domingo, 31 de diciembre de 2006

De Pearl Harbor a Barajas

El título bastante debilucho, pero con excepción de un desconcertante párrafo, este análisis resulta bastante acertado:

¿Un Pearl Harbor para Zapatero?

Patxi Igandekoa

Los socialistas se muestran tan reacios a asumir responsabilidades como el agua a congeniar con el aceite. Dudo incluso que el concepto de responsabilidad propia exista en eso que chuscamente llamamos “progresía”. Los hechos de los últimos días, culminados por el trágico acontecimiento de ayer por la mañana en el aeropuerto de Barajas, demuestran hasta qué punto la política estatal se está haciendo a base de gestos, contraprogramació n y cortinas de humo, y no de actuaciones con sustancia.

Para disimular la decepción producida por un proceso de paz cada vez más renqueante se deja caer, en plena víspera navideña, a una compañía aérea que llevaba más de un año expedientada. Al mismo fin sirvieron el vídeo cutre sobre las conversaciones del Partido Popular con ETA de hace ocho años y el enredo sobre las corruptelas de Andratx. Y cuando el líder de la oposición fue a hablar con Zapatero, tal vez de un posible acercamiento entre los dos grandes partidos de la política española, se hizo coincidir la cita con el sorteo de Navidad. Imagínense que el Lehendakari recibiera a Patxi López en pleno final de la Copa en San Mamés.

Durante todo el día de ayer algunas bitácoras socialdemócratas crepitaron con invectivas en las que la culpa de la hecatombe se hacía recaer sobre los energúmenos de costumbre: la derecha ultramontana del PP, la AVT, la Izquierda Abertzale, el sindicato LAB, el Foro de Ermua e incluso ejemplares de especies ideológicas en vías de extinción como Rosa Díez y Edurne Uriarte. Todo ello con nula eficacia mediática: el golpe de timbal que ha dado ETA es tan fuerte que no hay manera de taparlo mediante contraprogramació n. A nadie le gusta lo que está pasando, y al gobierno todavía menos, pero no queda más remedio: hay que levantar la cabeza y mirar a los ojos al monstruo.

El proceso de paz, o utilizando los conceptos con toda exactitud: el tinglado político montado en torno a él, estaba fracasando ya desde hace tiempo. En la estrategia electoral del gobierno para el 2005 este fracaso figuraba ya descontado, como las malas noticias en la bolsa. Lo que nadie se imaginaba es que fuera a llegar a su fin con tanta brusquedad.

Evidentemente algo ha salido mal. Pero antes de hacer balance y discutir si ha sido por falta o por exceso de compromiso ha de entenderse, y esta es la dura realidad, que dicho compromiso, por parte del gobierno español y el presidente Zapatero, ha brillado por su ausencia desde los mismos comienzos del proceso. La excusa era que el PP no dejaba hacer; lo cierto es que no se hizo nada.

Déficit de liderazgo, escenificaciones ostentosas ante los medios y la opinión pública, mala gestión y el propósito constante de utilizar las conversaciones con ETA -que jamás llegaron a producirse- para provocar a la caverna y obligarla a asumir posturas reaccionarias, son algunas de las causas de este estropicio, al margen, claro está, de la intención asesina de quienes colocaron la bomba en la terminal.

Con todo aun podría haberse logrado algo. Habría bastado plantearse el proceso como una inversión a largo plazo, con principios firmes, voluntad y una estrategia bien diseñada, y no como una caja de herramientas para utilizar con fines electoralistas, funcionando, como acostumbran a hacer los políticos, con la lógica del beneficio a corto plazo. Porque si esta es realmente la lógica dominante no cuesta mucho imaginar cómo ha de seguir en lo sucesivo.

Antes decíamos que el gobierno y su pléyade mediática -tanto en el papel como en la blogosfera- están enfadados con una serie de entidades y personajes. No es mi intención romper lanzas por ellos, ya que no lo merecen. Pero sí me gustaría llamar la atención sobre una circunstancia significativa. Dando rienda suelta a sus fobias, los que en estos momentos se dedican -de la manera más inoportuna y con una falta de gusto que al lector no le pasará desapercibida- a poner en marcha una gigantesca campaña de avisos por móvil en apoyo de Zapatero, también proporcionan información útil acerca de los márgenes de maniobra que el gobierno tiene a su disposición para resolver esta crisis.

El PSOE, a la hora de distribuir la culpabilidad, ha dejado al margen a fuerzas políticas como el PNV, ERC, IU y CiU. ¿Es este el espacio en el que Zapatero piensa llevar a cabo una recomposición de su estrategia de gobierno? ¿O se impondrá el “realismo político” mediante una mayor proximidad al Partido Popular en determinados temas de estado? Para muchos es esta una perspectiva que no invita precisamente al optimismo. En cualquier caso los próximos días serán cruciales para dilucidar una serie de cuestiones que incumben al futuro de la política estatal.

La buena noticia es que el proceso de paz continúa, al menos en Euskadi.


~ ~ ~

sábado, 30 de diciembre de 2006

El Compromiso de Batasuna

Batasuna ha llevado a cabo una conferencia de prensa para hablar acerca de lo ocurrido en el aeropuerto de Barajas.

Y cuando Rodríguez balbucea que ha detenido un diálogo que nunca siquiera inició, la izquierda abertzale habla de mantener la calma y continuar con el proceso de paz.

He aquí la nota en Gara:

Batasuna mantiene un compromiso «claro e inequívoco» con el proceso

Batasuna expresó su voluntad «clara e inequívoca» de llevar el proceso resolutivo hasta el final, aunque advirtió de que el esfuerzo de una sola parte «no es suficiente». Tras achacar al PSOE la actual situación de «inviabilidad», comentó que en los próximos meses todos deberán «actuar con valentía».

Donostia

Tras constatar que la resolución del conflicto a fecha de hoy no está más cerca que hace nueve meses y responsabilizar de ello al Gobierno español, Batasuna reiteró ayer su voluntad «clara e inequívoca» de «llevar el proceso resolutivo hasta sus últimas consecuencias».

El mahaikide de Batasuna, Pernando Barrena, tras explicar que en estas últimas semanas ha habido pocas novedades, insistió en que con las condiciones actuales un proceso resolutivo «no es posible» y «no tiene viabilidad».

En la línea lanzada en comparecencias anteriores, insistió en que sólo una de las partes, como es la izquierda abertzale, «no es suficiente para que este proceso avance», sino que resulta necesario «el concurso de otros agentes políticos, especialmente del Gobierno español». Batasuna instó al PSOE a que tome medidas y dé pasos para que este proceso político pueda ser resolutivo y viable, empezando por el respeto e igualdad de condiciones para la izquierda abertzale.

«Proceso de imposición»

Barrena, que ofreció una rueda de prensa acompañado por el también mahaikide Joseba Alvarez, mostró preocupación por el «sesgo» que el PSOE y el Gobierno español «están imprimiendo a este proceso político». El dirigente de Batasuna afirmó que «hoy en día difícilmente se puede hablar de un proceso de resolución» y definió la actual coyuntura como un «proceso de imposición».

Barrena recordó que en Euskal Herria a día de hoy se siguen prohibiendo manifestaciones, apaleando manifestantes en la vía pública o manteniendo clausuradas sede políticas. En opinión del mahaikide de Batasuna, estas actuaciones pretenden «condicionar permanentemente a una de las partes e incluso negar el debate político necesario para que el proceso resolutivo sea una realidad».

«Tras este triste balance», Barrena tildó de «lamentable» la situación y achacó la responsabilidad a la actuación del Gobierno español y del PSOE.

Batasuna criticó también las «posición arrogante» mantenida por el Gobierno español, «alardeando de no haber hecho nada para que este proceso político avance». Pernando Barrena explicó que «si verdaderamente pretende la resolución del conflicto, el PSOE estaría utilizando todo los medios posibles para dar pasos reales en ese sentido».

Barrena lamentó que la actitud del PSOE no vaya en esa dirección y subrayó que «a fecha de hoy no hay condiciones para garantizar el proceso».

Mismo objetivo

Batasuna recalcó una y otra vez que, pese a este diagnóstico, tiene «voluntad clara e inequívoca» de «llevar este proceso hasta sus últimas consecuen- cias». Del mismo modo, el dirigente abertzale sostuvo que, igual que hace dos años o hace nueve meses, hoy en día también el objetivo de la izquierda abertzale consiste en «situar a Euskal Herria en un escenario verdaderamente democrático». En ese camino, Barrena apostilló que «hay que abrir un nuevo ciclo político sobre las coordenadas de la autodeterminación y la territorialidad».

El mahaikide de Batasuna recordó que éstas son demandas exigidas por la mayoría social de este país y Batasuna, tal y como expuso, «une su voz a la de la ciudadanía vasca para exigir que este proceso dé salida a esas demandas».

Al entender de Batasuna, la labor de todas las formaciones vascas debe ser «atender estas demandas» y aseguró que en los próximos meses «todas las partes» tendrán que «actuar con valentía» y «asumir riesgos» para «avanzar en un proceso político, si efectivamente la intención es llegar a un escenario resolutivo».

En opinión de Batasuna, Euskal Herria «necesita con urgencia un escenario y un nuevo marco donde la ciudadanía de los siete herrialdes tome decisiones y pueda tener voz propia en Europa».

En ese sentido, Batasuna reivindicó su «gran bagaje de lucha». Y señaló que «seguirá luchando codo a codo con todos los sectores populares que han abierto esta oportunidad histórica para la resolución de conflicto y con la Euskal Herria que camina hacia la autodeterminación y la territorialidad».

~ ~ ~

Cronopiando : El Asesinato de Sadam

Esta es la más reciente entrega de Koldo, es con respecto a la muerte de Saddam Hussein a manos de sus otrora benefactores. Habrá que ver si la "justicia" estadounidense enfilará sus baterías hacia los actores intelectuales que desde los EUA orquestaron las fechorías de Saddam en contra de los iraníes y los kurdos.

Por ahora, palabras para reflexionar:

Cronopiando

El asesinato de Sadam

Koldo Campos Sagaseta

Sadam es un delincuente. Lo ha sido siempre.

Cuando servía a los intereses de los Estados Unidos, como baluarte frente a la pretendida amenaza de los ayatolas y masacraba iraníes con las armas dedestrucción masiva que le facilitaran tanto los propios Estados Unidos como algunos gobiernos europeos, era un delincuente.

Cuando sirviendo idénticos intereses arrasaba con poblaciones kurdas apelando a los mismos destructivos argumentos, también era un delincuente.

Cuando siendo socio de quienes hoy lo condenan y matan, reprimía a su pueblo y dilapidaba las arcas nacionales, también era un delincuente.

Cuando el presidente español José María Aznar le entregó la Orden de Isabel la Católica, Sadam también era un delincuente. Claro que, un delincuente menor, de muy escasa cuantía, de muy poco valor. Nada que ver con Bush padre, Bush hijo, Blair, Aznar, Berlusconi y demás capos de la mafia que controla el mundo y que se arrogan el derecho de juzgar a sus propios matones cuando los jubilan pretendiendo, además, que el mundo asista a tan penoso espectáculo, ejecución incluida, como si se lo creyera, como si esa banda terrorista que fabrica guerras y mercados tuviera, para nadie que no sea un idiota, alguna autoridad moral.

“El mundo es un mejor lugar sin Sadam” volverán Bush y sus acólitos a resumir el crimen. Y tienen razón, la misma, por cierto, que haría del mundo un paraíso sin ellos.

Cuando los inmorales maten a Sadam, curiosamente, estarán restituyéndole en el gesto, la honorabilidad que nunca tuvo antes.

~ ~ ~

viernes, 29 de diciembre de 2006

Cuando el Entusiasmo Languidece

Este escrito apareció el día de hoy en Gara:

Leandro Etchichury | Antropólogo de la Universidad de Buenos Aires

El posentusiasmo del 22-M


Luego de aquel entusiasmo del 22 de marzo, el proceso (para quienes lo miramos a la distancia) pareció ir perdiendo su dinamismo para llegar a una instancia en la que todos los actores parecen retroceder varios casilleros en una peculiar carrera por la paz y la normalización política.

¿Puede permitirse la sociedad vasca un nuevo fracaso de este tipo? Entiendo que los intereses de algunos actores políticos no pueden seguir primando por sobre los del conjunto social, más cuando se trata de decidir si este diferendo va a continuar definiéndose a los tiros (como les gusta a algunos) o por un camino democrático y participativo (como les gustaría a otros). Claro que también están aquellos que no quieren ni una cosa ni la otra, zigzagueando, entonces, por un mar de incertidumbres.

Me ha llamado poderosamente la atención escuchar, desde hace tiempo, insistentes declaraciones que aseguran y requeteaseguran que lo que sucede en Euskal Herria no tiene nada que ver con lo que sucede en Irlanda, en Quebec, en Montenegro, etc, etc. Se trata, por cierto, de una media verdad que sirve más para obstruir una solución al diferendo que para ayudar a su resolución.

Si la Unión Europea, por caso, decidió destinar algunos de sus recursos económicos para que el Mercosur estudie el desarrollo y funcionamiento del Parlamento Europeo, imagino que no ha sido con el burdo objeto de trasladar a tierras americanas un producto fabricado en Europa, sobre la base de la experiencia y las particulares necesidades sociales y políticas del continente. Asimismo, me consta que los responsables del bloque sudamericano en ningún momento pretendieron reproducir miméticamente dicha experiencia; el objetivo fue estudiar una referencia ineludible para dar forma a un diseño institucional a la medida de los países de la región. Lo que quiero decir, vaya descubrimiento, es que de las experiencias ajenas también se aprendeŠ, si se tiene la voluntad.

De este rápido y breve análisis, y teniendo en mente las últimas décadas de historia de los principales actores políticos españoles y vascos, debo concluir que la dificultad para avanzar hacia la paz está precisamente en ellos. Tal vez vaya siendo necesario un mayor compromiso de la sociedad, de modo que los fuerce a tomar decisiones que trasciendan sus inmediatos intereses de grupo. Y este reclamo trasciende a la sociedad vasca, requiriendo de aquellos españoles que lejos del autoritarismo franquista, desean desarrollarse en paz, en una sociedad con abierta mentalidad democrática.

Si algo nos han enseñado la seguidilla de brutales conflictos del siglo XX es que los procesos de paz van más allá de los planes por poner fin a las acciones de violencia. Los mismos significan un apoyo a los valores democráticos y por tanto deben estar abiertos a la participación social, lo que refuerza la legitimidad de los acuerdos y le otorga un marco al desarrollo de las negociaciones políticas.

Si desde el campo abertzale y democrático se está peleando por el derecho a decidir, tal vez haya llegado el momento de que quienes deban decidir comiencen a hacerse presentes, de lo contrario una vez más sólo serán espectadores de un juego que juegan otros, pero cuyo resultado caerá indefectiblemente sobre sus espaldas. -


~ ~ ~

Hacer Realidad la Voluntad

Esta nota acerca de las más recientes declaraciones por parte de Udalbiltza nos ha llegado por correo electrónico:

UDALBILTZA

Tras las numerosas iniciativas en defensa del derecho a la nacionalidad que se han llevado a cabo durante este mes, Udalbiltza constata que «en Euskal Herria somos mayoría quienes queremos la libertad de este país». Por ello, destaca la necesidad de «dar la palabra al pueblo y respetar la decisión que libremente adopte».

IRUÑEA - Udalbiltza ha constatado que la mayoría de los ciudadanos de Euskal Herria «quieren la libertad de este país. Existe una mayoría de vascos que quieren ser dueños de su destino y nuestro reto es conseguir que esa voluntad pueda materializarse de manera democrática».

En este sentido, la institución nacional subraya que «las viejas recetas que se han aplicado hasta el momento no han servido. Hay que dar la palabra al pueblo y respetar esa palabra».

«No estamos hablando de una reivindicación partidista, sino de derechos. Decimos que los ciudadanos vascos tienen los mismos derechos humanos que los habitantes de cualquier parte del mundo. Si los marcos jurídico-políticos vigentes hacen que articular esa voluntad resulte imposible, tenemos que cambiar esas leyes puesto que no son democráticas», añade Udalbiltza en un comunicado.

Por ello, Udalbiltza, «consciente de su pequeño tamaño pero desde su caracterización como institución nacional», muestra su disposición a seguir trabajando en esta línea.

Hacer realidad la voluntad

«Hacemos nuestro el compromiso de invertir nuestras fuerzas en hacer realidad la voluntad manifestada por los ciudadanos e invitamos a las demás instituciones a hacer lo mismo», añade Udalbiltza.

La institución nacional extrae esta conclusión tras valorar muy positivamente las iniciativas que a favor del derecho a la nacionalidad se han llevado a cabo en Euskal Herria del 3 al 27 de diciembre.

Así, recordó que el 3 de diciembre, Día Internacional del Euskara, se reclamó que esta lengua tiene que ser oficial en toda Euskal Herria y se destacó que Nafarroa «más que un problema es la expresión histórica de la institucionalización de Euskal Herria y de su reconocimiento internacional» .

Junto a ello, Udalbiltza añade que el 6 de diciembre «se denunció la dependencia que Euskal Herria sufre respecto a España», ya que muchas personas acudieron a sus centros de trabajo y de estudio a pesar de que la jornada está declarada oficialmente como festivo». Otro prueba de la defensa del derecho a la nacionalidad fueron las tramitaciones del EHNA que se realizaron el 11, 15, 16 y 17 de diciembre.

Por lo que se refiere al ámbito deportivo, el 21 de diciembre comparecieron públicamente jugadores de fútbol de elite para reclamar su derecho a competir oficialmente con una selección nacional de Euskal Herria, una demanda que se hizo extensiva al partido jugado el miércoles en San Mamés contra la selección serbia.


.... ... .

Euskadi 4 - 0 Serbia

Esta nota ha sido compartida en Vascos México:

ATRACÓN NAVIDEÑO

La selección de Euskadi pasó con nota la reválida ante su homóloga serbia y sumó una nueva victoria después de los últimos traspiés. El conjunto dirigido por Iribar y Etxarri se deshizo de un oponente escaso de quilates, proclive a algunas entradas duras y sin más referencia ofensiva que la testa de Zigic.

Yeste, Urzaiz, Sarriegi y Uranga reflejaron la superioridad de un equipo que se gustó por momentos y que no tuvo que forzar el turbo ante una concurrencia considerable de público.

Con algunas ausencias de peso, el equipo vasco arrancó en el once titular con Tornavaca como debutante. Llevó el mando del encuentro en los primeros minutos a base de toques y más toques en corto. A los diez minutos estuvo cerca de anotar por mediación del jugador recreativista tras rematar de cabeza un centro de Iraola desde la banda derecha. El conjunto de Iribar y Etxarri aunaba argumentos para seguir marcando el paso del encuentro. Casi al cuarto de hora Urzaiz disparó fuera desde lejos. Serbia sólo llegaba hasta la línea de tres cuartos bajo los auspicios de Kovacevic, laborioso y participativo; atrás los balcánicos estaban atrincherados -se notó la impronta de Clemente- y Zigic vagaba sin suministro, aunque estuvo a punto de aprovechar un servicio desde la derecha que Labaka abortó adelantándose al delantero del Racing.

Poco después, Urzaiz sirvió a Yeste para que soltara un zapatazo desde fuera del área para que Avramov despejara. Euskadi se crecía y tejía peligro con cierta asiduidad hasta que llegó la jugada chiste con el penalti cómico de Duljaj, que agarró el esférico como si fuera rugby tras una incursión de Iraola. Pensaba que el de Usurbil había arrancado en fuera de juego y no se le ocurrió otra inocentada que abrazar el esférico. Yeste transformó la pena máxima junto al palo derecho. La alegría estuvo a punto de tornarse en decepción cuando Zigic movilizó su cuello para dibujar un escorzo que casi sorprende a Iraizoz. ¡Vaya potencia para rematar de cabeza sin apenas espacio! A la salida de un córner, el racinguista también superó a la defensa pero su testarazo se marchó muy lejos. Estaba claro que sólo por las alturas podía llegar el bombardeo serbio, carente de elaboración en los metros finales y de futbolistas con el pedigrí de los Surjak o Savicevic de años atrás.

Urzaiz no quiso ser menos que el torreón serbio y se aprovechó de un envío de Etxeberria para anotar en el minuto 41 el 2-0. Hacía justicia al dominio de la tricolor bien sujeta por la labor seria de Garitano, los destellos de Yeste, Tornavaca e Iraola y la solvencia defensiva.

El marcador era el mismo que el de Barcelona, con lo que se cernía el peligro de que se repitiera el empate, pero la historia fue muy diferente. Con la inclusión de varios cambios, el equipo euskaldun pervivió en su espíritu acompasado, sereno en el manejo del balón. El 4-2-3-1 inicial siguio en boga en la reanudación, con López Vallejo, Sarriegi de central, Sirieix y Aranburu en la medular, Prieto por la derecha, Gabilondo por el otro flanco, Uranga de media punta y Aduriz como hombre más adelantado. Clemente reemplazó a Zigic. Un problema menos.

Brillante López Vallejo

De este modo, el técnico de Barakaldo apostó por una mayor movilidad que estuvo a punto de dar sus frutos a los diez minutos. Un error de Uranga propició un centro al área que remató Babovic para que López Vallejo hiciera fantasía con una estirada de sobresaliente junto al palo. ¡Tremendo! Poco más tarde Gabilondo sembró la incertidumbre con el saque de una falta que casi se come el meta serbio, que volvió a demostrar su hambre con otra comilona en el saque posterior de córner. Sarriegi marcó territorio aéreo en el minuto 60 y se adelantó al cancerbero balcánico para anotar el 3-0.

Euforia. Y encima debuta Javi Martínez. No había síntomas de que Serbia se armara de argumentos para malograr la reunión navideña. Aunque el navarro metió la pata al forzar un penalti que Djokic lo malgastó por el paradón de López Vallejo. Botaba San Mamés en la reunión navideña, en la que hubo hasta postre. Aduriz se encargó de introducirse por la banda izquierda para servir al área. Nueva pifia defensiva de la zaga del Este y Uranga supera a Avramov con un disparo mordido que se le atraganta al meta. Fue el colofón para redondear una noche en la que la familia euskaldun coreó sus propios villancicos. La Navidad trajo parabienes después de tres reveses. Zorionak!

~ * ~

Y el pulso lo ganó la afición de la tricolor

Los 30.000 seguidores de Euskadi asistieron a un gran espectáculo al margen de la polémica

Ainara San Cristóbal / BILBAO

Si el Euskadi-Serbia era un pulso, quedó claro el nombre del rotundo ganador. La afición de la tricolor. Los cerca de 30.000 seguidores que se congregaron ayer en La catedral disfrutaron de una mágica noche de fútbol y espectáculo en la que el combinado vasco se reencontró con la victoria dos años después. Las reivindicaciones políticas -al margen de una enorme pancarta que rezaba 'NAZIO BAT GARELAKO, OFIZIALARAKO PREST!' (Porque somos una nación, estamos preparados para la oficialidad) y los habituales cánticos- quedaron emplazadas para otro tipo de escenarios.

Las cifras de asistencia fueron, por tanto, en consonancia de lo habitual a pesar de las discrepancias entre la Federación Vasca de Fútbol y la plataforma Esait que propiciaron la retirada del apoyo de esta última a la celebración del encuentro. El ambiente, también. El público, como de costumbre, estuvo animado desde el inicio. Fiel a la tradición, la salida de la selección vasca y el final de la emisión de los himnos, fueron dos de los puntos más álgidos. El incesante ondear de las ikurriñas se fusionaba con una atronadora ovación durante ambos instantes. Mientras, el momento más solemne quedó reservado para el espacio entre ambos. El himno de Euskadi.

Empezó el espectáculo. Desde el primer momento quedó muy claro que los jugadores también se lo habían tomado en serio. Nada más empezar, Yeste se encaró con Kovacevic. Y, poco antes del primer gol, Tornavaca protagonizó una dura entrada. En ambas ocasiones, la grada arropó a los suyos.

Aunque el plato fuerte estaba por llegar. Pasada la media hora de juego, Yeste adelantó a Euskadi al convertir un claro penalti. La afición estalló en aplausos en una celebración que se había iniciado ya en el momento en que fue pitada la infracción. El objetivo de la victoria estaba más cerca. Interminables y continuas olas impulsaban a la tricolor desde la grada. Hasta que llegó el segundo. Un remate picado de Urzaiz a centro de Etxeberria que volvió a insuflar vida en el público. La compenetración entre equipo y afición era absoluta.

Tras el momento bocadillo, continuó el espectáculo. Rondaba la cabeza de los seguidores aquel 0-2 en el Camp Nou que acabó en empate. Pero el certero cabezazo de Sarriegi a la salida de un córner despejó cualquier duda. La fiesta era total. Ambiente y resultado.

Precisamente, con 3-0 en el marcador la grada se acordó de Javier Clemente. El seleccionador serbio fue aplaudido por el público de La Catedral en los instantes previos al encuentro como muestra de agradecimiento por su contribución a la consecución de la salvación durante la pasada campaña. Y a falta de alrededor de un cuarto de hora para la conclusión, corearon su nombre. Aunque tal vez no fuera el momento más idóneo para obtener una respuesta del técnico de Barakaldo con un resultado tan abultado en el marcador.

Aún quedaba tiempo para más. López Vallejo se lució al parar un penalti cometido sobre Krasic y lanzado por Djokic. El mérito fue reconocido con una celebración a la altura de un gol. Aplausos que sobrepasaron por poco los que había recibido instantes antes Javi Martínez a la hora de saltar al césped. Y que se quedaron a la misma distancia de alcanzar los brindados a Gari Uranga por el cuarto.

.... ... .

jueves, 28 de diciembre de 2006

Apoyo de la Diáspora al Proceso de Paz

Esta nota fué publicada el día de hoy por Deia:

Más de 200 miembros de la diáspora vasca firman un texto de apoyo al proceso de paz

Un total de 214 miembros de la Diáspora vasca se han adherido ya al manifiesto de apoyo al proceso de paz que representantes de este colectivo en Argentina han colgado en internet y pretenden entregar en las embajadas de Francia y España, en cada uno de los países con representación, antes del próximo 15 de enero.

EP Bilbao

El documento, promovido a título personal por los militantes argentinos del PNV, EA e Izquierda Vasca, reclama la constitución de dos mesas negociadoras, así como el derecho de la Diáspora a participar en una eventual consulta sobre el derecho de autodeterminación. Sus promotores pretenden que se haga público en Euskadi en la última semana de enero.

El texto fechado el pasado 27 de octubre y titulado "La Diáspora es parte del conflicto y también de la solución", está precedido por una introducción que lleva por título "Ante la posibilidad de que el proceso se malogre", realizada por el periodista y coordinador de la Asociación Diáspora Vasca, Daniel Bilbao.

Su autor se refiere a los acontecimientos ocurridos en octubre para afirmar que el peligro de que el proceso se malogre es, "cada día que pasa, más real". "Los estados francés y español, además de acrecentar la represión en los ocho meses largos que llevamos desde la declaración del alto el fuego de ETA, no han dado un solo paso para configurar un camino de acuerdo político para que la ciudadanía de toda Euskal Herria decida sobre su futuro", dice.

Según precisa, se atraviesan "momentos cruciales" en los que "cualquier acto de solidaridad" dirigido a "presionar a los estados opresores de Euskal Herria", en el sentido de "dar pasos decididos hacia una resolución democrática del conflicto" es "hoy, más que nunca, necesario".

Por esta causa, llama a hacer circular el documento firmado por diferentes miembros de la Diáspora argentina, "con el objetivo de recabar el mayor número de firmas posibles en el ámbito de la totalidad de la Diáspora vasca".

Manifiesto

El manifiesto que se dirigirá a las distintas embajadas española y francesa recuerda el anuncio de alto el fuego permanente realizado por ETA el pasado mes de marzo, con el que, en su opinión, "comienza un proceso ilusionante en Euskal Herria para lograr la tan ansiada la paz y normalización política".

"Desde unos 12.000 kilómetros, nosotros, los vascos de la Diáspora, podemos analizar objetivamente el conflicto vasco. En este sentido, entendemos que nosotros los vascos del octavo Herrialde, somos parte del conflicto y podríamos humildemente aportar a la solución del mismo", afirma.

En opinión de sus autores, el "rol mínimo" de la Diáspora "debe ser esclarecedor" y, en este sentido, se muestran dispuestos a "dar opinión sobre el origen del conflicto y las posibles vías de solución". "Todos tenemos la ilusión de que el alto el fuego sea definitivo, y debemos reconocer que ha sido un gran paso dado por ETA, de cara a la resolución del conflicto", prosiguen.

El documento asegura que "ahora el balón está en el tejado de los Estados español y francés" que, deberán "dar pasos en la misma dirección que ETA". "Entendemos -argumenta- que primero se debe reconocer la naturaleza política del conflicto vasco, como así también, dejar en claro que su resolución sólo será posible por las vías del diálogo entre todos, sin exclusiones".

Quienes apoyan el manifiesto se muestran convencidos de que "se deberá formar una mesa donde ETA resuelva sus temas con Madrid y París" y un segundo foro, "en Euskal Herría" que comience a evaluar acuerdos mínimos que respeten "la territorialidad, el derecho a la autodeterminación, y el derecho a decidir del pueblo vasco".

También creen que "en algún momento se deberá convocar a un plebiscito, y respetar su resultado, sea cual fuere" y, en este sentido, exigen que la diáspora, "al menos, la organizada a través de las Euskal Etxeas", debe poder ejercer "su derecho a participar".

El texto deja claro que la máxima aspiración de quienes lo promueven es "que Euskal Herría fuera un Estado independiente", pero no descartan que se den "pasos intermedios". "También lo aceptaríamos, como así también, si la sociedad vasca a través de su voto, determina que al menos hoy no pretende mayor autodeterminación", asegura.

El documento reitera que, desde la Diáspora se desea "seguir aportando para conseguir la paz y a la normalización política, con el propósito de que en el futuro en Euskal Herria se pueda vivir en paz, sin prohibiciones, sin persecuciones, sin violencia, sin presos, sin tortura, donde el diálogo sea el vehículo para la búsqueda de consensos para cristalizar los objetivos nacionales".

Por último, reitera su "compromiso" con los "antepasados", así como con su historia, y "los imprescriptibles valores y principios de la nación vasca" y se compromete a "redoblar" sus "esfuerzos" en "esta digna tarea, que es aportar entre todos desde la diáspora, a la construcción nacional de Euskal Herria".

~ ~ ~

Venezuela y Los Vascos

Un poco de luz en el asunto acerca de Chávez, Venezuela y la persecución que sufren los vascos en América Latina.

Fué publicado por Askapena y por Gara, helo aquí:

Todo sirve contra Venezuela y los vascos

Un día después del triunfo aplastante de Hugo Chávez en las elecciones, salta el escándalo en el reino español: "Chavez concede la nacionalidad a cuatro etarras; indemnizará con 193.000 euros a un etarra condenado de asesinato, etc." La derechona fascista española vuelve a utilizar al recurso de pegar a l@s vasc@s, para sacudir en este caso a la Revolución Bolivariana.

Joseba Agudo Manzisidor (Askapena - Gara)

El 31 de mayo de 2002, Bittor Galarza Mendiola era expulsado desde Venezuela a Madrid, tras permanecer detenido dos días en las dependencias de la DISIP venezolana. No era la primera vez que Venezuela aplicaba esta medida de excepción contra un ciudadano vasco, ya que en 1987 otros tres vascos que llegaban desde el Estado francés corrieron la misma suerte, pero sí era el primero que sufría esta medida estando el presidente Hugo Chavez en el poder. Con posterioridad, Sebas Etxaniz Alkorta y un año después José Ramón Foruria serían expulsados desde Venezuela a Madrid.

Tanto Bittor como Sebas residían en absoluta legalidad en Venezuela. Ambos tenían sus papeles en regla, trabajaban duro como cualquier otro venezolano para poder vivir, y estaban integrados en sus lugares de residencia. Pero a principios de 2002, la Audiencia Nacional española solicitó la extradición de siete ciudadanos vascos, viviendo cuando menos cinco de ellos en situación de legalidad. La Policía fue a detenerles pero no lo pudo hacer ya que no se encontraban en sus casas. En ese contexto de durísimas críticas al Gobierno de Chávez desde Madrid se dio el golpe de Estado en Venezuela, aunque la voluntad popular fue capaz de resituar al presidente legítimo en su lugar. En esa convulsa situación se dio la inaceptable expulsión de Bittor.

Con posterioridad se interpuso la denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que tardó más de tres años en ser admitida a trámite. La CIDH decidió acumular las dos denuncias y se trataron como una sola. Tras ser admitida a trámite en marzo de 2006, se nos dio a las partes un periodo para ver si alcanzábamos un acuerdo amistoso que nos permitiera eludir que el caso llegara a la Corte.

El acuerdo

Durante el mes de mayo, nos reunimos por primera vez con la embajadora del Estado para la CIDH, María Auxiliadora Monagas, quien reconoció la ilegalidad de las expulsiones ante las clarísimas evidencias que el caso presentaba. Firmamos por lo tanto un primer preacuerdo durante el mes de mayo. Durante un mes estuvimos preparando el documento final y el día 21 de junio firmamos en Caracas el acuerdo de las partes por las expulsiones, donde Venezuela reconocía las violaciones cometidas en el caso. Este acuerdo fue ratificado por la CIDH el 8 de noviembre en su sesión anual en Washington.

En el acuerdo, la República Bolivariana de Venezuela asumía la violación los derechos tanto de Bittor como de Sebas, por lo que en función de la misma, también se comprometía a indemnizar a sus familias por el daño irreparable causado. Del mismo modo, se comprometía en la línea del acuerdo tomado en Salamanca en la Cumbre Iberoamericana en 2005, en que la figura internacional para reclamar a personas reclamadas por la justicia de otro país, es la extradición y nunca ese subterfugio ilegal de la expulsión. Es decir, si una persona es reclamada por el Reino de España a Venezuela, y si se detiene a la misma, el método a emplear es la extradición. El Acuerdo también recogía la posibilidad de facilitar los trámites para su nacionalizació n a las personas que llegaron deportadas desde otros países, incluyendo en el mismo acuerdo a Txetxu, Lorentxo, Arbe y Anjel, mención expresa recogida en el acuerdo ante la injusta situación en la que se situó a estas cuatro personas en 2002, al reclamar su extradición.

El acuerdo jurídicamente fue intachable, tan intachable que la CIDH lo aceptó como mencionábamos más arriba.

Intervención española

Los servicios de inteligencia españoles, en cambio, no descansan; obtener información y hacerla pública en el momento oportuno es algo que hacen con bastante eficacia. Llegaban las elecciones venezolanas y sectores de la derecha española a pocas semanas de las elecciones publicaban las fotos y datos de un exiliado político vasco y de su compañera, vinculados ambos a día de hoy a la Administració n del Estado venezolano.

Resuelta con bastante elegancia por parte del Gobierno esta minicrisis, se preparaba una nueva intentona contra uno de los gobiernos más democráticos de América. El día 3 de diciembre Chavez arrasaba en las elecciones presidenciales, obteniendo una ventaja de más de 25 puntos frente al candidato de la derecha. Y el día 4 estalla el escándalo: Chavez concede la nacionalidad a cuatro etarras; indemnizará con 193.000 euros a un etarra condenado de asesinato, etc. Incluso hay quien saca una fotografía donde se ve a Chavez celebrando el resultado electoral y en el pie de página la nota sobre que concede nacionalidad a etarras...

En Venezuela el escándalo no es tan grande pero sí en el Reino español, donde como siempre se prescinde de la verdad, y se analiza sólo la mala baba. Rubalcaba, Moratinos, etc..., vuelven a jugar como quien no se entera de nada y siguen moviéndose al ritmo que marcan desde el Partido Popu- lar. Y por desgracia en Venezuela, cediendo a las presiones españolas, también se decide dar marcha atrás al acuerdo...

El acuerdo fue un acuerdo histórico, un documento que marca el respeto estricto a la legislación internacional y a la propia legislación venezolana. La em- bajadora de Derechos Humanos que firmó el acuerdo ha llegado a unos sesenta acuerdos en casos admitidos por la CIDH. ¡Qué casualidad una vez más, resulta que el nuestro no sirve y la destituyen! Es verdaderamente frustrante el paso atrás dado por el Gobierno de Venezuela, que además nos lleva a alzar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

No quisiéramos terminar este artículo sin realizar una última mención al colectivo de exiliadas y exiliados políticos vascos. Siempre hemos denunciado des- de distintas instancias cómo se utiliza a este colectivo como moneda de cambio, en negocios económicos entre estados: Uruguay (1994 y 2002), México (entre 1995 y 2005), etc... En Venezuela, de un tiempo a esta parte se les utiliza para atacar al Gobierno bolivariano, el gobierno que más está haciendo por las clases más des- favorecidas en América Latina, y eso es ya inadmisible. Primero fue el pedido de extradición a personas que llevaban años radicadas en el país tras ser deportadas a Venezuela desde Francia y Panamá, luego fueron las expulsiones, luego que si tal o cual deportado trabaja en tal Ministerio, persecuciones a las familias, etc. Basta ya de perseguir a las exiliadas y exiliados políticos vascos en América y en el todo el mundo, ya es hora de que se respete de una vez su derecho a vivir libres en Euskal Herria o en sus países de acogida. La sociedad vasca lo exige hoy más que nunca: superar las causas del conflicto que vive Euskal Herria, así como sus consecuencias. Para ello, la política de persecución y represión contra su ciudadanía debe desaparecer y se deben sentar las bases para que en libertad decidan su futuro. Devolvamos la palabra y el derecho de decisión a sus legítimos dueños: el pueblo.

www.askapena. org

http://www.askapena .org


~ ~ ~

miércoles, 27 de diciembre de 2006

Gora Olentzero!


Zorionak!

.... ... .

Las Tribulaciones del Olentzero

Este texto acerca de la discriminación sufrida por el Olentzero ha sido compartido en EuskoSare:

Olentzero y la alegria para casi todos

El pasado domingo Olentzero volvió a abandonar sus quehaceres en la elaboración de carbón y entró en nuestros hogares cargado de sacos de regalos e ilusión. Sin embargo, su visita no fue todo lo limpia que cabría esperar, y no fue por los restos de carbón, vino o capones que todos tenemos en mente, sino por la actuación del Consistorio de Iruñea. Aun así, volvió a recibir todo el apoyo y cariño de los vascos.

Por fin llegó el principal motivo por el que tanto niños como mayores ansían que llegue la Navidad. El carbonero más famoso de Euskal Herria hizo acto de presencia en nuestros hogares para dejarnos parte del contenido con que cada año llena el saco que, tras echárselo a la espalda, nos trae ilusión, felicidad, alegría y sobre todo ­lo más importante para muchos­, regalos. Sin embargo, antes de realizar semejante hazaña, Olentzero se dejó querer por las calles de nuestras localidades.

Las primeras apariciones del carbonero, al igual que cada año, tuvieron lugar el sábado en las localidades de Ipar Euskal Herria y en algunos de los barrios de Bilbo, Donostia, Gasteiz e Iruñea. Sin embargo, la mayoría de los actos se celebraron el domingo.

Así, entre las capitales de Hego Euskal Herria, la primera en recibir al carbonero fue Bilbo. Este llegó por el funicular de Artxanda, y tras ser recibido por el alcalde, Iñaki Azkuna, escuchó las peticiones de los niños en la plaza del teatro Arriaga. Acto seguido Olentzero recorrió la capital guipuzcoana acompañado de un gran desfile en el que se repartieron 250 kilos de caramelos y mil sacos de carbón.

Posteriormente llegó el turno de Gasteiz, donde el carbonero escuchó las peticiones de los arabarras más pequeños durante el recorrido por toda la ciudad que se alargó durante mas de dos horas.

Iruñea, la cara y la cruz

Olentzero también llegó hasta la capital navarra para traer los ansiados regalos a todos los hogares. Además, la capital celebró el 50 aniversario de ese acto con un desfile por todo lo alto, con más de 300 colaboradores y un presupuesto que asciende a 48.000 euros.

Sin embargo, ese acto repleto de buenas intenciones y que busca especialmente la alegría de los más pequeños de la casa, se vio una vez más empañada por las numerosas trabas y obstáculos que el Ayuntamiento puso a la celebración de los desfiles en varios barrios. Aunque se trata, desgraciadamente, de una actuación que ya no sorprende, el Consistorio iruindarra volvió a hacer gala de todo su potencial para impedir un acto tan arraigado y de tan alto valor cultural. Incluso la Policía española y el propio jefe de la Policía Municipal recorrieron numerosos barrios de la capital para evitar los actos.

Pese a todo, tal y como señalaron algunos vecinos a GARA, la gran respuesta de la gente posibilitó las celebraciones, y en algunos casos incluso se mencionó que la participación había sido mejor que nunca.

Sin embargo, hubo numerosos identificados ­algunos solamente por haber participado en el acto­, cierres de calles por donde debía transcurrir el Olentzero, intentos de arresto e incluso la requisa de un Olentzero.

Los primeros desfiles en Iruñea ­los de los barrios Arrosadia, Iturrama, Etxabakoitz y Mendillorri­ tuvieron lugar el sábado, y en esos también hubo problemas, sobre todo en Arrosadia ­hubo tres identificados­ e Iturrama ­la Policía local cerró el frontón López, donde estaba previsto que finalizara el desfile­.

Carbonero alternativo

El primer Olentzero del domingo fue el de Errotxapea, en el que a pesar de la presencia de dos dotaciones de la Policía Municipal, no hubo problemas y los asistentes pudieron disfrutar del acto. Media hora más tarde partieron los Olentzeros de Sanduzelai y Txantrea. En el primero de ellos los agentes rodearon la bajera donde estaba guardado, por lo que los vecinos tuvieron que recurrir a otro carbonero «alternativo». Aparte de eso, no hubo mayores problemas, pero donde sí los hubo fue en el barrio de la Txantrea. Allí, los municipales intentaron evitar la salida del desfile e identificar a varias personas. Después cortaron el camino por donde debía pasar, y el desfile tuvo que buscar una ruta alternativa. Finalmente, también identificaron al dueño de los caballos del desfile.

Sin embargo, los mayores problemas fueron, tal vez, los de Donibane, y es que los agentes municipales trataron de identificar a los zanpantzar, y tras la negativa de éstos, desenfundaron sus porras. Finalmente, gracias a la ayuda de varios vecinos, pudieron salir del local donde estaban.

Aun así, los agentes identificaron a cinco personas: tres de ellas porque «estaban vestidas de caseras», otra por llevar un abrigo rojo ­signo inequívoco de que participaba en el desfile­ y otra por desfilar como músico. -
.... ... .

martes, 26 de diciembre de 2006

De Víctimas a Víctimas

Los seres crueles y desalmados que envenenan a todas las sociedades del mundo desde sus partidos políticos y desde sus monopolios de medios de comunicación tienen una estrategia que raramente les falla, nos trastocan el léxico.

Así, desvirtuan palabras a su conveniencia, les roban su verdadero significado, y después ya con un significado adulterado las usan contra nosotros.

Ejemplo claro, la palabra víctima.

He aquí un escrito al respecto por parte de Iñaki Egaña:

LAS VÍCTIMAS SIN INVENTARIAR

Iñaki Egaña

Buscaba datos para un trabajo corriente y descubrí, apesadumbrado, la fragilidad de la memoria. En junio de 1976, unos meses después de la muerte de Franco, apenas unas semanas más tarde de la masacre de Gasteiz que se cobró la vida de 5 trabajadores, una bomba olvidada por los militares españoles de maniobras en Urbasa, provocaba una tragedia engullida para siempre. Tres adultos y dos chiquillos dejaron su vida entre el musgo que serpenteaba por un bosque de hayas. Ni siquiera sus espectros se deslizarían por el asfalto oculto entre la niebla del amanecer. Tuve que recurrir a la prensa de entonces para recordar sus nombres: Segundo Maiza, Gloria Pejenaute, Saturnino Luis Erdozia y los niños Jesús Ceberio y José Luis Luis Taber, hijo de Saturnino.

De alguna esquina de esa frágil memoria recuperé la sensación que no fue ése el único “accidente” que provocaron los milikos de la Armada hispana en nuestra tierra. De inmediato rescaté a Gladis del Estal, en bicicleta por el boulevard donostiarra con un globo colgando de su rueda trasera y a quien un armado de verde le descerrajó un tiro en Tudela, otro aciago día de junio, esta vez de 1979. Aquel armado, cuyo nombre no importa, fue condecorado en 1992 por un inmoral alcalde, cuyos apellidos reposan en el cesto de la basura. La desdicha reside en el hecho de que el alcalde militaba en un partido llamado socialista y que lo era de la misma localidad en que Gladis exhaló su último halo de vida.

Recuperada la estima de mi memoria, eché mano de libros y revistas para buscar otros incidentes de semejante factura y volví al desasosiego. Ya no resultaba que mi memoria era un pozo sin fondo, en el que se perdían los recuerdos más amargos, sino que numerosas informaciones jamás habían traspasado la frontera del conocimiento. Supe de un pastor de Arguedas que murió en 1955, achicharrado en el recién inaugurado Polígono de las Bardenas. Busqué en los diarios, en las páginas antimilitaristas, en las efemérides de los calendarios y no supe si el pastor tuvo hijos, si llevaba tiempo en el oficio, no supe siquiera de su nombre.

El olvido de las víctimas, dicen, es un pecado capital de nuestras sociedades modernas. Es el fruto del calentamiento global que nos mueve a apresurarnos en vida y abrirnos pasos a codazos en las calles virtuales que promueven únicamente la rehabilitació n del ego. El ayer no tiene trascendencia. ¿Para qué sirve? No obstante, hay un olvido que no tiene que ver con la modernidad, cuya clave está en la estrategia de la guerra: los vencidos verán desterrados sus nombres de la historia. Y entre los vencidos también hay categorías.

Hace unos meses tuve la oportunidad de corregir un libro en el que se citaba un enfrentamiento dialéctico entre los jeltzales Eli Gallastegi y Engracio Aranzadi a cuenta de unos muertos por la Guardia Civil que asaltó la Casa del Pueblo de Bilbao. Lo reseñable era la simpatía o antipatía de la dirección del PNV por los fallecidos. Lo de menos las identidades, Eduardo Núñez y Lucio García. También tuve que recurrir a archivos para encontrarlos.

Recientemente, el que fuera consejero comunista del Gobierno vasco durante la guerra civil, Juan Astigarrabia, fue homenajeado en Donostia: Nombre a una calle y estatua de Néstor Basterrechea. Su hijo, cubano, asistió emocionado a un acto demorado por los temores a despertar a la bestia que los republicanos de hace 25 años tuvieron como pesadilla. Eché una mano para lograr documentación que compusiera una biografía apresurada de Astigarrabia y descubrí, nuevamente, que la memoria es un pozo sin fondo, lleno de futilidades y que, lo substancial, nos es hurtado.

En estas investigaciones me encontré con una huelga de arrantzales en Pasaia, donde trabajaba Astigarrabia. El 27 de mayo de 1931 una manifestación de 2000 hombres, mujeres y niños se abrieron paso hacia Donostia, tras una pancarta que decía: “Queremos pan para nuestros hijos”. El gobernador Ramón Aldasoro, republicano y recién estrenado en el cargo, llamó a las fuerzas del orden. El Regimiento Sicilia, soldados de reemplazo, la mayoría donostiarras, se apostó en el Alto de Miracruz y cuando la cabeza de la marcha llegaba, el jefe del destacamento ordenó el ataque. Los soldados se miraron desconcertados. Las mujeres se les acercaron: “no es vuestra pelea”. Bajaron los fusiles y la manifestación prosiguió.

Más adelante, sin embargo, en Ategorrieta, esperaba la Guardia Civil. Palabras mayores. “Con alma de charol vienen por la carretera”, según retrató Lorca. Dispararon sin contemplaciones. Resultado de la masacre: 7 muertos, 20 heridos de bala y decenas de detenidos, entre ellos Astigarrabia. ¿Los muertos? No tenían apellidos vascos. Tampoco eran dirigentes socialistas. Tuve que rastrear en la prensa, en los hospitales, en la Casa de Socorro y hace únicamente unas semanas que completé, al menos, sus identidades: Julián Zurro (19 años), Jesús Camposolo (23 años), Manuel Pérez (34 años), José Novo (25 años), José Carnés (32 años), Antonio Barro (31 años) y Manuel López (31 años). “Pan para nuestros hijos”. Olvido.

Recientemente, la familia de Mikel Salegi nos encogió el corazón con el relato de la muerte de su hijo y hermano en un control de la Guardia Civil en diciembre de 1974. Mantienen la llama del recuerdo. Son el paradigma de cientos, de miles de familiares de esas víctimas silenciosas, de esas víctimas sin inventariar que jamás tendrán el reposo en el nombre de una calle o en la lista de la ignominia que ayuntamientos e instituciones están por elaborar.

¿Quién está al corriente de que en 1967 la Guardia Civil disparaba en la muga de Zugarramurdi contra una sombra pensando que se trataba de un voluntario de ETA que huía? Disparaba a matar. “Tienen, por eso no lloran, de plomo las calaveras”, versaba nuevamente Lorca. La víctima apenas si tenía 17 años: Miguel Iturbe Elizalde y era un vecino que volvía a su hogar. ¿Y el campanero de la localidad alavesa de Urabaien, que fue acribillado cuando hacia sonar las campanas de su parroquia? La versión policial señaló que tras el repique se escondía una complicada contraseña, algo así como una especie de lenguaje en morse, pero en vascuence. Y que el sonido de las campanas, cual modernas txalapartas, penetraba en lo más recóndito de los valles para advertir a los guerrilleros camuflados en baserritarras que la hora del asalto había llegado. ¿Quién devolverá el honor a Segundo Urteaga, el campanero, y desmontará semejante fábula que, sin embargo, sirvió para matar a un inocente?

Recordamos, que no es poco, los hitos de nuestra historia mientras que las micro-historias o las historias paralelas de menor intensidad, caen al fondo del saco. El Proceso de Burgos, por ejemplo, es uno de esos hitos, con sus condenas, movilizaciones, conmutaciones de penas.... Nadie conmutó la condena a muerte, sin embargo, que recayó sobre un chaval, Roberto Pérez Jáuregui, que se derrumbó sin vida en una manifestación de apoyo a los procesados y reprimida a tiros por la Guardia Civil, en Eibar.

Lo dije, asimismo, en cierta ocasión, que los muertos aquel 3 de Marzo en Gasteiz no fueron los cinco obreros que lloramos entonces, sino tres más que se solidarizaron (¡qué palabra tan en desuso!) con su protesta: Vicente Antón Ferrero, en Basauri, Juan Gabriel Rodrigo, en Tarragona y Mario Marotta, en Roma. Y cuando rememoramos los fusilamientos de Txiki y Otaegi, junto a los 3 comunistas del FRAP, jamás he oído citar a Vicente Velasco Garrán, quizás porque no tuvo un seudónimo o porque sus apellidos no invitan a la excepción. Era de Laudio y murió en el hospital de Basurto, a consecuencia de las heridas que le produjo la Policía en una manifestación que denunciaba, en el primer aniversario, los fusilamientos precisamente del 27 de Septiembre.

Estos nombres, citados a vuelapluma en épocas propicias para inventariar, en fechas en las que nos invitan a olvidar las maldades de los seres humanos y en días en lo que lo primordial es consumir amnesia, son muestra de muestra. Podría mencionar a mi vecino Richard Varela, una de las decenas de víctimas del caballo adulterado y distribuido con la complacencia de quienes hacían la llamada Guerra del Norte, a José Ramón F. L. ó Ricardo G. U. (¿por qué no tienen siquiera apellido?), los penúltimos muertos en accidente laboral en Bizkaia. Podría citar... ¿A alguien le importa? ¿Alguien lo recuerda? Lo dudo. Tenemos todavía todo un país por inventariar.



~ ~ ~

Otros También Reclaman

Y mientras toda la atención está centrada en Euskal Herria algo también se mueve en Galiza:

"PERFECTAMENTE COMPATIBLE" CON LA CONSTITUCIÓN

Pérez Touriño insiste en que el nuevo Estatuto "reafirme con claridad" que Galicia es una nación

El presidente de la Xunta ha admitido que sería "bueno" que el preámbulo del nuevo Estatuto "reafirmarse con claridad" que Galicia es una nación. "Sería bueno que digamos (en el preámbulo declarativo) que Galicia es aquello que recoge su himno, el sentimiento galleguista y nuestra tradición. Sería bueno que reafirmase con claridad que somos una nación", defendió Emilio Pérez Touriño en una entrevista publicada en Faro de Vigo y La Opinión, donde advierte de que esto es "perfectamente compatible" con afirmar que, a efectos constitucionales y jurídicos, Galicia es "lo que la Constitución dice".

El presidente de la Xunta ha admitido que "posiblemente" esté descartada la fórmula de nazón de Breogán, ya que está "un poco tocada". Un hecho que Emilio Pérez Touriño atribuye a que "en la medida en que uno se adueña de una expresión a los demás ya les gusta poco".

Por ello, aboga por "actuar con inteligencia" en esta "fase final" de negociaciones sobre la reforma del Estatuto y, por tanto, "hablar poco para fuera y mucho para dentro". "Llegó el momento de menos fotografías y más reuniones de trabajo", resume.

En este sentido, y tras reconocer que se ha "constatado" que no se produjeron avances en la reunión del sábado entre portavoz del BNG, Anxo Quintana, y el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo , apunta a enero como mes "decisivo" en el que "todos tenemos que hacer un gran esfuerzo".

Así, insistió en que la reforma del Estatuto, al igual que recordó que pasó en su día con la Constitución y el Estatuto del 81, requiere un "alto sentido del interés general" y un "intenso esfuerzo de generosidad y de renuncias" para encontrar el "máximo denominador común", "y eso será lo mejor para Galicia".

Sin cambios en el Gobierno

Por otra parte, el presidente de la Xunta descartó con un "rotundamente no" que se vayan a producir cambios en su equipo de Gobierno. Así, destacó que está funcionando "bien" y que trabaja "coordinado y cohesionado". "Da la cara, trabaja y tiene iniciativa. Ni se me pasa por la imaginación", zanjó.

Así, aunque reconoció que se deben hacer "reajustes" si son necesarios, insistió en que si hay "dinámica y empuje" en la acción del Gobierno –"como es el caso"–, lo "bueno es mantener la estabilidad".


.... ... .

lunes, 25 de diciembre de 2006

Sin Olvidar a Los Presos

Es navidad sí, pero no todos estamos en casa para disfrutar y convivir con la familia, esta nota publicada en Gara sirve para mantenerlos a ellas y ellos en la memoria:

La carcel, contada por iñaki de Juana

«Días» es el título de uno de los tres libros escritos por el preso político vasco Iñaki de Juana, publicados por Txalaparta. Con formato de diario y eligiendo los días al azar, introduce al lector en la realidadintramuros y en las vivencias acumuladas en veinte años de cárcel,que la sentencia del 8 de noviembre intenta prorrogar todavía más. De Juana sigue en huelga de hambre en un hospital de Madrid.

Desde su detención en 1987 hasta el día 4.645 de cautiverio. Es lo que recoge el libro “Días”, escrito por el preso político donostiarra Iñaki de Juana. «La angustiosa necesidad vital» de rebelarse «ante tanto despropósito» fue una de las razones que le impulsó a emprender en agosto una huelga de hambre que se prolongó durante más de dos meses, y que ha vuelto a retomar tras el nuevo dictamen de Madrid, hace ya más de mes y medio. Un «despropósito» diario y dramático del que da cumplido testimonio en el libro, y al que la sentencia que la Audiencia Nacional emitió el pasado 8 de noviembre trata de dar continuidad, dos décadas después.

dia 4.450 (1999)

«Hace más de dos meses que estamos ‘txapados’ en las celdas saliendo únicamente para las comunicaciones por lo que no nos veíamos desde la últimas vez que fuimos juntos al locutorio: en dos semanas su aspecto se ha deteriorado enormemente. Hacía mucho que no se encontraba bien y venía padeciendo diversas dolencias; hacía más de dos años que se le debían haber realizado determinadas pruebas siempre interrumpidas por los constantes traslados y con la justificación: ‘Cuando vaya a la próxima prisión que se las hagan allí’». «Hoy, después de tanto tiempo, nos han sacado al hospital y aprovechando el viaje nos han llevado a los dos juntos. Pero lo mio no es nada, al que le tienen que mirar bien es a él. Bajo de estatura, pero muy fuerte y con un apetito atroz, lleva meses, años, que apenas come, que se cansa, que ha dejado de asomarse a la ventana para charlar para no tener que estar de pie. Se ha ido quedando en huesos y piel de color cetrino. Lo único que mantiene intacto son los ojos repletos de fuerza, de orgullo, de dignidad, de vida» (...)

«-Iñakiiii!

-Dime, Kroma.

-Ha venido el médico. Dice que han encontrado diferentes tumores en diversas partes del cuerpo y que ahora mismo me llevan al hospital. Voy a recoger las cosas.

-No te preocupes, seguro que con lo brutos que se son se habrán equivocado y no tienes nada importante.

-Ya... pero yo creo que lo mío no tiene vuelta de hoja».

dia 4.463 (año 1999)

«Ya me he recuperado. Ha sido una tarde muy emotiva. Hace unas horas han excarcelado a Esteban. Nos hemos dado un fuerte abrazo, en silencio, sólo roto por la palabra ‘amigo’. No hace falta decirnos más. Tantos años de guerra juntos y ahora dicen que le quedan seis meses de vida. Sé que es cierto, pero no me lo termino de creer. Tres últimos días juntos, recordando el pasado y haciendo planes de futuro. Tres días confirmando su extraordinaria calidad como persona, amigo y militante. Me había repetido en múltiples ocasiones que quería salir a la calle desde la peor cárcel, con un régimen de vida restrictivo y con una guardia asquerosa, como lo han tenido siempre. Y en eso se han cumplido sus deseos: ha salido de la enfermería de Puerto de Santa María y con una guardia repugnante».

(Sobre su despedida del preso de Tolosa Esteban Esteban Nieto, «Kroma», que fue excarcelado con una enfermedad terminal y falleció pocas semanas después)

dia 0524 (1988)

«En el frío pasillo de una fría cárcel, a poca altura del frío suelo, extendido, tapado con la ikurriña, está nuestro compañero. Tiene expresión relajada, serena, del deber cumplido. Parecía fuerte, era joven, hacía deporte, nadie lo hubiera esperado y ahora yace muerto. Dicen que ha sido un infarto, así saldrá la autopsia, así la Administración archivará el expediente, pero todos nosotros sabemos que no ha sido el co- razón, ha sido la cárcel, y la cárcel ha cumplido su misión de exterminar a otro preso político vasco».

«Había pasado mala noche, enfermo, sintiéndose mal, pero prefirió esperar la llegada de la mañana, a la hora en que los carceleros hacen el primer recuento. Si hubiera llamado antes, si hubiera dicho que se sentía mal, tampoco le hubieran solucionado nada. Le habrían dicho lo que dicen siempre, que hay que esperar a que el médico venga por la mañana».

(Sobre el preso Juan Carlos Alberdi, fallecido en Herrera de un ataque al corazón el 15 de junio de 1988, a los 30 años)

dia 0637 (1988)

«Es San Fermín. Estamos más de cincuenta ‘compas’ en el módulo, hemos montado una juerga impresionante. Hacía días que teníamos preparados unos cuantos baldes de vino. Hemos puesto cuatro tabernas en el patio: cuatro mesas. Una en cada esquina, con vino, refrescos, pinchos. De taberna en taberna hemos andado de poteo. El vino no estaba mal. No era de la Rioja, ni sidra, ni txakoli, pero se dejaba beber. Lo malo es la resaca, la acidez de estómago, y con este caldo nadie vuelve a necesitar laxantes en una larga temporada, pero anima, alegra y el ambiente ha sido muy bueno (...) Bien mojados por dentro y por fuera, ha llegado la hora de entrar en las celdas, pero el buen ambiente continúa. Canciones, chistes, bromas de ventana a ventana, hasta que como en todas las juergas nos vamos apagando y se hace el silencio».

dia 0420 (1988)

«En la carga de hoy he tenido suerte, no he recibido ningún golpe. Todos los ‘compas’ hemos tenido suerte y nadie ha resultado dañado. Suerte y rapidez, tanta como permite la descarga de adrenalina cuando dejan de temblar las piernas. Aquí las cargas de la txakurrada no son como en la calle, aquí siempre te dan alcance».

dia 3.582 (1996)

«Hoy me han sacudido fuerte, me ha mirado el médico y tengo varias lesiones, moraduras e hinchazones: nada grave que no se pase en unos días. Golpeado, pero tranquilo y relajado después de pasada y eliminada la tensión. Nada más llegar a esta prisión, he sentido la encerrona. Me han sacado el último del autobús. Se respira violencia. Miradas fijas y provocadoras. Todos los demás presos pasan por el detector de metales. Ingresan. A mí me retienen a la espera. Pasa media hora. La situación es tremendamente hostil. Acuden carceleros, me miran y se van. Se escuchan comentarios de fondo: ‘Hijo de puta del etarra’, ‘máquina de matar’... Con seguridad hoy cobro, no me libra nadie».

dia 0010 (1987)

El primer día en prisión es un cúmulo de sensaciones difícil de describir. Después de nueve días en la comisaría, mi estado de ánimo es de alivio. ¡Qué digo de alivio! Estoy eufórico: los interrogatorios se han acabado. ¿Cuántos días han pasado en los bajos de la Brigada Central de Información, cuántos en los sótanos de la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol? ¿Han sido nueve, diez, ocho? Perdí la noción del tiempo en el momento de la detención y lo estoy recuperando ahora, poco a poco».

dia 2.827 (1994)

«Estoy en una celda cualquiera de una cárcel cualquiera. He conocido muchas, malas y menos malas, lejanas y menos lejanas, pero todas ellas con un denominador común, la cárcel siempre es cárcel. Esta tiene tres metros por cuatro metros. Un W. C. de pie o sea un agujero en el suelo. Un lavabo. Un pupitre pequeño de metal atornillado en el suelo. Un camastro de metal preparado con argollas para cuando quieran atar a algún preso. Una ventana que, además de los barrotes, está tapada por una chapa metálica con pequeños agujeritos y que apenas permite el paso de luz. Y el ‘cangrejo’, es lo que más impresionaría a quien viera la celda».

«Hay muchos tipos de cangrejos pero el de aquí es especial. Se trata de una segunda puerta colocada en el interior de la celda y que permite que cuando abren la que da al pasillo, el preso siga encerrado. A través del cangrejo se realizan las actividades rutinarias que requieren algún trato con los carceleros. En este caso, el cangrejo ocupa la quinta parte de la celda. Es un gran cajón de barrotes y chapa con una abertura al ras del suelo. Esa abertura podría estar hecha en cualquier otro lugar de la chapa, pero entonces, no cumpliría su principal misión, humillar al preso y que se agache cada vez que ha de recoger algo. Que lo coja del suelo».

dia 1.213 (1990)

«En unas horas me sacarán de este aislamiento para sancionados. Es malo, muy malo, es el peor aislamiento que he conocido y el peor que espero conocer. Me trajeron para una sanción de catorce días y llevo cuarenta y dos seguidos, pero hoy me sacarán..., no les queda más remedio. Después de este tiempo me tienen que sacar por lo menos un día aunque luego me vuelvan a meter otros cuarenta y dos, y así el tiempo que quieran..., el reglamento, pero hoy me tienen que sacar ».

(...)«Han sido cuarenta y dos días en los que he renunciado a la hora de patio diaria, en los que he permanecido sin salir de la celda para evitar mayores problemas. Salir de la celda supone cacheo a la entrada y a la salida. Supone que al volver encuentras tus pocas pertenencias revueltas y tiradas por el suelo. Supone pasear por el patio pegado a la pared».

dia 2.190 (1993)

«La cárcel es siempre la cárcel, pero no todas las cárceles son iguales. Al contrario..., hay grandes diferencias entre unas y otras. La legislación penitenciaria es de tal ambigüedad que en la práctica permite que un mismo preso, con la misma calificación, tenga un régimen de vida totalmente diferente de una prisión a otra. La Dirección de cada una es, a su arbitrio, la que detenta la facultad para hacer que el encierro sea llevadero o un auténtico infierno».

dia 4.595 (1999)

«La temperatura es asfixiante; el calor plomizo; un día más del largo verano de esta geografía. En el patio no corre ni una gota de aire; en la celda es necesario cerrar y tapar las ventanas expuestas al sol hasta el anochecer. Nada se mueve, nada parece tener vida. En el exterior con seguridad no vuelan los pájaros; ver uno aquí sería una fiesta. Las paredes de hormigón hacen de brasero, el hierro de las ventanas quema al tocar. Con el sol, el hormigón y el hierro absorben el calor y al anochecer empiezan a expulsarlo convirtiendo las celdas en hornos. Toda la prisión es una gran cazuela en la que los presos hervimos al vapor: sudamos».

dia 4.645 (1999)

«Hoy, día de reflexión, termino de escribir estas hojas con recuerdos que pueden acabar tomando el formato de un libro. Podría continuar reviviendo días y anécdotas en un largo etcétera, pero no pretendo aburrirte (...) siempre me quedaría corto». «Me conformo con haber podido transmitirte una idea aproximada del duro, cruel y violento mundo en el que vivimos los presos políticos vascos y todos los presos en general. Tengo compañeros con muchos más años en prisión y más experiencia que yo para contarte este día a día,;lo mío ha sido un atrevimiento, aunque sus vivencias y las mías son complementarias pues el encierro, teniendo muchísimos puntos en común para todos, nunca es igual para dos personas». -
.... ... .

domingo, 24 de diciembre de 2006

Humor (Porque es Navidad)

Aquí va un chiste con un elemento político inmerso, el resultado es una magnífica pieza de humor negro:

Dos tíos por el desierto....

-Oye ¡qué roca mas rara! ¡Si parece una pirámide!

Se ponen a excavar (sin herramientas) y desentierran una pirámide enorme.

-¡Es una pirámide de la leche!

- ¡Vaya que sí!.

- Y ahora, ¿qué?

-¿Sabes lo que te digo? Que vamos a avisar al equipo arqueológico de Estados Unidos. Esa gente es profesional y seguro que sabe de qué va esto.

-Vale.

Viene el equipo arqueológico americano con sus "jeeps",camiones, caravanas y helicópteros llenos a rebosar de aparatos científicos. Se meten en la pirámide y, al cabo de dos años, salen.

-Vaya, si que han estado tiempo, ¿Qué han averiguado?

- Pues - responde el portavoz del equipo americano- después de laboriosas investigaciones, hemos comprobado que esta pirámide fue construida entre el 1500 y el 2500 antes de Cristo.

- ¿Sólo eso? ¡Después de dos años sólo han averiguado eso!

- Pues sí.....

- ¡Anda, largo de aquí, yanquis de mierda!

Los dos tipos mosqueados deciden llamar a los alemanes

- Esos sí que sí, ¡los alemanes son muy metódicos!

Vienen los alemanes, se meten en la pirámide, pasan dos años y salen.

- ¿Qué...?

- Hemos averiguado que la pirámide fue construida en torno al 2000 antes de Cristo.

-¿Y...?

- Bueno, no hemos podido averiguar más, los jeroglíficos son muy complicados.

- ¡Pues vaya mierda de científicos, hala, a vuestra puta casa!

Los dos tipos bufan con resignación.

- No nos queda mas remedio que avisar a LA GUARDIA CIVIL ESPAÑOLA.

Llega la pareja de guardias civiles, se meten dentro y en dos horas salen.

-¡Qué pronto! ¿Qué han averiguado?

- Sabemos que la pirámide fue construida entre el 12 de febrero de 1858 y el 22 de julio de 1857 antes de Cristo, conforme a las órdenes del faraón Anekhetop IV, y su arquitecto Tutmosis el Joven. El día de la inauguración estaba nuboso y una rama de sacerdotes se oponía a ello, por haberse producido un eclipse parcial de luna en Sagitario... que pensaban no eran un buen augurio... Participaron 2.118 esclavos no cualificados que intentaron una revuelta por las insanas condiciones de trabajo, que fue sofocada el 5 de septiembre por los soldados del faraón, con resultado de 42 muertos. El coste de la obra se cifra exactamente en 658 libras de oro puro y 3 libras de diamantes.

La esposa del Faraón lucía un modelito del modista Perfilotis el Julandrón, de fina pedrería y la influencia en la lengua se comprueba en el acento de las tierras altas que presentaban los nobles de bla, bla, bla,..y así una hora de charla

-¡Coño!, ¿cómo lo han conseguido?

- Hombre, nos ha costao, la verdad nos ha costao, pero al final, la momia ha cantao.
.... ... .

Exigen Oficialidad

El gobierno de Madrid es tan torpe y mendaz que niega a los vascos todas y cada una de las posibles expresiones de autodeterminación como pueblo, incluido el aspecto deportivo. Esta nota publicada en el Diario Vasco nos habla del esfuerzo más reciente por parte de los futbolistas vascos de lograr la tan ansiada oficialidad de los equipos nacionales vascos:

Jugadores vascos piden la «oficialidad»

«Si no se trabaja en esa dirección, jugar estos partidos no tiene ningún sentido» Dobaran, presidente de la Vasca, afirma que «cumplimos con la parte que nos es posible»

BILBAO. DV. En medio de la polémica suscitada por la retirada del apoyo de Esait -plataforma a favor de la oficialidad de las selecciones vascas- a este partido amistoso, al entender que la Federación autonómica no está realizando todo lo necesario para reclamar la oficialidad de la tricolor, Iñaki Dobaran, presidente de la Vasca admitió que el encuentro del próximo miércoles no se está desarrollando «en el mejor de los escenarios posibles». «Nos gustaría que hubiese más consenso. Pero desde la Federación cumplimos con la parte que nos es posible cumplir. Nosotros no establecemos las leyes de este país. Es injusto que recaiga sobre nosotros la responsabilidad de conseguir la oficialidad», explicó el presidente de la Vasca.

En este sentido, un amplio grupo de jugadores y ex futbolistas se reunieron ayer en Durango para leer un comunicado en el que mostraron su apoyo a la oficialidad de las selecciones vascas. Los futbolistas advierten a la Federación Vasca de que «están dispuestos a acudir a los partidos amistosos», pero añaden que «si desde otros estamentos no se trabaja en la dirección de la oficialidad, seguir jugando estos partidos no tendría ningún sentido». De esta manera muestran su disconformidad con la línea de trabajo que está llevando a cabo la Vasca.

Según ellos «da la sensación de que no se está haciendo todo lo posible internamente, con la excusa de los impedimentos externos».

La lectura del comunicado en euskara, castellano y francés, por parte de Rekarte, Tiko y Ximun, respectivamente, estuvo respaldada por alrededor de cuarenta jugadores.

De la Real estuvieron Gari Uranga, Alonso, Labaka, Ansotegi y su propósito y principal deseo es mostrar el reconocimiento de su selección a nivel internacional. «Ser miembro de la FIFA y que la selección de Euskal Herria tenga la posibilidad de jugar partidos oficiales». Para ello afirman tener claro su argumento primordial: «somos una nación y los jugadores de los siete territorios deberíamos tener la oportunidad de jugar con nuestra selección».
.... ... .

Dimes y Diretes en Venezuela

Parece ser que a Hugo Chávez le tienen muy bien tomada la medida en Madrid como pone en evidencia este artículo publicado en la página de IPS:Justify Full

VENEZUELA-ESPAÑA: Novela etarra cambia de escenario

Por Humberto Márquez

CARACAS, 23 dic (IPS) - Un nuevo capítulo, ahora ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se abre en la larga historia de acuerdos y desencuentros entre Venezuela y España, que parecía cerrada, en torno a militantes de ETA deportados de Francia a América en los años 80.

Marino Alvarado, abogado de los etarras Víctor Galarza y Sebastián Etxaniz Alkorta, devueltos en 2002 a España por el gobierno venezolano para ser juzgados, confirmó a IPS que recurrirá a la instancia judicial americana con sede en San José para que familiares de sus clientes puedan cobrar una indemnización resuelta en un pacto que ahora Caracas desconoce. El caso le costó el cargo a la representante de Venezuela ante las entidades internacionales de derechos humanos, María Auxiliadora Monagas. El gobierno de Hugo Chávez la destituyó tras desautorizar un acuerdo suscripto por esa funcionaria con los antiguos militantes del grupo independentista ETA (Euskadi ta Askatasuna, Patria Vasca y Libertad en vascuence).

El canciller Nicolás Maduro dijo que la destitución de Monagas fue por pactar una indemnización por 330.000 euros (unos 420.000 dólares) con los familiares de los ex etarras sin autorización gubernamental.

Con el acuerdo, negociado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington, Caracas reconocía que las dos deportaciones fueron ilegales y arbitrarias y que causó perjuicios morales y materiales, además de establecer que en este país había exiliados vascos de conducta intachable que eventualmente podrían optar por nacionalizarse.

Después que el acuerdo se hizo público, el 18 de noviembre, se dispararon las alarmas en el gobierno y la oposición de España, y sólo dejaron de sonar cuando Venezuela desmintió formalmente que fuese a otorgar la nacionalidad a los ex militantes etarras y negó la validez del acuerdo negociado en la Comisión.

Maduro reiteró en la víspera que el gobierno que integra desconocía el pacto "en todas sus partes", debido a que "no fue consultado en su oportunidad, cuando se firmó en el mes de junio" y, como corolario, Monagas fue "removida de su cargo".

"Es falso. El borrador del acuerdo fue conocido por el vicepresidente (venezolano) José Vicente Rangel, el entonces canciller Alí Rodríguez y el embajador de este país en España, Arévalo Méndez", dijo a IPS Alvarado.

Monagas "no sólo era la funcionaria autorizada por representar al Estado venezolano ante la Comisión, sino también ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y ante el organismo de derechos humanos de (la Organización de) las Naciones Unidas", agregó.

Además, la ahora ex funcionaria había negociado otros acuerdos amistosos reconocidos por Caracas, uno en el caso de trabajadores jubilados de la extinta aerolínea de bandera Viasa y otro por la desaparición de tres personas durante patrullajes militares y policiales en el litoral venezolano devastado por deslaves en diciembre de 1999.

Alvarado aclaró que el acuerdo no implicaba otorgar la nacionalidad a cuatro vascos que son reclamados por la justicia española, Eugenio Barrutiabengoa, Lorenzo Aiesterán, Jesús Urteaga y Miguel Ángel Aldana, pues ello implicaba que no podían se extraditados, sino sólo examinar sus recaudos si esos ciudadanos sometían a las autoridades las respectiva solicitudes.

La justicia de España acusa a Aiesterán de participar en 10 asesinatos en ese país, a Barrutiabengoa en seis, a Aldana en cuatro y a Urteaga en tres.

El ministro de Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó que la posible nacionalización de esos vascos sería "inaceptable" para su gobierno.

El presidente del gobierno y líder del Partido Socialista Obrero Español, José Luis Rodríguez Zapatero, indicó que, en caso "de confirmarse la consumación de esas adquisiciones de nacionalidad, daría la respuesta que corresponde".

También la oposición centroderechista del Partido Popular reclamó explicaciones por lo que su portavoz parlamentario llamó "argucia bananera" de Venezuela, así como "insulto a la democracia española", frente a las cuales la respuesta de Madrid resultaba "tenue, descafeinada y ridícula".

El embajador de Madrid en Caracas, Raúl Morodo, reputado en medios diplomáticos por sus fluidas relaciones con el gobierno de Chávez, acudió a la cancillería venezolana para transmitir sus preocupaciones, pero allí Maduro le expuso que "las relaciones con España constituyen una prioridad en la política exterior" de su país.

Maduro atribuyó a "algún sector de la derecha falangista española" la "emboscada" con la difusión de las supuestas nacionalizaciones "para tratar de perjudicar las relaciones", y sentenció que "no habrá indemnizaciones ni nacionalizaciones".

A su vez, la vicepresidenta del gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, dio por zanjada la controversia desde el 8 de este mes. "El caso ha quedado suficiente y convenientemente aclarado, y se han adoptado todas las decisiones", apuntó.

Pero el contencioso seguirá, según Alvarado, "porque ahora iremos a la Corte Interamericana, frente a un Estado que admitió todos los hechos en la Comisión y, de acuerdo con la jurisprudencia interamericana, quizá dentro de uno o dos años pague una indemnización todavía mayor".

Esta historia comenzó en la década del 80 y se extendió durante los gobiernos en Venezuela de los socialdemócratas Jaime Lusinchi (1984-1989) y Carlos Andrés Pérez (1989-1993), y en España de su correligionario Felipe González (1982-1996) y en Francia de Francois Mitterrand (1981-1995).

Una treintena de vascos fueron despachados desde Francia a Venezuela, incluidos los 13 miembros del llamado Comando de Argel, en calidad de "depósito", por acuerdo entre Madrid, París y Caracas con los propios separatistas.

Francia rehusó deportarlos a España al considerar que ello generaría problemas en su frontera, y otros vascos requeridos por graves delitos por la justicia buscaron refugio en Cabo Verde, Cuba, Nicaragua, México, Panamá, República Dominicana y Uruguay.

Los presidentes de entonces Luis Alberto Lacalle (1990-1995), de Uruguay, Ernesto Zedillo (1994-2000), de México, y Leonel Fernández (1996-2000), de República Dominicana, entregaron a Madrid a varios militantes de ETA que durante años habían sido acogidos sin inconvenientes.

En 1996 en Venezuela, la policía española, por medio de la oficina de la Policía Internacional (Interpol), trató de detener a Barrutiabengoa, pero el entonces presidente socialcristiano Rafael Caldera (1994-1999) ordenó a su policía intervenir y desbaratar la operación.

El 31 de mayo de 2002, en medio de la más severa crisis política de la última década en Venezuela y luego del frustrado golpe de Estado de abril de ese año (aplaudido por el entonces presidente del gobierno español del centroderechista José María Aznar), la policía venezolana arrestó a Galarza y al día siguiente lo envió a Madrid.

El 16 de diciembre de ese año se repitió el procedimiento con Etxaniz Alkorta, quien desde entonces purga una condena de 95 años de cárcel. Galarza estuvo sólo tres años preso.

El resto de los antiguos etarras se han integrado a la colonia vasca de Venezuela, portan documentos como extranjeros residentes, la mayoría de ellos trabajan en negocios de restaurantes y turismo, y deben presentarse periódicamente en las oficinas de la policía política para certificar su estadía y buena conducta.

Alvarado, activista en el campo de los derechos humanos, comentó que "paradójicamente el gobierno de Chávez, que defiende a ultranza el nacionalismo y la soberanía, ha cedido varias veces a las presiones de Madrid, como no lo hicieron sus antecesores supuestamente más reaccionarios". (FIN/2006)


Primero los extradita a un país gobernado por la extrema derecha, después se burla de los propios deportados y de sus familiares hablando de indemnización.

¿Qué pensaría Simón Bolivar, vasco, de todo esto?

.... ... .

viernes, 22 de diciembre de 2006

Eusko Flickr : Mystery


mystery, originally uploaded by Riotgirl.

jueves, 21 de diciembre de 2006

El Reino Español y Su Negativa a la Paz

No han hecho absolutamente nada durante todos estos meses de "Proceso de Paz", y cuando periódicos vascos dicen que ya hubo contacto entre el gobierno y ETA, los primeros lo niegan.

Aquí está la nota de La Jornada al respecto:

Informa prensa vasca sobre el encuentro; Madrid ni lo confirma ni lo desmiente

Presunto "contacto preliminar" del gobierno español con líderes de ETA

ARMANDO G. TEJEDA CORRESPONSAL

Madrid, 20 de diciembre. El pasado jueves 14 de diciembre, en algún "país europeo", un reducido grupo de emisarios del gobiero español mantuvieron un "contacto preliminar" con al menos tres dirigentes de ETA, entre ellos el considerado número uno, José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera.

El supuesto encuentro, que no fue ni confirmado ni desmentido por el gobierno, habría servido para constatar que el grupo armado no tiene previsto romper el alto el fuego permanente que decretó el pasado 22 de marzo, según reportes del periódico vasco El Correo y el Diario Vasco.

El incipiente proceso de paz en el País Vasco se encontraba, según Batasuna, en un "punto muerto" del que iba a resultar muy difícil salir. Sin embargo, un encuentro entre enviados del Ejecutivo con líderes de ETA se realizó hace apenas una semana, en un país que no se precisó y que habría servido para avanzar en la negociación para iniciar el diálogo.

Este supuesto encuentro, desvelado por los citados medios vascos, se habría centrado en conocer la posición de ETA ante una eventual ruptura del alto el fuego, que se planteaba en el último boletín interno del grupo armado, Zutabe.

Según esta información, ambas partes acordaron continuar con las pláticas que Rodríguez Zapatero anunció el 29 de junio pasado como el inicio formal del diálogo con ETA, y se emplazaron para una próxima reunión a mediados de enero.

Ante la expectación creada por la noticia, el ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, convocó a una rueda de prensa para señalar que "al día de hoy no hay nada relevante sobre el proceso de paz que deba ser comunicado primero a los grupos parlamentarios".

Afirmó, a pregunta expresa de la prensa, que "el Ejecutivo no confirma ni desmiente ni matiza" dicha información, pero subrayó que se encuentra en sus fases preliminares y que por ahora el gobierno seguirá siendo "discreto y prudente" sobre el tema.

En tanto, en diversas localidades del País Vasco se llevaron a cabo una serie de movilizaciones en favor de los presos de ETA y del proceso de paz, a pesar de que éstas habían sido prohibidas la víspera por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, al considerar que eran promovidas por la proscrita coalición abertzale, Batasuna.

Mientras, en París, un tribunal condenó a cuatro y tres años de prisión a dos abogados vascos españoles al ser declarados culpables de nexos con ETA, mientras que dos presuntos militantes de esa organización escaparon a un control de carretera en la provincia francesa de Gers.

~ ~ ~