jueves, 31 de mayo de 2012

Semántica Secuestrada

Es curioso, los españolazos y los vasquitos insisten en que en Euskal Herria se debe hablar castellano y punto, que el euskera es un anacronismo y que debe ser borrado del mapa, remitido a los anales de la pre-historia. Y es curioso por que tal como se denuncia en esta nota, los españolazos y los vasquitos tienen un uso muy pobre, reducido, esquemático, del hermoso lenguaje que defienden a capa y espada... mucha espada. 

Les presentamos este texto publicado en Noticias de Navarra:


Santi Leoné
No es infrecuente que tradiciones intelectuales distintas utilicen términos similares, pero atribuyéndoles significados diferentes. Esto, lógicamente, da lugar a confusiones y malos entendidos. Algo así ha ocurrido con unas declaraciones que yo hice en este periódico hace ya algunos días. Con motivo de una charla organizada por la fundación Manu Robles-Arangiz, en una entrevista que se me hizo repetí la tesis (ya expuesta hace cinco años en un ensayo publicado en euskara) de que las naciones son "inventos" culturales, y que deben ser imaginadas por los ciudadanos para que puedan existir. Euskal Herria (como España, diré de paso) existe porque los vascos (algunos, por lo menos) somos capaces de imaginarla. En ese contexto, "invención" y "nación imaginada" no son sinónimos de falsedad ni de "nación inexistente". En ese sentido, sigo lo dicho por Benedict Anderson y otros al usar el término "comunidad imaginada" y subrayar la importancia de los procesos culturales en la formación de las naciones. En la publicación digital Navarra confidencial, sin embargo, entendieron las cosas de otro modo, y utilizaron mis palabras (debidamente sacadas de contexto y manipuladas), para probar que, "en un arranque de sinceridad", yo había reconocido que Euskal Herria es un invento, es decir, una mentira.
Al comienzo, he citado la importancia de la tradición intelectual en la que uno se sitúa, y cómo a veces palabras similares adquieren significados distintos dentro de esas tradiciones. La persona detrás de Navarra confidencial (miembro de UPN, por cierto) defendía ya hace unos años que el Holocausto judío es un invento y, por tanto, una mentira. De ahí, supongo, la creencia de que todo aquél que utilice ese término lo hace para denunciar la falsedad de algo. Las cosas se aclaran si señalo que, obviamente, yo no me reconozco en la tradición negacionista de ese historiador (?), y que doy otro valor al término invención.
Por lo demás, las tradiciones intelectuales implican prácticas diversas a la hora de hacer la historia. En el navarrismo, es una costumbre bien implantada (véase, por ejemplo, la obra de Jaime Ignacio del Burgo) el citar los documentos omitiendo lo que a uno no le interesa, de modo que digan lo que uno quiere que digan. Hay que reconocer que la fidelidad de Navarra confidencial para con esa práctica es ciertamente conmovedora, y que su manipulación ha obtenido los efectos deseados, pues la cita ha llegado, de mano del diputado Carlos Salvador, al Congreso de los Diputados en Madrid. Que la cita que utilizó Salvador fuera manipulada y que no tuviera nada que ver con lo que se estaba discutiendo en el Congreso no resta mérito alguno al esfuerzo de Navarra confidencial (es interesante, en todo caso, que Salvador citara como fuente a Diario de Noticias y no a la mencionada publicación digital -cuestión de dignidad, seguramente-). Sí me gustaría señalar, no obstante, que tampoco me veo reconocido en dicha práctica y que, por lo general, prefiero citar los documentos correctamente y rebatir al contrario con argumentos.
Afirmar que Euskal Herria es imaginaria es afirmar que no es una realidad tangible, sino una idea que formamos de modo colectivo. Pero eso mismo puede decirse (y yo lo he dicho, no solo en el libro al que anteriormente me he referido, sino también en la entrevista que Navarra confidencial extractó libremente e interpretó imaginativamente) de cualquier comunidad nacional. Digamos, por ejemplo, que la Navarra foral y española que Carlos Salvador y compañía defienden como inmemorial, es de elaboración bien reciente, no mucho más allá del siglo pasado. A diferencia de Euskal Herria, sin embargo, la Navarra foral y española ha tenido durante cuarenta años unos propagandistas sin oposición posible, y un medio de comunicación que ha sabido naturalizar esa idea y convertirla en nacionalismo banal, en la estructura que, de cotidiana, se hace invisible. Quede claro, en cualquier caso, que lo que puede reprocharse a esa idea de Navarra no es ser reciente: es su forma de construirse (apoyada en una dictadura, basada en la exclusión del contrario), sus contenidos de exclusión y falta de respeto hacia las minorías, y sus maneras autoritarias. Y cuando hablo de imaginar Euskal Herria, me refiero precisamente a la construcción de una nación más respetuosa con las lenguas pequeñas, más dispuesta al debate democrático, abierta a la crítica. Pero de nuevo -pido perdón- estoy manejando conceptos ajenos a la tradición intelectual y política de Navarra confidencial y Carlos Salvador.



°

lunes, 28 de mayo de 2012

"Esperanza..."


Es curioso como algo tan inocuo, y gracias a la comercialización tan aséptico como lo es un encuentro de futbol, esté dando tanto de que hablar, y desde tantos ángulos, como muestra este excelente texto publicado en Izaro News:

Juan de Etxano
Si alguna virtud tiene el idioma castellano, o español como gustan de decir los nacionalistas españoles, es que es capas de que dos pueblos como el catalán y el vasco renuncien a utilizar sus respectivas lenguas para manifestar un sentimiento unánime: “Esperanza, hija de puta”.
Es difícil concitar tal unanimidad en un estadio de fútbol por parte de dos aficiones que se jugaban un trofeo por ambas codiciado. La presidenta de Madrid, sin embargo, no acudió al palco para recoger el fruto de su denodada actividad política.
Samuel afirma que tal comportamiento es digno de estudio de un frenopático. No está muy seguro de si el exceso de nervios afecta a las decenas de miles de personas que gritaban tal exabrupto o exclusivamente a la presidenta madrileña, tan activa y locuaz, pero sin tiempo para ver la final.
Sociólogos y politólogos deberían dedicar tiempo a estudiar este comportamiento de masas. Y sobre todo, analizar cómo es posible que tal rechazo, por parte de vascos y catalanes, se vea neutralizado por los votantes madrileños, que apoyan masivamente a Esperanza Aguirre, a pesar de sus engaños y provocaciones.



°

domingo, 27 de mayo de 2012

El 75 Aniversario de los Niños

Las conmemoraciones por el 75 aniversario de los hitos más representativos del embate fascista en Gipuzkoa y Bizkaia (la entonces República de Euskadi a la cual se le habían cercenado Araba y Nafarroa Garaia mediante una serie de triquiñuelas) se han ido sucediendo, este que les compartimos ha estado a punto de pasar desapercibido pero llega a nosotros vía la página de Qué:


Álvaro Soto
El puerto de Southampton ha sido testigo de excepción de la historia del siglo XX. El 10 de abril de 1912, el Titanic partió de sus muelles: el resto del drama lo han contado libros y películas a lo largo de un siglo. Menos conocida, sin embargo, es la peripecia que sucedió en el puerto 25 años y un mes después de que partiera el trasatlántico. Así, el 23 de mayo de 1937, 4.000 asustados niños vascos llegaron a Southampton en un buque más modesto, el 'Habana', escapando de la destrucción que había asolado la villa de Guernica apenas unas semanas antes. Ahora, cuando se cumple el 75 aniversario del 'Habana', la Universidad de Southampton se ha volcado en recordar la "tragedia vasca".
Como todos los exiliados, los niños que huyeron de Guernica tuvieron que pasar mil y una penalidades. Según recuerda 'The Times', el Gobierno británico permitió que los refugiados llegasen al país con la condición de que no pudieran recibir ningún dinero público como ayuda. Por eso, tuvieron que ser los ejércitos de voluntarios los que proporcionaran comida, ropa y techo. Entre estos voluntarios se encontraban el músico de origen italiano Hector Sommaruga y su esposa, Antoinette.
El pasado 12 de mayo, la 'Basque Children of '37 Association UK' acudió a las instalaciones universitarias para disfrutar de una jornada de confraternización, con un almuerzo, bailes tradicionales vascos y charlas en las que se revivieron las vicisitudes de aquellos pequeños refugiados. Esta entidad se ha dedicado a recopilar los testimonios de los niños, que después se han recogido en el libro 'Here, Look After Him: Voices of Basque Evacuee Children of the Spanish Civil War'. Un día después, en un simposio se presentó un documental que recoge las historias de los 250 niños que permanecieron en Gran Bretaña después de 1945.
Entre ellas, las de Miren Sesumaga Uribe-Echebarria y Moisés Moragrega Alonso, que se casaron en 1953 y tienen ahora 85 años. Miren guarda una enorme gratitud hacia la familia Sommaruga, que la acogió en la localidad de Blackboys, en East Sussex. "Fuimos muy bien cuidados y recibimos mucho amor", explica esta mujer, que recuerda con emoción que en Reino Unido fue donde vio su primer árbol de Navidad: "La señora Sommaruga fue una de las personas más importantes en mi vida".


Otros niños, conocidos todos como la Generación Gernika, se refugiarían en países como el estado francés, Bélgica, Rusia y México.

De ellos nadie ha hecho una sola película, por eso es ridículo que hoy se hagan cintas como "El niño del piyama a rayas" que es pura ciencia ficción y su finalidad es justificar la masacre sionista en contra del pueblo palestino.



°

El Futbol Como Expresión Identitaria


Les dejamos con la editorial de Gara, misma que utiliza como hilo conductor el reciente partido de futbol que enfrentó al Athletic de Bilbao en representación de Nabarra y al FC Barcelona en representación de Catalunya:

Hay muchas personas que, desde un punto de vista revolucionario o simplemente progresista, consideran que la dimensión que el fútbol ha adquirido en nuestra sociedad es totalmente desproporcionada, artificialmente promovida y hábilmente utilizada por diferentes poderes con el objetivo de distraer a la ciudadanía de cuestiones mucho más relevantes para el desarrollo social y político. Sin lugar a dudas, a esas personas no les falta razón. En el fútbol a menudo el juego queda en un segundo plano y el dinero ejerce su posición dominante, hegemónica también en esta esfera social. Pasa así el deporte a ser parte del gran negocio del entretenimiento, ese brazo del capitalismo que nos distrae mientras el otro nos roba o nos golpea. Incluso desde una perspectiva puramente deportiva, es evidente que las diferencias que marcan los presupuestos de clubes que se supone pelean en una misma competición dejan poco margen al azar, a la sorpresa y, en definitiva, al juego como tal.
Retomando las palabras de Marx sobre la religión, muchos sostienen que el fútbol se ha convertido en el nuevo opio del pueblo. Si bien la perversión que genera la religión institucionalizada en el pensamiento libre es mucho mayor, un frío análisis del mundo del fútbol tal y como realmente es, tal y como lo hemos vivido estos días, muestra algunas de las paradojas y miserias de nuestra sociedad: resulta socialmente alarmante saber que en medio de una crisis galopante haya gente que ha pedido créditos para asistir a las finales de Bucarest y Madrid -¿qué decir de los bancos, que niegan ese mismo crédito a empresas y particulares para cuestiones de pura supervivencia?-; no deja de ser humanamente desconcertante la veneración de los desposeídos por unos privilegiados, hasta el punto de preocuparse seriamente los primeros por el posible estado de ánimo de estos últimos; es políticamente triste que habiendo debates más importantes -recortes sociales, ausencia de democracia...- el fútbol haya colapsado el resto de agendas...
Pero ese frío análisis sirve de poco si no va acompañado de un esfuerzo por comprender la pasión que genera esa actividad social, con toda su complejidad, en todas sus vertientes. No conviene caer en simplismos. Quien renuncie a entender el fenómeno del fútbol, con sus innegables sombras pero con sus interesantes luces, renuncia a entender a una parte importante de la sociedad y, por lo tanto, estará renunciando también a poder cambiarla. Algo, como mínimo, muy poco revolucionario. La fuerza social del fútbol está en que simboliza cosas, valores, deseos que gran parte de la sociedad siente como propios. Por ejemplo, Eduardo Galeano, que mañana mismo llegará a Euskal Herria a presentar su nuevo libro, «Los hijos de los días», reivindica a menudo la historia popular y la fuerza transformadora de ese deporte, que considera que es «un espejo del mundo».
Es cierto, el fútbol no es solo fútbol, pero tampoco es solo negocio. Y no solo porque quien no aprecia la belleza del juego y el mérito de quienes lo ponen en práctica en toda su plasticidad, con toda su intensidad, cae en un error similar a quienes desprecian o niegan ciertas formas de la cultura o el arte, sino porque el fútbol es, sobre todo, una actividad social con una dimensión simbólica muy potente.
El fútbol, los himnos y los símbolos
Igual que los himnos son algo más que partituras y las banderas algo más que telas impresas. La polémica por la pitada al himno español -y su censura- y la presencia apabullante de banderas vascas y catalanas en la final de Madrid es un buen ejemplo de ello. En su libro «Espejos», Galeano recuerda que «el primer himno nacional del que se tenga noticia nació en Inglaterra, de padres desconocidos, en 1745. Sus versos anunciaban que el reino iba a aplastar a los rebeldes escoceses, para desbaratar 'los trucos de esos bribones'». Pues bien, esta misma semana «esos bribones» ponían en marcha la campaña para independizarse de quienes quieren tutelarlos eternamente. Lo que en términos coloquiales se denomina «un gol por toda la escuadra». Parafraseando a Carl von Clausewitz, en nuestro tiempo el deporte es la continuación de la política por otros medios.
En su libro «El fútbol a sol y sombra», Galeano habla en un momento de los estadios y se pregunta: «¿Ha entrado usted, alguna vez, a un estadio vacío? Haga la prueba. Párese en medio de la cancha y escuche. No hay nada menos vacío que un estadio vacío. No hay nada menos mudo que las gradas sin nadie». En ese mismo texto hace un listado de campos de fútbol con un significado particular y en medio asegura: «Habla en catalán el cemento del Camp Nou, en Barcelona, y en euskera conversan las gradas de San Mamés, en Bilbao». El viernes pasado el Santiago Calderón habló alto y claro. Querían enmudecerlo y no lo lograron. Tienen alergia al fair-play, dentro y fuera del campo. Han vuelto a hacer el ridículo delante de todo el mundo y, para colmo, no entienden por qué. Alguien podría pensar que es porque andan distraídos con tanto fútbol. No es cierto, es porque no tienen una cultura democrática seria.



°

sábado, 26 de mayo de 2012

Udalbide les Indigesta

Resulta que los del ABC están con malestares estomacales provocados por la información desplegada en la página de Udalbide, miren esta nota:


Udalbide difunde mensajes independentistas y exhibe un mapa de «Euskal Herria» que incluye Navarra y el País Vasco francés
«A lo largo de la Historia, desde el río Adour (Francia) hasta el Ebro, Euskal Herria se ha ido configurando con características territoriales y socioculturales comunes y al mismo tiempo diversas. Somos casi tres millones de vascos distribuidos por los siete territorios históricos los que conformamos la actual Euskal Herria». Este es uno de los mensajes que difunde Udalbide, una asociación de cargos municipales nacionalistas que ya en tiempos de Juan José Ibarretxe recibió elevadas subvenciones.
Pero a fecha de hoy, esta red independentista sigue mostrando entre sus patrocinadores el logotipo del Ejecutivo vasco, tres años después de que el lendakari, Patxi López, accediera a Ajuria Enea. Y también figura el de Eudel, la Federación de Municipios Vascos en la que se integran también ayuntamientos no nacionalistas. Y se apropia del logotipo del Ejecutivo de Patxi López pese a que reivindica una versión del País vasco anexionista y soberanista. Son también frecuentes los llamamientos a expresarse únicamente en euskera.
«Único territorio»
Udalbide, se felicitan sus promotores, «ha creado y puesto en marcha proyectos sólidos y efectivos para la promoción del euskera, la preservación de la identidad y de la cultura vasca en todos sus territorios; El fomento de las relaciones entre instituciones y entre los ciudadanos de los distintos territorios vascos». Todo ello, encaminado a «impulsar las iniciativas que posibiliten la visualización de Euskal Herria como único territorio». Para los vascos, pues, no existe España como algo propio, ni tan siquiera cercano. Y es que Udalbide «actúa en cuatro núcleos generales: La Comunidad Autónoma Vasca, Navarra, Iparralde y en el el 8º Territorio o Diáspora Vasca». Y los ámbitos de actuación son «el euskara, la educación, diferentes variantes y expresiones de la cultura, los medios de comunicación, economía...».
No hay, por el contrario, una sola referencia a la gestión del lendakari, Patxi López. ¿Por qué entonces figura entre los supuestos patrocinadores de esta red independentista el logotipo del Gobierno vasco?




Ahora imaginen si se les toca el tema de Udalbiltza, entonces sí que estaríamos hablando de una trombosis mínimo.

Pírricos esfuerzos por parte de los propagandistas borbónico-franquistas, la realidad identitaria de un pueblo  milenario no cabe en las elucubraciones de John Locke. Los españolazos se inventan aquello de que el país vasco se reduce a la Comunidad Autónoma Vasca, y luego le exigen a los vascos que se lo crean, es nuestra identidad, la misma que se ha forjando durante siglos, no la que ellos quieran diseñar en un cuarto de guerra.

¿No se dan cuenta los del ABC que al decir "país vasco francés" de hecho dan la razón a Udalbide? Con la simple mención de que existe un país vasco a cada lado de Los Pirineos se hace más que evidente que la cohesión como pueblo de los vascos es muy anterior a la formación de los actuales estados francés y español.

Sí, así son de torpes... o de cínicos.

Y por cierto... ¿por qué es noticia hasta ahora? ¿por qué no lo denunciaron meses después de la toma del poder por parte de López?




°

Escocia Va


Y mientras en el estado español hacen todo lo que pueden para que no se escuche una rechifla por parte de vascos y catalanes en contra de los símbolos franquistas representados en rey, himno y bandera... en Escocia la rueda de la autodeterminación sigue girando:

El primer ministro Alex Salmond, recaba, entre otros apoyos, el del actor Sean Connery, presente en «un día histórico para los escoceses»
Soledad Galiana
Con una presencia mediática sin precedentes, acompañado por figuras de la cultura y la política escocesa, el primer ministro nacionalista, Alex Salmond, presentó su campaña por la independencia de Escocia, para cuya declaración espera recabar el apoyo de un millón de escoceses antes de la cita histórica del referéndum de independencia que espera convocar para el otoño de 2014.
Salmond anunció la petición durante la presentación de la campaña del movimiento por la independencia en Edimburgo con el apoyo de los Verdes.
«Nos unimos en apoyo a una declaración de una verdad evidente. Los residentes en Escocia son los que tienen la mejor capacidad para tomar decisiones que afectan a Escocia. Queremos una Escocia más verde, más equitativa y más prospera. Sabemos que el poder de una Escocia independiente es necesario para conseguir esos resultados», afirmó el mandatario escocés durante su intervención. «Quiero una Escocia independiente no porque considere que somos mejores que otros países, sino porque sé que somos tan buenos como cualquier otro país».
«Como cualquier otra nación, nuestro futuro, nuestros recursos, nuestro éxito debería estar en nuestras manos», añadió ante una audiencia de quinientas personas reunidas en el cine Cineworld de Edimburgo, pero también ante las audiencias que desde todo el mundo presenciaban su discurso. A su lado, se encontraban actores, poetas, músicos, periodistas, alguno de los cuales manifestaban por primera vez su apoyo al proyecto independentista escocés, como piedras fundacionales del proyecto que Salmond anunció se construirá «ladrillo a ladrillo» en las comunidades.
El líder de los Verdes Patrick Harvie explicó que a pesar de que la independencia no era una prioridad para su partido si creen que la concentración de poder en manos del parlamento londinense de Westminster «no tiene sentido desde la perspectiva de los Verdes».
La campaña por la independencia de Escocia se presenta como la mayor campaña de base en la historia de la nación, diseñada para asegurarse el apoyo de la base ciudadana.
Respuesta unionista
Por supuesto, la respuesta a la iniciativa nacionalista por parte de la oposición unionista no se ha hizo esperar, y llegó de la mano del exministro de finanzas laborista, Alistair Darling, que con anterioridad a la presentación de Salmond ya apuntó a los resultados de una encuesta de opinión encargada por él. El sondeo sugiere que el 57 % de los escoceses se oponen a la independencia, mientras que el apoyo a esta opción es de tan solo un 33 %, y razonaba el mantenimiento del gobierno de Londres sobre Escocia en los posibles riesgos asociados con la independencia.
Darling ha mantenido reuniones con conservadores y liberal-demócratas en el diseño de una campaña contra la independencia que esperan lanzar en los próximos meses, aunque considerando la inexistente base electoral conservadora en Escocia, y los malos resultados obtenidos por los liberal-demócratas, castigados por su participación en una coalición de gobierno en la que las políticas vienen dictadas por la mayoría conservadora, la campaña unionista dependerá en sobremanera de los laboristas, que aún cuentan con una base electoral importante.
Y es precisamente de esa base laborista y liberal de la que los nacionalistas escoceses quieren alimentar su campaña. Las políticas sociales de Salmond y su negativa a que los recortes afecten a los servicios públicos, a la educación, sanidad o pensiones de los escoceses, le ha granjeado la aprobación de algunos votantes laboristas.
La profundización en ese tipo de políticas en un momento en que una segunda recesión podría imponer aún mayores medidas de austeridad en Gran Bretaña podrían ser una de las claves para una mayor credibilidad para su partido y con ello para su propuesta política de independencia fiscal y presupuestaria de Londres.
Aún así, Salmond reconoce que la opción independentista tiene bastante trabajo por delante, y precisamente a ello se debe el plazo de dos años y medio hasta el referéndum en otoño de 2014, una de las discusiones con el Ejecutivo de Londres -que no desestima la soberanía del gobierno de Edimburgo para convocar la consulta pero que preferiría una fecha más cercana para así limitar el incremento del apoyo a la propuesta nacionalista, que parece ganar adeptos con el paso del tiempo. Con cuatro millones de votantes registrados en Escocia, la larga campaña antes del referéndum pretender proporcionar forma y sustancia al deseo de independencia y al concepto de nación.
«Estamos al principio de algo muy, muy especial», anunciaba el líder escocés. «El principio de una campaña que restaurará el nacionalismo a la nación escocesa. nuestros oponentes son ricos y poderosos y por ello, para ganar y ganar bien, tenemos que galvanizar a toda la comunidad en Escocia».
Campaña en las redes y la calle
La campaña hará uso de las redes sociales, con una declaración digital además de una campaña en la calle y en los puestos de trabajo encabezada por los activistas nacionalistas que convencerán a sus familiares, amigos y compañeros de trabajo de las ventajas de una Escocia independiente.
La campaña se encuentra aún en un estado inicial, y en las próximas semanas se establecerán las estructuras administrativas para esta, que serán financiadas por los casi dos millones de libras donados por el poeta Edwin Morgan, y los hermanos Colin y Chris Wei, que donaron un millón de libras de los 64 millones que ganaron en el sorteo de Euromillones.
La estrategia que garantizó al partido nacionalista escocés la victoria en las elecciones del 2011 es la misma que Salmond presenta en esta campaña, el ser el único partido que puede tomar decisiones sin consultar con las ejecutivas en Londres, que pueden considerar que la realidad inglesa es más importante que la necesidad de Escocia, y además de los argumentos políticos, existe la necesidad de crear una confianza no solo en la propuesta nacionalista, sino en la capacidad de Escocia.
Las ventajas de una Escocia independiente políticamente no son la clave del argumento unionista, porque esta se centra en la viabilidad de una Escocia independiente económicamente y en su impacto no solo para los escoceses, sino para el resto de los británicos, por la riqueza de Escocia en recursos naturales. De ahí que la campaña unionista refleje no tanto expectativas de futuro como la negatividad asociada a amenazas no definidas, pero que recrean la conciencia colonial que duda de que la nación escocesa cuente con capacidades y madurez para sobrevivir por si sola.
Alex Salmond debe no solo convencer, sino también demostrar, tanto a británicos como escoceses, que ello es posible en los próximos dos años, y para ello deberá luchar no solo contra sus oponentes políticos, sino también contra una campaña mediática que incluso en los medios más progresistas defiende que Escocia solo puede sobrevivir bajo el dictado de Londres, cuando el mensaje real es que Londres no sabe si podrá sobrevivir sin Escocia.


°

jueves, 24 de mayo de 2012

Café para Todos... los Niños


Mientras que Esperanza Aguirre "defiende" su libertad de expresión amenazando con suspender el partido entre el Athletic de Bilbao y el Barça e informándonos acerca de lo que es serio y lo que no es, ahí mismo en Madrid se ha logrado que se reconozca a la Generación Gernika; los niños vascos que partieron durante 1937 para encontrar asilo en distintos países y así escapar de la brutalidad con que se comportaban las huestes fascistas durante su campaña de tierra arrasada en la recién creada República de Euskadi.

Claro está que los del PP, herederos directos de aquellos que obligaron a las familias vascas a tomar la terrible decisión de separarse de sus hijos, han aprovechado para quererse hacer pasar por víctimas e incluso han llegado al paroxismo del cinismo al decirse preocupados por los niños vascos que hoy sufren las consecuencias de la violencia, la generada por ETA, por supuesto.

Pero los del PSOE-GAL no se podían quedar atrás, y han exigido un café para todos, sí, que se reconozca el daño causado a los niños vascos, pero también a los extremeños, a los galegos, a los canarios, a los andaluces... etcétera, etcétera, etcétera...

Aquí la nota publicada en El Mundo:

Amaiur ha conseguido esta mañana sacar adelante su primera iniciativa parlamentaria, una moción que insta a reconocer el dolor sufrido por los "niños vascos" de la Guerra Civil en su evacuación forzada al Reino Unido y que ha sido aprobada por el pleno del Senado pese a la abstención del PP.
La moción ha sido aprobada por 86 votos a favor y la abstención de 152 senadores del PP cuyo portavoz en este debate, Ramón Rabanera, ha hecho hincapié en que su grupo apoyaba el fondo de la moción pero no podía respaldarla porque el proponente, Amaiur, "carece de toda legitimidad para defender, como en este caso, temas relacionados con los derechos humanos".
La iniciativa, que ha defendido el senador de Amaiur y portavoz del grupo Mixto Alberto Unamunzaga, recuerda la experiencia de los niños vascos que salieron del muelle de Bilbao el 21 de mayo de 1937 y recibieron asilo en el Reino Unido, de la que ahora se cumplen 75 años.
Esos niños, reza la moción, salieron del puerto de Bilbao con "la consigna invariable" de sus padres -"sólo serán tres meses"- que, para 250 de ellos se convirtió en una vida entera en la que jamás volvieron a ver a sus padres, a sus hermanos o a sus tíos.
El PSOE y el PNV han presentado dos enmiendas al texto de Amaiur, que han sido aceptadas y que extienden el reconocimiento a todos los niños que padecieron el exilio, no sólo a los vascos, así como a todos los que les prestaron ayuda.
Condena taxativa
Se trata de la primera iniciativa parlamentaria que Amaiur, integrado en el grupo mixto de la Cámara Alta, consigue aprobar en esta legislatura tanto en el Congreso como en el Senado.
El senador del PP Ramón Rabanera se ha unido al reconocimiento al dolor que sufrieron los niños exiliados durante la Guerra, pero ha aprovechado el texto de Amaiur para pedir a esta formación que haga "una condena taxativa y contundente" de la historia reciente del País Vasco, y no sólo de la de hace 75 años.
"Hoy más que nunca, cuando el monstruo del terrorismo parece disipado y hay un soplo de esperanza e ilusión", ha señalado Rabanera, es necesario un compromiso para que los hechos que refleja la moción de Amaiur no vuelvan a suceder.
En ese sentido, el senador del PP ha recordado a las víctimas que la organización terrorista ETA ha dejado entre los niños vascos -su actividad armada, ha recalcado, ha provocado centenares de huérfanos, en ocho ocasiones, de padre y madre porque ambos fueron asesinados- y ha pedido al senador Unamunzaga, que pertenece a EA, que convenza a sus compañeros de Amaiur para que hagan "una condena tajante y taxativa de estos acontecimientos".
Previamente, Unamunzaga ha defendido el texto de la moción, que ha comenzado leyendo en euskera y ha continuado en castellano, y ha dicho que era "de mínimos" porque su objetivo era "aunar voluntades".
Como portavoz del PSOE ha intervenido la vicepresidenta segunda del Senado, Yolanda Vicente, ha rememorado el sueño de paz que muchos niños no pudieron vivir por la crueldad de la guerra y ha dicho que "son nuestro orgullo" porque son "parte de nuestra Historia".
Vicente ha defendido la enmienda que el PSOE ha introducido al texto, en la que se insta además al Gobierno a colaborar con las comunidades autónomas para que, junto a la Universidad de Southampton, contribuyan a la preservación de los archivos de los 'Niños del 37' y a la difusión de su memoria "como testigos inocentes del horror de la guerra y la sinrazón".
La senadora socialista ha aludido sin citarlo al dolor causado también por el terrorismo al destacar que "demasiado tristes relatos tiene nuestra Historia, incluso en la democracia" que, por el bien de las futuras generaciones, es necesario preservar para evitar "el reguero de crueldad que deja el totalitarismo".
Por parte del PNV, el senador Iñaki Anasagasti, ha recordado la experiencia que vivieron seis niños de su familia que tuvieron que salir de España por la guerra y que "durante toda su vida" contaron de manera "obsesiva" lo que habían sufrido.
"Existe una historia machacada y distorsionada", ha señalado Anasagasti quien ha hecho hincapié en la "enormidad" de la cifra de niños vascos que fueron asilados en otros países, 4 mil.
"Esto no es revolver en el cubo de la basura de la Historia, sino hacer justicia con aquella generación, que la llama de aquél holocausto no se apague", ha concluido el senador vasco.



°

miércoles, 23 de mayo de 2012

Izaguirre Gana Etapa en el Giro

Les compartimos esta nota publicada en la página de la fundación Euskaltel Euskadi Ciclista:


El ciclista de Euskaltel Euskadi Ion Izagirre ha conseguido una victoria espectacular en la 16ª etapa del Giro de Italia, un recorrido de 177 kilómetros entre Limone Sul Garda y el alto de Falzes, mientras que Joaquim Rodriguez (Katusha) conserva la maglia rosa. El gipuzkoano formaba parte de una escapada de 10 unidades que ha costado más de 60 kilómetros de carrera en hacerse. En la empinada cota final, Izagirre ha mostrado una gran fortaleza y ha dejado atrás a todos sus compañeros de aventura para cruzar la línea de meta en solitario. Es la primera victoria de etapa de Euskaltel Euskadi en el Giro de Italia 2012 y la tercera de su historia en la corsa rosa, tras las dos logradas por Igor Antón y Mikel Nieve en la edición de 2011. Para Ion es su segunda victoria en profesionales, tras la crono de la Vuelta a Asturias que se adjudicó hace tres semanas.
Desde la línea de llegada, Ion señalaba que "estoy en una nube, muy emocionado. He cruzado la línea de meta y se me han saltado las lágrimas. Me alegro mucho por el equipo, porque estamos trabajando a tope en este Giro y cualquiera de los nueve que estamos aquí nos merecíamos el triunfo. Te acuerdas de la familia, la novia, la gente que siempre esta contigo... Te vienen muchas cosas a la cabeza y es una recompensa a mucho trabajo y sacrificio". No era la primera victoria de Ion, "pero ganar en una grande es muy especial. La victoria en Asturias me hizo mucha ilusión, era la primera, pero ganar en un Giro de Italia es una pasada".
En cuanto al transcurso de la etapa, Ion indicaba que "ha tardado mucho en hacerse la fuga, más de sesenta kilómetros. Ayer fue día de descanso y se habían recuperado fuerzas, había ganas de entrar en la escapada. Una vez que se ha formado, el pelotón nos ha dejado coger tiempo y la victoria se ha decidido en la subida final. Pensaba que en el grupo de escapados podría haber gente más rápida que yo, por lo que he decidido pegar fuerte a tres de meta, en la zona más dura. He logrado abrir un poco de hueco y a base de sufrimiento, hemos logrado una victoria muy importante".
"Desde el equipo nos han transmitido mucha tranquilidad, que nos centremos en entrenar bien y competir al máximo. Eso es lo que estamos haciendo y esta victoria aún nos anima más para seguir completando un gran Giro. Tenemos un gran líder en Mikel, esta muy bien y en la general creo que aún avanzará más. Haremos el máximo por apoyarle. Ya hemos cumplido el reto de la etapa, ahora toca seguir trabajando".
Además, Euskaltel Euskadi se ha anotado la victoria de etapa por equipos y se sitúa quinto en la general de la corsa rosa.


¡Ánimo Ion! ¡Con todo Euskaltel Euskadi!



°

martes, 22 de mayo de 2012

Continúa el Cuento de los Exiliados

Ni siquiera la decisión de los jelkides de mandar al retiro al moderado Ibarretxe y apostar por la extrema derecha representada en Urkullu a tranquilizado a los españolazos, y siguen raca raca con el asunto de los "exiliados de la violencia de ETA". Ya en marzo les habíamos presentado al respecto un texto de José Mari Esparza, ahora les presentamos este publicado en Izaro News:


José María Chacón
El ministro de Interior español, el señor Fernández Díaz, ha anunciado que el gobierno al que pertenece está trabajando intensamente para realizar los cambios legales necesarios para que los que él denomina ‘exiliados’ vascos puedan participar en las elecciones vascas desde allá donde se encuentren, sin necesidad de estar empadronados en la CAV. Como el mismo ministro ha dicho, es un objetivo complicado, tanto desde un punto de vista jurídico como político. Las razones son muchas.
Por ejemplo, si se cambia la ley electoral desde Madrid, ¿harán esos cambios posible, por ejemplo, que un gallego que lleva viviendo 30 años en Sevilla pueda votar en las elecciones gallegas sin dejar de estar empadronado en la capital andaluza? ¿Y un andaluz que viva desde hace 25 años en Bilbao podrá votar igualmente en las elecciones andaluzas?
Me temo que iba a ser de una complejidad cuasi mística organizar unas elecciones autonómicas en estas condiciones. ¿Quiénes tendrían derecho a participar?¿Todos?¿Sólo algunos? Y en ese caso, ¿quiénes y bajo qué condiciones? Tal vez el Partido Popular no se esté planteando la cuestión en estos términos, y prevea en cambio que la novación legislativa que promueve afecte sólo a la Comunidad Autónoma Vasca. Pero en ese caso, ¿es que acaso va a haber una legislación para españoles y otra exclusiva para vascos? ¿Acaso cabe algo así en un sistema supuestamente democrático?
Otra prueba de lo disparatadamente falso que es el razonamiento con el que intentan justificar esta nueva imposición radica en la cuantificación de los supuestos ‘exiliados’. Nadie duda de que ha habido gente que, tras recibir una amenaza de ETA, prefirió en su momento abandonar la Comunidad Autónoma Vasca. O la Comunidad Foral Navarra. Pero de ahí a intentar asentar la idea de que todo el que se ha marchado de estas comunidades en los últimos 30 años lo ha hecho por la amenaza de ETA media un abismo. Por la misma razón, todos los que en esos últimos 30 años se han instalado en nuestra Comunidad provenientes de ciudades españolas… habrá que pensar que son todos masoquistas que disfrutaban con la posibilidad de ser asesinados. Gente enferma que venía a disfrutar con la amenaza etarra. Con todo, el hecho es que en estos 30 últimos años, según los datos del censo, la población vasca ha crecido, no menguado como necesita hacernos creer el Partido Popular.
Una pregunta me rondaba a mí en la cabeza desde el momento en que el Partido Popular empezó a manejar esta historia de los exiliados: si este fenómeno se lleva produciendo desde hace tal vez 40 años, y si el PP está real y genuinamente preocupado por la participación política de estas personas, ¿por qué se ha sacado de la manga esta idea precisamente ahora, cuando ETA ya es historia, y no lo hizo hace 40, 30 o 15 años, cuando estas amenazas se estaban produciendo?
La respuesta es clara: el laboratorio de ideas del PP ha pergeñado esta idea cuando la ha necesitado. Hasta ahora, y a lo largo de los últimos 35 años, el nacionalismo español no ha necesitado recurrir a barbaridades como esta porque la misma existencia de ETA suponía en sí misma la justificación que en cada momento podía necesitar para alterar las reglas del juego, siempre con la vista puesta en la imposición de su voluntad y sus objetivos políticos. La prueba la tenemos en el actual gobierno vasco, fruto de una mayoría parlamentaria que todo el mundo sabe que es irreal, pero que fue posible gracias a la ilegalización de la Izquierda Abertzale; una ilegalización chapucera y antidemocrática que encontraba justificación suficiente con sólo mentar la actividad armada de ETA.
¿Por qué se han sacado de la chistera esta idea precisamente ahora? Porque cuando los sesudos analistas del PP se han puesto a valorar la nueva situación política que se abre en el país de los vascos con la desaparición de ETA, se han percatado de dos hechos extremadamente negativos para sus intereses. Uno, que la desaparición de ETA no va a suponer un incremento del apoyo electoral de los partidos españoles -como llevaban pronosticando 35 años esos mismos partidos-, sino todo lo contrario. Todos los análisis de intención de voto pronostican para los próximos comicios autonómicos una victoria aplastante de las opciones abertzales, con un incremento especialmente relevante para la Izquierda Abertzale. Y dos, que al no existir ETA, los partidos españoles ya no tienen a su alcance la “justificación gratis” de que han disfrutado hasta ahora para pervertir la legalidad a la medida de sus necesidades políticas puntuales.
En estas condiciones, ¿qué podía hacer el nacionalismo español más radical para poder seguir imponiendo su voluntad sin que se note demasiado el liberticidio que conlleva? Es aquí donde los analistas del PP demuestran que se merecen el sueldo que les pagan, y se sacan de la manga la historia de los ‘exiliados’ para justificar una alteración eterna del censo electoral vasco a coste cero. Justo cuando más lo necesitaban. Es una idea genial, que se ampara en la victimización de los supuestos afectados para evitar -o eso creen ellos- una reacción frontal de los ciudadanos vascos, al tiempo que con un leve giro en el discurso convierten a los centenares de ciudadanos que optaron por marcharse tras recibir una amenaza directa de ETA -insuficientes para provocar un cambio de signo en el resultado de las elecciones-, en los cientos de miles que, ya sí, en el caso de que todos voten a los partidos españoles, podrían alterar realmente el resultado electoral.
Alguien ha comentado desde Euskadi que les va a resultar imposible a los del Partido Popular sacar adelante esta idea, porque atenta de forma directa contra la Constitución Española, el Estatuto de Autonomía Vasco, las legislaciones electorales vasca y española y quién sabe cuántas legislaciones más. Pero yo discrepo. No es la primera vez, y dudo de que sea la última, que los jueces españoles ‘miran para otro lado’ cuando los partidos españoles españoles sacan a pasear la ‘razón de estado’. Y desde luego, una Euskadi en paz y con una aplastante mayoría democrática abertzale puede suponer muchos quebraderos de cabeza al nacionalismo español. Por tanto, no descarto que el Partido Popular, como ya ha hecho antes, pergeñe una aberración jurídica, obligue a pasar por el aro al PSOE y consiga que los jueces se vayan todos con Dívar a Marbella cuando llegue el momento oportuno.
Esto sólo significa una cosa: para parar este nuevo intento de imposición de una excepcionalidad política a los vascos, con el fin de mantenerlos presos y amordazados en la ‘España democrática’, tendrán que ser los propios vascos los que hagan evidente la mentira y el impulso antidemocrático de estas iniciativas. Se trata de dejar claro que al PP le importan muy poco las víctimas y sus necesidades. Lo único que cuenta para el partido de Rajoy son sus propias necesidades y objetivos. Y en la lucha por imponerlos han descubierto que utilizar y manipular a las víctimas de ETA -al tiempo que se ignora y se escupe sobre las víctimas de la violencia española- puede facilitarles mucho las cosas.




°

Reivindicación y Oficialidad


Les compartimos esta nota publicada en el ABC:

La Plataforma Pro Selecciones deportivas catalana, gallega y vasca ha pedido hoy a las aficiones del País Vasco y Cataluña que reivindiquen el reconocimiento internacional de ambas selecciones, además de la de Galicia, en la final de la Copa del Rey de fútbol, que se disputará en Madrid el próximo viernes.
En rueda de prensa en el Congreso, los miembros de la Plataforma, acompañados de algunos representantes de partidos políticos que defienden la presencia de sus selecciones regionales en competiciones oficiales internacionales, han llamado a las aficiones vasca y catalana a que, «sin entrar en provocaciones», llenen de banderas catalanas y vascas el Estadio Vicente Calderón, y a que cada cual anime a su equipo.
La Plataforma ha presentado hoy un manifiesto en defensa del reconocimiento oficial de las selecciones deportivas catalana, vasca y gallega, y en el mismo se anima a reivindicar este «derecho» en la final de la Copa del Rey que enfrentará dentro de cuatro días al Fútbol Club Barcelona con el Athletic de Bilbao.
En la rueda de prensa, un miembro de la entidad catalana Sergi Blázquez, ha hecho un llamamiento para que los aficionados de las selecciones vasca y catalana lleven al partido «banderas catalanas e ikurriñas, todos los símbolos oportunos y que sea un acto de afirmación nacional pacífico y democrático».
«Pedimos respeto para nosotros y para todo tipo de otros símbolos que no son los nuestros» porque «es una cuestión de democracia», ha dicho Blázquez.
«Una Nació, Una Selecció»
Al término de la rueda de prensa, los miembros de la plataforma acompañados por diputados de CiU, Amaiur, ERC, BNG e ICV, y sin la presencia del PNV, han acudido a las puertas del Congreso de los Diputados para hacerse una foto todos juntos con la pancarta «Una Nació, Una Selecció».
Entre los diputados presentes se encontraban Jordi Jané, de CiU; Mikel Errekondo, de Amaiur; Joan Tardá, Alfred Bosch y Teresa Jordá, todos ellos de ERC, entre otros.
En el encuentro con los medios, el representante de Esait —una de estas paltaformas—, Íñigo Santxo, ha insistido en que no se trata sólo de «una cuestión de oficialidad sino también de territorialidad» de las federaciones deportivas. En este sentido, ha pedido tanto a Francia como a España que se respete y tolere «la opinión, la decisión de los ámbitos vascos deportivos y federativos». Además ha solicitado a la sociedad vasca un «acuerdo nacional» para lograr el objetivo.
Por último un representante gallego de la Plataforma, David Rodeiro, ha manifestado que con sus iniciativas «no van contra nadie» y lo único que quieren es defender a sus federaciones y a sus deportistas.
La Plataforma considera que «competir es un derecho que los deportistas y sus representantes federativos deben poderse ganar en el seno de las federaciones internacionales» y «hace falta que lo puedan hacer sin vetos ni impedimentos políticos como los que hasta ahora ha ejercido el Gobierno».
Por ello, han solicitado al Ejecutivo «respeto y libertad», así como «la no intervención, ni legislativa, ni de facto, en contra de la voluntad de los deportistas y los aficionados catalanes, vascos y gallegos, de poder ver sus respectivas selecciones del deporte jugando competiciones europeas».


Ya se imaginarán las reacciones de odio y supremacismo que esto traerá.



°

Cronopiando | La Experiencia y los Pendejos


Cuando en un estado priva la corrupción ética y moral, tarde que temprano salen a relucir los casos de corrupción económica, y en ese aspecto el régimen borbónico-franquista a dado abundantes episodios. Nuestro amigo Koldo Campos, con su particular estilo, nos comenta acerca del más reciente:

Koldo Campos Sagaseta
La experiencia y los pendejos
No hay valor que reivindique más un  banco que su experiencia, ni político que no ensalce entre sus atributos mayor  virtud.
Bankia vendía su experiencia como su principal activo y por ello  contaba en su dirección con un experto gerente, Rodrigo Rato, quien ya había demostrado su experiencia como ministro de economía del Estado español durante ocho interminables años que le abrieron las puertas de la dirección del Fondo Monetario Internacional, no fuera a ser que su experiencia se perdiera.
Entre los políticos, no hay aspirante a un cargo que no alardee de su experiencia. Hasta se ufanan en ponderar todos los días sus pasados desempeños y fructíferas gestiones, así fueran presidentes, ministros, alcaldes o simples  funcionarios.
No hay experto ministro de economía que, cumplido su ciclo como  tal, no comprometiera su experiencia con la empresa privada, ni ex presidentes  que no hayan hecho valer sus experiencias en manos de multinacionales  compañías.
La experiencia es un grado aseguran los expertos en la Bolsa de  Valores. Y la experiencia pasa por los juzgados, sube al púlpito, se exige en  los mercados de trabajo, descansa en los cuarteles…
La verdad es que la  experiencia es una de las más estimadas capacidades que adorna a los seres  humanos. Hasta me atrevería a segurar que su mayor virtud, si no fuera porque  todavía no se ha privatizado y, para manifestarse, precisa la memoria.
Y ahí  es donde naufragan todos los honorables miembros de esa fauna de expertos en la  ruina, porque no importa lo que cubran o corten, lo que callen o mientan,  nosotros seguimos conservando la memoria.
Se lo digo por experiencia, antes  que guardar ese dinero que no tiene en el mejor y más experto banco, le  recomiendo el peor colchón. Al fin y al cabo, los paraísos fiscales ya están  llenos y, además, no aceptan calderilla.
Y con el colchón no tiene que hacer  fila, ni rellenar instancias, ni firmar documentos, ni aportar garantías o  avales. El colchón no le cobra comisiones, no tiene horario, y tampoco le inunda  el buzón con propaganda. Sí, es verdad, el colchón no regala platos y, lo que es  peor, carece de experiencia, pero con el dinero que se ahorra en comisiones  puede ir a comer a un restaurante y consolarse pensando si le roban, que no fue  el mismo compulsivo delincuente que le ha robado siempre, sino otro pendejo como  usted.
Y antes de volver a depositar su voto y su confianza en los tantos expertos en trajinar miserias por congresos y ayuntamientos, busque la inexperiencia de los recién llegados, sus blancos sumarios, sus nuevos  expedientes, y consuélese pensando si le engañan, que no fue el mismo apremiante  mentiroso que lo ha engañado siempre, sino otro pendejo como usted.


°

lunes, 21 de mayo de 2012

Gusano Franquista


Madrid está obsesionada con descarrilar el actual proceso de paz en Euskal Herria, por lo mismo, está usando todas sus armas propagandísticas, y es obvio por que ya llegaron al fondo del barril pues han tenido que recurrir a los gusanos que se arrastran en las miasmas más repelentes. 

Si nos nos crean lean esta nota publicada por El País en la que un traidor cubano mezcla un cocidito que incluye a ETA, La Habana, las FARC, Askapena, el ERI, Sinn Fein, Panamá, Nicaragua y cuantimás:

El alto funcionario cubano que tuteló durante 15 años a los activistas etarras en la isla habla por primera vez y revela sus actividades y sus relaciones con el Gobierno de Castro.
José Luis Barbería
El alto funcionario del Partido Comunista Cubano (PCC) que durante 15 años tuteló a la colonia etarra instalada en la isla caribeña está sentado a la mesa de un restaurante vasco en Madrid y no tiene intención de regresar a su país, caído en desgracia como está por haber sobrepasado el umbral crítico tolerable para el régimen castrista. Especialista en política y relaciones jurídicas internacionales, Julio Antonio Alfonso Fonseca sabe que si regresa a Cuba le espera la prisión porque así lo ha anunciado el general Jesús Becerra, jefe de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). “Hace tiempo que llegué a la conclusión de que nuestro sistema político era inviable pero no soy de los que utilizan su disidencia como arma arrojadiza contra Cuba. La salida no está en volver a la situación anterior a la revolución, sino en la socialdemocracia. Se trata de mantener los logros sociales y la igualdad en un régimen de libertad”, aclara Fonseca.
Este hombre de ojos claros, mediana edad y aire jovial es el enigmático personaje que en los correos internos de ETA aparece nombrado como El de siempre, Guillermo o El pequeño, para referirse al interlocutor gubernamental de obligada consulta ante cualquier iniciativa, cualquier movimiento. Fonseca es también aquel diplomático cubano que en noviembre de 2000 compareció ante los medios de comunicación en Madrid para exigir a España que garantizase la integridad física de las dos activistas del comando Madrid que, sabiéndose vigiladas por la policía, buscaron refugio en esa legación diplomática, de la que fueron expulsadas.
La suya es la primera voz con conocimiento de causa que rasga la espesa cortina de silencio tejida a lo largo de estas pasadas décadas en torno a la comunidad etarra más hermética y protegida de toda América. “Todo lo relacionado con ETA depende directamente de Fidel. No se hace nada sin su visto bueno”, subraya Fonseca. “Los vascos (ETA) tienen asignado un dispositivo específico de protección y control. Son un secreto de Estado. Aunque están considerados como un movimiento de liberación nacional más, se les vigila casi igual que a la disidencia porque se les considera asunto de seguridad nacional. Hay que tener en cuenta que EEUU ha utilizado la estancia de ETA para incluir a Cuba en la lista de Estados que patrocinan el terrorismo y, de esta manera, justificar su política de embargo. La acogida de etarras se ha vuelto contra nosotros como un bumerán”, explica.
— ¿Cuantos miembros de ETA hay en Cuba?
— De los 22 acogidos, quedarán unos 15. En total, si incluimos a los correos de ETA y demás habrán pasado por la isla una treintena.
— ¿Miguel Ángel Apalategi, Apala, se encuentra allí?
— Llegó en 1990, cuando los sandinistas perdieron el poder de Nicaragua.
— ¿Y por qué el Gobierno de La Habana lo niega sistemáticamente? En la película de Oliver Stone, Fidel Castro afirma que en Cuba solo están los seis activistas procedentes de Panamá que acogieron a petición del Gobierno de Felipe González…
— De Panamá llegaron siete, no seis. Después, vinieron los ocho de Nicaragua comandados por Apala y los cuatro de Cabo Verde, además de Luciano Eizaguirre (recientemente fallecido) que estaba en Togo en una situación delicada. ETA, a través de Batasuna, nos pidió que lo admitiéramos por razones humanitarias. Se encontraba alcoholizado, con serios trastornos psicológicos y su comportamiento les resultaba problemático. Lo de Fidel a Oliver Stone en 2002 fue una mentira y además, un craso error porque los servicios de información españoles ya sabían entonces, por la confidencia de un alto militar sandinista, que Apala había salido de Nicaragua en dirección a Cuba.
— Y a qué responde ese doble juego?
— Las relaciones entre el colectivo de ETA y las autoridades cubanas sobrepasaron el marco de los acuerdos con España, como lo muestra el mismo hecho de haber aceptado a elementos como Apala, que nos comprometía doblemente. Lo mantuvimos aislado durante mucho tiempo para evitar que pudiera ser identificado y él siempre obedeció las instrucciones gubernamentales porque es disciplinado, el único de ellos que sigue una disciplina militar. Al contrario que otros del colectivo, como Txutxo Abrisketa, José Miguel Arrugaeta o José Ángel Urtiaga que hasta se dejaban fotografiar cada vez que venían miembros del Gobierno vasco o empresarios de Euskadi, él nunca ha aparecido en actos públicos. Abrisketa es inteligente, ejerce cierto liderazgo político y tiene carisma, pero Apala es el más, no sé si respetado o temido del colectivo. Parece no tener miedo a nada y puede resultar amistoso. Se funde bien con el campesino cubano. Es corpulento, algo obeso, y conserva su cabello negro. Hace 10 años, inició una relación sentimental con una cubana mientras trataba de hacer vida campesina cultivando tabaco y criando animales, pero tuvo una hernia lumbar muy aguda que estuvo a punto de dejarle inválido.
— Las autoridades cubanas no podían ignorar que se le acusaba de la desaparición de su compañero Eduardo Moreno Bergareche, Pertur. Este desapareció en 1976 en la población fronteriza de Behobia (Francia) tras haber sido trasladado a ese lugar por Apalategi y Francisco Mújica Garmendia, Pakito, elementos destacados de la denominados comandos bereziak (especiales) que acabarían escindiéndose de ETA político-militar e integrándose en ETA militar.
“Circulaba la versión de que Pertur había sido castigado por traidor, ya que, según ellos, pretendía liquidar la lucha armada y colaboraba con lo que llamaban la txakurrada (policía). Algunos dirigentes del partido sabíamos que la sociedad española no podía entender la existencia de un vínculo entre nuestro Gobierno y un grupo como ETA pero la decisión no estaba en nuestra mano", indica Fonseca.
El de Pertur no es asunto sobre el que Fonseca quiera extenderse, aunque dice que Apala no corre riesgo de ser extraditado a España, ya que no existe convenio bilateral de cooperación en materia penal y civil. “La legislación cubana permite, eso sí, que un juez español pueda interrogarle mediante comisión rogatoria. Sería un gesto positivo en el marco de la nueva realidad del conflicto vasco y de las relaciones bilaterales entre los dos países”, sugiere.
El exdiplomático cubano tampoco prefiere adentrarse en la comprometedora cuestión de las relaciones entre los servicios de inteligencia cubano y las guerrillas latinoamericanas. Dice que el líder cubano, Fidel Castro, aceptó la secreta llegada del grupo de ocho etarras procedentes de Nicaragua y comandados por Apala porque se lo pidieron los sandinistas. “Apalategi fue jefe de los servicios nicaragüenses que adiestraban a los guerrillas latinoamericanas y, de hecho, apareció en una video grabado por agentes de la CIA infiltrados en los grupos salvadoreños. Él mismo se vio en la televisión mientras estaba en Nicaragua. Se sentía a gusto en la tarea de adiestramiento guerrillero, pero cuando los sandinistas fueron desalojados del poder tuvo que huir”, indica.
Apalategi y los otros siete etarras de Nicaragua llegaron a Cuba, presumiblemente, de la mano de su jefe en esas tareas: el general cubano Renán Montero, alto responsable del Ministerio de Interior, que promovió y dirigió los servicios de información y contraespionaje de grupos guerrilleros de varios países, particularmente, en Nicaragua. El nombre de Renán Montero, identificado por los etarras bajo el apodo de Buruzuri (cabello cano), figura en una carta intervenida a Gorka Martínez Bilbao (dirigente de Batasuna, ya fallecido) e incluida en el sumario que el juez Baltasar Garzón abrió contra la dirección de Batasuna por haber colaborado con Xaki, la plataforma de apoyo financiero a ETA. “Haz llegar a nuestro amigo Renán esta breve carta que te envío (…) Hay ciertos detalles que por seguridad no son necesario exponer”, se indicaba en esa carta dirigida a José Ángel Urtiaga, cuya extradición por haber actuado de enlace entre la dirección de ETA y las FARC colombianas ha solicitado inútilmente la Fiscalía española. Todo indica que la muerte de Renán Montero (Andrés Barahona López era su verdadero nombre) en agosto de 2009 dejó a ETA en Cuba sin uno de sus mayores valedores. Tampoco el ascenso de Raúl Castro les ha sido provechoso.
“Lo que le puedo decir es que el general Renán Montero tenía prohibido relacionarse en Cuba con la colonia de ETA. Aunque Fidel sigue mandando, la llegada de Raúl al poder ha ido consolidando, sobre todo en el Ejército, una visión menos favorable a ETA, hasta el punto de que después de Luciano Eizaguirre no se les ha dado ya más refugio y solo se permite salir a los que obtienen documentos oficiales de identidad españoles. En su momento, Fidel vio en ETA a un grupo de gente que luchaba por la autonomía vasca y llevado de su egolatría y lo retorcido de su pensamiento les dio tratamiento de movimiento de liberación nacional apostándose como negociador preponderante en un hipotético arreglo entre ETA y España. Creo que los socialistas alimentaron involuntariamente esa idea al proponerle que acogiera a los expulsados de Panamá, pero el primer militante etarra que llegó a la isla lo hizo gracias a las gestiones de Eva Forest y Alfonso Sastre. Durante las negociaciones de Argel de 1899, pareció que Cuba iba a ser el destino final de todos los huidos y detenidos. Como Francia no tenía entonces la misma cooperación con España, al Gobierno de Felipe González se le ocurrió esta vía para tenerles neutralizados mientras se buscaba una solución. De hecho, un representante del Gobierno de La Habana negoció con Julio Feo, entonces jefe de la Secretaría Técnica de la Presidencia española, mientras Francia preparaba un avión militar para trasladar a Cuba a 122 refugiados vascos que se suponía iban a ser detenidos. La operación fracasó estrepitosamente porque se comprobó que la policía francesa no controlaba en absoluto a la gente de ETA”, indica Fonseca.
Una pregunta es por qué Fidel Castro consintió que algunos etarras abandonaran la isla y se reintegraran en las actividades terroristas, por qué permitió las idas y venidas de prófugos de la justicia española que vulneraban su acuerdo con España y Francia.
La detención en Francia y otros países de etarras procedentes de Cuba y la participación probada de miembros de la organización terrorista vasca en servicios y acciones de los grupos guerrilleros de Nicaragua, El Salvador, Colombia, tutelados por la inteligencia cubana, llevaron en su día al Gobierno de José María Aznar a denunciar que el régimen castrista utilizaba su política de asilo como palanca de presión contra España. Casos como los de Carlos Ibarguren, Nervios, y Ramón Sagarzazu, Txempe, elementos clave del aparato financiero de ETA que huyeron a Cuba y posteriormente fueron detenidos en Francia, —se supone que tras recuperar dinero oculto cuyo paradero solo ellos conocían—, evidencian que, como señala en términos tan precavidos el exdiplomático cubano, La Habana “sobrepasó” el marco de los acuerdos.
“Ibarguren y Sagarzazu fueron autorizados a salir con documentación falsa española y no voy a negar la influencia que en la decisión pudo tener la política de Aznar contra Fidel Castro y sus vínculos con la gente de Miami. Pero lo que Fidel no ha hecho nunca es recibir personalmente a etarras o darles entrenamiento militar”, asegura Fonseca. “En Cuba, molestó mucho que mataran al concejal Miguel Ángel Blanco en 1997. Se convocó a los portavoces José Ángel Urtiaga y a Txutxo Abrisketa para que transmitieran a la dirección de ETA el mensaje de que el Gobierno cubano pensaba que ningún revolucionario puede justificar su lucha partiendo de ese tipo de acciones. Ellos se defendieron diciendo que había que entenderles, que estaban en lucha, pero algunos cambiaron a partir de aquello”.

domingo, 20 de mayo de 2012

Actividad de Herrira en Iparralde

Ante el lenguaje de soberbia y violencia institucional por parte de los cargos electos en el estado francés (no olvidemos que Robespierre y compañía inventaron el terrorismo de estado), se han llevado a cabo actividades reivindicativas por parte de Herrira según esta nota publicada en Univisión:


Varios cientos de personas se manifestaron este sábado en varios lugares del País Vasco francés convocadas por el movimiento Herrira ("Hacia el país", en lengua vasca) para pedir "la liberación de los presos vascos", indicaron los organizadores.
En San Juan de Luz, unas 200 personas formaron un círculo en la playa, constató la AFP.
En el centro del círculo se leía "U13", pintado en azul y sobre la arena, para convocar una gran manifestación el 13 de octubre.
"De aquí al 13 de octubre convocamos manifestaciones para poner fin a las medidas de excepción y a la dispersión, y para la liberación de los presos enfermos y el fin de la persecución de los refugiados", dijo Emilie Martin, portavoz del movimiento.
Según Herrira, en Francia hay 140 de los alrededor de 700 presos cuya liberación piden.
Varios cargos electos de la coalición nacionalista EH Bai, presentes en la manifestación, reaccionaron a las declaraciones del nuevo ministro francés de Interior, el socialista Manuel Valls.
Éste calificó el viernes a ETA de "organización terrorista" y afirmó que "la alternancia (política) no cambia nada en cuanto a la línea de firmeza adoptada desde hace años por Francia contra el grupo separatista vasco".
EH Bai respondió que "ETA ha dado un primer paso poniendo fin a la violencia".
"Ahora son Francia y España quienes deben implicarse en el proceso de paz, no podemos quemar las etapas", añadieron.



°

El Mensaje de las Plazas


Les compartimos la editorial de Gara con respecto a la movilización en favor de los presos políticos (y los exiliados) vascos convocada por Herrira:

Si el 7 de enero Bilbo fue el escenario de una de las mayores movilizaciones de las últimas décadas, que desbordó las principales arterias de la capital vizcaina, ayer el foco se multiplicó casi hasta el infinito en una nueva demostración de la fuerza social que existe en Euskal Herria. Igual que entonces, la defensa de los derechos de los represaliados políticos empujó a miles de personas a desafiar a las nubes negras que amenazaban desde el cielo y a las negras nubes que insisten en dibujar sobre nuestras cabezas los estados español y francés. Herrira había hecho un llamamiento a ocupar las plazas y casi no quedó plaza sin ocupar en todo el país.
En este nuevo tiempo, en el que la apuesta por cerrar definitivamente el ciclo de confrontación pugna con la estrategia de bloqueo diseñada en Madrid, la situación de las presas y presos políticos, contra quienes se mantiene una política carcelaria vengativa y ajena a cualquier parámetro de respeto a los derechos humanos, sigue centrando buena parte del debate político y, sobre todo, la preocupación de la ciudadanía. La de los prisioneros vascos es una realidad tan real y sangrante que resultan baldíos los intentos de desviar la atención con realidades prefabricadas, como la que esta semana se ha escenificado de la mano del Gobierno de Lakua. El Congreso de la Memoria y la Convivencia, que hoy clausura el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, es un ejemplo de la actitud impostada que impera en determinados ámbitos políticos y que asoma con especial intensidad desde que el escenario dio un vuelco con el cese de la actividad armada de ETA. Si Patxi López y Rodolfo Ares hubieran querido hacer una aportación a la convivencia y a la memoria colectiva, no habrían organizado un evento tan excluyente y limitado como el que se ha celebrado estos días en la sede de EITB. El lehendakari, fuera de juego hace seis meses, quiso aparentar después una mayor implicación en el proceso, sin embargo, todas las iniciativas que ha esbozado desde entonces han adolecido de la misma irrelevancia y falta de ambición democrática. Cuando habla de convivencia, de memoria o de cualquiera de esas palabras fuerza de las que abusa, su tono suena fingido, irreal.
Dos realidades contrapuestas
Y la sociedad vasca sabe distinguir entre la realidad y ese teatro con el que algunos aparentan hacer algo. Hoy, lo que son reales son los movimientos que está protagonizando una de las partes para avanzar en clave de resolución, tal reales como el inmovilismo, cuando no retroceso, que está caracterizando la actuación del Estado español. Esta semana ETA ha anunciado el nombramiento de una comisión para el diálogo directo con Madrid y París en los términos fijados en la Declaración de Aiete. Con este último comunicado, dirigido a la comunidad europea, la organización vasca da un nuevo paso en el camino emprendido hace unos años, cuyo principal hito fue el anuncio del 20 de octubre. En el lado opuesto, el Gobierno del PP ha rechazado ese diálogo, y lo ha hecho por boca del ministro de Interior, que mantiene inalterable un discurso que le ofrece tantos aplausos en el Congreso como incomprensión en este país.
Esa es la realidad de un Estado que en su inercia represiva acaba de juzgar a una docena de personas por querer articular una oferta electoral hace tres años. Amparo Lasheras, periodista e imputada en el proceso contra D3M y Askatasuna, explicó en su último turno de intervención que se han sentado en el banquillo por defender y ejercer derechos civiles y políticos y, en particular, el de la participación política. Y eso también es una certeza evidente. No hay congresos, ponencias, institutos ni comisionados que valgan cuando este pueblo afronta uno de los episodios más importantes de su historia reciente y la gente observa que se sigue reprimiendo a aquellos que más han hecho por abrir esta nueva etapa, mientras buena parte de su clase política se encoge y trata de sacar réditos de la misma.
Pensando en las elecciones
Se equivocan quienes actúan de esa manera, puesto que la sociedad vasca sabrá valorar el comportamiento de todos los agentes en estos momentos tan cruciales. Lo ha hecho anteriormente, hace apenas unos meses, y volverá a hacerlo en cuanto tenga ocasión. Y es probable que esta no tarde en llegar. Desde que Antonio Basagoiti diera por amortizado el pacto PP-PSE, las elecciones autonómicas sobrevuelan en cada intervención y acto que se celebra en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. De hecho, todas las formaciones han instado al lehendakari a que cierre la legislatura y convoque los comicios, y aunque López sostiene que no tiene intención de hacerlo, el tinte electoral de todos sus movimientos es evidente.
Cuando el secretario general del PSE dice que no está pensando en elecciones transmite la misma credibilidad que cuando habla de convivencia y memoria. No convence a nadie y ya no tiene margen para intentar hacerlo. Ni aunque la campaña durara todo un año.



°