domingo, 29 de noviembre de 2009

Fórmula Represiva

En el blog El Avión Rojo han publicado este escrito de Atilio Boron con respecto a la escalada de violencia institucional represiva por parte del estado español en Hegoalde:

Euskadi: la fórmula Saint Jean

Atilio Boron

En la tenebrosa Argentina de la dictadura pensar era un crimen y, por lo tanto, a priori todos éramos sospechosos. Nadie sintetizó mejor esta visión criminal y paranoica del mundo que el General Ibérico Saint Jean cuando en Mayo de 1977 dijo que “primero mataremos a todos los subversivos, luego mataremos a sus colaboradores, después … a sus simpatizantes, enseguida … a aquellos que permanecen indiferentes, y finalmente mataremos a los tímidos.”

Esta sombría reflexión acude inmediatamente a nuestra conciencia al leer las noticias que dan cuenta de la razzia practicada por más de 650 agentes de la Policía Española y la Guardia Civil y que culminó con la detención y traslado a Madrid de 34 jóvenes del País Vasco acusados de “terroristas.”

Resulta que en España, tan exaltada como ejemplo de una exitosa transición desde el franquismo a la democracia, aquel apelativo puede ser aplicado a cualquier persona que en Euskadi se atreva a pensar que sería bueno lograr una solución negociada al conflicto político que desde hace décadas agita al País Vasco, o que se manifieste a favor de una amnistía o, simplemente, que tenga la osadía de exigir se ponga fin a las torturas que se aplican rutinariamente -pese a las numerosas denuncias de organismos internacionales- a quien tenga la desgracia de caer en manos de las fuerzas represivas del estado español.

La irracional intransigencia de Madrid queda muy bien sintetizada en las palabras dirigidas hace poco por el Ministro del Interior a los independentistas vascos: "Aun en el caso de que la izquierda abertzale dijese que condena la violencia y solicitara su legalización «la respuesta va a ser radicalmente no».” Este mismo personaje anteriormente había planteado a los independentistas la opción: "o votos, o bombas," y cuando estos dijeron “votos” -y presentaron la candidatura Iniciativa Internacionalista al Parlamento Europeo- este santo varón, demócrata hasta el tuétano, les aplicó el garrote vil de la Ley de Partidos y los condenó a una permanente ilegalidad.

Cerrados todos los caminos legales para quienes no piensan como Madrid quiere que se piense no hace falta ser un sabio para inferir que las vías extra-legales se nutrirán con el creciente apoyo de los muchos que en Euskal Herría no están dispuestos a renunciar al derecho a la autodeterminación de los pueblos, una conquista histórica que el estado español se niega tercamente a reconocer ya que ni siquiera autoriza una especie de “cuarta urna”, como la imaginó Zelaya en Honduras, para que el pueblo, soberano inapelable de cualquier democracia digna de ese nombre, diga si quiere o no ser consultado al respecto.

La doctrina del terrorismo omnipresente tan cara a los militares argentinos fue aplicada en esta oportunidad contra una organización juvenil, Segi. Lo tragicómico de todo esto lo retrata una vez más el diario El País (otro mito periodístico, de prestigio tan manufacturado como inmerecido) cuando informó a sus lectores que mediante el “vandalismo terrorista Segi buscaba aumentar la presión sobre las llamadas ‘luchas prioritarias’: la construcción del ‘estado vasco’ y el combate contra el tren de alta velocidad, el modelo educativo de Euskadi y la especulación inmobiliaria.”

Como puede apreciar el lector, estos jóvenes prisioneros tenían una agenda no sólo revolucionaria sino también terrorista: oponerse al tren bala que destruiría el medio ambiente y dividiría regiones enteras del país es un acto innegablemente vandálico y terrorista, lo mismo que discutir el modelo educativo, cosa que se está haciendo por doquier en Europa, y combatir la especulación inmobiliaria, causante de gravísimos problemas en España y el País Vasco. En su gran mayoría Segi esta formada por jóvenes universitarios independentistas, activamente vinculados a diversas asociaciones que efectúan tareas comunitarias.

Como si fuera un insulto la información oficial dejó saber que algunos de estos vándalos “ocuparon cargos de representación estudiantil en la Universidad.”Según las explicaciones brindadas por el Ministerio del Interior los detenidos lo habrían sido por “ejercer presuntamente funciones de responsabilidad en Segi”.

Es decir, se presume la comisión de un delito, y eso basta para encarcelar a los sospechosos en una redada efectuada, como en la Argentina de aquellos años de plomo, a altas horas de la madrugada y a cargo de personal encapuchado. Basta con relacionar a los inculpados con cualquier persona u organización que en el pasado haya actuado en la legalidad defendiendo el proyecto independentista para ser considerado un terrorista.

Basta con compartir el proyecto estratégico de la independencia y el socialismo -aún cuando se condene los métodos violentos para lograrlo y se opte por las tácticas del Mahatma Gandhi-para que todo el peso de la “justicia” caiga sobre los acusados. Pensar o soñar son delitos imperdonables. Mediante esta monstruosidad jurídica se pena a la persona, no a sus actos.

El corolario de esta retrógrada concepción es una justicia que no reconoce el habeas corpus, traba la acción de los abogados defensores, impide la presencia de un médico de confianza, establece cinco días de incomunicación sin notificar a los familiares el paradero del detenido, legaliza la tortura y el maltrato, y somete a juicio a los inculpados fuera de la jurisdicción ordinaria, en un tribunal de excepción heredado de la época franquista.

Las violaciones a los derechos humanos que Madrid perpetra a diario en Euskadi son irremediablemente incompatibles con la democracia. Pruebas: uno, el juez de la Audiencia Nacional que lleva la causa, Fernando Grande-Marlaska, rechazó la petición de los abogados defensores para que se aplique a los detenidos el “Protocolo Garzón”, que requiere que sean asistidos por un médico de confianza, que el periodo de detención sea grabado y que los familiares sean informados en todo momento sobre el paradero y estado de los arrestados. Por algo lo habrá rechazado. Dos: sorprende comprobar que en ciertos aspectos el gobierno español hace lo que ni la dictadura argentina se atrevió a hacer. Por ejemplo: prohibir la exhibición pública de fotografías de las víctimas de la represión que hacían los familiares, amigos y los movimientos de solidaridad, una manera sutil por la cual se quería hacer “desaparecer” personas, menos criminal que la que conocimos en la Argentina pero también violatoria de los derechos humanos.

Por eso en muchos bares, de esos que proliferan en toda Euskal Herria, las fotos de los independentistas detenidos en las cárceles españolas fueron reemplazadas por sus siluetas faciales.

Al criminalizar la disidencia política y la aspiración independentista el estado español vuelve a hundirse en sus peores tradiciones, sintetizadas en el nefasto maridaje entre la cruz y la espada. Tradiciones que durante tres siglos padecieron los pueblos de Nuestra América después de la conquista y que, en la Argentina, reapareciera en el discurso y la práctica de la dictadura militar: matar a los subversivos, a sus colaboradores, a sus simpatizantes, a los indiferentes, y a los tímidos.

Una escalada infernal de muerte y destrucción que sumió a este país en un baño de sangre pero que, a la larga, fue derrotada por la capacidad de resistencia y de lucha de las víctimas.

A Madrid le convendría estudiar lo ocurrido en la Argentina, y tomar nota de dos grandes lecciones que deja nuestra historia: primero, que la represión tiene costos crecientes y decreciente eficacia disuasiva, y que por lo tanto no sirve para resolver ningún problema social o político como los que suscita la cuestión vasca; segundo, que si no detiene antes de que sea demasiado tarde la aplicación de la “fórmula Saint Jean” para enfrentar las aspiraciones independentistas de los vascos el futuro de los diversos pueblos y naciones que dificultosa y conflictivamente conviven en el estado español podría asumir las características de una tragedia de inéditas proporciones.


.... ... .

"Tiempo de Cerezas"

Con ustedes la editorial de Gara con respecto al momento político que se vive en Euskal Herria:

Es tiempo de agendas comunes, no para pensar únicamente en el interés propio

La canción «Tiempo de cerezas» ha sido descrita como una de las más hermosas de la historia de la clase obrera. «Le temps des cerises», escrita por Renard y Climent en 1866, dice que la época de las cerezas dura muy poco, pero que siempre habrá un tiempo de cerezas. Nos habla de que las revoluciones pueden ser traicionadas, aplastadas, pero que siempre habrá quien luche por la libertad, por el bienestar de los demás, por la alegría de todos. No es la primera vez que en este diario se alude a esta canción, quizás porque no es la primera vez que este país se asoma a un tiempo decisivo, un tiempo asimismo confuso en el que se conjugan muchas de las sensaciones y acciones que se describen en este tema. Hay personas que luchan por la libertad, por el bienestar de todos, que generan ilusión y alegría, incluso en las peores circunstancias, cuando más crudas son la presión y la represión. «Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: ésos son los imprescindibles», decía el gran poeta y dramaturgo alemán Bertolt Brecht, que desde muy joven demostró que estaba lleno de ideas para construir una sociedad distinta, mejor. Este país está bien surtido de hombres y mujeres que podrían inspirar a Brecht.

Pero los tiempos decisivos exigen también personas decisivas. Y no todos los que aparentan serlo lo son. Mucho menos, por conocidos, quienes se aposentan en una pretendida, fingida y falsa equidistancia para tratar de impartir lecciones a diestro y siniestro, para responsabilizar siempre a los otros (pero, oh casualidad, siempre a los mismos, siempre a la izquierda abertzale) de la falta de avances. Estos días parecen pródigos en supuestas iniciativas y diarias declaraciones que, más que sumar al conjunto, parecen empeñadas en tratar de capitalizar para su propio interés el porvenir que se intuye y espera. Pero no es tiempo para pensar en uno mismo, y quien lo hace, sea desde el convencimiento seguramente bienintencionado pero de igual modo irreflexivo, sea desde el puro egoísmo o el temor a quedarse descolgado y extinto, perjudica más que ayuda, en algunos casos aburre y casi siempre refleja miserias particulares.

Es tiempo para concertar una agenda común, no para perderse en declaraciones sin ton ni son. Es tiempo de cerezas, que es lo mismo que decir que es el tiempo para los valientes, con firmeza, confianza y ambición. Es hora de concertar una agenda común entre partidos y agentes con base social a partir de acuerdos internos y externos. Mirando al presente y atando el futuro.

Catalunya

Catalunya no siempre es modelo, a veces ni tan siquiera para ella misma. Pero ésa es, obviamente, su responsabilidad, su trabajo, su tarea. A ellos toca andar su camino y juzgar en consonancia a lo que unos y otros hacen o dejan de hacer. Esta semana, en cambio, han ofrecido un pequeño ejemplo de lo que puede entenderse por un ejercicio de responsabilidad en el ámbito de los medios de comunicación cuando doce periódicos han publicado un editorial conjunto en defensa de la dignidad de su país que ha merecido un aplauso generalizado muy a tener en cuenta. En un reciente editorial, desgranábamos algunas de las características que un proceso político debe ser capaz de crear e impulsar para entrar en una fase de resolución, y una de ellas aludía directamente a la responsabilidad conjunta y compartida de los medios de comunicación.

Es obvio que en Euskal Herria estamos aún a años luz de tal circunstancia, y un breve repaso a las hemerotecas del último proceso de negociaciones (2005-2007) o, sin ir más lejos, a lo que los medios han «producido» en las semanas posteriores (y anteriores) a la publicación del documento de debate de la izquierda abertzale y al posterior manifiesto de Altsasu, revelan clarísimamente que medio de comunicación y responsabilidad son dos términos o conceptos que sólo en contadas ocasiones van de la mano. Y seguimos en ésas, aún en estos días.

Y en parte ello es así porque el punto de partida es, inevitable y lamentablemente casi siempre, el ataque al otro, su descalificación, para vender la posición propia. Podría colar si no nos conociéramos todos, pero este país es demasiado pequeño como para que alguien pretenda hacer creer a nadie que está por encima del bien y del mal. Hay pasos previos, desde luego, pero todos ellos pasan por la información veraz, por opinar desde el interés público, por defender los derechos y deberes personales y colectivos y por fiscalizar con independencia al poder (que son, en síntesis, los principios fundamentales del código deontólogico de nuestra profesión, una especie en extinción en nuestros días).

Pasos previos que pasan por todo eso y por el compromiso con un auténtico ámbito comunicativo vasco. GARA lo tiene.

Es mucho lo que se juega este país. Euskal Herria se asoma a un tiempo decisivo, pero sólo llegará si cada cual hace el trabajo que realmente le toca y corresponde para saltar a una nueva fase. Si las bases están puestas, es hora de comenzar a colocarlas en su sitio.

Aquí tienen la letra de la canción "Tiempo de cerezas" en castellano así como el enlace al video de la canción cantada en francés por Nana Mouskouri:



Tiempo de Cerezas

Cuando vuelva el tiempo de las cerezas,
Y el ruiseñor alegre y los mirlos burlones
estén todos de fiesta,
las muchachas tendrán pasión en sus cabezas
y los enamorados sol en el corazón.
Cuando vuelva el tiempo de las cerezas
Silbarán mejor los mirlos burlones.
Pero es muy corto el tiempo de las cerezas,
en el que las parejas van a coger en sueños
los hermosos pendientes:
Las cerezas de amor con sus trajes iguales
ruedan bajo las hojas como gotas de sangre.
Pero es muy corto el tiempo de las cerezas
pendientes de coral que recogen en sueños.
Cuando estéis en el tiempo de las cerezas,
si tenéis miedo de las penas de amor
evitad las muchachas.
Yo, que no temo a las penas crueles,
viviré hasta sufrir su visita algún día.
Cuando estéis en el tiempo de las cerezas
tendréis también penas de amor.
Amaré siempre el tiempo de las cerezas:
desde aquel tiempo guardo abierta una herida
que daña el corazón.
Y la dama Fortuna, que me está prometida,
no sabrá nunca aliviar mis pesares.
Amaré siempre el tiempo de las cerezas
y el recuerdo de entonces que daña el corazón.

Jean-Baptiste Climent


.... ... .

Grande-Marlaska Se Ensaña

El juez Grande-Marlaska ha tomado esta oportunidad de emparejarse en la letal competición que mantiene con Baltasar Garzón para ver quién puede agradar más al séquito de Juan Carlos Borbón mediante aprovechando la represión en contra del pueblo vasco. Así pues, Grande-Marlaska se ceba en los jóvenes secuestrados en respuesta al llamado al dialogo político lanzado por la izquierda abertzale en Altsasu. Lean esta nota de Gara al respecto:

Marlaska envía a 31 jóvenes a prisión entre crecientes denuncias de torturas

O. L. | Donostia

El mayor ataque contra la juventud independentista se salda con treinta y un presos políticos y unas denuncias de tortura que se agravan con el paso de los días de incomunicación en manos de las FSE.

Sólo el galdakaoarra Joseba Dalmau fue puesto en libertad tras cinco días de incomunicación, mientras que los gasteiztarras Aitor Liguerzana, Unai Ruiz y Jagoba Apaolaza, las donostiarras Maialen Eldua y Garazi Rodríguez, el sestaoarra Mikel Totorika, el tolosarra Haritz López, el andoaindarra Euken Villasante, y el elorriotarra Ibai Esteibarlanda pasan a engrosar la larga lista de jóvenes encarcelados por orden del juez de la Audiencia Nacional española, Fernando Grande Marlaska.

35 arrestos en total

Además de estos diez, el joven barañaindarra Iker Martínez compareció ante el tribunal espacial horas después de haber sido detenido por agentes de la Guardia Civil en las cercanías de este juzgado. Este navarro se encontraba, al parecer, entre los jóvenes que la Policía española y la Guardia Civil pretendían arrestar en la noche del lunes por lo que ayer intentó presentarse en la Audiencia Nacional española acompañado de su abogado para declarar ante el juez que dictó su arresto. Martínez sin embargo, fue interceptado antes por agentes del instituto armado y entró esposado en el tribunal especial. Finalmente, tras declarar ante el magistrado, dejó atrás el tribunal madrileño sin cargos.

Además de un tercer día de larga espera, los familiares de los diez últimos jóvenes en comparecer conocieron con angustia «el duro y violento» trato denunciado por los encarcelados la víspera.

Los jóvenes que tuvieron la opción de ver a sus familiares relataron los malos tratos a los que fueron sometidos tanto por parte de la Policía española como por parte de la Guardia Civil, precisando haber sufrido además de las presiones sicológicas denunciadas por los encarcelados el jueves, continuos golpes y empujones. Un joven detalló «haber sido levantado por lo agentes que lo custodiaban agarrándolo del cuello y que lo amenazaron con meterle la cabeza en un balde de agua».

En busca de sus hijos

Tras largas horas en las inmediaciones del tribunal especial, sobre las nueve de la noche los cerca de cuarenta amigos y familiares que esperaban ansiosos se agolparon a las puertas del tribunal para escuchar la decisión de Grande Marlaska. Un fallo que no auguraba nada bueno para la mayoría.

Sólo los padres y los amigos de Joseba Dalmau tuvieron motivos de alegría ayer, y es que la gran mayoría ha tenido que ver cómo sus jóvenes seres queridos eran enviados a prisión por su militancia política.

Al no facilitarles siquiera la identidad de los jóvenes que declaraban cada día, muchos de los familiares han tenido que soportar 72 horas con el corazón en vilo ante el tribunal especial. Además, estas horas de espera no sirvieron para nada para la gran mayoría ya que tampoco se les dio opción de estar con los jóvenes encarcelados en los calabozos de la Audiencia Nacional una vez dictadas las órdenes de prisión y levantada la incomunicación.

La angustia vivida durante días se vio redoblada por la mañana de ayer cuando los familiares ni siquiera encontraban en las prisiones a los jóvenes encarcelados la víspera. Muchos tuvieron que recorrer la mayoría de cárceles de los aledaños de Madrid para dar con sus hijos.

Uno de los jóvenes independentistas que se encontraba en Aranjuez no tuvo ni siquiera la opción de ver a sus padres y es que en el módulo de ingresos de esta prisión las visitas son los viernes, por lo que los carceleros le espetaron a sus padres que volviesen el viernes.

La única noticia que dio un poco de arrojo y calor a los padres y a las madres de estos jóvenes independentistas fue conocer que cerca de veinte mil ciudadanos los arropaban en las calles de Bilbo.

Dos gasteiztarras arrestados acusados de «kale borroka»

Dos jóvenes gasteiztarras, a los que acusan de «participar en actos de kale borroka», fueron arrestados durante la noche del viernes por la Policía Municipal. El movimiento pro amnistía que identifica a uno de los arrestados como Mikel Obregon, señaló que los jóvenes fueron detenidos sobre la medianoche en el interior de un bar y puestos en manos de la Ertzaintza después.

Ambos pasaron ayer por el juzgado de guardia de la capital alavesa durante la jornada de ayer, quedando en libertad, aunque la Policía al mando de Rodolfo Ares emitió su informe a la Audiencia Nacional española.

Al parecer ,vinculan a los dos jóvenes arrestados con los sabotajes ocurridos una hora antes de la detención, y es que sobre las 23.15 del viernes, un grupo de desconocidos atacó un cajero de la Caixa, ubicado en la calle Francia de la capital alavesa, y prendieron fuego a contenedores que previamente habían cruzado en los alrededores de esta calle. Según la versión difundida por las agencias españolas, el grupo atacó después a una furgoneta de los servicios municipales de limpieza que se dirigía a limpiar la zona en la que se produjeron estos sabotajes. Según apunta la agencia Efe, pararon al conductor de la furgoneta y tras negarse éste a darles las llaves de la misma, apedrearon el vehículo causando daños materiales.


.... ... .

Respaldo Multitudinario a Jóvenes Vascos

Esta nota acerca del incondicional apoyo del pueblo vasco con su juventud represaliada por el franquista régimen dirigido por Juan Carlos Borbón y su ayudante de cámara Alfredo Rubalcaba ha sido publicada en Gara:

20.000 personas respaldan en Bilbo al movimiento juvenil

A las pocas horas de producirse la operación policial contra la juventud independentista vasca, el Ministerio del Interior salió a pregonar que habían «descabezado» al sector más dinámico y comprometido de esta sociedad. Sin embargo, a Rubalcaba ayer le salieron en Bilbo más de veinte mil nuevas cabezas que cortar. El mensaje de los jóvenes a políticos, jueces y policías españoles fue muy claro: «Ez gaituzue geldituko».

Iker Bizkarguenaga | Bilbo

«Proiektu guztiak, eskubide guztiak». Con este lema salieron ayer a la calle miles y miles de personas en respuesta a la macrorredada contra la juventud vasca dirigida el martes por el juez Grande-Marlaska. Siendo muy grande, la movilización no fue tan masiva como la de octubre en Donostia, pero la fuerza que transmitieron quienes se citaron en Bilbo hacía mucho tiempo que no se veía en Euskal Herria. Fue realmente una demostración de fortaleza por parte de una juventud que advirtió a quienes insisten en ponerle en la diana que pinchan en hueso, que no van a poder con ella.

En la hora larga que tardó la marcha en llegar desde la plaza Aita Donostia hasta el Ayuntamiento, los gritos y aplausos no cesaron ni un minuto entre los manifestantes, que estuvieron encabezados por cientos de jóvenes que avanzaban sin pancarta -ésta iba varios metros por detrás-, y abrían camino sólo con sus voces.

Detrás suyo más de veinte mil jóvenes llegados desde todos los puntos de Euskal Herria. Jóvenes de 17, 19 o 25 años, pero también muchos de 42, 54 o 67. «Más que nunca, ahora es el momento de avanzar unidos. Porque si estamos unidos no nos van a poder parar, porque juntos somos imparables». Estas palabras pusieron el boche a la intervención que hicieron dos jóvenes desde el consistorio bilbaino, y la movilización de ayer tuvo también mucho de eso, de muestra de unidad, de arrope a una juventud que ha sido golpeada pero sobre la que se debe construir el futuro de este pueblo. Porque, como apuntaron dos familiares que también tomaron la palabra tras la marcha, «¿cuál es el futuro de un pueblo a cuya juventud se le niegan los derechos más básicos?».

«Nos llenan de orgullo»

Estas dos familiares trasladaron esa reflexión a los agentes políticos y sociales de Euskal Herria después de agradecer los numerosos apoyos recibidos tras la operación policial y tras recordar que sus familiares, que sus hijos e hijas, «no son delincuentes, no son ladrones; son estudiantes, trabajadores, soñadores, generosos y luchadores». Y por eso, dejaron claro que «les queremos y nos llenan de orgullo», porque «trabajan por lo que quieren y expresan sus pensamientos». «La independencia es para ellos, más allá de un sueño, una manera de pensar y actuar» explicaron, y subrayaron también que «es por ese motivo, y no otro, por el que les han detenido». En ese momento los gritos de «Independentzia!» arreciaron abajo.

Las familiares denunciaron que después de que la Policía española y la Guardia Civil se llevaran a sus seres queridos, estos han sido incomunicados. Y apuntaron que «en este pueblo conocemo muy bien qué es la incomunicación» porque son muchos los que la han padecido anteriormente a pesar de que organismos internacionales como la ONU insisten en reclamar su derogación. Acabaron la intervención haciendo llegar su cariño a los jóvenes que han sido detenidos y encarcelados y un abrazo a toda la juventud independentista.

Comprometidos y organizados

Tras la intervención de dos bertsolaris, decenas de representantes del movimiento juvenil subieron a la balconada del Ayuntamiento, y dos de ellos se dirigieron a los presentes para explicar que responderán a esta operación, «que no ha sido la primera y seguramente tampoco será la última», trabajando y construyendo, «más que nunca». Como se está haciendo estos días en los encuentros del movimiento juvenil en Zestoa, a los que animaron a sistir.

Denunciaron que los detenidos son jóvenes «comprometidos con Euskal Herria, organizados en favor de este pueblo». Para ellos, y para quienes han eludido la redada, tuvieron un emocionado recuerdo. Y avisaron a sus agresores: «tenéis enfrente a todo un pueblo».



.... ... .

Euskal Memoria Fundazioa

Los españoles insisten en borrar la historia del pueblo vasco como parte de su estrategia para la creación de su España Una Bajo Dios. Pues bien, hay quienes no lo van a permitir de acuerdo con esta nota publicada en Noticias de Navarra:

Euskal Memoria, una fundación para revisar la historia ninguneada

Nace con la intención de revelar a la sociedad "el verdadero pasado de Euskal Herria". Pamplona, escenario de la puesta en marcha de la institución, firmada por 18 celebridades de distintos territorios y ámbitos.

Alberto Guzmán

Pamplona. Recuperar y divulgar "la verdadera historia de Euskal Herria" desde una perspectiva no contaminada por la "historiografía oficial" de los Estados. Bajo el paraguas de este objetivo, 18 personalidades de distintos territorios y ámbitos profesionales vascos presentaron ayer en Pamplona la Fundación Euskal Memoria, una institución que nace con la intención de revelar a la sociedad "el verdadero pasado de Euskal Herria, un pasado histórico que ha estado ninguneado por dos estados, el español y el francés", explicó Joxean Agirre, escritor y ex preso político vasco durante la rueda de prensa inaugural.

"Euskal Memoria Fundazioa tiene como finalidad un objetivo a largo plazo: estructurar una serie de documentos que recogan nuestra base histórica y la trasladen a la sociedad. Todo ello, recuperando el verdadero pasado, los escritos reales de Euskal Herria, no lo que España y Francia nos han querido imponer desde la fuerza", añadió Agirre.

Durante la presentación de la entidad, que tuvo lugar en el Hotel Maisonnave de la capital navarra, también participó el cantautor Fermín Balentzia, quien recalcó el variado abanico de personas que constituyen la fundación. "Euskal Memoria está formada desde la pluralidad, por hombres y mujeres de distintas generaciones, distintos ámbitos profesionales, procedentes de diferentes territorios vacos, pero con una defensa común: el pasado real de nuestra tierra", recalcó Balentzia, tras recordar que "en 1936, al fascismo español no se le pudo derrotar con las armas". "Lo hemos humillado con la memoria (en mayúsculas). Hubo que abrir las cunetas de Navarra para que todos abrieran los ojos. Hubo que publicar libros que plasmaran para siempre lo ocurrido. Pero todavía queda mucho que hacer para descubrir lo que nos han hecho durante los 40 años de Franquismo y los años de la Transición, hasta nuestro días", concluyó Balentzia.

Por su parte, Joxean Agirre señaló que Euskal Memoria editará cada año un libro sobre estas cuestiones como soporte fundamental de nuestro trabajo, y además como forma de financiación. El primer proyecto editorial, No les bastó Gernika, 1960-2010, ya ha comenzado a escribirse y, según confirmó Agirre -su coordinador- estará listo para los socios en diciembre del próximo año 2010. Además de sus 18 fundadores, una decena de organizaciones del ámbito de la memoria también han querido apoyar la puesta en marcha de este proyecto. Se trata de la Asociación de Familiares de Asesinados en 1936, Ahaztuak, Orreaga Fundazioa, Altaffaylla o San Fermines 78, entre otras.


.... ... .

sábado, 28 de noviembre de 2009

En Apoyo de la Juventud Vasca

Estas son algúnas imágenes tomadas hoy en Bilbao de la marcha solidaria para con la treintena de jóvenes secuestrados por el régimen franquista de Juan Carlos Borbón:














.... ... .

La Cloaca del Franquismo Borbónico

Este texto de Carlos Tena ha sido publicado en Rebelión:

Franco se le aparece a Rubalcaba en el water del congreso

Carlos Tena

En infinidad de ocasiones, las partes implicadas en el conflicto político que atraviesa Euskal Herría desde hace más de medio siglo, han fracasado a la hora del diálogo; una pérdida lamentable, repetida bajo este régimen monárquico, disfrazado con harapos democráticos, en el que el Jefe del Estado podría pasarse la vida delinquiendo, sin que la Ley actuara en su contra.

Creo que muchos sabemos que a lo largo de casi 35 años, se han celebrado conversaciones para tratar de hallar una senda hacia la paz definitiva, en la que los disparos, las bombas, las torturas, el terrorismo de Estado y la estupidez gubernamental, callaran para siempre. No ha sido así, porque según los portavoces de los diferentes ejecutivos de esta seudo democracia, una de las partes (siempre se echaba la culpa a la organización armada ETA), era la que imponía condiciones, al parecer, inaceptables para los franquistas.

Ni una sola palabra acerca de esas supuestas y enrevesadas condiciones, pero que han ido apareciendo de forma paulatina, mientras las túnicas de los fariseos se rasgaban con tanta facilidad, como la sonrisa y esperanza de quienes anhelamos un punto final al drama vasco. ¿Es acaso tan descabellado proponer una aplicación rigurosa de la Ley Penal, que permitiría a los reclusos y presos políticos vascos cumplir sus condenas en un establecimiento cercano al que fuera su domicilio? ¿O acaso es que el odio generalizado, tan extendido entre los católicos amantes de la doctrina cristiana, debe imperar por encima del adiós a las armas? ¿Quizás la figura de una amnistía general es impronunciable, cuando se anhela el final de una etapa tan sangrienta? ¿Existe en el seno del gobierno una verdadera voluntad para acabar con el conflicto? No responde ni Dios.

Por cierto, la Conferencia Episcopal española, con un tal Rouco Varela a la cabeza (no escribo su título jerárquico, ya que desprecio a esa organización, tan delictiva como la Trilateral o el G-20), han animado de forma pertinaz a todos los cristianos para perpetuarse en la inquina, salvo las excepciones que todos conocemos y que habitualmente terminan asesinados, porque tanto esos mercaderes del miedo (que no es otra cosa que el oficio de quienes venden el pánico a la muerte), como sus fans más gesticuladores, se defecan alegremente sobre las enseñanzas de Jesucristo, con el mismo descaro que su presidente alemán Ratzinger, quien por cierto, según me comunica el Espíritu Santo, cuando muera va a irse al infierno con toda seguridad.

Que nadie se llame a más engaños: la Iglesia Católica es, hoy por hoy, una de las mafias más peligrosas, una de las murallas más sólidas para lograr la paz en cualquier lugar del planeta, desde la Colombia del narcotraficante Uribe a la Honduras del golpista Micheletti, mil veces más oscura y tétrica que el Islam, no sólo porque sus obispos, curas y hasta cardenales se ubican tenazmente del lado de la violencia y la dictadura, sino por vender el espanto a precios increíbles, con amenazas de infiernos y purgatorios, para que los pueblos sigan en el Limbo, sometiendo a la humanidad a un férreo control ideológico. Rubalcaba, López y Ares son aventajados alumnos de la agencia vaticana.

En cierta ocasión, escribí un artículo en el que mostraba mis dudas sobre la honradez, honestidad e interés gubernamental por acabar con la violencia, habida cuenta de que entre las dos partes del conflicto vasco, las mutuas suspicacias sobre el cumplimiento de los pactos que se hubieren acordado, impedía el éxito de aquellas conversaciones. Se titulaba “¿Está el PP interesado en la desaparición de ETA?”, aunque bien es cierto que las siglas pueden hoy trocarse sin temor a error por las de PSOE. Felipe González apostó en su día por el terrorismo de Estado, dejando a la sociedad con un palmo de narices, mientras sus amigos afirmaban que, a pesar de todo, el sevillano tenía un encanto especial. Tal vez el mismo de Himmler o Goebbels, remedado patéticamente por Barrionuevo y Corcuera. Nunca supe de persona tan dañina, nociva e inculta como el falangista sevillano, una de las cumbres más logradas de la historia del humor gris español.

La reciente declaración del ministro Rubalcaba, que podría ser el primo esquizofrénico de Manolito Gafotas, o el cuñado de Harry Potter en versión Chiquito de la Calzada, blasonando de haber descabezado a una organización juvenil vasca, al meter en prisión a más de treinta muchachos, acusados por la indemostrable suposición de su próximo ingreso en ETA, es tan estúpida, provocadora e inútil, como la que se alcanzara si mañana se detuviera a un millón de novios, novias, esposos, esposas, prometidas o parejas, que no hubieran condenado públicamente la violencia doméstica, asunto que ha producido, por cierto, muchas más víctimas inocentes que los atentados y acciones armadas en 50 años. Las cifras no engañan, Lo que ocurre es que estas muertes le vienen como anillo al dedo a los directivos de las televisiones españolas, en las que los familiares de la víctima serán expuestos al ojo público para, entre sollozos y dolor, vendernos coches, compresas, ollas a presión, comida rápida y cuchillos de cocina.

La llamada Asociación de Victimas del Terrorismo (en la que no se incluyen, por obvias razones, las del millón largo de ciudadanos demócratas asesinados por el franquismo), no suele convertirse en plato habitual de esos lamentables espacios, porque en el fondo, hasta los más interesados en otro tipo de violencias, considera tan respetable el dolor de sus miembros, que han impartido una buena serie de normas para evitar que cualquiera de ellos sean protagonistas de programas basura, y no se mezclen unas víctimas con otras.

Terminando el 2009, cuando la izquierda abertzale lanza una imaginativa propuesta, estudiada y alabada por quienes practican el noble arte de colocar la razón y el intelecto por encima del odio y la ignorancia, los muladares mentales de Rubalcaba, Ares y López, se lanzan a sembrar de nuevo el incordio y la sospecha, animados por Cebrianes, Polancos, Pedros Jotas, Gabilondos, al frente de los cuales figura una histérica go-gó, bailando sobre la pista de baile de la discoteca Inopia, una tal Rosa Díez, mientras se dispara como un potente géiser, la viscosa y maloliente baba de la provocación, con el único propósito de conseguir la radicalización armada (como ocurrió en Irlanda tras la masacre de Omagh) de una parte los comandos incontrolados, que aún no hayan sido neutralizados, para que cometan más atentados, para que haya más muertes, y exhibirlas luego a los cuatro vientos diciendo: ”Os están mintiendo, ni ellos, ni el entorno abertzale, ni los independentistas, ni los comunistas, ni los anarquistas, quieren la paz”.

El objetivo del actual gobierno español no es acabar con la violencia, sino decapitar como fuere el imparable deseo de independencia de las naciones sometidas hoy al terrorismo mediático y social del españolismo más repelente: el neo franquismo. Saben que mientras ETA continúe con vida, habrá más esperanza para Ares y López de continuar en el poder. En tanto que estalle un artefacto, más argumentos para que se siga introduciendo droga en el País Vasco. Con otro atentado, más rabia, más dolor, menos oportunidad de diálogo. Nadie en el campo de la izquierda española apuesta por ello.

Ares, Rubalcaba, López, e incluso Rouco Varela, gozan encerrando al personal entre la duda y el miedo, aunque sin la gracia de Hitchcock soltando a Norman Bates de su mansión al motel. Disfrutan como enanos, como el Boss del Vaticano mostrando los cuernos y el rabo de Satanás, pero lejos del astuto Walt Disney y el bosque tétrico de La Cecinienta. Ríen encantados, como Bush con las armas de destrucción masiva en Irak, como Blair y Aznar avisando del peligro islámico; como Obama y su jinetera Yoani mintiendo sobre la Revolución cubana; como el padre que aún amenaza con el Hombre del Saco al niño que se niega a comer la papilla. La mentira es su misa. El bulo su postre.

Aquellos que se niegan cerrilmente al diálogo, se encadenan al miedo como escudo ante el indeseable final de la violencia, porque ese sueño les produce aún más temor que la misma guerra. Esa paz que anhelan los mosqueteros de la inanidad, es la misma que presidió la España del Caudillo. Estoy convencido, de que la añoran. Fue un invento del mayor criminal que ha dado la reciente historia delictiva de la península ibérica, que sigue siendo uno de los ídolos del Rey de España.

Somos millones los que apostamos por una paz verdadera, basada en la generosidad del poder, en una justicia independiente, en el respeto a la diferencia, en el poder de la palabra, en el destierro del odio visceral, en la defensa de los derechos humanos. Hay miles, sin embargo, con toda la fuerza de las armas, que imponen un escenario sucio, con amenazas y detenciones, desprecio e iniquidad, bajo tortura y amenazas, al que llaman paz.

El refranero castellano contiene frases acuñadas por el empirismo, en las que reluce la honestidad, la ironía y la serenidad. Habría que recordarles a los fanáticos de esa paz franquista que “Más vale en paz un huevo, que en guerra un gallinero”. Y, de momento, el dueño del gallinero es Rubalcaba. No seas gallina, compañero.


.... ... .

Estrasburgo Revolucionario

Gracias a este escrito de Manuel F. Trillo publicado en inSurGente nos hemos dado cuenta que la hipermetropía de Estrasburgo es revolucionaria. Aquí lo tienen:

La sentencia europea contra Batasuna es revolucionaria

Manuel F. Trillo

Los miembros del TEDH prisioneros de su propias contradicciones, de una ideología que no tiene soporte alguno en la razón mínima, atentos más a la oportunidad política que al Derecho, han sentenciado contra el recurso presentado por Batasuna donde se alegaba la vulneración de derechos fundamentales y de derechos humanos reconocidos en el Derecho internacional.

Sorprenderá que se tilde de revolucionaria la sentencia, cuando la misma lo que hace es vulnerar los mismos derechos y principios jurídicos en los que se asienta el Derecho que pretende a esta altura de los tiempos ser civilizado y regulador de la convivencia. Pero al margen los tecnicismos jurídicos – de los que hablaremos más adelante- la base sobre la que asienta la condena a Batasuna es en sí misma revolucionaria, pues no dudaríamos en aplicarla en el Estado de Derecho impuesto en una sociedad socialista.

También hay que remarcar que la base en la que se asienta justifica la existencia de un Estado Fascista, y de un Estado demofascista como el existente en los tiempos actuales en todas los países que se reclaman pertenecientes a una “sociedad democrática” (aquí no se salva ni dios, desde los EEUU a Francia, Reino Unido, Alemania, la histriónica Italia, o la esperpéntica España). De países como Marruecos, Kuwait, Colombia, El Salvador, India, etc., ni los tenemos en cuenta, son aún prehistóricos en materia jurídica.

La fórmula “necesidad social imperiosa” en la fundamenta su decisión es a todas luces un dislate jurídico, pues usando la misma expresión se puede justificar el nazismo, la sublevación militar fascista de 1936, y por supuesto las acciones criminales del Presidente de Colombia o el golpe de Estado de Micheleti y sus compinches en El Salvador. Basta que una mente simple sepa utilizar tal expresión para justificar las mayores aberraciones y crímenes contra la humanidad, pues siempre quedaría la coletilla de que era “una necesidad social imperiosa”, siendo uno mismo –el tirano un sujeto individual: el dictador, o un sujeto colectivo: un partido, o una Constitución demofascista- quien determina los límites de la “necesidad” (la ineludibilidad), la “imperiosidad” (obligada) y la “social” (nosotros, los amigos, nunca los enemigos).

Por este motivo, porque ya el TEDH lo usa para confirmar la existencia de una Constitución de 1978, una Ley de Partidos Políticos como la de 2002, y unos poderes políticos y jurisdiccionales entregados a la ideología del nuevo fascismo (bien articulada por Jakobs en el derecho penal del enemigo) , por lo que si las clases subordinadas y populares, las clases sojuzgadas en el planeta –visión extensa- o en una país –visión estricta- fueran capaces de tomar el poder político podrían modificar absolutamente el Derecho usando la misma fórmula, pues no habría dios que pudiera negar –como nadie lo niega ahora- que una “necesidad social imperiosa” nos obliga a arrojar a los infiernos (bastará sólo con enterrarlos en el mar como deseaba Rafael Alberti) a todos cuantos usurpan medios económicos, culturales y militares en su propio y exclusivo beneficio de clase.

Hay quien no quiere ver que el Estado es de clase, y que la clase dominante detenta todos los poderes bajo la apariencia de unas elecciones democráticas que le confieren legitimidad desde el momento en que todos los sujetos particulares y colectivos aceptan los resultados dados en las urnas de un modo acrítico. El Estado es de clase, y para la clase, y deja fuera del mismo a quienes se resistan a su poder, a su exclusivo dominio. De este modo serán tildados, o acusados de sujetos violentos –dependerá de la época y del tiempo y de la cultura- todos los que opongan una fuerza suficiente como para poner en jaque ese dominio que hasta la fecha ostenten. Bastará con que exista una peculiaridad –la existencia de una organización armada como curre actualmente, la existencia de un sindicato que no se pliegue a los mandatos de la patronal como el caso de la Corriente Sindical de Izquierdas en Asturias- para criminalizar todo cuanto coincida con sus planteamientos ideológicos. El Derecho Penal requiere que existan sujetos físicos que realicen una conducta tipificada previamente, por lo que toda situación en la que los sujetos sean abstractos, o donde las conductas no estén tipificadas con antelación a la conducta que se pretende penalizar, o la criminalización colectiva imaginando que porque uno ha cometido una infracción todo el colectivo la ha cometido, está fuera del Derecho. No delinquen los colectivos, sino solamente los sujetos físicos, por más que quieran incluir a las personas jurídicas –los partidos, sindicatos o asociaciones- no deja de ser una perversión de los propios fundamentos del Derecho Penal.

Se inventa por parte del boque de clases dominante el Derecho, sus fundamentos, sus principios, los tipos, y hasta los sujetos, todo con un mismo fin: criminalizar todo lo que se oponga de manera suficiente –peligrosa para el sistema dominante-, nada quedará a salvo, y quienes piensen que están a salvo – “a mí no me tocará nunca ser perseguido”- sólo sueñan con un paraíso de buenas personas lleno de buenas personas, donde no cabe la maldad, y donde la sinceridad en las relaciones sociales son el eje sobre el que se desarrollan. Desconoce este habitante de la Arcadia democrática, donde reinará la felicidad, la sencillez, y la paz idílica, que la sociedad de clases no permite semejantes sueños, mucho menos realidades estrambóticas donde los poderosos abandonen amablemente sus privilegios.

LA SENTENCIA DEL TEDH

Toma como referencia el Derecho interno español, la Constitución de 1978 (por tanto la jurisprudencia constitucional y del Tribunal Supremo) y la Ley de partidos de 2002. Pretende argumentar desde los principios jurídicos reconocidos en el ámbito del Derecho europeo e internacional, para doblegarse al fin a los cutres argumentos jurídicos de los representantes del Estado Español.

Los Derechos y libertades reconocidos en la legislación son sencillamente convertidos en papel mojado:

Libertad de expresión, de asociación, de pensamiento, de participación política, y vulneración de los principios de legalidad, de proporcionalidad, de seguridad jurídica, de irretroactividad de la norma sancionadora, de non bis in ídem, del derecho a un proceso justo y de la presunción de inocencia. Con esta sarta de dislates jurídicos y de vulneraciones el TEDH se permite el lujo de retorcer el texto de las normas internacionales y europeas basándose en la fórmula antedicha de que por una “necesidad social imperiosa” no se permita a la izquierda vasca concurrir a las elecciones ni participen en la actividad política de un sistema “democrático” que tiene como bandera el “pluralismos político” como principio básico.

Me ha sorprendido el silencio que se ha producido sobre la el texto de esta sentencia absurda, negadora de principios jurídicos y vulneradora del Derecho que ellos mismos han establecido. El sometimiento del TEDH a los dictados del Tribunal Supremo español y al TC es lamentable, porque ya se sabe de hoy para siempre que este TEDH no es un tribunal de justicia, sino una institución que ratifica las barbaridades jurídicas de las instituciones internas españolas, y del derecho interno español. Carentes de independencia de criterio, vienen a sumarse a la estrategia de represión de los Estado demofascistas europeos. Aceptar una ley singular (ad hoc) como la Ley de Partidos, aceptar la falta de proporcionalidad en la misma (da lo mismo que se incurra en infracción por más que por menos siempre será ilegalizado), aceptar a través de la “similitud substancial” entre organizaciones para ilegalizar los nuevos partidos, perseguir a los promotores según la “trayectoria” individual y colectiva que hayan tenido en su vida política (se llega incluso a mencionar en la sentencia que tal o cual dirigente político vasco fue condenado hace 20 años). Obligar a los ciudadanos a “retractarse de su pasado” y si no lo hicieran “será causa de disolución” las organizaciones políticas en las que participen. “Bastará con presumir de afinidad” con los rebeldes para ser excluido de sistema, y definir la “sucesión operativa” de organizaciones políticas porque intervengan en ellas personas que antes actuaron legalmente en las instituciones (Ayuntamientos, Parlamento vasco, Congreso de los Diputados), o porque se reúnen en los mismos locales, es tan absurdo como si se le quisiera imputar un crimen a un inquilino que resida ahora en la vivienda del que fue un asesino.

Establecer la “democracia militante “ como signo referencial de lo que es un ciudadano respetuoso, sometiéndose al dictado de un artículo 10º de la CE española que establece el “respeto al orden constitucional”, lo que equivale a una adhesión positiva al ordenamiento jurídico sin distracciones y sin ambigüedades. Considerar frases y lemas de manifestaciones como base argumental para ilegalizar un partido (“la lucha es la única vía” –debieran de ilegalizar según esto al PCE porque su dirigente estrella Dolores Ibárruri escribiera un libro con el sonoro título “El único camino”, en que se hace apología de las tácticas políticas del comunismo español) o “vosotros fascistas, sois los terroristas” (frase que se popularizó en los años 70 –hace 35 años o más en España al ver a la policía), o “presos vascos al País Vasco”, o llamar “señorito fascista español” a un dirigente de la ultraderecha, todo esto y más que no referimos muestra el grado de sumisión del TEDH a los prepuestos ideológicos de los políticos demofascistas del PSOE y del PP que negociaron la Ley de Partidos, con el visto bueno del hoy denostado Aznar López y el actual Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Se llega en la sentencia a tildar el silencio como carga de la prueba, como arma arrojadiza bajo el argumento siguiente ( y que cada cual agarre esta mosca por el rabo): “ En cualquier caso, el Tribunal señala que el simple hecho de que la disolución se hubiera fundado también en este elemento (se refiere al silencio ) no habría sido contrario al Convenio (Convenio del Consejo de Europa de junio de 2007), pues el comportamiento de los hombres públicos (y de la mujeres digo yo) que engloba de ordinario no sólo sus acciones o discursos, sino también, en ciertas circunstancias, sus omisiones o silencios, que pueden equivaler a tomas de posición y ser tan elocuentes como cualquier acción de apoyo expreso”. Por este camino se llega a la implantación definitiva del Derecho Penal de la voluntad, donde se presume que como callas aceptas y otorgas, te hayan pedido parecer o no. No hablar también es delito en Europa (este argumento llevaría a la ilegalización del PP al callar sobre los crímenes del franquismo y la sublevación fascista de 1936). Dos varas de medir según sean amigos o enemigos, por supuesto siempre que aceptáramos la mayor: que el silencio delinque.

La sentencia contra Batasuna pone las barbas del vecino (republicanos, sindicalistas, activistas sociales, etc.) a remojar. Por lo que luchar (¡horror, he dicho luchar!) contra el demosfacismo europeo es una prioridad para toda la izquierda europea, obviando matices necios que separen o dividan. Es revolucionaria la sentencia porque permite conocer con las propias palabras del TEDH y de las instituciones españolas cuál es la ideología dominante y fija el sujeto contra el que hay que luchar (¡otra vez el dichoso vocablo criminal!), y además salva de una vez por todas las disquisiciones que se pudieran hacer en el futuro sobre la juridicidad de las normas de un Estado socialista y realmente democrático al permitirnos establecer un nuevo ordenamiento jurídico “por necesidad social imperiosa” (santa fórmula, verdadero hallazgo jurídico que pondrá contra las cuerdas a quien se oponga al mismo).



(Este texto es parte de la intervención en una Mesa Redonda en la que intervinieron Josep Garganté (CGT-TMB), Antonio Torres (SAT) y yo mismo, organizada por Iniciativa Por la Unidad de Acción de Málaga el 27 de noviembre de 2009 con el lema genérico “”Ni Estado Social, Ni Democrático y de Derecho: Esta Constitución es un Fraude”, y a los que agradezco la oportunidad que me dieron de poder exponer las consideraciones aquí descritas)


.... ... .

Delenda Est Euskal Herria

Marco Porcio Catón, uno de tantos de esa familia en la historia del imperio romano, político y orador, temeroso de que la rival africana de Roma, la espléndida Cartago, volviera a levantar cabeza y poner en peligro a su ciudad, remataba todos sus discursos, fueran del tema que fueran, con las mismas palabras: “Ceterum censeo, Carthaginem esse delenda” (Por otra parte, opino que Cartago debe ser destruida).

Sin las razones de Catón, sin la elegancia de su oratoria, sin su patriotismo, los sistemas que gobiernan tanto en el estado francés como en el español están convencidos de que Euskal Herria, si bien no debe ser destruida, al menos debe ser disminuida, acorralada, sometida. París, Madrid y sus representantes y voceros, sus funcionarios, sus plumas y micrófonos incondicionales, saben que Euskal Herria es el mayor obstáculo para cerrar su circulo de poder y corrupción y por tanto, venga o no al caso, buscan la forma de poner en mal al terruño de los vascos; esperan que la digna resistencia de un pueblo caiga en su manos o al menos, que se desprestigie ante la opinión de todos.

Hasta hoy no han podido lograrlo; en todos los rincones de Europa hay partidarios de un cambio pacífico y democrático que sustituya a las actuales estructuras opresoras, pero en Euskal Herria, pequeña, hospitalaria y hermosa, es en donde la resistencia a la opresión es más firme, está más fuerte y pone en riesgo real a la oligarquía, de perder sus posiciones de dinero, medios de comunicación y en general, estructuras que le permiten privilegios.

Delenda est Cartago y Cartago, para las oligarquías gobernantes, es el Euskal Herria y contra ella se lanzan los más duros golpes, no sólo en el discurso, también en los hechos.

Toda la fuerza del sistema contra Euskal Herria, por que se teme a sus aguerridos habitantes, toda la fuerza política y de los medios incondicionales contra los abertzales, porque aquí, en la tierra del euskara, la ciudadanía ya sabe de gobiernos honrados y eficaces. Delenda est Cartago, porque los romanos le temían a la ciudad de la otra ribera del Mediterráneo. Delenda est Euskal Herria, por que la oligarquía le teme a su pueblo organizado, a sus colectivos experimentados, a su organización, a su sentido de solidaridad social y a su amor a la libertad.

.... ... .

Cobardía Tibetana

Mientras en las mazmorras del estado español se mantiene incomunicados a 35 jóvenes vascos, un enviado del fundamentalista religioso de nombre Tenzin Gyatso (nos reservamos el derecho de no usar su título nobiliario) se atreve a ningunear el derecho a la autodeterminación del pueblo vasco de acuerdo con esta nota publicada en El País:

"España confunde el caso de Tíbet con sus nacionalismos"

Fernando Peinado

El enviado del Dalai Lama para la Unión Europea se marchó ayer de Madrid sin ser recibido por ningún miembro del Gobierno después de cuatro días de visita. Kelsang Gyaltsen dice que cada vez que un país accede a la presidencia rotatoria de la UE, mantiene una reunión informativa con sus autoridades sobre la situación del conflicto entre el pueblo tibetano y Pekín. "Es la primera vez que ocurre algo así. Me he reunido con altos cargos de las anteriores presidencias. En República Checa [enero a junio de este año] me recibió el ministro de Asuntos Exteriores, y en Suecia [julio a diciembre] los responsables de los asuntos de Asia-Pacífico. Lo mismo se puede decir de otras cancillerías: Londres, París, Berlín... España parece ser la excepción".

Kelsang, que concede esta entrevista en Madrid tres horas antes de tomar un avión hacia Suiza, cree que el Gobierno español ha cedido a las presiones de las autoridades chinas. "Pero es importante destacar", añade, "que todos los países que reciben al Dalai Lama o a alguno de sus delegados son objeto de las mismas intimidaciones y nunca se traducen en la ruptura de acuerdos comerciales porque China es la primera interesada en mantener sus lazos con Europa". Opina que hay otras razones que explican el comportamiento excepcional del Gobierno español. "Parece que las autoridades están confundiendo su problema con los nacionalismos vasco y catalán con el de Tíbet. No es lo mismo reivindicar la autonomía de un pueblo subyugado dentro de un país donde no funcionan ni la democracia, ni el imperio de la ley, ni la libertad de prensa que en un país donde sí se dan estos requisitos. Es un caso totalmente distinto, pero parece que el Gobierno español ve similitud entre las dos situaciones".

El enviado del premio Nobel de la Paz asegura que el Gobierno de Tíbet en el exilio le da mucha importancia a este tipo de encuentros para contrarrestar la versión oficial china, y cree que un rechazo como el que acaba de hacer el Gobierno español envía un mensaje negativo a otros pueblos oprimidos: "Representamos a un movimiento que se ha destacado durante 50 años por la reivindicación de sus objetivos por medio de la no violencia. Y en el caso de España, que sufre el problema de la violencia política, el apoyo debería ser aún mayor".

Hace dos semanas, Kelsang se reunió en Bruselas con el embajador de España ante la UE, pero le aclaró a las autoridades españolas que el Gobierno tibetano en el exilio aspiraba a reunirse con los cargos del Ministerio de Exteriores en Madrid. "Es aquí donde se toman las decisiones", justifica.

Kelsang dice que el Dalai Lama no tiene prevista de momento ninguna visita oficial a Europa, pero que en septiembre recibió por escrito una invitación para reunirse próximamente en Washington con Barack Obama, aunque aún no hay fijada una fecha para el encuentro.


El tal Gyaltsen o se pasa de cínico o se pasa de ignorante, pero aprovechamos sus declaraciones para poner el asunto de Tibet dentro de la perspectiva correcta. Durante años nos han preguntado la razón por la cual desde este blog nunca se ha apoyado la supuesta lucha por la liberación de Tibet. Pues bien, no hay una sino dos respuestas:

a) Los que estamos trabajando en favor de la autodeterminación de los pueblos sabemos diferenciar entre los movimientos auténticos y los artificiales. Para saber cual es cual uno no tiene mas que someter a cualquier reivindicación nacional dada a lo que llamamos la Prueba de Washington, y se trata de responder a estas tres preguntas: ¿Apoya la CIA dicho movimiento?¿Apoya la prensa internacional dicho movimiento?¿Apoya Hollywood dicho movimiento?

Si la respuesta es sí a cualquiera de las tres preguntas anteriores entonces el "movimiento nacionalista" es artificial y no hace mas que servir a los intereses geopolíticos de Washington.

En el caso de Tibet la respuesta es positiva no a una ni a dos de las respuestas, sino a las tres. Para que quede claro, junto con el de Taiwan el de Tibet es el moviemiento nacionalistas más artificial de nuestros tiempos.

b) Los tibetanos y sus aliados no apoyan a ningún otro movimiento de autodeterminación del mundo. Richard Gere nunca se ha manifestado a favor de los derechos de los palestinos, los kurdos, los vascos, los mapuches, los corsos o los galeses, por mencionar solo algunos pueblos en resistencia.

Pues bien, ahora sabemos lo que el equipo de allegados a Tensin Gyatso opina acerca del derecho de los pueblos vasco y catalán a su autodeterminación (puesto que no los menciona no sabemos a que "pueblo oprimidos" se refiere cuando dice que Madrid manda un mensaje negativo), ya no hay lugar a la especulación, todas las dudas han quedado aclaradas.

.... ... .

viernes, 27 de noviembre de 2009

30 Años de Solidaridad Internacionalista

Este texto ha sido publicado en Gara:

Imanol Telleria | Miembro de Komite Internazionalistak

El pasado en la memoria y el futuro en la mano

Hace 30 años que al calor de la Revolución Sandinista los diferentes grupos de solidaridad internacional que actuaban a nivel local en los diferentes herrialdes de Euskal Herria estrecharon su coordinación nacional para crear Komite Internazionalistak.

Desde entonces, cientos de personas soñadoras de este país han sido parte de este colectivo que, entre otras cosas, ha luchado codo a codo con las milicias nicaragüenses en su marcha hacia la libertad, ha denunciado el criminal bloqueo contra Cuba, ha protegido con su vida la vida de militantes colombianos amenazados por el paramilitarismo de Estado, ha platicado con los hombres y mujeres del color de la tierra en las comunidades zapatistas y otros movimientos en resistencia del México rebelde, ha compartido con el pueblo iraquí las bombas asesinas de la «democracia» occidental, ha estado encerrado en esa cárcel a cielo abierto construida por el sionismo que es Gaza, ha estado detenido en las cárceles de Praga por desenmascarar a quienes pretenden dirigir el mundo con su política económica de muerte, ha reflexionado junto con el pueblo venezolano sobre el socialismo del siglo XXI, o ha ayunado durante días en las huelgas de hambre en denuncia de la violación sistemática de los derechos humanos de los presos y presas políticas vascas...

Compartir sueños, alegrías y tristezas con quienes le han plantado cara al viejo y nuevo imperialismo nos ha hecho lo que somos, personas sensibles a las injusticias cometidas contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Por eso hoy, además de celebrar todo lo vivido juntas, queremos renovar nuestro compromiso en la lucha por la necesaria transformación social y política; una transformación que necesariamente se debe generar desde abajo, desde los lugares y las gentes que, aplastadas por este sistema neoliberal asesino, levantan cada día el puño en señal de rebeldía.

Viejos y nuevos procesos, antiguas y renovadas luchas son y serán nuestro caminar en los próximos 30 años, y fieles a nuestro estilo lo haremos sin alfombras, por las calles que el sistema se empeña en vaciar, o por los embarrados caminos de alguna selva donde se organice la resistencia, intentando siempre tejer redes con quienes también marchan cerca nuestra. Sabemos lo que somos, una organización pequeña en un país pequeño, además nunca sentimos el internacionalismo como algo diferente del feminismo, el ecologismo, el antimilitarismo, o de las luchas por los derechos políticos y civiles. Tal vez por ello, el impulsar y trabajar en redes de acción colectiva ha sido una de nuestras señas de identidad más importantes. Siempre nos hemos sentido acompañadas, por eso también os queremos cerca en esta celebración de 30 años de lucha.

Muchas cosas han pasado en el mundo en estos últimos 30 años y otras tantas pasarán en los próximos 30; algunas de ellas las llevamos ya en el corazón, sólo nos falta luchar por ellas.

Iragana buruan, geroa eskuan.


.... ... .

Mientras Tanto en Catalunya

Algo se mueve en Las Canarias, y también en Catalunya. Esta nota al respecto ha sido publicada en Gara:

La prensa catalana se pone al frente de la defensa cívica de su autogobierno

En un movimiento inédito, doce periódicos catalanes -incluidas cabeceras de referencia como «La Vanguardia», «El Periódico de Catalunya» y «Avui»- publicaron ayer un editorial conjunto en defensa del Estatut y del autogobierno, mientras el Tribunal Constitucional sigue deliberando desde hace más de tres años sobre los recursos del PP y el Defensor del Pueblo español. El texto está dirigido a la opinión pública española y refleja el «hartazgo» catalán.

I. IRIONDO | GASTEIZ

«Hay preocupación en Catalunya y es preciso que toda España lo sepa. Hay algo más que preocupación. Hay un creciente hartazgo por tener que soportar la mirada airada de quienes siguen percibiendo la identidad catalana (instituciones, estructura económica, idioma y tradición cultural) como el defecto de fabricación que impide a España alcanzar una soñada e imposible uniformidad».

Esta rotunda afirmación forma parte del editorial publicado ayer conjuntamente por todos los principales periódicos catalanes, y al que también han mostrado su apoyo otros medios audiovisuales. Cualquiera que conozca algo el mundo de la prensa no tardará en darse cuenta de que muy grande tiene que ser el hartazgo y muy extendida tiene que estar la preocupación por las repercusiones que pueda tener la decisión del TC sobre la constitucionalidad del Estatut para que toda la prensa se ponga de acuerdo en la publicación de un texto conjunto. Un texto que, además, no se queda en una declaración retórica de unas pocas líneas, sino que enfrenta de cara algunas cuestiones troncales del actual sistema político español como el papel del Tribunal Constitucional, los pactos tácitos y explícitos que hicieron posible la llamada transición, el encaje de «un viejo pueblo europeo» en el Estado y hasta la actuación del PP, que recurrió el Estatut y ahora «se reaproxima a la sociedad catalana con discursos constructivos y actitudes zalameras».

Frente a los discursos de quienes en ésta y otras ocasiones mantienen que la ciudadanía no se levanta o pierde el sueño por reformas estatutarias o de soberanía, el editorial conjunto deja claro que «nadie que conozca Catalunya pondrá en duda que el reconocimiento de la identidad, la mejora del autogobierno, la obtención de una financiación justa y un salto cualitativo en la gestión de las infraestructuras son y seguirán siendo reclamaciones tenazmente planteadas con un amplísimo apoyo político y social». Y concluye señalando, en previsión de una sentencia negativa del TC, que «si es necesario, la solidaridad catalana volverá a articular la legítima respuesta de una sociedad responsable».

Reacciones inmediatas

El inusitado movimiento de la prensa catalana provocó una reacción inmediata de los portavoces políticos y también de otros medios de comunicación. Todo el arco parlamentario catalán y del Congreso de los Diputados, a excepción de PP, UPyD y Ciutadans, apoyó el contenido del editorial conjunto. También los sindicatos lo saludaron.

Los partidos catalanes calificaron de «histórico» el movimiento de la prensa y ahora evalúan cómo responder a un posible revés del TC -con ciertas pugnas por el liderazgo entre CiU y el presidente de la Generalitat, José Montilla, del PSC-. Entre tanto, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodrí- guez Zapatero, aseguró haber leído «con mucho interés» el editorial y «respetar su contenido», mientras que desde el PSOE su portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, dirigió sus dardos contra el PP, que fue quien recurrió el Estatut.

Desde este partido, su portavoz, Esteban González Pons, expresó la «inquietud» que le produce el editorial conjunto y consideró sospechosa «tanta uniformidad», teniendo en cuenta que la sociedad catalana es «tan plural» como la española. Desde el PP se trata de rehuir su responsabilidad por haber recurrido el texto aprobado, y se apunta a que «hay que tener muy presente su origen, que es la irresponsabilidad con la que Zapatero abre este debate».

Rosa Díez, de UPyD, aseguró que los periódicos no defienden la dignidad de Catalunya sino su propia financiación.

Partidos de ámbito vasco como PNV, Aralar, EA y EB mostraron su respaldo a la iniciativa de los periódicos catalanes. El jeltzale Joseba Egibar apuntó que «la cuestión de fondo es qué se tiene que adecuar a qué», y destacó que «es evidente que las leyes [como la Constitución] tienen que ser expresión de lo que es la voluntad popular democráticamente expresada y no al revés».

De periódico a periódicos

Muchos diarios del Estado español dedicarán hoy sus editoriales a esta cuestión, pero «El Mundo» quiso ayer liderar la reacción españolista. En sus últimas ediciones anunció que hoy respondería a sus colegas catalanes, pero avanzó su posición afirmando que «es imposible decir más falsedades con peor intención en menos espacio». A su entender, la posición común de la prensa catalana es «una acumulación de falacias».

Amplio apoyo a las consultas del 13 de diciembre

La coordinadora que aglutina a las comisiones organizadoras de las más de 160 consultas locales sobre la independencia presentó ayer en el Colegio de Periodistas el manifiesto de apoyo a estos referéndum extraoficiales que han suscrito más de un centenar de intelectuales catalanes y de personalidades de la cultura.

Entre los firmantes, figuran actores como Sergi López, Joel Joan y Montserrat Carulla; escritores como Víctor Alexandre, Isabel-Clara Simó, Josep Miquel Servià, Patricia Gabancho, Sebastià Alzamora y Jordi Cabré; y músicos o cantantes como Francesc Ribera (Titot), Núria Feliu y Toni Xuclà. También se han adherido numerosos profesores de Universidad y el cocinero Santi Santamaría. Aunque estas consultas son independientes de la suerte que corra el Estatut en el Constitucional, sus impulsores señalaron que el temor que provoca una sentencia contraria favorecerá la participación en la jornada del próximo 13 de diciembre.


.... ... .

Aportación Juvenil

Han pasado horas y han pasado días y una treintena de jóvenes vascos se encuentran aún secuestrados por el régimen franquista de Juan Carlos Borbón. Debido al régimen de incomunicación tan duramente criticado por la ONU, Amnistía Internacional y Human Rights Watch, tod@s y cada un@ de estos jóvenes están en inminente riesgo de ser torturados por el único "crimen" de aportar su grano de arena a la construcción nacional de Euskal Herria. He aquí una nota acerca de lo que significan estos jóvenes para la sociedad vasca publicada en Gara:

La izquierda abertzale remarca la aportación de los jóvenes

Agustin Goikoetxea | Bilbo

La izquierda abertzale fue la primera en sumarse a la manifestación nacional convocada para mañana en Bilbo (Aita Donostia, 17.00) por los familiares de los detenidos. En la comparecencia celebrada en la capital vizcaina, varios de sus miembros mostraron su preocupación por la situación de los arrestados y destacaron que «la aportación de la juventud vasca en el proceso democrático va a ser fundamental. Por eso, hacemos un llamamiento a la juventud independentista a seguir trabajando, a seguir adelante pese a los ataques, para así dar un enorme espaldarazo a ese proceso».

Miren Legorburu y Aitor Bezares, en euskara y castellano, se encargaron de hacer la lectura política de lo que definieron como «operación ordenada por Rubalcaba y firmada por Marlaska», a la que otorgaron «un claro objetivo propagandístico» para «difundir el miedo entre la juventud de Euskal Herria».

«El Estado tiene un miedo atroz al debate, ya que no tiene argumentos políticos que justifiquen ni la negación de Euskal Herria ni la negación del derecho a decidir de la ciudadanía vasca. El PSOE -subrayaron en su discurso- quiere cerrar todas las vías de solución mediante la fuerza».

Confesaron que eran y son conscientes de que, una vez más, el Estado español iba a tratar de condicionar el debate y la iniciativa de la izquierda abertzale, pero ello no resta «gravedad a esta operación político-policial». A este respecto, los representantes independentistas mencionaron las 34 personas arrestadas y las decenas de viviendas, locales, sociedades, bares y gaztetxes registrados por la Policía española y la Guardia Civil, algo inédito a estas alturas en un estado de la Unión Europea.

Constataron que operaciones jurídico-policiales como la del martes no demuestran la fortaleza del Estado español, sino su debilidad y temor al debate político. Tal y como dijeron en la nota de valoración del martes, afirmaron que «ningún ataque represivo nos moverá un solo milímetro del camino. No nos desviarán de nuestra decisión de iniciar y desarrollar un proceso democrático», reiteraron.

Tras congratularse de la repercusión que está teniendo, con «decenas de miles de copias del documento de debate circulando de mano en mano» y la numerosa participación en el debate en asambleas, Legorburu y Bezares remarcaron que la aportación de la juventud vasca al proceso democrátivo va a ser «fundamental». «En el camino a la independencia va a ser de vital importancia la organización, fuerza y determinación de la juventud vasca», dijeron.

Ante «la magnitud y objetivos del ataque», la izquierda abertzale hizo un llamamiento especial a los agentes políticos, sociales y sindicales a que «actúen con la responsabilidad que exige la situación». Más tarde, insistieron en que la operación contra la juventud independentista de esta semana es suficiente argumento para que la mayoría política, social y sindical vas- ca se sume, como lo hicieron el 17 de octubre en la multitudinaria manifestación de Donostia, a la marcha convocada por familiares y allegados de los últimos detenidos para mañana a la tarde en Bilbo.

La Ertzaintza trata de silenciar protestas en Tolosa y Sestao

Las movilizaciones contra las detenciones se sucedieron ayer por tercer día consecutivo. La Ertzaintza trató de silenciar las denuncias en dos puntos: la ikastola Laskorain de Tolosa, donde identificó a tres alumnos que participaban en una concentración, y Sestao, donde irrumpió en la herriko taberna por un cartel que hablaba del riesgo de torturas.

Según relató a GARA uno de los estudiantes de la ikastola Laskorain, los alumnos se habían concentrado «de modo legal, en grupos de 19 personas» en la hora del recreo. «Al final, la Ertzaintza ha cargado y algunos agentes han entrado en la ikastola y han cogido a tres jóvenes. Al principio los querían llevar a comisaría, pero gracias a varios irakasles finalmente sólo los han identificado», narró. Este alumno añadió que «no han tenido reparo alguno en pasar violentamente ante niños y niñas de 10 años». Así las cosas, los estudiantes han decidido convocar más protestas: el próximo martes pararán a las 12.00 y se manifestarán a las 12.30 desde la Plaza del Triángulo. Y lo mismo ocurrirá el viernes, esta vez media hora antes.

Mientras, desde Sestao se detalló que dos patrullas de la Ertzaintza entraron a la herriko después de que agentes de paisano afirmaran haber visto sacar de ahí un panel sobre los detenidos. Identificaron a una persona a la que acusan de llevar el mensaje contra el riesgos de maltratos y torturas, y luego a dos más acusadas de poner carteles.

Hubo concentraciones además en la Plaza del Ayuntamiento de Iruñea (500 personas), Sestao (300), Zaldibia (315), Iurreta (200), Zamudio (150), Elorrio (120), Burlata (100), Leioa (80), Urretxu-Zumarraga (60), Algorta (58), Amezketa (50), Erremo (40), Arbizu (20) o el instituto Solokoetxe de Bilbo (50). En Barañain fueron 165 personas y la Guardia Civil arrancó carteles de las calles.

Gaztetxes con Segi

Gaztetxes como los de Baiona, Itsasu, Kanbo, Uztaritze, Ezpeleta, Ziburu o Makea han expresado su apoyo a Segi tras este último ataque. Se sumarán a la concentración de hoy también gazte asanbladak y otros colectivos jóvenes de Ipar Euskal Herria.

AB acusa a Madrid de «provocación»

Abertzaleen Batasuna anunció que secundará la concentración convocada hoy por Segi ante el Consulado español en Baiona. En una nota denuncia con dureza esta redada, que al igual que otros partidos sitúa políticamente como un intento de incidir en el debate de la izquierda abertzale. Habla incluso de «provocación». Para AB, «todos los ciudadanos vascos tienen que ser dueños de derechos civiles y políticos. Hay que dar cauce a la política y asegurar la presencia de todas las ideas en el debate político, por lo que exigimos la libertad inmediata de los detenidos».


.... ... .

jueves, 26 de noviembre de 2009

Sigue la Mata Dando

Este texto ha sido publicado en Izaro News:

Hoy 34 detenidos. Mañana ¿cuántos?

Cesar Arrondo | Universidad Nacional de La Plata

La policía española, como brazo ejecutor de la Audiencia Nacional, ha detenido a 34 jóvenes independentistas en Hegoalde, entre ellos, algunos compañeros de la organización AHAZTUAK (olvidados), tal vez, acusados de cometer el pecado mortal de trabajar incansablemente por la recuperación de la verdad histórica...

Esta operación, como fue la detención de Otegi y otros dirigentes abertzales, parece ser la respuesta a las diferentes voces que se alzan en estos días dentro y fuera de los partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales y culturales vascas, las cuales, apuntan por un lado a articular un bloque soberanista, independentista, progresista de izquierda de cara al futuro, y cuyo objetivo final, sea lograr resolver por las vías civiles, políticas, pacificas y democráticas el contencioso político vasco.

La violencia siempre ha sido el argumento del nacionalismo constitucional español para negarse sistemáticamente a debatir sobre el conflicto vasco. Pero la curiosidad del comportamiento de los nacionalista españoles, está determinada en la falta de respuestas cuando la vías políticas, civiles y democráticas emergen como una realidad para comenzar a dialogar, como alguna vez ocurrió en Irlanda.

Creo firmemente que vale la pena debatir sobre la necesidad de dar vuelta la hoja, poner fin al conflicto, y garantizar un futuro de paz y progreso para las generaciones venideras. Pero indudablemente, al nacionalismo español este escenario lo deja sin argumentos sólidos, con lo cual, las detenciones forman parte de una provocación, cuyo único fin, es lograr que de comienzo nuevamente una espiral de violencia en Hegoalde, y de esta manera, llevar a su terreno favorito nuevamente el conflicto vasco.

De momento, creo que los soberanistas vascos deben actuar con suma inteligencia, seguir apostando al debate iniciado en los últimos tiempos, haciendo frente a quienes niegan los derechos civiles y políticos a los ciudadanos y ciudadanas vascas, con la razón que nos asiste, y con una rama de olivo en la mano tendida de miles y miles de vascos, que le anuncian a todo el mundo, que quieren ejercer su derecho a decidir.

Y para muestra de los que dice el profesor Arrondo con respecto a los nacionalistas españoles basta este comentario a su escrito:

Los soberanistas vascos tendreis que dejar la lucha armada, pues estas detenciones no son del fin de nada. Las detenciones seguirán y seguirán, pues el estado español no tiene ninguna prisa. A los que se os acaba el tiempo es a los soberanistas que teneis una rama de olivo en la mano derecha, mientras que con la izquierda empuñais una pistola o un detonador.


A fuerza de mentir ya hasta ellos se creen sus mentiras. O acaso es que sean excesivamente cínicos.


.... ... .

Reflexiones Epistemológico-Dialécticas en Euskal Herria

Este texto ha sido publicado en inSurGente:

Una rápida caracterización del momento

Iñaki Gil de San Vicente

NOTA: ESTE ARTÍCULO SE ESCRIBIÓ POCO ANTES DE LA DETENCIÓN DE 34 JÓVENES VASCAS Y VASCOS: VA EN SU HONOR.

Hace poco, en una de esas discusiones de bar tan necesarias y tan frecuentes en nuestro pueblo, un amigo extranjero pidió una rápida caracterización del momento sociopolítico. Debía participar en un debate público y quería saber nuestras opiniones. Hablábamos sobre que parece que el pasado y el presente se apelotonan en un desorden de acontecimientos en el que sólo se entreve la decisión española por acabar con la nación vasca. Comentábamos que nos querían retrotraer a palo limpio a mediados del siglo XX pero en las condiciones de comienzos del siglo XXI. Decíamos que, por su misma dinámica, estas situaciones pueden definirse como puntos de no retorno, de inflexión, en los que el principio de emergencia de lo nuevo, o salto cualitativo, o crisis de bifurcación para utilizar otro concepto, tanto da ahora; y que es en estas situaciones cuando además de la valoración autocrítica de nuestros errores también y sobre todo debemos partir de nuestros logros y avances.

El amigo estaba impresionado por la realidad vasca, por la represión y por las mentiras fabricadas por la industria político-mediática española. Le interesaban mucho nuestras reflexiones epistemológico-dialécticas, como las llamó, pero le urgía la síntesis sociopolítica. Llegamos a un acuerdo para resumirle la situación en siete puntitos. El orden de exposición no indica la mayor importancia de unos sobre otros, ya que forman un proceso superior a sus partes, interactuando e impulsándose mutuamente a pesar de sus diferentes ritmos. Ya hemos dicho lo esencial sobre el primero: tras un tercio de siglo de lucha y de acumulación de fuerzas, hemos abierto la posibilidad de dar un salto a otra fase de liberación más amplia. Se trata de una posibilidad porque depende de nosotros, en primer lugar, y de las ilusiones y esperanzas que nuestra decisión genere en los sectores que todavía dudan.

El segundo punto es incuestionable: pese a los golpes crecientes que sufre la izquierda independentista, no decrece su arraigo popular y social, no se debilita su legitimidad y su prestigio. Nunca debemos menospreciar los efectos de una represión que se endurece día a día, pero menos aún tenemos que cometer el error del derrotismo pesimista y de la aceptación acrítica de las mentiras de la propaganda estatal. Como se ha demostrado hasta ahora, las sucesivas ilegalizaciones y obstáculos sufridos por la izquierda independentista no han logrado barrer su fuerza política expresada electoralmente, ni menos aún su fuerza popular. Es cierto que la propaganda, el miedo a la represión y su endurecimiento han creado un velo espeso que distorsiona y difumina la fuerza real del independentismo socialista, pero esta tramoya se desploma siempre que la izquierda abertzale desborda las prohibiciones y muestra su fuerza real.

El tercero es el aumento de la decisión de lucha del pueblo trabajador vasco contra la crisis, pero también contra la explotación capitalista, inseparable de la opresión nacional y de la ocupación que sufrimos a manos de los Estados español y francés. La pasada huelga general y las movilizaciones posteriores son un ejemplo. Especialmente, la juventud vasca está confirmando con los hechos diarios la profundización y ampliación de sus sentimientos independentistas y de izquierda. Los Estados español y francés conocen de sobra esta capacidad y la golpean todo lo que pueden, pero no logran destruirla. Este punto es crucial ya que el sujeto emancipador no es otro que el pueblo, única fuerza capaz de aglutinar a su alrededor a las “clases medias”, a la pequeña burguesía, a los autoexplotados, etc., ofreciéndoles un proyecto progresista y democrático ahora que el imperialismo, empezando por el europeo, estruja hasta la asfixia a estas clases y sectores intermedios, empobreciéndolos y dejándoles únicamente la opción del neofascismo, del racismo y del terrorismo patriaral. El pueblo trabajador ni puede ni quiere permitirlo.

El cuarto es el aumento las ansias democráticas de nuestro pueblo, del enriquecimiento de las formas de sentir la identidad vasca y de (re)construirla en las nuevas condiciones del siglo XXI. Los ataques españoles a la identidad vasca en su forma esencial --euskara, unidad política y territorial, memoria y conciencia militar, y derecho de autodeterminación-- no responden al mero capricho del nacionalismo español, sino a su histerismo ante una dinámica que se le va poco a poco de las manos. No puede permitir que la (re)construcción de la identidad de un paso de gigante al plasmarse en una conciencia política dirigida a la construcción de una República Socialista Vasca, con su Estado propio, reconocida internacionalmente. Son de sobra conocidos los resultados afirmativos obtenidos en todas las encuestas e investigaciones sociológicas sobre qué piensa mayoritariamente la ciudadanía vasca cuando se le pregunta acerca la solución democrática y negociada del conflicto causado por la dominación española.

El quinto es el agotamiento de los modelo estatutista y regionalista impuestos hace un tercio de siglo. Si sobreviven es porque no se les somete a un referendo democrático que permita que el pueblo de su opinión sobre ellos. Sobreviven por la fuerza estatal del nacionalismo español y por el egoísmo de las burguesías regionalista y autonomista. Aun así, éstas están ahora más debilitadas que hace treinta años. UPN se agarra desesperadamente a la cartera del Estado, mientras que el PNV apenas puede ocultar las discrepancias entre una parte de su base popular y su burocracia genuflexa. Hace un tiempo EA se rompió y Aralar sufre una marejada de fondo al agotarse el apoyo estatal que le insufló vida artificial en sus inicios. Estas y otras fuerzas aceptaron en cuerpo y alma las restricciones españolas de finales de los ’70 y ahora sufren las consecuencias de aquella humillación voluntaria. Sectores suyos empezaron ya a comienzos de los ’90 a moverse hacia el soberanismo, acercándose tímidamente a la izquierda abertzale. Ahora, el Estado español, muy nervioso, maquina toda serie de medidas represivas para detener en seco esta confluencia.

El sexto es la crisis que corroe al Estado español, y que podemos resumirla así: crisis económica estructural, de la que saldrá parcialmente hasta un nuevo desplome, gracias entre otras cosas al inestimable apoyo del reformismo político-sindical; crisis de credibilidad interna y externa no sólo por la masiva corrupción que le pudre, sino por la ineptitud de sus cuadros burocráticos, por la miopía de su clase dominante y por facherío de sus poderes fácticos, incluida la Iglesia; crisis de cohesión estato-nacional porque no ha podido destrozar a las naciones que oprime; y crisis internacional porque retrocede puestos en la jerarquía imperialista, lo que limita sus beneficios y dificulta su modernización productiva. El gobierno del PSOE está cada día más nervioso, y cuando un ministro de represión pierde la compostura dentro del Parlamento, es que siente que el suelo tiembla bajo sus pies. Sus gritos amenazadores indican que ven cada vez más cercana la posibilidad de su derrota histórica, pero también su rabia y odio.

El séptimo es la gravedad de la crisis del capitalismo. La prensa burguesa asegura que lo peor ya ha pasado, pero los responsables máximos del sistema reconocen en público que la recuperación es mínima y que se ha logrado solamente con las inconcebibles masas de dinero regalado a la burguesía. Los muy pequeños repuntes habidos en algunas economías de la UE se han logrado tras dilapidarse nada menos que el 26% del PIB europeo en ayudas desesperadas al capital, y tras un aumento de más del 60% en las ayudas a la economía. Cualquier economista burgués no excesivamente fanático ni vendido, reconoce la dureza social de la perspectiva a largo plazo. La crisis mundial ha acelerado el proceso que analizamos al poner a cada bloque de clases --el pueblo trabajador frente a la burguesía y en la mitad las franjas sociales dudosas e indecisas-- frente a la auténtica realidad del capitalismo. Se ha agotado la ficción y han reaparecido en la superficie cotidiana las la explotación, la opresión y la dominación, que nunca desaparecieron, que siempre bulleron en el subsuelo social. Tales son las fuerzas motrices que nos han conducido hasta aquí. Pero en su interior ha actuado y sigue presente otra fuerza impulsora consciente, organizada y decidida a vencer. Sin ella nunca habríamos avanzado tanto. No se trata de un octavo punto, sino de su columna vertebral.


.... ... .