domingo, 31 de agosto de 2008

Después de Martutene

Este texto acerca de las declaraciones de Otegi ha sido publicado en Rebelión:



Otegi reivindica el diálogo y la negociación a su salida de la cárcel de Martutene

El ex portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi ha reivindicado "el diálogo y la negociación" para resolver el "problema político" vasco , a su salida de la cárcel de Martutene de San Sebastián, que ha abandonado esta mañana tras cumplir una condena de 15 meses por un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Pasadas las 07.20 horas, Otegi ha salido del centro penitenciario donostiarra, donde le esperaban su mujer, su hijo, sus padres, la abogada Jone Goirizelaia, el ex dirigente de Batasuna Tasio Erkizia, la representante de ANV Arantxa Urkaregi y numerosos medios de comunicación.

Unas 50 personas , entre las que también se encontraban otros miembros de Batasuna como Antón Morcillo, Iñaki Olalde y Rakel Peña, recibieron a Otegi con aplausos y gritos a favor de la libertad de los presos vascos.

"Ya se verá"

Tras abrazar a sus allegados y amigos, el ex dirigente de Batasuna ha anunciado que haría unas breves declaraciones sin admitir preguntas, en las que ha puesto de relieve que "hace 15 meses" le trajeron a la prisión donostiarra y ya entonces, "como hace muchísimos años, por desgracia", había "un problema político de fondo sin resolver en este país".

"Ese problema sigue siendo real, un problema que no se ha resuelto y yo considero personalmente que sólo se resolverá a través del diálogo y la negociación", de forma que Euskadi conozca "un escenario de paz y democracia que le permita decidir su futuro y, al mismo tiempo, dentro de ese proceso, se libere a todos los presos políticos vascos", ha señalado.

Preguntado por sus proyectos a partir de ahora, ha contestado un lacónico "on verra" en francés (ya se verá).

Otegi, además, ha dedicado sus primeras palabras a "todos los compañeros que se han quedado en la prisión en Martutene y en otras cárceles", a quienes ha mandado "un abrazo personalísimo", al igual que a "los centenares de familiares que hoy, ayer y mañana se desplazarán miles de kilómetros para ver a los suyos en las prisiones".

Los familiares de Otegi y dirigentes de la izquierda abertzale han entonado el "Eusko Gudariak" (Himno del soldado vasco), tras lo cual han abandonado el exterior de la prisión, y algunos de ellos acompañarán al ex portavoz de la ilegalizada Batasuna a su localidad natal de Elgoibar, donde reside.

Otegi ingresó en la prisión donostiarra el 8 de junio del pasado año cuando el Tribunal Supremo ordenó su detención tras confirmar la condena que le había impuesto la Audiencia Nacional por participar en diciembre de 2003 en un homenaje al dirigente etarra José Miguel Beñaral, "Argala".

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, aseguró en una entrevista concedida a Europa Press, ante la salida de Arnaldo Otegi de prisión, que no hay ninguna posibilidad de "retomar el diálogo" y que "todas las puertas se han cerrado". También advirtió que es engañoso decir que se modificará el código penal en relación con el etarra De Juana Chaos porque a él ya no le afecta ya que la modificación de las leyes penales no tiene efecto retroactivo.

Al ser preguntado si cambia algo la salida de prisión de Arnaldo Otegi -el que fuera portavoz de Batasuna y mantuvo los contactos en nombre de la izquierda abertzale con enviados del Gobierno--, Blanco explicó que "no hay ninguna posibilidad de negociar con la izquierda abertzale, no hay ninguna posibilidad de retomar el diálogo, todas las puertas se han cerrado y la única posibilidad que tiene la izquierda abertzale es convencer a la banda terrorista ETA para que abandone las armas".

Aclaró que Otegi sale de la cárcel porque ha cumplido con su pena y espera que no vuelva a las andadas y que, por lo tanto, "no le tengan que volver a condenar por las mismas causas que le han condenado".

En cuanto a la situación de ETA, recordó que está recibiendo "golpes policiales a pesar de que nos habían acusado de que habíamos bajado la guardia". Recordó, no obstante, que la banda tiene todavía capacidad de hacer daño, aunque cada vez está "más debilitada". "Creemos que ETA está derrotada, pero todavía dará muchos coletazos", apostilló y se mostró convencido de que "algún día se va a rendir".


Y ahora ya saben quienes prefieren el diálogo y quienes apuestan por la violencia y la represión. Pero eso ya lo sabían.


.... ... .

sábado, 30 de agosto de 2008

La Tortura

Gara ha publicado este esclarecedor escrito acerca de la tortura practicada por las potencias colonialistas en general y en España en particular:


Fermin Gongeta | Sociólogo

Yo sangraba demasiado para poder ruborizarme

La frase con la que Gongeta titula este artículo pertenece a una poesía de Leïla Djabali, torturada en Argelia por militares franceses. Testimonio tristemente similar a los de los detenidos vascos en la actualidad. La tortura busca establecer quién detenta el poder y es, por tanto, con la complicidad de todos los agentes implicados en el ejercicio del poder que se puede desarrollar con total impunidad. Siguiendo a Foucault, Gongeta concluye que «la tortura es intolerable porque además de injusta, las autoridades políticas la hacen invisible a la sociedad».

Tu quoque!»... ¡tú también!, fue el grito de estupor y tristeza de César al darse cuenta de que entre sus asesinos se encontraba Bruto, quien pasaba por ser hijo suyo. ¡Tú también! grité yo mismo al escuchar la afirmación de quien consideraba el mejor presentador de los informativos televisivos del reino.

Libe Aguirre y Adur Aristegi habían denunciado torturas en manos de la Guardia Civil: «Cada vez que les respondía que no sabía, me daban golpes en el cogote y me amenazaban con violarme delante de Gaizka». «Un Guardia Civil, al que llamaban 'el Bilbaíno', me preguntó si conocía a Katxue y me dijo: 'ese pasó por mis manos y ya sabes cómo llegó a la cárcel, ¿no? Pues ya sabes lo que te toca'».

Los dos jóvenes de Elorrio, Libe Aguirre y Adur Aristegi, detenidos el 22 de julio pasado, presentaron una denuncia por torturas tras sufrir golpes, amenazas de violación y aplicación de «la bolsa» durante el proceso de incomunicación.

La misma noche en que se conoció la noticia, el presentador de informativos señalaba con sorna: «Es la consigna que tienen los detenidos de ETA. Todos deben denunciar torturas». Sus palabras no tuvieron el menor tinte profesional, ni demócrata ni humano.

Dos recuerdos se mezclaron en mi interior: las declaraciones de uno de los torturadores franceses de Argelia, el general Marcel Bigeard en «L'Est republicain»: Las acusaciones de torturas «no son más que repugnantes puñaladas, un entramado de mentiras, maquinaciones solapadas y una maniobra de la extrema izquierda».

Por eso busqué la poesía de Leïla Djabali, torturada en Argelia por los mismos militares de la metrópoli: «Usted me ha abofeteado/ nadie lo había hecho antes./ La corriente eléctrica/ y tu puñetazo./ Y tu vocabulario desvergonzado/ Yo sangraba demasiado para poder ruborizarme».

Han sido necesarios más de cincuenta años para que la verdad de las torturas en Argelia por parte de los militares franceses empiece a ser manifestada públicamente y reconocida por los mismos torturadores (ver «Argelia, una guerra sin gloria». Florence Beaugé. Ed. Calmann Levy).

Hoy los detenidos, presuntos militantes de ETA, «detallan haber sido maltratados por la Guardia Civil, con continuos golpes en la cabeza, la aplicación de `la bolsa' y amenazas de violación».

Los jueces, y con ellos los partidos políticos y los medios de información, tienen miedo, miedo de cobardía a admitir la verdad. Miedo a que el pueblo lo conozca y les retire sus prebendas. Todo el mundo tiene miedo a sentar el precedente de reconocer públicamente lo que todos saben, que en el Estado español se tortura.

En «El Correo Gallego» (23-04-08) se leía: «El magistrado Pablo Pérez Tremps, magistrado del Constitucional, (...) a buen seguro está abriendo una espita muy peligrosa al obligar a un juzgado a investigar de nuevo si un etarra convicto y confeso, sufrió o no torturas durante el interrogatorio, al estimar que la denuncia se cerró en falso. (...) Pero también es verdad que todos los etarras denuncian torturas para alargar los casos y poner en entredicho a la policía».

La tortura en el Estado español es la vergüenza inconfesada ante la que se tapan ojos y oídos quienes de una u otra manera detentan el poder. Los gritos de los torturados no son oídos, y su menosprecio y deshumanización preocupan a muy pocos.

Si el Gobierno socialista encarcela a emigrantes que únicamente buscan el pan, ¿qué no será capaz de hacer con los ciudadanos que hambreamos libertad?

Puede decirse sin duda que, en las sociedades occidentales, el conjunto de leyes que conforman el Derecho del estado siempre han servido de máscara al poder.

El Derecho no es la verdad, sino el instrumento del poder. «El poder es lo que dice no, lo que indica lo prohibido. La manifestación del poder reviste la forma de 'no deber'. Y el enfrentamiento con el poder no aparece sino como trasgresión». (Michel Foucault, «Un diálogo sobre el poder»).

Precisamente por la necesidad del poder de coartar la libertad, la tortura no busca tanto el esclarecer la verdad sobre los hechos realizados por el detenido -siempre presunto culpable y no presunto inocente-, sino la de hacerle ver, comprender y sentir quién detenta el poder, el Derecho, la fuerza. Porque los torturados saben, al igual que los jueces y gobernantes, que la confesión, la firma será estampada. Lo mantuvieron ya en 1962 Simone de Beauvoir y Gisèle Halimi (ver la antes mencionada «Argelia, una guerra sin gloria»).

Los miembros del Gobierno del Reino de España, su presidente y sus ministros, conocen la existencia de la tortura en las dependencias policiales y jurídicas. Callan y otorgan porque su objetivo es el mismo, sembrar el miedo en la disidencia y en Euskal Herria.

Oponerse públicamente a las torturas es arriesgarse a ser acusado de sostener a ETA, como el mal absoluto, y sufrir las mismas consecuencias. Como Francia hizo con los fellaghas en Argelia, y reproduce también hoy en la militancia independentista.

La prueba que emplea la monarquía postdictatorial para las detenciones y sentencias contra la izquierda abertzale es su oposición al régimen español, no es la veracidad de los hechos que se imputan al detenido. Se utiliza por lo contrario el argumento de la extensión frente a la demostración del posible delito.

Lo mismo hizo el III Reich al decir «los judíos están en todas partes».

Lo hace la Audiencia Nacional contra los militantes de Euskal Herria afirmando «todo es ETA». Con ello no se precisan pruebas, sino que la omnipresencia del pensamiento disidente equivale y se transforma en la omnipotencia de la acción, incluso cuando ésta no existe. Los magistrados condenan la simple posibilidad del acto delictivo, sin que se realice y sin necesidad de demostración alguna.

Las acciones represivas del Gobierno, la tortura de los policías, guardias civiles y ertzainas, y su consentimiento, no precisan de legitimación jurídica, puesto que se hacen justificar previamente por la prensa, la radio y la televisión.

Como indica Foucault, la tortura es intolerable porque además de injusta, las autoridades políticas la hacen invisible a la sociedad. Todos los medios de difusión saben que se practica. No es ningún secreto, pero todos lo callan. Pretenden que nuestro pensamiento se mantenga dentro de los límites de lo tolerado, de lo impuesto por ellos. Pero si el pensamiento no traspasa los límites de lo tolerable, ¿merece la pena utilizarlo?




.... ... .

Otegi Libre

Publicado hoy en inSurGente:


Arnaldo Otegi ha salido hoy en libertad dispuesto a seguir trabajando por la paz y la democracia

El dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi ha dejado hoy atrás los muros de la prisión donostiarra de Martutene tras 15 meses de cautiverio. Ante más de un centenar de familiares, amigos y ciudadanos, el político guipuzcoano ha dedicado sus primeras palabras a "todos los compañeros que han quedado en prisión". Asimismo, ha reiterado su apuesta por "el diálogo y la negociación" y su disposición a seguir trabajando por un "escenario de paz y democracia".


Para las 6.30 de esta mañana numerosos medios esperaban la inminente salida de Arnaldo Otegi de la prisión donostiarra de Martutene. Pasadas las 7.20 ha sido cuando el político abertzale ha salido del centro penitenciario, donde le esperaban su mujer, su hijo, sus padres, compañeros de la izquierda abertzale como Tasio Erkizia o Jone Goirizelaia y alrededor de un centenar de ciudadanos que se han acercado hasta allí para recibirlo.

Tras abrazar a sus allegados y amigos, Otegi ha puesto de relieve que "hace 15 meses" le trajeron a la prisión de Martutene y ya entonces, "como hace muchísimos años, por desgracia", había "un problema político de fondo sin resolver en este país".

"Ese problema sigue siendo real, un problema que no se ha resuelto y yo considero personalmente que sólo se resolverá a través del diálogo y la negociación", de forma que Euskal Herria conozca "un escenario de paz y democracia que le permita decidir su futuro y, al mismo tiempo, dentro de ese proceso, se libere a todos los presos políticos vascos", ha señalado.

Otegi, además, ha dedicado sus primeras palabras a "todos los compañeros que se han quedado en la prisión de Martutene y en otras cárceles", a quienes a mandado "un abrazo personalísimo", al igual que a "los centenares de familiares que hoy, ayer y mañana se desplazarán miles de kilómetros para ver a los suyos en las prisiones".

Tras entonar el Eusko Gudariak, Otegi ha abandonado el exterior de la prisión. La próxima semana recibirá el "ongi etorri" en su localidad natal, Elgoibar.

Detención

El dirigente de la izquierda abertzale fue detenido por la Policía española el 8 de junio de 2007 en el polígono Belartza de la capita guipuzcoana, cuando se disponía a acudir, en compañia de los también mahaikides Juan Joxe Petrikorena y Pernando Barrena, a la comparecencia de prensa en la que estaba pevisto que hablara sobre la actualidad política.

Su arresto se produjo acto seguido de que el Supremo español revalidara la pena de 15 meses de prisión contra él por participar en un acto de recuerdo a Jose Miguel Beñaran Ordeñana, "Argala", militante de ETA muerto en un atentado revindicado por el BVE.

El encarcelamiento del principal interlocutor de la izquierda abertzale trajo infinidad de reacciones. Las expresiones de denuncia no tardaron en llegar a las calles de Euskal Herria, y medios de comunicación de todos los continentes se hicieron eco de la noticia.

El político de Elgoibar fue encarcelado también en los años 2005 y 2006. En primavera de 2005 ingresó en prisión por ser miembro de Batasuna, y un año más tarde, su ingreso se produjo apenas unos días después del inicio del alto el fuego de ETA de marzo de 2006, por haber convocado un paro por la muerte de los presos Roberto Sáinz e Igor Angulo.

Cabe recordar, que a pesar de la excarcelación de Otegi, otros muchos representantes de la izquierda abertzale permanecen en prisión. Antes fue el turno de Olatz Dañobeitia o Juan Joxe Petrikorena; el 4 de octubre del pasado año una veintena de dirigentes de la izquierda abertzale fueron arrestados por la Policía española en Segura.

Arnaldo Otegi ha podido dejar atrás hoy la prisión de Martutene, pero aún tiene cuatro causas más pendiente, entre ellas, el juicio oral que se prevé para 2009 y en el que están imputados 40 miembros de Batasuna.


Esto le va a dar agruras a más de uno en Madrid.


.... ... .

Eusko Flickr : Sin Título


PN 7
Originally uploaded by Jordi Rosich

La Kale Borroka

Rebelión ha reproducido un muy completo ensayo acerca de la kale borroka publicado por Gara, aquí se los presento:




Lucha política bajo las capuchas y los cócteles

Gari Mujika

La literatura policíaca que recogen casi todos los medios y las abultadas acusaciones que siguen a cada operativo contra la «kale borroka» dejan poco margen al análisis objetivo. Los datos sobre la evolución de este fenómeno social y los testimonios de sus protagonistas, por contra, confirman su ligazón directa con el conflicto político de fondo. GARA ha buceado en las profundidades de esa práctica, a la realidad oculta bajo esa literatura policíaca.

Un alto porcentaje de los miembros de ETA provienen de las filas de la violencia callejera. La estructura de la banda se nutre de este caladero que le aporta gran número de legales, es decir, activistas no fichados por la Policía», señalaba un reportaje que, bajo el singular título de «El huevo de la serpiente: uno de cada tres acaba en ETA», recogía el recién inaugurado diario español «Público» en su edición del 22 de octubre.

Para entonces, rotativos como "ADN'' ya habían contribuido a dar forma a las premonitorias declaraciones del ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Las hizo en verano en 2007, pero las ha vuelto a reiterar cada vez que ha tenido que dar cuenta de los operativos policiales contra jóvenes de todos los herrialdes vascos en los últimos meses: «La kale borroka es el campo de entrenamiento, bien siniestro, de la banda terrorista ETA».

Esta filosofía ha impregnado las «informaciones» que han ido acompañando los diez operativos policiales realizados en esta campaña en los últimos tiempos: salvo uno que fue realizado por la Policía francesa y otra por la Ertzaintza, la Policía española ha tenido la exclusividad de las redadas, aunque en Burlata o Barañain, el último, también ha intervenido la Guardia Civil.

«El 30% de los jóvenes...»

«Nadie empieza poniendo bombas; lo normal es que se empiece tirando cócteles» o «el 30% de los jóvenes que empiezan en la llamada violencia de baja intensidad acaban dando el salto a la violencia de alta intensidad» son algunas de las frases que ha repetido Rubalcaba tras cada operación policial que se ha realizado bajo el manto de la Audiencia Nacional. Así las cosas, el pasado domingo el ministro daba un nuevo salto dialéctico para afirmar que kale borroka y ETA deben perseguirse con la misma intensidad, criterio que hizo suyo al día siguiente el consejero de Lakua Joseba Azkarraga.

Ese porcentaje ya había sido utilizado en octubre por distintos medios, siempre bajo la coletilla de «fuentes policiales». El mismo «Público» afirmaba que «un 30 por ciento de estos jóvenes se acaban integrando en un comando. O lo que es lo mismo: uno de cada tres cruza la tenue frontera que separa el cóctel molotov de la pistola».

Para entonces ya se habían producido los primeros operativos, como el de julio en Gasteiz, tras el que el ministro español del Interior advertía de que «no será la última». La organización juvenil Segi y la oposición al Tren de Alta Velocidad han sido objeto prioritario de criminalización en todas las redadas. Teniendo en cuenta que en 2007 el Tribunal Supremo español tildó de «terrorista» a Segi, esa imputación ha sido ya directamente atribuida por los medios contra todos los jóvenes vascos que han sido detenidos hasta la fecha, sin que se precisaran más acusaciones concretas. Fernando Grande-Marlaska, el juez de la Audiencia Nacional que instruye los operativos contra la kale borroka de estos últimos meses, lo ha hecho de modo recurrente.

En esa dinámica propagandística, ni los medios ni las FSE han tenido rubor alguno en mostrar como «pruebas incriminatorias» contra los jóvenes detenidos panfletos informativos sobre el TAV o DVDs de Segi, públicos y de fácil adquisición en Euskal Herria, supuestamente hallados en los registros de sus domicilios.

Mientras «Público» preconizaba en octubre que la apuesta de Madrid iba a ser la de «eliminar» ese porcentaje del «30 por ciento» que, según Rubalcaba, acaba en ETA, "ADN'' daba cuenta del montante total que tienen que pagar las arcas públicas por los gastos ocasionados por la kale borroka. Para los medios, las pintadas y el lanzamiento de huevos o botes de pintura también se enmarcan en lo que definieron en los años 90, en el contexto de las protestas contra la autovía de Leitzaran, como kale borroka.

El citado rotativo informaba de que reponer un contenedor cuesta a un ayuntamiento cerca de 260 euros; las papeleras, 11 euros; y la eliminación de cada pintada, 46. Los autobuses destruidos elevan la cifra hasta los 252.000 euros. "ADN'' cuantificaba incluso la «sangría mensual» que, a su juicio, ocasiona la kale borroka en Euskal Herria: una media de 290.000 euros.

Incluso una cátedra universitaria

La atención que acapara el conflicto político y armado que padece Euskal Herria y los intereses que genera también su negación llegan hasta el punto de que en la Universidad Complutense de Madrid existe una Cátedra de Economía del Terrorismo, que dirige Mikel Buesa -presidente, a su vez, del Foro Ermua- y que evidentemente centra su labor en Euskal Herria.

Según el estudio que presentó la citada cátedra el pasado mes de enero, desde que la organización armada ETA decretara el alto el fuego de marzo de 2006 hasta finales de 2007 en Euskal Herria se produjeron «más de 800 altercados de violencia callejera, los cuales han dejado daños materiales estimados en más de 7 millones de euros». Sin exponer todos los datos, el estudio cuenta que el año pasado se llevaron a cabo 527 ataques que ocasionaron unas pérdidas de 4,2 millones de euros, contra los 275 actos que contabilizaron en 2006. Como botón de muestra, el estudio apunta a que en enero de 2007 se llevaron a cabo 78 actos, 43 en febrero y setiembre, 115 en mayo o 62 en octubre.

Incluso la Europol se ha dedicado por primera vez a cuantificar las consecuencias de los actos de sabotaje realizados en Euskal Herria. Sus datos no coinciden con los ofrecidos por la cátedra que dirige Buesa. El pasado mes de abril Europol informaba de que en 2007 hubo 254 sabotajes en Euskal Herria. Apuntaba además que este tipo de ataques disminuyeron en frecuencia en 2006 después de que ETA declarase el alto el fuego en marzo, pero que volvieron a intensificarse durante la segunda mitad de 2006 y continuaron en 2007.

GARA también ha hecho un recuento de los actos denominados como kale borroka que hubo en el periodo que transcurre desde el 24 de marzo de 2006 al 6 de junio de 2007, inicio y fin del alto el fuego decretado por ETA, según lo publicado por este diario en ese periodo y teniendo en cuenta las reivindicaciones recibidas, en muchas de las cuales se critica que han sido silenciadas. La cifra obtenida disminuye sobremanera respecto a los datos que ofrecen la Cátedra de Economía del Terrorismo y Europol, fijando en 211 los actos de kale borroka ocurridos en el conjunto de Euskal Herria en ese tiempo e incluyendo todos los sucesos que desde instancias gubernamentales definen como ataque o sabotaje.

Pero lo más interesante puede ser el detalle de su evolución en ese periodo marcado por los altibajos en el proceso de negociación. Como muestran los gráficos, los meses de setiembre y diciembre de 2006 y los de enero y abril de 2007 cuentan con el mayor número de actos de sabotaje. Para acercarse a su razón de ser, lo lógico es acudir directamente a las reivindicaciones realizadas por comunicaciones anónimas. En setiembre de 2006, por ejemplo, las asunciones de la quema de un autobús en Barakaldo y del ataque contra la estación de EuskoTren de Errenteria denunciaban en exclusiva «la situación de Iñaki de Juana y las condenas para toda la vida» impuestas a los presos políticos vascos. En enero de 2007, hubo varias reivindicaciones que aludían a la segunda huelga de hambre de De Juana, a los «ataques jurídico-políticos» contra la izquierda abertzale y también a la decisión del Supremo español de definir a Segi como «terrorista» y el encarcelamiento paralelo de una veintena de jóvenes vascos.

Estas reivindicaciones evidencian por sí solas el carácter de estos ataques. Incluso los medios españoles y jueces que constantemente y de forma premeditada intentan «despolitizar» la kale borroka lo reconocen de modo puntual, y aunque sea de forma indirecta. El reportaje de «Público», sin ir más lejos, finaliza citando que «el juez Baltasar Garzón, en uno de sus últimos autos, destacaba que tras la detención de la Mesa Nacional, el pasado 4 de octubre, los actos de violencia callejera habían crecido de modo 'exponencial', un 465,2%».

Pese a esta constatación objetiva, no son pocos los representantes políticos y medios que se refieren a quienes recurren a la kale borroka como «descerebrados» o «inútiles», como si esas acciones no se llevaran a cabo de forma consciente y con una finalidad política. El propio incremento represivo constante que en materia penal ha desarrollado el Estado español contra la kale borroka deja claro también que no es un fenómeno de «gamberrismo». Cruzar coches o quemar contenedores es motivo de cárcel en Euskal Herria, pero se salda a lo sumo con una multa administrativa en el Estado español.

El papel predeterminado de los medios

El papel de los medios de comunicación y la terminología que emplean para referirse a los ataques y sabotajes que se repiten en Euskal Herria cuenta ya de por sí con una carga política, propia de la evidente existencia de un conflicto político de fondo entre el Estado español y francés y Euskal Herria.

La presunción de inocencia, por ejemplo, brilla por su ausencia. De forma sistemática y empleando como única fuente a las FSE, muchos medios prejuzgan directamente a los detenidos, que no pocas veces quedan libres. En algunos casos se han utilizado falsedades evidentes: en el caso del operativo de Donostia, por ejemplo, no hubo rubor alguno en afirmar durante varios días que uno de los jóvenes a los que la Policía española no encontró había sido previamente detenido por la Guardia Civil, extremo que era falso pero que ningún medio comprobó, pese a lo sencillo que resultaba.

El discurso y la terminología que emplean la mayoría de los medios comunicativos fue objeto de análisis en el libro «Al filo de la (in)comunicación», que publicaron los profesores universitarios Petxo Idoiaga y Txema Ramírez de la Piscina. En el reconocen que la mayor parte de los rotativos «recurre sistemáticamente ora a la espectacularidad -'apéndices del terror', 'los chicos del molotov'-, ora a la manipulación -'marginalidad juvenil', 'nazi-comunistas'-». Los académicos subrayan además que «ateniéndonos al perfil oficial, los jóvenes que practican la denominada kale borroka están casi predestinados a ello, ya que son poco menos que `inadaptados sociales, drogadictos y pirómanos por naturaleza'».

Así las cosas, tras la filosofía de detención «preventiva» patentada por Rubalcaba, tras la eliminación del requisito de las pruebas en la Audiencia Nacional y tras el aval de los medios de difusión, los procedimientos se invierten. No son las FSE los que prueban la culpabilidad del detenido, sino el arrestado el que tiene que probar su inocencia, aunque sólo se le acuse de relación con Segi o de tener información contra el TAV. Pero incluso los operativos se camuflan en las sentencias -en el apartado de la derecha se explica el porqué-; si el Supremo dice que Segi es «terrorista» y que fagotiza la kale borroka como complemento de la lucha armada de ETA, para actuar contra Segi las FSE deberían ligar al detenido con la kale borroka. Una paradoja más que difícilmente se podrá resolver a golpe de redadas.

«La lucha popular responderá en tanto en cuanto sigan las agresiones contra el país»

¿Por qué hay personas que utilizan la «kale borroka»? No hay otro método de saberlo que acudiendo a ellas. GARA ha recogido algunos extractos de las reivindicaciones que se realizaron a este mismo diario entre el 24 de marzo de 2006 y el 6 de junio de 2007, periodo del alto el fuego de ETA. Que cada cual extraiga sus conclusiones.

En mayo, un comunicante afirmó que lanzaron pintura contra varios batzokis para denunciar «la represión que mantienen el PNV y los 'cipayos' contra la juventud vasca. Con esa postura no hacen más que poner obstáculos en el proceso». En junio, la sede del Gobierno militar en Gasteiz fue atacada «para denunciar las últimas detenciones». En agosto, otro comunicante asumió el ataque contra la sede del PSE de Gasteiz y explicó que se realizó para denunciar «la actitud que está manteniendo el PSOE».

En setiembre, con el recrudecimiento de la huelga de hambre de Iñaki de Juana, aumentarían tanto los actos de «kale borroka» como las reivindicaciones por el preso y el resto del Colectivo. El 17 de setiembre, en Barakaldo, quemaron un autobús para denunciar «la situación de De Juana y las condenas de por vida».

A finales de octubre, en Lasarte, se quemó un camión de Correos «para responder a las agresiones de los estados contra la izquierda abertzale y para rechazar la actuación de hasta ahora del PSOE en el proceso». Días después, una sede de EiTB fue atacada para «denunciar la intoxicación mediática que está sufriendo el proceso». También en noviembre, la sede del PSE del barrio bilbaino de Txurdinaga se saboteó «en respuesta al ataque contra las `herrikos' y a que el PSOE haya llenado Euskal Herria de guardias civiles. La lucha popular responderá en tanto en cuanto sigan las agresiones contra Euskal Herria», añadió este comunicante.

«Llevar a cabo este tipo de acciones no es del gusto de nadie», señalaban los pasquines que desconocidos lanzaron en Berango en enero de 2007, cuando se atacó el Ayuntamiento. Más tarde, otro comunicante asumía un ataque, tras el que hubo que desalojar a varios vecinos, excusándose y matizando que «los ciudadanos nunca han sido ni serán objetivo nuestro; siempre se evita producirles daño alguno».

«Los inquisidores españoles, que no se quitan de la boca la palabra democracia, usan la tortura para humillar y destruir la personalidad de los detenidos», dijo otro al asumir el ataque a la sede del PSE de Cruces en abril, tras una redada.

Poniendo ojos y caras a los que les toca formar parte de otra «realidad oculta»

El documental que han realizado, producido y autogestionado el beasaindarra Eñaut Tolosa y el catalán Hammudi Al-Rahmoun Font con la ayuda de la ESCAC -Escuela de Cine de Cataluña- es uno de los pocos, por no decir el único, documentos audiovisuales que trata de una consecuencia de la «kale borroka»: los arrestos masivos de jóvenes vascos, la incomunicación, el paso por la Audiencia Nacional, la cárcel, las condenas... «El drama» que se esconde tras estas realidades ha sido el fin que han perseguido a la hora de elaborar el documental «La ventana rota».

«Se impone el Derecho Penal Norteamericano, que se caracteriza por la teoría de la ventana rota: 'Hay que aplicar la máxima dureza al autor de la ruptura de la ventana, porque si no se aplica la máxima dureza, finalmente ése terminará asesinando a alguien'. Ésta es la mentalidad; el más cruel y fascista pensamiento antropológico. Y esto es lo que se está aplicando en este país». Éstas son algunas de las afirmaciones del fallecido juez Joaquín Navarro en la entrevista que recoge el documental. Un trabajo en el que, además del que fuera magistrado en Madrid, también se recogen los testimonios de dos jóvenes de Iruñea y del durangarra Zunbeltz Larrea -actualmente en prisión- que narran su experiencia a manos de los policías, así como la incomunicación, su paso por el tribunal especial y la cárcel, siendo menores de edad. La madre de otros dos arrestados y la de Larrea describen, a su vez, la experiencia de ver cómo detienen a sus hijos y son encarcelados.

«Cuando alguien tiene que probar su inocencia, es que ya no funciona el Derecho, es que ya funcionan las reglas de la guerra», afirma el juez Navarro en otro punto del documental, de escasos 25 minutos, que, aunque fue grabado hace cinco años, no ha sido difundido hasta el pasado invierno. Barcelona fue el escenario en el que se estrenó el trabajo, y poco después llegó a Euskal Herria. Totalmente autogestionado, el documental, que entremezcla el castellano y el euskara, fue presentado en distintas localidades como Arrasate, Durango, Errenteria o Iruñea, donde obtuvo una gran acogida. Se puede conseguir una copia mediante la productora Escándalo Films.

Doble vara de medir

Málaga: una multa

El pasado 28 de enero fueron cinco los coches que, como casi cada semana, ardieron en Málaga. Informativos Telecinco, por ejemplo, habló de «vandalismo». En febrero, desde el Ayuntamiento andaluz se informó de que el gasto anual de la quema de coches y de contenedores supera los 800.000 euros. Si bien poner un nuevo contenedor le cuesta, según el diario «20minutos», más de 210 euros, si es identificado el autor será multado con 150 euros, «lo mismo que por escupir o hacer pis en la calle». «A Sevilla el vandalismo le costó 1,5 millones de euros en 2005», añade el medio comunicativo.

Iruñea: 10 años de cárcel

Eneko Olza, de Iruñea, lleva ocho años preso; fue condenado a diez por el ataque a un cajero. Se cuentan por decenas los casos de encarcelados incluso por atacar un contenedor. El 25 de octubre de 2006 el Supremo español ratificó la condena de 22 años dados a jóvenes de Barakaldo, uno de Bilbo y un cuarto de Trapagaran al ser acusados de atacar con cócteles molotov un coche de la Ertzaintza en 2001 en Portugalete. Hubo dos policías heridos. La Audiencia Nacional utilizó autoinculpaciones en dependencias policiales y pruebas de ADN recogidas de forma ilegal.

Actuar contra Segi y la «kale borroka» en un «totum revolutum», gracias al supremo

La sentencia en la que el Supremo español declaró a Segi como «una organización terrorista» supone un hito, en tanto en cuanto lleva a cabo una readaptación de la definición de «terrorismo» y «banda armada» -ahora, según los tribunales españoles, no se necesita tener arma o explosivo alguno para ser de ETA, ni siquiera pertenecer a ella para ser juzgado como tal-. Luego ha sido aplicado también en el sumario 18/98 y en el «caso Ekin».

Aunque tildó de «terrorista» a la organización juvenil, el Alto Tribunal español establecía una diferencia entre lo que es ETA y lo que es Segi. Pero las últimas declaraciones del ministro español del Interior y de otros portavoces españoles anuncian lo que vendrá: que participar en actos de «kale borroka» supone lo mismo que ser un militante de la organización armada.

Para ello se han dado varios pasos. De entrada, el Supremo español avaló la tesis del juez Garzón de que «todo es ETA». Y, en el caso de Segi, concluyó que el grupo juvenil «complementa», mediante la «kale borroka», la lucha armada que lleva a cabo ETA. Por consiguiente, las FSE y los tribunales españoles, para actuar contra Segi, lo revisten como una actuación contra la «kale borroka». Y viceversa.

En contra de lo que dicta el Código Penal español, y como se ha visto en estos operativos contra los jóvenes vascos, a los detenidos les atribuyen delitos genéricos y no imputaciones concretas. Es decir, sólo con acusar a una persona de pertenecer a Segi -de entrada, ya cuenta con un fallo que lo tipifica en seis años de cárcel-, es detenido e incomunicado. Es lo que que ha ocurrido en estos últimos casos, incluido el de Barañain de esta semana. Una vez transcurrido ese periodo es cuando, mediante autoinculpaciones forzadas en comisaría, los jóvenes pueden pasar a ser acusados de uno u otro acto de «kale borroka».

Una vez enviados a la cárcel, son objeto de una prisión preventiva que, aunque se catalogue como una medida excepcional, es estirada al máximo posible. Y la Fiscalía no apoya la libertad provisional, independientemente de las imputaciones vacías contra los jóvenes, argumentando que, según la teoría de Rubalcaba, podrían ingresar en ETA. El hecho de que un juez concreto -en este caso Fernando Grande-Marlaska- sea el encargado de instruir todas las operaciones contra los jóvenes supone otro elemento clarificador.

Según el artículo 400 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, «el procesado podrá declarar cuantas veces quisiere, y el juez recibirá inmediatamente la declaración si tuviere relación con la causa». Para comprobar que no es así, basta con recordar lo que ocurrió con los donostiarras que en diciembre acudieron a Madrid y se les arrestó antes de entrar al juzgado o con los vecinos de Oarsoaldea que fueron forzados a ser detenidos por la Policía española. Se trata de otro salto cualitativo más bien reciente. Pero, ¿qué es lo que fuerza a que con la misma ley difieran tanto las actuaciones en tan pocos años? Evidentemente, el contexto y el impulso político.


.... ... .

viernes, 29 de agosto de 2008

Denuncia

Este escrito ha sido publicado en Gara:


Irati Aranzabal Zuloaga | compañera de Iñaki De Juana Chaos

Unos señalan, y otros...

No es nada novedoso que los medios de comunicación españoles y también los vascongados a su servicio mientan, manipulen e intoxiquen sobre la situación que vive Euskal Herria, en general, y sobre la de los represaliados políticos vascos y sus familias en particular.

Pero lo que ha venido sucediendo en relación a la excarcelación de mi compañero, Iñaki, y la extensión de los ataques mediáticos, policiales y judiciales contra su familia, contra mí, ha adquirido una envergadura que evidencia una vez más que vivimos en un estado de excepción en el que todo vale para destruir al disidente, un Estado en el que las alcantarillas dominan y dirigen el sistema, un laberinto de cloacas en las que engordan sus servidores.

Hasta ahora he guardado silencio. Por miedo a que se malinterpreten mis palabras. A que se pueda hacer una lectura interesada de ellas. Por no dar bazas a ese Estado carroñero.

Pero tampoco quiero que se pueda utilizar aquel refrán de «quien calla...». Y mucho menos quiero que los fascistas crean que con sus técnicas nos pueden silenciar a los independentistas, a los abertzales, a los euskaldunes que tenemos una nación y todo el derecho a vivir en ella. Que sepan todos esos unionistas que donde hay una injusticia, un abuso, una falta de libertades, debe haber una denuncia, un dar a conocer los hechos. Y por todo ello seré lo más clara posible.

Mi compañero, Iñaki de Juana, debía haber salido de prisión en octubre de 2004, según las leyes del Estado español impuestas a los ciudadanos del sur de Euskal Herria, porque en el norte del país las impone el Estado francés.

Y un año antes comenzó una campaña mediática dirigida por un periódico sensacionalista, ultraderechista y con aspiraciones mundiales, que no dudó en relacionar el 11-M con la Orquesta Mondragón, el jabón de lavadora con sustancias de alto poder explosivo... Un periódico que en los últimos tiempos cae en ventas, desciende en influencia e intenta subsistir entre lectores del rebaño con un denominador común: el totalitarismo y el odio a los vascos que lo somos, a quienes queremos decidir por nosotros mismos. Un periódico que de un día para otro cambia el destino de mi compañero desde el caserío del abogado a Brasil, pasando por Argentina, Chile o Irlanda, y todo ello, como siempre, sin rectificación alguna.

En aquella primera fecha de excarcelación, la campaña mediática para evitarla les salió redonda, al aprovecharse de un Gobierno débil, el del PSOE, cuya agenda política la marcan los medios de comunicación y quienes constantemente ocupan sus portadas desde el victimismo. El procedimiento siempre es el mismo y llega a ser aburrido por repetitivo: un medio lanza la mentira, otros le siguen, asociaciones de «víctimas» subvencionadas por el Estado saltan a la palestra, la Judicatura se hace eco de la denominada y ficticia alarma social, la Fiscalía toma iniciativas, el Ejecutivo propone reformas legales, el Legislativo las aprueba y la nueva vuelta de tuerca represiva se cierra sobre los vascos malos. ¡A quién le importa que todo el círculo se sustente en aquella mentira inicial!

Y la práctica que comenzaron con mi compañero se extendió al resto de los presos, a toda la izquierda abertzale. Igual que otras prácticas iniciadas anteriormente con otros presos y muchas más que han venido después. Ingeniería judicial, construcción de imputaciones, anulación de resoluciones judiciales firmes, juicios farsa, apaños judiciales, huelgas de hambre y constantes falsedades sobre mi compañero y sobre mí. Mentiras y más mentiras que no aguantan el más mínimo razonamiento, pero ¡qué más da! Hace tiempo que quien quiere creer cree y quien no lo hace y se aparta del rebaño es porque es amigo del terrorismo.

Así hasta que el día 14 de julio se hizo pública la definitiva fecha de excarcelación de Iñaki. Y desde entonces aumentó terriblemente la campaña de acoso mediático. Mi fotografía publicada en algunas portadas de la prensa escrita y como noticia destacada en diversos medios de comunicación audiovisual. Fotografías e imágenes del buzón de la correspondencia -a pesar de ser éste un espacio privado- y, asimismo, de la fachada del edificio y del portal. Presencia permanente de reporteros y fotógrafos. Filtración de datos bancarios y situación laboral...

En resumen, un auténtico linchamiento contra mi compañero y contra mí.

Como sabemos, y ellos mismos acostumbran repetir, pues conocen bien sus técnicas, unos marcan los objetivos y otros materializan las agresiones.

Y el «trabajo» de esos denominados periodistas allanó el terreno para aumentar el acoso y los seguimientos policiales que padecía desde hacía meses. Los continuos daños intencionados en mi automóvil. Las sucesivas amenazas escritas y telefónicas a cualquier hora del día y de la noche. Las pintadas amenazantes, en la fachada del edificio, de grupos ultraderechistas españoles como Falange, con el marginal símbolo del yugo y las flechas incluidas, que nos retrotrae a los oscuros y dolorosos tiempos del franquismo. El inicio de un procedimiento de embargo sobre mi vivienda, que recuerda la práctica del Estado de Israel, en las zonas ocupadas de Palestina, de demoler las viviendas familiares. Los destrozos en el casillero de la correspondencia, del que arrancaron la puerta y robaron las cartas que contenía, etcétera, etcétera.

¿Qué sucedería si todos estos datos, con las consecuencias que me han supuesto, se filtrasen en medios de comunicación abertzales y refiriéndose a personas nacionalistas españolas? Pues Euskal Herria ya tiene la desgraciada experiencia de la persecución y cierre de «Egin», Egin Irratia, «Ardi Beltza» y «Egunkaria» sin razón alguna, pero con justificaciones de ese tipo.

Sin embargo, en este caso, como en todos los referidos a la izquierda abertzale, no sólo no se busca alguna responsabilidad, sino que también hay que soportar la complicidad, como siempre, del Gobierno vascongado y del partido que lo sustenta. Incluso el dirigente jeltzale Joseba Egibar se permite aconsejarme que me marche de Euskal Herria junto a mi compañero.

Pero contra todo esto siempre queda un arma: el amor. El amor por mi gente, por mi compañero, por mi pueblo; el mismo amor de todos los abertzales por Euskal Herria.

Posdata: escribo estas líneas en castellano, y no en mi idioma materno, para que la traducción no sea alterada por esos medios de comunicación manipuladores.

También, un gran abrazo para todos los que me habéis apoyado y, especialmente, a vosotros, Dario, Alaitz, Maite y Tambor, que siempre habéis estado ahí y no hay duda de que seguiréis estando.



.... ... .

La Red Gernika

En noviembre de 2004 Gara publicó un artículo describiendo las funciones de la Red Gernika, aprovecho para reproducirlo ahora que el tema a tomado primera fila gracias a la adhesión de legisladores mexicanos a la misma.

Aquí lo tienen:



Gernika, sede de una alianza por la autodeterminación

Los parlamentarios y electos de Alemania, Escocia, Flandes, Irlanda y Països Catalans que han participado durante estos días en la primera Asamblea de la Red Gernika informaron ayer de que tratarán de «expandir a nivel internacional» sus postulados. Con ese objetivo, promoverán una serie de iniciativas concretas para «defender el derecho de autodeterminación de Euskal Herria en diferentes instituciones y organismos internacionales».

Manex Altuna

La Red Gernika por la Autodeterminación, que está compuesta por parlamentarios y electos de distintos países europeos, ha celebrado su primera asamblea en la localidad vizcaina durante los últimos tres días.

La iniciativa fue presentada el pasado 25 de abril, coincidiendo con los actos organizados por la iniciativa popular Gernika Batzordea en conmemoración del 70 aniversario del bombardeo de la villa foral. Surgió con la idea de actuar a nivel internacional en favor del reconocimiento del derecho a la libre determinación de Euskal Herria, tal y como incidieron en la declaración conjunta suscrita ayer por los integrantes de la Red.

Los representantes políticos europeos que han participado durante estos días en las jornadas han sido Michael Leutert -parlamentario alemán por el partido Die Linke en el Bundestag y miembro de la Comisión de Derechos Humanos-, Jan Loones -diputado flamenco que por la tarde visitó a Arnaldo Otegi-, Lloyd Quinan -ex miembro del Parlamento escocés por el SNP y participante de la iniciativa por la consecución de la independencia de Escocia-, Francie Brolly -miembro del Parlamento de Stormont en nombre de Sinn Féin- y los concejales por la Candidatures d'Unitat Popular (CUP) en diferentes localidades de los Països Catalans Otger Amatller, Laia Jurado, Ana María Guijarro y Anna Gabriel.

La Red está compuesta también por miembros de otros países como Dinamarca, Italia, Corsica, Galicia, Bielorrusia y Andalucía, cuyos representantes no han podido participar directamente en esta asamblea, pero han enviado su adhesión y apoyo a la iniciativa.

Los políticos europeos fueron recibidos ayer por la mañana en el Ayuntamiento de Gernika por el gobierno municipal, conformado por EA y ANV, y miembros de Gernika Batzordea, en un acto al que también asistieron los representantes de la izquierda abertzale Karmelo Landa y Eusebio Lasa.

Las autoridades locales dieron la bienvenida a los representantes europeos y señalaron en el discurso -que leyeron en euskara, español, francés e inglés- que «es un honor para nosotros recibir a representantes de tan diversos pueblos, pero que tienen un objetivo en común».

«Como sabéis, hace setenta años las bombas fascistas destruyeron esta ciudad. Pretendían destruir Gernika-Lumo y su árbol, símbolo de las libertades de los vascos. Murió mucha gente, pero los vascos seguimos a día de hoy luchando en defensa de nuestros derechos hasta conseguir el derecho de autodeterminación. Queremos que sepáis que este equipo de gobierno hace nuestros vuestros objetivos», declararon.

Los parlamentarios y electos europeos asistentes, por su parte, señalaron en el comunicado al que dio lectura dentro del consistorio la concejal de CUP, Anna Gabriel, que la asamblea «ha servido para conocer de cerca la realidad de Euskal Herria y, sobre todo, para definir iniciativas conjuntas con el objetivo de defender el derecho de autodeterminación de Euskal Herria en diferentes instituciones y organismos internacionales».

Derecho a tener voz propia

Los portavoces de la Red Gernika recordaron cómo en el caso de Italia los senadores de Rifundazione Comunista y el partido de los Verdes han presentado ya una iniciativa en el senado en relación a la actual situación en Euskal Herria (información que se recoge en la página 11).

Asimismo, aseguraron haber tomado «el firme compromiso de expandir la red a nivel internacional, realizando nuevas adhesiones, con el propósito de impulsar una solución dialogada al conflicto y el reconocimiento al derecho de autodeterminación de Euskal Herria».

A este respecto, el representante escocés Lloyd Quinan resaltó la cercanía entre su país y Euskal Herria porque «queremos ser parte de la comunidad internacional y tenemos derecho a tener una voz propia en las Naciones Unidas».

Afirmó también que trabajarán «para que la ciudadanía de nuestros respectivos países entienda el conflicto político en Euskal Herria» porque «es una necesidad para todos nosotros defender los derechos humanos y políticos de todos los ciudadanos de todos los países en el mundo».

En este sentido, declaró que, hasta que se reconozca el derecho de autodeterminación, la democracia «no estará aquí viva». Concluyó su alocución diciendo que «ojalá en un futuro podamos celebrar la independencia de Escocia y Euskal Herria».

El parlamentario de la formación de izquierdas Die Linke en el Bundestag, Michael Leutert, añadió que como alemán se siente de alguna manera «responsable» por lo ocurrido hace 70 años en Gernika y que tanto él como su partido trabajan para que estos hechos no sean olvidados. «Los alemanes tenemos una responsabilidad histórica para contribuir a las resoluciones de los conflictos que vulneran los derechos humanos y espero que esta red pueda contribuir a reconstituir los derechos de este pueblo. Además, el año que viene se cumple el 50 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos y se podría aprovechar esa efeméride para reivindicar los derechos de este pueblo», señaló.

Por su parte, el dirigente de Sinn Féin Francie Brolly hizo especial hincapié en la importancia de mantener vivas las diferentes lenguas del mundo, como el euskara o el gaélico, porque, según resaltó, éstas «representan el alma de la humanidad».

«La izquierda europea debe implicarse y ayudar a solucionar el conflicto vasco»

¿Qué valoración hace de la Asamblea que han realizado durante estos últimos días los integrantes de la Red Gernika?

Es muy importante promover este tipo de iniciativas para entender mejor lo que sucede en Euskal Herria y tratar de buscar soluciones al conflicto vasco trabajando de forma conjunta con otros parlamentarios y electos europeos. Europa debe considerar que el conflicto vasco es un problema interno.

¿Qué se puede hacer para conseguir la implicación de la Unión Europea?

Es una buena pregunta. El conflicto vasco no es un problema español o francés. España y Francia son dos estados importantes a nivel europeo, pero también Alemania. Tenemos la responsabilidad de ayudar, y también la izquierda europea debe implicarse en buscar una solución democrática al conflicto vasco. El partido al que pertenezco -Die Linke- está dentro del Partido Europeo de la Izquierda junto a otras muchas formaciones. Desde ahí debemos dar a conocer la situación del conflicto vasco y también desde nuestros parlamentos nacionales mandando cartas o proponiendo iniciativas acerca de la situación en Euskal Herria. El Dalai Lama, por ejemplo, está visitando Alemania en los últimos días y ha levantado un importante revuelo. Los medios hablan de que se puede perder la cultura e identidad de un pueblo como el de Tibet e, incluso, Angela Merkel se ha reunido con él. Me parece bien que se interesen por el Tibet, pero aquí dentro de Europa se da una situación similar y no se implican. Merkel nunca ha dicho nada sobre Euskal Herria y lo que hay que hacer es intentar darle la vuelta a esta situación.

¿Ve factible reconocimiento del derecho de autodeterminación de Euskal Herria dentro de la Unión Europea?

La autodeterminación es un derecho que ostentan todos los pueblos y Euskal Herria lo es. El problema es que a la hora de llevarlo a la práctica en este caso se debería de pactar con los estados español y francés. Sin embargo, veo difícil que lo aceptaran. Nuestro trabajo debe consistir en impulsar a nivel europeo que se busque una solución al conflicto vasco teniendo en consideración que debe ser reconocido el derecho de autodeterminación.

Pertenece usted a la Comisión de Derechos Humanos en el Bundestag, ¿qué lectura hace de la vulneración de derechos civiles y políticos en el Estado español?

España es la principal responsable de la conculcación de los derechos, pero Francia y la Unión Europea también tienen su parte. Hay una parte de la sociedad que reivindica la independencia y las consecuencias que sufren los que lo hacen se pueden comprobar con el encarcelamiento de toda una dirección de un partido político. Las personas que representan esas ideas son necesarias para tener una interlocución y trabajar por la paz. Parece increíble que a en Europa sucedan estas cosas o que se pueda torturar de forma sistemática pero, tras asistir como ojeador a los procesos por las movilizaciones contra el G-8 en Génova, creo que todo es posible.



Para mayor información al respecto favor de visitar la página de Gernika Gogoratuz, la iniciativa por la paz de la cual surgió la Red Gernika.

Por último, les recordamos que Arnaldo Otegi (mencionado en el artículo) aún se encuentra en calidad de preso político.


.... ... .

Solidaridad Desde México

Este artículo de Gara está relacionado con la información publicada el día de ayer en La Jornada con respecto a la adhesión de legisladores del PRD a la Red Gernika, una red en apoyo a la libertad y autodeterminación del pueblo vasco:


La autodeterminación vasca recaba apoyo en los parlamentos de México

Diputados y senadores mexicanos han arropado a la Red Gernika exigiendo, desde el otro lado del charco, la autoderminación para Euskal Herria. En el estreno de esta iniciativa en América, los parlamentarios aztecas han denunciado con contundencia la política represiva que lidera el Estado español y han abogado por un diálogo y unas negociaciones equitativas como salida al conflicto que padece este país.


La Red Gernika, que trata de expandir a nivel internacional iniciativas en defensa del derecho de autodeterminación de Euskal Herria, ha cruzado el Atlántico y el miércoles hizo su primera aparición pública en América, exactamente en México D.F.

En el acto tuvo lugar en el Club de Periodistas, adyacente al Senado mexicano, y en él intervinieron la senadora y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de México, Rosario Ibarra de Piedra, y los diputados federales del PRD Humberto Zazueta y José Jacques Medina.

Asimismo, entre los asistentes se encontraban caras conocidas de ex legisladores mexicanos como Eliana García, Jorge Martínez y Eduardo Espinoza; así como Daniel Ordoñez, de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Más allá de la presentación llevada a cabo el miércoles, que fue seguida por numerosos periodistas, la Red Gernika trabajará las próximas semanas en el país azteca con el objetivo de cosechar más adhesiones en favor de «una paz justa y duradera en Euskal Herria». Así lo aseguró Jacques, que defendió la necesidad de «emprender un diálogo y unas negociaciones equitativas» en el país.

Manifestaron que la meta de esta iniciativa internacional que han arropado es buscar, mediante propuestas y la denuncia pública, posibles salidas de forma negociada al conflicto que desde hace muchos años padece el pueblo vasco.

Los legisladores mexicanos también dirigieron sus miradas al Ejecutivo de Zapatero y censuraron la política que el Estado español ha asumido en torno a las exigencias de autodeterminación de Euskal Herria, indicando que se ha fundamentado en «la represión, en detenciones arbitrarias y en la tortura sistemática». Así, denunciaron que estas medidas «lejos de ayudar en la solución del conflicto, detonan la crispación y la prolongación del problema».

La labor internacional

Mostraron su deseo de que los ciudadanos vascos puedan decidir sobre su futuro y de que esta decisión sea respetada. Para ello apuntaron además que la comunidad internacional «debe exhortar al Gobierno español a que acepte el derecho de los vascos a su autodeterminación».

Ibarra de Piedra resaltó que la adhesión a la Red Gernika es un acto que se inscribe dentro de las acciones de solidaridad internacional que «caracterizan a los mexicanos ante causas nobles y difíciles que requieren de la fuerza y la unidad».

En este sentido, defendió que el pueblo de México debe conocer lo que sucede en el territorio vasco para que, desde «su tradición solidaria», se sume a la exigencia de justicia por esos ciudadanos.

En torno a la Red Gernika se han agrupado ya una treintena de diputados y cargos electos europeos de distinto origen e ideologías políticas, pero la de miércoles fue la primera presentación en América.




Por cierto, hace un par de días se publicó en Kaos en la Red una semblanza de Aguirre Anguiano, el corrupto magistrado de la SCJN que encabezó la ofensiva represiva en contra de los seis vascos extraditados al reino franquista de España por parte del gobierno de Vicento Fox.


.... ... .

jueves, 28 de agosto de 2008

Independencia PNVista

Parece ser que Arzalluz quiere una oportunidad para participar en los "sketches" de Vaya Semanita. Esto a razón de sus recientes declaraciones que podrían mover a risa si no fuera por que la primera reacción es el llanto.

Más al respecto en este texto publicado en Gara:


Martin Garitano | Periodista

¿Hacia la independencia?

A pesar del tiempo transcurrido desde su abandono de la política activa -o tal vez por ello-, Xabier Arzalluz, uno de los referentes más sólidos del jelkidismo en los últimos treinta años mantiene intacta su capacidad de sorprender a todo el mundo. Para goce de unos, indignación de otros y estupefacción de los que, como el firmante, observa desde hace décadas el rumbo divergente del discurso peneuvista y su praxis.

Ahora, en una entrevista en el medio más hostil que cabía imaginar, el presidente más omnipotente que ha tenido el PNV desde la muerte de Ajuriagerra nos cuenta que el camino seguido por su partido ha ido dirigido siempre -cabe recalcar el término- hacia la independencia.

Así será si así lo dice Arzalluz, pero resulta difícil identificar en el deambular errático del peneuvismo la decisión firme de quien conoce el destino de la independencia y se afana en encontrar el camino más adecuado a sus posibilidades.

Y es que desde los tiempos de Txiberta -los más viejos aseguran que desde mucho antes- el PNV (el dirigido por Ajuriagerra, Garaikoetxea, Arzalluz, Insausti, Sudupe, Imaz o Urkullu) ha elegido compañeros de viaje que no tenían otro destino que el de la sacrosanta unidad de España. Compañeros que, por cierto, nunca han desestimado el empleo de la brutalidad para garantizar el éxito de su misión.

Pactaron con el PSOE en numerosas ocasiones e instituciones; cedieron el poder a los neofranquistas en Nafarroa (aún a costa de tener que expulsar al NBB al completo); concedieron credibilidad pública a la palabra de Aznar; compartieron mesa y regalos con Rafael Vera; permitieron a su policía intimar, colaborar y trabajar al alimón con la Guardia Civil de Galindo y la Policía de Amedo. Y todo eso por no hablar del ejemplar comportamiento de sus agentes para con la Audiencia Nacional cuando -otro ejemplo- les ordenaron secuestrar y enterrar los huesos calcinados de Lasa y Zabala y apalear a sus familiares.

En todas esas estuvieron el PNV y Arzalluz. Tal vez sea el camino para la independencia pero, la verdad sea dicha, resulta tan difícil creerlo...




.... ... .

Bergamín y Machado

Publicado hoy en Gara:


Xabier Sánchez Erauskin | autor del libro "José Bergamín, ángel rebelde"

Colliure y Hondarribia; dos tumbas para dos paradigmáticos perdedores

Hoy se cumplen 25 años desde la muerte de José Bergamín, escritor español de nacimiento y militante vasco de adopción, como recientemente señalaba Miguel Castells en estas mismas páginas. Adopción que él mismo eligió entre todas las posibles, militancia que también él mismo adoptó entre las pocas que quedaban tras la farsa de la transición. Uno de los autores que mejor lo ha retratado, Sánchez Erauskin, reivindica aquí su memoria construyendo un puente entre él y otro gran escritor español, Antonio Machado.

Sus restos reposan lejos de la tierra que más amaban, su España republicana. Esas dos tumbas de exilio y autoexilio de Antonio Machado y José Bergamín crean un lazo fraterno que une por encima de la mar a dos grandes escritores y pensadores, dos paradigmáticos perdedores de la masacre fascista del 36.

Doce días antes de morir en el apenas estrenado éxodo de su patria, desde la soledad de una pensión en la localidad catalana de Colliure, en el Estado francés, Machado agradecía a Bergamín -en ese momento en París- el ofrecimiento de acogida y hospitalidad que aquel le hacía en nombre de la Asociación Internacional de Escritores. El poeta cerraba así su carta de contestación; «Con y toda el alma le agradezco sus cariñosas palabras; nada tiene usted que agradecerme por las mías; son la expresión muy sincera, aunque todavía insuficiente por mi admiración por su obra. Si en estos días cambiásemos de residencia ya se lo haría saber telegráficamente. Le envía un fuerte abrazo su siempre amigo. Antonio Machado».

No pudo cambiar de residencia. Fue dramático. Murió dos días después de fallecer allí mismo, a su lado, su anciana madre.

Diez meses antes ambos escritores se habían encontrado en el hotel Majestic de Barcelona a donde acababa de llegar el poeta desde Valencia. Jan Gibson, en su admirable biografía «Ligero de equipaje», explica que fue un consuelo para Machado encontrarse con Bergamín y León Felipe en el «alborotado y odioso» ambiente del Majestic.

La relación de ambos escritores venía de muy lejos. Bergamín, más joven que él, le conoció pronto en Madrid, relación que nunca se interrumpió. Le consideraría siempre como uno de sus maestros en la poesía; «Con Bécquer y con Machado/ (y con Ferrán) tengo un huerto que por mi mano he plantado/ y que es un huerto cerrado/ tan cerrado como abierto/ porque es un huerto robado», escribiría Bergamín mucho más tarde.

La República por la que ambos apostaron con su pluma y con su voz los unió más aún pero sobre todo el tormentoso período de la guerra en la que juntos presidieron en Valencia el histórico Congreso de Intelectuales Antifascistas. Su significación les convirtió en iconos de la resistencia del pueblo contra los militares de Franco. A ambos les costó el exilio. Machado murió muy pronto en él; en Colliure. Bergamín inició un largo éxodo por su España Peregrina, América y Francia, para morir en el autoexilio elegido de Euskadi. Sus restos reposan desde hace veinticinco años en Hondarribia.

Cuando en 1960, en pleno franquismo y a través de la Real Academia de la Lengua el régimen intentó recuperar los restos de Machado de su tumba de Colliure, Bergamín, que había retornado a España y sufría una cruel marginación y silenciamiento, denunciaría en el diario «El Nacional» de Caracas que antes de ser traídos los restos de Machado deberían ser publicadas sus obras integras, no mutiladas y falseadas y rehabilitada la ejemplaridad de su vida. Argumentaba: «Por eso no deben volver los restos mortales de A. Machado, el bueno, a su tierra de España sin garantía de que no se profanen en su recuerdo, mintiendo su conducta, su vida, escamoteando una parte importantísima de su obra».

Unos años mas tarde, de nuevo en el exilio, en París, Bergamín escribía para la revista literaria de Puerto Rico «La torre» un bello artículo de homenaje a Machado con palabras que, aunque retratando a su amigo, pudieran habérsele dedicado perfectamente a él mismo. Decía: «Su obra está proscrita, como lo empezó a estar él. Como lo hubiera seguido estando muchos años más si no hubiese muerto a los primeros pasos de su éxodo. Esto es lo que parece que se quiere desconocer o borrar (tantas admirables páginas suyas en prosa y en verso) cuando se pretende, nada menos, que quitarle con ellas el sentido y significado ejemplar de su propia vida. En una palabra -muy sencilla, muy clara- su amor y vocación humana al ideal político, liberal y republicano: su adhesión entusiasta a él, hasta la caída de aquella República, a la que amó y sirvió con fe, con lealtad hasta su derrota; hasta sentirse y pensarse derrotado con ella; hasta dar sus primeros pasos vencidos en el destierro».

Recordando el exilio de Machado, Bergamín le apropiaba sus personales sentimientos escribiendo: «La amargura, el dolor que sentía el poeta al tener que dejar España no era sólo por aquel hecho material de abandonar su suelo, su tierra, su casa. Lo era, sobre todo, por tener que hacerlo forzado, sufriendo una derrota, sintiendo en sí mismo esa derrota como la de sus ideales más queridos; aquellos que dieron a su vida y poesía un sentido y significado español». Definiendo al gran poeta, «Machado, el bueno» que él decía, Bergamín concluía; «Lo que importa para Antonio Machado -lo que importa siempre y para siempre, y por eso se sueña y se espera-, es la verdad, la libertad, la poesía».

¡Hermosa lección de dos grandísimos escritores, dos personas coherentes hasta el final de sus vidas que se lo jugaron todo en sus escritos y en su arriesgada andadura republicana!

Mañana y pasado mañana, días 29 y 30 de agosto, Donostia, donde Bergamín hace veinticinco años vivió y murió, y Hondarribia, donde fuera enterrado, son escenario del homenaje y recuerdo de muchos de sus amigos que saben que además de grandísimo y silenciado escritor y coherente republicano fue entrañable amigo de Euskadi y delos vascos, con los que quiso vivir y morir al final de sus días.

En el 25 aniversario de su muerte y en estos tiempos de «rehabilitación de la memoria histórica», Euskadi va a ser la pionera en romper una lanza por «el más silenciado y hasta vilipendiado de nuestros escritores» (que dijera Alberti). Serán dos jornadas abiertas al público en general tanto en los Cursos de Verano del Palacio Miramar como ante su tumba en el cementerio marino de Hondarribia. Allí estaremos.

Seguro que en la distancia y desde Colliure también se sumará al homenaje su amigo Machado «el bueno».



.... ... .

PRD Apoya Autodeterminación Vasca

Vaya, entre todo el ruido de los secuestros, las narcomantas y la misoginia de Aguirre Anguiano y Soberanes por poco y se me escapa esta nota en la que los miembros del PRD refrendan su compromiso para con el pueblo vasco (mostrado ampliamente durante la defensa de los seis de México). Esta nota al respecto aparece en La Jornada:




Perredistas se suman a red internacional en favor de la autodeterminación vasca

Se necesita un diálogo equitativo para lograr la paz duradera, afirma la senadora Rosario Ibarra

Emir Olivares Alonso

Ante la urgencia de que el gobierno español otorgue autodeterminación al País Vasco, legisladores del PRD se adhirieron a la Red Gernika por la Autodeterminación, agrupación en la que participan parlamentarios de diversas nacionalidades –sobre todo europeas—, la cual realiza actividades en favor del pueblo vasco.

En conferencia de prensa, la senadora Rosario Ibarra de Piedra, junto a los diputados federales José Jaques Medina y Humberto Zazueta, aseguraron que el pueblo de México debe conocer lo que sucede en el territorio vasco para que desde su tradición solidaria se sume a la exigencia de justicia por esos ciudadanos.

Jaques aseguró que el objetivo de la comunidad internacional, a la que se sumaron los legisladores mexicanos, es trabajar en favor de la paz justa y duradera en esa zona. Por su parte, Zazueta manifestó que la meta es buscar, con base en propuestas y en la denuncia pública, posibles salidas de forma negociada al conflicto que desde hace años padece el pueblo vasco.

Afirmaron que en congruencia con la posición del PRD, “que ha realizado una serie de acciones por la causa” del pueblo vasco, “nos sumamos a la Red Gernika, como lo han hecho legisladores de Irlanda, Dinamarca, Alemania, España, Bélgica, Noruega, Italia y Escocia, entre otros.

Los legisladores mexicanos refirieron que hasta ahora la política que el Estado español ha asumido en torno a las exigencias de autodeterminación de los vascos ha sido la represión, detenciones arbitrarias y tortura sistemática, lo que “poco ayuda a la solución del conflicto y sí en cambio detona la crispación social y la prolongación del problema.

“Deseamos que los vascos decidan sobre su futuro y que esta decisión se respete por todos. La comunidad internacional debe exhortar al gobierno español a que acepte el derecho de los vascos a su autodeterminación”, señalaron.

Aseveraron que para ello es fundamental que se emprendan negociaciones equitativas.

Ibarra de Piedra resaltó que la adhesión a esa red de legisladores de todo el mundo es un acto que se inscribe dentro de las acciones de solidaridad internacional que caracterizan a los mexicanos, ante causas “nobles y difíciles que requieren de la fuerza y la unidad”.

En esta red internacional de legisladores participan representantes populares como Die Linke, del parlamento alemán; Jeannette Escanilla y Jespel Kiel, por Suecia; Ingrid Baltzersen, parlamentaria de Noruega; por Italia, Dino Tibaldi, Natale Ripamonti, France Rame, Louredana de Petris y Manuela Palermi; el escocés Bill Kidd; los legisladores irlandeses Francie Brolly, Aengus S’nodaigh y Alex Maskey, entre otros.

A esta red se han sumado ex legisladores mexicanos como Eliana García, Jorge Martínez y Eduardo Espinoza; así como Daniel Ordoñez, de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.


 
  Apenas ayer Calderón había premiado al títere favorito de Baltasar Garzón en México, José Luis Santiago Vasconcelos, artífice de la extradición de los vascos junto con el entonces Secretario de Relaciones Exteriores Luis Ernesto Derbez con un nuevo (e inoperante) puesto. 

.... ... .

miércoles, 27 de agosto de 2008

Arrúe Se Regodea

Esta es una estampa más de la prepotencia que les da a algunos funcionarios del estado español el saber que sus actos en contra de los activistas vascos van a quedar impunes, esta nota al respecto ha sido publicada en Gara:

Arrúe se siente «más libre y feliz» porque Goikoetxea está en la cárcel

La campaña emprendida desde las filas del PP contra los ex presos políticos vascos parece «funcionar», según valoró ayer la propia Marisa Arrúe, que afirmó sentirse «feliz» por el «buen funcionamiento de la Justicia en España». De esta forma hacía referencia al encarcelamiento de Zigor Goikoetxea, una decisión judicial que se ha basado únicamente en el testimonio de esta edil del PP en Getxo.

GARA |

Veinticuatro horas después de que su testimonio fuese suficiente para enviar a Zigor Goikoetxea a la cárcel, la portavoz del PP en Getxo, Marisa Arrúe, ha pasado del alivio a la felicidad. Así lo expresó ante los medios de comunicación ayer, al afirmar que su felicidad se fundamente en «ver un personaje como éste -en alusión a Goikoetxea- en prisión».

Precisó que está «bastante más feliz» que hace unos días y achacó este cambio de humor a que «la Justicia funciona mejor en España». Y es que una simple declaración suya le ha bastado para hacer realidad su deseo, que, como ha apuntado insistentemente desde el 10 de agosto, era que Zigor Goikoetxea «ingresara en la cárcel para no volverle a ver por las calles de Getxo».

Tras este encarcelamiento, la edil sostuvo, además, que va poder llevar a cabo su labor de concejal, su trabajo y salir a la calle «un poco más libre de lo que podía hacerlo ayer».

Nada más dejar atrás la Audiencia Nacional española el martes, la concejala, que estuvo arropada por el presidente de su formación en la CAV, Antonio Basagoiti, detalló que en el mismo tribunal especial pudo «evitar verle de nuevo la cara a su agresor» y manifestó que «pensar que este personaje no va estar por la calle me hace sentir un poco más libre».

La denuncia presentada por Arrúe parte de lo ocurrido el 10 de agosto cuando la edil, acompañada por otros miembros de su partido, acudió a visitar el mercado San Lorenzo, en Getxo. Según su versión, dado que no hay otro tipo de mecanismo para probar los hechos -ni imágenes ni vídeos, ni si quiera testigos- un grupo de personas la «increpó, insultó y amenazó».

En un primer momento dijo que le habían llamado «torturadora». Dos días después se refirió a esas personas como «perros» y sólo entonces mencionó que había sido «víctima de amenazas de muerte» señalando a Zigor Goikoetxea como «autor de las amenazas».

Ya en la Audiencia Nacional, al ratificar su denuncia, indicó que «en un momento dado la intentaron rodear y que su servicio de seguridad tuvo que realizar un cordón».

La denuncia de Arrúe y la presión de los medios de comunicación afines al PP han sido suficientes para que este hecho llegue hasta la Audiencia Nacional española y para que, incluso, se aplique un tipo penal superior al denunciado con el objetivo de encarcelar al joven.

Y es que, pese a que en la denuncia sólo se hablaba de insultos y amenazas, el juez Fernando Andreu acordó enviarle a prisión bajo un delito de «atentado a la autoridad», que puede ser penado hasta con seis años de cárcel, lo que justificaría la prisión provisional.

de Juana

Un día después de lograr encarcelar a Goikoetxea, Arrúe apuntó hacia Iñaki de Juana y declaró que espera que «de verdad, todo empiece a funcionar y se ponga a cada cual en su sitio».

Los partidos callan

Más allá de las filas del PP, nadie ha valorado el encarcelamiento del joven getxoztarra. Ninguna otra formación política ha salido a la palestra para comentar la decisión judidical.

El fallo desinfla la presión mediática contra el joven

El «boom» mediático suscitado en torno a Zigor Goikoetxea, después de que la concejala del PP apuntará que fue él quién lo amenazó, remitió nada más conocerse el fallo que encarceló al joven. Como ejemplo de ello, el diario "El Mundo'', que ha concedido en los últimos días una de sus portadas, su editorial y un sinfín de noticias cargando las tintas contra este joven vasco, despachó la decisión judicial en menos de una página, aunque continuaba arremetiendo contra Goikoetxea y comenzaba su texto apuntando que «la amenaza de muerte contra la concejal del PP Marisa Arrúe puede salirle muy cara», resaltando que el vecino de Algorta se enfrenta a seis años de prisión.

El diario "El País'' apenas dedicó media columna para dar por finalizado el caso. Detalla en su información cómo, durante la comparecencia judicial, al joven de Algorta le fue cambiada la imputación de «delito de amenazas» a «atentado a la autoridad». Y argumenta esta modificación indicando que «las amenazas de muerte a la concejal tuvieron el efecto de que ésta no pudiera cumplir con su cometido de participar en una entrega de premios».

No es menos elocuente el titular que ofrece "El Diario Vasco'', que afirma que el juez encarcela a Goikoetxea «para proteger a la concejala del PP de Getxo amenazada». Según el rotativo, la decisión judicial no se basa ni en la supuesta amenaza que dice haber sufrido Arrúe, ni en el delito de «atentado contra la autoridad» que asegura ver el magistrado, sino que, a juicio de este periódico, el encarcelamiento de Goikoetxea es una medida preventiva.

Lo que más entristece es que la enferma mental esta sea vasca y traicione a su propio pueblo de manera tan brutal.

.... ... .

Videos Marcha del Filtro (14 Años)

Desde el blog Orain Euskal Herria nos llegan los vínculos a los videos tomados durante los actos conmemorativos de la Masacre del Filtro en su aniversario catorce:


Videos

Podes mirarlos en los siguientes links:

Video 1



Video 4



Video 7


Solidaridad: Uruguay-Euskal Herria Marcha del Obelisco al Filtro (Montevideo) Fernando Morroni y Roberto Facal presentes!!! porque "tenemos memoria, queremos justicia!!!"



.... ... .

Estado Español = Estado de Excepción

Les presento este texto de Victoria Mendoza publicado en Gara:



Victoria Mendoza | Psicoterapeuta

Estado de excepción al descubierto

Es intenso, constante y cruel el acoso a la izquierda abertzale desde hace ya mucho tiempo, una estrategia de años, bien planeada para quitarlos de en medio; sin embargo, ni Franco, ni Aznar, ni Zapatero, ni Garzón ni muchos otros han podido derrotarlos, porque hay una fuerza natural que los une y les hace resistir. Los políticos no logran entender aún por qué no han podido acabar con la izquierda abertzale, a pesar de haberles dado tan duro, a pesar de que no cesan las detenciones y las torturas y la gran lista de conculcaciones de derechos. Se les acusa de radicales y terroristas a la vez que contradictoriamente se les prohíbe e impide cualquier manifestación social o política. Simplemente se les quiere desaparecer del mapa. Estas conductas paranoicas no hacen más que dejar al descubierto el descaro y la injusticia hacia un sector importante, numeroso y de gran calidad intelectual y humana.

Esto lo venimos observando nosotros, un grupo de inmigrantes con conciencia política y con un gran reconocimiento hacia la lucha y resistencia de los vascos. Cada vez son más las personas en nuestros lugares de origen que ya no creen las mentiras de los políticos, cada vez están mejor informados por nosotros y por fuentes más fidedignas de lo que realmente ocurre aquí, y muchos de nosotros tenemos ese claro compromiso de seguir desmintiendo las acusaciones contradictorias y tendenciosas acerca de los vascos, acerca de la izquierda abertzale, acerca de lo que se dice y lo que se calla y oculta. Tenemos el firme propósito de dar la otra versión, la de que los vascos son personas trabajadoras y solidarias, bien organizadas, que resisten a planes y alianzas maquiavélicas de partidos políticos, que hay una gran riqueza cultural y artística, que hay un territorio geográfico y una historia social y política, que hay un idioma propio, que hay una admirable resistencia basada en una convicción política, en un ideal de reconocimiento e independencia, que hay dignidad de un pueblo.

Varios observadores han manifestado que la tortura existe en el Estado español, que la dispersión de presos y las ilegalizaciones de partidos se salen de toda lógica de justicia y democracia, y están haciendo públicos sus comentarios acerca de las arbitrariedades que sólo un estado sin democracia y sin madurez es capaz de cometer. Y creo que habrá países que acusarán a España, y la juzgarán, y es posible que llegue el momento en que además de criticarla le pidan cuentas.

Pero por el momento nos queda mucha labor interna como vascos y como inmigrantes con conciencia. Podemos ir reconociendo al País Vasco como pueblo, podemos admitir otras verdades, podemos atrevernos a juzgar y condenar lo verdaderamente condenable, como es la tortura y el estado de excepción. Podemos exigir a los políticos que dejen de perder el tiempo en juegos de poder y permitan al pueblo que respire, que salve su economía y su ecosistema, que recupere su territorio y su paz social, que no provoquen más terror ni terrorismo con actos inmaduros, que respeten al pueblo y permitan que sea él quien tome la palabra y recupere el poder que le corresponde.


Y para muestra de lo escrito por Victoria, lo ocurrido en Getxo:


Los cuatro poderes en manos de una concejala

Finalmente se cumplió el guión establecido por importantes medios afines al PP y Zigor Goikoetxea ingresó en prisión acusado de amenazas contra la edil de Getxo Marisa Arrue. El argumento de Arrue, denunciante de las supuestas amenazas, no tiene desperdicio: básicamente viene a decir que, según su parecer, la vida en Getxo -su vida en Getxo- sería mejor si Zigor Goikoetxea no viviese en ese pueblo. Y como si sus palabras fuesen por sí mismas órdenes para alguien, los medios de comunicación españoles, un fiscal y un juez convienen, por qué no, en hacer realidad su sueño. Para eso deciden con total parsimonia el ingreso en prisión de una persona con la sola prueba de la declaración de la concejala y su opinión particular sobre lo que significa llevar una vida confortable en Getxo. La pregunta es: ¿se trata exclusivamente de una venganza contra Goikoetxea por nacer y vivir en Getxo o, sencillamente, a Marisa Arrue le gustaría vivir en un mundo sin zigor goikoetxeas? Escuchado el testimonio de la concejala cabe suponer que más bien es lo segundo. Visto el proceder de la Audiencia Nacional, Arrue bien podría llevar una lista subrayada del censo de Getxo y decir sin qué getxotarras su vida sería mejor. Pero cuidado, porque incluso varios ertzainas podrían aparecer en fosforito en esa lista. Ya hay precedentes.


.... ... .