domingo, 28 de febrero de 2010

La Ceguera de los Grandes

El eurocentrismo es un mal difícil de superar, hasta las más grandes mentes se ven afectadas por esta condición y en Latinoamérica a mutado en una cepa letal que afecta la visión de gentes que nos tienen acostumbrados a tener buena vista, esta cepa es puede ser denominada como "madre-patrismo". De las nefastas consecuencias de este mal nos habla este texto publicado en Gara:

Amparo Lasheras | Periodista

Escribir desde el olvido

Una de las cosas que más a gusto llevo en mi vida es la amistad que durante muchos años mantuve con Mario Benedetti. Comenzó en 1981 tras una entrevista en una radio estatal con motivo de la publicación de su libro «Viento del exilio». Me gustó su manera de decir los versos y la orgullosa nostalgia con que habló de su país, y también la firmeza y el compromiso con que reivindicó las ideas que lo habían llevado al exilio.

Gracias a mi trabajo, después de aquella conversación vinieron otras muchas. Algunas formales y otras, más informales, en su casa de Madrid, con su mujer Luz, en el piso de la calle Ramos Carrión o en Montevideo, en 1987, al terminar la dictadura militar, en la primera redacción del diario «Brecha». Con él no era necesario ponerse transcendente ni ser una erudita en literatura, en el cine de la nouvelle vague o una nostálgica discípula de Sartre. Simplemente había que sentarse, ser una misma, sentir la presencia de sus libros, escuchar, conversar y entonces las ideas sobre la vida fluían en cada sorbo de café con la intensidad de un texto recién escrito. Benedetti solía contar que antes de que los militares usurparan el Gobierno de Uruguay, uno de los grandes atractivos de Montevideo eran las librerías. Nunca cerraban. Los libros eran el reclamo de la noche, del último boliche abierto, la cita impuntual de los solitarios en una ciudad dormida, inmersa en esa patina decadente que deja la cultura cuando la opulencia se ha ido. En noviembre de 1987, las librerías de la Avenida 18 de Julio habían cambiado. Cerraban a media noche y, aunque guardaban el tiempo de los libros viejos, se las veía más nuevas, habían recuperado la curiosidad por el futuro y los textos de los escritores, encarcelados o perseguidos por los militares, volvieron a su lugar para contar el dolor de la tortura y la desesperanza del exilio. Benedetti fue uno de esos autores. Una mañana, paseando por la Avenida hacia el Boulevard Artigas, recordó la solidaridad y el entusiasmo con que los montevideanos recibieron a los exiliados republicanos al terminar la Guerra Civil. «Las aceras estaban llenas de gente, saludando con el puño en alto». Y entonces continuó hablando del otro exilio, del suyo, del desarraigo, de ese adiós clandestino que no tiene destino y siempre parece eterno. Y todo por querer un Uruguay más justo, por apoyar al movimiento Tupamaro, por luchar contra el militarismo estadounidense, por defender a Cuba, por escribir en un semanario de izquierdas, en «Marcha», clausurado por la dictadura en 1974.

Cuento todo esto, ante todo, porque quiero expresar mi respeto y mi afecto por Benedetti, como poeta, como intelectual y como persona. Pienso que sus ideas, su coherencia y su compromiso valiente con su país y con el tiempo que le tocó vivir deberían ser hoy todo un ejemplo para muchos de los intelectuales que pretenden arreglar el mundo. Es cierto que en 1994 fue una de las voces uruguayas que se alzaron contra la extradición de tres ciudadanos vascos y contra la represión que su Gobierno desencadenó en las calles de Montevideo. Sin embargo, debo reconocer que siempre me dolió un poco su distanciamiento sobre lo que ocurría en Euskal Herria. Todavía hoy me cuesta entender su silencio.

A veces una frase lleva a una reflexión y ésta a una duda, a un pensamiento que no llegamos a entender. Es lo que me ha devuelto el recuerdo de Benedetti y lo que me ha ocurrido al leer la carta que el poeta Juan Gelman escribió a favor del juez Garzón y en contra de su procesamiento en relación con los desaparecidos de la Guerra Civil. «... En la Argentina -escribía- habemos jueces que violan el derecho de gentes, el derecho humanitario internacional, los derechos de los agredidos, la moral y la ética más corrientes, movidos tal vez por viejas complicidades. El juez Garzón no pertenece a esta tribu».

En Euskal Herria resulta duro leer estas palabras en un artículo escrito por un hombre, excelente escritor por cierto, que hizo del oficio de escribir un compromiso inquebrantable. Activista político desde muy joven, militante y portavoz en Europa de una organización armada argentina, con dos hijos asesinados por los militares, se puede afirmar que Gelman es un hombre que lo sabe todo sobre el dolor de la represión, un hombre que todavía se rebela contra la injusticia y el olvido de la barbarie militar, un poeta que un día escribió «se hinchan los ojos con las cobardías de este tiempo/ sentadas en sillas de su olvido...» y que, sin embargo, hoy... cree en la ética de Garzón y le defiende.

Sin duda, existe en el ideario de cada uno un abanico de causas para que Benedetti, Gelman y otros intelectuales, incluido Eduardo Galeano, hagan un lapsus en su crítica al sistema, en su solidaridad y olviden que en esta parte de Europa existe un pueblo sin derechos que lucha por su independencia y contra los desastres del mismo capitalismo que durante décadas ha querido subyugar a sus países. Reconociendo su integridad y su compromiso y siendo merecedores de nuestro respeto a su coherencia, hay que advertirles de su olvido y decirles que la democracia de lo que ellos llaman con cierto eufemismo la «madre patria», la que publica sus libros, sus artículos, alaba su honradez militante y un día acogió sus reivindicaciones y su exilio, posee un lado oscuro en el que se ha construido una trastienda de infamias políticas donde el pensamiento libre se considera peligroso, las ideas un patrimonio caduco y el sometimiento de Euskal Herria una razón de Estado. Como en sus países, en la democracia del Estado español la Policía tortura y los jueces cierran los ojos. Los políticos hacen sus cambalaches para promulgar leyes fascistas y anticonstitucionales y los jueces enmudecen. Se violan los derechos fundamentales de los pactos internacionales deteniendo a dirigentes políticos, a jóvenes por el mero hecho de militar en una organización juvenil, aislando y prolongando las condenas de los presos hasta la cadena perpetua y los jueces, con Garzón a la cabeza, vuelven a callar. Se denuncia el secuestro y la desaparición de militantes independentistas como Jon Anza y la judicatura española da un portazo a la verdad, se acomoda en sus despachos y, mientras los tribunales firman condenas de 18 años de cárcel por fundar o dirigir un periódico, en Euskal Herria los que dicen proteger la democracia trucan las elecciones y conforman un gobierno ilegítimo al gusto del nacionalismo español.

Dicen que las cosas son del color del cristal con que se observa la vida. No sé exactamente bajo qué tonalidad mira Juan Gelman a Euskal Herria y al juez Garzón, con qué matices la contemplaba Benedetti cuando me escribió «vos sos mi amiga, pero no me preguntes sobre la política del País Vasco». ¿El de la distancia, la desinformación, el desconocimiento impuesto de la verdad, la conveniencia editorial...? No lo sé, y quizás tampoco quiero saberlo. Sea el color que sea, desde luego no es el verdadero.

Sin embargo, como vengo insistiendo desde hace tiempo en otros artículos y desde mi modesta opinión como miembro de la izquierda abertzale, mantengo que éste no es tiempo de tristezas colectivas ni de desilusiones o dolores individuales, es tiempo de asumir y entender el pasado y enamorarse del futuro. Como se afirma en el documento «Zutik Euskal Herria», «es la hora del compromiso, es la hora de dar pasos». Y también en el ámbito internacional. Dar pasos firmes y acertados para que hombres y mujeres, colectivos e intelectuales como Juan Gelman rompan su olvido, voluntario o involuntario, y puedan analizar la situación de Euskal Herria desde la perspectiva real y comprender, en profundidad, las reivindicaciones y las propuestas políticas de la izquierda abertzale para la resolución del conflicto. Pasos coherentes y valientes que desmonten las viejas y nuevas patrañas informativas de Madrid y pongan al descubierto la baja calidad democrática del poder judicial, del talante político del Gobierno y, también, del poder legislativo español. Pasos que como pueblo nos abran las puertas principales de la comunidad internacional. Dignidad, razones y derechos no nos faltan. El jueves, en una conferencia celebrada en Orereta, el abogado sudafricano Brian Currin ahondó en este terreno y, además, se mostró optimista, lo cual demuestra que el proceso democrático, propuesto de forma unilateral por la izquierda abertzale en «Zutik Euskal Herria», camina por un futuro posible en el que ya nadie podrá escribir cartas desde el olvido. Entonces, igual que ahora, «Escribo en el olvido» seguirá siendo uno de los poemas de amor más hermosos de Juan Gelman.


Apenas ayer, tristemente, Adolfo Pérez Esquivel se unió a la lista de aquellos que han salido a la torpe defensa de ese ser gris, bilioso y vengativo que es Baltasar Garzón.

Apostamos a que muchos extrañan hoy al Sup Marcos, quien ni por un momento se ha dejado engañar ni por el juez clown ni por aquella cínica puesta en escena que tenía en el crédito estelar a Augusto Pinochet.

.... ... .

Independentistak

El movimiento soberanista vasco continúa avanzando. En Gara se ha publicado esta nota acerca de la más reciente propuesta por parte de un pueblo que demanda respeto a sus derechos:

Iniciativa inédita de unidad independentista

Los independentistas unen fuerzas en una red que actuará por encima de los partidos

No se trata ni de una mesa de partidos ni de una plataforma de colectivos, sino de un movimiento social para impulsar la independencia y, como paso previo necesario, lograr un escenario democrático. Así nace la red Independentistak, que ya se abre a aportaciones. La presentación en Donostia ofreció una foto plural y una noticia añadida: la convocatoria de Aberri Eguna, entre Irun y Hendaia, para el domingo 4 de abril.

Ramón Sola

Desde ayer los independentistas vascos -cientos de miles, según cualquier encuesta o resultado electoral que se utilice- cuentan con un foro que les une para impulsar esta opción. Se trata de una fórmula novedosa que ha sido definida por sus impulsores como una «red», basada en la participación, a cualquier modo y escala. Se llama Independentistak y su embrión es un documento presentado ayer en Donostia que lleva por título "Ari gara'' ("Estamos haciendo'').

La iniciativa se ha ido gestando en los últimos meses y salió ayer a la luz con este documento respaldado por 139 firmas de ciudadanos vascos de muy diversas procedencias, edades, sensibilidades políticas y profesiones. Unos 70 posaron juntos en el Palacio Miramar. Pero ya hay una segunda cita que servirá para plasmar el «tirón» social de esta dinámica. Se trata del Aberri Eguna que se celebrará entre Irun y Hendaia el 4 de abril y cuyos convocantes serán, según apunta la red, todos los que suscriban "Ari gara''.

«¡Estamos en marcha!», avanza el manifiesto en su primera frase. «Nosotros y nosotras, independentistas del siglo XXI, queremos hacer saber a la sociedad vasca y a toda persona que pueda estar interesada que estamos reuniendo y organizando nuestras fuerzas para dar forma a esta nueva iniciativa. Queremos dejar claro que ya hemos puesto el motor en marcha, que tenemos un horizonte claro y que en los próximos meses desarrollaremos un proceso participativo para crear y dar a conocer este movimiento», anuncia el texto, que fue leído en euskara por Maite Aristegi (miembro de Nazio Eztabaida Gunea), en castellano por Txutxi Ariznabarreta (sindicalista de LAB) y en francés por Thérèse Halsouet (profesional del ámbito de la salud).

«La mejor opción»

Además de dar a conocer la declaración, en la comparecencia se explicaron algunas de las características de este movimiento, que sin duda rompe los esquemas habituales. Para ello, y dadas las «especulaciones» producidas en los últimos tiempos, debieron matizar primero qué no es Independentistak. «No se trata de una mesa de partidos ni una plataforma de colectivos», indicaron en las tres lenguas citadas la educadora Garbiñe Bueno, la periodista Naroa Iturri y el político Battita Ameztoi.

Se trata, por contra, de una iniciativa eminentemente ciudadana, «independiente», «plural» y que «estará fuera del juego de los partidos y la competición electoral». En la misma línea, y ante las previsibles manipulaciones, ha decidido concretar que «lo que está detrás de este esfuerzo es el deseo de nuestro pueblo. Eso, y nada más que eso, es lo que nos moviliza. Las personas reunidas en esta iniciativa no seguimos órdenes de nadie, no estamos cumpliendo la supuesta voluntad de ETA, pero no consentiremos la utilización de la excusa de ETA para obstaculizar la creación de un movimiento independentista plural y amplio», añade.

¿Por qué esta iniciativa?, se preguntan a continuación los firmantes de "Ari gara'': «Porque la independencia es la mejor opción para Euskal Herria». Aseguran que llevarán esta demanda a todo el país y a otros lugares porque, «al igual que el resto de habitantes del mundo, la ciudadanía vasca tiene derecho a ser soberana y, ejerciendo este derecho, queremos crear nuestro propio Estado, ya que ésta es la mejor manera de vivir en libertad en el mundo».

Destacan que es una demanda democrática y que actuarán por vías democráticas, y en consecuencia piden lo mismo a quienes defienden otros modelos, «esto es, que acepten que es la sociedad el único sujeto de la toma de decisiones». Al hilo de ello, se declaran conscientes de que a día de hoy las legislaciones española y francesa impiden optar por la independencia, por lo que anuncian que «trabajaremos junto a quienes apuesten por otras opciones diferentes a la independentista a favor de un escenario democrático, que garantice el reconocimiento de Euskal Herria, el respeto a su territorialidad y el derecho de autodeterminación, entendiéndolo como un paso necesario en el camino de la consecuencia de la independencia».

Sobre estas premisas, Independentistak se abre a todo tipo de aportaciones. Como muestra, dos de las afirmaciones escuchadas ayer: «Independentistak lo formaremos quienes queramos participar» y «Allá donde haya un independentista estará la red». No hay plazos fijados, pero sí «un horizonte claro»: impulsar la opción de la independencia. Y un criterio de actuación: la participación ciudadana. El primer paso se dio ayer. El segundo, el 4 de abril, entre Irun y Hendaia.


«Ari gara» adierazpena

Abian gaude!

Euskal jendarteari eta, oro har, interesa izan dezaketen guztiei jakinarazi nahi diegu guk, XXI. mendeko euskal independentistok, gure indarrak biltzen eta antolatzen hasiak garela ekimen berri bat gorpuzteko. Argi utzi nahi dugu abiatu garela, hodeiertz garbia dugula eta hurrengo hileetan sare gisako mugimendu hau osatzeko eta bazter guztietara zabaltzeko prozesu irekia garatuko dugula.

Parte hartzea oinarri izango duen sare gisako mugimendu zabala jarriko dugu abian. Norbanakoez osaturiko esparrua, mugimendu independientea, alderdien joko eta hauteskunde lehietatik at egonen dena, anitza, batzen gaituena lehenetsiz, norberaren nortasun, kultura eta pentsamenduak babestuko dituena.

Gure herriak eskatu digulako! Lau haizetara zabaldu nahi dugu gure herriaren eskaera dela, gure herriaren nahia dela ahalegin hauen atzean dagoena. Horrek mugiarazten gaitu eta ez beste ezerk. Ez gara ETAren ustezko borondatea gauzatzen ari, baina ez dugu onartuko ETAren aitzakia erabiltzea mugimendu independentista anitza eta zabala osatzeko aukera oztopatzeko.

Independentzia Euskal Herriarentzako aukerarik onena delako. Gure naziotasuna, gure hizkuntza, gure kultura, gure ekonomia, gure jendartearen aurrerapena eta ingurumenarekiko oreka bermatzeko biderik zuzenena delako, gure herriko bazter guztietara hedatuko dugu independentziaren aldeko aldarrikapena. Izan ere, euskaldunok, munduko biztanle guztiok bezala, gure buruaren jabe izateko eskubidea dugu eta eskubide hori gauzatuz, geure estatua sortu nahi dugu, hauxe baita munduan libre bizitzeko era onena.

Demokrazian oinarrituta, bide demokratikoetatik, gure herriak demokratikoki bidea har dezan. Nazio Batuen Asanblada Orokorrak 1948ko abenduaren 10ean adostutako Giza Eskubideen Deklarazio Unibertsala eta Eskubide Zibil eta Politikoei buruzko Nazioarteko Itunarekin bat eginik, guk, bide, jarduera eta erabaki eredu demokratikoak defendatzen ditugu.

Gauza bera eskatzen diegu Euskal Herriarentzat beste nazio egitasmoak bultzatzen dituztenei, denok onar dezagun jendartea dela erabakiak hartzeko subjektu bakarra. Jakin badakigu gaur egun espainiar eta frantziar legediek galarazten dutela Independentziaren aldeko hautua. Honenbestez, independentziara iristeko bidean zeharkatu beharreko geltokia den Euskal Herriaren aitortza, bere lurraldetasunaren errespetua eta autodeterminazio eskubidea bermatzen dituen agertoki demokratikoaren alde egingo dugu lan, independentziaren aldeko apustua egiten ez dutenekin batera ere.

Aberri Eguna lehen ekimena. Apirilaren 4ean independentista guztiok batera Aberri Eguna ospatu eta aldarrikapena kalera ateratzeko deialdia lantzen hasiak garela jakinarazi nahi dugu.

Donostian, 2010eko otsailaren 27an


Nuestros amigos del Foro Debate Diáspora Vasca en América nos han proporcionado este enlace para los que quieran mostrar su adhesión hacia esta iniciativa.


.... ... .

En Memoria de un Amigo

Carlos Montemayor, uno de los principales defensores de los derechos de los vascos en México falleció hoy, se le recordará por su ejemplo de valentía, dignidad y honor ante la injusticia en contra de los sin voz por parte de los gobiernos represivos.

Esta nota acerca de su deceso ha sido publicada en La Jornada:

Murió el escritor Carlos Montemayor

Fue un destacado creador, militante activo del pensamiento crítico y luchador de la justicia social

México, DF. El escritor, traductor, ensayista e integrante de la Academia Mexicana de la Lengua, Carlos Montemayor falleció este domingo a las 3:35 horas después de una larga batalla contra el cáncer.

Al momento de su deceso, en el Instituto Nacional de Cancerología, Montemayor estuvo acompañado de sus familiares, quienes señalaron que el escritor pidió privacidad desde que le fue diagnosticado el padecimiento.

Por lo tanto, no habrá homenajes institucionales ni velatorio tradicional. Sólo se informó que en el transcurso de esta mañana sus restos serán cremados y sus cenizas estarán expuestas por la tarde en la sede de la Academia Mexicana de la Lengua, ubicada en Liverpool 76, de esta ciudad.

Montemayor (Parral, Chihuahua, 1947-2010) se encontraba internado en dicho nosocomio desde el pasado lunes 22 de febrero a causa de un cáncer en el estómago que le fue diagnosticado hace algunos meses.

A Carlos Montemayor lo distinguió ser un singular luchador de la justicia social, militante activo del pensamiento crítico y un destacado creador.

Entre otros reconocimientos, Montemayor fue acreedor de los premios Internacional "Juan Rulfo", por su cuento "Operativo en el trópico"; "Xavier Villaurrutia", Las llaves de Urgell; "José Fuentes Mares", Abril y otras estaciones, y Colima de narrativa, Guerra en el paraíso.

El pasado 15 de diciembre, el académico recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009 en el campo de Literatura y Lingüística.

Su trabajo creativo y multidisciplinario, que incluía -además de sus colaboraciones para La Jornada- la publicación el próximo martes 2 de marzo de su más reciente libro La violencia de Estado en México.

Como parte de su actividad por las causas sociales de nuestro país, Montemayor integró la Comisión de Intermediación con el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, el arzobispo emérito Samuel Ruiz, el abogado Juan de Dios Hernández Monge, el académico Enrique González Ruiz, la senadora Rosario Ibarra de Piedra y el antropólogo Gilberto López y Rivas.

Este grupo tenía como fin promover el diálogo entre el Ejército Popular Revolucionario (EPR) y el gobierno federal, para tratar en particular el tema de la desaparición de dos de sus miembros, Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, y fue formado a instancias del propio grupo armado.

La comisión se disolvió en abril de 2009 al considerar que no existía voluntad del gobierno federal para esclarecer la desaparición de Reyes Amaya y Cruz Sánchez.


.... ... .

sábado, 27 de febrero de 2010

Más Canibalismo Fascista

Hace unos días les compartíamos una nota acerca del canibalismo fascista que ha quedado en evidencia por las dentelladas en contra del super juez clown Baltasar Garzón. Pues bien, gracias a Kaos en la Red nos hemos enterado que en el estado español las cosas realmente se han salido de control, lean (y si quieren disfrutar, disfruten, que bien merecido se lo tienen tanto Baltasar como el ebrio disfrazado):

Tremendo: Se disfraza de "etarra" para el Carnaval de Cádiz y acaba imputado por apología del terrorismo

Un gaditano se disfraza de "etarra" para el carnaval de Cádiz, es detenido por conducir ebrio, y al verle el disfraz, los agentes de la Guardia Civil española le acaban imputando un delito de apología del terrorismo.

Para colmo, según han declarado conocidos del detenido, era un disfraz irónico que trataba de ridiculizar a los "etarras" y al nacionalismo vasco en general. Según cuentan, el hombre se disfrazó de esa guisa junto a cuatros amigos más, con intención de hacer una crítica a la organización vasca. Llevaban un cerdito con un carnet falso de Arnaldo Otegi pegado, una pancarta en la que aparecía un pene dibujado y una uve (PNV) y en la bandera vasca aparecían los colores de la bandera del orgullo gay. Nada de ello ha impedido que el susodicho haya sido imputado por "apología del terrorismo".

No consta que llevasen pistolas de plástico como complemento al disfraz, aunque, de ser así, seguramente lo hubiesen acabado imputando también por tenencia ilícita de armas. Esto cada día da más miedo.

Se disfraza de miembro de ETA y le imputan apología del terrorismo

Agentes de la Guardia Civil detuvieron al conductor de un vehículo que dio positivo en el control de alcoholemia el pasado fin de semana durante la celebración de los carnavales de Medina Sidonia, imputándole también un delito de apología del terrorismo al ir disfrazado de etarra, llevando como parte del disfraz varias imágenes de Iñaki de Juana Chaos o el anagrama de la banda terrorista.

Según indicaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado, los hechos ocurrieron sobre las diez y media de la mañana del domingo, cuando agentes de la Guardia Civil dieron el alto a un coche que circulaba con síntomas de estar su conductor bajo los efectos del alcohol y que se dio a la fuga.

Una vez interceptado, el ahora detenido fue llevado hasta el cuarte de la Policía Local, encargada de hacerle el control de alcoholemia, cuyo resultado fue positivo. Además, cuando se encontraba en las dependencias policiales “se alteró e intentó agredir a los agentes de la Policía”.

Por ello, el conductor del vehículo fue puesto a disposición judicial acusado de los delitos de resistencia a agentes de la autoridad, contra la seguridad del tráfico y por apología del terrorismo.

Seguramente él nunca habría pensado que aquello de estirar el "Todo es ETA" como un chicle, acabaría por afectarle. Seguramente se reiría de quienes no se han cansado de repetir, una y otra vez, que callar antes las injusticias, que permitir que se hagan leyes que atentan directamente contra los derechos ciudadanos, es un ataque directo a la libertad de todxs lxs individuxs, sin excepción.

Puede que incluso aplaudiese la ilegalización de partidos, las condenas a inocentes, el cierre de medios de comunicación, y otras lindezas judiciales y policiales del estilo. Ahora le ha tocado a él.

Ayer le tocó a muchos ciudados cuyo único delito era ser vasco o tener una ideología independentista y de izquierdas, hoy le ha tocado a este muchacho por ir disfrazado, a otros les han condenado por escribir x frase en un foro de internet, y así vamos, a cada paso más humillante y antidemocrático. Pero nadie en esa España gloriosa se atreve a decir nada, bien porque están de acuerdo con estas actitudes fascistoides, bien por miedo a que lo tachen de "proetarra".

Mañana igual te toca a ti...


.... ... .

Friendship: La Oportunidad

Hemos recibido este texto por correo electrónico:

Un mensaje que exige una respuesta serena

El grupo de apoyo creado en el seno del Parlamento Europeo para respaldar un proceso de solución en Euskal Herria, conocido como Friendship, compareció ayer en Bruselas para presentar a sus nuevos integrantes1. Tras las pasadas elecciones europeas, algunos de sus miembros dejaron su escaño y el grupo se ha reforzado con la entrada de nuevos parlamentarios. El Friendship aprovechó el acto para realizar una declaración en la que valoraron positivamente los pasos dados en Euskal Herria en aras a alcanzar un escenario de paz a raíz de la presentación de la resolución «Zutik Euskal Herria». Ese documento recoge las conclusiones del debate que ha desarrollado la izquierda abertzale y una hoja de ruta que incluye una propuesta para una resolución estable y duradera, así como sus compromisos al respecto. En ese sentido, los euro parlamentarios alabaron el compromiso de la izquierda abertzale con las «vías exclusivamente políticas y democráticas» y resaltaron la importancia de haber asumido los denominados Principios Mitchell2 de manera unilateral. En consecuencia, pidieron al Gobierno español que «actúe con responsabilidad».

Es de por sí significativo que este grupo recupere su dinámica y se revigorice en un momento que se adivina crucial para el futuro inmediato de Euskal Herria. En ese contexto, y aprovechando que durante este semestre el Estado español ostenta el cargo de presidente de turno de la Unión Europea, el Friendship le pidió que «aliente la implicación de las instituciones europeas en el impulso a una resolución pacífica del último conflicto armado que queda en la Unión Europea». No se les puede acusar de pecar de inocencia, pues todos ellos y ellas conocen perfectamente lo que ocurre en Euskal Herria. Además, algunos de sus participantes -como en el caso de la irlandesa Bairbre de Brún- saben de primera mano lo importante que resultan tanto la aceptación de ciertos principios por parte de todos los agentes como el apoyo internacional en la resolución de un conflicto político de esta naturaleza.

Nadie entendería que esta llamada a la responsabilidad fuese o bien ignorada o bien respondida desde la soberbia. Si de verdad el Gobierno español quiere mandar un mensaje de serenidad a Europa, aquí tiene una buena oportunidad.

-------

Un message qui exige une réponse sereine

Le groupe de soutien créé au sein du Parlement Européen pour soutenir un processus de résolution du conflit en Euskal Herria, connu sous le nom de “Friendship” a présenté hier à Bruxelles ses nouveaux membres1. A l’issue des dernières élections européennes, certains de ses membres ont dû laisser leur siège et le groupe Friernship s’est renforcé avec l’adhésion de nouveaux parlementaires. FRIENDSHIP a profité de cette présentation pour faire une déclaration où ils considèrent de manière positive les avancées réalisées en Euskal Herria dans le but de parvenir à un scénario de paix, suite à la présentation de la résolution “ZUTIK EUSKAL HERRIA”. Ce document comporte les conclusions du débat développé par la gauche abertzale et une feuille de route incluant une proposition de résolution stable et durable, ainsi que des engagements dans ce sens. De ce fait, les parlementaires européens de Friendship ont fait l’éloge de l’engagement de la gauche abertzale pour des “voies exclusivement politiques et démocratique” et ont mis en exergue l’importance d’assumer de façon unilatérale les “Principes du sénateur Mitchell”2. En conséquence, les parlementaires demandent au Gouvernement espagnol “d’agir avec responsabilité”.

Il est significatif en soi que ce groupe récupère sa dynamique et se renforce dans ce moment que l’on considère crucial pour le futur immédiat d’Euskal Herria. Dans ce contexte et profitant du fait que l’Etat espagnol préside à son tour pour six mois l’Union Européenne, FRIENDSHIP lui demande “d’encourager l’implication des institutions européennes pour impulser une résolution pacifique de ce dernier conflit armé existant dans l’Union Européenne”. On ne peut accuser Frienship de pêcher par innocence car ses membres sont parfaitement informés de ce qui se passe en Euskal Herria. De plus, certains d’entre eux –comme l’irlandaise Bairbre de Brun- connaissent de première main l’importance du fait d’accepter certains principes par tous les agents concernés ainsi que l’importance du soutien international dans la résolution d’un conflit politique de cette nature.

Nul ne comprendra que cet appel à la responsabilité soit ou ignoré ou méprisé. Si le Gouvernement espagol veut vraiment transmettre un message de sérénité à l’Europe il a là une très bonne opportunité.

1 – NDT : T. Zdanoka, F. Brepoels, B. Staes, O. Junqueras, F. Alfonsi, J. Evans, I. Hudghton et A. Smith du groupe des Verts-Alliance Libre Europénne / B. de Brun, E-B. Svensson et J. Mastalka du groupe de Gauche unitaire Européenne- Verts de Gauche nordique et C. Sogor du Parti Populaire Européen (démocrates chrétiens).

2 – NDT : principes utilisés pour “résoudre” le conflit en Irlande du Nord.

(Traduction U. Parot)


Nos agregan este comentario:

Buena gente, esos diputados... ¿algo inocentes, quizás? Piensan que España (y Francia) son "buenos"...


.... ... .

Eusko Flick: San Juan de Gaztelugatxe


lunes, 22 de febrero de 2010

Aficionados Antifranquistas

Dicen por allí que los aficionados a los deportes poco se enteran de lo que sucede alrededor de ellos. Pues bien, en pocos meses el monarca franquista de los españoles se ha enterado que por lo menos en Euskal Herria por ahí no va la cosa. Esta nota publicada en inSurGente nos habla del "caluroso recibimiento" al heredero de Francisco Franco en la Bizkaia Arena:

Abucheos y gritos contra los Borbones

El pabellón Bizkaia Arena de Baracaldo recibió con pitos, abucheos y gritos de “fuera” a los Borbones, que presiden esta tarde la final de la Copa del Rey de Baloncesto, que disputan el F.C. Barcelona y el Real Madrid.

Como ya ocurrió en la pasada final de la Copa del Rey de fútbol entre el Athletic y el Barcelona en Mestalla , los aficionados han abucheado, esta vez en la Copa del Rey de baloncesto, el himno nacional. Don Juan Carlos y Doña Sofía han entrado a las siete menos seis de la tarde al pabellón de Bilbao donde el Real Madrid y el Barcelona disputan la final desde las siete. Unos pocos espectadores cercanos al palco les han aplaudido, mientras el resto del pabellón del BEC de Barakaldo pitaba y se oían algunas gritos de "fuera, fuera".


Los pitos han arreciado durante la breve interpretación del himno nacional. El himno ha sonado durante treinta y cinco segundos, que se ha oído poco, entre los silbidos. Tan pronto como ha acabado el himno, la situación ha vuelto a la normalidad y no ha habido más incidencias.

Las medidas de seguridad para el partido se han extremado, y hasta una hora antes del encuentro el público no ha podido acceder a las gradas. Media hora antes de comenzar el encuentro ha habido algunos improperios entre las aficiones del Real Madrid y del Bizkaia Bilbao al desplegar los primeros unas banderas españolas, que no han pasado mayores.

Acompañan a los Reyes, entre otros, Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte; el lehendakari, Patxi López, y los presidentes del Real Madrid, Florentino Pérez, y del Barcelona, Joan Laporta.


Acá tienen algunas de las manifestaciones de cariño hacia el bribón que da continuidad al fascismo español:













Pobre Francisco López, y él pobre iluso se pensaba que ya había terminado de "normalizar" a las tribus bárbaras del norte, a las que Sarkozy considera las tribus bárbaras del sur.

.... ... .

miércoles, 17 de febrero de 2010

Le Quitan el Botín



Como hemos ya consignado en este blog, la vendetta personal de la vasquita filofranquista Marisa Arrúe en contra de Zigor Goikoetxea se saldó con el encarcelamiento del joven vecino de Getxo. Allá en junio del año pasado informamos acerca de esto poniendo especial énfasis en el botín de guerra de 6,000 euros que le habían concedido a la mercenaria ultraespañolista por los servicios prestados. Pues bien, según esta nota publicada en Noticias de Navarra resulta que a final de cuentas la han privado de su recompensa monetaria:


El Tribunal Supremo ha anulado la indemnización de 6.000 euros que el hermano del jefe del "comando Bizkaia" de ETA Arkaitz Goikoetxea, Zigor Goikoetxea, debía pagar a la edil del PP en Getxo Marisa Arrúe por amenazarla de muerte cuando visitaba un mercado en 2008.
Así lo ha acordado la sala de lo penal del TS en una sentencia, en la que estima parcialmente el recurso que el acusado interpuso contra la sentencia dictada el pasado mes de junio por la Audiencia Nacional.
La Audiencia Nacional condenó al acusado por estos hechos a dos años de prisión, lo que sí confirma el Alto Tribunal, que deja sin efecto como responsabilidad civil la citada indemnización por daños morales porque en la causa ni el fiscal ni la propia perjudicada pidieron la citada cantidad, que fue reclamada por el PP.
"Tampoco aparece en toda la causa adhesión a la petición hecha por otro, en este caso el PP", explica la resolución.
La Fiscalía y la acusación particular pidieron al TS que elevara dicha pena de cárcel y que fuera condenado por un delito de atentado contra la autoridad, ya que Arrúe fue "amenazada y aterrorizada" por ser edil, lo que no estima el Alto Tribunal.
Según explica, "en el caso de autos no ha quedado probado que se atacara el bien jurídico que se protege en el delito de atentado, por considerar que el sujeto activo no tenía el propósito, ni tampoco se representaba como efecto de su conducta de que actuando de ese modo se atacara, ofendiera, denigrara o desconociera la dignidad de la función pública que ostentaba la ofendida entorpeciendo su ejercicio".
"En definitiva, esta sala entiende que no se actuó con ocasión del ejercicio de las funciones de concejal, ni el prestigio, dignidad y libre desempeño del cargo resultó afectado", concluye.
En su sentencia, la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que también impuso a Zigor Goikoetxea una orden de alejamiento de su víctima por un periodo de cinco años y la prohibición de residir en Getxo, consideró probado que el acusado, "con el ánimo de atemorizar", le hizo "un palmario anuncio de muerte" a Arrúe, diciéndole: "antes de cinco años te vamos a matar".
Los hechos tuvieron lugar sobre las 12:15 horas del 10 de agosto de 2008 con ocasión de las fiestas que se celebraban en la localidad de Algorta, en la plaza Biotz Alai, cuando el acusado se percató de la presencia de Arrúe, a la que conocía con anterioridad y se aproximó a ella, apuntándola con un dedo.
Lo que no quedó probado para la Audiencia Nacional, y por ello no le condenó a los seis años de cárcel que pedía la Fiscalía, es que las amenazas fueran de carácter terrorista, ya que no se ha determinado "la pertenencia del acusado a ETA o a alguna de sus filiales", ni que actuase o colaborase a su "servicio".
Goikoetxea ya fue condenado en 2002 por un delito de injurias por insultar a esta misma edil en un pleno del Ayuntamiento diciéndole "chula", "hija de puta" y "tu no te vas a escapar".

Y bueno, siempre es "refrescante" volver a leer los kafkianos argumentos con los que el régimen violento y autoritario del estado español puede privar de la libertad a un joven solo por su apego a los derechos políticos y civiles de su nación.


°

El Desafiante Euskera



El régimen borbónico franquista y sus esbirros en Nafarroa Garaia han hecho todo lo que han podido para cerrarle el paso al euskera. Yendo en contra del sentido común, que en su caso dictaría que el avance educativo y científico actual debiera orientarse hacia el fortalecimiento del que es ya considerado el idioma más antiguo de Europa, los españolazos y los vasquitos que están al frente de las instituciones del estado hacen precisamente lo contrario e implementan todo tipo de artimañas para debilitar la lingua navarrorum.

Por eso es bueno leer esta nota publicada en Noticias de Navarra:


Las ikastolas resisten en Navarra y las tres de la Cuenca de Pamplona siguen llenas, pero los excedentes pasan de 41 a 11
María Olazarán
La enseñanza en euskera en la Comunidad Foral mantiene su espacio tanto en los centros públicos como en las ikastolas. Así lo reflejan los datos provisionales de prematrícula que manejan la asociación de directores y directoras de centros públicos del modelo D, Nize y la Federación Navarra de Ikastolas para el próximo curso. A la espera de conocer las preinscripciones de una veintena de centros públicos (la celebración de los carnavales ha impedido que Nize cuente con todos los datos) y las cifras globales de prematriculación, la realidad es que la enseñanza en euskera mantendrá el número de aulas en Navarra si bien los movimientos demográficos provocarán que algunos centros públicos pierdan alumnado. En lo que respecta a las ikastolas, estas mantienen su espacio en toda la comunidad y la bajada de 518 a 490 "no es preocupante", ya que se debe a que los tres centros de la Comarca de Pamplona (Jaso, Paz de Ziganda y San Fermin) han pasado de tener 41 a 11 excedentes.
A la espera de contabilizar los datos de una veintena de escuelas públicas (que aún no han podido remitir los datos al presidente de Nize), los 47 centros que ya han hecho el recuento han sumado cerca de 1.100 de preinscripciones (el pasado año todos los centros obtuvieron un total de 1.353). De esta forma, y a la espera de conocer los datos globales de matriculación, se puede afirmar que el modelo D público mantendrá su espacio el próximo curso escolar. "La oferta educativa va a poder asumir toda la demanda y, aunque sí parece que algunos centros van a perder alumnado, es importante destacar que se mantendrán el número de aulas", señala el presidente de Nize y director del CP Alaitz de Barañáin, Iñaki Andueza, quien añadió que "algunas bajadas se achacan a movimientos demográficos".
El incremento más reseñable se ha registrado en el CP Sarriguren, que ha duplicado su demanda (de 19 a 40) mientras que desde Nize también se destaca las subidas de Alsasua (42 a 47), Elizondo (22 a 26) o Irurtzun (de 21 a 28). Asimismo, también ven muy positiva la prematrícula que han obtenido las escuelas de Villava, Ansoáin, Zizur Mayor o Huarte.
Ikastolas
Las quince ikastolas sí tienen todos los datos de prematrícula y pasan de 518 a 490 solicitudes. Una bajada que no preocupa en la Federación, ya que se da en los tres centros de la Comarca de Pamplona "donde se cubren de sobra todas las plazas". Sin embargo, esta situación permite que no haya tantos excedentes, de 41 a 11 (4 en San Fermin, 2 en Jaso y 5 en Paz de Ziganda).
En lo que respecta al resto, la Federación destaca las subidas de Estella, Tudela y Etxarri así como la matriculación en 2 años en Lesaka "que ha llegado a los 21 niños, cifra histórica por lo menos en los últimos 15 años". Así las cosas, la Federación realiza una valoración positiva "dado que nada nos ayuda: crisis, actuación de la Administración...).



°

lunes, 15 de febrero de 2010

Cuba y los Vascos

Este artículo publicado en Deia hace un repaso de la relación entre Cuba y Euskal Herria a través de los emigrantes vascos y sus descendientes:

Un aurresku en el Caribe

Desde que llegaron a Cuba acompañando a Cristóbal Colón, los vascos han tomado parte activa en la historia de la isla: religiosos, piratas, pelotaris, líderes independentistas o toreros han dejado huella.

Iñaki Mendizabal Elordi

La presencia vasca en las Antillas se remonta al primer viaje de Colón y tuvo tintes dramáticos. El genovés se topó primero con Haití (La Española) pero días más tarde recaló en Cuba. Junto con el famoso Cristoforo viajaban varios vascos, la mayoría embarcados en la Santa María, por lo que no es descabellado pensar que el mismísimo 28 de octubre de 1492 varios paisanos (denominados genéricamente vizcainos) pisaron la isla. Entre los tripulantes se encontraban el maestre Juan Txantxu y el carpintero Domingo, ambos de Lekeitio, así como el tonelero Domingo de Antxia, natural de Ispaster. Les acompañaban Martín de Urtubia, de Natxitua, que era un joven txo, los hermanos Pedro y Juan Arraes y los marinos Juan Martín de Azogue (Deba), Juan Ruíz de la Peña y Oier de Berastegui. Días más tarde, muchos de estos hombres regresaron a La Española y se quedaron voluntarios en el fuerte Navidad, bajo el mando de Diego de Arana, un cordobés de probable ascendencia vasca. Cuando Colón regresó al fuerte, un año después, no encontró a nadie vivo. El fraile sevillano Bartolomé de las Casas, cronista de aquellos hechos, relataba lo sucedido de la siguiente forma: "Juntáronse ciertos vizcainos contra los otros y así se dividieron por la tierra, donde los mataron por sus culpas y malas obras". No se sabe a ciencia cierta si los 39 ocupantes del fuerte Navidad murieron a manos de los indios (versión de los colonizadores) o luchando unos contra otros, pero en todo caso el desenlace fue fatal.

Aquellos desgraciados pioneros abrieron la senda que siguieron más adelante miles y miles de colonos, algunos de los cuales dejaron una profunda huella en la mayor de las islas de las Antillas, Cuba. Uno de los proyectos más curiosos de la primigenia colonización fue el diseñado por Luis de Arriaga. Arriaga propuso a Isabel la Católica viajar con 200 familias vascas que a su vez fundarían en Cuba cuatro villas distintas. La reina aprobó la idea en 1501, pero el viaje no se realizó nunca. En cambio, fueron llegando a Cuba mercaderes como Lope Fernández (Eibar), Juan de Hernani o Juan Otxoa, a los que les siguieron los Goytisolo, los Arrieta o los Zulueta. En la segunda expedición de Colón viajó también Francisco de Garay, que al parecer fue el primero en construir una casa de piedra en la isla. Garay acabó siendo gobernador de Jamaica.

La Iglesia no podía faltar a la cita colonial y para 1610 mandó al inquisidor Juan B. Guilisasti para que se encargara de verificar que los pecadores eran los nativos, no los cristianos que se lanzaron al Nuevo Mundo con ansias poco conciliadoras. Pero no todos los prelados que llegaron a Cuba apoyaban la brutal colonización. Francisco de Vitoria, por ejemplo, proclamó que los indígenas tenían uso de razón, orden social e incluso religión, apuntando que, además, eran soberanos de sus tierras. Vitoria escribió sin querer las bases del derecho internacional moderno.

Durante aquellos años de colonización los vascos llegaron a ocupar cargos administrativos importantes tanto en Santiago de Cuba como en La Habana. Para muestra, dos botones: Fernando de Uranga, primer obispo vasco nombrado en Cuba (1550-57), y Pedro de Arana, responsable de fondos públicos que pasaron a ser privados en cuanto el funcionario tuvo acceso directo a los mismos.

Corsarios, traficantes y empresarios

Los vascos se lanzaron a la mar hacia el siglo XI, pero aprendieron pronto. A partir del siglo XIV los corsarios y piratas de Euskal Herria se adentraron en los mares de medio mundo y surcaron también el Caribe. En aquellas aguas se hicieron famosos, entre otros, Michel el Vasco, Ducase, Suhigaraychipi, José Domingo de Cortázar, Martín de Arostegui, Pedro de Garaicoechea o José Iturrieta, mientras que fueron menos conocidos sus perseguidores, militares regios de los que se habla poco, como Bernardino de Muxika, Tomás de Larraspuru, Fermín Salaberria, Sancho de Alquizar o los capitanes Mendieta e Ignacio Olabarria.

Los vascos tampoco se quedaron al margen del tráfico de esclavos. Lorenzo Ariztegui y Francisco de Agirre fundaron en el siglo XVIII la Compañía General de Negros y Miguel de Uriarte se jactaba de haber transportado hasta Cuba a más de 15.000. Gaspar de Unzueta tampoco fue muy sutil, y lo lincharon unos negros en el burdel de Casa Dolores (en Guanabacoa), hartos de sus desprecios y del maltrato constante al que sometía a las prostitutas afrocubanas. Durante la misma centuria, hombres como José Martín Félix de Arrate, José Beitia o los Arostegui se esforzaron en otros menesteres. Félix fue el primer historiador nacido en la misma Cuba y ejerció además como regidor del ayuntamiento de La Habana, mientras que Beitia recibió el primer título nobiliario de la isla tras instalar en territorio cubano infinidad de fábricas azucareras.

A finales del siglo XVIII el incipiente movimiento independentista también contó con el impulso de algunos apellidos vascos, tal es el caso de Joseph Basabe, uno de los fundadores de la Sociedad Patriótica de La Habana, o de Rafael Mendibe, maestro de José Martí (el apóstol para los cubanos). En la misma época, la imprenta llevada a la isla por Matías Alkeza imprimió el primer diario que se editó en la isla (El amigo de los cubanos, 1802), y el papel empezó a circular por los pueblos y las ciudades cubanas, un papel que sirvió para inmortalizar la prosa y la poesía de Gertrudis Gómez de Avellaneda y Arteaga (quien incluye en sus trabajos temas como el Árbol de Gernika o la Dama de Anboto) y más adelante los escritos de Dulce María Loynaz, José Lezama Lima o el contemporáneo Leonardo Padura (en una entrevista reciente reconoció que sus abuelos eran de Bilbao).

Durante el siglo XIX nos encontramos, sobre todo, con emprendedores y promotores. Es el caso de José de Aretxabala y Aldama, que emigra a Cuba y se establece en Cárdenas, donde funda una destilería que con el tiempo se convirtió en una marca conocida y prestigiada en todo el mundo (Havana Club), y fue Lucio Garay Zabala (de Bakio) quien inventó un licor aromatizado con zumo de guayaba que hoy en día es uno de los productos estrella de Pinar del Río: Guayabita del Pinar. En cambio, al abogado y escritor Nicolás Azcárate le dio por organizar tertulias literarias, y en las mismas participaron por primera vez mujeres.

Un torero italo-vasco, pelotaris y futbolistas

A mediados del siglo XIX, Cuba recibía la visita de un ilustre italo-vasco llamado Luis Mazzantini Eguía. Natural de Elgoibar, el torero Mazzantini protagonizó uno de los escándalos más sonados de la época al acostarse con una actriz famosa que coincidió en la isla con él. Entre los toreros nacidos en Cuba habría que destacar al Volador Gaytán, aunque se sabe poco de él. Además, por aquellas fechas otros deportes empezaban a asomar con fuerza. Entre ellos hubo uno que causó furor: la pelota vasca. Consta que en 1881 ya había pelotaris de Euskal Herria jugando en terrenos de El Vedado (barrio de La Habana), y a principios del siglo XX se pasaron al frontón Palacio de los Gritos, cambiando la vieja xistera por la cesta-punta. Esta modalidad llegó a deslumbrar al propio Hemingway, que en una de sus crónicas relató con pasión el drama que vivió Tarzán Ibarlucea en plena cancha (al de Etxebarria le abrieron la cabeza con un pelotazo). Para entonces ya habían desaparecido de las calles de la capital las rondas de la guardia de honor de la Virgen de Begoña, una sección especial de la policía habanera vestida a la manera de los miqueletes vascos, y en las pinacotecas se colgaban cuadros de artistas ilustres como Víctor Patricio Landaluce o José Arburu.

El siglo XX arrancó con las primeras carreras de coches (en las que, haciendo honor a su apellido, destacó Ernesto Carricaburu) y con la disputa de la primera liga de fútbol (1914), en la que curiosamente se impuso el Euskeria Sporting Club. Para regocijo de los aficionados cubanos, en la década de los 30 visitaron La Habana boxeadores de la talla de Uzkudun o Gaztañaga, mientras en la radio se podían escuchar las magistrales composiciones para piano del maestro Ernesto Lecuona, el más universal de los músicos cubanos. A partir de 1938 la isla comienza a acoger a los primeros exiliados vascos, y en 1945 el arzobispo de La Habana, Manuel Arteaga, es designado cardenal: se trata del primer prelado que accede a ese puesto en toda América Latina.

La etapa revolucionaria tampoco está exenta de protagonistas con apellidos euskaldunes. Rastrearlos resulta un ejercicio revelador. El segundo apellido del dictador Fulgencio Batista era Zaldívar; el líder estudiantil muerto en el asalto suicida de 1957 al Palacio Presidencial se llamaba Juan Antonio Echeverría; pocos años antes -y rizando el rizo- nos encontramos con Pedro Sarria, subteniente del ejército batistiano que salvó de una muerte segura a Fidel Castro; el dirigente cubano fue apresado tras el fallido asalto al cuartel Moncada (1953) y Sarria evitó que lo ajusticiaran. Tirando de heráldica nos topamos con que dos de los comandantes más famosos de la revuelta de los barbudos tenían apellidos vascos: Camilo Cienfuegos Gorriarán y el Ché Guevara. Uno de los antepasados del Ché fue vasco (de la fortaleza de los Guevara, en Barrundia, Araba) y recaló en Argentina el año 1535: era oficial de la armada de Pedro de Mendoza, quien a su vez fundó Buenos Aires. Tampoco podemos olvidar que el primer presidente que designaron los revolucionarios nada más llegar a La Habana fue el abogado Manuel Urrutia.

Es indudable que los vascos han jugado un papel importante en la historia de Cuba, pero la colaboración entre los dos pueblos sigue siendo fluida. Asociaciones como Euskadi-Cuba o Kubako Euskal Enpresarien Elkartea siguen manteniendo firme esta colaboración histórica, sin olvidar a las decenas de brigadistas que viajan a la isla cada año para participar en distintos proyectos sociales.


.... ... .

sábado, 13 de febrero de 2010

Canibalismo Fascista

Pareciera ser que el juez clown* ha logrado enfurecer a sus patrones. Otrora adalid del contubernio entre los diferentes poderes del estado español en contra de los derechos del pueblo vasco hoy se encuentra atado y bien atado a la estaca en medio de la hoguera de vanidades franquista. De eso nos habla este texto publicado en inSurGente:

Garzón cazado por el demofascismo

Manuel Fernández Trillo

Es sabido que a Baltasar Garzón lo tienen envuelto en un asunto judicial en que se le imputa el delito de prevaricación por el que le podrían condenar a 20 años de inhabilitación. El hecho: iniciar un procedimiento para investigar los crímenes del fascismo español desde 1936 a 1952, en que imputa a 38 bandidos dirigidos por el exgeneral Francisco Franco (ver Gaceta 22 de julio de 1936) un delito imprescriptible de lesa humanidad y responsables de un delito continuado de secuestro dado que decenas de miles de republicanos aún no han aparecido después de ser detenidos y conducidos a lugares desconocidos de los que no han vuelto jamás (se hallan en las cunetas y barrancos de España).

Los acusadores contra Garzón son falangistas con mando en plaza, pues al día de hoy mantienen su partido legalizado aun a pesar de la indeseable Ley de Partidos del año 2002. Cualquiera que sea la acusación y la ideología que profese tiene ese derecho y por tanto nada se puede objetar, y si alguien considera que su ideología fascista le invalida para presentarse ante los tribunales que los legisladores “demócratas” cambien la ley (en otros países –Alemania, p.e.- no pueden actuar como tales nazis). Pero el poder, el Gran Poder, está imbuido de ideología fascista – banqueros, empresarios, políticos, gobernantes, clerigalla, jueces, fiscales, abogados, periodistas, escritorzuelos, enseñantes…- que con gran descaro han favorecido la promulgación de leyes que criminalizan a cientos de miles (millones) de personas en España. Contra estas leyes no he visto que protestaran los que ahora salen a defender al “juez estrella” del “todo es ETA”, por el que han ido a parar a la cárcel personas más dignas que él, y a quienes les han destrozado la profesión que ejercían y hasta la propia vida.

Ha sido cazado por las leyes demofascistas, las mismas –que ahora tan injustas les parecen- fueron aplicadas en sentido lato (y estricto) contra ciudadanos cuyo único “crimen” era –es- luchar contra el sistema económico y político imperante. Los seguidores del bandido Francisco Franco son más –muchos más de los que estuvieron el otro día en el cementerio acompañando a “Petón”- pues basta mirar las disposiciones legales del Gobierno actual y pasado, a los miembros de las Cortes –empezando por su presidencia- y al Tribunal Supremo, para comprender que el franquismo (el fascismo español) sigue dirigiendo la convivencia. Fascismo es la “doctrina Parot” (idea de ese juez de la AN cuya sala penal preside); fascismo es la Ley de Partidos de 2002; fascismo es la sucesiva reforma del Código Penal (léase el art. 508 y piensen los trabajadores si pueden ser condenados a prisión con ese artículo en la mano de un juez como Garzón que suponga que “todo es crimen”); fascismo es acabar con la persecución de delitos de lesa humanidad para salvar a los gobernantes del Estado Judío de Israel, fulminando de ese modo la justicia universal; fascismo es la aplicación del FIES (Fichero de Internos de Especial Seguimiento) e igual de fascista callar ante tal ignominia sabiendo que existe (esto es para que tomen nota los de la Plataforma de Apoyo a Garzón y juristas anexos); fascismo es aceptar los presupuestos políticos de la Ley de Amnistía de 1977 donde igualaron a verdugos y víctimas como si ambos tuvieran la misma responsabilidad criminal; fascismo la aplicación retroactiva de las leyes penales perjudiciales para el justiciable; fascismo es investigar la vida de una persona y aportar como hecho criminal si estuvo en el entierro de un amigo; fascismo es esa ley de Memoria Histórica que no persigue a los criminales franquistas, vivos o muertos (a los muertos tampoco los sacaríamos de sus tumbas como al Papa Formoso después de un Sínodo Horrenda, sólo se aplicarían las disposiciones de régimen constitucional republicano perdiendo todos ellos el “grado” que usurparon durante los últimos 70 años). (Interminable sería la relación de actos, leyes, y dictados todos ellos amparados en la “democracia borbónica”).

Cazado por los fascistas es víctima de esas mismas leyes que el propició, defendió, y usó contra quienes él entiende que son sus enemigos. O participa de la misma ideología que sus perseguidores actuales –en todo o en parte- o ha sido el tonto útil haciendo el trabajo sucio aplicando las mismas leyes (el “espíritu legal” del que está informado todo el aparato legal y jurídico) mientras los más recalcitrantes se frotaban las manos sin dar la cara (“que haga, dejadlo, que haga”). Me resulta muy provechoso para la limpieza del sistema judicial, y de la legislación, que se persiga a uno de los suyos porque de ese modo, se desvelará algo que permanecía escondido: que vivimos en el demofascismo.

Yo no apoyaré a este imputado; que con su pan se lo coma; y que reviente junto con todo el sistema político-legal que se ha montado en el post-franquismo (“todo atado, y bien atado”, dijo el gran dictador). Ahora prueba en sus propias carnes el látigo que él tantas veces usó para encarcelar a personas inocentes de todo cargo. Que el Tribunal Supremo es una caterva de trileros lo sabe quien está al tanto de sus sentencias; que el Tribunal Constitucional –al que acudirá en amparo- es un jaula de grillos en que todos cantan desde la noche del fascismo (juraron en su mayoría los Principios del Movimiento Nacional); que el Gobierno –sea quien sea quien lo presida- es el brazo armado del demofascismo no hay quien lo niegue (como dijera el gran Enrique Santos Discépolo). La indignación de algunos por esta persecución no deja de ser una indignación parcial, pues se olvidan de las víctimas de las leyes que el propio Garzón ha utilizado, cuando no propiciado de modo directo o indirecto (Ley de Partidos Políticos de 2002) favoreciendo el desarrollo y ampliación del sistema político y legal que nos toca soportar y contra el que pocos, muy pocos –aún- se alzan cada día.

*Título que se ganó a pulso cuando después de retar al Subcomandante Marcos procedió a huir con el rabo entre las patas para esconderse entre las faldas de José María Aznar cuando el vocero del EZLN le respondió.

.... ... .

Eusko Flickr: Una Serata per Euskal Herria


jueves, 11 de febrero de 2010

Egaña: Como se Construye una Mentira

Este texto ha sido publicado en inSurGente:

Cómo se construye una mentira

Iñaki Egaña

El 27 de junio de 1960, hace pronto medio siglo, un grupo antifascista, nacido al amparo de la Revolución Cubana, colocaba seis bombas en las dos estaciones de tren de Donostia, en la de Atxuri de Bilbao (dos días después), en la del Norte de Barcelona, en la de Chamartín de Madrid y en el tren correo de Madrid a Barcelona. Según la nota difundida por el Ministerio de Gobernación, el modus operandi en todas las ocasiones fue el mismo: una maleta abandonada con un mecanismo que provocaba la ignición de una bomba incendiaria.

El grupo en cuestión se llamaba Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL), compuesto por una amalgama de militantes comunistas, anarquistas y guevaristas, dirigidos aparentemente por militares portugueses exiliados, entre ellos el general Humberto Delgado. Unieron sus fuerzas para denunciar las dictaduras de Franco y de Salazar. Humberto Delgado sería posteriormente secuestrado por la policía secreta portuguesa y ejecutado en España con la complicidad de la de Franco, en 1965.

Las primeras acciones del DRIL lo fueron en Madrid, en febrero de 1960, todas ellas también de la misma manera: una maleta abandonada con explosivos. Los objetivos: el Ayuntamiento, la estatua de Velázquez en el Museo del Prado, la sede de Falange... En una de ellas, la bomba deflagró mientras la manipulaba Ramón Pérez Jurado, que murió en el acto. Su compañero Antonio Abad Donoso fue detenido y otros dos jóvenes, Santiago Martínez y Justiniano Álvarez, lograron escapar, según la Policía. Antonio Abad fue torturado, juzgado y ejecutado el 8 de marzo de ese año.

La ejecución de Abad provocó una fuerte contestación internacional contra el régimen de Franco y la decisión del DRIL de dar una respuesta contundente a la muerte de su militante. Así prepararon las bombas en las estaciones citadas, disponiendo las acciones tal y como lo habían hecho en Madrid unos meses antes. La bomba en la Estación del Topo de Donostia mató a una niña que no había cumplido los dos años, Begoña Urroz, natural de Lasarte.

Siete meses más tarde, el DRIL abordaría la que sería la mayor de sus acciones, el secuestro de un barco portugués, el Santa María. Al mando del capitán Henrique Galvao, 24 militantes antifascistas tenían previsto llegar hasta Angola y establecer un foco guerrillero que desestabilizara a la metrópoli. Pero el intento fracasó y guerrilleros y pasajeros concluyeron la odisea en Brasil. Estados Unidos intervino en la conclusión del secuestro.

Hasta aquí, muy sucintamente, la historia que ha tenido soporte en libros de aquella mítica editorial Ruedo Ibérico, documentales, el último de 2004, e incluso una reciente novela. El general Humberto Delgado logró escribir y editar sus memorias antes de ser asesinado. Al DRIL, que desapareció en 1964, se lo tragó la vorágine de la historia y quedó enrolado en uno de los capítulos de la oposición armada al régimen de Franco. Como el maquis comunista y anarquista, como el MIL, los GAC, el FRAP e incluso ETA.

El 19 de setiembre de 2000, sin embargo, Ernest Lluch publicaba un artículo en El Correo según el cual ETA habría sido la autora del atentado de la Estación de Donostia en 1960 y, por tanto, sería falso que sus primeras víctimas fueran el guardia civil José Pardines y el comisario Melitón Manzanas, ambos en 1968. Decía Lluch en ese artículo que "No hemos encontrado ni en Lazkao (Archivo de los Benedictinos) ni en publicaciones que ETA se atribuyera la colocación de bombas en 1960". Pero le atrajo, sin duda, la hipótesis que, de un plumazo, la convirtió en certeza.

La intoxicación fue tomando cuerpo como en otras ocasiones. Algunas de ellas fueron muy sonadas, como cuando diversos medios de comunicación atribuyeron a ETA las autorías de asesinatos de grupos parapoliciales: Tomás Alba, Eduardo Moreno, Santi Brouard, Josean Cardosa, Josu Muguruza... O la bomba en la guardería Iturriaga que causó tres muertos. O la explosión de la caldera en la escuela de Ortuella, o el accidente del Monte Oiz, o el incendio del Hotel Corona de Aragón en Zaragoza... o las 10 bombas que explotaron en Madrid el 11 de marzo de 2004, causando 191 muertos y 1.500 heridos.

Recientemente, un libro titulado Vidas Rotas, junto a un artículo publicado en El País, se han vuelto a hacer eco de la tesis de Lluch. Manipulando de una forma descarada. Y lo digo porque me afecta en primera persona. Se dice textualmente en el libro Vidas Rotas: "El Anuario del diario Egin correspondiente a 1994 y la obra Euskal Heria y la libertad (Txalaparta, 1994), ambos vinculados a la denominada izquierda abertzale, publicaron un texto similar: se trataba de una cronología de episodios relacionados con ETA en la que se incluía la muerte de Begoña Urroz, aunque no se mencionaba expresamente que hubiese sido obra de la banda terrorista". Estas dos razones, junto a una cronología encontrada en 1992 en el ordenador de Txelis, serían los tres grandes argumentos para modificar la historia de la explosión de Donostia de 1960.

La obra Euskal Heria y la libertad citada fue dirigida por el recientemente fallecido Luis Nuñez que, ese año dirigió, asimismo, el Anuario de Egin. Ambos textos son similares. El de Euskal Heria y la libertad lo escribí yo mismo y decía textualmente: "Entre el 26 y 27 de junio de 1960, cinco bombas explotaron en las estaciones de Quinto, Barcelona, Madrid y las de Amara y Norte de Donostia. El sabotaje, que causó una víctima en Donostia, fue atribuido al D.R.I.L. (Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación). La policía aprovechó la ocasión para sembrar confusión entre la población (la víctima de Donostia era una niña) y difundir un comunicado en el que afirmaba que los autores eran "elementos extranjeros en cooperación con separatistas y comunistas españoles". El PNV, por su parte, achacó a la propia policía franquista la colocación de las bombas, aportando algunas "evidencias" que así lo atestiguaban".

¿Alguien ve en este texto la relación que pretenden los autores del diario y el libro citados? ¿Por qué, tan acostumbrados, no hay una sola cita policial en los artículos que defienden la paternidad de ETA en los atentados del DRIL? Habría que añadir un gran salto, además: En 2000, Lluch lanzaba la hipótesis de ETA como autora del atentado de Donostia; en 2010 atribuyen ya a ETA también los de Madrid, Zaragoza y Barcelona.

El tren de excombatientes franquistas que ETA intentó descarrilar a la entrada de Donostia, un año más tarde, el 18 de julio de 1961, fue su primera acción. Y, como no tenían explosivos, deformaron la vía. No hubo siquiera heridos. Los activistas de ETA en el tiempo de las explosiones del DRIL eran dos: Juan José Etxabe y Jon Ozaeta, autores de las pintadas de ese verano de 1960 en Donostia. Fueron detenidos en setiembre del mismo año. Jamás el Tribunal Especial de Enrique Eymar o el Tribunal de Orden Público creado en 1963 imputaron a vasco alguno las bombas de junio de 1960.

La primera bomba que ETA colocó, según la documentación depositada en el Archivo de los Benedictinos de Lazkao que también consultó Lluch, pero no los revisionistas de 2010, lo fue en la sede del Movimiento Nacional de Gasteiz, el 15 de febrero de 1964, casi cuatro años más tarde que los sucesos comentados. No explotó. Al día siguiente, por el contrario, una bomba de ETA explotó en la sede del Gobierno Civil de Iruñea. Fue la primera.

Hoy, las seis bombas de 1960 concitan una historia perversa. Detrás del fallecimiento de Begoña Urroz hay una vida que no pudo ser, que no llegó a desarrollarse, y eso es drama familiar que ahora vuelve a azuzarse por intereses que en nada tienen que ver con el afloramiento de la verdad. ETA ha ocasionado centenares de víctimas, algunas civiles, niños también. Pero no en esa ocasión.

El recorrido de la verdad de esta tragedia es corto. Los archivos militares, jurisdicción de la época, pueden levantar el secreto de los atentados del DRIL en junio de este año de 2010. Habrán pasado 50 años, los preceptivos por la ley para consultar públicamente las diligencias e investigaciones. Dos archivos militares, uno en Ferrol y otro en Madrid, guardan la verdad. Espero que, como en otras ocasiones, una mano oculta no los haya hecho desaparecer para no prolongar el desasosiego de una familia.

.... ... .

Verdades Peligrosas

Un texto publicado en inSurGente acerca de como decir la verdad y ser solidario puede (y suele) ser catalogado como extremadamente peligroso para los gobiernos fascistas y autoritarios:

Asel Luzarraga o el riesgo de la palabra

Laura Mintegi

Hoy, miércoles, Asel Luzarraga será llevado nuevamente desde la cárcel a la Audiencia de Temuco. Si sucede como en las veces anteriores, lo llevaran esposado de manos y tobillos, vestido con un buzo -ropa de trabajo- que le quedará demasiado grande y rodeado de policias armados hasta los dientes. Según la justicia de Chile, Asel es un preso muy peligroso.

En su pequeño tamaño ("the little punky" lo llamaban los escritores de otros países en el congreso de la Asociación Internacional de Escritores PEN del año pasado) Asel es grande; grande y peligroso.

Sí, tenemos que reconocer que es "peligroso" opinar. Es "dangerous" apoyar una causa aunque no sea la propia. Es “hasardeux” levantar la voz ante el poder. Al parecer es “pericoloso” pronunciar palabras que no desean ser escuchadas. Resulta “gefährlich” poner en evidencia ante todo el mundo la injusticia, el genocidio, la represión a los pueblos minorizados. Y así es como han tratado a Luzarraga en Chile, como peligroso, porque ha dicho la verdad. Porque las palabras tienen una fuerza enorme cuando son verdaderas. Y es que el eco de las palabras llega más lejos que el estruendo de un explosivo.

El hecho de que hayan querido tapar la verdad que Asel Luzarraga contaba nos ha hecho reparar aún más en la situación de las comunidades indígenas en Latinoamérica. Sabemos que las escabechinas que comenzaron en el siglo XVI no han parado todavía. Vemos cómo siguen robando oro, plata, el agua, los bosques y la tierra en Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y en otros muchos paises.

Sabemos que hay decenas de mapuches en prisión en las cárceles de Chile, muchas personas que no han sido aún juzgadas esperando juicio y otras tantas con condenas de más de 15 años. Nos hemos aprendido los nombres de las últimas personas asesinadas, Matías Catrileo entre ellas: el estudiante de 22 años que fue tiroteado por la espalda en 2008. El año anterior hirieron al niño Patricio Queipul de 13 años metiéndole seis disparos de posta en el pecho, y unos años antes habían asesinado a Daniela Ñancupil, también mapuche, una niña de 13 años.

La verdad hace daño al poder y por ello trata de controlar la información. La mayor parte de los diarios chilenos está en manos de dos empresas, El Mercurio y Copesa, y en cuanto a las emisoras de radio, resulta sorprendente ver que el 60% de ellas sean propiedad de la empresa española Prisa.

Si alguien intenta romper el cerco informativo la presión es brutal. Hay ejemplos por todos lados. Reporters sans Frontieres denunció en mayo que dos cineastas franceses y dos italianos fueron encarcelados y expulsados de Chile, siéndoles prohibida la posterior entrada en el pais. Los acusaron de "acciones terroristas". Lo único que estaban haciendo era recoger información para difundirla internacionalmente en sus documentales.

El fotógrafo Victor Salas de la agencia EFE perdió un ojo mientras realizaba su trabajo, cuando un carabinero a caballo le golpeó.

El fotógrafo italiano Massimo Falqui Massidda fue encarcelado la semana pasada y aún no se sabe apenas nada sobre su situación.

El caso más grave es el la cineasta chilena Elena Varela. A esta escritora, periodista y documentalista le han acusado de asesinar a dos policías, y también de robar en un banco. Su verdadero delito es que estaba realizando un documental sobre la comunidad mapuche. Ha estado dos veces encarcelada y de confirmarse la condena que el fiscal le pide tendrá que pasar 15 años en prisión.

¿Para qué seguir enumerando casos? Palabras, imágenes. Ahí es donde está precisamente el peligro: en denunciar los hechos, al poner de manifiesto lo que está sucediendo, al tender el micrófono a quienes están siendo silenciados y ofrecerles la posibilidad de contar. Ése es el verdadero delito. Ése ha sido el pecado de Asel, porque las palabras son peligrosas cuando no se quiere escuchar la verdad.


.... ... .

domingo, 7 de febrero de 2010

La Tortura el el Estado Español Oculta

En el estado español unos carniceros están a cargo de delinquir y otros de ocultar y/o justificar los delitos. Los miembros de las eufemísticamente denominadas "fuerzas de seguridad" se ceban en los independentistas vascos sabiendo que la casta divina española (monarquía, oligarquía, políticos, jueces, clero, consorcios mediáticos) se encargaran de ocultar los mismo a la comunidad internacional. De esto nos habla esta nota publicada en inSurGente:

El fiscal desmiente a Rubalcaba tras constatar las torturas a Igor Portu y Mattin Sarasola

inSurGente.- La Fiscalía de Gipuzkoa ha desmontado la versión oficial que negaba la existencia de torturas a Igor Portu y Mattin Sarasola. Ayer hizo público el escrito de acusación provisional, en el que imputa por torturas a cuatro de los quince guardias civiles procesados, y por lesiones a otros seis. Confirma que llevaron a los detenidos al monte y que allí los golpearon. Alega, eso sí, que actuaron «conmocionados» por las muertes de sus compañeros en Capbreton, ocurridas un mes antes. (Las fotografías corresponden a Igor Portu antes y después de ser torturado por la Guardia Civil).

Las lesiones producidas a Igor Portu -que debió ser hospitalizado por ello- y Mattin Sarasola fueron producto de torturas producidas en el monte después de su detención, como afirmaron los jóvenes y negó el Gobierno español. Así lo cree la Fiscalía de Gipuzkoa, que hizo público ayer que acusa de torturas a cuatro de los quince guardias civiles procesados por este caso.

En su escrito de acusación provisional, difundido ayer por Efe, el Ministerio Público, que también imputa una falta de lesiones a otros seis agentes, alega que los militares actuaron «conmocionados» por la muerte de los también guardias civiles José Fernando Centeno y Fernando Trapero, producidas en Capbreton a manos de ETA 37 días antes. Este tiroteo se produjo el 1 de diciembre de 2007 y la captura de Portu y Sarasola -que no tenían relación alguna con aquel hecho- ocurrió el 6 de enero de 2008.

Por ello, el fiscal pide tres años de cárcel para dos de los guardias (un sargento y un cabo), dos años para otros dos (un cabo y un guardia), y diez días de localización permanente para los seis restantes (dos tenientes, tres cabos y un guardia), además de diversas compensaciones económicas e inhabilitación en algunos de los casos.

No aprecia indicios de delito en los otros cinco procesados, por lo que no ha formulado acusación contra ellos.

Por su parte, la acusación particular, que representa a los dos vecinos de Lesaka actualmente presos, imputa a los quince guardias un delito de tortura en su modalidad agravada, por lo que solicita penas que van de los seis a los diecisiete años de reclusión, además de otras penas e indemnizaciones.

Avala el relato de los detenidos

Según el escrito de la Fiscalía, los hechos por los que se encuentran imputados los diez guardias ocurrieron sobre las 10.15, cuando Portu y Sarasola fueron sorprendidos en Arrasate en posesión de dos revólveres y 50 cartuchos, tras lo que fueron arrestados y esposados. Sin embargo, no se les trasladó a dependencias de la Guardia Civil, sino a un lugar que se considera no determinado (los detenidos detallaron una zona de monte junto a un río).

La Fiscalía explica que Igor Portu fue introducido en un automóvil oficial y «golpeado» por uno o por los dos agentes que le custodiaban, quienes también le amenazaron. El documento precisa que el vehículo policial se detuvo en el lugar no determinado, donde Portu fue obligado a descender a «puñetazos y patadas». En este punto los guardias civiles, con intención de «castigar» a Portu, le habrían obligado a «colocarse de rodillas y, humillándole» le tiraron del pelo, según la Fiscalía.

Posteriormente, sigue el texto, lo volvieron a introducir en el coche, «entre patadas y puñetazos», le pusieron un pasamontañas y le golpearon de nuevo, hasta llegar al cuartel de Intxaurrondo. Añade que más tarde fue conducido a su casa de Lesaka para el registro, y después llevado, de nuevo en medio de golpes, a la clínica forense. De ahí ingresó en la UCI del Hospital Donostia, donde permaneció tres días con lesiones grave. Entre ellas, destacan un traumatismo torácico con fracturas en dos costillas, un neumotórax, un «neumomediastino importante», un «enfisema subcutáneo» y una pequeña contusión pulmonar que pusieron su vida en «una situación de riesgo», señala el fiscal.

Por su parte, Mattin Sarasola padeció una situación similar a la de su compañero durante su traslado al mismo lugar indeterminado, donde supuestamente fue arrojado «cuesta abajo por una ladera» y otros dos de los acusados le habrían colocado «una pistola en la sien», aclara el escrito de acusación.

El documento señala que estos guardias también habrían amenazado a Sarasola con arrojarle al Bidasoa, al tiempo que le decían que se acordase de lo que le había ocurrido a Mikel Zabalza, quien apareció ahogado en este río en 1986. Y se añade que fue golpeado también en el traslado hacia Madrid.

«Vida en riesgo»

Tras detallar los insistentes golpes recibidos, el fiscal apunta que las lesiones sufridas por Igor Portu pusieron su vida «en situación de riesgo». Estuvo tres días en la UCI en el Hospital Donostia.

10 guardias civiles son imputados por la Fiscalía, cuatro de ellos por un delito de «torturas» y seis por una falta de «lesiones».

15 guardias civiles han sido procesados en total en este caso. La acusación particular acusa a todos ellos de torturas y solicita penas que van entre los seis años y los diecisiete años de cárcel para cada uno.

8 años de cárcel es el total pedido por la Fiscalía: dos años para dos de los agentes imputados y uno para los dos restantes.

15 horas transcurrieron desde que Portu y Sarasola fueron detenidos hasta que el primero fue llevado al forense con lesiones «de gravedad», según subraya el fiscal.

Rubalcaba atribuyó las lesiones a la detención y Zapatero avaló plenamente a la Guardia Civil

Horas después de la hospitalización de Igor Portu, el ministro de Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, se vio obligado a salir a la palestra ante las sospechas evidenciadas por los medios de difusión, y lo hizo para subrayar que el instituto armado había cumplido «escrupulosamente» la ley.

En su declaración, atribuyó las lesiones al momento del arresto, como suele ser norma habitual en estos casos, y dijo que aunque Igor Portu y Mattin Sarasola no mostraron resistencia a la hora de identificarse, emprendieron la huida cuando los agentes intentaron registrar las mochilas que portaban. De este modo, el ministro apuntó que fue entonces cuando cuatro guardias civiles se abalanzaron sobre ellos produciendo la fractura de la costilla de Portu.

Esta versión ya chocó entonces con el hecho de que el día del arresto ninguna fuente policial señalara que se hubiera producido algún tipo de persecución y captura, sino más bien al contrario. Ahora, la versión oficial del Gobierno español es contradicha totalmente por la Fiscalía, que apunta que Portu fue golpeado después de ser introducido en el automóvil oficial y precisa, asimismo, que el vehículo policial se detuvo en un sitio apartado, donde Portu fue obligado a descender a «puñetazos y patadas».

No sólo Rubalcaba se implicó en la defensa de los guardias civiles ahora acusados por torturas. Mientras que el joven lesakarra continuaba ingresado en el hospital, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó su «confianza plena» en la Guardia Civil, calificando además de «seria y creíble» la versión difundida por boca de Rubalcaba.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, arropó también a Rubalcaba y achacó las lesiones a «la avalancha por el intento de fuga».

La hospitalización de Portu provocó un gran revuelo en el panorama político vasco, de modo que todos los agentes se vieron obligados a valorar los hechos. La entonces portavoz del Gobierno de Lakua, Miren Azkarate, se limitó a exigir que se aclarara lo que había sucedido.

Muy pocos casos llegan a juicio y la mayoría de los condenados han sido luego indultados

Que una denuncia de torturas llegue a ser debidamente investigada y acabe en condena es una verdadera excepción en el Estado español. Y ello no se debe a la inverosimilitud de las denuncias sino a que, como señalan organismos internacionales, existe una tupida red legal y práctica que actúa como un escudo protector.

El periodo de incomunicación es un tiempo opaco que permite los excesos y la amortiguación posterior de sus evidencias físicas, las técnicas se han depurado para no dejar marcas, el detenido pocas veces ve a sus interrogadores y los expertos han revelado la debilidad de los informes de los forenses de la Audiencia Nacional. Además, los responsables políticos siempre defienden a las fuerzas de seguridad. Y Amnistía Internacional ha criticado también el escaso compromiso de los jueces.

Los ejemplos más conocidos de cómo actúa el manto protector de la tortura en los últimos años son los casos de Unai Romano, cuya cabeza deformada cuando llegó a la cárcel produce pánico, y que fue atribuida a una autolesión; y el de los directivos de «Egunkaria», cuyos relatos no sólo no fueron atendidos sino que acabaron siendo denunciados ellos.

Los procesos se alargan años y años. Según AI, la media en casos relacionados con militantes vascos es de 12 años y 8 meses desde que se producen los hechos hasta la primera sentencia. Desde 1980 y después de miles de denuncias, no llegarán a 40 los agentes condenados por torturas a independentistas vascos. La mayoría de ellos en los primeros años, cuando las técnicas de interrogatorio no eran tan sofisticadas. Pero de esos menos de 40 condenados, 27 acabaron siendo indultados por el Gobierno. Y en otros casos, se ha podido comprobar que varios agentes que habían sido inhabilitados nunca dejaron de trabajar e incluso fueron ascendidos.

En esta década los juicios se cuentan con los dedos de la mano... y sobran. En 1999 hubo condena por el «caso Lasa-Zabala», pero no por torturas, sino por secuestro y asesinato. Otro proceso por la detención de siete vecinos de Zornotza, juzgado en 2001, deparó una condena que revocó luego el Supremo. Y en 2002 dos agentes fueron absueltos de torturas a Sebas Lasa y Alfonso Sebastián. El fiscal no acusaba en aquella ocasión.


.... ... .

jueves, 4 de febrero de 2010

La Libertad Muere con Atronador Aplauso

Ya lo había dicho la embajadora Amidala en "La Venganza del Sith" después de un encendido discurso al más puro estilo de José María Aznar por parte del hasta entonces Canciller Supremo Palpatine; la libertad muere con atronador aplauso. De eso nos habla Iñaki Egaña en este texto publicado en Izaro News:

Metamorfosis de lo mismo

Iñaki Egaña

Cuando el engranaje colonizador e impositivo no funciona, la culpa jamás es propia, sino del prójimo. En el horizonte se dibuja una gran conspiración que lo explica todo y logra crear esa teoría universal que los científicos no españoles llevan años buscando, la piedra filosofal. Al fin una fórmula, que también puede ser una frase, destripa lo indescifrable. La conspiración es la madre de los movimientos sísmicos, la solución más compleja a lo que, en general, tiene un sencillo y breve comentario.

Ya sé que las teorías conspirativas no se las creen sus animadores. Aunque lo parezca. Aznar y Bush ya sabían, de antemano, que no había armas de destrucción masiva bajo las palmeras de la antigua Mesopotamia. La conspiración está dibujada para que los espectadores de esta farsa que es la vida política cotidiana puedan memorizar los eslóganes, para que ese gran circo romano cubra los asientos del coliseo con actuaciones de altura, con carne de primera para esos leones hambrientos.

Hoy, después de movimientos diáfanos y claros, de esos que nos gustan por su franqueza, de pan al pan y vino al vino, los fatuos y perversos lanzan sus teorías de desconcierto e infección, siguiendo la máxima de que "intoxica que algo queda" o aquella otra de "una mentira mil veces repetida se convierte en verdad". Nada nuevo en este escenario. La conspiración es vasca, tiene un territorio y unos protagonistas, hombres y mujeres, algunos de ellos encarcelados porque Eguiguren dice que es lo que toca y ante el destino no hay rebelión posible, y un color, un único color purpúreo.

Los católicos echaron la culpa tanto de la evolución descubierta por Darwin como de la tendencia a la pedofilia de sus ministros, al demonio. Los golpistas de 1936 a los revolucionarios que preparaban la toma del Pardo, los franquistas a la masonería y al separatismo. Los jueces de Burgos supieron que detrás de los jóvenes de Artekale estaban Moscú y Pekín. La oposición amaestrada intuyó la muerte de Carrero Blanco como un acto inducido por la CIA. Hasta José Antonio Rekondo, antiguo alcalde de Hernani, llegó a recibir la iluminación suprema y descubrió que Jon Idígoras era, en realidad, la piel que utilizaba un tal Enver Hoxha, máximo mandamás de Albania. Conspiraciones.

"Las palabras tenían la virtud de alterar la realidad y por tanto eran demasiado peligrosas", contaba Paul Auster en La noche del oráculo. Sucede a menudo. Los que utilizan la palabra en demasía lo convierten en algo sin valor. "El lenguaje no mata, pero ayuda al crimen" decía hace unas semanas un grupo de intelectuales europeos a costa de las agresiones sostenidas de Israel en Gaza. "no es una guerra, sino una matanza", añadían. La mayoría, en cambio, actúa como si fuera una guerra, que es la percepción que distribuye en las agencias Israel, para justificar, posteriormente, su superioridad, la del pueblo elegido.

Con la palabra, desgraciadamente para quienes nos comunicamos a través de ellas, crean la conspiración. La intoxicación. En estas últimas semanas hemos asistido, en ese ambiente institucional español para que nada cambie, para que todo siga como siempre, a la formulación del manual de la conspiración. De la A a la Z. Se agradece la claridad.

Manifestación a favor de los derechos de los presos vascos. Cubierta con una ficticia bolsa en Barajas que no contenía más pólvora que la de las letras de los diarios madrileños. Manifestación a favor de los trabajadores de Egunkaria. Ocultada con un ataque al cuartel de la Guardia Civil de Leitza. Ridículo internacional español con la gestión de la crisis del Alakrana. Se olvida en un santiamén con el encarcelamiento de 34 jóvenes independentistas vascos.

La última apelación a la conspiración es la relacionada con la conclusión de la reflexión de la izquierda abertzale sobre los métodos de lucha. La reflexión, nos dicen, es falsa porque la realidad la marca un comando detenido en Ondarroa, unos misiles que van y vienen, un movimiento de liberación dependiente del narcotráfico, una historia que se inicia con el asesinato de una niña inocente (Begoña Urroz), allá por 1960. Mentiras, sobre mentiras. Mentiras convertidas en verdades. La tierra es el centro del Universo y España el eje del mundo. Metamorfosis de lo mismo, que diría el poeta chileno Gonzalo Rojas.

Permítanme volver al pasado más cercano para intentar realizar una metáfora con la que avanzar en mi reflexión. Y el hecho que voy a relatar no tiene que ver nada con los vascos, ni con su territorio. Que luego nos dicen que somos trogloditas porque no viajamos y porque tampoco leemos.

El 29 de abril de 1945, una avanzadilla del Ejército norteamericano llegaba hasta las puertas de Dachau, uno de los campos de exterminio más abominables, si es que hay categorías en esto de la infamia. Dachau, al norte de Munich, había sido el primero de una tétrica lista, inaugurado por Himmler en 1933 y usado como centro de exterminio desde 1941. Cuando la llegada de las tropas norteamericanas, el campo era guardado por un batallón de las Waffen SS que se rindió a los de las barras y estrellas.

Lo que ocurrió a continuación es conocido por quienes han seguido con curiosidad la historia del siglo XX, en especial la relacionada con la locura política de Hitler. Los soldados del Séptimo Ejército de los EEUU mataron a sangre fría a unos 500 alemanes de las SS. Algunos de los supervivientes de Dachau remataron a los moribundos a palazos y a golpes. Parte de esa infrahistoria "políticamente incorrecta".

Me llama la atención que, tal y como lo cuentan numerosos testigos, periodistas de todas las nacionalidades se agolpaban en las puertas de Dachau, convocados por la oficina de prensa del Ejército norteamericano, para recibir las primeras noticias del Holocausto, de lo que era un secreto a voces y aún nadie lo había certificado. Y los periodistas fueron espectadores privilegiados de la matanza. Espectadores activos, no pasivos como se suele escribir. A cada tiro, a cada ejecución sumarial, aplaudían a rabiar. Los SS se lo habían merecido. Muchos de los lectores de este artículo pensarán que quizás tuvieran razón. Y probablemente sea así. Pero yo no me atrevo a calificarlo. Aplausos sin titulares.

Ese plomizo día de abril de 1945 se mezclaron en Dachau la expresión máxima de la violencia concentrada en el espacio y en el tiempo (el exterminio nazi) y la venganza de quien ha desparramado durante 200 años por el plantea odio y terror y que había visto su hegemonía contestada. Violencias ambas con mayúsculas. La sociedad exhausta europea aplaudió, por medio de sus periodistas, a los vengadores, jóvenes de remplazo de un Ejército con decenas de invasiones y agresiones a sus espaldas en ese mismo siglo XX, desde la de Panamá en 1903, hasta las últimas en Afganistán e Iraq.

Hoy todo el mundo aplaude, como si fuera un ejercicio más, obviando lo que se esconde detrás. En uno u en otro sentido, el aplauso se ha convertido en la expresión más estilizada de la política como espectáculo, a pesar de que ello signifique destrucción. Se me revuelve la conciencia el recordar los ánimos a aquellos asesinos de masas que salían de Torrejón hacia Basora, de Norfolk a Kerbala, con la prensa volcada en las agresiones, con los cientos de miles de muertos convertidos únicamente en una cifra confusa, indeterminada.

Y, en el origen, banqueros con las barrigas llenas de gases, políticos con una cara más grande que la muralla china, rectores con el ego inflado de alabanzas adineradas, militares con cartucheras doradas, directores de medios de comunicación. Todos ellos son los que se acogen a la teoría de la conspiración, los que la fomentan. Y, luego, una pléyade de lacayos la aplauden hasta la extenuación. Estamos rodeados de siervos. Si el compañero, como dice Esperanza Aguirre, es un "hijo puta" ¿qué será el oponente? Un desaparecido en potencia.

Quizás el ejemplo de Dachau haya entrado con calzador. No se me ha ocurrido otro mejor. Pero la idea del terremoto de Haití que prevalece es la de la mala suerte en un país ya deteriorado. La invasión y el millón de muertos en Iraq tiene su origen en las torres gemelas. No hay lógica capitalista, no existe una guerra por las fuentes del petróleo, no existen demócratas vascos si no son españoles. Siempre habrá un aplauso colectivo al poder. Los que escriben la historia para ese poder ya se encargarán, después, de maquillar a la mona.


.... ... .