lunes, 30 de junio de 2008

YouTube | Yo Te Nombro... Libertad

A todxs lxs represaliadxs de Euskal Herria les dedicamos "Yo te nombro... libertad" interpretada por Nacha Guevara:


.
.


Esta canción tiene su origen en un poema de Paul Éluard (Liberté) redactado en 1942 desde el movimiento de la Resistencia Francesa. Los veintiún versos de este poema serían lanzados desde los aviones ingleses sobre el territorio de la Francia ocupada...

Insiprándose en este poema, Gian Franco Pagliaro compuso Yo te nombro libertad, cantada por muchas figuras emblemáticas en los setenta.



Por el pájaro enjaulado,
por el pez en la pecera,
por mi amigo que está preso,
porque ha dicho lo que piensa.

Por la flores arrancadas,
por la hierba pisoteada,
por los árboles podados,
por los cuerpos torturados:

YO TE NOMBRO, LIBERTAD.

Por los dientes apretados,
por la rabia contenida,
por el nudo en la garganta,
por las bocas que no cantan.

Por el beso clandestino,
por el verso censurado,
por el joven exilado,
por los nombres prohibidos:

YO TE NOMBRO, LIBERTAD,

Te nombro en nombre de todos
por tu nombre verdadero.
Te nombro cuando oscurece,
cuando nadie me ve:
escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad.
Tu nombre verdadero,
Tu nombre y otros nombres
Que no nombro por temor.

Por la idea perseguida,
por los golpes recibidos,
por aquel que no resiste,
por aquellos que se esconden.

Por el miedo que te tienen,
por tus pasos que vigilan,
por la forma en que te atacan,
por los hijos que te matan:

YO TE NOMBRO, LIBERTAD.

Por las tierras invadidas,
por los pueblos conquistados,
por la gente sometida,
por los hombres explotados.

Por los muertos en la hoguera,
por el justo ajusticiado,
por el héroe asesinado,
por los fuegos apagados:

YO TE NOMBRO, LIBERTAD.

Te nombro en nombre de todos...




°

domingo, 29 de junio de 2008

Imágenes del Nafarroa Bizirik

Agradecemos a los amigos del blog Araba Nafar Estatu por hacernos llegar las imágenes del evento que da inicio a la campaña Nafarroa Bizirik 1512-2012 el día de ayer en Iruñea:







Para ver todas las fotos sigan este enlace.



.... ... .

500 Años

Hoy se conmemora una fecha en Euskal Herria, en Nabarra.

Hoy se conmemora la batalla que desmiente la versión oficial que nos dice que Nabarra (el estado vasco) se unió por voluntad propia a Castilla.

Hoy los navarros salieron a las calles a demostrar que su identidad como pueblo esta viva y que su sueño de libertad no puede ser ninguneado.

Esta nota al respecto ha sido publicada en Gara:



Invasores e invadidos, casi 500 años después de la conquista

A cuatro años del quinto aniversario de la pérdida de la independencia, el manifiesto «1512-2012, Nafarroa bizirik» sacó su demanda a la calle ayer por vez primera. La caravana de dantzaris, músicos y agricultores contrastaba con la de policías uniformados y armados. No hizo falta explicar quién era el invadido y quién el invasor.

Ramón Sola

La acumulación de actos de todo tipo en la tarde de ayer en Iruñea, además de dar la razón al lema «Navarra vive», hizo que la primera movilización del manifiesto 1512-2012 tuviera que partir desde la Plaza de Merindades. Lo hizo, por tanto, justo frente a la Delegación del Gobierno español. No fue ésta la única imagen simbólica de que la ocupación de hace cinco siglos no ha terminado. A la marcha festiva la «escoltaron», con la desmesura habitual en estas tierras, cuatro furgones con sus correspondientes agentes uniformados y armados.

Junto a ellos, el contrapunto; un pequeño desfile de nekazaris con sus layas, de dantzaris y de fanfarres que entonaban canciones con reminiscencias de aquel tiempo en que Nafarroa era un Estado independiente. Tiempos en que, como se recordó al final, Iruñea era una ciudad de apenas 10.000 habitantes que se vio ocupada por 15.000 soldados castellanos a las órdenes del Duque de Alba.

Han pasado casi cinco siglos, pero, como quedó de manifiesto en el paseo peatonal entre Merindades y la Plaza del Castillo, sigue habiendo invadidos e invasores. Y los vascos no han recuperado su independencia. En torno a este manifiesto se pretende conformar «una acción continuada de recuerdo de que nos robaron la independencia a sangre y fuego», como explicó el historiador Pedro Esarte, que intervino en castellano (el mensaje de la iniciativa sonó también en las otras dos lenguas de aquel Estado: euskara y francés).

La movilización fue sólo un primer paso para articular un movimiento social que dé mucho que hablar en 2012.



.... ... .

Arronategi Libre

Este tipo de noticias son difíciles de interiorizar. Por supuesto que a uno le pone feliz saber que un amigo ya no se encuentra tras las rejas, secuestrado por un sistema penitenciario que ha sido diseñado para actuar como brutal castigo en contra de un pueblo. Pero por otro lado uno se llena de rabia de saber que así como Asier, a decenas de vascos el estado español los ha privado de su libertad por el solo "crímen" de amar su patria y ser consecuentes con sus ideas e ideales.

A Asier y a su familia le han arrebatado cinco años, la maraña de mentiras que se tejió a su alrededor por la pandilla de criminales encabezada por Juan Carlos Borbón y operada por Baltasar Garzón en contubernio con Vicente Fox, misma que en su momento llegó a incluir a túrpidos pseudo-jueces como el tal Aguirre Anguiano ha quedado hoy expuesta en toda su pútrida realidad: Cuando se trata de reprimir al pueblo vasco cualquier cosa vale, inclusive violar las leyes de países supuestamente soberanos como lo es México.

Asier Arronategui y sus cinco compatriotas eran, son y serán inocentes de cualquier acusación que el estado español tenga a mal lanzar en contra de ellos.

La nota al respecto ha sido publicada en La Jornada:




Recupera la libertad vasco acusado de pertenecer a célula de ETA en México

Buscan otros cinco supuestos separatistas seguir los pasos de Arronategui y salir de la cárcel

Luego de cinco años en prisión, tres en México y dos en España, Asier Arronategui, uno de los seis ciudadanos vascos considerados por la Procuraduría General de la República (PGR) como integrante de una “célula de ETA” en México, recuperó su libertad.

“Ningún cargo le formularon, nunca le hicieron saber qué delitos cometió y a pesar de ello lo mantuvieron preso, pero ya recuperó su libertad”, informó la abogada Bárbara Zamora, quien defendió en México a los seis supuestos terroristas, a los cuales la Suprema Corte de Justicia de la Nación les negó un amparo contra la extradición a España, llevada a cabo en mayo de 2006.

La defensora Bárbara Zamora expuso que los otros cinco acusados junto con Arronategui Duralde, “se encuentran en la misma situación: no les han notificado cuál es la acusación que pesa en su contra y ya solicitaron también su libertad, pues llevan el mismo tiempo presos y si no existe delito deben ser puestos en libertad”.

Informó que Arronategui, mexicano por naturalización, ya no regresará a México, pues “el día en que fue detenido ya tenía listos su boletos de avión para regresar a España”.

Asier Arronategui Duralde, José María Urquijo, Ernesto Alberdi Elejalde, Félix Salustiano García Rivera, Juan Carlos Artola Díaz y María Asunción Gorrochategui Vázquez, fueron detenidos en distintas entidades por agentes mexicanos en compañía de policías españoles, el 18 de julio de 2003.

Un día después, la PGR, afirmó a través del comunicado de prensa 642/03 que “como resultado de las investigaciones de gabinete y de campo desarrolladas desde el mes de agosto de 2002, así como del intercambio de información sustantiva entre el Cuerpo Nacional de Policía de España y la Procuraduría General de la República, el 18 de julio del presente año, efectivos de la Agencia Federal de Investigación detuvieron a seis nacionales españoles vinculados con actividades en favor de la organización terrorista vasca ETA, en cumplimiento de la orden de presentación del 17 de julio del año en curso, librada en el acta circunstanciada PGR/ UEDO/345/2003.

“Dicha operación tuvo lugar en los estados de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo y el Distrito Federal, así como en Forúa, España, donde fue detenido Mikel Josué Arronategui Bilbao, ex colaborador del Comando Araba”, indicó la dependencia mexicana.

Asimismo, se dio a conocer la detención de los mexicanos: Pedro Ulises Castro Vargas, María del Pilar Sosa Espinosa y Noé Camarillo Cantú. Según la PGR ellos eran utilizados “en labores de logística, falsificación y financiamiento”. A pesar de que la dependencia los tenía detenidos no pudo acreditarles ninguna responsabilidad. Los dejó en libertad.

Sin embargo, los seis ciudadanos vascos fueron encarcelados en el Reclusorio Norte. Asier Arronategui Duralde fue el único de los seis que se naturalizó mexicano. A pesar de que reforzó su batalla jurídica en tribunales mediante una demanda de amparo, que presentó en diciembre de 2003, gracias a la cual obtuvo una suspensión provisional, al final también fue extraditado.

Según la PGR, Asier Arronategui Duralde, detenido en Monterrey, “fungió como colaborador en 1989 del Comando Araba de ETA, lo cual motivó su huida a México. Junto con Juan Ángel Ochoantesana Badiola (detenido en agosto de 2002 en Francia) formaba parte de la célula de ETA establecida en México, cuyo objetivo era apoyar al grupo vasco terrorista en los rubros logístico y de financiamiento.

“Ernesto Alberdi Elejalde, detenido en Puebla, es integrante de la célula de ETA en México, quien cuenta con antecedentes penales en España por uso de explosivos; Félix Salustiano García, detenido en Cuautitlán, estado de México, fungió como integrante del Comando Axular de ETA, participando en diversas acciones terroristas en contra de miembros de las fuerzas armadas y cuerpos de seguridad del Estado Español”, indicó la PGR en julio de 2003.

“Juan Carlos Artola Díaz fue capturado junto con su esposa María Asunción en Puerto Escondido, Oaxaca. A ambos se les señaló como integrantes del Comando Donosti de ETA y de realizar “funciones de enlace con los mandos de la organización terrorista en Francia”.

En tanto, José María Urquijo Borde, detenido en Cancún, Quintana Roo, se le mencionó “como integrante de Comandos liberados de ETA”.

Los seis fueron puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, como presuntos responsables de los delitos de blanqueo de capitales, asociación ilícita y recaudación de fondos con fines terroristas.

“Hasta ahora no han sido juzgados; ni siquiera se les han notificado los cargos en su contra”, comentó la abogada defensora Bárbara Zamora.



Vienen ahora las preguntas.

¿Qué nos puede decir ahora José Luis Soberanes cuando en noviembre de 2004 su CNDH determinó que no se podían acreditar violaciones en contra de los derechos humanos de los seis vascos en ese momento detenidos en el Reclusorio Norte?

¿Qué nos puede ahora decir Luis Ernesto Derbez cuando en julio de 2004 la SRE etiquetó a los seis vascos importándoles un bledo la presunción de inocencia?



.... ... .

Barcina y El Toro Masturbado

Este texto ha sido publicado en Gara:





Fede de los Rios
Proxenetas de la Fiesta, malditos seáis

Con los Sanfermines a la vuelta de la semana, ya empezaron «los de siempre», cómo no, a tocar los apéndices olfativos y los propios del mingitorio al personal. Negando el espacio donde los organismos populares de Iruñea puedan realizar sus actos programados para las fiestas, por un lado, y cediendo el espacio a empresas privadas, por otro.

Como, al parecer, a los reyes nunca les echaron un scalextric, ahora que tienen el poder para hacerlo convierten el casco viejo de la ciudad en una pista de coches de carreras. Todo ello en beneficio de la marca de una bebida con sabor y aspecto de orina de dromedario, que ningún humano tomaría de no ser por sus efectos estimulantes. Si Red Bull careciese de un alcaloide psicoactivo como la cafeína, de un ácido componente de la bilis como es la taurina (en el semen de toro es donde se encuentra en grandes cantidades, de ahí el nombre del brebaje energético) y del estimulante glucuronolactona, la mencionada bebida la iba a tomar San Pedro, del que hoy celebramos su muerte en la cruz.

Pues bien, la inefable Yolanda Barcina, alcaldesa a la sazón de esta gloriosa ciudad, ha cedido su centro histórico a la empresa pajillera de bóvidos para organizar un encierro con dos fórmula-1 que nos va a hacer famosos en el mundo entero. A parte de los bólidos cuenta con la inestimable participación de quinientos gilipollas vestidos de pamplonicas dispuestos a mostrar su falta de dignidad y de decencia.

Red Bull les da alas mutándolos en compresas superabsorbentes de estupidez televisiva.

Nuestros gobernantes locales niegan el espacio de la fiesta al pueblo y lo alquilan a las multinacionales. Tristes y aburridos, incapaces de entender que la fiesta es transgresión, aplican normativas que restringen la libertad y el goce. Idiotas con horror a lo colectivo intentan asombrar al mundo (pobre Shakespeare) saliendo por televisión montados en un coche de carreras o cantando clavelitos en plan tuna.

Hace años, la burguesía de Iruñea celebraba los Sanfermines en sus clubs privados, salían poco, apenas molestaban en la fiesta. Ahora cada año privatizan un poco más la fiesta para su mísero disfrute. La privatización de lo público es su obsesión. Todo deviene mercancía para estos mercaderes de sonrisa falsa. Para lo popular multas y policía ¿Hasta cuando soportaremos la arbitrariedad?




.... ... .

La No-Consulta

Este análisis de la tan cacareada aprobación de lo que es presentado por Ibarretxe y Lakua como una consulta al pueblo vasco constituye la editorial de Gara:



De la importancia de la consulta a la insoportable levedad de la no-consulta

Todos los medios de difusión han incurrido en una curiosa paradoja en el tratamiento de la Ley de Consulta que anteayer aprobó el Parlamento de Gasteiz. Salvo entre los más próximos al tripartito de Lakua, apenas se encuentra quien conceda a esa iniciativa algún valor práctico. Y es que es imposible hallárselo cuando el PNV y el propio lehendakari ya han avanzado que acatarán el veto español. Sin embargo, la cuestión ha acaparado la agenda política y mediática porque bajo la iniciativa subyace el verdadero meollo del conflicto: el derecho a decidir de la ciudadanía vasca y el omnipresente veto español.

Así, se produce un enorme contrasentido, un desnivel brutal entre la notable importancia teórica de la decisión del Parlamento de Gasteiz y la insoportable levedad de su gestión posterior. O mejor dicho, de la no-gestión. En realidad, lo que la Cámara aprobó el viernes, vista la inacción anunciada por el tripartito ante el nuevo «portazo» cantado de Madrid, no es una consulta, sino una no-consulta.

La maniobra, para empezar, llega tarde para el PNV. Hace 20 años, recién estrenada la mal llamada «transición» española, sí habría tenido el impacto buscado -aunque sólo hubiera sido con fines electorales- por sus proponentes. Pero a estas alturas cada uno lleva en su mochila la carga de la credibilidad conseguida o dilapidada en estos años. Así, a nadie ha extrañado que el PSOE responda a la decisión vasca con un «no» furibundo y casi instantáneo en el tiempo. Pero, lo que es peor, a nadie ha extrañado tampoco que el PNV lo acoja con una especie de resignación cristiana. Basta escuchar a sus políticos y oír y leer los medios españoles para comprobar que nadie apuesta un duro por cualquier acción jeltzale que no sea el mero acatamiento.

Si lo que pretendía el PNV, como parece, era sólo retratar esa realidad, la Ley de Consulta es un estrambote histórico. Tras legitimar durante 30 años el estatus impuesto a la muerte de Franco, los jeltzales son corresponsables de que Zapatero pueda afirmar cosas como «la democracia tiene mecanismos de respuesta» al justificar el veto a una consulta popular, trazando una ligazón increíble entre democracia igual a régimen español y antidemocracia igual a consulta vasca. Y no hay que irse hasta Txiberta para comprobar cuánto ha ayudado a ello el PNV. Por si quedara alguna duda, el líder del PSE, Patxi López, le recordó a Ibarretxe desde la tribuna del Parlamento que en Loiola no sólo el PSOE «defendió los límites de la Constitución», sino que también lo hicieron Josu Jon Imaz e Iñigo Urkullu.

Dos «faroles», dos cursos perdidos

Con ese denominado «pleno histórico» que en realidad tuvo más de brindis al sol concluye un curso político en el que la iniciativa ha copado páginas y páginas de diarios y horas y horas de discursos, a falta de noticias más sustanciales. El modo en que el PNV la ha ido desinflando antes de llegar al 27 de junio la ha reducido a la categoría de «farol», más evidente aún cuando se apunta que el Tribunal Constitucional dispondrá de cinco meses para decidir sobre el recurso del Gobierno español a partir de su presentación. Es decir, un plazo similar al que queda hasta las próximas elecciones autonómicas.

Aunque Ibarretxe trate de presumir de aprobado raspado, el curso se despide, por tanto, con otro suspenso para la eterna asignatura pendiente de la resolución. El segundo «cate» consecutivo después de que en el anterior, el 2006-2007, fuera el PSOE quien decidiera dejar las tareas sin hacer, tras jugar también de «farol» en la mesa de negociación con la izquierda abertzale.

Cada experimento frustrado, en cualquier caso, deja su marca en el siguiente. Como botón de muestra, en el debate realizado el viernes en el Parlamento de Gasteiz se habló del último intento de mayo de 2007, se habló de Loiola, se habló de Lizarra y se habló de Zurich. Hay un fino hilo conductor entre todos ellos, aunque las rutas sean diferentes y los altibajos resulten constantes. La no-consulta de Juan José Ibarretxe, por ejemplo, no se podría entender sin el jalón puesto en Lizarra-Garazi (con su «Euskal Herriak du hitza eta erabakia»), del mismo modo que sus dos preguntas no se pueden entender sin el camino recorrido durante el último proceso de negociación 2005-2007.

Ese hilo conductor guarda varios impulsos positivos en su interior. Uno es el de la indudable ansia ciudadana de paz y solución, que hace que los partidos se sientan obligados al menos a activar sus propias estrategias de «farol» para no pagarlo electoralmente (el ejemplo del desplome del PNV en los dos últimos comicios habla por sí solo). Y otro es la actitud de la izquierda abertzale, un sector social reducido a la clandestinidad pero que no deja de incidir políticamente para tratar de levantar, una y otra vez, las condiciones necesarias para un futuro proceso de resolución.

Así lo demostraron el viernes las parlamentarias y el parlamentario de Ezker Abertzalea, con el voto decisivo a la consulta y las ocho abstenciones de denuncia de la no-consulta. Fue justo una semana después de que sus representantes pasaran por el Tribunal Supremo español para enfrentarse a la ilegalización de EHAK. Y resulta inevitable contrastar la responsabilidad de esta decisión con la insustancialidad de quienes no dudan en devaluar algo tan básico como el derecho a decidir.




.... ... .

Ser Libres

Este comunicado ha sido publicado hoy en inSurGente:



Ser más libres para ser totalmente libres

Euskal Herriko Komunistak



Libertad se define como la capacidad de autodeterminación.

Ser libres supone poder decidir integralmente sobre nuestra vida, sin más limitaciones que las libremente elegidas en la línea de nuestra propia identidad (esa línea de avance vital personalmente asumida).

No sería posible pensar en libertades colectivas al margen de las libertades personales.

No es posible la libertad de elección en lo exterior, lo político, lo institucional al margen de una libre elección de las relaciones sociales, las relaciones de producción y en definitiva de dominación; entre los integrantes de una sociedad. No puede ser libre una nación si en su interior permanecen las relaciones de dominación.

Por todo ello, y sabiendo de las posibilidades, los imprevistos y los puntos débiles de la cadena de cambios, podemos analizar un cambio puntual en la historia, en relación al desarrollo, libre o hipotecado, de todo el proceso.

Necesitamos ser más libres para ser totalmente libres.

La larga experiencia que nos precede, explica cómo violencia y política han sido elementos consustanciales de la dialéctica entre dominantes y dominados, que trasciende la historia de la humanidad. No se puede siquiera mencionar la palabra “ética” ignorando esta incontestable y desproporcionada realidad.

Pero en estos tiempos de utilitarismo y pragmatismo (ideologías de poder), también la “moral” tiene su valor de cambio. Y la “falsa contradicción” elaborada en los laboratorios del Estado y propagada hasta la saciedad por sus aparatos ideológicos (PP, PSOE y…) ha calado hasta el tuétano del mundo político recreando una realidad virtual en la que se sataniza como “terrorismo” lo que se enfrenta, o pudiera enfrentarse, lo que no se alinea o no comulga incondicionalmente con los parámetros de los “demócratas del eje del bien”. Las falacias mil veces repetidas por el poder mediático han contribuido a esta “ética unilateral”, último triunfo del viejo Leviatán sustituto de dios y fuente de toda moral y derecho, que exige de la sociedad civil la sumisa adhesión a sus sentencias y condenas.

Y Euskal Herria continúa luchando por un espacio de libertad, al igual que aquella patria que Marx quería, para los trabajadores sin patria, en el Manifiesto de 1848.

¿No es ésta la auténtica contradicción que se necesita plantear para resolver el contencioso vasco?

La reducción simplista a un asimétrico enfrentamiento entre “demócratas y violentos”, nacida en las cavernas del Estado, sólo tenía un plan: romper un frente vasco no asimilable por el Estado y desviar la atención para criminalizar un proceso de liberación.

Asumir la falsa contradicción, o no acertar con el auténtico centro del contencioso, el que nos enfrenta a los vascos con Estados que no permiten realizar libremente la “libre voluntad de todos los vascos sin exclusiones territoriales”, sería una trágica irresponsabilidad histórica.

Solamente una magistral inversión de la realidad, podía crear la cómica imagen de la “heroica guerra de reconquista” de un Estado “víctima de ETA”, de altos dignatarios, jueces independientes y pobres empresarios acorralados. Las cutres cátedras de tertulianos, comprados y jaleados por el sistema, han hecho su trabajo de voceros. Las “obediencias debidas” de tibios opositores, en esa línea general de travestismo, son un ridículo fin para históricas formaciones nacidas para dignas causas.

No olvidaremos que la falsa contradicción entre buenos y malos, sirvió en aquel 1936 para enfrentar a una parte de Euskal Herria con la otra, reabriendo la diferencia institucional entre la comunidad foral y la autónoma. Sirvió para hacer retroceder 60 años la historia de nuestro pueblo, creando una brecha entre herrialdes, aún no superada.

Engañarse en este contexto histórico, y recurrir pragmáticamente, por falso pacifismo o por razones de Estado, a caminos sin salida, sería echar a la basura de la historia un capital irrepetible de luchas y esperanzas.

Y antes... otra pregunta

La llamada nación española inventada durante el siglo XIX, sobre las brasas, en parte apagadas, de viejos pueblos sometidos por reyes falsarios, Austrias y Borbones, ha mantenido a lo largo de dos siglos su tragicómica identidad entre querer y no poder ser.

La pobre realidad de un proyecto que al cabo de 200 años se pregunta histéricamente por su identidad ha sido una tragedia para españolitos y no españolitos, para súbditos, para ciudadanos y para pueblos sometidos. Los que ayer defendieron la “democracia orgánica”, los que hoy defienden “la constitucional”, se agarran histéricamente al mito de una eternidad sin fundamento en el espacio ni en el tiempo.

Aquellos intentos iniciales de la nación española con los proyectos constitucionales de 1808 en Bayona y 1812 en Cádiz, hechos a la francesa bajo el control de nobles terratenientes y obispos de Corte, no fueron admitidos por el pueblo vasco que veía en sus viejas libertades la única alternativa al nuevo centralismo.

Ninguna de las numerosas constituciones españolas durante más de un siglo fueron aprobadas, ni siquiera votadas por los vascos de los cuatro herrialdes. En Euskal Herria se vivieron largos periodos de insurgencia armada y civil.

Pasaron las carlistadas que hicieron sentir sobre este pueblo la verdadera cara de un estado, anteriormente ocurríría con el Edicto de Unión, en 1630, al otro lado del Pirineo.

Conocimos la traición de Bergara con la que se pretendió engañar con aquella promesa de “paz y fueros”. Luego la ley de 1839 y los posteriores decretos de 1841 despojaron a los cuatro herrialdes de los atributos fundamentales de las viejas libertades -el paso foral y las aduanas- y la Ley paccionada castraba los fueros del “viejo reino”, hoy reducido a provincia.

Y volvieron a engañar con las promesas de Amorebieta (1872), y más tarde (¡ojo! ahora) con el hoy vigente Regimen de Conciertos económicos de aquel Cánovas, triste protagonista de la Ley Abolitoria de 1876, pactando con la oligarquía vizcaina, y decidiendo el derrumbe definitivo de las viejas libertades vascas.

Pero ninguna de las Constituciones españolas -lo demuestran los enfrentamientos armados y las sucesivas elecciones en el siglo XIX- tuvo el mínimo consenso entre los vascos de los cuatro herrialdes.

La “LIBRE ADHESIÓN” de los vascos de uno y otro lado del Pirineo a los estados francés y español ha supuesto demasiada sangre; desde Noain hasta hoy, pasando por machinadas, carlistadas, levantamientos en Zuberoa... y con las más recientes persecuciones (fusilamientos, cárceles, estados de excepción, torturas, cierres de periódicos, ilegalizaciones de partidos...) desde el 36 hasta el 77, y hasta hoy.

Se confirma aquella afirmación de Caro Baroja “el auténtico protagonista de la historia vasca es la violencia”.

Lo sentimos profundamente por nuestros hermanos, los trabajadores españoles y franceses, con quienes no nos une pertenecer a una misma nación, pero sí nos une estar sometidos a los mismos centros de dominación.

No parece que quienes gestionan la continuidad de la democracia franquista y han sellado con Pacto de Estado su compromiso nacionalista español, puedan habilitar salida alguna para el contencioso. Los últimos años son un retorno progresivo a los orígenes autoritarios, pretendiendo encontrar en ello su identidad frustrada.

Pero a la vez que Euskal Herria se perfila como causa de la gran frustración española, la respuesta de estado está contribuyendo a la pusilaminidad de quienes solapan su tibieza en más de 100 años de cumplimiento de la legalidad vigente.

Al margen de los discursos contrapuestos entre dirigentes del PNV que desorientan y acabarán desmotivando al nacionalismo de base, nos surgen las dudas históricamente justificadas: ¿Creemos a Ibarretxe o a Urkullu, Ortúzar, Bilbao, Azkuna…? ¿Qué hay tras del aparente pulso entre Madrid y Gasteiz?

Tras de las experiencias de Lizarra Garazi y de Loiola no podemos anticipar ningún optimismo con quienes se bajaron del tren cuando se ponía en marcha. Muy posiblemente algunos sectores nacionalistas populares, y el propio lehendakari, estén dispuestos a buscar la salida, incluso al margen de la dirección de su partido. Pero este pueblo necesita seguridad, saber que esta última propuesta del Gobierno de Lakua no es un amago más de corto recorrido bajo la repetida disculpa del “no nos dejan”.

No somos jueces aprendices de dioses, somos una parte en lucha y necesitamos analizar la actual coyuntura, procurar ver perspectivas esperanzadoras para Euskal Herria y luchar para hacerlas realidad.

Y todo ello nos exige ser libres, libres para ser universales, para sentir desde abajo, con los de abajo, para abrir nuevos caminos y sobre todo para no admitir imposiciones legislativas o constitucionales de estados dominantes y extraños. En definitiva queremos ser libres.

Solamente con una estrategia global se puede asumir dialécticamente este paso, como tal, en la construcción de Euskal Herria. Por eso nunca admitiremos la “falsa formulación ética” y consecuente condena reduccionista de los “métodos violentos” sin antes confirmar que “toda violencia nace de la dominación” y sin expresar que el origen y reproducción de esta violencia es la raíz de la formación social (Estado) en que vivimos.

Se nos pueden hacer dos y mil preguntas. Nunca podríamos cerrar con nuestro silencio un solo paso hacia la libertad. Pero que no se nos vuelva a engañar, que se explique la cuestión desde el principio, que no se reduzca el problema a la negación de una de las partes, y que no se nos pregunte en vano.

Nosotros también preguntamos: ¿estan dispuestos a seguir junto al pueblo cuando los poderes del Estado respondan por todos los medios a la palabra de Euskal Herria?

Jokin Elarre
Pako Belarra
Marta de Los Hoyos
Begoña Martinez
Abelino Rodriguez (Rober)
Manu Aramburu
Jon Kerejeta

(EUSKAL HERRIKO KOMUNISTAK)



.... ... .

sábado, 28 de junio de 2008

Falsa Amenaza

Aquí un comentario al respecto de la iniciativa presentada por el franquista Fernando Savater para "defender" al castellano de los "mortíferos" ataques del euskera, el catalán y el galego.

Ha sido publicado en Rebelión:


El castellano amenazado

Javier Ortiz

Parece un chiste, pero sucedió. Fue en Puerto Rico, en 1989, en un acto político a favor de la independencia total del llamado “estado libre asociado”. Uno de los oradores, bastante exaltado, reclamó a la multitud que asumiera con hidalguía la defensa del idioma español. Y bramó: “¡No permitamos que el inglés lo invada todo! Okey?”

Como quiera que el castellano no sólo es mi útil de trabajo, sino también el prisma a través del cual lo percibo todo (no hay pensamiento sin idioma), me lo tomo muy a pecho. Me gusta, lo cultivo cuanto puedo y hasta trato de mimarlo. Sin embargo, nunca habría suscrito el manifiesto en su presunta defensa que acaba de presentar un grupo de escritores, encabezados por Fernando Savater. Porque lo suyo no es un acto de defensa del castellano, sino un mero exabrupto ideológico-político.

¿Está en peligro la lengua castellana? Sencillamente, no. Todos los datos que se publican sobre su estado de salud certifican que es excelente. Pero, de padecer algún problema, no sería por culpa de los avances arrolladores del catalán, el euskara, el gallego, el asturiano o el aranés.

Es significativo que los firmantes del manifiesto –algunos de ellos excelsos escritores, cuya autoridad estoy lejos de negar– no hayan sentido la necesidad de denunciar, en particular, la obsesiva presencia del inglés en todos nuestros principales medios de comunicación, empezando por los machacantes anuncios de las televisiones. No tengo nada en contra de la lengua inglesa, faltaría más, pero sólo puedo interpretar como un síntoma de sumisión que para realzar las virtudes de un producto comercial resulte casi obligatorio decir de él algo en inglés y que los anglicismos se hayan convertido en España en un signo de distinción. Los emplean incluso aquellos que es obvio que no tienen ni pajolera idea de la lengua inglesa.

Hagan ustedes un sencillo ejercicio: cuenten los diarios, las radios y las cadenas de TV presentes en Cataluña, en Euskadi y en Galicia que se expresan en castellano y los que lo hacen en catalán, euskera y gallego. Una vez hechas las cuentas, si quieren podemos seguir hablando de todo esto.



.... ... .

Tortura: Realidad Irrefutable

Este escrito ha sido publicado en Gara:



Xabier Makazaga | Torturaren Aurkako Taldea

La irrefutable realidad de las torturas

En 1999 el Ararteko recomendó que «en todas las comisarías de la Ertzaintza se estableciera un sistema de control basado en grabaciones de video realizado desde las cámaras situadas en los pasillos de la zona de calabozos». Recomendación que, como él mismo reconoció, tenía «menos alcance que las efectuadas por el Relator de la ONU, pero resultaba sencilla de poner en práctica, puesto que se utiliza el sistema de cámaras ya existente».

Sin embargo, cinco años después, en su «Declaración sobre la tortura» del 21 de diciembre del 2004, tuvo que denunciar que, «tras unas reticencias iniciales, basadas en supuestas dificultades técnicas, el Departamento del Interior aceptó», pero tras efectuar el Ararteko varias visitas a los centros de detención comprobó que «en algunas comisarías -en las que han tenido lugar detenciones incomunicadas- hay dos zonas diferentes de calabozos, totalmente independientes entre sí, y el sistema de grabación sólo se ha instalado y se encuentra operativo en una de ellas, curiosamente la que menos se utiliza».

Debido a dicha denuncia y a la intensa presión social existente en Euskal Herria contra la tortura, el 30 de septiembre del 2005 el consejero del Interior, Javier Balza, se vio obligado a anunciar que en adelante la Ertzaintza iba a grabar también a las personas incomunicadas.

Ahora, las autoridades del PNV acaban de reconocer que estos dos últimos años en que la Ertzaintza no ha incomunicado a nadie no ha habido ninguna denuncia de torturas contra dicho cuerpo, dejando así en evidencia su argumento de que las precedentes denuncias eran falsas, pero siguen negándose a declarar de una vez por todas que la Ertzaintza no va a incomunicar nunca a nadie más.

Peor aún, siguen mostrando complicidad con los torturadores al pedir pruebas imposibles a los torturados (una de las funciones de la incomunicación es la de imposibilitarlas) en lugar de proclamar que es a las autoridades españolas a las que corresponde probar que no ha habido torturas, ya que éstas disponen de un modo muy sencillo para hacerlo. Les basta con aplicar una medida solicitada insistentemente por los organismos internacionales: la grabación de las personas incomunicadas.

Medida que, año tras año, el Estado español se niega a aplicarla alegando las más peregrinas excusas. Por ejemplo, la que utilizó en mayo de 1995 (¡hace más de trece años!): «Se considera que el uso de técnicas audiovisuales de grabación es un deseable objetivo, pero por razones presupuestarias, la puesta en práctica de dichos sistemas no es factible a corto plazo». Aquella alegación la firmó Juan Luís Ibarra Robles, hoy día magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la CAV.

Tras un «corto plazo» de siete años, la nueva excusa que dio el representante del Gobierno español en la sesión de noviembre del 2002 del Comité contra la Tortura de la ONU, CAT, fue que dicha medida se estaba retrasando «porque la querían aplicar realmente bien».

Finalmente, y debido a la presión internacional, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se vio obligado a prometer, a finales del 2006, que iba a aplicar un protocolo a los detenidos incomunicados bajo su responsabilidad, pero resulta que su principal medida, que era precisamente la de que dichos detenidos iban a ser filmados durante todo el tiempo en que estuviesen incomunicados, ha caído en saco roto.

El último informe del Relator para la Tortura de la ONU, Manfred Nowak, recoge la excusa en que se escudan ahora las autoridades españolas: «las Fuerzas de Seguridad no disponen, en la actualidad, de capacidad técnica para grabar de manera permanente a todas las personas que se hallen en situación de detención incomunicada».

Así, tras atiborrar desde hace muchísimos años todos los espacios públicos de cámaras de vigilancia, tienen la caradura de alegar una supuesta falta de capacidad técnica para colocar unas pocas en el interior de las comisarías y cuartelillos donde incomunican y torturan a tanta gente.

Las autoridades del PNV también se inventaron mil y una excusas hasta 2005, y precisamente por eso desean ahora evitar a toda costa reconocer una irrefutable realidad que también les dejaría en evidencia: en caso de denuncias de torturas, la carga de la prueba recae sin duda en las autoridades que pueden fácilmente grabar a los incomunicados para probar que no se han producido.

En lugar de ello, siguen con la cantinela de que deben ser los jueces quienes esclarezcan dichos casos cuando es de sobra conocido a quiénes exigen pruebas imposibles esos jueces y a quiénes se abstienen de pedir hasta lo insultantemente obvio.

¿Qué piensan hacer esas autoridades la próxima vez que detengan a una persona y ni siquiera le apliquen ese a todas luces insuficiente protocolo de Garzón?

Mucho me temo que seguirán haciendo gala de su habitual hipocresía al respecto y mirarán a otro lado, a no ser que el escándalo sea mayúsculo como en el caso de Igor Portu y Mattin Sarasola. Y que encima seguirán presentándose a sí mismos, al igual que hace Garzón, como paladines de los derechos humanos.

¡Ojalá me equivoque!



.... ... .

Terrorismo Eres Tú

Este texto nos llega vía Gara:



Alvaro Reizabal | Abogado

¿Qué es terrorismo? Terrorismo eres tú


Aitor había viajado siguiendo al club de sus amores en la aventura, finalmente frustrada, de regresar a la tan ansiada Primera División. Esta vez era un 22 de marzo y la Real jugaba en Gijón. Acompañado de un amigo y de su inseparable banderola con el lema «Euskal Presoak Euskal Herrira», se dirigió a las gradas del Molinón, las mismas que fueron testigo del primer titulo de liga logrado por los txuri-urdin hace ya demasiados años.

Como en tantas otras ocasiones, colocó su banderola colgando de la valla que tenía justo delante de su localidad, detrás de la portería norte. Todo iba con normalidad, pues incluso la Real, que asediaba a sus rivales, no lograba marcar, como casi siempre. Y con esta misma tónica se llegó al descanso. Iniciado el mismo, un policía se dirige a Aitor, se lleva la banderola y le dice que le acompañe, para sorpresa del donostiarra. Fuera de las gradas le pregunta si no sabe que la enseña está prohibida, a lo que contesta que no sólo no está prohibida sino que la ha paseado por muchos campos, incluso en Francia y otros países y que es muy frecuente verla en los mas diversos lugares de Euskal Herria, desde balcones privados a los de instituciones públicas, pasando por los impresos de muchos ayuntamientos y que, incluso, el Parlamento de Gasteiz, adoptó diversos acuerdos en apoyo de la repatriación de los presos vascos. Ante esta respuesta, el agente actuante le informa de que en España es ilegal, poniendo así de relieve qué diferencia perfectamente el territorio español del vasco.

Superado el acto de incautación del material prohibido en España, el agente acompaña nuevamente al administrado hasta la localidad que ocupaba en el campo, donde, tras felicitarse de que el suceso no hubiera ido a más, visto el cariz que habían tomado las cosas, continuó presenciando el segundo tiempo, contento de que su equipo, al menos, no perdiera con un directo rival. Al final, su gozo en un pozo, pues el Sporting marcó en los últimos minutos, con Bilic en fuera de juego. Así que nuestro hombre regresó de Asturias sin los tres puntos y sin su banderín de enganche.

Habían pasado ya tres meses, la Real había culminado la debacle que ya se presentía en Gijón y Aitor, como tantos realistas, trataba de olvidar, y ver si la temporada que viene hay más suerte. No olvidó en cambio la Delegación del Gobierno en Asturias, que acaba de comunicarle la incoación de expediente sancionador (de 3.000 a 60.000 euros y prohibición de asistir a recintos deportivos de seis meses a dos años) por infracción grave de la Ley 19/2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, ya que la pancarta exhibida viola el art. 7.1. c, que prohíbe las que inciten a la violencia o al terrorismo.

Más de una vez hemos hablado del carácter infinitamente expansivo que se va dando al término terrorismo, pero esto ya es un esperpento. Al final, si eres vasco, terrorismo eres tú.



Y por mientras los presidentes de las Eusko Etxeak se fotografían muy felices con sus contrapartes españolas.


.... ... .

Ataque sin Límites

Este es la editorial de Gara:



Mientras, Euskal Herria sufre un ataque sin límites ni fronteras

Mientras en Gasteiz se debatía la propuesta presentada por Juan José Ibarretxe, alrededor de 750.000 habitantes de Euskal Herria, casi un tercio de su población, permanecían ajenos a la disputa parlamentaria. Son habitantes de Lapurdi, Zuberoa y las dos partes de Nafarroa, ciudadanos sobre los que Ibarretxe no tiene potestad alguna y, según se desprende de su actuación, para con los que tampoco guarda sentimiento de responsabilidad alguno. Afinidades, seguramente muchas; pero no responsabilidad política.

Por el contrario, es probable que una parte importante de esas personas haya seguido este pleno y sus antecedentes con bastante más interés que el que los políticos presentes en la Cámara ayer, incluida la mayoría abertzale, mostraron por ellas. Y es que las referencias a los otros territorios vascos y a su ciudadanía se limitaron casi exclusivamente a la que realizó Nekane Erauskin denunciando que la propuesta de Ibarretxe no tiene en cuenta a la nación vasca y al conjunto de sus habitantes, sino sólo a los empadronados en Araba, Gipuzkoa y Bizkaia. Por eso mismo tampoco puede lograr la resolución de un conflicto que, aunque con diferentes grados de enfrentamiento y de adhesión a unos u otros proyectos, existe en toda Euskal Herria.

Esta misma semana Rodríguez Zapatero advertía al Gobierno de Lakua que debe borrar toda referencia a Euskal Herria del currículum bajo amenaza de denunciarlo ante los tribunales. Se abre así el camino a otra sentencia que el PNV volverá a acatar, digan lo que digan los textos de Leizarraga que Erkoreka utilizó como referencia teórica para responder al presidente español.

Así, mientras el PSOE hace de la negación de Euskal Herria el eje de su estrategia política, el PNV sigue instalado en su lema «yo vivo en Euskadi, tú ¿dónde vives?». Por el momento, la única propuesta que tiene el PNV para esas vascas y vascos que no viven en esa Euskadi es un poco de retórica una vez al año y ejercer una tutela, precisamente en esos territorios donde es marginal, que se corresponde más con la labor de un lobby que con la de un partido político nacional y abertzale.




.... ... .

España Embustera

Hace unos días la directora de Amnistía Internacional afirmaba que tenía toda su confianza en el compromiso de Zapatero para frenar la práctica de la tortura en el estado español, yo comenté que dudaba mucho que un político de tercera dedicado a implementar lo que así le ordene la élite franquista representada en la figura de Juan Carlos Borbón tuviese la entereza moral y los valores éticos necesarios para evitar que las FSE recurran a la tortura para castigar a los vascos, a los inmigrantes y a los disidentes.

Este escrito ha sido publicado en Rebelión:



Sin avances en la prevención de la tortura

Jorge del Cura


El Protocolo Facultativo para la Prevención de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes es un instrumento impulsado por la ONU como mecanismo de prevención y de vigilancia directa sobre la tortura. Dicho Protocolo, que debe sumarse a otros ya existentes, establece una novedad sin precedentes : la obligación, en cada Estado que lo suscriba, de crear unos Mecanismos Nacionales de Prevención de la Tortura (MNPT) independientes de los tres poderes y que, bajo el amparo de la ONU, puedan entrar en cualquier centro de privación de libertad –cárceles, centros de detención, comisarías…– para desvelar las vulneraciones de la Convención contra la Tortura que se constaten. Este Protocolo, que fue ratificado por el Estado español en abril de 2006 –lo que según el Ministro de Asuntos Exteriores “sitúa a nuestro país a la vanguardia de la defensa de los derechos humanos y, en particular, de la lucha contra la tortura”–, debió haber entrado en vigor el 22 de junio de 2007. Sin embargo, un año después, los Mecanismos, verdadera novedad del Protocolo, siguen sin crearse.

Los MNPT deberían cumplir unos principios mínimos, entre ellos los de participación de la sociedad civil y transparencia. En este sentido desde octubre de 2006 hasta ahora se han producido reuniones entre diversas organizaciones de DD HH, entre ellas la Coordinadora para la Prevención de la Tortura (CPT), y la Administración, tras las que se ha constatado una total ausencia de acuerdos.

En el último encuentro, el pasado 11 de junio, los representantes de los Ministerios de Justicia y Asuntos Exteriores manifestaron que se había producido un proceso de “diagnóstico”, no de “diálogo”, e informaron de la existencia de un borrador de Proyecto de Ley para la creación del MNPT que, próximamente, será presentado a las cámaras para su debate y aprobación. Parece que el Gobierno da por finalizado el proceso previo a la puesta en marcha de los Mecanismos y la participación de la sociedad civil.

Si analizamos las reuniones y encuentros citados, que hubieron de mantenerse en la “confidencialidad” –es decir, en secreto– por exigencias de la Administración, mucho me temo que, efectivamente, no ha existido tal “diálogo”, lo que hubiera incluido una participación real de las organizaciones de DD HH y de la sociedad civil y, en su lugar, se ha utilizado estas reuniones para cumplir las exigencias formales de transparencia en su implementación. La CPT ha denunciado (www.prevenciontortura. org) reiteradamente que la ratificación de tratados y protocolos a nivel internacional es una baza para verse legitimado ante el resto de los Estados. En efecto, el Estado español ha firmado y ratificado el Protocolo Facultativo, mostrando una voluntad de cara a la comunidad internacional… Pero para el diseño y puesta en marcha de esos MNPT, esta voluntad no se ha confirmado a nivel doméstico.

Jorge del Cura, Miembro del Centro de Documentación contra la Tortura de Madrid.




.... ... .

Aprueban "Plan Ibarretxe"

En una movida que más parece pirotecnia que trabajo político integral pues no toma en consideración a los pobladores de Navarra y Lapurdi ha sido aprobado el proyecto autonomista (no sabemos por qué creen algunos que es independentista) conocido como "Plan Ibarretxe".

La nota al respecto nos llega por conducto de La Jornada:


Aprueban diputados vascos iniciativa que abre la posibilidad de aspirar a la independencia

De llevarse a cabo, la propuesta fortalecerá a la sociedad, afirma el lehendakari Juan José Ibarretxe

Armando G. Tejeda

El Parlamento vasco aprobó este viernes por mayoría simple el “proyecto de ley de consulta a la sociedad vasca”, también conocido como Plan Ibarretxe, gracias a los votos en favor de las tres formaciones del tripartito vasco –Partido Nacionalista Vasco, Euska Alkartasuna (EA) y Ezker Batua (EB)– más un diputado del Partido Comunista de las Tierras Vascas.

Los 33 diputados del Partido Socialista de Euskadi (PSE) y del Partido Popular (PP) expresaron su rechazo a la iniciativa, en consonancia con el gobierno central, del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, quien anunció que presentará un recurso ante el Tribunal Constitucional.

No es “ni un plan ni un proyecto”, sino una iniciativa “sencillamente ilegal”, manifestó Rodríguez Zapatero. “Como bien sabe el propio Ibarrtxe, no se va a producir”, aseguró el gobernante español al referirse a la impugnación que llevará adelante su gobierno y que hará que el Tribunal Constitucional suspenda la celebración de la consulta programada para el 25 de octubre próximo.

En este mismo tenor, la vicepresidenta primera del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció que el Ejecutivo recurrirá la propuesta de ley ante el Tribunal Constitucional, “el mismo día en que sea publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma Vasca”.

El gobierno vasco, presidido por el nacionalista moderado Juan José Ibarretxe, defendió nuevamente ante el Parlamento regional su propuesta de “normalización política”, que consiste en la negociación de un nuevo marco político y legal de relación con el Estado español que deberá ser sometido a referendo y en el que se incluye la posibilidad de aspirar a la independencia.

El lehendakari defendió el carácter “democrático” de la consulta, puesto que es, dijo, una propuesta realizada con serenidad, sin dramatismo, ya que “no es dramático consultar a la ciudadanía”.

El presidente vasco añadió que su propuesta, de llevarse a cabo, permitirá fortalecer a la sociedad para “exigir a ETA que abandone definitivamente la violencia”, con lo que se abriría una nueva perspectiva de “diálogo” para la pacificación definitiva del histórico conflicto vasco.

Tanto EA como EB argumentaron su apoyo a la consulta en la necesidad de fortalecer los mecanismos de consulta directa a la ciudadanía, ya que es algo que perfecciona la democracia.

Mientras, Nekane Erauskin, de la izquierda abertzale, justificó el sentido de la votación de su partido, que votó únicamente un diputado en favor, mientras que los otros siete se abstuvieron, como gesto de crítica a la actitud del gobierno vasco ante los procesos de ilegalización de los grupos políticos y asociaciones vinculados con Batasuna, así como a la detención de la mayoría de sus dirigentes, entre ellos Arnaldo Otegi.

El vocero del PP, Leopoldo Barrera, criticó la iniciativa y anunció que su formación política también acudirá a la justicia para impugnar la consulta.

A su vez, el portavoz del PSE, Patxi López, expresó su rechazo a la propuesta del gobierno vasco y su falta de interés por suscitar un diálogo entre todas las formaciones democráticas de la región, para consensuar una propuesta de “normalización política”.



Las reacciones de los franquistas de izquierda y derecha son tragicómicas. También demuestran la clara inclinación de las fuerzas políticas de Madrid por la confrontación y el perpetuamiento de la violencia.


.... ... .

viernes, 27 de junio de 2008

Egaña | De Alamedas, Calles y Plazas

Este escrito de Iñaki nos llega vía correo electrónico gracias al confiable sistema informativo generado en Iparralde:



De alamedas, calles y plazas

Llama la atención que el Ayuntamiento donostiarra cambie los rótulos al parque dedicado por iniciativa popular a la ecologista Gladis del Estal, muerta en Tudela por la Guardia Civil, y lo sustituya por el de María Cristina, una reina que, a decir de los perspicaces, fue la más impopular del siglo XIX, por sus turbulentos y excelsos negocios. En cambio, el Ayuntamiento de Tudela, localidad en la que fue muerta Gladis, la ecologista tiene la calle que el de Donostia niega repetidamente. Siguiendo las incongruencias, el Espacio Cánovas, junto a la Bretxa donostiarra, fue inaugurado por el ayuntamiento socialista en homenaje a uno de los más fervientes defensores de la esclavitud y de la degradación del ser humano. Los textos más ofensivos contra los negros que escribió Cánovas deberían enseñarse en las escuelas vascas para explicar qué es el racismo. Llévenlo al Currículum y escandalicen a los honestos. Nadie lo dijo jamás tan claro y tan rotundo.

Dejando el Espacio Cánovas a un lado y caminando hacia el centro de la ciudad alcanzo los adoquines de la calle de los Reyes Católicos, verdugos de tantos que ya he perdido la cuenta. Navarros, judíos, musulmanes, indios, guanches… De poner un monumento mundial a la intolerancia en alguna parte del universo, el pedestal, altar y monolito se lo llevarían Isabel y Fernando, bellacos de tomo y lomo. Aitzol lo escribió en términos similares y le costó la vida. Se lo echaron en cara los guardias de Ondarreta y acabó contra las tapias del cementerio de Hernani. Paralela a la calle de los ilustres reyes, se abre la que lleva el nombre de Prim, un general que de sanguinario que era sirvió para que su sola cita asustara a los niños. Y no me invento nada. Lean su biografía en Wikipedia donde dicen, más o menos, que Sacamantecas era más amable que ese Prim que mató a miles de marroquíes por no dejarse pacificar. Un poco más adelante a la calle del bárbaro general se encuentra la avenida de otro rey de armas tomar, el nieto de Fernando el Católico, Carlos que tomó el número I de su saga. La colonización americana se hizo bajo su vara. Murieron tantos seres humanos (entonces no reconocidos como tales) que el sólo hecho de oír pronunciar el nombre del tal Carlos nos debería incitar al vómito. El imperio español se hizo con su espada que cortaba yugulares hasta enrojecer la tierra, mientras sus perros de presa destrozaban aquellos cuerpos inertes y desalmados.

Tomo la variante en esa avenida de inmundo recuerdo y viajo hacia Gasteiz, donde aparco en la calle del pintor del fascismo, Carlos Sáenz de Tejada a quien, con tanta desfachatez que impresiona, el Artium le acaba de hacer una antológica bajo el título “Dibujos para la Libertad”. Si las pinceladas de Tejada son para la libertad, esas mismas pinceladas que llenaron los hornos crematorios de ingenuos esclavos, ¿a quién pintan los resistentes, los antifascistas? La ignorancia es perversa. Insultan los títulos. Descubro que en la capital de la Comunidad Autónoma no se andan con tapujos y que al Carlos I donostiarra le llaman aquí “Emperador Carlos I”. Para que nadie lo dude. Lo de la calle “Voluntaria Entrega”, junto al portal de Arriaga, es de chiste. Se imaginan una calle en Gernika que diga “Calle Villaquemadaporlosrojos”. Me he restregado los ojos, porque el día estaba turbio, y lo he vuelto a leer. En serio: “Voluntaria Entrega”. Vergüenza de país. De la vergüenza a la calle Eduardo Dato, el cogollo gasteiztarra en honor a un tifosi de Cánovas que superó expectativas. Mandó al Ejército a suprimir las huelgas a tiro limpio e inventó la Ley de Fugas. ¿La recuerdan? Esa que dejaba al preso en la calle y antes de que anduviera diez pasos ya le habían metido una ráfaga por la espalda. Honor y gloria del pueblo de Vitoria a la bestia.

Dudo la dirección a tomar y, finalmente, me dirijo a la capital del Viejo Reino, el corazón histórico de Euskal Herria, convertido en estercolero de nombres ajenos y de deshonrosos espejos de la raza humana. Hablé un día hasta la saciedad del escándalo de la réplica del Valle de los Caídos en Pamplona, de su reconversión por la “democracia” en Sala de Exposiciones Municipal Conde de Rodezno, aquel llamado Tomás Domínguez Arévalo que fue ministro de Justicia del primer Gobierno de Franco, el más salvaje de la historia española del siglo XX. Un recorte de periódico me recuerda que la alcaldesa acaba de manifestar “su desprecio más absoluto hacia los terroristas” y pienso que quizás sus colaboradores le están engañando y le ocultan la historia del Conde porque, de lo contrario, no le temblaría la mano en hacer desaparecer su recuerdo de la ciudad. Me entra el desasosiego cuando llego al parque Antoniutti, que a pesar de nuncio, o quizás por ello, admiraba como lo dijo, a Franco, Hitler y Mussolini. Comienzo a pensar que la alcaldesa conoce lo de Rodezno y me tumban las impresiones de su mala fe cuando descubro las calles dedicadas al general Los Arcos, golpista, al mariscal Chinchilla, represor de los cubanos y director general de la Guardia Civil, al Duque de Ahumada, fundador de la misma, al propio Ejército español… huelo a pólvora y a cuartel y, al dar la vuelta a un recodo, me encuentro de frente con la calle dedicada al empresario vasco franquista por excelencia, Félix Huarte que tuvo cargos políticos en los tiempos del cólera para completar su ego repleto de dólares. Alcanzo el callejero y no encuentro nombres de trabajadores, los que hacen ricos a los empresarios. ¡Cuánta cara dura!

Definitivamente el olor se hace nauseabundo y tomó de nuevo el vehículo que me llevará hacia la cuna del vasquismo y del socialismo, la bella Bilbao que deleitaba al gran Beltort Brecht. Unamuno, Sabino Arana… pero hay más. Pronto me llegan los efluvios del falangista Sánchez Mazas, a quien enaltecen con un paseo junto al de la benefactora Casilda. Poco más adelante los inefables Reyes Católicos a los que el País Vasco honra con multitud de referencias, dejan su impronta a pesar de que como ya dijo el corregidor García Sarmiento en 1506, la Reina Católica por su maldad “está ya en el ynfierno”. La debilidad del Ayuntamiento jeltzale del Botxo por los militares está en sintonía con la del de Iruñea: General Salazar, General Castillo, General Latorre, General Eguía, General Eraso, General Concha... Qué decir de Bilbao que tiene una calle dedicada a la Batalla de Lepanto. En tiempos que el servicio militar es voluntario y que los nombres de las calles también, dedicar sus inscripciones al Ejército no deja de ser una apología de la guerra. Aún recuerdo los ocho buzones con el lema “Paz y Tolerancia” que el alcalde distribuyó por la ciudad. Una tomadura de pelo. No son, sin embargo, las capitales las que únicamente exhalan tufos militares, monárquicos o indignos.

El general Mola se pasea por Navarra, en piscinas, avenidas y calles. Ese mismo que afirmaba mataría a su padre si lo encontrase en las filas contrarias y ese mismo, que con una sangre fría propia de saurios, ejecutó al 1% de la población Navarra. Limpieza étnico-ideológica. No logró comprender cómo en Fustiñana, donde sacamos hace un par de años los cuerpos de siete republicanos de Murchante hundidos en el monte y fusilados por orden de Mola, aún lo tengan en el nomenclátor. El general Francisco Javier Castaños, absolutista como pocos y de gatillo fácil cuando tenía delante a gente de talante liberal, que se lo pregunten sino a Luis Lacy, recibe honores en Portugalete. Otro general, Prudencio Arnao, amigo del citado general azote de los niños traviesos, tiene una calle en su localidad natal Getaria. La paradoja es que Arnao mató paisanos suyos y, a pesar de ello, le halagan sus sucesores. También acuchilló rifeños, pero eso es otra historia, seguro, por proceder de la morería. La xenofobia aceptada por historiadores y alcaldes lo justifica. La palma, en cambio, se la llevan los de Buñuel, con el carnicero Franco en el callejero. Aquel que echaba a cara y cruz la suerte de los presos y casi siempre salía la cara, la suya de las monedas, la que tuvo durante casi 40 años para desterrar de la vida a dos generaciones de vascos. En fin, que vuelvo con el coche echando humo, desalentado por tantos desalmados que han sido glorificados por la ignorancia de nuestros tribunos locales a los que la historia de la ignominia les importa un bledo. ¡Cuántos hombres y mujeres por reconocer! Humildes, trabajadores, solidarios, justos, honestos… y, sin embargo, destronados del honor de figurar en un callejero digno. Destronados por verdugos, militares, bárbaros y sádicos. Entro, junto a mi despacho de Andoain, en un bar a tomar una cerveza fría para aliviar los calores. Leo en la prensa que cuelga de la barra la determinación de la Audiencia Nacional por normalizar los callejeros vascos y sospecho que el escándalo no hará sino crecer. La experiencia es un grado. Para ser santo de devoción hay que ser genocida. Los aficionados quedan descartados. Salgo apesadumbrado y me encuentro con el símbolo de falange, justo en el portal de al lado. Lo que faltaba. Me resulta increíble que lleve tantos años, junto a la taberna frecuentada por los innombrables que los jueces encarcelan a mansalva. Y dicen que el alcalde de la localidad es socialista. Entre la ignorancia y la perversión este país está secuestrado.

Iñaki Egaña

.... ... .

María del Carmen Elu

Este artículo ha sido publicado en la página de CIMAC:

Homenaje del UNFPA a María del Carmen Elu

De la Redacción

México DF, 25 junio 08 (CIMAC).- Este día, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) realizó un homenaje a una de las feministas más destacadas el combate contra la muerte materna, la doctora María del Carmen Elu, cuya trayectoria en el tema le valió ser una de las ganadoras del Premio Internacional por la salud y la dignidad de la Mujer.

El premio se otorga cada año por Americanos a favor del UNFPA, a tres personas que hayan contribuido de forma ejemplar a la salud de la mujer en temas como maternidad segura, planificación familiar, prevención de SIDA, y que fomente los derechos de la mujer como lo es la prevención de la violencia de género y la promoción de la educación para mujeres y niñas.

Asimismo, las y los nominados al premio, deben estar trabajando en programas respaldados por el UNFPA en la modalidad de voluntarios o como personal remunerado.

Este año, el premio se otorgó a María del Carmen Elu Cayado, quien ha pugnado por visibilizar el tema de la muerte materna en México, lo que la llevó en 1993 a ser co-organizadora de la Primera Conferencia Nacional sobre maternidad sin riesgos en México.

De dicha conferencia, surgió el Comité Promotor por una Maternidad sin Riesgos, del cual la doctora Elu ha sido secretaria técnica desde hace 15 años y cuyo objetivo es contribuir a abatir la mortalidad materna y alcanzar una maternidad decidida, gozosa, sin violencia y sobre todo con atención de calidad.

La trayectoria de la doctora Elu es amplia en el tema. Doctora en Antropología Social, con la tesis La Luz Encarnada que habla de la muerte materna como un tema de desigualdad y de justicia social.

Hija de Heriberto Elu, agricultor vasco y de María Luis Cayado, de nacionalidad cubana, María del Carmen nació en Bilbao, España pero la mayor parte de su vida la ha vivido en México, país que “la conquistó”.

En la década de los noventa, durante las conferencias Internacionales de Beijing y el Cairo, ella fue una de las impulsoras de acuerdos y objetivos de Desarrollo del Milenio.

Asimismo, ha participado en la elaboración de Normas Oficiales Mexicanas sobre violencia familiar, servicios de planificación familiar y cáncer cérvico uterino.

Uno de los aportes más importantes que realizó es incluir las autopsias verbales para mejorar el registro de la muerte materna en México, que no existía.

Ha fungido como enlace entre las organizaciones civiles y las instituciones de gobierno, siempre buscando las formas para acercar los servicios de salud a las mujeres embarazadas que más los necesitan y que se encuentran en situaciones de desigualdad y desventaja.

Es también fundadora de la Red por la Salud de las Mujeres en Latinoamérica, la Red por las Mujeres en el Distrito Federal y ha sido asesora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el tema de salud materna.

PROGRAMA PREMIADO

Maricarmen Elú, autora de más de 30 publicaciones sobre el tema de muerte materna e investigadora, llevó a cabo desde 2003 el programa Prevención de muerte materna en mujeres migrantes jornaleras agrícolas, en las entidades federativas de Oaxaca y Sinaloa, en la República Mexicana.

El programa está dirigido a mujeres indígenas que trabajan como jornaleras agrícolas y que tienen una migración circular entre estas dos entidades federativas, pero otra de las ventajas de dicho programa es que además de estar dirigido a mujeres, beneficia a hombres y familias de las comunidades.

El proyecto tiene como objetivo reducir la mortalidad materna a través de la instrumentación de un modelo de intervención que incluye equidad de género, salud sexual y reproductiva, prevención y atención de la violencia familiar y derechos sexuales y reproductivos.

Estos temas son los ejes estratégicos del programa para abordar la mortalidad materna de una manera más integral enfocada principalmente a las mujeres indígenas y migrantes del estado de Oaxaca, que junto con Guerrero y Chiapas, ocupan los tres primeros lugares en muerte materna en México.

Este modelo de intervención integral involucra al varón, a la familia, a las autoridades, a la comunidad e instituciones con la finalidad de mejorar la calidad de vida, lograr un desarrollo sustentable y hacer posible la igualdad de oportunidades entre los géneros.

Algunos de los frutos que ha empezado a dar este programa reconocido con el Premio Internacional por la Salud y la Dignidad de la Mujer, es que el personal de salud, institucional y comunitaria se ha fortalecido para otorgar los servicios de salud materna basados en respeto a los derechos sexuales y reproductivos.

Ha empezado a eliminar las barreras que impedían a las mujeres acceder al cuidado de su salud y ha promovido la participación del hombre, la familia, comunidad entre otros, en actividades específicas de prevención de la muerte materna.

Asimismo, se ha visto un incremento en la utilización de los servicios de salud institucionales y comunitarios por parte de este grupo de mujeres migrantes tanto en el sitio de origen como de destino.

Hasta ahora, el programa ha beneficiado a mujeres y familias de 75 comunidades de Oaxaca, de San Martín Peras, Coicoyán de las Flores, Ocotlán, Ejutla y Miahuatlán, cuya población migra principalmente a Sinaloa.


.... ... .

jueves, 26 de junio de 2008

Luis Arana

Este escrito de César Arrondo está encaminado a recuperar para la memoria el legado de Luis Arana, hermano de Sabino Arana, el mismo ha sido publicado en Gara:

César Arrondo | Profesor en la Universidad Nacional de La Plata, Argentina

Luis Arana Goiri, pecado y olvido

Luis Arana nació en el año 1862 en la calle Ibañez de Bilbo, actual Sabin Etxea, y murió en Santurtzi un 25 de junio de 1951. Hermano de Sabino Arana, máximo referente del PNV, formó parte de una familia acomodada de la época, lo cual posibilitó que ambos pudieran recibir una formación universitaria. En este sentido, Luis se trasladará a Madrid para realizar sus estudios de arquitectura, entre los años 1881 y 1882, regresando a Bizkaia luego de la muerte de su padre.

Serán los hermanos Arana los impulsores del nacionalismo vasco, luego de la discusión histórica de 1882 en la casa de Albia, de la proclama de Larrazabal, de la fundación del PNV, como así también de la puesta en marcha de un sin número de periódicos, (todos sostenidos económicamente por Luis y Sabino), cuyo propósito era difundir las ideas del nacionalismo emergente.

Fue Luis Arana quien diseñara la ikurriña. Basta visitar el museo de Artea para apreciar todos los bocetos de la enseña nacional vasca, símbolo apreciado y defendido por unos, tanto durante la dictadura franquista como en la actualidad, y menospreciado por quienes hoy, en aras de la legalidad, colocan otras banderas extranjeras a su lado.

Al morir Sabino en el PNV se produce un reacomodamiento interno, entre posibilistas e independentistas. A este último sector, denominado «Aberri», pertenecía Luis Arana, siendo claro en su pensamiento sobre cuál era el destino de la nación vasca. En tal sentido, presidirá «Aberri» entre los años 1922 y 1930, y una vez unificado el PNV, entre 1932 y 1933, periodo en el que tiene lugar el primer Aberri Eguna.

Estos días se cumplirán 57 años de la muerte de quien tuviera muy en claro el ideario nacional. En este sentido, Luis Arana se opuso a la primera autonomía vasca, y a tomar parte en la guerra civil española, al afirmar con contundencia que éste era un problema de españoles y que, además, traería como consecuencia el reconocimiento implícito de los partidos políticos del Estado en Euskadi.

Hoy Luis Arana estaría trabajando con fuerza por la consulta del 25 de octubre, y para garantizar la realización de la misma desarrollaría las acciones conducentes a la internacionalización el conflicto político vasco para obtener los apoyos necesarios en Europa y el mundo, sustentando el objetivo político de lograr la constitución de una república vasca en Europa. Pero lamentablemente Luis Arana ya no está entre nosotros y, seguramente, haber sido consecuente con todos los principios patrióticos enunciados, para muchos hoy es la prueba de su mayor pecado y consecuente olvido.




Y es que al PNV de hoy le urge que los independentistas (debe haber algunos por allí) tomen ya el control del partido y lo pongan en sintonía con la sociedad vasca que exige más y más su libertad.




.... ... .

Educar para No Olvidar

Este escrito ha sido publicado en Gara:



Marcelo Alvarez, Sonia Polo y Javier Garcia | Miembros de Ahaztuak 1936-1977

Currículum vasco y memoria democrática

Tras la brutal experiencia de los campos de exterminio nazis, el filósofo alemán T. Adorno elaboró una línea reflexiva conocida como «metafísica para después de Auschwitz». Adorno reflexionó sobre las causas de tal hecho, pero sobre todo enfocó su reflexión hacia la forma de encontrar un antídoto para el futuro. Partiendo de esa lógica preocupación llegó a considerar la memoria histórica como un derecho humano más, como un requisito imprescindible para la consecución de la justicia: sin memoria no podía existir justicia. Por eso Adorno recomendaba formar a la ciudadanía a través del sistema educativo en valores e ideas democráticos mediante el trabajo activo del pasado, señalando además que debía atenderse no sólo la memoria de las víctimas en cuanto personas, sino también la de todos aquellos proyectos que no pudieron salir a la luz, todas las ilusiones anuladas cuando apenas comenzaban a germinar, todos los derechos sociales que, en el mejor de los casos, tardarían tantos años en recuperarse.

Ésa es, en síntesis, la reflexión que desde el espacio colectivo de las víctimas del franquismo y de la reivindicación de memoria, justicia y reparación hacemos también nuestra, subrayando además, al igual que Adorno, esa interrelación entre formación o educación y justicia. De ahí partimos cuando señalamos el ámbito educativo en sus diferentes niveles como fundamental en la recuperación o construcción de una «memoria histórica democrática y antifascista de Euskal Herria». También partimos de ahí al mostrar nuestra preocupación en torno a la prevención de futuras o actuales tentaciones totalitarias, al constatar que el actual modelo educativo no tiene excesivamente en cuenta, ni en contenidos ni en enfoque, la recuperación o construcción de esa memoria; tampoco, lógicamente, la importancia de transmitirla. Este hecho nos parece especialmente preocupante, pues el espacio educativo es clave en el proceso de socialización de los futuros ciudadanos al ser un espacio donde se construye o se destruye memoria y, por tanto, donde se puede construir o destruir democracia al abrir o cerrar el paso a valores totalitarios.

Esa preocupación es la que nos hace mirar con especial atención a una interesante oportunidad que puede servirnos para reconducir elementos sustanciales de esa situación. Esta oportunidad se da en torno a los planteamientos, debates y trabajos que desde diferentes ámbitos se vienen desarrollando en la elaboración, aprobación y puesta en marcha del denominado Currículum Vasco: creemos que en él existe una posibilidad real de reflejar y trabajar la perspectiva pedagógica y de contenidos del sistema educativo vasco teniendo en cuenta seriamente la construcción de la «memoria histórica democrática y antifascista» de nuestro pueblo. De igual modo, y como valor añadido, creemos además que a través del currículum podemos hacer desde Euskal Herria una interesante aportación práctica con evidentes connotaciones solidarias, al poder convertirse ese proceso y su resultado en un referente práctico de la viabilidad de incorporar al modelo de enseñanza la transmisión de la memoria histórica en las claves mencionadas. Una reivindicación muy sentida y básica para las víctimas del franquismo de aquí y de todo el Estado desde la óptica de la justicia.

Es por ello que desde Ahaztuak hemos seguido con especial interés la dinámica y el interesante trabajo que en torno a Euskal Curriculuma vienen desarrollando diversos agentes, tanto institucionales como sociales y educativos, y nos sentimos plenamente identificados con el mismo, planteándonos no solamente el apoyo declarativo, sino el apoyo práctico desde la aportación. Por ello hicimos entrega en diciembre del pasado año a los representantes de los diferentes agentes que trabajan en la elaboración del currículum vasco una aportación encaminada a que el futuro sistema educativo nacional de Euskal Herria incorpore y asuma en el mayor grado posible una lectura de la memoria histórica de nuestro país, y en concreto de los hechos correspondientes al periodo 1936-1977, esto es, a todo el periodo del golpe de estado y de la dictadura franquista, siempre en clave democrática y antifascista.

Por ello estuvimos el pasado sábado en el Kursaal. Para apoyar un currículum que -entre otros elementos- incorpore en todos los niveles educativos un temario específico sobre la represión política y social, así como sobre el intento de genocidio cultural y lingüístico de la lengua y la cultura vasca por parte de la dictadura franquista. Un temario en el que se fomenten los valores de la lucha por la libertad, la convivencia y la fraternidad de los pueblos del Estado y sus diversas lenguas y culturas... y en el que se inculque a las nuevas generaciones -ésas que constituyen el futuro- la convicción de que las libertades y los derechos de personas y pueblos -el derecho a decidir entre ellos- no son una concesión del poder, sino que han costado incontables sacrificios y que es imprescindible preservarlas y defenderlas frente a cualquier recorte o ataque de carácter totalitario o fascista, ya provenga de cuarteles o de parlamentos, ya venga vestida de uniforme o de impecable Pierre Cardin.

Para formar en Euskal Herria una ciudadanía cada vez más alejada por formación y convicción de ese aún operante franquismo sociológico, una ciudadanía que no sea pasiva ni permisiva ante la pervivencia de la simbología franquista, ante un Francisco Franco «reelegido» el mes pasado como «alcalde honorífico» de Salamanca, ante el revisionismo histórico de los Pío Moa, de los Vidal... Por ejemplo.




.... ... .

Derecho a Formar una Nación

Alguien por favor que le pase esta entrevista al cobarde de Martti Ahtisaari que anda por allí estos días diciendo que lo de Kosovo no es antecedente para Euskal Herria:



Entrevista a Anthony Carty, catedrático de derecho público en la Universidad de Aberdeen

"Sin el derecho de formar una nación, también se resiente el resto de derechos"

Gotzon Hermosilla


Traducido para Rebelión por Daniel Escribano

Anthony Carty (Belfast, Irlanda, 1947) es catedrático de derecho público en la Universidad de Aberdeen, Escocia. Es experto en derecho internacional y ha estado esta semana en el País Vasco para participar en el Congreso sobre Derechos Humanos.

En el congreso ha hablado de naciones sin estado y del derecho de autodeterminación. ¿Cómo trata el derecho internacional ese tema?

El derecho internacional clásico siempre ha considerado el asunto de la creación de estados como un conflicto que está fuera del derecho. Los legisladores no han intentado realizar interpretaciones progresistas del conflicto. En efecto, el derecho internacional y el conjunto de leyes se vertebran en torno a las opiniones de los estados ya existentes y esos estados jamás han reconocido el derecho de las naciones sin estado a convertirse en estado. No obstante, esa práctica del derecho internacional está en contradicción con la historia del mundo de los últimos 200 años. En las conferencias realizadas después de las grandes guerras, en la de Versalles, por ejemplo, los estados han reconocido el derecho de autodeterminación.

¿Cuál es su tesis en torno a ello?

Yo pienso que el derecho de autodeterminación subyace en la creación de los estados del mundo y que las dificultades para ejercer ese derecho no invalidan ese fundamento. Después de la Revolución francesa, el derecho internacional reconoce que la legitimidad de un estado se basa en dar una salida al problema de la identidad nacional y, con ello, hay otra tesis que todo el mundo reconoce, a saber, que los conflictos deben resolverse de manera pacífica y que los estados no pueden utilizar la fuerza contra los grupos humanos que quieren separarse. Los conflictos entre estados y entre grupos humanos más pequeños deben resolverse según las normas de la democracia, la ley y los derechos humanos.

Por tanto, en el meollo del problema está la democracia.

Sí, así es. El asunto del derecho de autodeterminación, al cabo, es un problema de democracia. Cuando una comunidad más pequeña expresa de forma clara la voluntad de separarse de un estado, la democracia ordena que se reconozca esa voluntad, siempre mediante la negociación entre ambas partes, para limitar la influencia que tendría en el estado la separación. Los estados democráticos occidentales lo reconocen: Canadá respecto al Québec, el Reino Unido y la república de Irlanda respecto a Irlanda del Norte y también se reconoce para regular la relación entre el Reino Unido y Escocia.

¿Es el derecho de autodeterminación un derecho humano?

Sí, sin duda. Es un derecho de participación política fundamental que tienen los individuos, en tanto que miembros de una comunidad, para que puedan ejercer el resto de derechos que les corresponden. Sin el derecho de formar una nación, también se resiente el resto de derechos individuales. Y el poder ejercer ese derecho tiene gran relación con el convencer a los estados para que actúen de acuerdo con las normas de la democracia.

Durante muchos años el derecho internacional ha entendido que el derecho de autodeterminación correspondía a los procesos de descolonización. En los últimos años, sin embargo, ese derecho se ha ejercido en Europa y se han creado nuevos estados.

Es un problema complicado. Yo cuestiono la importancia de la era de la descolonización en este asunto. Yo creo que el derecho de autodeterminación es anterior, de la época de la Revolución francesa, y que tiene su fundamento en la creación de los estados europeos y de los Estados Unidos de América, mucho antes de la descolonización.

¿Cómo responde el derecho internacional al problema de la creación de nuevos estados? ¿Hay herramientas jurídicas para ello?

Los legisladores internacionales tienen miedo a que se ejerza de nuevo el derecho de autodeterminación. Propiamente, el derecho de autodeterminación afecta a todos los países del mundo y tiene relación directa con la democracia, puesto que subyace la idea de que todos los ciudadanos son iguales y, por tanto, los ciudadanos de una nación no tienen por qué estar bajo el mando de otra comunidad si no quieren. Ese fundamento es muy claro, lo que sucede es que la comunidad internacional no tiene herramientas institucionales para resolver los conflictos que se derivan de ello, a pesar de ser conflictos muy claros. Se me ocurren los ejemplos de Palestina y Cachemira. Todo el mundo conviene en que les corresponde el derecho de autodeterminación, pero la comunidad internacional carece fuerza suficiente para imponer ese criterio.

En 1996 publicó el libro Was Ireland Conquered?, sobre el conflicto de Irlanda. ¿Puede considerarse la salida que allí se adoptó como modelo para resolver tantos otros conflictos?

Ésa es una pregunta difícil. Eso implica reconocer la territorialidad de Irlanda, esto es, que Irlanda del Norte tiene ser nacional; y cualquiera podría cuestionar que Irlanda del Norte tenga una identidad nacional única. La solución podría haber sido una suerte de punto intermedio buscado entre el Reino Unido e Irlanda, y eso mostraría que hay dos seres nacionales. No obstante, el Reino Unido e Irlanda han preferido un componente importante que hay en la salida, a saber, que se reconocerá la opinión de la ciudadanía en torno a la identidad nacional del futuro. Es una salida democrática y la mayoría de ciudadanos la aceptan. Pueden realizar consultas cada siete años en torno a su futuro y eso es de todo punto democrático.

Conoce directamente la situación de Escocia. ¿Le han sorprendido la victoria en las elecciones del año pasado del Partido Nacional Escocés (SNP) y las opiniones que van en aumento en la sociedad escocesa favorables a la independencia?

No creo que hoy en día la mayoría de ciudadanos estén a favor de la independencia. La gente está muy contenta con el gobierno del SNP, porque es un gobierno nuevo y fuerte, y los laboristas, en cambio, están agotados y desnortados. El gobierno está convenciendo a muchos ciudadanos de los beneficios de tener mayor autonomía, pero no tiene intención de realizar la consulta a corto plazo. En cualquier caso, aquí lo más interesante es que no hay polémica de ningún tipo en torno a la consulta, porque creen que saldrán ganadores. Por tanto, no hay tensión en el ambiente.

¿Aceptaría el gobierno del Reino Unido la propia consulta y su resultado?

Hasta ahora no ha puesto ningún obstáculo, porque sabe que la mayoría no está a favor de la independencia. Y la opinión pública piensa que, si los escoceses quieren separarse, no hay ningún problema. El debate está siendo muy tranquilo y pragmático.

¿Qué opina de la consulta que quiere organizar el lehendakari Ibarretxe y de la respuesta que le ha dado el Gobierno de España?

Si la iniciativa se propone como consulta, se sitúa dentro de las normas democráticas, porque impulsa el debate público. Prohibir eso iría contra la cultura democrática.

Berria, 15 de junio de 2008



Fuente : Rebelión



.... ... .