráfico.

El encuentro entre Luis Morcillo y EL MUNDO se produjo a comienzos de abril, antes de que el asesino confeso de Brouard fuera operado de cataratas, y en presencia de un hombre que estuvo directamente relacionado con los GAL.

Morcillo, acompañado de un café con leche en vaso largo y con diez pastillas que va tomando una tras otra pausadamente, arranca su discurso con una petición de clemencia: "Ante todo quiero pedirle perdón a la familia de Santiago Brouard. Estoy totalmente arrepentido".

Y continúa, tras haber ingerido seis de las diez pastillas, con una confesión directa: "Yo fui el ejecutor, pero se me mandó hacerlo, me obligaron, me forzaron, fue Rafael Masa, mi compadre".

Hay que recordar que los asesinatos de Santiago Brouard (Bilbao, 20 noviembre de 1984) y de Juan Carlos García Goena (Hendaya, 24 julio de 1987) fueron reivindicados por los GAL en el periodo de guerra sucia que se llevó a cabo durante los gobiernos socialistas (con un total de 28 víctimas) y que, además, son los dos únicos atentados de ese grupo parapolicial que hasta ahora, 28 y 25 años después, se mantienen sin autoría material e intelectual.

Morcillo, tras tomarse todas sus pastillas, comienza a dar cuenta de dos pastelitos rellenos de cabello de ángel y empieza a relatar el cómo y el porqué de aquel atentado: "Yo tenía mucha amistad con mi compadre, Rafael Masa, y me forzó en varias ocasiones a hacerlo con Rafael López Ocaña (condenado en 1993 a 33 años por el asesinato de Brouard) y compañía". El asesino confeso desgrana poco a poco aquellos hechos: "Masa me dijo que si no lo hacíamos su jefe lo echaba. Su jefe, seguramente, era Julián Sancristóbal, que era con quien trabajaba en el Ministerio del Interior".

Ahora relata el encargo que le hizo su compadre: "Por lo que más quieras Luis, sube tú y organiza eso como sea, pero hazlo ya de una puta vez, porque me van a echar del Ministerio".

El atentado se ejecutó el 20 de noviembre de 1984, nueve meses después de que los Comandos Autónomos Anticapitalistas (escisión ácrata de ETA) asesinaran al senador socialista Enrique Casas en San Sebastián. Todas las investigaciones periodísticas apuntan a que en esa acción funcionó el ojo por ojo y diente por diente que esgrimió Felipe González en 1983 tras llegar al poder.

Los socialistas del País Vasco quisieron cobrarse la muerte de su compañero Casas, que había sido secretario de Organización del PSE-PSOE, secretario general del PSE-PSOE de Guipúzcoa y miembro del Parlamento Vasco entre 1977 y 1984 (Ver el libro Origen del GAL. Guerra sucia y crimen de Estado, Antonio Rubio y Manuel Cerdán, Editorial Temas de Hoy, 1997).

Morcillo, ya sin pastillas sobre la mesa y tras comerse sus pastelitos, cuenta cuánto le pagaron por aquella acción que después se atribuyeron los GAL: "Me dieron 7,5 millones de pesetas y de esa cantidad tuve que darle 2,5 millones a Rafael López Ocaña. Es decir, que me quedaron 5 millones [30.000 euros]".

Al parecer, y según relata, en el asesinato de Brouard se produjo una estafa interna y alguien del Ministerio del Interior se quedó con una parte importante del dinero que estaba destinado a sufragar el atentado: "Después me enteré de que se libraron 25 millones de pesetas [150.000 euros] para el tema de Brouard, pero yo sólo me llevé cinco". Él sospecha de Rafael Masa.

Morcillo, que se ayuda de un bastón para caminar por sus múltiples dolencias, reflexiona sobre la acción que llevó a cabo en 1984 y sobre la reacción que tendrán los allegados de Brouard tras su confesión y su petición de perdón: "Si yo fuera la familia de Brouard no entendería que después de tantos años el que disparó pidiera perdón, pero quiero decirles que yo sólo apreté el gatillo del arma, lo demás lo hicieron otros".

La confesión se produce después de que en 2003 la Audiencia Provincial de Vizcaya juzgara a José Amedo, Rafael Masa y a él mismo. La Fiscalía solicitó 25 años de cárcel para cada uno de ellos. Pero, mediante sentencia del 25 de junio, se resolvió que los tres quedaban absueltos por falta de pruebas. En esa misma sentencia se recogía que en el atentado contra Brouard había un móvil político, la implicación de "terceras personas" y se resaltó que "hay testigos que han hecho inviable el recto hallazgo de la verdad".

Cinco años después del asesinato, en marzo de 1989, la Guardia Civil detuvo en Alpedrete, cerca de Madrid, a Rafael López Ocaña, el compañero de Morcillo en el atentado contra el ex dirigente de HB. Y de manera automática el compadre, comandante de la Guardia Civil y ex mano derecha del ex director de la Seguridad del Estado, se presenta en la casa de Morcillo y le dice: "Tenemos que irnos de España, han detenido a López Ocaña y van a por ti".

La huida, según la narración que hace Morcillo a EL MUNDO, se produjo a finales de marzo de 1989: "Masa me dijo que nos íbamos ya, hacia Lisboa, y que le habían dado 18.000 dólares para el viaje". En el aeropuerto de la capital portuguesa, Morcillo tuvo que pagar, con los 18.000 dólares que le habían facilitado vía Interior, su billete y el de su compadre, que lo acompañó hasta Venezuela para que no tuviera problemas en su recorrido.

Tras una estancia de un mes en Venezuela, Morcillo se desplazó a Colombia por indicación de su protector. Y allí, el asesino de Brouard se puso en contacto, también por indicación de Masa, con uno de los abogados del jefe del cártel de Cali, el narcotraficante Rodríguez Orejuela: "El abogado de Rodríguez Orejuela, que se llamaba García de apellido, me ayudó y me dio protección. Más tarde me colocaron en su aparato de seguridad y trabajé para ellos".

EL MUNDO ha podido saber que Morcillo, durante el tiempo que estuvo en Colombia, se dedicó al cobro de morosos de la droga que servía el cártel de Cali. A su vuelta a España, en 1996, se dedicó a temas relacionados con el narcotráfico. Como consecuencia, fue detenido en julio de 1997 con un alijo de 100.000 pastillas de éxtasis. Precisamente, el caso Brouard se reabrió tras su arresto.

En marzo de 1999 también fueron detenidos el ex policía José Amedo, Rafael Masa, que había ascendido a teniente coronel de la Guardia Civil, y el ex director de la Seguridad del Estado, Julián Sancristóbal. Todos fueron imputados por su supuesta participación en el asesinato. Finalmente, en junio de 2003, se sentaron en el banquillo de los acusados. Y todos fueron absueltos por falta de pruebas. Hoy, Luis Morcillo reconoce, en exclusiva para EL MUNDO: "Yo fui el asesino material de Santiago Brouard y fui inducido y pagado por Rafael Masa".

Se da la circunstancia de que tanto Morcillo como Masa no podrán volver a ser juzgados por el asesinato, según el derecho fundamental non bis in idem recogido en la Constitución. Ese precepto establece que una misma persona no puede ser juzgada dos veces por un mismo hecho.


Antonio Rubio es director del Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos y Unidad Editorial. Hoy nace www.masinvestigación.es, el portal digital del Máster.




°

domingo, 7 de abril de 2013

Dividiendo para Vencer


Les compartimos este texto publicado en Cubainformación.tv, y se lo dedicamos a Ada Colau y los miembros del PAH. Espabilen muchachos, desde La Zarzuela está usando el "divide y vencerás", no pueden lidiar con un movimiento de autodeterminación vasco reforzado por la decisión de seguir la vía política trabajando en bloque con un movimiento de personas protegiendo su derecho constitucional a una vivienda. Solo miren el cinísmo con el que Consuelo Ordoñez ha mostrado el injerencismo español en Venezuela.

Aquí lo tienen:

José Manzaneda

El movimiento ciudadano contra los desahucios se ha convertido en una piedra en el zapato para el Gobierno español del Partido Popular. La creciente incidencia y popularidad de este movimiento lo han convertido en diana de los ataques de la derecha política y mediática. Y una campaña para criminalizarlo trata ahora de vincularlo con otros previamente satanizados.
Uno, el de la izquierda abertzale o independentista del País Vasco. Hace unos días, la delegada del Gobierno en Madrid Cristina Cifuentes acusaba a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de estar vinculado con partidos de dicha corriente política y con "grupos filoetarras" (1). Sus acusaciones eran inmediatamente respaldadas en diarios y tertulias de radio y televisión de la derecha española (2).
Otro movimiento previamente demonizado con el que también se ha intentado vincular al movimiento anti-desahaucios es el de la solidaridad con Cuba. El 20 de marzo, en la localidad madrileña de Alcobendas, un grupo de personas eran expulsadas de un acto de Berta Soler, portavoz de las llamadas Damas de Blanco, que había sido organizado por el ayuntamiento (3). El alcalde Ignacio García de Vinuesa, del Partido Popular, acusaba públicamente a Rafael Romero, miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de la localidad, de ser el responsable de “reventar” el acto (4).
Sin embargo, si visionamos el video de la actividad, comprobamos que dicha persona, y otra más, se limitaron a preguntar a la invitada –de manera educada y correcta- si puede ser un modelo para Cuba el de países donde –por ejemplo- la banca deja en la calle a miles de familias. Parte del público asistente, simpatizantes del Partido Popular, no dejaron de amedrentar e insultar a estas personas mientras hacían sus preguntas. El propio alcalde les cortó la palabra a ambos: al citado miembro de la plataforma anti-deshaucios con el argumento de que “estaba dando un mitin”. Y a quien pidió opinión a la invitada sobre la corrupción en España, porque la pregunta era “ajena” al tema de la conferencia.
En cualquier caso, la portavoz de las Damas de Blanco, no solo no dio respuesta a las citadas preguntas, sino que llegó a hacer una exaltada apología de la Cuba previa a la Revolución, es decir, la de la dictadura de Batista, a la que calificó como una verdadera “joya de oro”.
Los autores de las preguntas incómodas, no solo fueron silenciados, amenazados e insultados, sino que finalmente fueron expulsados de la sala. Estas personas denunciaron también a Cubainformación insultos xenófobos contra una de ellas, de origen latinoamericano, y gritos de corte franquista.
Inmediatamente, a través de las redes sociales, el alcalde y otras personas vinculadas al Partido Popular acusaban a Rafael Romero, miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, de haber “reventado” el acto tras “defender la dictadura de Castro en Cuba", a pesar de que se limitó a hacer una simple pregunta entre insultos y amenazas (5).
Dos días después, curiosamente, la policía local de Alcobendas trataba de impedir -por primera vez- una concentración de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, convocada para reclamar viviendas de alquiler social en el municipio (6).
Y es que parece que la derecha española no está encajando bien el creciente prestigio y popularidad del movimiento ciudadano contra los desahucios. Mucho menos, su actual campaña de escraches, protestas pacíficas realizadas frente a los políticos de la derecha defensores de las leyes favorables a la banca (7). No hay prueba más evidente del éxito de este movimiento que los actuales intentos por demonizarlo y criminalizarlo.
Notas:






°

sábado, 6 de abril de 2013

Régimen Bananero

No hemos parado de reír desde que leíamos las primeras notas acerca de la imputación de Cristina Borbón Grecia en el caso Noos, del cual su marido, Iñaki Urdangarín es el acusado principal.

La historia viene de largo, ha incluido momentos realmente jocosos como el cambio de lugar que se hizo de la figura de cera de Iñaki, quien dejó de ser parte de la familia real para estar en exhibición en la sala de deportes. 

Después vinieron las valientes peroratas en defensa de Cristina, palabras vacías que intentaban exonerarla de  los hechos, como si los millones de euros que se estaba embolsando el infanto no pudieran afectar de modo o manera alguna a su mujer e hijos.

Pero de todos los capítulo el más reciente es el mejor, mientras la clase política tardo-franquista se rasga las vestiduras por los escraches del PAH, desde La Zarzuela se mueven los hilos en defensa de la hija descarriada.

Lean esta nota publicada en la página de Kaos en la Red:


Según alega el magistrado instructor del caso Nóos en una providencia que ha dictado después de que el fiscal Pedro Horrach haya impugnado esta mañana el auto de imputación de la hija del Rey Don Juan Carlos, el mantenimiento de la fecha prevista "haría ineficaz y dejaría carente de contenido" el recurso del Ministerio Público, puesto que la resolución de la Audiencia "difícilmente" podría llegar antes del día 27.
En la misma resolución, el juez da traslado del recurso a las demás partes personadas en la causa para que, en un plazo de cinco días, puedan alegar por escrito lo que estimen conveniente en torno al contenido del escrito de impugnación, que no ve indicios suficientes para proceder al encausamiento de la mujer de Iñaki Urdangarin.
Cabe recordar que en el citado recurso, el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach ha pedido a Castro que suspenda la declaración de la Infanta Cristina, hasta que la Audiencia Provincial no resuelva sobre el mismo.
En el citado recurso, Horrach señala "no se entiende" el sentido de la imputación realizada por Castro, teniendo en cuenta que en la fase procesal en la que se encuentra el caso Nóos y concluida la investigación de la causa, no hay "elementos incriminatorios" que sustenten una acusación formal contra Doña Cristina de Borbón.
En este sentido, asegura que la aplicación del principio acusatorio conllevará necesariamente el "sobreseimiento" de la causa respecto de Doña Cristina de Borbón.
Asimismo, recalca que la Infanta Cristina "ni es titular, ni es autorizada o apoderada en cuenta corriente alguna vinculada al Instituto Nóos o a la Fundación Deporte Turismo e Integración Social, por lo que, en su opinión, el citado precedente judicial ofrece "nulo apoyo al razonamiento jurídico del instructor".
Por otro lado, recuerda que en el sistema procesal penal español son "las acusaciones públicas, particulares o populares quienes determinan los hechos delictivos y los presuntos responsables en sus escritos de acusación y de solicitud de apertura del Juicio Oral".
Tribunal de la Audiencia Provincial 
Cabe recordar que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma, presidida por el juez Diego Gómez-Reino, será la encargada de deliberar sobre si acepta o no el recurso del Ministerio Fiscal.
La Sección Segunda está conformada por otros tres magistrados, que son Mónica de la Serna, Juan Jiménez y Carmen Ordóñez, de los cuales dos de ellos formarán parte del citado Tribunal.


Españolitos, ¿qué es lo que hace falta que son ustedes súbitos? ¿rehenes de un régimen absolutista que genera las condiciones para que unos pocos sean beneficiados del sacrificio de todos ustedes?



°

Aniversario Luctuoso


Hace ya un año denunciábamos el caso de Iñigo Cabacas, seguidor del Athletic de Bilbao que festejaba un triunfo de su equipo cuando fue asesinado por las fuerzas represivas del estado español desplegadas en Hegoalde. Se supo después que el joven no tenía filiación política y que le tocó estar en el lugar equivocado - cercano a la herriko taberna- , en el momento equivocado - los últimos 76 años-.

Para el régimen español, ser joven y ser vasco constituye un delito, y por eso la orden es llana, clara y vil; dispara primero, luego averiguamos, más tarde proveemos con impunidad y de ser posible, premiamos.

Les compartimos la editorial de Gara con respecto a los recientes acontecimientos:

Las declaraciones de Gervasio Gabirondo la víspera del aniversario de la muerte de Iñigo Cabacas siguieron concitando ayer un buen número de reacciones. No en vano, calificar de «accidente» lo ocurrido denota una vileza que sitúa al director de la Ertzaintza a la altura de algunos personajes tan oscuros como Rodolfo Martín Villa o Manuel Fraga. Accidente es que a una persona que pasea por la calle le caiga un trozo de cornisa en la cabeza, pero matar de un pelotazo a un joven que celebraba con sus amigos un éxito deportivo es un crimen. Una fechoría cuyo inmediato responsable es el policía que apretó el gatillo, seguido por el mando que desde comisaría dio la orden de cargar sin motivo en un lugar abarrotado.
De hecho, a la hora de fijar responsabilidades hay que decir que la actuación policial que llevó caos, miedo y muerte a lo que hasta entonces era una jornada de fiesta es consecuencia de una política concreta que durante mucho tiempo ha primado, y sigue haciéndolo, en el seno de la Policía autonómica. La estrategia del todo vale contra un determinado sector de la sociedad vasca, con la tranquilidad además de saberse impune ante cualquier vesania. El propio Gabirondo se pone en evidencia al asegurar que esa forma de actuar «había valido» durante treinta años. Valía a pesar de muertes como las de Rosa Zarra o Kontxi Sánchiz, valía a pesar de haber sembrado las calles de heridos. Los ertzainas desplegados en Indautxu aquella noche recibieron la orden de cargar en el callejón de María Díaz de Haro por el único motivo de que allí se encuentra la «herriko». Y en su acometida segaron la vida de un seguidor del Athletic que intentaba ayudar a una joven aterrada.
Más allá del ámbito judicial, empantanado ante la pasividad de la Fiscalía, el exconsejero y hombre fuerte del PSOE en la CAV, Rodolfo Ares, es el responsable político de aquella muerte. Sin embargo, los actuales responsables de la Ertzaintza tienen en sus manos poner los medios para que para el segundo aniversario ya se haya hecho algo de luz y justicia en este asunto. Si, por el contrario, optan por echar tierra sobre él, el manto de la responsabilidad también les cubrirá a ellos.

Dudamos que el gobierno de Lakua con Urkullu a la cabeza resuelva algo, recordemos que el lehendakari es de la escuela represora jeltzale, la que en su momento encabezaba el impresentable Javier Balza Aguilera.

Por cierto, también les recomendamos leer ahí mismo en Gara la nota titulada "La familia de Iñigo Cabacas exige 'justicia' y otro modelo policial" de la cual hemos extraído este fragmento:

La familia rechaza que lo sucedido hubiese sido un «accidente», como defiende el director de la Ertzaintza. «A eso no se le puede llamar accidente. Una carga brutal, injustificada y desproporcionada con varias personas heridas y con Iñigo muerto, no es un accidente. Dice que fue un accidente porque no querían causar ese daño. Solo faltaba que reconociesen que sí querían causarlo», incidiendo en que no era posible no causar daño disparando contra la gente.
Dejaron claro que no valen unas simples disculpas. «Iñigo murió y su muerte no puede quedar así. Exigimos justicia y garantías de no repetición y eso -remarcaron- supone otro modelo de actuación policial. Esa será la única garantía de que no vuelva a suceder lo que nos ha pasado a nosotras y nosotros».

El asunto pues, pone de realce que para los españolistas no todas las víctimas de la violencia son iguales. En su enfermo cálculo negacionista, las causadas por su estrategia represiva ni siquiera son víctimas.




°

jueves, 4 de abril de 2013

¿Quién?

Hace unas horas les compartíamos la denuncia por parte de Etxerat con respecto al deleznable tratamiento que Madrid le está dando a la familia de José Marco, quien había viajado a Brasil para ayudar a su yerno Joseba Vizan durante su proceso de extradición.

Aunado a eso está el trato que recibió la familia de Xabier López de parte de autoridades penitenciarias y empleados de un hospital en el estado francés .

Es por eso que les compartimos este texto y video también de Etxerat publicados en La Haine:


Texto de la rueda de prensa de Etxerat denunciando la política penitenciaria francesa y española que ha terminado con la vida de dos presos
Antes de todo, queremos dar el pésame a los familiares y amigos de Xabier Lopez Peña, y queremos hacerles llegar nuestra solidaridad. La situación en la que han estado y el tratamiento que han recibido han sido lamentables e inaceptables. Por lo que los denunciamos y exigimos que verdaderamente sepamos cual ha sido la responsabilidad de cada uno en ello. Una vez más, la violencia de la administración penitenciaria ha golpeado a una familia, llevándola a la extrema crueldad. Creemos que es importante remarcar la falta de información y el oscurantismo que ha rodeado la muerte de Xabier Lopez Peña.
El 11 de marzo ingresó en el hospital solamente para recibir unos cuidados, y 19 días más tarde está muerto. Desde que lo ingresaron hasta que sus familiares y su abogada supieron donde se encontraba pasaron nada más y nada menos que nueve días. Seguramente, a causa de una fatídica operación su estado pasó a ser grave, aunque todavía estaba estable. Parece ser que su estado empeoró a causa de un derrame cerebral. Después de trasladarle al AIG, pensamos que sufrió un ataque al corazón. Pero todo esto no lo podemos afirmar al cien por cien, y es que la familia todavía no ha podido ver ni el cuerpo de Xabier, ni ningún informe médico. No han aceptado que ningún médico de confianza de la familia esté en la autopsia, incluso no supieron que estaba muerto hasta que 13 horas más tarde fueron a visitarlo. La falta de información que ha tenido la familia durante estos días, y las dificultades que les han puesto cuando han querido tener más información demuestran el oscurantismo que mencionábamos anteriormente. Y tanto antes de la muerte de Xabier, como después de ella han quedado demasiadas preguntas en el aire. Por eso, exigimos que se aclare todo con total transparencia.
Por tanto, además de nuestro pésame queremos mostrar el dolor y la rabia que sentimos.
Llevamos años denunciando la política penitenciaria que tiene estas crueles consecuencias.
Llevamos años exigiendo la desactivación de medidas de excepción, sin esperar a ninguna otra fatalidad. En cambio, la respuesta que recibimos de los dos estados es el silencio y el desprecio, por lo que se repiten estas fatalidades una y otra vez. 
Las largas condenas que se les aplican a nuestros familiares, las condiciones de vida que tienen y las medidas de excepción que se les aplican son las causas tanto de las enfermedades que sufren, como de su empeoramiento. Y una vez que están enfermos tampoco cambian las condiciones de vida y las medidas de excepción, por lo que no pueden la adecuada asistencia médica. Por todo ello, exigimos desde hace mucho tiempo que se respeten los derechos de nuestros familiares – entre ellos el derecho a que reciban una adecuada asistencia médica – y la libertad de las y los presos con enfermedades graves e incurables. 
A pesar de que esta reivindicación tiene un amplio apoyo tanto en la sociedad de Euskal Herria y como en el ámbito internacional, el inmovilismo del estado francés es evidente.
Si añadimos la vulneración del derecho a la salud, las interminables condenas que se les aplican a nuestros familiares, la condena de cárcel se convierte en una condena de muerte. Y la dispersión también es parte fundamental de este plan, dificultando mucho la situación de familiares, abogados y médicos de confianza; como ha ocurrido en el caso de Xabier Lopez Peña.
Con la muerte, hace dos semanas, de Angel Figueroa, ya eran 16 las y los presos políticos vascos que habían muerto en la cárcel, y otros 9 que murieron poco después de salir de la cárcel. Pero, desgraciadamente hemos añadido un nombre más a esta terrible lista. Ante esto ¿Quién seguirá negando que la política penitenciaria que nos aplican a nosotros y a nuestros allegados es asesina?
Entre otros muchos ejemplos que podemos dar, queremos mencionar el caso de Ibon Fernandez Iradi, que se encuentra en la prisión de Lannemezan. Denunciamos este caso hace unas semanas, y es que han tenido que pasar dos años hasta que le diagnosticaran su enfermedad, pero ahora ya lo sabemos: sufre esclerosis múltiple. Unas semanas antes tuvimos que denunciar el caso de Jon Bienzobas, su vida estuvo en riesgo por la irresponsabilidad de un funcionario en la cárcel de Saint Maurt. Y hoy la muerte de Xabier. Todo ello de la mano de los autoridades francesas. Ya basta! Ya basta de oír palabras bonitas, y seguir en el mismo infierno de siempre.
Y en todo ello tiene una gran responsabilidad el gobierno francés. Tiene que dejar de jugar con nuestra vida y la vida de nuestros familiares. Hay que acabar inmediatamente con esta política cruel y criminal! Y para no se repitan estas desgraciadas y extremas situaciones, como la que estamos denunciando hoy es necesario que:
- Esclarecer todos los detalles sobre la muerte de Xabier Lopez Peña.
- Tienen que quedar en libertad, inmediatamente, las y los 15 presos gravemente enfermos que se encuentran en las cárceles y las y los presos que se encuentren en sus casas en estado de prisión atenuada, bajo medidas muy estrictas. Los derechos, también el derecho a la Salus, tienen que ser respetados desde YA!
- Hay que acabar con todas las medidas que suponen el alargamiento de las condenas.


.
.




Y claro, para la anécdota queda que Rosa Díez ha iniciado ya un proceso para hacer aún más draconiana la Ley de Partidos Políticos con la intención de ilegalizar los partidos de izquierda vasca.



°

Egaña | Suelo Ético

Les compartimos este texto que nos han hecho llegar por correo electrónico:

Suelo Ético
Iñaki Egaña
Persigue a la moda y, como es habitual, sólo sirve para esconder una gran hipocresía. "Un soplo de aire fresco en nuestra jerga" (la suya), lo describía Manuel Montero en Vocento, para, a continuación, alimentar el saco de lo viejo y rancio para definir a las actitudes de quienes no piensan ni actúan como desea el constitucionalismo hispano.
En 2001, con la avanzadilla norteamericana y británica, la OTAN invadió Afganistán, apoyándose en el derecho de legítima defensa invocado por la ONU. España participó con tropas en el asalto multidisciplinar, convirtiéndose en el décimo estado del planeta en número de efectivos en el país asiático.
Desde la invasión, la fabricación de heroína en Afganistán se ha multiplicado por 40. Mil gramos de heroína que salían de Kabul en 2003 se han convertido en 40 kilogramos hoy. Un récord capitalista. Los expertos señalan que ese incremento ha provocado al menos un millón de muertos más en el mundo por los efectos de la heroína. ¿Daños colaterales? Aquella invasión se llamó "Operación Libertad Duradera". Semejantes nombres avalan cualquier aberración.
Dos años después, en 2003, los tres de las Azores, entre los que se encontraba el presidente español Aznar, daban comienzo a la campaña llamada "Libertad iraquí", la invasión de Irak. Jean Marie Roland, que murió en la guillotina, dejó escrito aquel epitafio que tanto nos gusta recordar: "¡Libertad, cuántos crímenes se cometen en tu nombre!".
Como recordamos, en dos semanas, las tropas invasoras alcanzaron Bagdad. En diez años, murieron 4.486 soldados norteamericanos y 317 militares de otros 21 países, entre ellos España. La Asociación de Víctimas del Terrorismo los incluye en su lista bajo el epígrafe de "victimas del terrorismo islámico". En poco tiempo harán un mapa completo, con la lista de los muertos en Paracuellos que cahacabn al ya fallecido Santiago Carrillo.
Entre 2003 y 2013, según datos del Sindicato Iraquí de Periodistas, un total de 250.000 civiles murieron en Irak a causa de la invasión. Para el mundo occidental, supongo que también para Montero, se trata de "victimas inocentes". En la revista Plos Medicine apareció un trabajo en el que se relataba que las fuerzas surgidas por el Acuerdo de las Azores (España entre ellos), habían causado más muertes que las milicias antiestadounidenses, aunque el 74% de los asesinatos habían sido provocados por un "autor desconocido".
Son cuestiones que se escapan al análisis diario. En Vascongadas, por decir, la ética tiene un valor que en Kandahar o en Basora pierde. Porque esto de la ética debe de ser una cuestión relacionada con la ubicación geográfica. Lo percibí hace unos meses, al comentar la guerra por la posesión del oro moderno, el coltan, para nuestros ordenadores y teléfonos móviles que, por desgracia, se encuentra en Congo. Cuatro millones de muertos. Un nimiedad. Quizás si se el dichoso coltan se hallase entre el flisch del Paleoceno de Zumaia ahora ni siquiera estaría escribiendo en este diario.
No citemos a la ética como un suelo democrático. Porque todos sabemos que es una gran fantochada. Podríamos referirnos a cuestiones más cercanas, como la gestión de la paz, o la desactivación de los medios bélicos que abundan, por cierto, en nuestra tierra y en las vecinas. Si comenzamos por la ética, las puertas seguirán cerradas. Porque su ausencia está, precisamente, en la esencia de la constitución de los estados, en sus fondos reservados, en sus operaciones encubiertas, en el injusto reparto de la riqueza, en la corrupción, en el nepotismo, en los Ejércitos, en... me falta la respiración par articular una frase tan larga.
Hablemos de lo que ocurre, en realidad.

No Respetan ni el Duelo

¿Quieren saber a que grado de brutalidad y desvergüenza pueden llegar los españolazos?

Desde el inicio de la publicación de este blog hemos expuesto a la opinión pública las deleznables practicas a las que recurre Madrid para castigar a los grupos más vulnerables entre aquellos que trabajan por la recuperación de la soberanía de Euskal Herria. La virulencia de las medidas represivas diseñadas e implementadas en contra del colectivo de presos políticos, los exiliados, los refugiados, sus familiares y amigos no conoce límites. Cada día que pasa encuentran nuevas formas de meter el dedo en la llaga, de agregar insulto a la injuria.

A continuación les presentamos una nota publicada en Gara en la que Etxerat denuncia la actitud que han tomado con respecto al deceso del suegro de Joseba Vizan en Brasil:


Etxerat denunció ayer los obstáculos puestos por la embajada española en Brasil para la repatriación del cadáver de José Marco, suegro del refugiado político Joseba Vizán, que falleció el pasado 1 de abril en Río de Janeiro, durante el viaje que había realizado al país sudamericano para ayudar a la familia de Vizán.
Etxerat denunció que ante esta muerte el consulado español de Río de Janeiro, junto a la embajada, «han negado cualquier tipo de ayuda o asistencia a los familiares de José Marco, ocasionando graves complicaciones a la familia a la hora de realizar los trámites necesarios para repatriar el cuerpo a Euskal Herria».
Según informó esta organización, el consulado se ha negado a sellar el documento necesario para que la familia de Marco pueda recoger el cuerpo, habiendo tenido que esperar 72 horas para poder recogerlo en calidad de «no identificado» o «indigente». La familia calificó la actitud del consulado de «inhumana y cobarde».
«El Gobierno español continúa con la persecución y represión hacia los refugiados políticos vascos. Siguen en el destierro, siendo detenidos o sufriendo una persecución constante», criticó Etxerat.


Hace un par de semanas pedíamos solidaridad para con Joseba, ahora pueden ver por que esta es tan necesaria.

Por cierto, primero nos enteramos acerca de estos hechos a través del Blog do Tsavkko.



°


miércoles, 3 de abril de 2013

UPyD Exige Apartheid Político


Ya están de nuevo los "constitucionalistas" con el raka raka de las ilegalizaciones. Los encargados de mover ficha en esta ocasión han sido los falangistas de UPyD, formación política a la que pertenece el cándido Savater.

Aquí les presentamos la nota publicada en inSurGente:


La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, defenderá el próximo martes en el Pleno del Congreso una proposición de ley que plantea una exigente reforma de la Ley de Partidos para facilitar así la ilegalización de Amaiur, Bildu y Sortu.
 
Pese a que UPyD registró el texto el pasado mes de junio, la iniciativa vuelve a tomar actualidad después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional decidiera este martes abrir diligencias para investigar si el portavoz de Sortu, Pernando Barrena, cometió un delito de enaltecimiento de ETA al asegurar que la muerte del preso etarra Xabier López Peña, 'Thierry', es "consecuencia de la actitud de los Estados español y francés, que niegan cualquier tipo de solución al conflicto político vasco".
 
Cuando presentó la iniciativa, Díez urgía ya al Gobierno a iniciar el proceso de ilegalización de Amaiur y Bildu con el fin, según sus palabras, de que "los malos sientan en la nuca el aliento de la democracia".
 
Casi diez meses después insistirá en su reivindicación e intentará que el Congreso tome en consideración su propuesta de modificar la Ley de Partidos ampliando los supuestos para proceder a la ilegalización de una formación política con el objetivo de 'blindar' la democracia.
 
Tres enmiendas
 
En su iniciativa, que recoge Europa Press, UPyD introduce tres enmiendas a la Ley de Partidos planteando que, además de los supuestos para ilegalizar un partido que ya contempla la propia norma, también lo sea dar apoyo tácito al terrorismo, legitimando las acciones terroristas para la consecución de fines políticos, criticando la detención de terrorista u omitiendo el rechazo o condena pública de las acciones o la trayectoria histórica de un grupo terrorista o violento.
 
Asimismo, UPyD también busca que sirva de presupuesto para declarar la ilegalidad de un partido o denegar su inscripción la difusión por cualquier medios de ideas que nieguen la existencia de la historia criminal o terrorista o legitimen las acciones pasadas, presentes y futuras de las organizaciones terroristas.
 
Por último, el partido de Rosa Díez incluye en su propuesta que los estatutos y el programa de un partido político no sean el único elemento a considerar para determinar sus objetivos e intenciones, "siendo obligado comparar" estos contenidos con los actos y tomas de postura de sus miembros y dirigentes.


Ahí lo tienen, una vez más aportando por el apartheid y la negación de derechos.


°

¡Ostia!




°

martes, 2 de abril de 2013

Tortura de Pandereta y Castañuelas

La historia ya tiene un par de semanas pero vale la pena revisitarla. Con asombro lo españolitos se enteraron vía una nota y un video publicados en la página electrónica de El País que ¡horror!... compatriotas embarcados en las aventuras bélicas de José María Aznar, bufonesco escudero de George W. Bush, habían torturado prisioneros en Irak.

El video muestra la saña con la que se conducen los militares españoles en contra de presos iraquíes indefensos.

A las mentes de todos vinieron imágenes de lo sucedido en Abu Ghraib, ¿cómo olvidar las imágenes de prisioneros desnudos y sucios amontonados? ¿O de la casi infantil G. I. Jane de nombre Lynndie England sosteniendo con la correa de un perro a un recluso aterrorizado?

Curiosamente a nadie le vino a la mente memorias de lo sucedido durante décadas en el cuartel de Intxaurrondo, de la tortura y ejecución de Lasa y Zabala, del reporte que indica que por lo menos diez mil vascos han sido víctimas de tratos crueles e inhumanos por parte de miembros de los diferentes cuerpos represivos españoles desplegados en Hegoalde, y por parte de mercenarios a sueldo de Madrid actuando en Iparralde.

Para echar sal en la herida, desde Argentina nos llegaron imágenes de Baltasar Garzón deleitándose con la compañía de las Abuelas y las Madres de la Plaza de Mayo, sí, el juez estrella que desestimara burlonamente denuncias de tortura que después serían ratificadas por Estrasburgo.

Nadie dijo nada acerca de esto, el silencio cómplice resulto estruendoso.

Finalizado este prefacio, les invitamos a leer esta nota publicada en Rebelión, que deja claro que los españoles sí que saben cuantas leyes internacionales violan cuando torturan a militantes vascos o catalanes e inmigrantes:



Arturo Maira Rodríguez
El 16 de marzo del presente año, el diario El País publicó un video, en el que se ve a un grupo de militares patear brutalmente a dos personas que se encuentran indefensas en el suelo. Todo parece indicar que el suceso se produjo en el año 2004 en la base española de Diwaniya (Irak) donde se acuartelaba la brigada Plus Ultra, y que las dos personas torturadas eran iraquíes.
El vídeo, repugnante y vergonzoso como pocos, visibiliza un hecho, que a mi modo de ver, nuestra sociedad no debe dejar pasar sin un debate en profundidad.
Lo primero que llama la atención es la ferocidad, desprecio a los detenidos, y sensación de impunidad que trasmiten los militares. Nada en las imágenes se produce con sigilo o precaución. Parecen estar “en su casa”, “a su aire”, “en el cumplimiento de su deber”. Las quejas y lamentos de los hombres en el suelo parecen excitarlos más. Los militares patean y patean el cuerpo de los detenidos. La agresión es feroz, y puede ser mortal. No les importa. El último comentario que se oye así lo confirma. Ninguno de ellos, cinco o seis, hace el menor gesto para detener la tortura. Una vergüenza para cualquier ser humano.
Lo que muestran las imágenes no parece un hecho casual, repentino, sin decisión previa. Tampoco parece la primera vez. Son bastantes militares, no dudan, la acción transcurre rápida pero ninguno parece tener prisa. Uno de ellos graba desde el principio. Cada uno parece cumplir su cometido. Están en una base militar, en un país extraño, en guerra, donde el control debe ser extremo, y no muestran ninguna alarma ni prisa. Hacen mucho ruido.
De acuerdo con lo difundido por el mismo diario al día siguiente de la publicación del vídeo, “el Ministerio de Defensa investiga las deplorables imágenes de soldados españoles maltratando a prisioneros en la base de Diwaniya (Irak) en 2004 para comprobar su autenticidad, tratar de identificar a los autores y ver si se pueden depurar responsabilidades”.
A la vista de lo anterior se pueden hacer las siguientes reflexiones:
En relación con los hechos filmados en el vídeo
Lo que se ve en el vídeo es bastante más que un maltrato deplorable, es una tortura brutal, realizada sobre personas indefensas, tendidas en el suelo, y sin la menor capacidad de reacción. No parece tener ningún propósito inmediato que no sea el de causar el mayor miedo, daño y sufrimiento posible.
Si el hecho se produce en la base española de Diwaniya, los detenidos deben estar en una zona bajo estricto control. Es difícil suponer que un grupo de soldados sin recibir órdenes de algún oficial responsable pueda realizar una acción de estas características. La responsabilidad por tanto afectaría también y de forma muy importante a sus superiores.
La publicación del vídeo en uno de los medios de comunicación más importantes del país ha causado además de una fuerte conmoción, cierta sorpresa inicial, que se ha ido diluyendo a medida que los medios nos han devuelto a la memoria noticias, denuncias de torturas, y procedimientos judiciales abiertos hace casi diez años, que se cerraron por falta de interés de todos, cuando nuestras fuerzas armadas dejaron Irak.
En relación con las circunstancias que rodearon la presencia de las tropas españolas en Irak
El gobierno español de la época envió a las fuerzas armadas a Irak sin mandato de la ONU, y sin una causa real que justificase la intervención en una guerra. Simplemente, se siguieron los deseos e intereses de los Estados Unidos.
En esta situación de acomodamiento a la gran potencia, las condiciones para mimetizar los procedimientos, y conducta en zona de guerra del ejercito norteamericanos estaban dadas.

Nos Deben un Mapa

Una vez que asumió la lehendakaritza de manera espuria y gracias a un pacto con el PP, Francisco López Álvarez se dedicó a desmontar muchos de los logros que a sobresaltos y empellones se habían construido en la CAV. Uno de los episodios más curiosos fue cuando el mapa del tiempo fue modificado en EiTB para que dejase de mostrar a Nafarroa e Iparralde, reduciendo a Euskal Herria a la CAV; Bizkaia, Gipuzkoa y Araba. Tampoco hay que olvidar los fuegos de artificio que se lanzaron al aire por lo de un cierto mapa que presentaron en TVE.

Con el PNV de regreso en Lakua dicho mapa ha sido modificado de nuevo, vuelta al anterior, lo cual ya ha generado un "conflicto" con el gobierno colaboracionista de Nafarroa.

Pues bien, a todos los que se rasgan las vestiduras con respecto a los mapas les decimos, nos deben un mapa, y al respecto se ha publicado una nota en la página de Cuarto Poder:


Javier Pérez de Albéniz
Investigadores del Holocausto Memorial Museum de Washington han elaborado un estudio que cifra en 42.500 los llamados “Campos de la muerte” creados por Hitler. Muchos más de los 7.000 que se estimaban. También aumenta la cifra de víctimas de esos centros de reclusión y tortura, que asciende a entre 15 y 20 millones de personas, en su mayoría judíos. La noticia ha espantado a todos: “El mapa del horror nazi se ensancha”, titulaba a toda página El País. Incluso la prensa conservadora ha mostrado su asombro: “El mayor estudio del Holocausto afirma que hubo más de 15 millones de víctimas”, rezaba ABC. “Los campos de exterminio nazi eran más de 42.000”, se podía leer en La Razón.
Nos sobresaltamos con las cifras del holocausto nazi, el infierno europeo, pero nos cuesta trabajo asumir nuestra propia maldad, reconocer a esas víctimas del franquismo abandonadas en cunetas y fosas comunes.
Los mismos medios que actualizan las cifras del  genocidio nazi, que muestran su consternación ante el aumento del número de víctimas del III Reich, miran para otro lado cuando se les recuerda que en la web de la Memoria Histórica de nuestro Gobierno se encuentra un mapa que “contiene hasta la fecha más de 2.000 fosas existentes en el territorio español y sobre las personas allí enterradas”.
Nos espanta saber que hubo 30.000 campos de trabajo forzado, 1.150 guetos judíos, 980 campos de concentración, 500 burdeles de prostitución obligada, miles de centros para practicar la eutanasia sobre personas dementes y mayores o forzar abortos… Pero nos negamos a ver nuestras propias miserias, a solucionar deudas no tan viejas, a reparar en lo posible a las víctimas del fascismo español.
¿Para cuándo una verdadera cartografía del horror franquista?



Nada más como detalle extra, no se puede soslayar la ayuda que Hitler brindó a Franco, y la participación de la División Azul española en la Segunda Guerra Mundial.

Ahora bien, ¿a qué viene todo esto por parte del Museo del Memorial del Holocausto? ¿Es acaso una cortina de humo para ocultar los crímenes de lesa humanidad cometidos por el sionismo israelí en contra del pueblo palestino?

¿A qué viene eso de "negar el Holocausto es antisemitismo"? Los palestinos son un pueblo semítico, tanto étnica como lingüísticamente, si por allí va el asunto, están muy pero muy equivocados. Y ya que andamos en esto, ¿para cuando un Museo del Holocausto Indoamericano (indígena, de los pueblos originarios, indio... como quieran llamarle)?

Por último, y no por insistir en demasía, pero este es el mapa de la ignominia, la impunidad y la complicidad del gobierno democrático y constitucionalista de la monarquía parlamentaria encabezada por el Rey Juan Carlos I y protagonizada por los institutos políticos PP y PSOE en Hegoalde:






°