lunes, 19 de marzo de 2012

Al Revés Volteado

El representante en Madrid del Partido del Negocio Vasco ha publicado una entrevista en su blog acerca de la identidad vasca de los navarros. El entrevistado es Patxi Latorre y la entrevistadora es Elena Urabayen... y verdaderamente ambos dos a la par parejos andan bastante desinformados acerca del asunto.

Analicemos algunos puntos relevantes:


¿Por qué afirma en el libro que es un robo el hecho de que algunos navarros rechacen que son vascos?
Porque la palabra vasco nos ha acompañado toda la historia, era el segundo de nuestros nombres o el primero, según se mire, y de pronto, hace cosa de 30 años, alguien decidió que esa palabra no nos correspondía, que no teníamos derecho a utilizarla y que éramos navarros a secas. Para mí eso es un robo, nos han robado uno de nuestros nombres y lo peor es que lo han hecho con la complicidad de la víctima, porque los navarros hicimos muy poco por defender o por oponernos a ese robo.


Habría que preguntarle a Iñigo Saldise del blog Soberanía de Navarra para estar seguros, pero lo de vascos como primer o segundo nombre suena equivocado, más bien sería vascones creemos nosotros.

Continuemos:


¿De dónde viene el rechazo que algunos navarros sienten si se les considera vascos?
Lo que ocurre es que se parte de una confusión que pasa por considerar que ser vasco es ser ciudadano de la Comunidad Autónoma Vasca. Aunque Navarra y la CAV sean comunidades diferenciadas, los ciudadanos de ambas compartimos la naturaleza cultural y social y un nombre, el de vascos. El problema es ese: confundir ciudadano de una comunidad política determinada con el hecho de ser culturalmente y socialmente vasco. De ahí parte todo. Hubo quien vio ahí un filón y se aprovechó de esa confusión.


Estamos de acuerdo en que hubo quienes vieron un filón y lo aprovecharon: nada más y nada menos que los españolazos, quienes también hablan de cosas como que Navarra se unió a Castilla y a Aragón por decisión propia. Pero aquí sí hay que poner los puntos sobre las íes; las tres herrialdes que conforman la CAV fueron parte del reino de Navarra, mismas que le fueron arrancadas durante largos conflictos bélicos. O sea, no son comunidades diferenciadas sino todo lo contrario, son lo mismo, pero son mantenidas separadas por así convenir a Madrid. Hay que entender ello para comprender que los vascos de la CAV y los navarros de Nafarroa no comparte únicamente rasgos culturales y sociales sino también históricos y políticos. Además, no nos debemos olvidar de las tres que se conforman Iparralde. Nabarra, nos dice la historia, era el estado de los vascones, su soberanía consolidada en los años que rodean a la Batalla de Orreaga.

Pero veamos:


El asunto del que trata su libro es menos valorado por mucha gente por ser algo del pasado...
Parece que ese divorcio entre lo navarro y lo vasco es algo muy antiguo, pero en realidad te pones a mirar los hechos históricos y te das cuenta de que esa pérdida del nombre vasco es muy reciente. Ese divorcio es más reciente de lo que la mayoría de la gente cree. De hecho hay gente que no sabe que al poco de morir Franco se discutió la posibilidad de que Navarra se integrase en con Vascongadas en un régimen autonómico común. No formamos parte de la CAV casi casi por casualidad, porque alguien decidió que estábamos mejor solos, pero es algo reciente.


Ningún divorcio, eso es lo que nos quieren hacer creer, lo navarro y lo vasco se funden en una sola identidad. Y el que responde no hace mas que repetir el mantra colonialista español al hablar de "que Navarra se integrase con Vascongadas". De haberse integrado se hubiesen integrado los unos y los otros y punto, por que así lo eran antes de que castellanos y aragoneses decidieran lo contrario hace ya más de 500 años.

Y esto:


En este rechazo a considerarse vascos ¿entra en juego el miedo a quedar rebajado o perder importancia si se compara con la CAV?
Sí, pero más que un miedo hay un interés y quienes tienen ese interés se aprovechan de ese miedo. Se puede ser perfectamente vasco, considerarse vasco y al mismo tiempo defender que Navarra permanezca como una comunidad diferenciada. No está reñido, aunque nos han vendido la historia de que no puede ir junto porque les interesaba, pero no es así.


Aquí si manipulación pura y dura. No señores, si se es perfectamente vasco y se considera vasco entonces se debe exigir el respeto a la territorialidad de Nabarra y a los derechos políticos y sociales del pueblo navarro. Eso de defender que Nafarroa permanezca como una comunidad diferenciada es propaganda borbónico-franquista simple y llanamente. Por cierto, eso sí que es separatismo.

Y bueno, la cosa continúa en ese tono, les invitamos a que lean el resto de la entrevista.

Solo tenemos que agregar que es realmente triste cuando un historiador nabarro no entiende que la manipulación que se ha hecho de la historia de los vascones, que un día se unificaron para conformar el estado nabarro, es precisamente uno de los mayores obstáculos para la recuperación de la soberanía del pueblo vasco.

Vasco, vascón, navarro, nabarro... son todos sinónimos.

Vasco, euskera, euskara, lingua navarrorum... Euskal Herria, Nabarra, País Vasco...

Al respecto de la entrevista, les recomendamos esta viñeta de Tasio:











°