lunes, 31 de marzo de 2008

Cronopiando : Diálogo Bilingüe Sobre la Moral de Estado

Esta vez es gracias a Rebelión que recibimos el Cronopiando de Koldo con respecto al Estado Español y su crítica a Turquía, aquí lo tienen:



Diálogo bilingüe sobre la moral de Estado

Koldo Campos Sagaseta

-Dice el Gobierno de España que “ve con preocupación la demanda del fiscal general de Turquía solicitando el cierre del partido Justicia y Desarrollo y la suspensión de sus dirigentes durante 5 años por entender que sus actividades atentan contra el carácter secular de la república turca”.

-Zer? (1)

-Que el Gobierno de España está preocupado por la demanda del fiscal turco de ilegalizar el partido Justicia y Desarrollo y suspender a sus dirigentes por atentar contra el carácter de su repúbica.

-Nola? (2)

-Que el gobierno de España no acepta que Turquía ilegalice partidos y suspenda a sus dirigentes, y que “es conveniente que las cuestiones políticas queden fuera del ámbito judicial para que exista un escrupuloso respeto de la separación de poderes”.

-Zer esaten ari da? (3)

-Que España rechaza la ilegalización de partidos y sus representantes porque no es conveniente llevar la política al terreno judicial, y que hay que preservar la separación de poderes.

-Barkatu… esango didazu berriro? (4)

(1) ¿Qué?/ (2) ¿Cómo?/ (3) ¿Qué está diciendo?/ (4) Perdón… ¿me lo puede repetir?



.... ... .

De Focas y Vascos

Este interesante comparativo ha sido publicado en inSurGente:

La matanza de las focas

Manuel F. Trillo

Como todos años por estas fechas ocurre una matanza de focas en el Polo Norte. Las matan a palos; la sangre mancha la nieve y blanca como es, una estela roja de sangre es el testimonio del crimen. He visto a un hombre dando golpes a una foca con un palo y, luego, arrastrarla viva aún por el suelo. La despelleja viva, porque dicen que así la piel es de mejor calidad. El sufrimiento de estos animales es semejante al de los despellejados en los países pobres, es terrible. Todos sufrimos con esta matanza de focas, y así vemos a quienes gastan zapatos de piel de foca llorar por tan horrible crimen. Cierto es que son animales mamíferos, como nosotros. De sangre caliente, como nosotros. Y que las focas siempre están jugando, por eso es tan fácil cazarlas a golpes, porque creen que los hombres vienen a jugar con ellas. El juego se acaba con el primer golpe de martillo, y buscan desesperadas un agujero por el que escaparse, y se habrán escapado una y diez, pero los canadienses esperan cazar de este modo 275.000 focas.

En las cárceles de España hay personas encarceladas sin que hayan cometido crimen alguno. ¿Nombres?, ¿queréis nombres?, mirad atentamente la lista de los presos vascos y veréis que muchos son inocentes de todo crimen, salvo el que se inventan Ministros de Justicia o los propios Tribunales. Es como la matanza de las focas en el Polo Norte, hay que cazarlos porque son focas, porque son vascos. Todavía clama al cielo la petición de que se restaure la justicia, y el cielo dirá en su momento que Justicia ha declinado su acción y que deja el paso a Venganza. Nadie se queje nunca de que haya matadores de focas muertos en el camino.

Clama al cielo la inoperancia de los jueces y tribunales de España. Es muy oportunista hablar de la niña asesinada en Huelva por un pederasta que estaba condenado y a quien no habían encarcelado porque se le había olvidado a alguien meter en prisión a un criminal de tal naturaleza. No he visto en la prensa y en la tele compararlo con los vascos, con la finura a la hora de seguir a toda la cúpula de Batasuna reunión tras reunión hasta que los pillan reunidos para meterlos en prisión a todos, pero se olvidan de encarcelar a un condenado por pederastia. A mí se me ocurre pensar que no hay vasco independentista que no esté vigilado 24 horas sobre 24 horas por la policía secreta (los emboscados). Se gasta el Estado una millonada en perseguir a los vascos y se olvidan de encarcelar a los pederastas. La matanza de focas continúa.

He leído últimamente un libro de Gómez Fouz (hijo de un policía en el franquismo) sobre los clandestinos en Asturias durante la época en que Ramos (el comisario de la Brigada Político-Social) era el mandamás y el “padrino” de los torturadores en aquel tiempo. Nombres de personas –hombres y mujeres- de las cuencas mineras de Langreo y del Caudal que fueron torturados y masacrados, algunos perdieron la vida, golpeados y humillados, por defender una organización de la sociedad en que todos pudieran hablar y expresarse libremente. En que los principios y derechos reconocidos por la ONU –por la ONU, no por el comunismo libertario- pudieran ser ejercidos sin coacción ni amenaza alguna, ni de ser torturado –en España aún se tortura- ni de ser condenado arbitrariamente –la condena contra los vascos del proceso 18/98 ahí como horror y mierda del sistema “democrático” actual- o de ser encarcelado por la simple sospecha de que has quemado un contenedor de basura –kale borroka- o de ser observado e investigado por la policía política –“servicio de información”- por escribir un artículo que no es correcto según sus estrechas y podridas entendederas.

La lástima es que los comunistas que aparecen en el libro mencionado ya no existen. Los comunistas ahora son como Felipe Alcaraz, unos comeollas. Por eso tengo ese dolor, no por mí, sino por quienes dieron su sangre y su vida, y no se amilanaron ante el fascismo como Anita Sirgo y Tina la de la Juécara. Les queda mucho que andar a estos comunistas de pacotilla que viven dentro de Izquierda Unida, y que quieren vivir dentro de IU, sustituyendo en los cargos a los ecosocialistasgaysverdiblancos, el caso se resume de este modo: “todo por el cargo”. Les importa poco la sociedad. Así sigue la matanza de las focas.

Los cómplices de Zapatero son aún peor que los que votaron a Zapatero de modo directo, pues a la postre con éstos se puede debatir abiertamente ya que sus posiciones no son propias de los mentirosos, sino de los interesados, incluso diría más, de los confundidos. Pero los cómplices son ésos que no votan a Zapatero y se vanaglorian de ello, y echan pestes contra el “sistema”, y se dan golpes de pecho diciendo aquello de que ellos son los limpios de corazón, son esos que votan refrenda de necios, que por hache o por be siempre legitiman al sistema con su participación. Ésos son los cómplices más peligrosos que tiene el sistema contra los que sí ponemos en jaque el sistema en su totalidad, y no tememos a que nos quiten la vida en una esquina o en una comisaría. Esos cómplices votan opciones aparentemente muy “revolucionarias” y son contados como necios votantes que legitiman el sistema que quieren denigrar. Estúpidas rosas que no miran más que al sol que más calienta. Y las focas siguen muriendo asesinadas.




.... ... .

Kalvellido : Presunción de Inocencia

Esta viñeta de Kalvellido ha sido publicada en inSurGente:






Todo el mundo es inocente hasta ke se demuestra lo vasko



.... ... .

La Evolución de las Lenguas y el Euskara

Este texto ha sido publicado en el diario Novedades de Quintana Roo:

ESTRUCTURA Y EVOLUCIÓN DE LAS LENGUAS

Paulino de Ariño

Como veíamos en la primera parte, hay que añadir a las anteriores la rama armenia y la albanesa. Las lenguas de la familia semítica se dividen en dos grandes grupos: el septentrional, que abarca el asirio, el cananeo, el moabita, el fenicio, el hebreo y el arameo (en la que se expresaba Jesús, conocido también como Cristo).

El meridional comprende el árabe en sus diversas modalidades, antiguas y modernas. Finalmente, las lenguas de la familia camítica son: el egipcio (y su forma reciente, el copto), el libiobereber y el etíope.

No todos los idiomas del mundo, por lo menos en el estado actual de la ciencia lingüística, son susceptibles de agruparse en familias.

Muchos de ellos, como el vascuence y el antiguo etrusco, quedan sin filiación genealógica.

El vascuence no es, como vulgarmente se dice, el habla de la España anterior a la conquista romana, sino el producto de la evolución de una de las primitivas lenguas de la Península, que absorbiendo después un conglomerado de voces extrañas, sobre todo latinas, se ha transformado en ocho dialectos privativos del territorio vasco.

Guardaba el vascuence con las lenguas habladas en España en la época mas remota de su historia indudable afinidad, por lo cual resulta inapreciable documento, auténtica joya arqueológica, para conocer las características de dichos idiomas.

Por lo tanto, y después de los estudios de Schuchardt, sabemos que las desinencias de la declinación ibérica eran casi exactamente iguales a las del vascuence. Éste se apropió, de una parte, buen número de palabras latinas, pero al mismo tiempo debió influir en el latín peninsular con su peculiar fonética, produciendo modificaciones que se reflejan en el español: tales la confusión de "b" y "v", y la aspiración o desaparición de la "f", fenómeno privativo del castellano, que ha rechazado, por lo común, la "f" latina inicial de palabra, lo mismo que los vascos de antaño y que los actuales.


Solo hay que hacerle la precisión al señor de Ariño que España como tal tiene a lo más quinientos años de existencia y que sus referencias a la misma están fuera de contexto y solo contribuyen a la idea errónea que España ha sido una entidad política homogénea desde la época del Imperio Romano, una idea sin sustento ni rigor históricos. Curioso también que este tan laureado Doctor en Filosofía y Letras nunca acierte a llamar al vasco/vascuence por su nombre, euskara.

.... ... .

sábado, 29 de marzo de 2008

Candil de la Calle

El gobierno de Rodríguez Zapatero ha decidido tomar para sí el ejemplo de el represor Baltasar Garzón erigiéndose en proverbial "candil de la calle" llegando incluso a superar al desquiciado juez.

¿No me creen?

Les invito a leer esta nota aparecida en inSurGente:

inSurGente.- El Gobierno de la España una, agrandada y nada libre, el mismo que ilegaliza partidos políticos vascos y encarcela a sus dirigentes, ha hecho público un comunicado en el que asegura que "ve con preocupación" la presentación de una demanda por parte del Fiscal General de Turquía en la que éste solicita "el cierre del partido Justicia y Desarrollo y la suspensión de sus máximos dirigentes durante 5 años por entender que su actividad atenta contra el carácter secular de la República Turca." Y en el colmo del cinismo institucional, añade: "Es conveniente que las cuestiones políticas queden fuera del ámbito judicial para que exsista un escrupuloso respeto de la separación de poderes". Consejos vende y para él no tiene.


La revista provee esta captura de pantalla para sustentar la nota:




A que grado de hipocresía y cinismo pueden llegar los españoles al saber que cuentan con la complicidad de una comunidad internacional embaucada por los medios masivos de des-información.

.... ... .

Niegan Que Exista Conflicto Político Alguno

No hay manera de resolver un conflicto de la naturaleza que sea si una de las parte se niega a siquiera reconocer su existencia. Tal es el caso del regimen totalitario del militar franquista Juan Carlos Borbón que por medio del vocero de uno de los partidos políticos a su disposición ha decidido violar el derecho internacional impunemente con las declaraciones recogidas en esta nota publicada en Gara:

El PSE dice que no tolerará presiones del PNV y que el conflicto no existe

El PSOE vuelve a dar muestras de autoridad ante el PNV, pese a la mano tendida de éste. El portavoz del PSE, Rodolfo Ares, afirmó ayer que su partido no aceptará «presión ni ultimátum» alguno tras el emplazamiento jeltzale a abrir el diálogo con Ibarretxe como condición para apoyar a Zapatero. Ares afirmó que el PNV debe resolver sus problemas internos y que «aquí hay reivindicaciones partidarias que algunos quieren convertir en conflicto político».

GARA |

El PSOE continúa sacando pecho tras los resultados electorales, sobre todo en su relación con el PNV. Ayer fue el portavoz de la Ejecutiva del PSE, Rodolfo Ares, quien confirmó que su partido está dispuesto a abrir «una nueva etapa» de acuerdo con los jeltzales, pero siempre en función de los parámetros que el PSOE imponga.

Las declaraciones de Ares se producen un día después de que Josu Erkoreka, portavoz del PNV en el Congreso, instara al PSOE a abrir un diálogo con Juan José Ibarretxe como condición para apoyar la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero. Pocas horas después, el número dos del PSOE, José Blanco, rechazó esta apelación. Y ayer fue Rodolfo Ares quien recalcó al PNV que «no aceptaremos nunca ni ultimatums ni presiones en el diálogo político».

En esta línea, insistió en negar que haya un «bloqueo político» que solucionar, como se plantea desde el PNV. «En Euskadi, hay reivindicaciones partidarias que algunos quieren convertir en conflicto político», indicó Ares a la agencia Europa Press

«No hay bloqueo político, sino un bloqueo producido por un gobierno en minoría que tiene discrepancias y conflictos entre sus socios», añadió. Por tanto, instó al PNV a que «decida qué camino quiere seguir» en el futuro: «Si el de la acumulación de fuerzas nacionalistas y la confrontación, siguiendo la hoja de ruta marcada por el lehendakari, o si el diálogo y los acuerdos entre diferentes para intentar, a través de ese diálogo, alcanzar acuerdos, aquí en Euskadi, para construir el futuro entre todos y para todos».

«Nosotros, una vez más, le decimos que estamos dispuestos a dialogar, a buscar acuerdos, pero ese diálogo y esos acuerdos se tienen que dar en Euskadi, porque lo primero que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo sobre lo que queremos para, después, buscar diálogo y acuerdos con el resto de los representantes de la ciudadanía del conjunto de España», propuso.

«Son sus problemas»

El portavoz del partido que dirige Patxi López añadió además que lo primero que tiene que hacer el PNV es retirar la iniciativa de consulta de Juan José Ibarretxe, comprometida para el 25 de octubre: «Ellos se metieron en el callejón sin salida con esa hoja de ruta del lehendakari, y es el PNV quien tiene que tomar la decisión de salir de ahí. No puede pedirnos a los demás que le resolvamos los problemas en los que ellos se han metido», esgrimió Ares.

Para ello, volvió a poner sobre la mesa los resultados electorales que han dado al PSE una victoria histórica sobre el PNV. Instó a la dirección liderada por Iñigo Urkullu a que «los analice en profundidad y entienda que por mucho que se empeñe en arrogarse la representación del conjunto de la sociedad vasca sólo es un deseo y no una realidad; la sociedad vasca ya ha dicho con muchísima claridad quién quiere que le represente».

Una vez más los ultra-españolistas por medio de sus saboteadores políticos del PSE violentan los derechos del pueblo vasco protegidos por el Pacto Internacional de Derechos Civiles Políticos de la ONU.

.... ... .

Cuando el Borbón Manda a Callar

Este texto ha sido publicado en inSurGente:

El día en que el Rey calló a su hermano

Alejandro Ruiz

Venezuela Cantaclaro

No tuvo la misma suerte de Chávez el hermano menor de Juan Carlos de Borbón. Al príncipe Alfonso de Borbón no le apuntó con la mano solamente. A él lo calló para siempre. Transcurría la Semana Santa del 29 de marzo de 1956.

Es un hecho lamentable, pero indispensable reseñarlo para demostrar el manto de misterio y reserva sobre aquellos acontecimientos que puedan perjudicar la imagen del rey Juan Carlos. Es tanto así, que usted no conseguirá fácilmente una foto, una referencia periodística o reseña del malogrado hermano, Alfonso de Borbón. Es como si nunca hubiese existido.

La foto del rey y su hermano Alfonso


Es una rareza gráfica ver una imagen del hermano del rey de España. Esta foto es del año 1955, durante un paseo en un bote alquilado en el lago Albufera de Valencia, España. Arriba y en el centro del bote el actual rey Juan Carlos I y su hermano, el príncipe Alfonso (a su derecha); al frente, observándolos, su padre don Juan de Borbón. Un año después, Juan Carlos mataría a su hermano de un disparo en la cara


Como siempre, la gran prensa española y el gobierno franquista trataron de liberar de toda responsabilidad y acusación al elegido por el "Caudillo", pero los hechos saltaron la barrera de la manipulación. La primera versión difundida señalaba que el príncipe Alfonso se había disparado a sí mismo en la frente limpiando un revólver.

A la censura se sumaron los nobles de España que regularmente visitaban la ciudad portuguesa de Estoril; así como la prensa de Portugal, sometida a la dictadura del derechista general Salazar.

Ante el controversial suceso, es interesante destacar el relato del libro Don Juan Carlos. El Rey de un pueblo, de Paul Preston (Editorial Plaza & Janés, 2003).

Paul Preston no es uno de esos articulistas de farándula de la realeza en la revista Hola. Tampoco se le puede calificar de comunista, antimonárquico o de "chavista". Paul Preston es un reconocido historiador e hispanista, nacido en Inglaterra, autor de diversas obras de Historia Contemporánea de España, es Doctor en Historia por la Universidad de Oxford, y es miembro de la Academia Británica de Historia.

"El 29 de marzo, Jueves Santo, después de una misa vespertina en la iglesia de San Antonio de Estoril, la familia había regresado a casa. A las ocho y media de la noche, el coche del médico de la familia, el doctor Joaquín Abreu Loureiro, paró en seco a las puertas de Villa Giralda. Según parece, ambos muchachos habían estado en el cuarto de juegos, en el primer piso de la casa, entretenidos en tirar al blanco con un pequeño revólver, del calibre 22, mientras esperaban la hora de la cena. El comunicado oficial distribuido por la Embajada de España en Lisboa sobre la muerte de Alfonso decía: «Mientras su Alteza el Infante Alfonso limpiaba un revólver aquella noche con su hermano, se disparó un tiro que le alcanzó la frente y le mató en pocos minutos. El accidente se produjo a las 20:30, después de que el Infante volviera del servicio religioso del Jueves Santo, en el transcurso del cual había recibido la Santa Comunión». La decisión de silenciar los detalles fue adoptada personalmente por Franco", describe Paul Preston.

Luego la verdad emergería

Pronto se revelaría que ese Jueves Santo, Juan Carlos había matado a su hermano Alfonso, de 14 años, de un disparo en la frente, con su revólver calibre 22 que le había regalado Francisco Franco. Para la fecha de la tragedia el futuro rey de España contaba con 18 años de edad y un año de instrucción militar en la Academia General Militar de Zaragoza. Todo fue un accidente.

La propia madre de Juan Carlos y Alfonso, "Doña María de las Mercedes -continúa Preston- dio a entender tiempo después que Don Juan Carlos, jugando, había apuntado el arma hacia Alfonsito y, sin saber que la misma estaba cargada, había accionado el gatillo. En parecidos términos, parece que el propio Don Juan Carlos confesó a un amigo portugués, Bernardo Arnoso, que él había apretado el gatillo sin saber que el arma estaba cargada...".

En otro pasaje de su libro Don Juan Carlos. El Rey de un pueblo, Paul Preston explica cómo las relaciones familiares se deterioraron irremediablemente.

"Don Alfonso [el malogrado hermano menor] recibió sepultura en el cementerio de Cascais, al mediodía del sábado 31 de marzo de 1956. Don Juan Carlos asistió a la ceremonia vestido con el uniforme de oficial cadete de Zaragoza. Incapaz de soportar la presencia de su hijo mayor, Don Juan le ordenó que volviera a la Academia Militar. El general Martínez Campos y el comandante Emilio García Conde se habían presentado allí con un avión militar español en el que el Príncipe [Juan Carlos] fue devuelto a Zaragoza", por orden de Franco, obviamente.

"Don Jaime de Borbón, hermano de Juan de Borbón y tío de Juan Carlos y Alfonso, exigió, en su calidad de jefe de la Casa de Borbón, que se abriera una investigación al respecto para depurar la responsabilidad del príncipe Juan Carlos, al considerar que tal suceso podía afectar a la línea sucesoria, que no llegó a ninguna conclusión. Este hecho afectó mucho emocionalmente a su madre, Doña María de las Mercedes de Borbón, que estaba presente durante el accidente y tuvo que recuperarse en una clínica alemana a causa de depresiones (...) porque se creía responsable por haber dejado a sus hijos jugar con el arma, para evitar que, aburridos en un atardecer lluvioso, siguieran peleándose".

¿Homicidio culposo? Lo menos, irresponsabilidad de parte de Juan Carlos de Borbón, quien con sus conocimientos de armas, puesto que cursaba en la Academia Militar de Zaragoza, y con 18 años de edad "jugaba semejante juego" con su hermano menor.

.... ... .

viernes, 28 de marzo de 2008

Entrevista a Mariano Ferrer

Continuamos con la cobertura del caso 18/98, he aquí una entrevista a Mariano Ferrer aparecida en Rebelión:



"Mucha gente no quiere creer que el poder le está fallando"

Àlex Romaguera | Illacrua

Traducido para Rebelión por Daniel Escribano

El rodillo de la Audiencia Nacional ha dinamitado la presunción de inocencia y la garantía de un juicio justo. Bajo la construcción ficticia de una imputación carente de pruebas, la alta instancia obedeció el pasado mes de enero al impulso político de enchironar a todo el entramado civil de la izquierda abertzale. Mariano Ferrer, portavoz de la plataforma de apoyo a los imputados por esta causa, conocida como macroproceso 18/98, disecciona lo que ha supuesto un grave atentado a las libertades básicas. Primer director del diario Egin y prolífico analista de la realidad vasca, Ferrer (San Sebastián, 1939) apela al sentido crítico contra esta magna injusticia, que espera que sirva para que nos rebelemos ante los enormes déficits de nuestro sistema democrático.

¿Cuál es el estado de ánimo después de la sentencia?

Si nos evadimos del realismo en que estamos instalados, parece increíble que se haya producido y que haya interesado a tan poca gente.

¿No ha sido posible convencer a todo el mundo?

La experiencia del límite es terrible. Y más en Euskadi, donde si bien la población comparte perfectamente los espacios sociales, en determinados asuntos hay una profunda impermeabilidad. De aquí la tristeza de no llegar a la mayoría con la idea de que el juicio suponía un atentado contra el derecho de las personas y los principios democráticos. Porque no lo olvidemos: la gente ha sido juzgada por su ideología, no por su actuación.

¿El proceso ha servido para acercar a sectores desavenidos?

Ha permitido mejorar la cultura democrática y reforzar vínculos, pero sólo entre quienes hemos querido escucharnos. De hecho, en la plataforma hemos coincidido imputados y otros que no estamos amenazados por la acción de la justicia. Ponernos de acuerdo fue difícil.

¿Costaba consensuar el mensaje?

Personalmente, creía que debíamos hablar de juicio justo, centrándonos en el hecho de que nadie puede negar al otro un juicio justo, por muy criminal que sea la persona, a la cual debe garantizarse una sentencia proporcional. Pues bien, sectores de la plataforma discreparon de este planteamiento porque consideraban ofensivo el mero hecho de que se celebrara un juicio. Llegar a la confluencia nos dio una mirada a la realidad más coherente y ello atrajo a personas hasta entonces alejadas.

¿Ha faltado, empero, transversalidad?

La historia de este pueblo es tan dura que mucha gente ha bajado la persiana y ha dicho que, de determinadas cosas, no quiere oír hablar.

¿Los socialistas se han blindado por no aceptar que el juicio se producía con el PSOE en el gobierno?

Eso ha influido. Pero el blindaje viene sobre todo porque mucha gente no quiere creer que el poder le está fallando. Piensa que actúa con buen fin y que respeta las reglas.

¿La falta de crítica hace que se acepte la condena?

Intervienen dos elementos. Por una parte, la fatiga de la sociedad con relación a ETA y la sensación de que este mundo no acepta ninguna de las oportunidades para resarcirse, razón por la cual «tienen lo que se merecen». Eso crea un ambiente que Garzón aprovecha para construir la acusación según la cual «todo es ETA» y que, si actúa, es porque alguien le ayuda. Y, por otro lado, cuando muere Miguel Ángel Blanco, Aznar comienza una deriva absolutista con el objetivo de eliminar a los nacionalistas de la escena política, lanzando sobre ellos que «la violencia de ETA existe porque la sustentan».

¿Con el PSOE en el poder no cambian las cosas?

Incluso se endurece la represión. Debe recordarse que, cuando el PP sale del gobierno, pierde los poderes ejecutivo y legislativo, pero no el judicial. Y eso le permite impulsar actuaciones judiciales que limitan la actividad del ejecutivo socialista y que derivan en una interpretación restrictiva de la ley por parte de los jueces que controla. Entonces, ante eso, el sector más duro del PSOE, que en política antiterrorista y territorial es igual al PP, toma el timón y se apunta a la espiral represiva con el temor de que, si no lo hace, lo hará la derecha.

En esta estrategia, ¿qué ha pesado más, la falta de voluntad política o los intereses electorales?

La falta de proyecto. Llega al poder sin plan de gobierno y, de entrada, sale del paso con la retirada de las tropas de Iraq y otras medidas cubiertas con pátina democrática. Pero cuando coge el Estatuto catalán como vía para engancharse al proceso de paz vasco aprovechando la disposición inequívoca de Batasuna de encarrilar el problema comete un error grave. Piensa que puede conducir el proceso al margen de un PP dedicado a vender la idea de que los socialistas han usurpado el poder y que, detrás del 11-M, está ETA.

¿Actúa sin cálculo?

Y eso provoca que el PP le marque los tiempos, hasta el punto de que no tiene el coraje para imponer un cambio en Navarra, donde, atemorizado ante el discurso de Rajoy según el cual Nafarroa Bai pone en peligro la unidad de España, acaba regalando el poder a la derecha. En definitiva, el PP le gana la partida; y no tan sólo se niega a secundar un eventual entendimiento para desbloquear el conflicto vasco; pone a trabajar a todos los jueces para que la izquierda abertzale no actúe políticamente, al revés de lo acordado en las conversaciones de paz.

Negociar el Conflicto Político

Este interesante análisis ha sido publicado en Rebelión:



Podría estar acabándose el tiempo

J. M. Álvarez


Antes de que ETA anunciara su última tregua, algunos sectores españolistas se jactaban de que, tras los atentados islamistas de Nueva York y Madrid, la organización vasca se había “achicado”. Así mismo destacaban, morbosamente, la ausencia de víctimas o que las bombas eran de escasa potencia y, a veces, no estallaban porque utilizaban material caducado. También ridiculizaban a los comandos, afirmando que carecían de formación y se reclutaban a la desesperada en las tabernas, debido a la decadencia irreversible de la organización. En definitiva: esa ETA nada tenía que ver con la de los años 80, y la declaración de tregua era un síntoma de debilidad.

Pero después de la ruptura del alto el fuego, ETA ha demostrado que está tan fuerte como siempre, ejecutando varios atentados, algunos con víctimas mortales. Es de suponer que una organización al borde de la desaparición, actuaría, en una huída hacia delante, efectuando ataques demoledores e indiscriminados (similares a las masacres que realizan las “democracias” que nadie condena) y no los anunciaría previamente. Pero lejos de eso, ETA avisa media hora antes, que va a explosionar un coche-bomba, junto al cuartel de la Guardia Civil de Calahorra. No parece pues, que esté debilitada, o desmoralizada.

El todavía ministro del interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, jamás ha subestimado la capacidad de ETA, por eso afirma que "vamos a un ciclo largo de violencia". Sabe que, a pesar de que probablemente detengan a quienes participaron en el atentado que costó la vida del ex concejal socialista de Mondragón, otros tomarán el relevo, pues cuentan con un importante apoyo social. ETA no podrá derrotar militarmente al régimen español, pero sí puede desgastarlo y disponerlo para convenir una salida al enfrentamiento. Eso no es nada nuevo. A lo largo de la historia, le ha sucedido a Portugal, Francia, Inglaterra y otras potencias coloniales.

Por otro lado, la experiencia demuestra que ni este Gobierno ni otros, han logrado liquidar a ETA por la vía policial. Franco utilizó tribunales especiales, torturas, sobornos, estados de excepción y penas de muerte, sin resultado. Los sucesivos gobiernos del régimen legado por el dictador, tampoco han tenido éxito a pesar de utilizar el terrorismo de Estado, torturas y ejecuciones extra sumariales. Por ello, no es aventurado predecir que, si no se pacta, habrá conflicto para años.

El factor internacional, también ha irrumpido en el escenario. El régimen de Madrid está muy preocupado porque, desde la independencia de Kosovo, otros países comienzan a decir que en España existen naciones ocupadas. Vladimir Putin, denunció en una rueda de prensa que “la gente no quiere vivir en España en un Estado único”, lo que provocó que se pidieran explicaciones al embajador ruso. Fidel Castro argumentó sobre la cuestión de Kosovo que “no se puede jugar con el asunto de las nacionalidades, cualquiera se da cuenta que con esos antecedentes, el País Vasco y Cataluña se podrían acoger a tal principio dentro de la Comunidad Europea” (Reflexión,“Espero no equivocarme”)

Yo sí desearía equivocarme, pero creo que España, como miembro de la OTAN y la UE, terminará reconociendo a Kosovo, e incurrirá en una contradicción forzada por su alineamiento, porque aceptaría la independencia de una provincia serbia, y seguiría impidiendo que los vascos -o los catalanes- decidan su futuro. ¿Qué sucedería si Rusia o Serbia reconocieran una eventual declaración de soberanía del País Vasco? En Los Balcanes existe un enorme mercado de aprovisionamiento de armas, allí pululan traficantes e intermediarios de muchos países, entre ellos Rusia y Serbia. ETA lo tendría fácil para adquirirlas, e incluso podría encontrar refugio político.

Mariano Rajoy declaró hace poco que “ETA debe perder toda esperanza de alcanzar sus objetivos políticos” (sic). O bien se contradecía, o estaba reconociendo que la organización vasca es un grupo político-militar. Sea como fuere, la única solución al conflicto es política; por tanto se hace imperativo abrir un nuevo proceso negociador- sin trampas impuestas en la sombra- que desemboque en un referéndum donde el pueblo vasco pueda pronunciarse. Si así sucediera, estoy seguro de que al día siguiente de celebrarse la consulta, ETA dejaría de existir por decisión propia.

Es posible que al Gobierno español, le esté pasando por delante el último tren que podría evitar la prolongación indefinida del problema vasco y el sufrimiento de mucha gente. El problema es que, una cosa es ser Gobierno, y otra ostentar el poder. Y éste sigue en manos de los que ladran aquello de “Por el imperio hacia Dios”.

.... ... .

jueves, 27 de marzo de 2008

A esa Izquierda Estatal y Colonialista

El escrito que están a punto de leer ha sido publicado en Rebelión, el mismo sirve para entender que mientras los españoles supediten su ideología a la inquebrantable unidad de la gran España no importará realmente si son de izquierdas o de derechas. Aquí lo tienen:


De un vasco de izquierda a dos españoles de izquierda

Jesús Valencia


El atentado de Arrasate reavivó un debate siempre abierto respecto a las estrategias del Estado y, en especial, de ETA. Leyendo las réplicas y contraréplicas, es evidente que el mayor punto de discrepancia se centra en la lectura que se hace de las acciones de la organización armada, y del juicio que merecen tanto sus acciones como la propia organización. Carlos Fernández y Santiago Alba han reiterado su pensamiento, muy conocido entre nosotros, en una nota de urgencia (ETA también vota) y en una respuesta a las críticas recibidas (ETA también mata). Tomando como referencia ambos escritos, aporto esta reflexión que pretende ser respetuosa y enriquecedora. Y que no incluye a otras organizaciones de izquierda del Estado que, con su praxis, demuestran no compartir ni el fondo ni la forma de ambos textos.

Santiago y Carlos, acostumbrados a cuestionar al poder, se consideran especialmente legitimados para cuestionar a ETA. Aunque su actitud pueda dar la apariencia de equidistancia, a mí me parece que no es tal. Están identificados con una de las partes en conflicto: el Estado. Y, desde esa preubicación realizan su prejuicio: crítico respecto a los abusos del españolismo, absolutamente descalificatorio respecto a la organización armada. A aquel, le reprochan sus excesos y a ésta su propia existencia. Las críticas al Estado, cuando se producen, suelen ser tardías, esporádicas y medidas. Las descalificaciones de ETA suelen ser inmediatas, habituales y furibundas. Crítica plausible en su censura a los abusos del Estado y beligerancia máxima en sus arremetidas contra la organización armada.

Una prueba de esa actitud parcial es la lectura que hacen del atentado de Arrasate. Era de suponer que intentarían despojar el hecho de todo contenido político, pero recurrir para ello a calificar a Carrasco como “una persona que pasaba por la calle” me parece un enfoque incorrecto y tendencioso; tal análisis no se corresponde con la trayectoria de la organización armada ni con la trayectoria de ambos escritores. Habitualmente, su lectura de la realidad suele ser mucho más equilibrada y objetiva pero la furia de aquel día les hizo perder equilibrio y objetividad. Quien quiera saber si el atentado tenía o no un componente político que analice la descomunal reacción política que suscitó en todo el Estado, incluidos los dos escritores. Y cómo se quiso instrumentalizar lo ocurrido para infligir un severo castigo político a ETA. La reacción hubiera sido muy distinta si el autor de los disparos hubiera sido un estudiante despechado.

Es normal que Carlos y Santiago negaran entidad política al atentado ya que se la niegan a la propia organización. No es la primera vez que se combate al adversario negándole su condición de parte contendiente. Las descalificaciónes de ETA no son mayores que las que España dedicara a Abd El Krim, líder en la sublevación del Rif; se trataba de un perro miserable, sanguinario, traidor, cobarde, que eludía el enfrentamiento abierto, cruel…Todo aquel cúmulo de insultos no alteró el desarrollo de los acontecimientos. Respecto a ETA, el negarle toda legitimidad política es tan viejo como la propia organización. Es llamativo que en este ejercicio descalificatorio coincidan la izquierda y la derecha españolas. Unos y otros hacen prevalecer en este empeño los intereses patrióticos comunes sobre las sensibilidades ideológicas diferenciadas. ¿No se produjo una complementación similar entre la derecha y la izquierda francesas frente al movimiento independentista de Argelia? A la izquierda española le pediría algo más de humildad y respeto. Pueden tener mucho de cierto en sus reflexiones pero no tienen toda la verdad. Me gustaría ver a esa izquierda desempañando un papel mucho más activo que el que desarrolla en la búsqueda conjunta de alguna solución. Quizá entonces sería más fácil encontrar puntos de encuentro. También nosotros estamos dispuestos a someter a contraste nuestros planteamientos pero con unos activistas que estén en sus correspondientes barricadas. Las recomendaciones de una izquierda española que no está haciendo sus deberes, tienen poca fuerza y merecen poco crédito.

En cualquier caso, quienes le niegan a ETA todo reconocimiento puede que tengan muchas razones pero no tienen la competencia para dar credenciales de legitimidad. Esa depende de la caracterización de que se dote cada organización y del reconocimiento social con que cuente. Estoy pensando en esa parte de la ciudadanía (y no sólo vasca) que hoy oculta lo que siente; pero también en agentes sociales, sindicales, organismos internacionales de mediación, otras fuerzas en conflicto, partidos políticos, Estados, el propio Estado español….que han mantenido, mantienen y mantendrán líneas abiertas de interlocución a pesar de lo que ellos mismos y los detractores de ETA digan en público.

Carlos y Santiago, como es habitual en esa izquierda española, también niegan a ETA toda legitimidad ética. Quizá un día podamos abrir en público este debate que hoy no es posible por razones obvias. Es la ventaja que tiene dicha izquierda española y todos los terceristas vascos, que juegan con el árbitro de su lado. En cualquier caso, unos y otros se sitúan en una corriente de pensamiento muy extendida en el mundo actual: asociar la ética exclusivamente a los comportamientos no violentos y a la promoción de una discutible paz genérica. (Baketik se llama el centro de educación para la paz que promueve el derechoso Gobierno Vasco; término compuesto de dos iniciales: Bake- Etika). Quienes han elegido otros caminos ¿son personas “desalmadas”? Cuando abordemos públicamente este debate podremos hablar del teólogo B. Häring, de Marcuse y de muchos más. Por hoy, me limito a citar a Celia Hart, mujer, cubana, revolucionaria y escritora, que hace pocos días escribía: “(las FARC) junto con el ELN pueden enseñar a esta pálida izquierda actual que la violencia revolucionaria es ética; de no serlo, tendríamos que acusar no sólo a Fidel y al Che, sino a Lenin a Mao y a Trotsky…”



Lo que falta pues es que los españoles supuestamente de izquierdas comprendan que aferrarse al pasado colonialista y supremacista de España no es bueno para nadie, ni para españoles ni para vascos, ni para gallegos, bueno, ni para los saharauis.


.... ... .

Eusko Flickr : Lesakako Kale Nagusia


Lesakako kale nagusia
Originally uploaded by ardazka

miércoles, 26 de marzo de 2008

Salmón del Bidasoa a la Parrilla

Con ustedes una receta más por parte de Vascos México:

SALMÓN DE BIDASOA A LA PARILLA

Ingredientes para 4 personas

8 Trozos de salmón con un peso de 800 grs
Aceite
2 cebollas
Perejil fresco
Sal
Salsa de tomate

Adobaremos los trozos de salmón con aceite, sal , perejil y cebollas picadas. Pasados unos 60 minutos los retiraremos y asaremos sobre parrillas calientes. Regaremos el salmón con el jugo del adobo de vez en cuando y lo serviremos con una salsa de tomate caliente.

.... ... .

Simplifiquemos La Política

Este texto nos ha llegado vía correo electrónico:

¿Y si simplificáramos todo esto?

Michel Collon

Traducido por Ángeles Maestro

Cuáles son exactamente las reglas que rigen el derecho a la secesión y, en general, lo que se llama autodeterminación de los pueblos?

Parece complicado, si creemos a nuestros grandes medios de comunicación...

En Asia, los tibetanos tienen derecho. Pero no los iraquíes, ni los afganos.

En Oriente Medio, los israelíes tienen derecho. Pero no los palestinos, ni los kurdos.

En África, los coroneles mafiosos del Este del Congo tienen derecho, pero no el Sahara Occidental.

En América Latina las provincias ricas (de derechas) de Bolivia y de Venezuela tienen derecho. No lo tienen los indios de Chile, México, etc...

En los Balcanes, los albaneses de Kosovo tienen derecho, pero no los serbios de Kosovo, ni los de Bosnia.

En Europa occidental, los flamencos tendrían derecho, pero no los irlandeses del norte, ni los vascos.

Complicado, en efecto. ¿Y si simplificáramos todo esto? No tendrían derecho a la autodeterminación más que los que están "con nosotros".

Los otros, no.

Y, ya que estamos, sustituyamos la palabra "demócrata" por "con nosotros" y la palabra "terrorista" por "contra nosotros".

La política es sencilla cuando se quiere.


.... ... .

martes, 25 de marzo de 2008

En Plena Guerra

En este escrito publicado en Kaos en la Red se habla de Kosovo y como contrapeso con el proceso soberanista en Euskal Herria:

La guerra global y los vascos

Baserrigorri

Es más que una evidencia que hoy, en el año 2008 la humanidad esta asistiendo a una guerra, en algunos lugares fría, en otros caliente a rabiar, que tiene su inicio en 1991, año en que se desencadena la llamada primera guerra del golfo.

La característica principal de esta nueva guerra, desencadenada por los halcones del imperialismo norteamericano, es que una vez se han librado del enemigo comunista que representaba la URSS, se lanzan en una ofensiva sin fin, por las riquezas del planeta, las que aun no estaban a su alcance y por el intento de acabar por los dos enemigos estratégicos de los yanquees, a saber la Rusia post-URSS y China.

En la ofensiva de los imperialistas por la ganar esa guerra, no han tenido escrúpulos en utilizar a su interés las cuestiones nacionales, que han considerado beneficiaban a su estrategia: las republicas ex soviéticas, las antiguas republicas yugoslavas, Tibet, lo que haga falta para avanzar en ese tablero de ajedrez en que han convertido nuestro planeta, para asi poder tratar de aislar y debilitar a sus dos enemigos, Rusia y China.

Otras cuestiones nacionales, como el caso vasco, han sido ignoradas, o sencillamente dejadas de la mano de dios, lo cual nos deja a las claras, la primera conclusión, y es que al imperialismo poco le importa la libertad de los pueblos, lo que realmente le interesa es manejar las situaciones a su propio interés, por ellos debemos huir de pensar que la libertad de Kosovo o mas actualmente la libertad de Tibet sea lo que mueve a los grandes mas-media. El interés es más bien, el avance de las posiciones imperialistas. Jamás a los capitalistas ni a los gestores del imperio les ha importado un pimiento la libertad de los pueblos. Los vascos no encajamos entre los intereses del imperialismo, esa es la razón por la que somos tratados de otra manera que los chechenos o los tibetanos, si la libertad de Euskal Herria, si la creación de un estado vasco fuese interesante para el imperio, posiblemente, de la misma forma que hicieron con Belgrado, ya habrían bombardeado Madrid en genocidas acciones bélicas, contra la población civil. De ahí surge otra pregunta…. ¿esa forma de conseguir la independencia es la que nos interesa a los vascos?

De la misma manera que nos surge esta cuestión también debemos preguntarnos... ¿podemos los vascos esperar algún tipo de apoyo a nuestra causa de Rusia o de China?

Y una nueva cuestión, no menos importante, ¿son pueblos, con su derecho a la autodeterminación, los que están siendo utilizados por el imperialismo?

Se me va a permitir que responda a estas tres cuestiones en sentido inverso, es decir, primero la ultima que he planteado y por ultimo la primera, solo asi, se podrá llegar a alguna conclusión en tema tan espinoso y que levanta tantas pasiones.

Según la constitución soviética vigente en 1989, cuando aquel estado exploto, todas las republicas que constituian la URSS, eran naciones con el derecho a la autodeterminación garantizado. Lo mismo debe decirse de las republicas yugoslavas, por lo que en esos casos no cabe debate alguno, eran pueblos, naciones que se habían reunido en un único estado y que según las leyes que lo regían en cualquier momento que lo considerasen oportuno podrían romper el contrato y formar sus propios estados, en ese sentido, ejercieron un derecho, que por ley gozaban. Otra cuestión es que a las personas con ideales marxistas no nos agradasen las vías capitalistas que adoptaron, pero es que, el derecho de autodeterminación no solo comprende la posibilidad de estar independientes o no, sino que tipo de sociedad se debe construir. Ese derecho es el reclamamos los vascos, el poder decidir si queremos estar en España o no, y al mismo tiempo si queremos este capitalismo de rapiña, o si, por el contrario deseamos poder construir una sociedad socialista. Ese es el deseo por el que luchamos y si reclamamos respeto a nuestra decisión, es de recibo preguntarse, como podemos negarles esa posibilidad a otros pueblos.

Ojala croatas, letones, eslovacos etc., hubiesen optado además de por la independencia por el socialismo, pero su elección fue la que fue y lo que merece esa decisión de esos pueblos es una severa reflexión sobre las tremendas carencias del socialismo del siglo pasado en esas tierras que acabo repudiado por esos pueblos. Fueron las masas de aquellas tierras las que optaron por la vía capitalista y el socialismo nunca puede ser una imposición, sino una vía elegida por el pueblo. Lo que deben hacer los comunistas de aquellos países, hoy estados, es un profundo ejercicio de autocrítica, y un empezar de 0 en las tareas de construir de nuevo el socialismo en esos lares. El capitalismo es sinónimo de barbarie y mas temprano que tarde, los comunistas deberán estar prestos a ofrecer a esos pueblos alternativas socialistas al capitalismo explotador.

Pero hay otros casos, como el kosovar, chechenio, tibetano etc. que no eran reconocidos, ni lo son como el caso del Tibet, como republicas, son regiones en un estatus similar al que los vascos padecemos en Francia y España. Son casos a analizar con más cuidado. Euskal Herria, Galiza, Catalunya, no son republicas reconocidas ni siquiera naciones por la constitución española y sin embargo desde sensibilidades de izquierda nadie duda de que lo somos. No es necesario que ninguna constitución soviética reconozca el carácter de nación a Chechenia, lo es y punto. Lo es porque tiene una historia como nación, un idioma y sobre todo una conciencia de ser nación. Sencillamente es una nación invadida por Rusia, de la misma manera que el Tibet es una nación invadida por China y el carácter reaccionario de sus dirigentes no les priva del carácter de nación, por lo que tienen el derecho a la autodeterminación, al igual que Bretaña, Córcega o Euskal Herria, se lo reconozca o no el estado opresor de turno.

El derecho a la autodeterminación debe ser sagrado por los comunistas y debe ser respetado siempre, nos guste o no el carácter de quien lo lleva adelante y si no queremos caer en los viejos errores que acabaron con la derrota de 1989, debemos no imponer sino proponer el socialismo y darle en el la importancia que tiene tanto el ser humano como los pueblos. Imponiendo el socialismo, no solo no se conquistaran los corazones de las masas sino que nos alejamos de las enseñanzas de Lenin, del Che y de todos los que propusieron el hombre nuevo.El socialismo es una conquista de las masas, en la dinámica de la lucha de clases. El hombre nuevo del que hablaba el Che jamás habría oprimido a ningún pueblo.

Por lo que esos pueblos que citamos, deben gozar de su derecho a la autodeterminación y su derecho consiguiente a formar un estado si asi lo desean. La forma que deseen para ese estado, es asunto interno de ellos, tarea de los comunistas de esos lares que ese estado sea socialista y los comunistas del resto del mundo desear y esperar y si es posible ayudar a que sea el socialismo la opción elegida. Y si la opción que eligen es el capitalismo, tarea inmediata de los comunistas de allá, recuperar la confianza de las masas, desenmascarar el carácter opresor del capitalismo y reiniciar la vía socialista, luchando dia a dia con honradez.

Había una segunda cuestión y era si los vascos podemos esperar algo de los estados chinos, rusos, serbios….y quien dice vascos puede decir catalanes, gallegos…

Ambos estados han demostrado sobradamente que sus movimientos internacionales son en base a sus intereses de estado. La URSS jamás entendió la lucha por la liberación nacional en Europa, solo la entendió para Africa y America y en términos de descolonización, y nunca ningún movimiento de liberación nacional europeo, ni siquiera los de carácter progresista gozaron de su apoyo. Es mas éramos tachados de movimientos pequeños burgueses y solo los partidos comunistas de carácter estatal, enemigos de nuestras independencias gozaban de su apoyo y financiación. Si en tiempos de la URSS no lo entendieron, o no quisieron entenderlo menos aun ahora que quien gobierna en Moscú es una mafia capitalista, verdugo de pueblos y de hombres y mujeres libres.

La posición de China respecto a estas cuestiones es idéntica. Ningún apoyo podemos esperar del gigante asiático a no ser que en el juego de ajedrez del que participan, fuésemos interesantes a su estrategia por los mercados.

La guerra global del imperialismo esta dirigida en última instancia contra Rusia y China. Nada podemos esperar de los imperialistas yanquees, pero tampoco de rusos ni de chinos, los pueblos sin estado de Europa occidental, solo podemos contar con nuestras propias fuerzas. ¿Qué ganamos defendiendo a los americanos? ¿Qué ganamos defendiendo a rusos y/o chinos?

Y la última cuestión era si la forma en que kosovares han accedido a la independencia es apropiada y la respuesta es evidente. NO. Los dirigentes kosovares son una mafia repugnante, compuesta por traficantes y reaccionarios, que precisamente por su condición de indeseables han accedido a la ayuda del imperialismo. Pero ni es apropiada ni presentable, ni recomendable, ni siquiera conveniente a ningún pueblo acceder a la independencia de la forma que lo ha hecho el pueblo de Kosovo, crea dependencias insoportables para el futuro, te crea enemigos en la zona y a nivel mundial, pierdes la simpatía de las personas bien nacidas y revolucionarias y en fin colaboras en la estrategia de un estado odioso, los USA.

Kosovo tenia derecho a la autodeterminación, tenia derecho a la independencia y a crear un estado, pero los métodos que ha usado, aliándose al imperio, le ha despojado de parte de su futuro ahora hipotecado a los yanquees. Los vascos no debemos mirar en el espejo kosovar y para acceder a nuestra independencia debemos mirar a todas las experiencias del mundo menos a Kosovo. Debemos respetar su decisión pero al mismo tiempo decir que nosotros no queremos hacerlo asi, ni lo haremos asi. La independencia será cosa nuestra y a ninguna súper potencia, debemos ir a pedir sopitas.

En esta guerra global que los halcones del imperialismo han desatado contra el mundo entero en pos de lograr todas las riquezas del planeta, debemos esforzarnos por concentrar nuestras simpatías con los pueblos, no con los estados. Nosotros apostamos por el socialismo, cosa que no hace ni rusos ni chinos ni americanos. Debemos esforzarnos en no ser peones de ningún rey en ninguna partida de ajedrez, e ir en pos de nuestro futuro soberano y socialista. Tenemos que apoyar a los pueblos que están en la resistencia contra todo tipo de opresión, con chechenos, colombianos, cubanos, etc. y tener la agilidad mental de darnos cuenta que no podemos esperar nada de ningún señor de la guerra. Nuestra estrategia es la libertad de Euskal Herria y solo a ella debemos obediencia, a nuestro pueblo, a su futuro soberano y socialista.

.... ... .

lunes, 24 de marzo de 2008

Presos Políticos : Balance

Este texto nos ha llegado por correo electrónico:

BALANCE DE LA SITUACIÓN CARCELARIA

Desde 1969 no ha habido tal número de presos políticos A finales del mes de febrero había 739 presos políticos vascos dispersos en decenas de cárceles de los estados español y francés. Una cifra que resulta histórica, a pesar de que, desde que en 1977 se aplicara la denominada «Ley de Amnistía», el número de ciudadanos vascos que han sido encarcelados por su militancia política ha aumentado casi cada año. El PSOE ha conseguido elevar las cifras hasta parámetros franquistas, en concreto hasta 1969.

Txotxe ANDUEZA |

Hay que remontarse a finales de la década de los sesenta para encontrar un momento en el que hubiera más presos políticos vascos que en la actualidad. Más concretamente, al año 1969. Pero ambas situaciones no son comparables, y no sólo porque entonces estuviera vigente en el Estado español una dictadura mientras que ahora rige un sistema supuestamente garantista de las libertades y los derechos.

El gráfico que representaría la situación de los diez últimos años del franquismo sería una línea recta rota de vez en cuando por grandes picos. La media de ciudadanos vascos presos por motivos políticos estaba en aquellos años en unos 300, pero esa regularidad se veía rota en momentos de especial convulsión en los que se practicaban centenares de detenciones. Es el caso del año 1969, que finalizó con 862 presos políticos en las cárceles españolas, o de 1975, que en diciembre arrojaba una cifra de 632 ciudadanos vascos encerrados por su militancia política.

Línea ascendente

Esa tónica de dientes de sierra continuó desde el minuto siguiente a la aplicación de la denominada «Ley de Amnistía» en 1977. Ya a finales de 1978 había 108 presos políticos vascos. Pero, si bien en estas tres décadas se han seguido dando momentos de mayor convulsión que han arrojado más apresamientos y más encarcelamientos, ha habido una serie de elementos que han hecho que aumente el número medio de presos políticos y que, sobre todo en los últimos ocho años, los picos se hayan convertido en una línea continua ascendente.

De hecho, desde el año 2000 hasta la actualidad el número de presos políticos ha aumentado año a año sin excepción, pasando de los 515 de entonces a los 739 de la actualidad. Pero la subida más importante se está dando en los últimos meses: en los ocho que han transcurrido desde el último balance realizado por Etxerat, ha aumentado en 142 el número de prisioneros vascos.

Uno de esos elementos ha sido el encarcelamiento masivo de ciudadanos y ciudadanas vascas por su participación en distintas expresiones de militancia social y política: organizaciones políticas, medios de comunicación, organizaciones juveniles, del ámbito de la euskaldunización o de la desobediencia civil, y todo lo que se acaba englobando en el calificativo genérico de kale borroka...

La otra razón del aumento del número de presos políticos vascos es el alargamiento de las condenas y el aumento de las trabas a la excarcelación, bien por la negativa a liberarlos tras el cumplimiento de los dos tercios o las tres cuartas partes de la condena, bien por seguir presos pese a enfermedades graves e incurables, o bien por la nueva doctrina de cumplimiento total de condena, la llamada «cadena perpetua».

1969, por ejemplo

En 1968, murieron en sendos enfrentamientos armados el militante de ETA Txabi Etxebarrieta y el guardia civil José Pardines. Poco después ETA acabó con la vida del policía Melitón Manzanas. Al día siguiente, el 3 de agosto, se declaró el Estado de Excepción por tres meses en Gipuzkoa, y se restableció el Decreto Ley sobre Bandidaje y Terrorismo, por el que algunos delitos pasaban a depender de la jurisdicción militar. En este contexto se inició el año 1969, en el que se iban a producir 1.953 detenciones en Euskal Herria y se calcula que 300 personas se vieron obligadas a exiliarse. Así las cosas, al finalizar aquel año el número de presos políticos vascos era de 862, que marca un récord. Aunque en 1970 otros 831 ciudadanos vascos fueron apresados por motivaciones políticas, al finalizar este año el número de prisioneros políticos vascos había descendido a 396.

«Cadena perpetua»

Antes de las elecciones locales y forales de mayo del pasado año, Etxerat dio a conocer un balance de la situación del colectivo que conforman sus familiares presos. Entonces, 597 vascos se encontraban dispersados 82 prisiones de tres estados.

Sólo ocho meses después, a las puertas de otra contienda electoral y con el PSOE lanzado a la reconquista del Gobierno español, ésta era la situación que reflejaba Etxerat: 739 vascos encarcelados en 89 prisiones de tres estados: 571 en 53 cárceles españolas; 166 en 34 cárceles francesas; y dos más en Canadá.

En estos ocho meses se han producido más de 300 detenciones (de ellas más de 200 en régimen de incomunicación), y casi la mitad han ingresado en prisión. En unos casos para cumplir largas condenas (macrosumario 18/98); en otros, tras redadas relacionadas con kale borroka; y en una parte en derivación de la Ley de Partidos, que han llevado a prisión a decenas de dirigentes políticos de la izquierda abertzale.

A ello se suman las trabas para la puesta en libertad. A 18 presos que ya han cumplido íntegramente sus condenas se les ha aplicado la llamada «doctrina Parot», la 197/2006, por la que su condena se alarga de forma automática gran número de años. Esta práctica se suma a la ya «rutinaria» denegación de la libertad condicional. En este momento, se veta este derecho a 169 presos políticos vascos.

Más dispersión y menos derechos

El recrudecimiento de la política de dispersión puesta en marcha por el PSOE en 1987 viene acompañada de un endurecimiento de las condiciones de vida en las prisiones dependientes de los estados español y francés. En los dos primeros meses de este año, por ejemplo, se han producido 98 traslados de prisioneros políticos, en la mayoría
de los casos por cambio de destino. Nueve de ellos se encontraban en cárceles de Euskal Herria, donde sólo quedan 25 en la actualidad.

Las limitaciones al derecho a tener unas condiciones de vida dignas abarcan desde el impedimento a estudiar en euskara y en las universidades de Euskal Herria; el estricto control de las comunicaciones o la prohibición casi total de otro tipo de actividades. Así, en enero y febrero al menos 10 visitas no pudieron realizarse, simplemente porque los funcionarios así lo decidieron.

Además, en Mansilla colocaron videocámaras en los locutorios y en Soto del Real no se puede llevar papel ni bolígrafo a las visitas, que se realizan con el funcionario al lado y con la cabina del locutorio cerrada con llave.

Las condiciones extremas que viven en las prisiones han llevado a doce presos políticos a pedir su puesta en libertad por tener enfermedades sicológicas y físicas graves. La respuesta de las autoridades españolas ha sido nítida: sólo serán liberados si media arrepentimiento o situación agonizante.

.... ... .

Solidaridad con Egunkaria

Es bueno ver que hay quienes están dispuestos a levantar la voz en favor de Egunkaria. Esta nota ha sido publicada en Rebelión:


Egunkaria, solidaridad

Bernardo Atxaga, Laura Mintegi, Carlos Garaikoetxea, Jose Elorrieta, Baltasar Errazti, Xabier Arzalluz

Ya es suficiente. Hay un tiempo para cada cosa y hay materias que no se pueden mezclar salvo con riesgo evidente de reacción tan imprevista como perniciosa.

El debate mediático propiciado estos días sobre el caso Egunkaria, paradójicamente entre quienes supuestamente consideran éste una injusticia, es algo incomprensible.

Alguien debe poner freno a este sinsentido. Y esto es así porque tal debate además no tiene nada que ver con el consenso solidario real en torno al caso, desde diferentes niveles de discrepancia con el medio, cuando existió, o desde diferentes niveles de consonancia con el mismo.

De hecho, de no hallarse la intervención de un alto cargo de la administración autonómica vasca en su origen, ni siquiera estaríamos discutiendo sobre esta cuestión. Afortunadamente, la posición del Gobierno Vasco respecto al caso Egunkaria, en los términos ya conocidos y bien distintos de los expresados por dicho alto cargo, había quedado previamente refrendada ante la opinión pública y, por lo que nosotros sabemos, responde también al criterio del partido al que pertenece el mismo alto cargo.

La solidaridad ha sido en el caso referido siempre de procedencia plural, como muy pocas en este país. Masiva, generosa y al unísono. Fue así desde aquel 20 de febrero de 2003, en que tuvo lugar el cierre del medio y la posterior incomunicación prolongada de los detenidos, los testimonios de tortura que nosotros creemos, los largos e injustificados encarcelamientos preventivos. La movilización social que entonces se dio es una buena muestra de cuanto decimos. Y la solidaridad es hoy la misma porque no sólo nadie ha enmendado aquel fatal atropello, sino que ha sido agravado prolongándolo irresuelto en el tiempo, con una espada de Damocles que pende cruelmente desde hace ya cinco años.

Ante esta situación, por parte de quienes vivimos y entendemos todo aquello como una tropelía, no cabe más que la solidaridad con los afectados y una disposición de compromiso para que nunca más vuelva a ocurrir algo así.

No es, desde luego, la única desgracia en la esfera política que debe suscitar en la sociedad vasca la misma actitud solidaria y de compromiso con un futuro diferente, diametralmente opuesto. Pero a nosotros, como Grupo de Apoyo a Egunkaria , nos toca hablar de este tema.

Decíamos solidaridad. Solidaridad sin apellidos. Ni crítica, ni acrítica. Solidaridad a secas, pero con mayúsculas. Y el que tenga dudas sobre ella, al menos que no entorpezca.

La crudeza de los hechos es tal que sobre la misma o con ella no cabe construir ni cruzar debates extemporáneos sobre políticas culturales, tan discutibles tanto en una dirección como en otra. Y mucho menos cabe convertirse en aliado objetivo de la acusación, aunque sea involuntariamente, a través de argumentos fácilmente rebatibles en escenarios políticos y judiciales comunes, pero que podrían resultar letales ante un tribunal de excepción como es la Audiencia Nacional. Allí, en casos como éste, se tiende a condenar el pensamiento, las ideas, no los hechos. Allí las bases probatorias jurídicamente rigurosas, ligadas a actos determinados, se sustituyen por la especulación supuestamente indiciaria, como lo prueba este caso y tantos otros.

Ésta es, precisamente, la clave central de nuestra respuesta a algunas de las opiniones publicadas estos días a este respecto. Algunos de quienes firmamos este artículo sabemos de leyes y de tribunales, y todos sabemos de la Audiencia Nacional. Y ni siquiera sería necesario dicho requisito. Simplemente resulta incomprensible, absolutamente incomprensible, que quienes han escrito lo que rebatimos a través de estas líneas no calcularan este efecto de los argumentos exhibidos. Entiéndase, si es verdad que se han hecho desde una posición solidaria. Y preferimos pensar que sí, a pesar de todo.

De hecho, las críticas a las que estamos haciendo alusión revelan fortaleza ante el más débil y debilidad frente al más fuerte. Es decir, los argumentos esgrimidos alientan a la acusación y de nada sirven los reproches a la misma. Harían bien los destinatarios de este escrito en revisar sus posiciones. Rectificar es de sabios. Llegados a este punto, bastaría con hacerlo a través de hechos. No es necesaria la proclama.

No por obvio vamos a dejar de declarar, sin embargo, que no pretendemos evitar debates sobre políticas y criterios culturales. Mucho menos pretendemos cercenar ejercicio crítico ninguno. Cómo lo íbamos a hacer, si es la base de una sociedad democrática.

Que se debata sobre políticas culturales dónde, cuándo y entre quienes proceda. Que se critique lo que deba ser objeto de tal, por quien así lo considere. Pero téngase en cuenta que en esta ocasión se está procediendo sobre un caso judicialmente irresuelto, o con éste como soporte base, que bastante tiene con afrontar la amenaza de un tribunal de excepción.

El debate y la crítica democráticos, cuando provienen de una responsabilidad institucional, no pueden estar reñidos con un ponderado sentido de la oportunidad, del rigor argumental y del ordenamiento de la discusión, todo ello precisamente en beneficio de la calidad democrática que todos afirmamos pretender.

El caso Egunkaria , finalmente, no es el daño colateral puntual de una estrategia general supuestamente más selectiva, como alguien al parecer considera. Muy al contrario, con elcaso Egunkaria , aun cuando el proyecto responde al diseño de un colectivo determinado, como todos los proyectos sociales, se coarta la libertad de expresión y de elección de medio, el uso normalizado del euskera, el consenso social en torno al mismo, el reconocimiento del conjunto del país, se coartan derechos civiles y políticos, el derecho a decidir, se coarta en definitiva la democracia, con mayúsculas, que es patrimonio de todos nosotros. Este es el resultado de aquella operación, de esta operación aún inconclusa.

La cosa ahora podría ser incluso peor si hubiera una sentencia condenatoria. A los perjuicios propios del caso habría que añadir el riesgo de sentar criterio jurídico, y quién sabe si hasta jurisprudencia, de cara al futuro. Un futuro nada halagüeño para el ámbito social del euskera, de prosperar las tesis de la acusación. Un temor más que razonable, tratándose de la Audiencia Nacional.

Los responsables de esta estrategia general son los que se hallan en el impulso político y en el mantenimiento judicial de este caso, así como en el de otras ilegalizaciones y cierres de medios de comunicación, y sus correspondientes consecuencias personales; el encausamiento o la condena a los más altos responsables de algunas de nuestras instituciones autonómicas como el lehendakari Ibarretxe o los casos de Atutxa, Körr y Bilbao

No se olvide que en el impulso político de la época se hablaba también de suspender la autonomía vasca, de poner la Ertzaintza a las órdenes del Ejército o la Policía españoles, entre otras cosas.

Por ello consideramos que el caso, todos estos casos, agreden al conjunto de nuestra sociedad, a los derechos de nuestro país, a la democracia. Lo pensamos así, compartidamente, todos los miembros de este grupo. De variado color político, como es bien sabido.

Así que vayamos reiterando posiciones. Estamos en la recta final, procesalmente hablando, aunque ésta pueda resultar aún larga en el tiempo. Pongamos cada cosa en su sitio y refijemos el norte, nítido, sin aditamentos ni distracciones que lo desdibujen. El proceso a Egunkaria sólo tiene una resolución justa posible. Es el sobreseimiento y el archivo del caso, sostenido incluso por el fiscal del mismo. Que nada ni nadie nos reste fuerzas en ese afán. Que nada ni nadie nos desvíe de ese objetivo.

* Bernardo Atxaga, Laura Mintegi, Carlos Garaikoetxea, Jose Elorrieta, Baltasar Errazti, Xabier Arzalluz, Rafa Díez y Jonan Fernández. Miembros del Grupo de Apoyo a 'Egunkaria'


Como pueden ver, la lista de firmantes incluyen a gente que está muy a gusto con el continuismo de la añeja actitud colonialista española para con Euskal Herria.


.... ... .

Vuelta de Tuerka : Comunistas Monarquicos

.

.


Este video ha llegado a ustedes cortesía de inSurGente.



.... ... .

domingo, 23 de marzo de 2008

Athletic Combate el Racismo

Esta nota ha sido publicada en El Correo Digital:

El Athletic se abre al mundo

El club rojiblanco integra con naturalidad a jóvenes de diferentes continentes y crea un tribunal interno para sancionar posibles casos de racismo

J. ORTIZ DE LAZCANO

La paciencia llegó a su límite hace dos meses. Ralph Ndongo, uno de los tres jugadores de la cantera del Athletic que ha nacido en África, se entrenaba en Lezama junto a sus compañeros del cadete A. De repente, uno de los pocos espectadores que presenciaban la sesión comenzó a lanzar improperios racistas al muchacho de 15 años. No fueron ni uno ni dos. Peio Agirreoa, ex portero y ahora entrenador del Basconia de Tercera, se lanzó rápido en busca del cafre, que intentó sin éxito huir. El ex guardameta sigue en forma y le cazó con facilidad. Tras consultarlo con las altas instancias del club, se decidió presentar una denuncia ante la Ertzaintza por racismo. Pocos días después, un juicio rápido colocó al espectador grosero ante Ndongo. El chaval le dio una gran lección. Como el acusado le pidió perdón, decidió retirar la demanda.

La de denunciar a un espectador por racismo fue una iniciativa sin precedentes. Como la que se aplica desde el inicio de la campaña en Lezama. Que los muchachos caigan en eventuales brotes racistas preocupa mucho en el club.

Por eso, antes del inicio de la campaña se entregó a cada técnico de categorías inferiores una orden por escrito en la que se les exige que denuncien inmediatamente cualquier trato despreciativo de este tipo.

El Athletic no quiere vestuarios clasistas y discriminatorios. «Estamos muy atentos a que no haya racismo, como también tenemos encendidas las alarmas por si se producen casos de 'mobbing'. La consigna es clara. Los vestuarios deben ser una piña. Por el momento, la vigilancia y, sobre todo, la excepcional calidad humana de nuestros chavales dan sus frutos. No tenemos ninguna denuncia de entrenadores por comentarios racistas entre los jugadores», explica Koldo Asua, responsable de captación en Lezama.

Tolerancia cero

Para adelantarse a los acontecimientos, el club ha fundado una Comisión de Disciplina en Lezama. La componen el coordinador general, Luis Solar; el citado Koldo Asua y la psicóloga María Ruiz de Oña. Este tribunal pretende a la vez sustraer a los distintos entrenadores las funciones sancionadoras y, sobre todo, unificar criterios.

«Hemos impartido instrucciones claras para que haya tolerancia cero para cualquier atisbo de comportamiento xenófobo o discriminatorio que pudiera producirse en Lezama. Esto afecta no sólo al racismo, sino también al 'mobbing', otro fenómeno ante el que tenemos encendidas todas las alarmas», explica el presidente, Fernando García Macua.

Por suerte, el tribunal permanece inédito todavía, pero entre los pasillos de Lezama ya se ha corrido la voz de que no se puede jugar con él. Un caso tipificado como de extrema gravedad supone la expulsión inmediata del club.

La junta lo tiene claro. Está volcada en la lucha contra todas las clases de violencia. El tribunal contra el racismo y el 'mobbing' de Lezama hay que inscribirlo en el grupo de medidas adoptadas contra los hinchas violentos de los fondos (tres de ellos han sido expulsados, algo que nunca había sucedido).

Se ganan el sitio

La idea de un Athletic multirracial era impensable hace unos años por su propia filosofía. No obstante, un club que ha soportado durante años la injusta acusación de racista ha asumido con naturalidad la paulatina llegada de jugadores de otras etnias, culturas y países, un fenómeno parejo al incremento de la inmigración.

Han aparecido en Lezama y han ido ganándose sitio. En estos momentos, 12 de los 203 jugadores integrados en la estructura del Athletic -incluido Amorebieta- han nacido fuera de Euskadi, Navarra, La Rioja y el País Vasco-francés, zonas consideradas hasta ahora como granero exclusivo al que se podía dirigir el club.

Hay tres africanos (Ralph Ndongo, camerunés del infantil A; Endurance Aigbemwona, nigeriano del infantil A; Binke Diabete, nacido en Mali y en el infantil B), tres europeos (Imanol Schiavella, italiano del juvenil A; Yanis Rahmani, un francés de origen marroquí del infantil B; y Víctor Monteiro, portugués del infantil A), un sudamericano (el colombiano Jhon Alejandro Escobar) y cuatro chicos españoles no vascos (Adrián Casado, vallisoletano del juvenil A; Alejandro Domínguez, de Tarazona, provincia de Zaragoza, del cadete B; Manuel Maguregi, mallorquín del Mallorca B; y Aitor Aparicio, alicantino del juvenil B).

El ascenso de los jugadores de otras regiones en el conjunto del club se aprecia de forma aún más evidente en las categorías de menor edad. El porcentaje de españoles no vascos o futbolistas nacidos fuera de España es cero en los dos primeros filiales. A partir de ahí crece exponencialmente, hasta llegar al 11% de los dos conjuntos infantiles. En cierta medida, este pequeño rincón del Txorierri en el que entrena el Athletic es la muestra de lo que ocurre en muchas otras partes del país.

Cada ángulo de esta historia de asimilación abre perspectivas nunca vistas en la entidad. El hecho de que haya chicos de otros países o cuyos padres sean extranjeros les abre las puertas de otras selecciones. Venezuela ya sondeó sin éxito a Amorebieta. México siguió de cerca la pasada campaña a Javier Iturriaga, ahora en el Lorca (Segunda B). «Si alguno decide jugar con la selección de su club de origen, hay que tomárselo con naturalidad», piden desde la junta.

Asua admite que cae rendido ante la sonrisa angelical de los jugadores, a los que conoce al más mínimo detalle. Una de sus principales misiones es que los niños integrados en la residencia de Derio no se sientan solos y desamparados. Un día lleva al médico a la gran promesa, el pamplonés Iker Muniain, quien podría ser operado para enderezar su tabique nasal, y otro mete en su casa a Binke Diabete, cuya familia, natural de Mali, sigue en Cintruénigo, Ribera navarra, en donde trabaja en el campo.

«El día del primer partido de Liga, ante Osasuna, comí con sus padres en Bilbao. Su gran preocupación eran los estudios del muchacho. Luego íbamos todos al fútbol, pero como era a las ocho de la tarde, para hacer tiempo nos fuimos a mi casa. Mientras charlaba con sus padres en el salón, ofrecí a Binke entrar en una habitación para entretenerse con el ordenador. Después de dos horas de no saber nada de él, entré en el cuarto intrigado. Allí estaba viendo vídeos en You Tube de regates y del Athletic. 'Así aprendo', me explicó». El episodio le hace reivindicar que quien se emplea en ver la realidad en términos de colores y razas se equivoca. Diabete forma parte de una generación de chicos de origen africano que se integra en el club con naturalidad sin pedir excusas por su origen.

En el Athletic están orgullosos. No es un dique de contención para la integración de los inmigrantes. Todo lo contrario. Es una entidad que fomenta la diversidad y la tolerancia. «Nuestro proyecto es absolutamente integrador. La filosofía del Athletic no tiene nada que ver con lo que muchas veces se dice por ahí fuera de exclusión o temas étnicos, sino con nuestra base sociológica. Vienen personas de lugares muy remotos y tienen derecho a integrarse en el Athletic porque son también sociedad vizcaína y vasca», resalta el presidente.

La filosofía

Significativamente, la polémica que más debate ha generado es la de un chico catalán, Enric Saborit, a quien el Athletic intenta fichar porque se dispone a afincarse con su madre en Vitoria y abandonar así el Espanyol.

Macua intenta convencer de que este fichaje no rompe la filosofía. «El Athletic no propicia su llegada a Euskadi, sino que por circunstancias familiares un jugador con antecedentes familiares vascos se traslada a vivir aquí con su familia. Es una decisión vital de su entorno. Es un proceso natural en el seno de la familia y queremos acoger al chaval. Nosotros le queremos fichar. Si él quiere, vendrá aquí». Saborit, ya lo sabe, tiene las puertas abiertas. Porque, como dice Macua, «en nuestro club acogemos a todas aquellas personas que están integradas con naturalidad en nuestra sociedad».

.... ... .

Aberri Eguna Conjunto

Esta nota ha sido publicada hoy en inSurGente:


Aberri Eguna en Irun-Hendaia

Miles de vascos, hombres y mujeres de todas las edades, celebran hoy el Aberri Eguna en Irun y Hendaia, superando fronteras impuestas

Tras una marcha entre Irun y Hendaia, en el acto central del frontón Gaztelu Zahar, los intervinientes han apelado a la unión de fuerzas pese a las diferencias para encauzar la solución al conflicto y lograr la soberanía.

Miles de personas han participado hoy en la marcha "unitaria" convocada por el Foro de Debate Nacional para celebrar el Aberri Eguna.

Ciudadanos y representantes de Eusko Alkartasuna, Aralar, Batasuna, ANV, EHAK, ELA y LAB han realizado un recorrido entre la localidad de Irun (Gipuzkoa) y Hendaia (Lapurdi) donde ha tenido lugar un acto político en el que han reclamado la independencia y la unión en torno a los puntos en común de los diferentes agentes superando las diferencias para lograrla.

La marcha ha partido pasadas las 11:30 horas desde el recinto ferial Ficoba de Irun precedida por una gran ikurriña. Entre los asistentes se encontraban representantes de EA como Maiorga Ramírez, de Aralar como Jon Abril y Ainhoa Beola y de la izquierda abertzale como Arantxa Urkaregi, Kepa Bereziartua, Nekane Erauskin, Tasio Erkizia y Josetxo Ibazeta. Asimismo, han acudido personas conocidas como el secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, o José Luis Álvarez Enparantza Txillardegi.

La marcha ha realizado un recorrido por la localidad de Hendaia, tras una pancarta con el lema 'Nazioa gara. Zazpiak bat. Burujabetzaren alde'.

Manifiesto

El acto principal ha tenido lugar en el frontón Gaztelu Zahar de Hendaia (Hendaye). El miembro del Foro de Debate Nacional, Abel Ariznabarreta, ha sido el encargado de leer un manifiesto en el que ha abogado por la independencia del pueblo vasco, así como por el reconocimiento del mismo como nación.

En el mismo, ha denunciado que los Estados español y francés "quieren cortar la cadena, hacer callar la voz". "Se nos niega el vivir, trabajar y sentir como nación. Se nos prohíbe decidir nuestro futuro como nación e ir construyendo país. Nos castigan por querer ser lo que somos, nos encarcelan, nos desprecian. Pero es inútil", ha remarcado. Ha advertido de que "ante la prohibición, ante el castigo", miles de ciudadanos vascos han decidido "seguir en la labor de la construcción nacional" ya que, "por encima de todos los ataques y criminalizaciones", reivindican su "identidad vasca".

A su juicio, "ha llegado el tiempo de lograr el lugar que nos corresponde como nación en el mundo" así como de "garantizar todos los derechos". "Estamos en ese momento y afortunadamente no hay vuelta atrás. Estamos en los albores de la soberanía", ha asegura para añadir que "somos Euskal Herria porque lo hemos ganado".

Tras su intervención, ha tomado la palabra la representante de Udalbiltza de la izquierda abertzale Ixabel Etxeberria quien ha remarcado la necesidad de que los vascos cuenten con sus propias instituciones y ha apelado a los cargos recién elegidos en las elecciones a trabajar por la reorganización del trabajo de la asamblea de electos municipales.

El manifiesto "Nazioa gara. Zazpiak bat. Burujabetzaren alde", elaborado por el bertsolari Jon Maia, contituye el lema y el cuerpo de la convocatoria unitaria que reunirá hoy a miles de vascos entre Irun y Hendaia, promovida por 59 personas de diferentes ámbitos sociales y geográficos de Euskal Herria, y que tras su presentación pública el 23 de febrero en el Palacio Miramar de Donostia, ha sumado centenares de adhesiones de ciudadanos y ciudadanas vascas, entre ellas, numerosas personalidades del espectro social, político, cultural y sindical de ese país.

Tal como explicó en la presentación de febrero el portavoz del Foro de Debate Nacional Abel Ariznabarreta, "hoy en Euskal Herria hay una mayoría social a favor del reconocimiento de Euskal Herria como nación, la territorialidad, el derecho de autodeterminación y a favor del reconocimiento y garantías en torno a los derechos que nos corresponden como nación, así como los derechos individuales y colectivos que nos asisten como ciudadanos y ciudadanas de Euskal Herria".

Una reflexión que guiará a la multitud que acuda hoy a las puertas de Ficoba para recorrer el trayecto hasta Hendaia, y que buscarán, asimismo, "convertir esa fuerza en una fuerza para la apertura de una nueva era en Euskal Herria". El manifiesto elaborado para la cita de este año constata que "somos una de las naciones más viejas de Europa. Nosotros -apunta a este respecto-, los vascos y vascas de hoy, somos el último eslabón de una larga cadena a través de los siglos. Somos las nuevas voces de un largo canto por la libertad". Frente a esta realidad, denuncia que "sin embargo, no se nos reconoce". "Quieren cortar la cadena, hacer callar la voz. Se nos niega el vivir, trabajar y sentir como nación. Se nos prohíbe decidir nuestro futuro como nación e ir construyendo país", denuncia.

"Un compromiso imbatible"

"Pero es inútil" agrega, sin embargo, a continuación, y en un contexto marcado por el estado de excepción impuesto a este país, los promotores de la convocatoria, las cientos de personas que se han adherido al texto y las miles que acudirán a Irun y Hendaia, replican que "por encima de todos los ataques y criminalizaciones, reivindicamos nuestra identidad vasca y con la misma firmeza adoptamos el compromiso de seguir trabajando. Un compromiso imbatible".

Para Nazio Eztabaida Gunea "ha llegado el tiempo de lograr el lugar que nos corresponde como nación en el mundo", el momento de "garantizar todos los derechos que nos corresponden como ciudadanos y ciudadanas vascas". "Estamos en ese momento y afortunadamente no hay vuelta atrás, estamos en los albores de la soberanía", sostiene en este sentido.

A las 11:30

Con la marcha, que partirá en torno a las 11:30 desde las inmediaciones de Ficoba, y el posterior acto político en Hendaia, se reclamará también "el reconocimiento de lo que somos".

"Somos mayoría los que reivindicamos que Euskal Herria es una nación y debe lograr su soberanía" insiste el manifiesto que, por ello, hace un llamamiento a que "a través del auzolan entre todas las personas que conformamos este pueblo", se hagan realidad "los derechos de toda la ciudadanía" y "vayamos sembrando desde hoy ese futuro hacia la soberanía".

Batasuna, EA y AB

Representantes de Batasuna, EA y Abertzaleen Batasuna comparecieron ayer en Baiona para hacer un llamamiento a la ciudadanía vasca a que acuda a los actos unitarios convocados por Nazio Eztabaida Gunea. Según manifestaron, esta convocatoria ofrece la posibilidad de reivindicar que Euskal Herria es una nación, por encima de fronteras impuestas, y que "es una realidad insertada en la Europa del siglo XXI".

Asimismo, estas formaciones, que coaligadas en Euskal Herria Bai han cosechado unos magníficos resultados en las pasadas elecciones municipales y cantonales, anunciaron que el mismo domingo por la tarde celebrarán un acto con el que pretenden festejar la extraordinaria respuesta de los electores. La convocatoria es en la plaza Gaztelu Zahar, a las 17:00 horas, y los convocantes hicieron un llamamiento a todos los abertzales para que acudan al acto.

A este respecto, valoraron que los buenos resultados obtenidos en los comicios del 9 y el 16 de marzo reflejan una subida del movimiento abertzale y suponen un reforzamiento de su proyecto, y consideraron que "pueden servir de activo político que el conjunto de Euskal Herria y la la construcción de nuestro país".

"Nucleo central" del conflicto

En las últimas horas también han hecho un llamamiento a acudir a la cita en Irun y Hendaia organismos como Bilgune Feminista, y el sindicato LAB. La central abertzale, en un escrito hecho público con motivo del Aberri Eguna, considera que el lema "Nazioa gara. Zazpiak bat. Burujabetzaren alde", "sintetiza las claves de referencia política que como trabajadores y trabajadoras debemos reforzar en un contexto donde ambos estados persisten en estrategias de negación e imposición".

Para LAB, "el conflicto político que Euskal Herria mantiene con Madrid y París tiene en el reconocimiento de una nación con derechos su núcleo central, siendo por tanto un factor determinante para su superación y consiguiente consolidación de un escenario de paz y democracia en el que todos los proyectos políticos, incluida la independencia, puedan ser posibles con la adhesión mayoritaria de la sociedad vasca". "Los hombres y mujeres de Euskal Herria tenemos que ser sujetos soberanos de nuestro futuro institucional, económico y social", agrega.

Bilgune Feminista, por su parte, ha hecho un llamamiento a todas las mujeres de Euskal Herria para que participen en la convocatoria unitaria.

Iniciativas estériles y eslóganes vacíos tras otro año perdido para la paz y la solución

En Euskal Herria existe otro modo de medir el tránsito anual al margen del calendario clásico de enero a diciembre o del que impone la sucesión de cursos políticos, de septiembre a julio. El día de hoy, Aberri Egu- na, supone ocasión propicia para hacer balance y valorar si el país avanza o retrocede. Y doce meses después, una vez más se constata que tampoco en este 2008 habrá nada que celebrar.

El último ha vuelto a ser un año irrelevante a los efectos de avanzar hacia la resolución del conflicto. De hecho, hace justo 365 días el Gobierno español ya recalcaba que el proceso de negociación estaba finiquitado. Aquello no era cierto del todo, como se supo después: todavía en mayo habría un intento final con un formato inédito que obligó a retratarse a todas las partes. Desde entonces, en la agenda de los mediadores internacionales -y también en la memoria de la opinión pública española y vasca- está grabada la clave del disenso final: la negativa del PSOE a aceptar la última oferta política de la izquierda abertzale -autonomía a cuatro con derecho a decidir, sin vetar la opción de la independencia-. Y también quedan certificados otros aspectos como la voluntad de ETA de desmantelar sus estructuras militares en el marco de un proceso de solución consensuado.

Desde entonces, las cosas han ido evidentemente a peor para todas las partes en conflicto; más aún, para la sociedad en su conjunto. La conclusión del alto el fuego ha derivado recientemente en el atentado contra Isaías Carrasco -quebrando una trayectoria de casi cinco años sin víctimas mortales de ETA en Euskal Herria- o en la explosión del viernes en Calahorra; los servicios de escolta se han multiplicado; los interlocutores y decenas de dirigentes de Batasuna están entre rejas; hay más presos políticos vascos que nunca; otra familiar (Nati Junco) falleció camino a prisión; la sentencia del 18/98 ha estirado el chicle del «todo es ETA» hasta límites impredecibles; EHAK y ANV también quedan proscritas...

Conformismo político, inconformismo social

De Aberri Eguna 2007 a Aberri Eguna 2008 ha pasado un año en que los indicadores del conflicto se han multiplicado, pero sus parámetros de fondo siguen intactos y más claros que nunca. Un año en el que los partidos e instituciones, encargados de ofrecer soluciones, vuelven a refugiarse en autojustificaciones, cuando no a recurrir a manidas vías represivas que rompen ya los límites del absurdo. Ahí quedan dos ejemplos de esta misma semana: la decisión de la Fiscalía de investigar a los 35.000 espectadores de San Mamés y la del Ayuntamiento de Iruñea de impedir celebrar bodas civiles a los dos concejales de ANV. ¿Alguien puede explicar qué diseño de solución hay tras acciones como éstas?

Todos estos mensajes trasladan conformismo con el enquistamiento de la situación. Y algo así se detecta también en quienes, desde formaciones abertzales, tratan de camuflar sus malos resultados electorales indicando que el electorado vasco está menos «ideologizado» («la vasca es una sociedad posmoderna», dice Iñigo Urkullu). Esa lectura no se corresponde en absoluto con el innegable caudal de ilusión que hicieron brotar Lizarra-Garazi en 1998 o el inicio del proceso de negociación en 2006. Está claro que a la ciudadanía sí le interesa la solución. De hecho, parece evidente que si una parte del tradicional electorado abertzale ha preferido votar al PSOE es precisamente porque tiene en su retina la imagen -falsa imagen, visto lo visto- del Zapatero dispuesto a intentarlo. O, puesto en pasiva, que ha decidido dar la espalda al PNV por su irrelevancia durante dicho proceso negociador; una irrelevancia manifestada tanto en la incapacidad de mantener una posición autónoma en Loiola como en su ausencia en el intento de mayo.

Iniciativa, implicación, imaginación

Digan lo que digan las interesadas valoraciones postelectorales, pasar la página del conflicto político y armado es una prioridad para la sociedad vasca, aunque en este momento lo exprese más a través del hartazgo que de la movilización. Una sociedad necesitada de líderes que no vendan impotencia, sino iniciativa; que no trasladen conformismo, sino implicación; que no se pregunten qué puede hacer su país por ellos, sino qué harán ellos por su país; que no reproduzcan errores, sino que ensayen caminos nuevos e inventen si es preciso.

El ex jefe de gabinete de Tony Blair acaba de publicar que éste se ofreció a reunirse personalmente con los dirigentes del IRA para tratar de sacar al proceso irlandés de uno de sus atolladeros. Sea o no cierto el episodio, a su amigo Zapatero no le hubiera hecho falta tanto: habría bastado con cumplir e implementar los acuerdos cerrados entre sus representantes y los de ETA en 2005 para llevar a cabo un proceso de resolución definitiva. Pero prefirió no arriesgar y dejar las cosas como están.

Otro tanto ocurre con el PNV, que propondrá hoy al PSOE un lavado de cara del Estatuto de Gernika sin más pretensión que estabilizar la actual situación, a tenor de lo que adelanta. Que oficialice su oferta a la baja en un día como el Aberri Eguna resulta especialmente significativo a los ojos de todos los abertzales.

Los ejercicios de márketing -versión talante o versión Plan Euskadi 2020- no sirven a estas alturas para engatusar a una sociedad vasca que soñará otro Aberri Eguna más con un futuro en solución y en paz.


.... ... .