sábado, 31 de mayo de 2008

Consulta

Este análisis acerca de las preguntas de Ibarretxe ha sido publicado en Rebelión:


La consulta de Ibarretxe

Javier Ortiz

En el Estado español, preguntar a la población de un determinado ámbito geográfico lo que piensa sobre esto o lo otro no tiene nada de anticonstitucional. Si así fuera, habría que prohibir la actividad de las empresas que se dedican a realizar sondeos de opinión. Varios estatutos de autonomía –caso del de Cataluña (art. 122) y del de Andalucía (art. 78)– regulan la convocatoria de consultas populares, tanto a escala autonómica como municipal. Cabría citar toda una ristra de consultas promovidas en España desde 1977 por poderes públicos, sobre todo municipales, realizadas con el ánimo de conocer la opinión mayoritaria de la población correspondiente, sin que nadie haya hecho nunca nada por impedirlas. (Fue muy comentado el referéndum que se verificó en Chinchón para decidir de qué color querían sus vecinos que fueran pintados los balcones de su plaza porticada. Felipe González lo utilizó para ridiculizar a los que por entonces reclamábamos un referéndum sobre el Tratado de Maastricht.)

Lo que la Constitución proscribe no es la celebración de toda suerte de consultas populares, sino la realización de referendos políticos vinculantes que no hayan sido autorizados por el Gobierno del Estado. Pero lo que el lehendakari Ibarretxe está planteando no es un referéndum vinculante, sino una mera consulta. Una especie de test, sólo que a escala autonómica.

Por supuesto que cabe discutir qué sentido tiene. Ibarretxe sabe muy bien –en realidad lo sabemos casi todos– que la gran mayoría de la población de la comunidad autónoma vasca, si se lo consintieran y tuviera ganas de hacerlo, respondería “sí” a las dos preguntas que él quiere plantear. Los estudios demoscópicos que se han realizado sobre ambos particulares no dejan lugar a dudas.

Es obvio que lo que el lehendakari pretende es colocar al Gobierno de España ante la evidencia de que está negando a un pueblo –pequeño y con limitada importancia electoral, pero pueblo y nacionalidad, según la propia legislación española– el derecho a decidir sobre su propio futuro. Tan obvio como que a Rodríguez Zapatero no le apetece nada que esa evidencia quede patente.



.... ... .

Kalvellido : No Somos Terroristas





Fuente : Rebelión / Kalvellido

.... ... .

YouTube: Euzko Deya, Eresoinka, Selekzioa

El enlace a este video histórico nos ha sido enviado desde Vascos México:


.

.


Extracto de la serie de documentales de ETB "La Guerra Civil en Euskadi" acerca de las diferentes actividades propagandísticas emprendidas por el Gobierno Vasco tras la caída del Frente Norte y Catalunya: Euzko Deya (periódico), Eresoinka (coro) y la Selección de Euskadi de Fútbol. Contiene imágenes históricas. La serie completa de documentales está disponible en la tienda on line de EITB y otros canales habituales.

.... ... .

Eusko Flickr : Eguesibarretik


Eguesibarretik
Originally uploaded by garpie

miércoles, 28 de mayo de 2008

Represión Cibernética

Este día tenía que llegar tarde o temprano, era imposible que la maquinaria trituradora de derechos humanos y garantías civiles conocida como estado español dejara en paz a los que usamos el internet como eficaz herramienta en la tarea de dar a conocer lo que los grandes consorcios mediáticos ocultan.

Esta nota nos llega gracias a Rebelión:


Ciberrepresión

La Guardia Civil detiene a un hombre en Guipúzcoa por apología del terrorismo en Internet

Agentes de la Guardia Civil han arrestado esta mañana en el municipio guipuzcoano de Ordizia a un hombre por su presunta implicación en un delito de apología del terrorismo a través de Internet. Pongan sus barbas a remojar.

Según han informado fuentes de Interior, el arresto se ha producido a primera hora de hoy y posteriormente la Guardia Civil ha acudido a registrar el domicilio de la persona detenida.

Al arrestado, X.R.T. de 31 años, se le imputa un delito de apología del terrorismo cometido supuestamente a través de Internet.

No consta que la diligente Guardia Civil haya actuado nunca contra apologetas del franquismo en la Red.

Represión real contra la disidencia virtual.



Y es que como ya se ha mencionado con anterioridad, con respecto a la lucha del pueblo vasco por su autodeterminación, el estado español (en contubernio con el francés y con la desvergonzada complicidad silente de la comunidad internacional) ha utilizado esta estrategia a placer. Así pues, se convierte en apologista de terrorismo todo vasco que consecuente con la historia y los derechos de su pueblo desee su libertad, todo vasco que trabaje en pos del fortalecimiento del euskera, todo vasco que se esfuerce por preservar el acervo cultural de Euskal Herria, todo vasco que en ejercicio de su libertad de expresión escriba textos, poemas y canciones desde la óptica de su pueblo, todo vasco que alce su voz en contra de las arbitrariedades y violaciones cometidas en contra de los derechos más básicos de sus conciudadanos.

A como van las cosas, pronto se será apologista del terrorismo todo vasco seguidor del Athletic de Bilbao o amante del ska de Fermín Muguruza.

Por eso hoy refrendamos nuestro compromiso para seguir publicando este blog en solidaridad con los hermanos y hermanas a los que se les priva de su libertad de volar su propio vuelo y de cantar su propio canto.


.... ... .

Itoiz en Lucha

Gracia a Rebelión nos llega este video realizado por parte del Colectivo Solidario Con Itoiz:




La construcción del pantano de Itoitz (Euskal Herria) supuso la destrucción de varios pueblos de la zona. Esta es la historia de la lucha del colectivo Solidarios con Itoitz para evitarlo. El vídeo es del año 2003 y fue estrenado en 2007.


Son muchos los puntos en nuestro planeta donde el salvaje neoliberalismo está atacando a pueblos enteros, solo con nuestra solidaridad y nuestra resistencia entrelazada podremos detener este embate.


.... ... .

Eusko Flickr : Zea Mays


ZEA MAYS
Originally uploaded by Plateruena Kafe Antzokia

Las Preguntas de Ibarretxe

Como las proverbiales nueces, mucho ruido y muy pocas de las mismas.

Después de tantos dimes y diretes, portazos y frenéticas declaraciones (eso sí, de buen talante), esto es todo lo que Ibarretxe va a preguntar, la nota al respecto nos llega vía el muy españolista Correo Digital:



Ibarretxe no incluye el rechazo expreso a ETA en sus dos preguntas para la consulta

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, no incluye el rechazo expreso a ETA en sus preguntas de cara a la consulta que prevé para el próximo 25 de octubre, lo que abre la posibilidad a que EHAK respalde su celebración -necesita su apoyo para salir adelante- en el pleno del 27 de junio, que se debatirá por el procedimiento de lectura única.

Juan José Ibarretxe ha comparecido a las 11.35 de esta mañana ante los medios de comunicación tras el Consejo de Gobierno extraordinario en el que se ha aprobado el proyecto de ley para celebrar la consulta del 25 de octubre, que, según explica en su exposición de motivos, no será "vinculante" jurídicamente -el País Vasco no tiene competencias para convocar referendos- aunque sí "política y democrática". Así, en el caso de que finalmente se celebre, la mecánica que implicaría sería la misma que en unas elecciones.

Ibarretxe ha enseñado una papeleta blanca y verde en la que aparecen las dos preguntas que deben ser leídas, "en 45 segundos", por la ciudadanía vasca, que debe responder 'sí o no'. La primera de ella dice: "¿Está usted de acuerdo en apoyar un proceso de final dialogado de la violencia si previamente ETA manifiesta su voluntad inequívoca de poner fin a la misma de una vez y para siempre?".

La segunta precisa si "¿está usted de acuerdo en que los partidos vascos, sin exclusiones, inicien un proceso de negociación para alcanzar un acuerdo democrático sobre el ejercicio del derecho a decidir del pueblo vasco y que dicho acuerdo sea sometido a referéndum antes de que finalice el año 2010?".

"Espero el sí de todos los partidos, el sí rotundo y amplio del Parlamento vasco esta vez", ha asegurado, para realizar una apelación al respaldo de cada una de las formaciones, incluida EHAK.

Continúa...



Por cierto, Ibarretxe no ha expresado su rechazo a la violencia de estado por parte de Madrid (ya sabemos que como en Iparralde no hay vascos pues la violencia de estado parisina ni cabida tiene en todo esto), tampoco incluye una pregunta en la que "éticamente" los vascos de la CAV opinen sobre si el gobierno español debe renunciar a su centenaria violencia antes de entrar en cualquier tipo de negociación con el pueblo vasco. Y alguna preguntita por allí acerca de la importancia de poner a Nafarroa al frente de cualquier discusión pertinente a la autodeterminación del pueblo vasco no estaría nada mal.



.... ... .

Demasiadas Preguntas

Este texto nos llega cortesía de inSurGente:


Empecemos a preguntar

Martín Garitano


Después de seis años de intriga, ya sabemos qué quiere preguntar Ibarretxe a la ciudadanía de Bizkaia, Araba y Guipúzcoa -no confundir la parte con el todo- en relación a ETA y a la autonomía concedida a la muerte de Franco. La verdad sea dicha, el secretismo con que Ibarretxe y su entorno han envuelto las tales interrogantes sólo anima a pensar en un nuevo timo -el de la preguntita, en versión vascongada- que les dé aliento para renovar un pacto con el Estado español y asegurar otro ciclo autonómico que sustituya al verdadero proceso emancipador que, además, llevaría aparejada la pacificación del país.

Libre es, en cualquier caso, Ibarretxe para preguntar a sus conciudadanos -si los mandatarios y tribunales españoles no se lo prohíben y estos acatan el veto- lo que más despierte su curiosidad. Es libre, por tanto, consultar sobre el grado de aceptación de la lucha armada de ETA. Será insólito, pero legítimo (¿conocen caso similar en la historia de la Humanidad?). Pero se me ocurren otras cuestiones que también parecen imprescindibles para construir ese «suelo ético» del que hablan.

Pregunte, por ejemplo: «¿Está ud. de acuerdo con erradicar la tortura y condenar al ostracismo a los partidos que la han promocionado, amparado y ocultado?». Y más: «¿Está ud. de acuerdo con expulsar del juego político a quienes han diseñado y contribuido a la política inhumana, vulneradora de principios democráticos y derechos humanos contra los presos políticos vascos, también llamada dispersión?». No me canso de preguntar: «¿Está usted de acuerdo con la inmediata permuta de los presos que, cumplida su condena, siguen encarcelados por jueces y fiscales?». Más en concreto: «¿Está usted de acuerdo con que el juez y el fiscal que -como reza la propia resolución de la Audiencia Nacional- han mantenido a Fernando Etxegarai un año y dos meses de más en prisión cumplan similar tiempo de reclusión. Y, además, en las mismas condiciones?». ¿Qué les parece si preguntamos qué hacer con Galindo? ¿Y con las pensiones de los deudos de Melitón Manzanas o Carrero Blanco?

Demasiadas preguntas. Ya lo sé.





.... ... .

Merluza a la Sidra

Con ustedes la receta de gastronomía vasca cortesía de Vascos México:

MERLUZA A LA SIDRA

Ingredientes para 4 personas

4 rodajas gruesas de merluza con un peso de 600 grs aprox
2 cucharadas soperas llenas de cognac
¼ kg de almejas
1 vaso de agua lleno de sidra
½ cucharada sopera llena de harina
1 cucharada sopera llena de almendra molida
1 huevo duro
1 pimiento de lata
1 cebolla
½ limón
2 dientes de ajo
Perejil fresco
Aceite
Sal

Las rodajas de merluza serán lo más iguales posible. Las rociaremos con el zumo de limón y dejaremos reposar unos minutos, a continuación los sazonaremos con sal y ajo picado. Freiremos en la sartén la cebolla pelada y picada finamente. Cuando esté frita añadiremos el otro diente de ajo machacado en el mortero con unas ramitas de perejil, la yema del huevo duro, media cucharada de harina, diluido todo ello en un poco de sidra; añadiremos las almendras y sazonaremos con sal, dejando hervir toda la salsa unos minutos. Colaremos la salsa por el pasador y parte de esta salsa la pondremos en una cazuela de barro, disponiendo sobre ella las rodajas de merluza, rodeadas de las almejas bien lavadas; verteremos sobre la merluza el resto de la salsa, y salpicaremos con el pimiento muy picado, rociando todo con el resto de la sidra y las dos cucharadas de cognac, dejándolo cocer a buen fuego un cuarto de hora más o menos.

Lo serviremos en la misma cazuela, salpicada la merluza y los pimientos con la clara de huevo duro bien picadita.
.... ... .

martes, 27 de mayo de 2008

¿Quién Debiera ser Castigado?

.
.


Tras las 27 multas recibidas por diferentes personas por haber participado en la manifestación que el PSOE declaró ilegal en Iruñea el pasado 8 de Marzo, queda la duda de quien debería ser castigado: ¿las manifestantes pacíficas o la violenta policía española? Juzga tu misma.



Juzguen ustedes mismos.




.... ... .

lunes, 26 de mayo de 2008

"Muy Grave" Opina Arzalluz

Este texto nos ha sido enviado por correo electrónico:

El ex presidente del PNV Xabier Arzalluz calificó de "muy grave" que el Gobierno español haya decidido detener una vez más a personas a las que sitúa como negociadores de ETA, en referencia a Xabier López Peña.

En una entrevista a TV3, se preguntó "quién de ETA quiere negociar con gente que lo primero que hace es cortar la cabeza del que ha estado allí, del mensajero. Es muy grave".

Abundando en esta línea, criticó que "hay gentes de ETA que participan en unas negociaciones, y en estas negociaciones con el enemigo se suele respetar un poco la figura de los que participan, y aquí se lo han cargado". Auguró incluso que "puede pasar que ETA reaccione de forma muy dura".

En su opinión, el Ejecutivo español ha ordenado esta redada con la intención de "contrarrestar la impresión de que no controla la situación" tras los últimos atentados de la organización armada vasca. Recordó que acciones como la de Legutio han sido "muy duras" y que tras ellas "desde el poder, Rubalcaba" vio necesario "escenificar y hacer que se creyera que el Gobierno domina la situación". Xabier Arzalluz calificó de "show" lo ocurrido en Burdeos.

Además, como otros dirigentes del PNV, puso en cuarentena las tesis oficiales sobre los detenidos. "Hasta ayer creíamos que Ternera [por Josu Urrutikoetxea] era el jefe político y Txeroki [Garikoitz Azpiazu] el jefe militar, pero ahora nos sacan de la manga de la noche a la mañana a este llamado Thierry [Xabier López Peña], que ahora resulta que es el 'capo supremo'", afirmó en tono irónico.

.... ... .

domingo, 25 de mayo de 2008

Ministerio de Propaganda

Gracias a inSurGente nos llega este texto:

Guerra mediática

La batalla de la propaganda en la lucha contra ETA y en la dinámica de los partidos


La propaganda oficial, entendida como instrumento que se emplea por parte de los poderes para controlar los estados de opinión, acapara espacios cada día más amplios, al tiempo que estrecha los cauces de debate e intercambio de ideas, con el consiguiente debilitamiento de las sociedades democráticas. La propaganda no es inocua, porque refuerza a las élites que ocupan el poder en detrimento de la libertad de pensamiento. A diferencia de la publicidad que se molesta en ofrecer, o simular al menos, opciones diversas al consumidor potencial, la propaganda implica la simplificación extrema, en el afán de hacer prevalecer un único modo válido de interpretar la realidad que nos rodea. No caben opciones, sólo una suscripción acrítica de los postulados que se exportan desde los órganos de dominio y desde las arterias de comunicación que sirven para bombear el mensaje único que emana de éstos hacia un cuerpo social al que se trata de convencer de que no existen ni las tonalidades ni los matices.

La propaganda es un pilar fundamental en un escenario de conflicto como el que soporta Euskal Herria, y de hecho es un elemento esencial dentro de la estrategia no sólo contra ETA sino contra el conjunto del independentismo. Esta semana, la propaganda se ha vuelto a imponer al derecho a la información veraz que asiste a una ciudadanía en un estado de derecho. La operación policial desarrollada en Burdeos, desplegada en base a criterios de oportunidad política y de búsqueda del máximo impacto mediático, es un ejemplo de manual.

Los jefes de los policías y los dueños de las empresas periodísticas comparten tareas, los unos señalando supuestos liderazgos, los otros adjudicando puestos de mando. Y cuando se da luz verde a la redada, de nuevo, los jefes de los policías alertan a los jefes de los periodistas para asegurar la cobertura mediática oportuna.

El inicio de los bombardeos sobre Bagdad, retransmitidos al mundo por las televisiones estadounidenses, marcó la pauta de un modelo de información que deja a un lado las barreras éticas, los manuales deontológicos, y sustituye el ejercicio del periodismo por la exhibición de imágenes y mensajes previamente elaborados.

Los periodistas encastrados, que actúan bajo protección de las tropas invasoras occidentales en Irak, Afganistán.. son un modelo que se globaliza. En Burdeos, los jefes políticos de los policías decidieron quienes, cómo y cuándo trasmitirían a la sociedad la «primicia» de las detenciones de unos presuntos militantes de ETA; determinaron, en definitiva, cuál sería el «pool» encargado de dar eco a la versión de los ministerios de Interior, que atribuyen altas responsabilidades en la organización armada vasca a los arrestados.

De este modo se asegura el impacto inicial, el control de la emoción y, lo que es fundamental, la uniformidad sin fisuras del producto de consumo ideológico-informativo. Se obvian las referencias, los contextos, a fin de que la que se presenta como «la» operación no pueda compararse con otras precedentes, no se sitúe en el espejo de tantos y tantos otros «principios del fin».

Los días sucesivos sirvieron para rebajar expectativas, para redimensionar brindis y abrazos, para hacer incluso algún guiño a la reflexión, pero ya sin el eco primero, sin el altavoz a pleno rendimiento, con la sordina que imprime una vorágine comunicativa, de sucesión de relatos, de solapamiento de noticias, que somete a los ciudadanos a un menú copioso de difícil digestión.

La reunión fallida y las ofertas partidarias

La operación en Burdeos y Andoain desplazó del pódium de las primeras noticias políticas a la reunión mantenida en Moncloa por José Luis Rodríguez Zapatero y el lehendakari Juan José Ibarretxe. Una cita, prevista en la «hoja de ruta», y que se saldó con el rechazo expreso de Moncloa a la vía propuesta por Ibarretxe. Sin embargo, ¿hay realmente un divorcio entre los planteamientos del PSOE y el PNV o más bien un desacuerdo que puede superarse con relativa facilidad en el momento que ello interese a ambos interlocutores políticos? Para vacunarse contra la propaganda conviene recurrir a la hemeroteca, para reparar en el acuerdo explícito que PSOE y PNV mantuvieron en el proceso de diálogo en Loiola.

En un panorama político convulso, desde Moncloa no se ha dudado en activar la maquinaria política para evitar que el candidato a lehendakari por el PSE se encuentre estigmatizado como el postulante del «no». El PSE también tiene plan: una reforma estatutaria que sitúe a la CAV en la senda de Catalunya... o Andalucía. Estatuto (retocado) con referéndum incluido, como en el 79, cuando el PNV sometió a la ciudadanía a un texto que no contaba con el consenso de los abertzales, pero que era aceptable para los poderes del Estado. ¿Son incompatibles los caminos del PSOE y del PNV? La historia política reciente anima a dar el «no» como respuesta. Máxime cuando se atisban maniobras para descafeinar la iniciativa de Ibarretxe hasta despojarla de cualquier utilidad que no sea la de servir, nuevamente, de propaganda electoral.




.... ... .

De Frente al Futuro

Esta importante reflexión ha sido publicada hoy en Rebelión:

De la realidad y las condiciones

Joseba Alvarez


Traducido para Rebelión por Daniel Escribano

No hemos llegado vivos al siglo xxi gracias al respeto que han tenido para con nosotros quienes nos han oprimido, sino porque la comunidad vasca ha sabido enfrentarse y adecuarse, en condiciones muy malas, a los cambios que se han dado en el mundo. Para que ese esfuerzo no sea estéril nos corresponde a nosotros acertar el camino para el futuro.

Debemos reconocer que gracias al trabajo por la construcción nacional realizado en las últimas décadas, además de fortalecer al movimiento abertzale en todo el País Vasco, estamos más cerca que nunca del acuerdo democrático que puede asegurar el futuro. Por desgracia, este importante momento político ha llegado en la época en que, tanto en Europa como en el mundo, domina la derecha neoliberal y en que la democracia vive una profunda crisis, como consecuencia de la política neoconservadora. Y es que el nuevo orden que quieren imponer al mundo la globalización y el neoliberalismo, lo mismo que los entes internacionales financieros y militares, no crea beneficio alguno a los pueblos, a los trabajadores ni a los sectores populares.

El comportamiento de la Unión Europea que se está creando es también el mismo. No hay lugar para los pueblos en la UE ni en Europa. En contra de lo que hicieron hace algunos años, ahora el «Tratado constitucional reducido» no se votará en ninguna parte por referéndum, salvo en Irlanda. Y es que en nombre de la democracia niegan la palabra a los pueblos y nos imponen ese pacto, porque las autoridades europeas tienen miedo de la respuesta popular, porque saben que tanto en Europa como en el mundo las fuerzas contra ese modelo neoliberal están aumentando. Sudamérica y Centroamérica son los reflejos más transparentes de ello.

También aquí la crisis institucional y democrática está profundizándose. En el País Vasco, como en Europa y en el mundo, son miles y miles los ciudadanos que viven directa o indirectamente de las instituciones actuales, pero ello no significa que la crisis de la democracia y las instituciones no sea profunda. Ellos mismos admiten que la V República del Estado francés y el modelo de autonomías del Estado español están en crisis. Lo mismo sucede con la red institucional del País Vasco.

La primera característica de esta crisis es el abismo entre esas instituciones y la ciudadanía. La segunda, la incapacidad o falta de voluntad política que esas instituciones han demostrado para resolver los problemas de la ciudadanía y encauzar sus deseos. Los trabajadores y sectores populares y progresistas de la UE no se sienten representados en las instituciones europeas. También en el País Vasco la mayoría de ciudadanos vascos querríamos otro tipo de instituciones y de marco político para nuestro país, porque la estructura institucional divisora actual no ha sido capaz de resolver los problemas que ha tenido el País Vasco en este último siglo. Es claro que la red institucional que tenemos en el País Vasco y su modelo democrático no garantizan el futuro del País Vasco ni una vida digna para la ciudadanía vasca.

Desgraciadamente, una gran parte de la representación política vasca, como en Europa, sólo está pensando en cómo impulsar y fortalecer sus negocios, intereses e instituciones, preparando a la opinión pública mediante sus poderosos medios de comunicación. Es claro que el imprescindible cambio político no vendrá de la mano de la clase política que decide su actividad política a la luz de las encuestas y los resultados de las elecciones. Ni que decirse tiene que en esas elecciones no todos los ciudadanos y contendientes políticos pueden participar en igualdad de condiciones. No hay opción de cambio político de la mano de una clase política que acepta eso. Esta clase política no ha tenido problema alguno en quebrar, en favor de sus intereses, la división de poderes que está en la base de la democracia. Así se refuerza la división entre ciudadanía e instituciones. Así actúa la justicia en el País Vasco de la mano de los dos estados, de consuno con las autoridades del mundo, creando «listas negras».

En la fase posterior a Loyola (1) en lugar de impulsar el diálogo y la participación social, están de nuevo en la tentación de consensuar una política para aniquilar al «enemigo interno» (la izquierda abertzale). Saben que ese camino es estéril, que no fortalecerá la democracia, que no superará el conflicto político y armado que se vive, pero sus objetivos son de otro tipo: proteger y fortalecer sus intereses políticos e institucionales, aunque para ello deban negar la palabra al pueblo. Y lo harán si la presión social de la ciudadanía vasca no les obliga a descartar esa vía.

Por eso, en esta coyuntura, el trabajo del movimiento popular, la acción popular, las luchas populares, tiene una importancia mayor que nunca. Los millares de luchas en el ámbito de la construcción nacional y en el de la transformación social fortalecen la inclinación social por la democracia, la contracorriente por la justicia y la paz. Sólo este enorme trabajo puede llenar de enjundia y contenido el acuerdo político que necesita nuestro pueblo y, de paso, fortalecer la acumulación de fuerzas por el cambio político en todo el País Vasco. Esa vía es el modo de convertir en sujeto a los agentes sociales, sindicales y políticos favorables al verdadero cambio, el que convierta a la ciudadanía vasca en protagonista del cambio. En eso consiste la propuesta y estrategia para un acuerdo democrático realizada por la izquierda abertzale. Ahí se ubican el proyecto de Loyola y las propuestas de Anaitasuna y Uztaritze.

Deben ponerse los medios para que todos los tipos de violencia se encaucen por la vía política, pero siempre sin olvidar que la mayor violencia está en manos de los estados francés y español y de sus instituciones. Pues es el comportamiento de los estados, aquí y en el mundo, la fuente de todas las violencias, tanto cuando es él el agresor como cuando viene de la mano del agredido. Pero sería un gran error pensar que el principal problema de la democracia está en la violencia. Para quienes están en el poder lo que está en juego es su modelo social, es la red de intereses económicos e institucionales lo que ven en peligro, y por eso no quieren emprender la vía de la democracia. La democracia es el precio político de la paz. El camino es claro, aunque no sea fácil. Debe aumentar la acumulación de fuerzas favorable al cambio. La base del éxito está en la dinámica social por otro tipo de País Vasco.

Para concretar ese proyecto debe realizarse una propuesta sociopolítica e institucional lo más amplia posible. Ahí está la propuesta concreta realizada por la izquierda abertzale: en el camino de la independencia, dos autonomías que recojan el derecho a decidir, una en el País Vasco septentrional y otra en el meridional.

Para conseguir cualquier consenso que recoja esa propuesta o la territorialidad y la autodeterminación es imprescindible reforzar las iniciativas populares, generales y sectoriales, tanto en el ámbito de la construcción nacional como en el de la transformación social. Eso reforzará la presión social por el cambio político. Ese camino traerá la paz. En esta tarea es fundamental el cometido que tienen los agentes sociales, sindicales, políticos e institucionales. Pero nos corresponde a nosotros influir sobre todos ellos. Si queremos, somos capaces de crear el tsunami social. Si queremos, es posible. Las condiciones objetivas están sobre la mesa, pero son las condiciones subjetivas las que tenemos que trabajar si queremos invertir la realidad. Si hemos sido capaces de avanzar en la larga historia del País Vasco, también lo seremos ahora. Pero debemos creérnoslo y consensuar el camino. Otro tipo de País Vasco es posible, es imprescindible. Ahora.

Joseba Alvarez es militante encarcelado de la izquierda abertzale

Nota:

(1) Alusión a las conversaciones mantenidas en el monasterio de Loyola (Azpeitia, Guipúzcoa) en otoño de 2006 entre representantes del PNV, PSE y Batasuna con vistas a la conclusión de un acuerdo para la creación de un nuevo marco jurídico-político para el País Vasco. (N. del t.)

Berria, 22 de mayo de 2008



.... ... .

sábado, 24 de mayo de 2008

Dos Frases

Al que tenga oportunidad de leer este escrito le quedará muy claro lo que realmente significa democracia así como la temporalidad del instrumento legal conocido como constitución.

Aquí lo tienen:


Dos frases para situarnos

Antonio Álvarez-Solís

Sí, dos frases para aclarar con su análisis el ambiente que respiramos. Una de esas frases, la primera en nuestra consideración de hoy, es ya habitual en el Sr. Zapatero y expresa una vertiginosa vaciedad intelectual. Refleja esa frase, en sus diferentes construcciones, la confusión que existe y se fomenta -que es lo más grave del caso- entre democracia y Constitución. Acaba de decir el Sr. Zapatero, tras su última reunión monclovita con el lehendakari Ibarretxe, que no puede abordarse el problema vasco sin situarlo de modo inexcusable en el seno de la Constitución -su Constitución, claro es- y de las normas de la democracia -su democracia, evidentemente-. Ahora bien, evitando ligerezas y concediendo a los términos un mínimo de seriedad ¿pueden ser sinónimos democracia y Constitución? La tendencia hodierna a la unidad fascista de los conceptos, ya sea para defender o condenar algo obviando sus virtualidades e irisaciones, sus reales funciones o contenidos -todo vale para todo-, resulta absolutamente detestable. Es la herencia fraudulenta de un Hegel mixtificado que jamás afirmó esa unidad y, menos, su valor moral. La democracia significa el gobierno del pueblo por el pueblo y, en cualquier caso, la dinámica popular de la creación normativa. La democracia es un conjunto de ideas en efervescencia constante. No tiene más sentido que el conducente a facilitar el tránsito hacia nuevas ideas y pretensiones. La democracia se realiza al crear, se inventa a si misma en cada minuto, en cada trance, ante cualquier necesidad.

¿Y qué es la Constitución? La Constitución es una norma limitativa, que fija ciertas pretensiones en el tiempo y las convierte en cariátides. Es una herramienta para gobernar el quehacer político en una determinada situación y sin más trascendencia que la necesidad pasajera. La Constitución es la cuarta religión del libro. La Constitución es, en suma, un salvoconducto temporal para hacer unas cosas predeterminadas. Preñar la Constitución de permanencia ilimitada en detrimento de la fuerza creadora de la democracia equivale a decretar la muerte de la libertad. Una constitución invariable pretende convertir en invariable al pueblo para cuyo uso ha sido decretada. Y convertir en invariable a un pueblo significa sacrificarlo con el cuchillo ritual de la ley. Este sacrificio solamente favorece a los grandes sacerdotes, a los poderes monárquicos y a quienes viven gloriosamente en la fortaleza inexpugnable. Quizá por ser todo ello evidente algunos pueblos celosos de su dimensión vital, como sucede con el inglés, han decidido vivir sin constitución o, más pudorosamente hablando, con constitución abierta. Declarar la Constitución como la gran e inalterable verdad conservada en el tabernáculo es lo mismo que divinizar una casta inconmovible a su servicio, que abriga unas pretensiones absolutistas. Incluso añadamos, enfrentados a la hipocresía de la época, que la constante referencia al parlamento creador de esa carta magna como redactor democrático del texto inmóvil, aposenta a los diputados de ese parlamento en sitiales perniciosos para el común. A estas alturas del siglo digamos con Gramsci que en los parlamentos actuales no caben ni la aristocracia ni el proletariado, ya que son cámaras creadas para la burguesía mediante la revolución que la hizo depositaria de toda la sociedad. Y bien ¿cabe hoy, vencido el poder aristocrático y en cadenas el proletariado, hablar de la revolución burguesa como si constituyera la ambición totalizante de la sociedad presente?

Señor Zapatero: cuando usted dice al lehendakari vasco que fuera de la Constitución no tienen ustedes nada que hablar está consumando un liberticidio contra la democracia. La libertad creadora de un pueblo, en este caso el vasco, no está constituida sino que es constituyente. No está lograda sino inconcepta. Y no hable usted de esa mayoría que forma el pueblo español, radicado como siempre en la inquietante quietud de la guerrilla, para certificar una vez más a los vascos como la minoría que ha de aceptar el emburrio constitucional. El problema reside en que el vasco no es español, al menos mayoritariamente hablando. Esa es la cuestión que declara inaplicable su Carta Magna extranjera en Euskal Herria; esa Carta Magna, esa nerviana amada inmóvil que sumerge en la inanidad social a la democracia a la que usted recurre sin darse cuenta además, repito, que la democracia es el nanosegundo creador y la Constitución es la lápida colocada sobre la vida posible. Usted agrede a un pueblo exigiéndole que se postre ante una Constitución ajena. Es más, el mismo pueblo español queda despojado de la democracia al encerrarle en la caja fuerte de un documento que huele a herrumbre. «Era de latón,/ de latón, de latón era,/ era de latón/ el cacharro de la abuela».

No se nos olvide ahora la segunda frase que mueve este papel. Una frase que redondea la retórica insidiosa con que su Gobierno maneja a veces la realidad a fin de que el acosado pueblo clame en defensa de lo que ustedes le regalan como democracia y libertad. Vayamos a su pequeño Fouché el Sr. Rubalcaba. ¿Y qué ha dicho el Sr. Rubalcaba agitando «pro domo sua» el atentado de Legutio, que tanto duele a la paz y a la concordia? Pues nada más que esto: «¿Habrá alguien tan mal nacido que justifique el que se pueda colocar una bomba donde duermen unos niños?». No, señor ministro, no hay mal nacido que justifique la pretensión de matar a unos niños, si es que ha habido concretamente esa pretensión. Pero la cuestión es otra, ahora que, afortunadamente, esos niños viven. La cuestión radica en saber quién ha sido el frívolo que decide que unos niños vivan en un cuartel y, además, en un cuartel situado en la primera línea de fuego. Ni los cuarteles son propios para la educación de infantes ni concretamente cuarteles como el de Legutio han de existir como hogar bajo ninguna clase de reflexión. La patria empieza donde hay un niño seguro y respetado.

Una compañera de tertulia televisiva, por otra parte tertulia habitualmente correcta y sensata -así como lo es la compañera que me interpeló quizá en un momento poco reposado-, me reprochó la posible intención mía de considerar a esos niños como un escudo colocado ante los que atentaron a la instalación. ¡Ni por asomo quise insinuar eso! Hubiera sido, sí, una canallada. Lo que dije constituía una reflexión profunda y dolorosa ante el hecho de que un ministro mostrase a esos niños como elemento emocional poco puro de intención. No estoy justificando mi breve alegato acerca del alojamiento de los niños próximos a la muerte ni retorciendo en absoluto la situación. Conste eso con toda rotundidad por mi parte. No soy yo quien ha instrumentado una frase con tan retorcida retórica. Lo que parece muy preocupante es que cada vez se introduzcan más recursos de una insidiosa retórica en una situación tan dolorosa como la vasca. Repito, pues, lo que dije «ut supra» acerca de la vaciedad intelectual que normalmente constato en el Sr. Zapatero, hoy nutrida de mayor intención y alcance por el ministro del Interior, y anoto al margen de tal constatación la necesidad de poblar con ataraxia y claridad honesta el discurso político, sea el que sea y de quien sea. La paz se hace sobre todo con contención en el lenguaje, con elegancia en las referencias, con honestidad en la confrontación. La paz presupone una secreta y previa intención pacífica en quien habla, que jamás ha de entregarse a la mordacidad aldeana, al gesto montaraz ni a la frivolidad del discurso elemental y zafio. La paz no se hace con el instrumental tosco de la guerra. La paz está demasiado poblada de muertos para que juguemos a pares y nones en ese inmenso cementerio.


Fuente : inSurGente



.... ... .

Eusko Flickr : Balerdi Mendia (Aralar)


Balerdi mendia (Aralar)
Originally uploaded by Amaia eta Gotzon

viernes, 23 de mayo de 2008

Marmota Eguna II

Desde Argentina el estimado Daniel C. Bilbao le da seguimiento a las ideas expresadas por Iñaki Errazkin en el escrito de ayer titulado Marmota Eguna.

Aquí tienen las palabras (liberadoras) de Daniel:



Las marmotas y las palabras en fuga

Daniel C. Bilbao

La referencia de Iñaki Errazkin a los españoles atrapados en el tiempo ("El día de la Marmota") se cruzó con mi borrador sobre las palabras exhaustas de repetirse, que ya no bastan para establecerle un estrato superior a la realidad -progreso- sobre el cual pararse. Se me ocurrió variar en algo el rumbo de mi pensamiento, porque Iñaki abrió una puerta interesante.

Leo en la Wikipedia que «el género Marmota incluye catorce especies de roedores de la familia Sciuridae. Aunque estrechamente emparentadas con las ardillas, las marmotas las superan ampliamente en tamaño y son de hábitos terrestres. La mayoría viven en zonas montañosas de Eurasia y Norteamérica y están bien adaptadas al frío gracias a sus cuerpos rechonchos, denso pelo, orejas reducidas y cola corta.»

Dos aspectos de la descripción de la marmota me llamaron la atención: "cuerpo rechoncho", que me hizo pensar en un obispo gordo y hedonista, y "orejas reducidas", que me evocó a los políticos españoles, por sus dificultades para oír. Conviven en el mismo cuerpo de la España de Audiencia Nacional y pandereta, estos rasgos de las marmotas.

La marmota, de cuerpo rechoncho y poco oído, hiberna. Estos españoles que evoco, están en hibernación desde la muerte de Franco, congelados en su discurso de la «España Una», condenados y condenando a repetirse. Por eso, las palabras usadas para contar la historia y proponer soluciones se han ido gastando. No mueven, ni conmueven. Además, la marmota tiene miedo. Siente verdadero terror de salir de su hibernación, de toparse con el calor del día, con la luz de la verdad. Aquí me doy cuenta de que los españoles están en la misma situación. Se encapsularon en su mundo frío -el mundo del dinero y la vanidad lo es-, creyeron que eso mismo era la vida y trataron de imponerle a los demás esa concepción. Ahora sienten pavor porque el sol comienza a resquebrajar las tinieblas de su mundo.

Debo concluir que las palabras terminaron exhaustas porque es imposible sacar a las marmotas de su estado de hipotermia y somnoliencia. Sólo se revuelven en sus cuevas cuando algún estallido sacude la tierra. «Las palabras se cansan o se enferman, como los hombres o los caballos», dijo Cortazar. No es para menos. Si hasta fueron requeridas por la Audiencia Nacional.

Pero en Argentina, marmota es sinónimo de tonto, estúpido, boludo. Estos españoles en los que estoy pensando ¿serán marmotas, como las de una película yanqui, o serán simplemente estúpidos como definen los argentinos? No puedo pensar que estén dormidos, quizá sí insensibilizados, con incapacidad de percibir perdida. La persistencia en el error de esta gentuza, me lleva a pensar que han elegido llevar una vida de estolidez, convencidos de la fugacidad del poder, al que tratan de sacarle el mayor provecho personal posible en el menor tiempo.

Y éste es el tiempo en el que han decidido quedarse, como si hibernaran. Repitiendo siempre la misma consiga: «España Una»; ejecutando siempre los mismos actos represivos; repitiendo los mismos decadentes gestos de un poder resquebrajado y bananero. La historia tiene sus propios tiempos, y a veces éstos son más prolongados que la durabilidad de algunas palabras, pero ello no impide que nombremos a cuenta del futuro, para que con el último aliento las palabras digan lo que tienen que decir. Ya llegarán los días en que las veremos renacer, vivificadas. Aunque gastadas de tanto repetirlas y de tanto ser negadas, pueblo, democracia, libertad, autodeterminación, independencia, clase obrera, revolución, socialismo, siguen bombardeando las cuevas de las marmotas.


Fuente : inSurGente



.... ... .

jueves, 22 de mayo de 2008

Errazkin | Marmota Eguna

Este texto es para los que se sienten atrapados en el tiempo.

Que lo disfruten:


Marmota Eguna

Iñaki Errazkin

Supongo que conocen el largometraje “Groundhog Day”, presentado en los cines del reino borbónico con el título “Atrapado en el tiempo”, pero cuya traducción literal es “El Día de la Marmota” en referencia al leitmotiv de la película que, como recordarán, trata de las fantásticas peripecias que vive el hombre del tiempo de una cadena de televisión estadounidense al que sus jefes han desplazado a la pequeña e imaginaria localidad de Punxstawnwey en calidad de enviado especial para cubrir informativamente el festival anual del Día de la Marmota. Phil, el protagonista, parte hacia su casa una vez realizado el trabajo, pero una repentina tormenta le obliga a regresar al hotel en el que había pasado la noche. Al día siguiente, al despertarse, Phil escucha en la radio el mismo programa de la mañana anterior, repitiéndose la situación en las jornadas siguientes hasta que no le queda más remedio que rendirse ante la agobiante evidencia de que, indefectiblemente, todos los días de su vida serán ya el mismo Día de la Marmota. Déjà vu, se llama la figura.

Yo no me llamo Phil, pero también vivo atrapado en el tiempo, eternamente instalado en el Día de la Marmota, al menos en lo que se refiere a los descabezamientos de ETA. Desde que hace cuarenta años, siendo yo un niño, los medios de comunicación al servicio del Estado aseguraran urbi et orbi que esa organización había sido decapitada tras una redada policial en un piso de las Siete Calles bilbaínas, ni sé las veces que he tenido que oír la misma milonga. Sólo cambian las fechas, los lugares y las filiaciones de los detenidos, pero la hidra norteña sigue más que viva y no consta que Zeus y Alcmena estén pensando en procrear un ministro de la Porra de las características genéticas de Hércules.

Está claro que en este nada lúdico juego de patriotas ambas partes cumplen la elemental norma de ocultar bien sus cartas. Sospecho que los servicios de información de los estados español y francés tienen controlados a unos cuantos militantes de ETA con diferentes rangos y responsabilidades y los detienen discrecionalmente, cuando más conviene a sus respectivos pagadores. Ahora, por ejemplo, con el Partido Popular en pleno cisma, al PSOE le interesaba un arresto que compensara mediáticamente la escalada de acciones de la organización armada vasca. Y les ha tocado a los inquilinos del apartamento bordelés, repleto de números uno, como antes sucediera en Bidart o en el Casco Viejo de Punxstawnwey (perdón, quise decir de Bilbao).

Por su parte, con su particular escalafón y su dirección colegiada, ETA vence parcialmente porque resiste contra viento y marea, pero tampoco acaba de triunfar porque los ciudadanos del País Vasco siguen privados de sus derechos individuales y colectivos, algunos de ellos restringidos últimamente como castigo suplementario a la rebeldía histórica de las provincias traidoras y de sus habitantes, tratados política y judicialmente de cómplices por acción, omisión o capacidad potencial.

Alguien, en algún punto del porvenir, se caerá del jumento carpetovetónico y reconocerá que no es posible acabar con ETA mientras no se solucionen radicalmente las carencias democráticas que propiciaron su nacimiento. Es así de sencillo. A ver si tengo suerte y puedo conocer en vida el día siguiente al de la Marmota.



Fuente : inSurGente



.... ... .

Ejemplo

Los miembros de la cúpula del PNV se engañan ha si mismos pensando que son para el pueblo vasco un ejemplo de nacionalismo, dignidad y ética.

Que equivocados andan los pobres, para ejemplos, este:


Gema Cillero Oyanguren | madre del preso político vasco Arkaitz Agote

Ejemplo a seguir

Son las tres de la madrugada. Ruidos extraños, pasos frenéticos en las escaleras, golpes en la puerta, amenazas, más golpes, puerta destrozada y, por fin, dan con su presa, un ciudadano vasco. Hombres armados hasta los dientes contra un joven en pijama en su cama, insultos y amenazas a toda la familia, registro integral, destrozos y, pasada una hora, se llevan a un joven. Su familia pide ayuda entre los vecinos. Todos callan por temor. Lo intentan con los políticos del pueblo. Sólo buenas intenciones y respuestas diciendo que no se puede hacer nada, que «le han aplicado la Ley Antiterrorista». Se buscan desesperadamente contactos a más alto nivel. Como respuesta el silencio, la complicidad. Dos jóvenes del pueblo se brindan a ayudar a la familia, a llevarles hasta la puerta del cuartel donde harán guardia hasta que les comuniquen que los han llevado a Madrid. Mientras tanto, otros jóvenes comienzan a denunciar en el pueblo lo acontecido, la brutalidad policial, la pasividad de los políticos.

Los familiares, llenos de ansiedad, se preguntan: ¿qué le puede estar pasando a mi hijo? ¿Lo estarán torturando? ¿Cuándo lo llevarán ante el juez? ¿Dónde está la Audiencia Nacional? Silencio de las instituciones y, sin embargo, esos jóvenes con una sonrisa serena les indican que deben tranquilizarse, que preparen una bolsa con ropa, que se preparen para un viaje y, transmitiéndoles confianza, les ayudan a ir a Madrid.

Horas de espera. Solos en Madrid, tan solo la compañía de estos jóvenes les distrae de sus horrendos pensamientos. Algunos periodistas aparecen por la mañana, comienzan a llegar filtraciones. Aparece una abogada. Los familiares no saben quién le ha llamado. Luego se enterarán que han sido esos jóvenes.

Pasa ante el juez y, pese a su estado físico, pese a las evidencias de torturas, pese a que las pruebas no se soportan, él se decide encarcelar a otro ciudadano vasco. Los políticos braman su victoria, felicitan a las fuerzas del orden. Sus familiares no hacen ni caso; sólo quieren ver cómo está su hijo, en qué estado lo han dejado. Pero tendrán que esperar hasta el fin de semana. ¿A dónde hay que llamar? ¿Qué hay que hacer? ¿Cómo se puede ir? La familia no sabe a quién preguntar, cómo llegar, dónde está esa cárcel de la que sólo han oído hablar por televisión y nuevamente se encuentran con esas manos jóvenes pero solidarias que les indican qué hacer, a dónde ir y cómo poder ver a su ser querido.

Comienzan los eternos y odiados viajes que, sin embargo, tienen una meta: ver al ser querido. Los controles, las puertas, la frialdad de los carceleros... impresionan a los nuevos familiares que a pesar de todo tienen el apoyo de los familiares más «viejos» y de esos jóvenes que se han brindado a acompañarles hasta la puerta. Y llega la primera visita. Las marcas y las palabras tranquilizadoras del hijo hacen que maldigan a aquellos capaces de hacer eso, pero a su vez los tranquilizan, puesto que está vivo. La vuelta es dura, muy dura, y preguntan a los jóvenes dónde y a quién se puede denunciar esa situación. La respuesta es clara: a la sociedad vasca.

Más tarde llegará la dispersión, las condiciones de vida, el incumplimiento de la propia legalidad, y se mantiene la máxima: silencio de políticos e instituciones y la mano tendida de esos jóvenes que siempre estarán al lado de los familiares.

Tras treinta años de represión y miles de ciudadanos encarcelados, esos jóvenes, que se llaman Ixone, Madari, Julen, Iñaki, Juan Mari... hasta 27, están siendo juzgados en la Audiencia Nacional. Juzgados por ayudarnos, por denunciar a esa misma Audiencia que vio torturado a nuestro hijo y lo permitió, la misma que lo condenó en un juicio farsa, la misma que permite la dispersión, el aislamiento, la desasistencia médica, y que mantiene secuestrados a cientos de ciudadanos vascos. Juzgados por ser los altavoces de la denuncia de un sistema corrupto, fascista, por ser los delatores de políticos e instituciones inoperantes. Pero sobre todo están siendo juzgados por ser solidarios con los represaliados, con sus familias y amigos y con Euskal Herria.

Les podrán condenar, pero el agradecimiento de esas miles de familias que han conocido la represión en Euskal Herria estará siempre con ellos, con esos jóvenes de hace treinta años y con los de ahora, puesto que aquéllos supieron sembrar la solidaridad y el compromiso en esta tierra, y su fruto permanecerá hasta el fin de la represión y la conquista de la libertad.


.... ... .

Los de Verde

Habrán leído que en un acto abyecto, desvergonzado y denigrante el gobierno de Lakua ha rendido homenaje a los miembros de la franquista Guardia Civil.

Este texto publicado en Gara echa luz en el tema:


Martin Garitano | Periodista

Una imagen, más que mil palabras

Fusilaron a Txiki. Un pelotón de desalmados. Y a muchos miles antes. Llenaron de cadáveres las cunetas riberas de Nafarroa. Los mataron por pobres, por republicanos, por vascos, por socialistas... Mataron incluso a los más honrados de entre los suyos, a los que se negaron a disparar contra la población civil. Y fueron durante décadas el más sólido pilar en que descansó la dictadura.

Supieron administrar el odio que generaban en forma de miedo, de terror. «Capote, charol y cuero. Paso corto, mirada larga y mala intención».

Se intitularon beneméritos los que cultivaron el terror entre las buenas gentes y ahogaron a Mikel Zabalza en una bacanal de tormento medieval. A Lasa y Zabala les arrancaron las uñas antes de obligarles a cavar su propia fosa. Ciñeron, en complicidad con los nuevos socialistas, el fajín de general al sanguinario Galindo. Lograron la impunidad para quien dirigió el asesinato de Santi Brouard. Se cuentan por miles los vascos que han padecido su extrema brutalidad en los cuarteles del miedo. En Intxaurrondo, en La Salve.

Hubo diputado vasco -del PNV, por más señas- que habló en el Congreso español del escalofrío que le recorría el espinazo al pasar frente a la taifa de Galindo. Y en Hernani abrasaron a dos insurrectos. En Morlans acribillaron a otros tres. Gurutze Iantzi se les fue de un infarto en medio del griterío de la tortura. Se vengaron de Etxabe en la persona de un hermano indefenso. Falta papel para recontar los hechos que están en la memoria de todos.

Ahora el Gobierno vasco los homenajea. Para escarnio de un pueblo que aún los padece. Y hay que recurrir al «Romancero gitano» de García Lorca -otra víctima- para que a nadie se le olvide que «tienen, por eso no lloran, de plomo las calaveras. Con el alma de charol vienen por la carretera. Jorobados y nocturnos, por donde animan ordenan silencios de goma oscura y miedos de fina arena».

¿Hasta donde están algunos dispuestos a bajar en caída libre?




.... ... .

Elecciones de Buen Talante

Ibarretxe se encuentra empantanado, Zapatero ha accionado la trampa, el referendum es inservible pues incluye a tres de las siete provincias únicamente.

Esta nota publicada en Rebelión ahonda en el tema:



Cuenta atrás

Pello Urzelai


Traducido para Rebelión por Daniel Escribano

Ibarretxe ha encontrado a Zapatero como esperaba: con la vista puesta en las próximas elecciones. «Quien tiene las elecciones en la cabeza no tiene salidas», así ha resumido Ibarretxe su visión al acabar la reunión. «En democracia las elecciones a menudo pueden dar soluciones», le ha respondido Zapatero admitiendo, aunque sea indirectamente, que tiene las elecciones en la cabeza. Ha quedado claro que, más allá de clarificar la voluntad y postura de cada cual, el intento de acuerdo no ha fructificado. A pesar de que todavía diga que hay «tiempo para empezar el camino juntos», Ibarretxe sabe que no tiene más remedio que pasar a la fase siguiente. Zapatero no le ha cerrado la puerta dando portazo, puesto que no le quiere facilitar la campaña electoral, pero no le ha dejado ni un resquicio para el acuerdo político. Visto el discurso de cada cual, la fase del acuerdo ha quedado quemada. Ibarretxe no podrá estirar más de esa cuerda. De ahora en adelante tendrá que aclarar cómo quiere hacer el camino sin compañero de viaje. Si quiere verdaderamente abrir la puerta de la consulta y cómo lo quiere hacer. Cuando sólo faltan 156 días para la cita prevista, el 25 de octubre, Ibarretxe no ha aclarado casi nada de esa posibilidad. Ni del modo ni del contenido de la propia consulta.

Seguramente no querrá aclarar grandes pasos hasta el pleno del 27 de junio, pero en la estrategia elegida el peso de las elecciones será decisivo. El hecho de que el partido socialista esté sumergido en la apuesta de cara a las elecciones está obligando al propio PNV a hacer lo mismo.

En esa clave puede entenderse que ahora recupere los contenidos de las conversaciones de Loyola, después de haber estado defendiendo la postura del partido socialista en Loyola.1 Porque desempolvando aquellos papeles puede dejar patentes las contradicciones del partido socialista y, de paso, mostrar una imagen abertzale ante la sociedad vasca, sabiendo que de cara a las elecciones, a falta de acuerdo, no tiene más remedio que adoptar una postura de apariencia reivindicativa.

Si hasta ahora el factor de las elecciones ha tenido gran peso, de ahora en adelante todos los partidos darán todos los pasos teniendo en cuenta ese reto. También en el pleno del 27 de junio y en la gestión de la posibilidad de la consulta. Por eso, al menos para el PNV y el partido socialista, la verdadera cuenta atrás no será con la vista puesta en el día de la consulta, sino en la fecha de las elecciones.

Berria, 21 de mayo de 2008

Nota:

1 Alusión al apoyo que el PNV habría dado a la negativa del PSE-EE a la condición planteada por Batasuna consistente en la concreción del marco jurídico-político a que abriría las puertas el borrador de acuerdo político a que habrían llegado las tres fuerzas durante las conversaciones realizadas en el monasterio de Loyola (Azpeitia, Guipúzcoa) durante el otoño de 2006. (N. del t.)



.... ... .

Tortura y Ficción

Una respuesta más a los merolicos en el gobierno español y su ministerio de propaganda (mal llamado prensa por algunos) que tan molestos se han mostrado los últimos días por la denuncia de la impunidad que gozan los perpetradores de torturas y otros malos tratos por parte del aparato de "justicia" del reino borbónico. Esta ha sido publicada en Rebelión:


La tortura y la ficción

Javier Ortiz


Son ganas (y muchas) de enredar. El Parlamento vasco no ha apoyado ninguna denuncia falsa de torturas. Lo que el Parlamento vasco ha constatado, porque es así, y no tiene vuelta de hoja, es que ningún gobierno español, ni éste, ni el anterior, ni ninguno de sus antepasados, ha aceptado jamás que en algunas comisarías y cuartelillos de España se producen torturas. Y no lo ha aceptado no ya cuando lo han señalado taxativamente los informes anuales de Amnistía Internacional, poco sospechosa de connivencia con ETA, ni cuando lo ha constatado el relator de la ONU, sino ni siquiera cuando los propios tribunales españoles han pronunciado sentencias firmes contra tales o cuales policías torturadores.

No sólo los agentes condenados han sido mantenidos en su empleo y se las han arreglado para no ingresar en prisión, sino que, en algunas ocasiones y para más recochineo, han sido condecorados. O ascendidos, como Rodríguez Galindo (astuta idea de Belloch). Pasó un corto periodo entre rejas, pero ya está también en la calle.

Claman con aire ofendido nuestros gobernantes y sus acólitos que hablar de torturas es hacer el juego a ETA. En primer lugar: las denuncias de torturas no se refieren sólo a miembros de ETA. Según los informes existentes, la mayoría de los malos tratos afectan a detenidos por presuntos delitos de derecho común. En segundo término: es el encubrimiento de las torturas lo que más beneficia a ETA, porque la rabia resultante nutre sus filas.

¿Quieren acabar de raíz con estas polémicas? Lo tienen fácil. Legislen que todos los interrogatorios sean grabados en vídeo y que sólo lo grabado y firmado por el detenido pueda ser remitido al juez correspondiente.

¿No les dice nada que haya habido detenidos que se han confesado autores de crímenes que luego se ha sabido que habían sido cometidos por otros? A lo peor fueron sutilmente animados a ello. En tiempos del franquismo se decía: “Tras un hábil interrogatorio…”. Pregunten en la Audiencia Nacional: allí sí que lo saben, aunque no les guste hablar de ello.

Es todo un juego de imposturas y ficciones. Aquí hay mucha gente que engaña, pero nadie se engaña.




.... ... .

miércoles, 21 de mayo de 2008

La Insumisión en el Olvido

Este texto nos ha sido enviado por correo electrónico:

¡ INTSUMISIOA !

Alots Gezurraga | Frente de Malmasin

Desde que la mili no es obligatoria no se ha vuelto a oír este grito de libertad, ¡qué pobreza la del nabarro que pide insumisión y lo confunde con no participar en el ejército español! Para esa insumisión los propios españoles se bastan.

La insumisión no puede quedarse en no ser un soldadito español, la insumisión de los nabarros a España debe ser la insumisión a su sistema político, del que el ejército español es sólo el último resorte, o mejor, el tiro en la recámara.

Su entramado político es el nudo gordiano, su apariencia de "democrático" donde todas las ideas caben mientras que se defiendan de forma "pacífica", su mayor mentira de los últimos 30 años.

No hay nabarro que no dude en manifestarse insumiso al ejército que ocupa nuestro Estado (en otro caso dejaría de ser nabarro al aceptar ser español), pero parece que hay quien no entiende que en el día día esa ocupación se materializa en políticas y en órdenes judiciales de leyes hechas por los políticos del parlamento de Madrid, Vitoria o por el ayuntamiento de Lizartza y que eso es así porque un "pacífico" y "democrático" ejército español que ocupó nuestro Estado los respalda contra el interés del pueblo vasco. Son políticas que admiten la división territorial de nuestro Estado, la enseñanza contra nuestra historia e idioma, infraestructuras sin tener en cuenta nuestra territorialidad, impuestos para pagar autopistas gratuitas para otros a diferencia de las autopistas de pago internas etc. etc., leyes para cerrar periódicos o encarcelar ideas, sólo con el fin amedrentar a todos los vascos e impedir que recuperemos las riendas de nuestro futuro.

Un nabarro debe ser insumiso al entramado político español, por tanto, también a sus elecciones. No sólo al parlamento español en Madrid, también al parlamento español en Vitoria, a las Diputaciones españolas y a los ayuntamientos nacidos de todas las leyes que todos estos gobiernos y gobernantes españoles hacen.

Aunque todos los nabarros queramos lo que más conviene a nuestro país como es natural, nuestro poder de autodeterminarnos está controlado, finalmente, por el jefe de las Fuerzas Armadas españolas, que es además el jefe del Estado español, y que para que la ocupación militar de Nabarra funcione, en el día a día, tiene un motón de lacayos a los que, mientras le sirvan, ese jefe del Estado español y de su ejército y nadie más, les pone nombres vascos como lehendakari, kontseilari, alkate, zinegotzi o diputatu y sólo en parte del territorio nabarro (en el resto no le hace falta tal disimulo), que bien se podrían llamar coronel, capitán, alférez, sargento Arensibia y cabo primero con cabra de la legión del ilustre ejército español.


.... ... .

En Defensa de La Bardena

Este texto ha sido publicado hoy en Gara:


Santi Lorente | Manifiesto por Bardenas

Carta abierta a la ministra española Carme Chacón

Sin lugar a dudas, quienes dicen que usted es pacifista se equivocan. O tal vez lo sea en la intimidad, como Aznar con el catalán. Lo desconocemos. Lo que sí conocemos es el ruido de los aviones de combate al pasar por encima de nuestros pueblos. Algunos desde que nacimos hemos conocido ese maldito ruido de guerra que el Ejercito franquista trajo a la Bardena. Nuestra sorpresa ha sido que durante todos estos años lo que Franco impuso, ustedes, españoles de derechas y de «izquierdas», fascistas y «demócratas», nos lo siguen imponiendo. Si Aznar decretó que la Bardena era de interés general para la defensa de España, usted en su comparecencia parlamentaria lo ha rubricado. Pero antes que usted ya lo dijo su compatriota Narcís Serra -compatriota por español, no por catalán-, cuando era también ministro de Defensa: «el polígono de tiro nunca se desmantelará; es imprescindible para la defensa de España».

Queremos públicamente dirigirnos a usted para decirle que su desprecio a la voluntad popular de los navarros y navarras es fascismo. Queremos decirle públicamente que su desprecio a las decisiones adoptadas en numerosas ocasiones por ayuntamientos y Parlamento Foral es fascismo. Queremos recordarles a usted y a su Gobierno de España que la soberanía navarra no se compra a pesar de que existan mercaderes entre nuestros conciudadanos que estén dispuestos a venderse por euros y poltronas, y dejar así que sus aviones y los del resto de países de la OTAN sigan entrenándose para matar en la Bardena.

Mercaderes bastardos que se van a sentar con usted para recibir las lismonas de España por sus servicios prestados. Mercaderes que jamás tendrán la valentía, la honradez y la decencia de negociar en nombre de los intereses de Nafarroa, porque son antes españoles que navarros.

Cuando decimos lismonas, lo decimos sin ambigüedades. Una Nafarroa soberana no debería aceptar negociar euros por bombas, euros por aviones de combate sobre el espacio aéreo navarro y mucho menos cuando estos aviones de la OTAN tienen la orden de matar, asesinar y aniquilar a niños, mujeres, familias y pueblos enteros en cualquier parte del mundo. A usted seguramente no le gusto para nada la fotografía de las Azores con Aznar y la participación de su país en una guerra ilegal. A nosotros y nosotras, vecinos y vecinas de los pueblos usufructuarios y afectados por la existencia del polígono de tiro de Bardenas desde hace 57 años tampoco nos gusta para nada que Jose Antonio Gayarre, presidente de la Junta de la Comunidad de Bardenas, negocie nada que no sea el desmantelamiento de la base militar de la OTAN.

A las mujeres y hombres, ciudadanos y ciudadanas navarras que nos oponemos desde hace muchos años a este polígono de tiro ilegal y fascista no nos gusta para nada que concejales de su partido, PSN, y de UPN vayan a votar sí a un acuerdo entre su Ministerio y la Junta de Bardenas, y por ello vamos a ir a decirles a sus casas, en nuestros pueblos y en nuestros ayuntamientos que no queremos ser cómplices de masacres y asesinatos. Usted, Sra. ministra, su Gobierno de talante «zero», su rey como máximo jefe de su Ejército son los máximos responsables de las consecuencias que supone mantener el polígono de tiro de Bardenas.

Y por último decirle que nos parece un insulto a la inteligencia de todo el pueblo navarro, argumentar que con el Protocolo de Gestión Ambiental para el polígono de tiro y con el aumento de las medidas de seguridad, podemos estar contentos y tranquilos. Sra. ministra de Defensa de España, no queremos su seguridad, queremos que se vayan de Bardenas.



.... ... .

Ironías

Este excelente escrito ha sido publicado hoy en Gara:

Victoria Mendoza | Psicoterapeuta

Ironías de la vida en Euskal Herria

Es irónico saber que Baltasar Garzón, en su libro «El alma de los verdugos», menciona los testimonios de víctimas de la dictadura Argentina, cuando ni él ni el Estado Español admiten que aquí existe actualmente la tortura como una forma más de represión, además de la larga lista de conculcación de derechos humanos hacia un sector determinado, concretamente la izquierda abertzale.

Es irónico que haya un homenaje a las víctimas de terrorismo, sin considerar en su totalidad a todas las víctimas, como pueden ser presos políticos dispersados, torturados y toda la gente que injustamente está siendo detenida, criminalizando incluso sus ideas y su trabajo a favor de la defensa de todos los derechos humanos de todos los vascos.

Es irónico denunciar atentados, cuando no se denuncian detenciones y juicios sin argumentos legales suficientes, ni la gran lista de arbitrariedades políticas.

Es irónico saber que a un asesino, violador o algún político que comete enormes fraudes económicos se le condena a cuatro o cinco años de cárcel, mientras que a una persona que no ha cometido delito alguno se le condena a diez o veinte años por acusaciones absurdas y descabelladas por el sólo hecho de ser de la izquierda abertzale.

Es irónico que partidos políticos que permiten la tortura y que cometen todo tipo de terrorismo político perversa, intencionada, consciente y descaradamente se jacten y hablen de ética y de moral, de libertad o de democracia.

Es irónico que se mienta al pueblo diciendo haber acabado con ETA, cuando lo que están demostrando es que han creado nuevas ETA y provocado aún más terror.

Es irónico decir que quieren acabar con el terrorismo y con el conflicto vasco, cuando no existe la mínima intención de actuar inteligentemente, de dialogar ni de acabar con los verdaderos motivos de dicho conflicto.

La violencia y torpeza política generan violencia y descontrol social (acción-reacción), y creo sin temor a equivocarme que en estos momentos los políticos ya no tienen el control, los problemas han sobrepasado a sus capacidades políticas y están desorientados, no saben bien como reconducir todo lo que han provocado sus pésimas estrategias, sus inmaduras y mediocres acciones.

Han dividido al pueblo, lo han enfrentado, eso les interesaba, pero no contaban con que también los suyos se les rebelarían, perdieron poder y control con su gente, y además han perdido credibilidad a nivel internacional.

Puedo mencionar más ironías de la vida política en el País Vasco, pero lo que ahora necesitamos es un período muy corto y muy intenso de reflexión, planear, organizarnos y decidir entre todos cómo podemos acabar con el caos político que han provocado nuestros políticos. Tal vez, irónicamente, todavía es posible volver a confiar en ellos, si demuestran el mínimo respeto hacia todos los ciudadanos, si terminan con todas las injusticias y si permiten que sea el pueblo quien realmente decida sin presión y con justa libertad su futuro político y social. El pueblo vasco se merece eso y mucho más.



.... ... .

Los Acuerdos del PSOENV

Aquí les presento la editorial de Gara:


Del acuerdo en Loiola al desacuerdo en Moncloa

Ayer José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe cumplieron con el protocolo y celebraron en Madrid la reunión que estaba prevista en la «hoja de ruta» del lehendakari y que el presidente español tenía en su agenda para la nueva legislatura. Ambos plantearon voluntad de diálogo, pero ninguno de los dos cumplió con las condiciones básicas para que exista un diálogo verdadero. Ambos quisieron también hacer público su desacuerdo y, de paso, hacer responsable del mismo al contrario.

No obstante, cabe recordar que la reunión de ayer escenifica un desacuerdo -entre distintos- que en realidad parte de un acuerdo previo -entre iguales-: aquel que en Loiola demostraron los dirigentes del PSOE y del PNV al levantarse de la mesa de negociación cuando quedaba por aclarar la implementación de los acuerdos. Los mismos acuerdos que Ibarretxe dice reivindicar ahora. El PSOE lo hizo, entre otras cosas, porque se lo permitió el PNV. El PNV lo hizo porque, según todos los indicios, le entró el pánico a perder la gestión de las instituciones que gobierna desde hace tres décadas. Sin embargo, desde la perspectiva que da el tiempo, cabe pensar que la estrategia de Urkullu e Imaz no fue muy inteligente. No en vano, la posibilidad de que el PNV pierda el Gobierno de Lakua parece ahora más real que nunca. Su «apoyo incondicional» a Zapatero sólo se ha traducido en una escalada represiva contra la izquierda abertzale y en una involución general de las posiciones unionistas.

Ante esa tesitura, cabe preguntarse por qué el PNV se empeña en adoptar una postura de debilidad intrínseca que sólo puede llevarle, antes o después, a la pérdida de su feudo, en vez de ir a Madrid con una propuesta para una solución estable y duradera del conflicto en todos los territorios de Euskal Herria. Seguramente esta misma pregunta se la realizarán los mediadores internacionales que, precisamente hoy hace un año, intentaron hacer entrar en razón a los enviados del Gobierno español y que consideraron que los intereses del PNV ya estaban representados por... el PSOE.




.... ... .

La Voz de Amnistía Internacional

Manuel F. Trillo responde y le agradece la valentía mostrada en el derecho de réplica a nombre de Amnistía Internacional por parte de Nicola Duckworth.

La respuesta ha sido publicada en inSurGente:


Amnistía Internacional tiene la voz

Manuel F. Trillo

El 23 de abril, inSurGente publicó un artículo de nuestro colaborador Manuel F. Trillo, profesor de Derecho, titulado «Gestoras pro Amnistía y Amnistía Internacional» que el diario Gara reprodujo íntegro el 6 de mayo. Nueve días después, el 15 de mayo, la directora del programa regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional (AI), Nicola Duckworth, contestaba también en Gara en nombre de AI al profesor en otra nota titulada "En respuesta al artículo «Gestoras pro Amnistía y Amnistía Internacional» de Manuel F. Trillo" en el que acusaba recibo del escrito y manifestaba su preocupación por las denuncias de torturas y por la política de dispersión de presos. Ahora, de nuevo el profesor Manuel F. Trillo se dirige a AI.

Y la palabra, también la palabra, que reclamaría Blas de Otero. Amnistía Internacional (AI) permite que la voz no se pierda en la maleza, y que las palabras no sean vanas ni huecas. En este tiempo, en todo tiempo, siempre, la voz de los nadies nunca ha llegado a oírse en las escalinatas de palacio, nunca son oídas por quienes dicen defender al “nadie” porque se descubre que están vendidos a los intereses del poder político y económico. Admiro la valentía y la franqueza de AI, pues con todas las limitaciones y todas las discrepancias –sobre todo en el caso anterior del preso De Juana Chaos, y que fue suficientemente debatido- he de decir que es muy satisfactorio la tremenda y terrible denuncia que hace del Estado español en lo que toca a las torturas. Quien tenga interés en leer tal informe – se lo recomiendo muy especialmente al Ministro del Interior Rubalcaba y a Zapatero para que dejen de decir gilipolleces que no son propias de hombres de Gobierno- lo tiene en Sal En La Herida.

Esta actitud de AI y su postura contra las torturas en España, es absolutamente loable, más aún cuando está en el candelero por la decisión del Parlamento Vasco hace unos días denunciando la existencia de tales prácticas por parte de la policía y de la guardia civil. Esto ya no se puede negar, no se puede borrar, y no se puede eliminar de la historia reciente. Por eso Rubalcaba –el que calla sobre los crímenes de Estado- ha saltado como una hiena sobre un elefante, y no se ha dado cuenta que el tema de la torturas es un elefante desbocado, y que los Gobiernos a los que perteneció – en primera o segunda fila- indultaron a torturadores convictos. La canallería de este sujeto que llegué a tomar por persona inteligente – ya veo que sólo tiene la de un pillastre- no tiene límites, al afirmar que "aquí no se ampara nada, y mucho menos las torturas".

Pues sí Rubalcaba, se amparan incluso crímenes de Estado juzgados y condenados en la máxima instancia judicial española. Se ampara la tortura cuando se indulta a los torturadores, y se ampara el crimen de Estado cuando un general de la Guardia Civil se encuentra fuera de la cárcel habiendo sido condenado a más de 60 años de cárcel. Se ampara a nuestros criminales favoritos, eso es lo que debería de decir el Ministro Rubalcaba.

Por eso la voz de AI es alta y clara cuando aborda estas cuestiones, y en este sentido he decir que a veces se pide más y más a los defensores de los derechos de la persona llegando incluso para ello a la descalificación gratuita. Cada cual, y esto es lo que uno aprende cada día, hace aquello para lo que tiene fuerza, aunque en ocasiones no parezca que hacen todo cuanto deben. Mi reclamación, mi exigencia si se quiere, a AI para que tome en consideración el caso que se ventila en la AN contra las Gestoras Pro-Amnistía viene motivado por la necesaria urgencia de que su dirección regional para este lugar del planeta concluya al menor plazo de tiempo posible una resolución para defender a las personas enjuiciadas en el sumario 33/01, pues mucho me temo que los magistrados tienen ya diseñadas la líneas básicas de la sentencia y que serán condenados aplicando el derecho penal del enemigo.

Negar a estas alturas de la historia y del conocimiento de los hechos que en España se tortura y se encarcela sin juicio previo; que se censura; que se amenaza con años de cárcel; que se favorece la delación y la mentira procesal; que se aplica el Derecho penal del enemigo (G. Jacobs) a los independentistas vascos, a los republicanos que manifiestan su rechazo a la monarquía públicamente, a los sindicalistas incómodos y que no están dispuestos a comulgar con ruedas de molino, a los antifascistas que denuncian las agresiones a los inmigrantes o a cualesquiera otros colectivos, incluso a los jóvenes universitarios opuestos al plan-Bolonia, negar todo esto no es solo una memez, es un delito de lesa justicia, que aunque no esté penado no deja de ser por ello grave y muy perjudicial para la convivencia.

La voz de AI llega muy lejos, más lejos que la mía y que la de miles de personas individualmente consideradas. Por eso es una alegría ver que en su comunicación al Diario Gara aclara sin ambages que “Amnistía Internacional pone de relieve la insuficiencia, ineficacia y falta de imparcialidad y exhaustividad de los mecanismos internos y judiciales para investigar tales violaciones de derechos humanos (en España)”. Y si a alguien le cupiera alguna duda –quizás Garzón acabe llamando declarar a los miembros de AI considerándolos dentro del “todo es ETA”- aquí tenemos una conclusión rotunda: “Amnistía Internacional continúa investigando y planteando motivos de preocupación en torno a cuestiones de derechos humanos relevantes para el País Vasco. Desde mayo de 2002, Amnistía Internacional ha expresado su preocupación por entender que ciertos artículos de la Ley de Partidos Políticos son imprecisos y amplios y que puede interpretarse que prohíben actividades políticas que buscan, por medios pacíficos y democráticos, propugnar cambios en los principios constitucionales o las leyes”.

Por mi parte, quiero decir que la respuesta de AI es tan correcta desde todos los puntos de vista, que sólo espero que nadie venga a intervenir de una manera torticera desde dentro de la organización –aún recuerdo a Laborda, que fue Presidente del Senado, cómo hace años quiso imponer su criterio como miembro y en su condición de político castellano y socialista- para abortar una conclusión negativa para el Estado español. No lo consiguió ese Laborda y otros para el caso de España en aquel momento. Por ello aún conservo mi confianza en que un “tribunal” y una “tribuna” como AI ayude a recuperar los derechos civiles y políticos en Euskal Herría.

Por último doy públicamente las gracias, por la respuesta a Nicola Duckworth directora del programa regional para Europa y Asia Central de AI. Pues de bien nacido es ser agradecido dicen en esta tierra. Dirigirse a los magistrados de la AN es una estupidez muy grande, me temo, pues su labor consiste en aplicar los principios penales que ya estaban en uso durante el período nazi en Alemania (el derecho penal de la voluntad). Pero si hubiera un alma jurídica en ese tribunal, debiera de levantarse en defensa del Derecho, de un Derecho penal objetivo, y restablecer de este modo – aunque sólo sea en parte- el Estado de Derecho al que tan indecentemente apelan Rubalcaba y Zapatero. Gracias Nicola porque aún tenemos la esperanza de que consigamos algo justo en este territorio de hienas.




.... ... .

Contra Defensores de Derechos

Este escrito ha sido publicado en Rebelión:


Una estrategia judicial propia de "tiempos de guerra" que persigue ideologías en vez de hechos

Los defensores de los derechos humanos en el punto de mira

Jaume Asens

El juicio que se está celebrando en la Audiencia Nacional contra los miembros de Gestoras Pro Amnistía y Askatasuna, organizaciones de referencia en el ámbito de la denuncia de violaciones de derechos humanos y la solidaridad con los presos vascos, supone una pieza más del kafkiano laberinto del que forma parte el macroproceso 18/98. La tesis «garzoniana» es ya conocida: todos los grupos ligados a la izquierda abertzale son, o están destinados a ser, «apéndices» de la estructura de ETA. Han sido creados, «fagocitados» o «colonizados» por ella y responden a sus directrices. La maquinaria penal de la Audiencia Nacional se ha transformado, a partir de esa singular premisa, en un gigante en continua expansión destinado a ilegalizar y clausurar bajo la acusación de pertenencia o colaboración con banda armada todo aquello que se encuentra por delante. Se han cerrado periódicos, se han prohibido agrupaciones electorales, fundaciones, partidos y otras organizaciones políticas, y hasta se han impedido manifestaciones o reuniones. Todo un derecho penal del enemigo propio de «tiempos de guerra» que persigue ideologías en vez de hechos, inspirándose en una vieja y nunca apagada tentación totalitaria: la idea de que se debe castigar no por lo que se ha hecho sino por lo que se es.

En ese contexto, no resulta extraño que la denominada «lucha contra el terrorismo» alcance también a los defensores de los derechos humanos o a los abogados de la izquierda abertzale que han venido denunciando esa involución. No hace mucho, la Audiencia Nacional levantó testimonio de particulares en la propia sentencia del sumario 18/98 contra dos de los abogados defensores, Jone Goirizelaia y Jose María Elosua, acusados de injurias terroristas -delito que por otro lado no existe en nuestro ordenamiento- por referirse, en ejercicio de su libertad de expresión y derecho de defensa, a las torturas padecidas por sus defendidos. Ahora, otra vez en el mismo tribunal, se juzga a los abogados de Gestoras Pro Amnistía bajo la acusación de formar parte del «frente de macos» -o cárceles- de la organización armada.

Por este motivo algunas asociaciones de abogados como AED (Abogados Europeos Demócratas) han venido realizando una labor jurídica de observación, seguimiento y denuncia de esos procesos. En el juicio de Gestoras los abogados europeos han denunciado, entre otras cuestiones, la entrada y registro de despachos profesionales de abogados como Julen Arzuaga, miembro de la propia AED, sin las garantías debidas al secreto profesional y a la confidencialidad de las comunicaciones con los clientes. En una situación muy parecida, pero desafortunadamente no tan conocida, se encuentra el abogado Juanma Olarrieta, encarcelado bajo la acusación de pertenencia a banda armada por su actividad profesional de defensa en Madrid de los presos de GRAPO.

Con estos y otros casos se pone en evidencia, como ya apuntaba la propia ONU en su resolución 53/144 del 1998, las dificultades y obstáculos a los que se enfrenta la labor de denuncia de maltratos y torturas incluso por parte de los profesionales del Derecho. Sustraer del silencio e invisibilidad tales actos de barbarie se convierte todavía hoy en día en una auténtica tarea titánica y de riesgo. En Cataluña, sin ir más lejos, recientemente lo han podido comprobar otra vez los propios miembros del Observatorio del Sistema Penal de la U.B., a los que el Gobierno catalán ha prohibido su entrada a las prisiones catalanas para realizar su labor de investigación y seguimiento de los maltratos o torturas denunciadas.

Las personas u organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos y denuncia de sus violaciones son la base imprescindible sobre la que se constituye la confianza en los mecanismos específicos de protección de los ciudadanos frente al arbitrio punitivo. Aquí y en cualquier parte del mundo. La no comprensión de ese papel fundamental y su persecución no son más que otro signo inconfundible de involución autoritaria y pérdida de legitimidad política del actual estado de derecho.

Jaume Asens. Vocal de la Comisión de Defensa del Colegio de Abogados de Barcelona


.... ... .