lunes, 31 de diciembre de 2007

Adiós a 2007

Pues bien, aquí estamos, a solo unas horas de que el 2007 termine. Momento pues de hacer una recopilación de lo que este año trajo para Euskal Herria.

El año recordemos inició convulso pues parecía que en los últimos días de diciembre ETA había decidido cancelar el cese el fuego que había declarado para facilitar el diálogo por la paz entre las fuerzas políticas vascas y el gobierno de Rodríguez Zapatero. Afortunadamente el cese el fuego continuó, por lo menos por parte de ETA porque por parte de Zapatero nunca existió.

Febrero, marzo y abril fueron convulsos, con numerosos colectivos vascos tratando de mantener vivo el Proceso de Paz a pesar de que ya era más que evidente que el PNV había seguido la línea del PSOE. Más y más relatos de represión y tortura se fueron acumulando.

En mayo los vascos le dijimos adiós a una gran amiga, Eva Forest.

Junio trajo el fin del cese el fuego haciendo oficial el fin de un Proceso de Paz que nunca existió ni para Rodriguez Zapatero ni el resto del estado español. Quedó la constancia para la comunidad internacional que el pueblo vasco se había volcado por completo al mismo aún a sabiendas que Zapatero apostaba por la perpetuación del conflicto político que tanto parece redituar en Madrid.

Los meses pasaron con las condiciones de siempre recrudeciendose, aún así hubo fuerzas políticas que demandaron que siguiera el diálogo aún sin el cese al fuego de ETA y a sabiendas que la violencia del estado español estaba en su apogeo. Zapatero contestó con más represión y más prohibiciones.

Pero eso era nada más para calentar motores, octubre trajo la detención de la dirigencia de Batasuna. Garzón, saliendo de su retiro se volvió más y más activo como herramienta de represión a todo lo vasco al servicio del mejor postor, sin importar quien ocupe La Moncloa.

Mientras tanto, Europa presenciaba el fortalecimiento de otros movimientos de independencia, como el escocés.

El cierre del año fue simplemente desastroso, el encono del estado español hacia los imputados del Macrosumario 18/98+ sorprendió hasta al nacionalista vasco más curtido. Finalmente los casos de Gorka Lupiañez y Natividad Junko resaltaron las característica franquistas del gobierno español con el PSOE y el PP actuando como la izquierda y la derecha del mismo régimen totalitario y anacrónico.

Como mero detalle anecdótico quedó el tropezón de Juan Carlos Borbón, impuesto al pueblo español por Francisco Franco, callando al presidente electo de Venezuela Hugo Chávez.

Así pues con este descorazonador panorama entramos al 2008.

~ ~ ~

Roitman y la Sentencia del 11-M

Hoy en la sección de Opinión de La Jornada:

Marcos Roitman Rosenmann

Historia de la sentencia del 11 de marzo

Mientras gran parte de España se congratula por la forma en la cual la justicia dicta sentencia, aunque discrepa con las penas, el Partido Popular (PP), bajo la falsa apariencia de aceptar sus conclusiones, sigue erre que erre en sus trece. Es decir, mantiene la tesis de participación de Euskadi Ta Askatasuna (Patria Vasca y Libertad, ETA), la conspiración y parece no acatar la resolución de los tribunales, según subyace en la declaración emitida por Mariano Rajoy, líder del PP, tras la sentencia. “Apoyamos cualquier otra investigación”, dijo, como si las realizadas por los tribunales, los peritos y los forenses no hubieran dejado claro que los autores materiales e intelectuales de los atentados del 11 de marzo han sido miembros de células vinculadas a Al Qaeda. Aquí se trata de sembrar dudas razonables sobre la transparencia e independencia de los jueces, y poner el acento en sus intenciones y un posible carácter político de la decisión cercana a las posiciones del PSOE.

En esa dirección el ex vocero en la presidencia de Aznar, Miguel Ángel Rodríguez, enfatiza sin rubor que tras el juicio no queda claro que ETA no estuviese implicada. Para agregar una pizca de sal, Melchor Miralles, director de programas especiales de El Mundo, subraya que aún no se desvela la trama de los atentados destinada a desestabilizar al gobierno de Aznar, cuestión que facilitó el ascenso del PSOE al gobierno. De tal explicación deduce la apertura del diálogo entre ETA y Rodríguez Zapatero, al tiempo que extrae el vínculo ETA-Al Qaeda: formar parte de un engranaje terrorista internacional consistente en el intercambio de armas, direcciones y acciones de muerte entre ellas (¿Por qué no el 11 de marzo? ¿Quién puede negarlo con certeza absoluta?). Relato verosímil para los militantes del PP que aún creen en las palabras de Aznar: “hay que buscar adentro a los autores del atentado”. Esta versión sigue siendo implementada tras la sentencia. Y lo más preocupante, emitida por las ondas propiedad de la Iglesia católica: la cadena COPE. Tampoco se rezagan el periódico La Razón y El Mundo. Mientras, Telemadrid emite un especial ahondando en la teoría de la conspiración para derrocar al gobierno de Aznar en la cual confluyen ETA, antisistémicos y el islamismo, sea radical o no. Perece un guión para contrarrestar los efectos que pondría en claro la falta de pruebas sobre las cuales se asentó durante cuatro años la tesis del PP avalando la participación de ETA en los atentados del 11 de marzo. Su castillo de naipes se caería. También su manera de hacer oposición. Por consiguiente, una vez hecha pública la sentencia no habría posibilidad de justificar su pusilanimidad política. Pero en vez de enmendar, su plana mayor comete el error de mantenerse en sus trece. Era de esperarse. La canallada forma parte de una personalidad colectiva a la cual se suelen apuntar los dirigentes del PP.

En esta dimensión cobran fuerza las palabras de Pilar Manjón, presidenta de Víctimas del 11 de marzo, en su comparecencia parlamentaria al increpar a los miembros del PP por mofarse de los familiares y sobrevivientes cuando discrepaban de sus tesis. Implícitamente los llamó cobardes, al tiempo que evidenció la poca honra de Aznar, Rajoy y otros personajes políticos dispuestos a urdir una trama de infamia para salvar a su partido y dejar sin esclarecer los motivos del 11 de marzo.

Para las meretrices de la política todo es válido con tal de encubrir la actuación de un gobierno cuyos principios llevaron a España a una guerra ilegítima de la cual se derivan las razones de los atentados. Ante tal circunstancia, su vergüenza es sinónimo de irresponsabilidad. Una carrera de despropósitos donde su falta de ética toma formas de chulería y desprecio hacia las víctimas cuya máxima ha sido no reconocer su mentira.

La sentencia es clara: el día de los atentados no estaría presente ETA, ni para bien ni para mal. Aunque Aznar lo sabía y el gobierno también, buscó negociar con algunos de sus presos, prometiéndoles un traslado si retrasaban hasta el 14 de marzo el comunicado en el cual negaban su participación. Tampoco aparece, en los más de 500 folios, una trama orquestada por antisistémicos para sacar del gobierno al PP a tres días de las elecciones.

Planificado con anterioridad, su lógica se enquista en la invasión a Irak y en esta dinámica hay una responsabilidad que cabe al gobierno de Aznar, a sus diputados y sus valedores. Millones de españoles se manifestaron en contra de la guerra. Aznar hizo oídos sordos, prefirió la foto de Las Azores inmortalizada con un reguero de muertes y sufrimientos en Irak. Por eso, el PP no puede aceptar la sentencia. Sigue en la mentira política, justificando lo injustificable. Armas de destrucción masiva, guerra humanitaria. Los populares deben salvar a su líder. En su euforia de consejero mundial y profesor, Aznar no asume las consecuencias de sus actos y arrastra a quienes apoyaron con el sí espurio en las cortes la decisión de bombardear Irak.

El 11 de marzo sigue presente. No se escapa de la memoria colectiva. La sociedad española es torturada y presa de una política bastarda de un presidente irresponsable, irascible y prepotente miembro del búnker, cuya aura de caudillo predestinado supuso en Madrid 192 muertos a su espalda y más de 3 mil heridos. Su decisión de participar en una guerra acabó por entregar los restos de soberanía a Estados Unidos, acto que acompañó designando en Naciones Unidas a hombres y mujeres corruptos. Ése fue el caso de Inocencio Arias, quien manipuló los informes para engañar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tras los atentados del 11 de marzo. La sentencia pone en su lugar a unos y otros.

Sin embargo, el PP aplica el clásico español: “se acata, pero no se cumple”. En su actitud seguirá manteniendo que el 11 de marzo fue un atentado contra su partido para imponer con un golpe de mano que llevará al PSOE a la Moncloa. Para este viaje no hacían falta alforjas, menos aún la celebración de un juicio ni leyes ni jueces ni fiscales ni abogados ni justicia: bastaba la desaparición de los tribunales. Tal vez era lo que pretendían Rajoy y la derecha española, por suerte no gobernaban...


~ ~ ~

Acerca del Catalunya - Euskal Herria

Mundo Deportivo ha publicado una serie de notas acerca del partido entre las oncenas de Catalunya y Euskal Herria:

"Estamos dispuestos a darles la revancha"

Ainara San Cristóbal

José Ángel Iribar se marchó satisfecho de San Mamés. Y ganador. Euskal Herria y Catalunya empataron en ambos choques, pero a los vascos les favorece el goal average. "Antes del partido ya lo habíamos planteado como un partido de Copa, así que el empate nos venía bien. Pero estamos dispuestos a darle la revancha a Catalunya cuando quiera. Estaría muy bien un tercer partido", insistió.

El seleccionador destacó la bella factura de los goles: "Han sido una maravilla. El nuestro ha sido una jugada de libro, de escuela. Aduriz ha iniciado la jugada en campo propio y luego la ha culminado. En el suyo, el pase de Coro a Bojan también ha sido precioso".

En cuanto a la posibilidad de haber ordenado un marcaje especial a Bojan, Iribar lo negó. "Hemos hecho marcaje zonal. Este tipo de partidos los planteamos con libertad para los jugadores. De ahí que el partido haya salido con mucho corazón y garra, que en ciertas fases nos han pasado factura", explicó. Sobre todo en la primera parte. En la segunda, "hemos llegado mejor, aunque siempre ha estado Catalunya con contraataques muy peligrosos", completó.

Si fuera oficial, sería distinto

Etxarri, por su parte, realizó una breve valoración del encuentro: "Ha estado muy nivelado, muy abierto y podía haber ganado cualquiera". Respecto a las diferencias entre este partido y uno oficial, destacó que "los entrenadores estaríamos más pendientes del contrario. En este partido no sabíamos qué jugadores iban a salir de inicio. Si el partido fuera oficial, igual lo estropearíamos los entrenadores con marcajes especiales y demás"

Gratacós: "Las aficiones han aunado fuerzas"

Los aficionados vascos y catalanes dieron un gran colorido a las gradas, algo que no pasó desapercibido para Pere Gratacós: "Es un orgullo poder venir a jugar a Euskadi. Ha habido una unión entre ambas aficiones, hemos aunado fuerzas, porque dos naciones suman más que una y hemos dado un ejemplo, otro ejemplo". El técnico catalán también reflejó la pena del vestuario por la lesión de Jorquera. "Es la parte más desagradable y todos los futbolistas están abatidos por esta lesión", señaló Gratacós.


Una más:

Hermanados en las gradas

Las aficiones de Euskal Herria y Catalunya se fundieron como una sola en el encuentro de La Catedral por el común objetivo de la oficialidad

Ainara San Cristóbal

Emocionante. Las cerca de cuarenta mil gargantas congregadas anoche en La Catedral no descansaron ni un instante en los noventa intensos minutos que vivieron en la grada. Cánticos reivindicativos, gritos de apoyo sus representantes en el terreno de juego y, en definitiva, el repertorio completo de animación que preside el característico ambiente del tradicional encuentro navideño. Con una particularidad, las voces de los casi 5.000 seguidores de Catalunya se fundieron con los de Euskal Herria en los eslóganes. Ambas aficiones se hermanaron por el objetivo común de la oficialidad.

Los futbolistas también secundaron esta petición desde el césped. Durante el solemne momento de los himnos, los titulares de la tricolor portaron una pancarta que rezaba: "Euskal Herria: nazio bat, selekzio bat; Catalunya: una nació, una seleció". Hasta en las vallas publicitarias se podía leer a lo largo del encuentro la reivindicación de la propia Federación Vasca de Fútbol: "Ofizialtasuna-Oficialitat". Todo en ambas lenguas. También buena parte de los carteles exhibidos por el público. El espíritu de la buena convivencia entre vascos y catalanes presidió el encuentro, así como los momentos previos y posteriores en las calles de la capital vizcaína.

La grada se tiñó de verde, rojo y blanco, con una aportación significativa del amarillo catalán. Ikurriñas y senyeras, también se exhibió alguna bandera gallega, pusieron la principal nota de color en los aficionados. El sonido, de incalculables decibelios durante gran parte del choque, fue cosa de las hinchadas local y visitante.

Los cánticos fueron de lo más variado. Los más curiosos fueron los dedicados a dos jugadores, uno de ellos retirado, que no estaban entre los citados. Julen Guerrero y Oleguer. Tampoco faltaron las llamadas a la independencia, ni el tradicional "Jo ta ke". Este sonó con una fuerza especial tras el empate de Aduriz. Entre los gestos de ánimo, destacaron las olas kilométricas de más de dos vueltas a San Mamés que levantaron a miles de seguidores de sus asientos.

Acorde con el césped

El punto álgido en la grada llegó como acompañamiento del gran momento del partido. El gol de Aduriz. La hinchada de la tricolor estalló en un ensordecedor grito, seguido de la posterior ovación. No fueron los únicos aplausos que se llevó el donostiarra. También los recibió cuando relevó a Etxeberria en la primera mitad. Los seguidores locales, además, habían sido agradecidos con Puyol momentos antes por el gesto de recorrer varios metros hasta la posición del capitán del Athletic cuando éste yacía sobre el césped.

El público aplaudió todos los cambios. Fuesen del equipo que fuesen. Cabe destacar el relevo de Xavi, a quien los visitantes despidieron en pie. Todo un reconocimiento al esfuerzo de los profesionales por una noche inolvidable para Euskal Herria y Catalunya.


~ ~ ~

YouTube: Euskadi 1-1 Catalunya

Los dos goles del partido entre los seleccionados de Euskal Herria y Catalunya.

Nota importante, está narrado en Catalán.


~ ~ ~

Loas Franquistas

Quiero ver que juez estrella de la Audiencia Nacional (Garzón, del Olmo, Grande Marlaska, Murillo) va a ser el chulo que va dictar un auto de aprensión en contra de Fraga Iribarne y Mayor Oreja, quiero ver que anónimo jefe de la Guardia Civil ordenará la captura y tortura de este par, quiero ver que al final se determine que son apologistas de la violencia y se les apliquen penas conjuntas de cientos de años, quiero ver que al PP se le ilegalize por ser el brazo político del grupo extremista y violento denominado ultraderecha española, quiero ver que la comunidad internacional condene a España por permitir que el franquismo viva a sus anchas después de todos los crímenes de lesa humanidad cometidos por este régimen, quiero ver que los consorcios noticiosos dejen de llamar "joven democracia" a esta monarquía anacrónica y aberrante.

Lean este escrito aparecido hoy en Rebelión:

El exministro fascista comparte la idea de Mayor Oreja de negarse a condenar el franquismo porque "forma parte de la historia"

Fraga sostiene que "Franco sentó las bases para una España con más orden"

Público

Ex ministro de Información con Franco entre 1962-1969, fundador de AP (actual PP) y presidente de la Xunta de Galicia durante 15 años (entre 1990 y 2005), Manuel Fraga Iribarne mantiene un recuerdo positivo de Franco.

En una entrevista publicada ayer por El Faro de Vigo, Fraga compara al dictador español con Napoleón a la hora de defender que tiene que transcurrir al menos 50 años para valorar en su justa medida a cualquier personaje histórico. Según señala en la entrevista, al día siguiente de morir Napoleón "era un estropajo". Sin embargo, 50 años después lo trajeron a París, es su héroe nacional y preside el Panteón de Hombres Ilustres".

"No digo que con Franco vaya a ocurrir lo mismo, sino que las figuras de ese calibre no se pueden juzgar hasta pasado un cierto tiempo", agrega.

Fraga se niega en la conversación a prever cuál será el juicio de la sociedad española en 2025, cuando se cumplan 50 años de la muerte del dictador. Sin embargo, y "teniendo en cuenta lo que fue nuestro siglo XIX y las dos Repúblicas", el Franquismo para Fraga "ha sentado las bases para una España con más orden. De hecho, no hay más que comparar la España de hoy con la de los años 30".

Fraga comparte "completamente" la frase de Jaime Mayor Oreja cuando se negó a condenar el franquismo porque "forma parte de la historia". "La Historia es la Historia y cada uno tiene que asumir la suya y procurar aprender de ella. Compare la etapa de Franco con los años 30. El diputado Calvo Sotelo, que haciendo uso de su libertad de palabra criticaba al Gobierno, fue asesinado en un coche de la policía por un capitán de la guardia civil de uniforme rodeado de guardias de asalto. Aquello no era vivir", subraya.


~ ~ ~

La Música Sigue Sonando

He aquí un hermoso homenaje a los inculpados en el Macroproceso 18/98+ publicado en Rebelión:

La valentía de los condenados en el 18/98 ha compuesto una canción de dignidad que durará décadas

Hablará el silencio

Sabino Cuadra Lasarte
Gara

En la rueda de prensa dada por la Plataforma 18/98 para valorar la sentencia recaída sobre el caso, uno de sus portavoces, Mariano Ferrer, tomó de prestado una frase que servía muy bien para expresar algo de lo que en estos momentos está pasando en nuestro pueblo y que, más o menos, decía así: «Romperán todos los instrumentos, pero la música seguirá sonando».

Están destrozando violines, chelos y contrabajos; rompiendo a golpes trompetas, trombones y flautas; reventando con saña bombos y timbales... Ahora ha sido el turno de «Egin», Ekin, Xaki, Zumalabe... Hace tan solo unos días fue el de la Mesa Nacional de Batasuna. Poco antes, el de Jarrai, Segi... Varios sumarios más aguardan su turno: «Egunkaria», «herriko tabernas»... Golpean a diestro y siniestro, arremetiendo incluso contra sillas, atriles y batutas. Pero todos sus esfuerzos son inútiles: la música sigue sonando.

Su apellido era Troncoso. Fue auditor en el tribunal militar que juzgó a un par de decenas de patriotas y revolucionarios vascos en Burgos, en 1970. Hubo fuertes condenas, varias de ellas de muerte. Al final del juicio los procesados, puestos en pie, cantaron el «Eusko Gudariak». Troncoso los echó de la sala.

Treinta y siete años después, la escena se ha repetido ante otro tribunal de excepción: la jueza Murillo expulsó a los condenados del 18/98 cuando éstos, tras escuchar su aberrante sentencia, comenzaron a cantar aquella misma canción. Sin instrumentos, sin partitura y sin dirección, se entonaron idénticas notas. Sonaba la misma música.

Hace dos viernes, como todos los años, una cuadrilla del Casco Viejo de Iruñea salimos a cantar por el barrio. Somos Alde Zaharreko Abesbatza Ludiko-Polifonikoa y nuestro repertorio son villancicos tradicionales a los que cambiamos las letras para relacionarlas con temas actuales. Los de este año fueron el Instituto Navarro del Vascuence, el TAV, Sanz, Zapatero y Bush y, como no, nuestra musa inagotable: Yolanda Barcina. Salimos vestidos de vasquitos y neskitas, ataviados con llamativas pelucas y un pañuelo palestino.

Uno de estos villancicos se refería a la justicia española y sus más altas instancias. Era el conocido «Pero mira como beben los peces en el río», cuyo estribillo decía: «Madre mía que vergüenza/ la Audiencia Nacional,/ el Tribunal Supremo/ y el Constitucional./ Autos, sentencias,/ recursos y demás;/ chapuzas a mansalva,/ aquí no hay quién dé más». Y en uno de sus párrafos se decía: «A varios cientos de años/ acaban de condenar/ a decenas de personas/ por el hecho de pensar/ de escribir, de organizarse/ y en nuestro pueblo sembrar/ semillas de resistencia/ de conciencia y libertad». Y todo ello acompañado de la oportuna coreografía, pasos de baile y gestos varios.

Mientras cantábamos por el Casco Viejo, repartíamos las letras de las canciones entre el público que nos escuchaba. Agotamos las dos mil copias que hicimos. Nuestras piezas más aplaudidas y coreadas fueron las dedicadas a Yolanda Barcina y la antes comentada: «¡Madre mía, qué vergüenza la Audiencia Nacional»... Luego -nos consta que es así-, nuestros villancicos son cantados también en las cenas de cuadrillas y familiares propias de estos días.

En el libro «Lluis Llach», referido a la vida del conocido cantante catalán, se recuerdan anécdotas de la censura franquista, cuando había que presentar al Gobernador Civil las letras de las canciones que iban a ser cantadas en los conciertos.

En una ocasión, su famosa canción «La estaca» fue censurada íntegramente. Ante ello, Llach interpretó su música, sin cantarla. El resultado final de aquello fue que lo prohibido terminó siendo coreado por los miles de personas que acudieron al concierto. Quizás por eso, otra de sus canciones afirmaría: «Sois vosotros los que habéis hecho del silencio palabras».

Podrán destrozar muchos instrumentos y prohibir muchas letras, pero la música seguirá sonando. Podrán suprimir, incluso, los conciertos y disolver el público que acude a ellos, pero cuando éste se disperse en mil direcciones, tarareará aquello que trataron de silenciar. Charangas y fanfarres tocarán esas melodías en nuestras fiestas y cada vez serán más populares. Y cuando todo esto sea prohibido y reprimido, hablará el silencio, silbará el viento y los truenos, con sus timbales, denunciarán los desmanes del Gobierno del PPSOE. Y después, las ansias de libertad y justicia de nuestro pueblo escribirán nuevas partituras y crearán nuevas corales y orfeones. La música seguirá sonando.

Esto será así, además, por una segunda razón. No es sólo que nos gusten nuestras melodías, sino que la música constitucional, la música para desfilar, la música de la corte, la música clerical, la música monolingüe que quieren aprendamos obligatoriamente no nos gusta nada. Es más, nos parece un bodrio. Nunca cantaremos esas canciones ni bailaremos esos ritmos.

En los últimos meses hemos visto acuerdos municipales, institucionales y concentraciones en las que partidos de derecha e izquierda, centralistas y nacionalistas, sindicatos obreros y confederaciones empresariales, cantaban al alimón partituras en defensa de nuestro estado de derecho (el de la monarquía hereditaria, la patria indivisible y las leyes de excepción), nuestros tribunales de justicia (como el que ha sentenciado el 18/98) y solidarias con la Policía y la Guardia Civil (los eternos abonados a las denuncias de Amnistía Internacional). No era música lo que salía de ahí, sino ruido. La preocupación de sus miembros por salir en la foto, que no por entonar, y el confundir el gritar con el cantar, ha hecho de todo esto un auténtico esperpento.

Hace treinta años, Lluis Llach, al referirse a la Transición que tragó tantas esperanzas, compuso la canción «No era això, conpanys, no era això», cuya traducción decía: «No era esto, compañeros, no era esto por lo que murieron tantas flores, por lo que lloramos tantos anhelos. Puede que haya que ser valientes de nuevo y decir, amigos míos, no es esto». Hoy, nuevamente, ante tanto desatino es preciso repetir: «no es esto, compañeros, no es esto».

Mientras tanto, las flores, los anhelos y la valentía de los condenados en el 18/98 ha compuesto una canción de dignidad que cantaremos, silbaremos y tararearemos durante décadas. Mila esker!

* Sabino Cuadra Lasarte es abogado


~ ~ ~

domingo, 30 de diciembre de 2007

Torturador de Buen Talante

Recordemos que Felipe "El Sabio" debiera estar en La Haya por sus crímenes de lesa humanidad mientras ocupaba el puesto de Primer Ministro del Reino de España.

Es hora de desenmascarar a Zapatero como el nuevo solapador del torturador en jefe Juan Carlos Borbón.

Esta nota por parte de Trillo ha sido publicada en inSurGente:

Zapatero y la tortura en España

por Manuel F. Trillo

Salió el Presidente del Gobierno de España para balancearse entre los periodistas invitados a las ferias comunicativas que prepara junto a la “jueza” vicepresidenta que se ríe de todo cuanto le cae de lado. Son así el uno y la otra. Tanto son así que se ríen de las torturas y poco les falta para felicitar a los torturadores en España. Salió a la palestra Zapatero para anunciar que habrá elecciones generales el 9 de marzo de 2008. Y de este modo y con este anuncio, pedir de paso el voto para él y para los cientos de cafres que le acompañarán en las listas electorales. No es nuevo para el PSOE que miembros destacados fueran condenados por torturas –y otros crímenes-, todos ellos compañeros de Rubalcaba en los años de hierro y de muerte institucional (“ni hay pruebas ni las habrá”) y crímenes de Estado. Años después Aznar indultaría a varios torturadores mezclados en un indulto cuasi general –cerca de 400 indultados- entre los que se encontraban chorizos, prevaricadores como Gómez de Liaño, y torturadores. Todos los gobiernos de España tienen tanta sangre debajo de las mesas y empapada en los expedientes, que no se atreven a debatir sobre este tema: las torturas en España.

Qué buen asunto para ese santurrón que se llama Mariano F. Bermejo, ministro de Justicia, que mea brillantina jurídica por las mañanas y en todas sus declaraciones, mientras que en las comisarías y cuartelillos de la Guardia Civil se tortura. Se sigue torturando como en la Edad Media, como en el franquismo, como en la “alemania nazi”. Zapatero, Bermejo, la “jueza” y el Rubalcaba, la banda de los cuatro que pretenden enseñar sobre lo que está bien y lo que está mal cuando son responsables de que España sea un Estado torturador, semejante a cualquier otro de los que se dicen salvajes o escasamente civilizados. Se dice así de entrada para que no tengan duda alguna sobre la incriminación que se les hace desde estas páginas. Y para que no se atrevan a pasar jamás al lado de una persona decente y mucho menos pedirle el voto. Pues un voto a un miembro del PSOE sería dar un voto a quienes permiten la tortura en España. Votar al PSOE es votar la permanencia de la tortura.

El informe de Amnistía Internacional (AI) “Sal en la herida” del año 2007, y otros muchos informes de organismos y relatores internacionales nos hablan de cientos de torturados en España. Las declaraciones y las imágenes de las víctimas de las torturas son escalofriantes (Anika Gil, Gorka Lupiáñez, Lucian Padurau, Unai Romano, etc). Ante la indolencia criminal de los gobernantes del PSOE sólo cabe que a ellos les ocurra lo mismo, o a alguno de sus allegados, para que de ese modo tengan una visión más aproximada de lo que supone pasar por las manos de los torturadores en España, en la España que ellos gobiernan.

España es Parte en diversos tratados internacionales de derechos humanos que imponen a las autoridades la obligación de prevenir y castigar los malostratos infligidos por agentes del Estado y garantizar acceso a recursos y reparación a las víctimas. Entre ellos figuran el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), la Convención de la ONU contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (Convención contra la tortura) y el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (Convenio Europeo de Derechos Humanos). Además, el 6 de abril de 2006 España ratificó el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (durante el Gobierno de Zapatero) que le impone, entre otras, la obligación de mantener, designar o crear uno o varios organismos que realicen visitas periódicas a todos los lugares donde haya personas privadas de su libertad, a fin de impedir los malos tratos. Asimismo, España es Parte en el Convenio Europeo para la prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes, lo que supone que permite las visitas periódicas y ad hoc del CPT3 a cualquier lugar donde haya personas privadas de su libertad.

Una muestra más del cinismo del Gobierno del PSOE a partir de 2004 en materia de Derechos Humanos. Mírense las declaraciones de un social-católico como Bono cuando afirmaba que “la tortura es repugnante” en Irak, claro, en España es otra cosa. O cuando Moratinos afirma que hay que perseguir a los torturadores allá donde se encuentren, claro está, siempre que los torturadores no sean españoles ni cometan tales crímenes en España. Según los informes de los organismos internacionales contra la tortura, en España se tortura a no menos de 700 personas al año, de los que el 12% serían independentistas vascos. Dato que es absolutamente ridículo, pues en el caso de los presos y detenidos vascos, o que se les vincule con el conflicto vasco, la inmensa mayoría son objeto de vejaciones y humillaciones, cuando no de violencia física (violación sexual declarada por Lupiáñez) o psíquica (“violaremos a tu novia si no declaras”) afirmada por AI en su informe ya mencionado: “las víctimas afirman haber recibido golpes, patadas, puñetazos e insultos de agentes de policía, incluso estando esposadas y tanto en la calle como bajo custodia policial. En sus denuncias, estas personas aseguran también que los agentes las amenazaron con una pistola o un cuchillo, las azotaron en las plantas de los pies y las amenazaron de muerte. En uno de los casos, los policías dijeron al detenido que si no cooperaba violarían a su novia. En otro, la víctima estuvo varias semanas sin oír por un oído a causa de los golpes que los agentes le habían propinado en la cabeza”.

Está claro que estos tratos son aceptados por Fernández Bermejo –ahora candidato a Diputado- y por Zapatero –ahora candidato a Presidente de Gobierno- , y en la medida en que no han iniciado actuación alguna en estos cuatro años para impedir tan horrendos crímenes, es de suponer que están de acuerdo con que tales prácticas se realicen en las comisarías de España (por no hablar de los tratos que reciben los presos en las cárceles –ya hablaremos de las mazmorras del PSOE). Preocupados por encarcelar el pensamiento y todo lo que suponga independencia política –incluida la persecución de los republicanos, incluso el humor de El jueves- consideran un bien la práctica de las torturas en la España que ellos gobiernan. Pues de otro modo pondrían el mismo afán en perseguir a torturadores como en perseguir a independentistas.

Votar al PSOE es votar por la tortura y por los torturadores. Es votar por el cinismo sin límites. Es votar por la permanencia del crimen institucional, práctica de la que el actual Ministro Rubalcaba es ducho y es gran conocedor desde sus años mozos hace más de 20 años. Se siente mucha vergüenza oír a Bermejo decir que lo que está fuera de la ley no podrá estar dentro de la ley (obviedad donde las haya) para referirse a no se sabe qué intenciones ilegalizadotas en Euskal Herria, y sin embargo, como tal ministro de Justicia, callar ante el crimen que suponen las torturas en España. Parece ser que es mayor crimen ser editor o director de un medio de comunicación en Euskal Herria (J.L. Elkoro, condenado a 22 años de cárcel en el sumario 18/98) que en ser un torturador –aun condenado- a quien la pena mayor es de 4 años de cárcel. La tortura es gratis en España, lo es en todos los países, y en todos los tiempos, pero en España, en la linda España zapaterista, la tortura y los torturadores lo tienen aún mejor. Por eso, desde aquí, y a quienes tengan el mínimo de decencia, se les sugiere que ayuden a echar a las cavernas a todos esos canallas que silencian las torturas y encubren a los torturadores en España. (Para los avisados socialdemócratas de buena fe, ¿votaréis por un partido que no persigue a los torturadores?).


~ ~ ~

Oficialidad

Esta nota que hace alusión al partido que jugaron las selecciones de Catalunya y Euskal Herria en el San Mamés de Bilbo nos habla un poco más acerca del derecho a la oficialidad de los seleccionados de estas dos naciones.

Por cierto, va un saludo y un deseo de pronta recuperación al arquero catalán Jorquera que se lesionó ayer en una jugada por demás desafortunada.

Aquí tienen la nota aparecida en inSurGente:

Miles de personas reivindicaron ayer en Bilbao la oficialidad de la selección vasca

inSurGente.- Miles de ciudadanos participaron ayer por la tarde en las calles de Bilbao en la mayor movilización realizada hasta la fecha para reclamar el derecho de las selecciones deportivas vascas a la oficialidad y a competir en pruebas internacionales. Como se puede apreciar en la fotografía de Marisol Ramírez para Argazki Press, alrededor de 25.000 personas, a convocatoria de ESAIT, reivindicaron en un ambiente festivo que Euskal Herria es una nación y, por ello, políticos y federaciones tienen que dar los pasos necesarios para conseguir tal objetivo.

Agustín Goikoetxea

Bilbao fue escenario ayer a la tarde de la mayor movilización celebrada hasta la fecha en pos de que Euskal Herria tenga sus selecciones deportivas oficiales. Detrás de una pancarta con el lema «Euskal Herria nazio bat, selekzio bat» (Euskal Herria: una nación, una selección), portada por deportistas y miembros de ESAIT, marcharon alrededor de 25.000 personas en una de las manifestaciones más numerosas de las celebradas en los últimos meses en la capital vizcaina. Por delante, cuatro niños y niñas sujetaban una ikurriña y una senyera.

A la cabeza de la marcha se encontraban, entre otros, los jugadores del Athletic Joseba Garmendia, Koikili Lertxundi, Markel Susaeta, Roberto Martínez Tiko y Eba Ferreira; de la Real Sociedad, Gaizka Garitano; el surfista Kepa Acero; o los atletas Unai Saenz de la Fuente y Jon Bilbao, el segalari Juan Manuel Erasun y el jugador de rugby Aratz Gallastegi. Pero no fueron los únicos, pues detrás de éstos se agolpaban deportistas de categorías inferiores y otros de elite, acompañados de representantes de la izquierda abertzale como Karmele Aierbe, Mikel Galartza y Mikel Etxaburu; el dirigente de EA Rafa Larreina o representantes de LAB, como su responsable de Comunicación, Txutxi Ariznabarreta.

A las ikurriñas y a los gritos de «Euskal Herria aurrera» (Adelante Euskal Herria), «nazio bat, selekzio bat» (Una nación, una selección) e «independentzia», se sumaron al paso de la cabeza por la plaza de La Casilla decenas de senyeras y las consignas coreadas por la amplia representación catalana en la manifestación convocada por la plataforma que trabaja por la oficialidad de las selecciones deportivas vascas. Tras unos minutos en los que la pancarta que abría la movilización tuvo problemas para transitar por la calle Autonomía, abarrotada de personas que invadían la calzada, el servicio de orden fue capaz de organizar a las miles de personas que esperaban sumarse mientras se sucedían los gritos en favor de la repatriación de los presos políticos vascos, la amnistía y aquéllos que tildaban al PNV de español.

Al alcanzar la plaza Zabalburu, la calle Autonomía se encontraba abarrotada de manifestantes portando ikurriñas y senyeras, además del resplandor de las bengalas que repetidamente se encendieron desde que comenzó la marcha y el estruendo de petardos. En ese punto, se volvieron a reproducir los problemas debido a que la Policía Municipal no desvió a los numerosos autobuses públicos, lo que generó algún que otro problema a los miembros de la organización, que se reprodujeron en la plaza Circular y la calle Navarra. Fueron los voluntarios los que debieron resolver el problema que se les presentaba con miles de personas, que tardaron algo más de una hora en recorrer el tramo entre La Casilla y El Arenal, debiendo sortear a decenas de vehículos.

Una vez en El Arenal, la presentadora del acto, Ilazki Serrano, dio paso a un video en el que decenas de jugadores de fútbol, balonmano y rugby, surfistas, atletas, pelotaris y deportistas de herri kirolak hicieron suya la reivindicación de la oficialidad para las selecciones de Euskal Herria. A continuación, Itziar Arratibel, presidenta de ESAIT, se encargó de felicitar a los participantes en la marcha, antes de subrayar la importancia de la cita furbolística posterior en San Mamés, donde se iban a enfrentar combinados de «dos naciones negadas, Euskal Herria y Catalunya», por los gobiernos español y francés.

Apartó a un lado los ataques que sufre Euskal Herria de ambos ejecutivos para subrayar el apoyo ciudadano y de los deportistas a la oficialidad, y la necesidad de que las federaciones de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Nafarroa Garaia, Nafarroa Beherea, Lapurdi y Zuberoa convoquen a los deportistas para constituir los combinados vascos.

«Hoy celebramos una pequeña victoria y aunque el partido aún no haya comenzado, podemos asegurar que hoy Euskal Herria y los deportistas vascos han ganado», manifestó la representante de la plataforma, que incidió en que «es por decisión de los gobiernos español y francés que Euskal Herria no puede competir internacionalmente. Es por ello -apuntó- que exigimos que a Euskal Herria se le reconozca como nación y se respete a los deportistas vascos. No queremos quitarle nada a nadie, sino recuperar lo que es nuestro».

Tras reclamar compromisos a los políticos y federaciones, solicitando que escuchen el clamor popular expresado en las calles de Bilbao, Itziar Arratibel aclaró que «las selecciones de Euskal Herria no son de ESAIT, no son de las federaciones de Euskadi y aunque estén compuestas por deportistas tampoco son de ellos. Las selecciones vascas son -puntualizó- del pueblo, de todos los hombres y mujeres que componen Euskal Herria. Y a todos nos corresponde apoyar y ayudar a nuestros deportistas». La plataforma, remarcó, se compromete a ser una herramienta para lograr tal objetivo.

Por otro lado, al mediodía, sobre el césped de la Catedral, representantes de Lakua, la Generalitat de Catalunya y la Xunta de Galizia firmaron la "Declaración de San Mamés", en la que se propone su cooperación para lograr la participación de los clubes y federaciones de cada comunidad autonómica «a los niveles más altos de cada competición en el nivel territorial que corresponda y, si corresponde, la plena implicación de las federaciones propias en las federaciones internacionales respectivas». El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, aseguró que el texto «no va contra nadie» y que únicamente combate «las limitaciones políticas al deporte».

La declaración contempla, entre otros aspectos, encuentros entre los vencedores de las tres ligas autonómicas para organizar «un cuatro naciones» que impulse, en especial, el deporte amateur.



Reivindicación histórica de las selecciones de Euskal Herria en Bilbao (Editorial de Gara)

Cientos de deportistas y miles, muchos miles de hombres y mujeres dejaron bien claro y dijeron bien alto ayer en Bilbo que el deseo de que se garantice de una vez por todas el derecho de las selecciones de Euskal Herria a competir en campeonatos oficiales es masivo. Quien hasta ayer tuviera alguna duda al respecto, seguro que cambió de opinión tras ver y vivir la jornada vespertina, reivindicativa y deportiva, tanto en las calles de Bilbo como en San Mamés. Si algo quedó claro ayer es que la oficialidad, el anhelo de tener una selección de Euskal Herria de fútbol (y por extensión del resto de deportes) no es, en absoluto, un capricho de unos pocos deportistas mal informados y formados, como el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, por ejemplo, quiso transmitir. Despreciar así a unos deportistas que sí están dispuestos a dar lo que algunos partidos y las instituciones de esta nación dividida no son capaces de dar no es de recibo ni es aceptable. El problema para quienes han tratado de sacar de tiesto la supuesta polémica en torno al cambio de nombre (alentándola interesadamente para tratar de retirar del foco la reivindicación fundamental) es que, con su ejemplar actitud, esos deportistas se han convertido en los mejores portavoces del sentir mayoritario de esta sociedad. Ahí está la clave. Como tantas otras veces, las instituciones siguen poniéndose sorprendente y significativamente nerviosas cuando la sociedad reclama su derecho a ser escuchada y, en consecuencia, reclama pasos y compromisos ante reivindicaciones compartidas por la inmensa mayoría de este pueblo.

En este sentido, la entrevista que este periódico realizaba este pasado viernes a Iñaxio Kortabarria y Mikel Aranburu, como exponentes de la continuidad generacional de esta reivindicación, era ciertamente elocuente y esclarecedora. «Lo raro es que en lugar de apoyarnos se metan con nosotros de esa manera», respondían a GARA. Y es que, ¿por qué molesta tanto esta reivindicación? Reclamar la oficialidad de nuestras selecciones es una exigencia de todos, no sólo de los jugadores, y el nombre de selección de Euskal Herria sólo podría molestar a quien no desea realmente que este país tenga un futuro propio.


No vale sacarse la foto si no se le da contenido

Instituciones como el Gobierno de Lakua han podido tomar el testigo que la sociedad reclamaba durante demasiados años, y no lo han hecho. Aprovechar el partido para firmar, en el mismo cesped de San Mamés, un documento en el que se propone cooperar con Galiza y Catalunya en cuestiones deportivas y fomentar la presencia internacinoal de las respectivas selecciones no sirve de nada si, luego, a lo largo del año, no se hace absolutamente nada para lograrlo, si no se habla con los deportistas para encauzar las reivindicaiones, si no se adoptan compromisos reales ante la sociedad. No sirve de nada buscar la fotografía fácil si no se le piensa dar contenido; y, desgracidamente, hasta ahora esto es precisamente lo que ha ocurrido. El escarmiento de todos estos años por la incapacidad, inoperancia y falta de voluntad de las instituciones debe servir para mantener bien alta la presión. No sirve de nada que las instituciones de turno se limiten a recordar al Estado español que se tiene ésta u otra competencia si no se está dispuesto realmente a hacer nada para luchar por un derecho.

Lo que ayer se vio en Bilbo permite reactivar la esperanza y debe ser un aldabonazo en toda regla para todos los agentes que pueden y deben apretar el acelerador. Pero, sobre todo, debe servir para que la sociedad sea consciente cada vez más, de que su impulso cuenta como el mejor de los acicates.

Que Euskal Herria apoya a sus deportistas es algo tan obvio que quienes arremeten tan burdamente contra ese sentimiento salen realmente malparados en la fotografía de estos días.



«Nazio bat, selekzio bat»

En realidad es muy simple: «Nazio bat, selekzio bat». La imagen que incluimos en nuestra primera página de hoy es elocuente, y su importancia se acerca mucho a la famosa imagen de Iribar y Kortabarria con la ikurriña. Y es un lema y un objetivo que van mucho más allá del meramente deportivo. La exigencia de que se reconozca a este país, de que también en el tema deportivo se supere la partición territorial y administrativa, es compartida por la mayoría de la sociedad vasca, que exige a sus instituciones y a los partidos políticos que empiecen a crear las federaciones deportivas de Euskal Herria para que las selecciones que surjan a partir de ahí puedan competir oficialmente a nivel internacional. Y esto exige enfrentarse y confrontarse, todos juntos.

Esto exige mucho más de lo que algunos políticos han demostrado estos días. ¿Qué confianza puede tener la sociedad en que determinados políticos defenderán los derechos de Euskal Herria si ni tan siquiera son capaces de enfrentarse al Estado español y al Estado francés en el tema de las selecciones deportivas?

El alejarse cada vez más de las reivindicaciones de la sociedad es su opción, pero ello no les legitima para tratar de frenarlas como sea. La respuesta que miles de vascos dieron ayer en Bilbo fue rotunda.


Pobre Garzón, lo más seguro es que la sabandija no haya podido dormir pensando en como ilegalizar a ESAIT y encarcelar a sus miembros por "tener los mismos fines de ETA". Por lo menos no tiene que preocuparse de aplicar la misma medida a los catalanes, la comunidad internacional ya está acostumbrada a la leyes de excepción en contra de los vascos.

~ ~ ~

Desde Elorrio : Soberanía

Esta nota aparece publicada en inSurGente:

La izquierda abertzale refuerza su iniciativa para crear un Estado vasco, socialista e independiente

inSurGente.- La izquierda abertzale manifestó ayer en un acto político celebrado en la localidad vizcaína de Elorrio que encauzará la construcción nacional y la transformación social en el camino de la creación de un Estado Vasco independiente y socialista que permita a Euskal Herria "combatir con las mismas armas institucionales que los demás pueblos del mundo" ya que, de lo contrario, "desapareceremos como pueblo". Hizo también hincapié en la necesidad de poner en marcha una transición que concluya en un marco democrático para el país.

Gara (Oihana Llorente).- En este momento en el que es objeto de una política represiva incesante por parte de los estados español y francés, la izquierda abertzale no quiere olvidarse de su quehacer diario. De hecho, ayer dio un paso más en la reafirmación de su posición, situando la construcción de un Estado independiente en el norte de su brújula política. Una formulación jurídica que, a su entender, supone «la única vía para la supervivencia de este país». Es por ello por lo que aboga por orientar todas las luchas y dinámicas que lleva a cabo en el ámbito de la construcción nacional y en el de la transformación social en la construcción de ese Estado Vasco.

En el acto político celebrado en Elorrio, la dirigente abertzale Karmele Aierbe no dudó a la hora de asegurar que la aplicación del derecho a decidir de este pueblo «es ya una realidad irreversible». Tras considerar que la labor realizada por el movimiento popular en la construcción nacional ha acarreado «un nivel muy alto de maduración nacional y social», aseguró que «ya nadie duda de que somos una nación».

Tras recordar que hace cinco siglos este pueblo tuvo un hueco en el mapa de Europa, señaló que lograr ese espacio sigue siendo el objetivo primordial de la izquierda abertzale. No obstante, advirtió que el Estado Vasco existirá sólo si la ciudadanía vasca así lo establece con su palabra y su decisión.

Aierbe indicó que el camino hacia la construcción del Estado Vasco será «largo», e incluso detalló cuál deberá ser la primera estación: un marco democrático para el conjunto del país. Es ahí donde situó la Propuesta para un Marco Democrático presentada por el conjunto de la izquierda abertzale el pasado 3 de marzo en el pabellón Anaitasuna de Iruñea.

La dirigente independentista incidió en que esta formulación que propone dos autonomías con derecho a decidir «es transitoria pero necesaria», porque entiende que con su consecución Euskal Herria obtendrá un escenario democrático donde todos los proyectos políticos puedan ser llevados a cabo.

Independencia y socialismo

En el transcurso del acto, al que asistieron cerca de doscientos personas, Aierbe afirmó que el proyecto político de la izquierda abertzale «es y seguirá siendo» la independencia y el socialismo. Pero agregó que para ello «primero es necesario que se reconozcan los derechos que corresponden a Euskal Herria como pueblo; y segundo, urge construir un Estado independiente que posibilite que este pueblo se organice internamente como la ciudadanía del país decida».

Aierbe rechazó la posibilidad de reproducir un estado «opresor, centralista y controlador que impera hoy en el mundo», y aseguró que el estado deseado por la izquierda abertzale será uno que «codo con codo con los demás estados europeos, construya una Europa de otra manera». «No queremos ser más que nadie, pero menos tampoco», subrayó la dirigente abertzale, al tiempo que exigía una constitución propia ante «la imposición» que suponen, a su juicio, las cartas magnas española y francesa para Euskal Herria.

Recordó que en los últimos siglos los pueblos se han organizado como estados-nación y abogó por esa misma formulación jurídica y política para este país, ya que entiende que es «la única que asegurará la supervivencia de Euskal Herria». En esta línea, indicó que sólo así se logrará una sociedad más justa, la supervivencia del euskara o una educación nacional para las siguientes generaciones.

La política guipuzcoana insistió en que el objetivo primordial de la izquierda abertzale pasa por construir un futuro Estado Vasco independiente. Y la única forma de llegar a este estadio y darle contenido es, prosiguió, incidir en el trabajo desarrollado en la construcción nacional y la transformación social.

«La izquierda abertzale no lucha para alimentar y estabilizar unas autonomías del Estado español», agregó, al tiempo que aclaraba que tampoco pretenden «quedarse estancados» en la autonomía a cuatro para la Euskal Herria peninsular y la autonomía para los tres territorios al norte del Bidasoa que reivindican en su Propuesta para un Marco Democrático.

Fuerzas regionalistas

Aierbe también tuvo duras palabras para el PNV y la coalición Nafarroa Bai, sobre las que dijo que «se guían solamente por intereses partidistas y de negocio». A su entender, la línea de acción de estas dos formaciones está bien clara: «Aspiran a mantener o a conseguir su cuota de poder en el Estado de las Autonomías español». Por eso, agregó que «aunque se denominen nacionalistas, se comportan como meras fuerzas regionalistas, cuyo objetivo no es la construcción de Euskal Herria, sino la construcción de España».

Mirando ya al futuro, la dirigente abertzale consideró que, «tras largos años de lucha de desgaste de este marco autonómico que niega los derechos del país», el cambio de marco político en Euskal Herria «es inminente». No obstante, mostró su temor de que en esta tesitura tanto el PNV como NaBai «prioricen mantener los privilegios que tienen en el viejo marco» y aboguen por pactos neoestatutarios con el Estado español que «condene a este pueblo durante treinta años más».

Ante esta situación, la izquierda independentista advirtió que «volverá estar en frente» de todos aquellos que no quieran una transición democrática para Euskal Herria. Y lo hará «con la Propuesta para un Marco Democrático en la mano y luchando por que el proyecto independentista tenga derecho a existir y a llevarse a cabo si la ciudadanía así lo decide».

«Nos quieren a la defensiva»

Aierbe volvió a sostener el valor de la lucha y aseguró que «el haber llegado hasta aquí» es un rédito obtenido por el trabajo desarrollado por la izquierda aber- tzale en las últimas décadas. En ese contexto situó el hecho de que el Estado español haya dado «una vuelta de tuerca más en su estrategia represiva», siempre con el fin de «debilitar a la izquierda abertzale». «Mediante la represión quieren que nos pongamos a la defensiva, que no veamos el futuro con claridad», apuntó.

Pero muy en contra de lo que pretenden tanto el Estado español como el francés, afirmó que actuarán con iniciativa política: «Ante más represión, más construcción nacional. Hay que saber que si nos golpean es porque estamos avanzando».

Para finalizar el acto que tuvo lugar en el centro cultural Arriola de Elorrio, auguró que el camino hasta conseguir un Estado Vasco independiente no será «fácil», aunque la izquierda abertzale tiene claro cuáles son «las armas» que día a día abrirán esa vía: la construcción nacional y social de Euskal Herria.

Un emotivo grito de «aska dezagun txoria kaiolatik» puso punto y final a un acto político que pretendió ser un punto de partida en la construcción del Estado Vasco.


~ ~ ~

Ecos de Itoiz

Diez años y los problemas en Itoiz continúan, aquí una entrevista publicada en Rebelión con quienes recibieron severas penas carcelarias por tratar de detener los trabajos en el área.

30-12-2007

Entrevista con los Solidarios de Itoitz

«No vimos otra opción que cortar los cables»

Jasone Mitxeltorena
Gara

Hace dos semanas prescribieron las penas impuestas a los ocho Solidarios que paralizaron durante un tiempo las obras del pantano de Itoitz. Han pasado más de diez años desde aquellos hechos, diez años en los que el colectivo ha dado a conocer esta problemática a todo el mundo y en los que tres de aquellos activistas han pasado por prisión. Ahora han contado para GARA por qué lo hicieron y cómo ha sido su periplo desde entonces.

La crónica de los Solidarios sobre los hechos se inicia así: «El sábado 6 de abril de 1996, a las 7.15, acompañados por periodistas, ocho miembros de Solidarios con Itoitz provistos con sierras radiales, con las caras cubiertas y vistiendo monos con la inscripción 'Deconstrucciones Itoiz' paralizaron las obras del pantano». El tono del relato parece frío y distante, pero en ese momento cambiaban las vidas de los ocho activistas. Fueron detenidos y juzgados. Tras conocer la sentencia de cárcel, decidieron dar a conocer su lucha e iniciaron una gira por toda Europa. Serían los primeros en estrenar la Noria del Milenio de Londres, en diciembre del 1999, y también los únicos que han conseguido acceder a la cúpula de San Pedro, en el Vaticano. Durante meses se hicieron oír, pero después llegó una travesía del desierto: la clandestinidad, el exilio y, en tres casos, la cárcel. Casi nueve años largos y duros, en los que su lucha no ha cesado pero en los que el macroproyecto tampoco se ha detenido. En 2004 empezó el llenado del pantano, y próximamente se prevé la finalización de las pruebas, previo a la puesta en marcha definitiva. En este contexto ha tenido lugar la liberación de Julio Villanueva, tercer encarcelado por el sabotaje de 1996, y la confir- mación de la prescripción de la pena impuesta a otros siete solidarios. Es una buena nueva, pero no un punto final; ellos mismos alertan de que debe dar fuerzas para seguir luchando, ya que la situación «es más grave que nunca».

Cuatro de ellos se han reunido con GARA en Nabarreria, en el corazón de Alde Zaharra de Iruñea, donde pueden pasear de nuevo sin temor a ser detenidos. Los nombres son lo de menos, porque ante todo conforman un colectivo y huyen del protagonismo. Volviendo la mirada a aquel abril de 1996, enseguida recuerdan la campaña tanto mediática como política para criminalizar su batalla en defensa de ama lurra. En la cárcel supieron que empezaban a llamarles «ecoterroristas». «Durante quince días tuvo lugar un bombardeo que recreaba una alarma social ficticia. Nos querían mezclar con ETA, nos imputaban el paro laboral de los 300 trabajadores de la construcción del pantano... Se creó un ambiente que justificara un gran castigo aleccionador».

«El entonces presidente navarro Javier Otano llegó a declarar que nuestra acción obedecía a una estrategia 'político-militar'. De ahí a unas semanas le pillaron a él», citan recordando cómo el entonces líder del PSN tuvo que dimitir al destaparse que había titulado cuentas bancarias en Suiza.

«No había alarma social, ninguna», responden. Y concluyen que el tiro les salió por la culata a quienes impulsaron esta dinámica. La sociedad respondió de una manera totalmente distinta a la dictada por los grandes medios: Apuntan que en los dos meses que pasaron en prisión tras la acción de las Rotaflex recibieron unas 500 cartas de apoyo. «Teníamos miedo, incluso se hablaba de una petición de cárcel de 19 años [la del Gobierno navarro], pero al mismo tiempo, viendo la respuesta social, nosotros nos sentíamos fuertes. Esa respuesta es la que nos sacó de la cárcel; primero nos ofrecieron la libertad a cambio de pagar dinero, pero iniciamos una huelga de hambre por considerar que, habiendo sido nuestra actuación pacífica y pública, no debíamos pagar nada. Y nos dejaron en libertad. La lucha dentro de la cárcel, y el apoyo recibido fuera, son los que hicieron posible esa libertad. La sociedad lo vio claro», constatan. Años más tarde, entienden que el hecho de detenerles uno a uno fue también un síntoma del temor oficial a la respuesta de la sociedad.

Nada más conocer la sentencia, los Solidarios comenzaron una gira por Europa. «Considerábamos que había que sacar partido a lo que se había creado, y también que tanto nosotros como Europa teníamos mucho que decir», explican. «El principal objetivo era difundir la problemática del pantano y denunciar nuestra situación. Durante nueve meses, se realizaron nueve vistosas acciones y se dieron más de cien charlas. En la gira nos relacionamos con numerosos grupos que luchan a favor de la tierra; fue una experiencia rica de trueque y una oportunidad de compartir experiencias. La gira fue sustanciosa y tuvo un gran éxito; mucha gente conoció de primera mano la problemática de Itoitz, y los que ya la conocían se involucraron en su defensa. Les llegó tanto que empezaron a actuar por su cuenta. Se implicaron aquellos que se hallan a dos mil kilómetros de aquí, y eso es difícil: la gente tiende a deslegitimizar los problemas, y éstos en cambio, lo hicieron suyo. Muchos de los que conocimos en el camino se animaron a participar en las acciones».

Uno de los efectos de la gira fue que a la acampada realizada entre Erdozain y Ekai asistió gente de otras naciones: «Se consiguió internacionalizar la cuestión de Itoitz, extender el mensaje a todo el mundo».

Pese al éxito, reconocen que «aquello fue duro, se trabajó mucho, y supuso un gran gasto en recursos: La Policía incautaba todo el material tras cada acción». Y es que no era para menos: Subirse a la Noria del Milenio en Londres, acceder al acto de presentación del Foro Mundial del Agua celebrado en La Haya o llegar a la cúpula de San Pedro en el Vaticano no podía salir gratis. Pero lo hicieron. La acción de Londres, realizada junto a activistas que denunciaban una presa en Narmada (India), llegó a todo el mundo. La presentación del Foro del Agua tuvo que ser suspendida después de que varios miembros del colectivo se personaran en la sala desnudos. Los 80 representantes mundiales y periodistas de todo el mundo vieron a aquellos Solidarios «en pelotas», en alusión a la situación en que quedaban los habitantes del valle de Irati y, en general, muchos millones de personas de todo el globo con la mercantilización del agua. Y luego, Roma. «Nunca se había conseguido realizar una denuncia dentro del Vaticano. Además, era el año Jubileo, por lo que habían dispuesto a 1.500 policías más para seguridad. Era difícil entrar, y la gente de allí tenía miedo, aparte de que para ellos era un edificio sagrado, pero de todas formas nos ayudaron y la acción salió para adelante».

«Hemos pasado otra forma de cárcel»

El eco del corte de cables -el vídeo sobre el mismo se proyectó en todos los rincones de Euskal Herria y más- y sus consecuencias -las obras se paralizaron durante un año, y el coste directo del sabotaje se cifró en torno a mil millones de las antiguas pesetas- pasaron una importante factura a los ocho Solidarios. Desde entonces han pasado muchos años, que evidentemente han sido duros para ellos. «Tienes que dejarlo todo atrás. Si tienes un estrecho contacto con la tierra, es más duro aún. Se da un corte con las raíces. Es una situación que no es legal, y ello dificulta el día a día, es difícil conseguir recursos. Es otra forma de cárcel; te aleja de tu entorno».

Además, está el temor constante, una realidad que no les importa admitir: «El miedo a ser capturado es a veces insoportable. La tensión, el estrés...». De todas formas, con la fuerza que impregna todo su discurso, recalcan que «intentas buscar y encontrar aspectos positivos. Hay buenos momentos; conoces a mucha gente, las relaciones son profundas e intensas... Tienes dos opciones: O te sumes en una depresión, que por una parte es normal, o sales para adelante de una u otra forma. Es una lucha interna».

También subrayan la importancia de ser conscientes de lo que hicieron, de los hechos que desencadenaron esta condena: «Si lo hicimos, es porque realmente no vimos otra oportunidad», concluyen.

La manera en que afronta cada uno esa situación es totalmente personal. Uno de los solidarios explica que «yo me había hecho a la idea de ir a la cárcel, y tuve que hacerle frente a otro modo de vida. Ahí emerge el instinto de supervivencia». Otro destaca lo duro que ha sido no participar en la defensa de los pueblos: «Fue una gran resistencia. Se actuó con una dignidad plena, y aunque fue duro, también se demostró gran fuerza».

En una mirada retrospectiva, recuerdan que «como grupo, hemos sido un colectivo 'alegal'. Desde hace ocho años hasta ahora, ocho miembros se hallaban en situación de busca y captura; encarcelados, exiliados o en la clandestinidad. Ha sido una situación curiosa, hemos sido un colectivo `nebuloso'. Además de afectarnos personalmente, también ha incidido en el grupo, y se ha notado en el carácter del colectivo. La mitad del grupo éramos `ilegales'. El colectivo se constituía en dos bloques: Los `alegales' y los 'ilegales', `a' e `i', pero ninguno con `l' de `legal'».

EL corte de cables: Un ataque estudiado, transparente y sin violencia física

El corte de los cables llegó en un momento muy significativo de la lucha contra el pantano. La Audiencia Nacional había dado la razón a la Coordinadora de Itoiz y había determinado que el proyecto era ilegal. Sin embargo, a quien exigió la fianza para detener las obras fue a la oposición. Una fianza inasumible: 24.000 millones de pesetas. Solidarios con Itoitz ya era un grupo conocido por sus constantes acciones de denuncia. Pero ninguna había alcanzado tal impacto y repercusión.

Hubo más aspectos reseñables. Varios medios de comunicación estuvieron presentes en los hechos, con lo que el sabotaje adquirió el carácter de «público»: pese a ser una época en la que no existían herramientas como el actual Youtube, las imágenes saltaron a todo el mundo. Los autores habían optado por dar esta caracterización al sabotaje, por lo que convocaron a un reducido número de medios para que la presenciaran y transmitieran abiertamente sus pormenores. Eso suponía, entre otras cosas, «no ocultar nuestra responsabilidad».

Aquellos días se celebraba en Itoiz una acampada de protesta contra el pantano. La Semana Santa fue la fecha elegida por los autores del sabotaje para tener «plena seguridad de que nadie se encontraba trabajando en las obras», explican los Solidarios. «La acción consistió en cortar los seis cables del sistema de transporte de hormigón a cualquier punto de la presa. Unos cables de 800 metros de longitud, de 62'5 milímetros de grosor y que soportaban pesos de hasta 140 toneladas. La obra se desarrollaba a un ritmo de 4.200 metros cúbicos de hormigonado diario (equivalente a 700 camiones) a través de ese sistema; sin duda, era el corazón de la obra», aseguran en la crónica. Probablemente arriesgaron su vida: debido a la enorme tensión de los cables, un golpe fortuito al cortarlos hubiera resultado fatal.

En cuanto al guarda de seguridad, al contrario de lo que se determinó en la sentencia -y tal y como atestigua un video que muestra el momento en que ese vigilante es reducido-, se detalla que «fue maniatado y se le arrebató su arma reglamentaria, que fue depositada en el techo de su garita de vigilancia. Este guarda no sufrió agresión alguna, siendo el único que no maltrató a los ocho detenidos, y que incluso se preocupó por ellos cuando los vio tan malheridos por la paliza que les dieron otros guardas jurados». Asimismo, añaden que «en el video grabado por los periodistas puede observarse cómo este guarda jurado cae de bruces al suelo al pisar la cuerda que aún llevaba enrollada en el pie», por lo que desmienten que fueran miembros de Solidarios quienes le agredieran.

Los golpeados, en realidad, fueron ellos. Los guardas de la empresa Protecsa se ensañaron contra los autores de la acción, ante la impasible presencia de la Guardia Civil, según relataron tanto los Solidarios como los periodistas presentes. A estos últimos se les obligó a mirar para otro lado en ese momento, pero pudieron comprobar después los daños sufridos por los activistas. La jueza ordenó, días más tarde, que uno de ellos fuera atendido en el hospital, ya que tenía un tímpano roto. Todos fueron encarcelados en Iruñea, y denunciaron los malos tratos sufridos. Los periodistas presenciales que dieron a conocer los hechos también denunciaron haber sido objeto de presiones. Días después, «desconocidos asaltaron la oficina de `Euskaldunon Egunkaria' en Iruñea».

Cronología: 12 años de lucha 1995

Nace el grupo Solidarios con Itoitz, que realiza acciones como encadenarse en el balcón del Palacio de Nafarroa, ocupar el despacho del director general de Medio Ambiente, tapiar la sede de la CHE en Iruñea, colgarse de los cables que transportan el hormigón en Itoitz, o parodiar la presentación del proyecto de construir una central nuclear en Pitillas.

6/IV/1996

Ocho activistas de Solidarios cortan los cables, lo que acarrea la paralización de las obras.

9/IV/1996

El juez ordena prisión incondicional para los ocho participantes de la acción de sabotaje.

20/IV/1996

20 de abril: Más de 10.000 personas se manifiestan en apoyo a los encarcelados en Iruñea, Bilbo, Donostia y Gasteiz, convocados por Eguzki.

7/VI/1996

Tras dos meses en la cárcel, los ocho activistas de Solidarios son puestos en libertad.

24/VIII/1996

Miembros de Solidarios «acampan» en el Monumento a los Fueros de Iruñea para denunciar el veto policial a una acampada en Itoitz.

14/V/1997

El Gobierno de Nafarroa pide 19 años de cárcel para cada uno de los ocho autores del corte de los cables. La acusación particular pide tres años de cárcel.

9/III/1998

Comienza el juicio en la Audiencia de Iruñea.

15/IV/1998

El tribunal condena a cada solidario a cuatro años y diez meses de prisión por «detención ilegal» de un vigilante jurado de las obras.

26/X/1999

Miembros de Solidarios se cuelgan de la Noria del Milenio de Londres.

26/XI/1999

Solidarios se suben al tejado del Palacio de la Paz de La Haya.

25/II/2000

25 de febrero de 2000: Solidarios se encaraman a la cúpula del Vaticano, en Roma, coincidiendo con el «Año Jubileo».

JUNIO DE 2001

Iñaki García Koch es detenido en un control en León. Pasaría tres años en la cárcel.

MARZO DE 2004

Ibai Ederra se convierte en el segundo detenido y encarcelado por el sabotaje de 1996.

AGOSTO DE 2007

Julio Villanueva es arrestado en Iruñea para cumplir condena al acudir a renovar el carnet.

DICIEMBRE DE 2007

Los tribunales admiten que el plazo de cumplimiento de condena ha prescrito. Villanueva queda libre y el resto de acusados, exonerados de ir a prisión.

Manifestación en febrero y afán de unir esfuerzos

Los ocho participantes en el sonado sabotaje están en libertad, pero sin olvidar que en el caso de Ibai Ederra esa situación sigue estando condicionada, y que otros dos compañeros siguen teniendo pendiente tramitar la prescripción de las penas. El retorno, en cualquier caso, ha supuesto un respiro y energía para el colectivo, y, tal y como aseguran, «refuerza la lucha contra el pantano, que sufría un desgaste por la represión».

La oposición a Itoitz es amplia, como reconocen: «Distintos agentes, cada uno en su ámbito, participan en ella. Han subido nuevas gentes al tren, y es el momento más difícil para el proyecto: Además de la sociedad, la misma tierra lo cuestiona», dicen en referencia a los constantes terremotos en la zona. Recuerdan que la puesta en marcha se anuncia para marzo, por lo que «ahora es el momento de pararlo y vaciarlo». Y subrayan la situación de los vecinos: «Están peor que en la cárcel; sobre ellos pende la espada de Damocles, viven bajo el riesgo de una catátrosfe, con el miedo de cuándo caerá el monte, que pasará... Psicológicamente es algo muy difícil de llevar».

Pese a la situación en que se han hallado, aseguran que «no ha habido un cese en la lucha, nuestra situación era parte de la lucha, y las ganas siempre han estado en nosotros. Si en este momento el pantano está lleno, pues habrá que seguir por otro camino. No hemos ni ganado, ni perdido. Si haces algo, igual conseguirás algo, pero si no haces nada más que esperar a que se caiga el pantano... entonces es seguro que se acaba». Por ello creen más necesario que nunca «la unión entre todos los que participamos en esta lucha». En ese sentido, valoran positivamente el manifiesto firmado por más de diez colectivos que exigían el vaciado de Itoitz, la paralización de las obras del recrecimiento de Esa, y nuevas políticas en torno al agua. El colectivo explica que para aunar fuerzas y reforzar lazos, han organizado una manifestación para el 23 de febrero.


~ ~ ~

El Recuento de Los Daños

Este interesante artículo acerca de la obsesión de Zapatero por los números ha sido publicado en Rebelión:

30-12-2007

Zapatero y su política hacia el conflicto vasco

Detrás de los números

Pello Urzelai
Berria

Traducido para Rebelión por Daniel Escribano

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, ha presentado el balance de toda la legislatura. Este año no ha hecho predicciones de futuro. Eso sí, ha admitido que la que realizó el año pasado ―según la cual, desde el punto de visto de la pacificación, la situación sería mejor un año después― fue un error. Ni predicciones ni verdaderos balances. El conflicto vasco, el reto de la paz o el problema de la violencia han sido despreciados en el balance de legislatura de Zapatero. Por ejemplo, en un informe de 347 páginas sólo hay una mención de 17 líneas al alto el fuego de ETA, en el apartado correspondiente del Ministerio del Interior, en que el Gobierno de España subraya que en ese período de alto el fuego (desde marzo de 2006 hasta junio de 2007) las fuerzas policiales siguieron practicando detenciones y no se modificó en nada la política carcelaria.

En este final de ciclo y con vista a las elecciones de marzo, Zapatero está intentando tapar el tema que debía haber sido el principal logro de la legislatura. Ninguna previsión de diálogo, cifras de detenciones e ilegalizaciones, en eso se resume el discurso de Zapatero respecto al País Vasco en el umbral del año 2008.

En cualquier caso, es curioso que se desdeñe el problema con esas grandes cifras de detenidos o se pretenda dar una imagen de solución. Esas grandes cifras, quiérase o no, evidencian el tamaño y la relevancia del problema. Este año las policías de España y Francia y la Ertzaintza han practicado 289 detenciones, según datos de Askatasuna. Actualmente hay 712 presos políticos vascos en las cárceles de Francia y España, dispersados. Por tanto, el año 2007 acabará con otra marca: al acabar el año la cifra de presos será mayor que nunca. Para cualquier observador internacional estas cifras sólo serían síntomas de un gran problema político sin resolver.

A esas cifras que aparecen en negrita en los informes oficiales deben añadirse otras que no quieren reconocerse o que se ocultan: este año ha habido 42 denuncias de tortura (el último caso, el de Gorka Lupiañez, ha dejado, además, un testimonio atroz), o cada familiar que visita a alguno de los presos dispersados en 91 cárceles recorre semanalmente, por término medio, 1400 kilómetros. ¿Cuántas posibilidades de morir, como Nati Junco*?

Con vista a las elecciones de marzo, el Gobierno de España ―de consuno con los tribunales― tiene intención de dar inmediatamente otro paso en el proceso de ilegalización. Contra EAE-ANV, que tiene 77 años de historia, y contra EHAK, que en las elecciones de 2005 al Parlamento vasco presentó listas sin problemas. Han pasado cinco años desde que Garzón resolviera la suspensión de actividades de Batasuna y hace una semana encarceló a Marije Fullaondo por proseguir dichas actividades. Señal de la esterilidad de la vía de la ilegalización. «En este caso, María Jesús Fullaondo ha mostrado voluntad rebelde una y otra vez», ha escrito Garzón en el auto de encarcelamiento. En efecto, he ahí el nudo de la cuestión, en esa voluntad rebelde, pero no de algunas personas determinadas sino de un pueblo que no se conforma con el estatus actual.

Hoy mismo tenemos un buen ejemplo, en el partido de fútbol entre el País Vasco y Cataluña y en la manifestación con el lema Una nación, una selección. Reivindicar de la oportunidad de competir oficialmente en el ámbito internacional está irremediablemente ligado a la identidad de un pueblo y a su derecho a decidir.

El verdadero problema político está sobre la mesa desde hace largo tiempo. Solamente afrontándolo puede avanzarse en su solución. Una parte del camino está hecha, el norte está claro. Ahora la cuestión reside en lograr apartar los obstáculos del camino y en buscar una alternativa a la época de trincheras. ¿Cómo remover los obstáculos?, ¿cómo detener la estrategia de prohibiciones y condenas ilimitadas?, ¿cómo llevar las aguas de la violencia al canal de la negociación?

La cita de marzo. Las elecciones de marzo serán un reto importante. Dejando a un lado la competición entre el PSOE y el PP, deben considerarse los resultados de los partidos vascos. Para el PNV no es lo mismo ser necesario o no serlo para quien forme el Gobierno de España. Ibarretxe ya ha hecho notar ese valor, de cara al acuerdo y la consulta. Conscientes de tal relevancia, PNV, EA y Aralar pueden considerar la opción de formar coalición. Joseba Egibar hizo pública en octubre esa intención. Posteriormente, dentro del PNV se silenció el tema hasta que se eligiera un nuevo Euskadi Buru Batzar. Recientemente, los dirigentes de EA y Aralar han mostrado predisposición. En los próximos días deberán hablar entre sí, para llevar esta opción adelante o descartarla. La decisión será cuestión de días, a partir del 14 de enero, al disolverse las Cortes españolas, ya que empezarán los plazos para presentar candidaturas. La próxima cita electoral será también un reto importante para la izquierda abertzale. Puede ser una herramienta para demostrar capacidad de superar el ataque directo en ambas hipótesis, ya con posibilidades legales, ya sin ellas.

Después de las elecciones, empezará de verdad la cuenta atrás para la consulta popular propuesta por los partidos del Gobierno vasco y el lehendakari. A día de hoy faltan 300 días para el día de la consulta, el 25 de octubre de 2008, según el reloj colgado en la página del Gipuzko Buru Batzar del PNV. El 10 de marzo faltarán en torno a 230. ¿Será tiempo suficiente para organizar y realizar un paso así? ¿Será capaz de modificar la situación actual?

Berria, 29 de diciembre de 2007

(*)Suegra del preso Unai Gonzalez, muerta en accidente de tráfico el martes 25 de diciembre de 2007 mientras se dirigía a visitarlo a la cárcel de Teruel. (n. del t.)


~ ~ ~

Jorquera Lesionado

Aquí tienen el reporte de as.com con respecto a la lesión que sufrió el portero catalán Jorquera a los pocos minutos de empezado el encuentro amistoso entre las oncenas de Catalunya y Euskadi.

País Vasco 1 - Cataluña 1

Jorquera se rompe el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha

Jorquera, en una jugada totalmente fortuita y a la salida de un corner durante la primera mitad, se ha roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, lo que seguramente le hará perderse lo que resta de temporada.

EP |

El portero del FC Barcelona Albert Jorquera ha sufrido una grave lesión de rodilla durante la disputa del partido amistoso entre las selecciones autonómicas de Euskal Herria y Catalunya en San Mamés, informó la Federación Catalana.

Jorquera, en una jugada totalmente fortuita y a la salida de un corner durante la primera mitad, se ha roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, lo que seguramente le hará perderse lo que resta de temporada.

El guardameta catalán, habitual suplente de Víctor Valdés en el primer equipo, jugaba precisamente de titular con los de Pere Gratacos por los problemas de lumbalgia de su compañero y se disponía a jugar los 90 minutos el miércoles ante el Alcoyano en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.


~ ~ ~

Catalunya 1 - Euskal Herria 1

La página as.com nos da una reseña del partido entre los seleccionados nacionales de Catalunya y Euskal Herria.

Aquí lo tienen:

País Vasco 1 - Cataluña 1

Aduriz y Bojan dejaron en tablas un intenso partido

El ambiente festivo vivido durante los noventa minutos por los casi 40.000 aficionados que casi llenaron ''La Catedral'' realzó una cita de marcado carácter reivindicativo.

EFE |

Un gol del vasco Aritz Aduriz en la segunda parte que sirvió para neutralizar el tanto marcado por el catalán Bojan Krkic antes de descanso dejó en tablas el intenso y vistoso partido amistoso disputado en San Mamés por las selecciones del País Vasco y Cataluña.

El ambiente festivo vivido durante los noventa minutos por los casi 40.000 aficionados que casi llenaron ''La Catedral'' realzó una cita de marcado carácter reivindicativo en favor de las selecciones oficiales para ambas comunidades, pero que como espectáculo deportivo en absoluto desmereció a un partido oficial.

En su primera parte el encuentro ofreció un interesante frente a frente entre dos estilos muy diferentes, la intensidad y el juego directo de los vascos frente a la pausa y la calidad catalana encarnada sobre todo en Xavi, Corominas y la emergente estrella azulgrana, Bojan Krkic.

Así, el equipo del País vasco dominó a su rival durante la primera media hora a base de empuje y gozó de la primera ocasión de gol a los seis minutos en un buen remate de Fernando Llorente a pase de Joseba Etxeberria que desvió a córner con el pie Jorquera.

Etxeberria, en el 17, tuvo en sus botas el 1-0 pero su disparo desde la frontal fue rechazado por Morales, que acababa de salir al campo para sustituir a Jorquera. El meta del Barcelona, a la salida de un saque de esquina, se lesionó de manera fortuita en una rodilla, al parecer de gravedad, y tuvo que ser retirado en camilla.

El combinado tricolor, en consecuencia, dominaba y Cataluña aguantaba con solvencia con Xavi y buscaba las cosquillas a la zaga local con la movilidad de Sergio García y Bojan Krkic. En una de esas acciones, el joven delantero encontró la espalda de los centrales vascos para recibir un extraordinario pase de Corominas. Krkic recortó con clase a Lafuente y, a puerta vacía, le batió con un sutil toque que puso el 0-1.

El gol desconcertó al equipo de Iribar y Etxarri y a punto estuvieron de aprovecharlo primero Xavi y después Bojan, pero ambos se toparon en el 30 y en el 35 con inspirado Lafuente que evitó males mayores para el País Vasco.

Con Etxeberria ya fuera del campo debido a problemas físicos, su sustituto, el también rojiblanco Aduriz, despertó a su equipo con un remate de cabeza resuelto con acierto por Morales.

Tras el descanso, y pese al carrusel de cambios, la intensidad no bajó un ápice. Cataluña buscó la sentencia a través de Krkic y Xavi pero fue el País Vasco, con el partido roto, quien consiguió equilibrar tras un contragolpe de manual iniciado por Aduriz en el área propia y ejecutado de manera brillante por el propio delantero.

En ese ida y vuelta, sin los referentes catalanes sobre el césped, los jugadores vascos tomaron las riendas y disfrutaron de un par de ocasiones para decantar el partido.

Primero fue con una volea de un activo Mendieta despejada por Morales y, ya en el tiempo extra, a través de un remate de Gabilondo rechazado con el pie por el portero del Terrassa, otro de los destacados de equipo dirigido por Pere Gratacós.

Pormenores

País Vasco: Lafuente (Riesgo, min.46); Iraola (López Rekarte, min.46), Labaka, Amorebieta (Mikel González, min.46), Del Horno (Urzelai, min.76); Xabi Prieto (Mendieta, min.60), Orbaiz (Puñal, min.46), Aranburu, Yeste (Gabilondo, min.46); Etxeberria (Aduriz, min.42) y Fernando Llorente (Joseba Llorente, min.46). Entrenadores: José Angel Iribar y Miguel Etxarri.

Cataluña: Jorquera (Morales, min.14); Bruno, Belenguer (Tortolero, min.46), Puyol (Carlos García, min.46), David García (Chica, min.46); Sergio González, Xavi (Angel, min.65), Verdú; Corominas (Soler, min.81), Sergio García (Crosas, min.74) y Bojan (Pinilla, min.60). Entrenador: Pere Gratacós.

Goles: 0-1, min.29: Bojan. 1-1, min.69; Aduriz.

Arbitro: Pérez Lasa (Comité vasco). Sin tarjetas.

Incidencias: Casi lleno en San Mamés, unos 39.000 espectadores. Los jugadores de ambos equipos saltaron juntos al campo con una pancarta en la que se leía "Euskal Herria, nazio bat selekzio bat. Catalunya, una nació una selecció" (Euskal Herria, Cataluña, una nación una selección). Entre otras autoridades, presenciaron el partido desde el palco el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y el vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluis Carod-Rovira


~ ~ ~

Dispersión : Terrorismo de Estado

Esta nota ha sido publicada por Gara:

Movilizaciones Por Los Presos

Clamor contra la dispersión en las movilizaciones por su última víctima

Las movilizaciones del último viernes del año estuvieron ayer marcadas por la muerte de Natividad Junko en accidente cuando se dirigía a la cárcel de Teruel. A pesar de que a primera hora de la tarde muchos medios aseguraron que el juez Baltasar Garzón había prohibido las movilizaciones, más de 10.000 personas secundaron las protestas convocadas por Etxerat y salieron a la calle a reclamar el fin de la dispersión.

29/12/2007 11:12:00

DONOSTIA-. Miles de personas denunciaron anoche en las calles de Euskal Herria la política de dispersión penitenciaria en el último viernes del año, marcado por la muerte de Natividad Junko cuando se dirigía a la cárcel de Teruel a visitar a su yerno Unai González.

Pese a la advertencia de la Audiencia Nacional española, en la que ordenaba la presencia de la Ertzaintza en las marchas, Etxerat llevó a cabo las habituales movilizaciones en las que participaron miles de ciudadanos vascos sin arredrarse ante la amenaza judicial.

La asociación que aglutina a los familiares y amigos de los represaliados políticos vascos, además, anunció un nuevo paso cualitativo con objeto de "fortalecer aún más nuestras fuerzas" en defensa de los derechos de los presos vascos: desde ahora, "el testigo de todas las iniciativas del último viernes lo trasladamos a los pueblos y a los barrios, y lo depositamos en sus manos. En adelante, será cada pueblo y cada barrio quien decida qué hacer ante la cruda realidad que padece cada cual".

En el comunicado, Etxerat incide en que Euskal Herria despedirá el año con la pérdida de "la vida de otro familiar". No obstante, deja claro que "seguimos sin perder la esperanza" y añade que "al igual que nuestros familiares, seguiremos firmes en nuestro empeño por conseguir un futuro bien diferente".

"Sólo nos queda trabajar". Ése fue el mensaje que Etxerat quiso transmitir ayer a Euskal Herria: "Para traer a nuestros familiares vivos a casa, todas y todos hemos de hacerle frente a esta violencia de los estados. Por lo tanto, no estéis a la espera de nuestra llamada. Compartamos las reflexiones y todos nuestros deberes en cada uno de los pueblos y barrios de Euskal Herria".

"Dispersión asesina"

La asociación de familiares parte de la reflexión de que la clave para el viraje de la actual situación estriba en los compromisos que cada uno adquiera. Es por lo que conmina a todo el país a que "agarremos fuerte este testigo del compromiso".

Si bien estas movilizaciones se llevaron a cabo por la tarde, las denuncias por la última víctima mortal de la dispersión, Natividad Junko, comenzaron desde la mañana. Así, el movimiento pro amnistía llevó a cabo una concentración bajo el lema "Dispertsioa hiltzailea" ante la sede del PSOE en Donostia. En concreto fue en la plaza de enfrente, ya que la Ertzaintza vetó, con un notorio despligue, protestar ante la Casa del Pueblo.

Pese a que desde distintos medios de comunicación se aseguró a primera hora de la tarde que Garzón había prohibido las movilizaciones y que ordenaba a la Ertzaintza a acudir a todas ellas, ni tan siquiera en Getxo, la única localidad que se mencionaba expresamente en el auto, la Policía autonómica hizo acto de presencia.


~ ~ ~

sábado, 29 de diciembre de 2007

Tasio : Catalunya y Euskal Herria




~ ~ ~

El Sacrosanto Nacionalismo Español

Esta interesante entrevista que desmenuza el nacionalismo de los que cuentan con el poder de las instituciones para tergiversar a los nacionalismos orgánicos aparece hoy en Rebelión:

29-12-2007

Entrevista a Carlos Taibo, coordinador del libro ‘Nacionalismo español'

“Es difícil ser nacionalista español y tener un proyecto de izquierdas”

Alvar Chalmeta
Diagonal

Pese a su rabiosa actualidad política, la reciente publicación de ‘Nacionalismo español. Esencias, memoria e instituciones’, trabajo colectivo de 13 profesores de diferentes universidades, sigue pasando desapercibida.

Impulsor de este abordaje de las “manifestaciones contemporáneas y triviales del discurso nacionalista”, Taibo considera que “se echaba en falta” su enjuiciamiento crítico.

DIAGONAL: ¿Por qué consideras que el nacionalismo español es un nacionalismo de Estado?

CARLOS TAIBO: Casi siempre que hablamos de nacionalismos pensamos en aquellos que contestan la realidad de los Estados existentes. No es eso lo que ocurre con los nacionalismos de Estado, cómodamente instalados en maquinarias oficiales que se hallan a su servicio. Aunque la presencia de estos últimos nacionalismos es ubicua y evidente -ahí están, para testimoniarlo, el sistema educativo, las instituciones políticas, las fuerzas armadas o los lugares de memoria-, resulta muy común que, dado que su efecto es a menudo inconsciente, se niegue su existencia. El discurso que emiten políticos y medios parece sobreentender que el nacionalismo, un fenómeno siempre retratado en clave negativa, tiene por fuerza que corresponder a los otros. Nosotros somos, en cambio, en el mejor de los casos, pulidos patriotas que defendemos la democracia y la pluralidad. No preciso agregar, creo, que eso es un cuento de hadas.

D.: ¿Y qué implica eso?

C.T.: Entre nosotros implica que los debates sobre la cuestión nacional están normalmente cojos. Pareciera como si la conducta de muchos de los ciudadanos españoles que ven con malos ojos a los llamados nacionalismos de la periferia fuese siempre normal y educada, frente a la insania de esos nacionalismos. Sobran, sin embargo, las razones para concluir que al amparo de nuestro nacionalismo de Estado se hacen valer muchos de los vicios que, con razón o sin ella, se atribuyen a los nacionalismos de la periferia.

D.: ¿Hay un discurso nacionalista español o hay varios?

C.T.: Admitamos que hay varios. Así, habría modulaciones esencialistas junto con otras más pragmáticas, como habría manifestaciones liberales y otras más conservadoras. Pero, a mi entender, siendo legítimas y necesarias esas distinciones, por detrás de todas esas formas del nacionalismo español se aprecia la idea de que existe una intocable nación española concretada en un territorio y un Estado cuya integridad no puede ponerse en cuestión. Es curioso, por cierto, este énfasis en demonizar las naciones de los demás que se hace acompañar de una reivindicación siempre esencialista, en cambio, de la propia. El nacionalismo español es, en primer lugar, un nacionalismo trivial, que se impone sin que la mayoría de los sujetos que lo llevan sean plenamente conscientes. Por eso parece legítimo afirmar que está por todas partes, y ello sin necesidad de recurrir a las versiones más ultramontanas de aquél, como es el caso de las heredadas del Franquismo. Importa mucho subrayar este hecho, que es anterior a cualquier sesuda distinción que haga referencia, por ejemplo, a las diferentes modulaciones partidarias del nacionalismo español. Aunque la cuestión es compleja, y por tomar un elemento de guía, me atreveré a señalar que, siendo el nacionalismo que hoy preconiza el PP el más vistoso, incurriríamos en un grave error si no apreciásemos la huella, a menudo poderosísima e irritante, del nacionalismo español en muchas de las posiciones del PSOE y, con frecuencia, también en las de IU.

D.: ¿Existe un nuevo nacionalismo español o estamos ante una puesta al día de ese discurso ‘eterno’?

C.T.: Es innegable que hay esfuerzos de adaptación. El nacionalismo que hoy transmiten PP y PSOE no es, con toda evidencia, el mismo que postulaba Franco 40 años atrás. Pero debo subrayar que los elementos esencialistas, y la nula voluntad de discutir sobre ellos, son en sustancia los mismos.

D.: ¿Cuál es el papel del deporte en la construcción del mito colectivo nacionalista español?

C.T.: En el siglo XX el deporte se convirtió en elemento fundamental de aquilatamiento de las identidades nacionales. Aunque ello no dejó de tener alguna consecuencia saludable -era preferible que las disputas se dirimieran en un estadio y no en un campo de batalla-, sabido es que de un tiempo a esta parte los campos de fútbol, en singular, ofrecen un escenario muy adecuado para que rebroten las manifestaciones más ultramontanas de los nacionalismos.

D.: Las mismas fuerzas que sustentan el nacionalismo español impulsan la integración de ‘España’ en estructuras supranacionales (UE, OTAN...) ¿No es contradictorio?

C.T.: Hay, en efecto, problemas al respecto. Pero no olvidemos que hoy por hoy, y en lo que ahora nos interesa, la lógica de los Estados- Nación sigue plenamente en pie en el marco general de esas estructuras, que a menudo han sido utilizadas, por añadidura, para contestar eventuales proyectos de secesión. Tampoco olvidemos, por otra parte, que de forma muy llamativa el discurso de nuestros gobernantes, en apariencia no nacionalista, bien que echa mano de códigos patéticamente nacionalistas cuando se trata de defender los intereses de las empresas españolas en el exterior. Igualmente, en todos los órdenes, incluido el constitucional, las fuerzas armadas desempeñan papeles fundamentales de preservación en lo que respecta a los privilegios propios del nacionalismo de Estado.

D.: ¿Cuál es la relación entre la izquierda y el nacionalismo español?

C.T.: Desde tiempo atrás es común escuchar la retahíla de que la expresión ‘nacionalismo de izquierdas’ es una contradicción en los términos. Sin entrar al trapo de esa discusión, compleja donde las haya, y tomando la parte por el todo, admitiré de buen grado que es difícil ser nacionalista español, por un lado, y postular al tiempo, por el otro, un proyecto creíble emplazado políticamente en la izquierda.

Los mitos españolistas

“La mayoría remiten a la Edad Media y al proceso de ‘reconquista’, si bien no faltan hitos posteriores, como la colonización de América, el Siglo de Oro o la guerra de la Independencia de principios del XIX. A la hora de considerar muchos de esos procesos es obligado resaltar el papel prominente que se suele asignar, por lo demás, a Castilla. El nacionalismo español hace uso de una formidable maquinaria de invención de tradiciones. Se habla mucho de las manipulaciones a las que se han entregado tantos libros de texto en Cataluña, ‘Euzkadi’ o Galicia, mientras apenas se le presta atención a las que se revelan al calor del nacionalismo español. También este último ha reescrito la historia en provecho de una suerte de permanente progreso que abocaría en la condición presuntamente acabada y halagüeña de la nación española de estos días. Y para refrendar esa invención ahí están las reales academias, la monarquía, la Iglesia y, naturalmente, un sinfín de medios de comunicación volcados en provecho de ese proyecto”.


Y ni hablar de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el nacionalismo español, poco publicitados por los consorcios noticiosos así como por los "expertos" en la nómina del gobierno español y en las de más de un gobierno latinoamericano. Es así como el genocidio de millones de personas y la destrucción de civilizaciones enteras en América haya sido rebautizado con el eufemístico término de "Encuentro de Culturas" o que los historiadores pro-Madrid le carguen las muertes en Durango y Gernika a Hitler y no a Franco.

~ ~ ~