martes, 31 de mayo de 2005

Contra la Tortura y los Torturadores

Vía: Xarlo

Manifiesto de apoyo a María Atxabal Puertas: Denunciando las torturas a las que fue sometida y la impunidad que encubre a sus torturadores.

Desde la asociación Salhaketa de apoyo a pres@s, han puesto en marcha una campaña en solidaridad con María Atxabal Puertas. Tras el archivo definitivo de su denuncia por torturas por el Tribunal Constitucional, Mari quiere recurrir en Estrasburgo ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y para apoyarla en esta lucha se pone en marcha esta campaña. Su historia está recogida en un texto que podéis leer en la web de Pititako Informatzen:

www.pititako.net

Pero los grupos en apoyo a Mari están haciendo público este Manifiesto, en el que se explica el caso de Mari, para recabar adhesiones.

Casi cinco años después de que María Atxabal Puertas denunciase las torturas y malos tratos a los que fue sometida tras su detención el 7 de junio de 1996, el Sistema Judicial del Estado español certificó la impunidad de estos hechos el pasado 12 de enero cuando su Tribunal Constitucional (última instancia de recurso) se negó a tener en cuenta los informes médicos y psicológicos que evidenciaban los abusos físicos, psíquicos y emocionales a los que fue sometida Mari. Una vez más, quienes ahora nos solidarizamos con María Atxabal, y en ella con todas aquellas personas que puedan haber sufrido experiencias similares, queremos volver a denunciar la impunidad de los torturadores y volvemos a pedir la intervención de la Justicia, esta vez internacional, a través del Tribunal Europeo de Estrasburgo, en vista de que el Estado español se niega a afrontar sus responsabilidades, evidentes, en este caso.

Tras su arresto y torturas, en las que al maltrato físico y psíquico se unió la tortura emocional de creer amenazada la integridad de su hija, Mari sufrió 1 año de prisión provisional (Carabanchel y Nanclares de la Oca), quedando luego en libertad provisional bajo fianza por su deteriorado estado de salud tanto física como psíquica. Los informes de la propia cárcel achacaron el trauma a las torturas sufridas en comisaría y constantemente revivido en prisión. Después, en enero de 1998 vendría un juicio por "pertenencia a banda armada" en la Audiencia Nacional, en el que Mari denunció haber sido torturada.

En febrero de 1998, la propia sentencia de la Audiencia Nacional que absolvía a Mari de las falsas acusaciones reconocía que "no existe prueba de cargo de los hechos que el fiscal imputa" e iba más lejos al añadir "no estima probada la imputación del Ministerio Fiscal con apoyo en la sola declaración policial, habida cuenta su situación psicológica al declarar puesta de relieve por la prueba pericial practicada en el acto del juicio oral". Es decir, la propia sentencia reconocía que Mari Atxabal había sido detenida y encarcelada durante un año sin pruebas reales, y durante este tiempo, especialmente en los primeros días de detención incomunicada, Mari fue sometida a torturas y malos tratos encaminados a obtener la declaración autoinculpatoria que supliese esa falta de pruebas de la Fiscalía.

Como resultado de aquel maltrato Mari sigue, a día de hoy, bajo tratamiento psiquiátrico, puesto que ha sido diagnosticada de "estrés postraumático crónico", desencadenado por "la vivencia de temer por su integridad física y la de su hija". Un situación agravada por las numerosas crisis que sufrió en prisión (acompañadas de pérdida de conocimiento), crisis que se siguieron repitiendo tras su puesta en libertad, y que aún no han remitido definitivamente. También como resultado de aquel maltrato así como de la gravedad de las secuelas que produjo, María Atxabal no denunció públicamente estos hechos hasta julio del año 2000, iniciando un proceso judicial en el que buscaba tanto el resarcimiento de su situación, como la depuración de
las correspondientes responsabilidades. Todas las personas que con ella pedimos justicia nos encontramos con que el Sistema judicial español reafirmó la impunidad de estos hechos y, al hacerlo, se co-responsabilizó de los mismos, al omitir su evidente responsabilidad tanto en la comisión como en el no castigo de un crimen contra la humanidad como lo son las torturas y malos tratos bajo custodia del Estado.

Es por ello que como ya hiciéramos con anterioridad, al iniciarse el proceso judicial en el Estado español, ante la presentación del recurso en el Tribunal de Estrasburgo, las asociaciones, instituciones e individualidades que suscriben este documento, Manifestamos:

-Nuestro apoyo solidario a María Atxabal Puertas, como persona que ha sufrido torturas y malos tratos.

-Nuestro compromiso moral y material con María Atxabal Puertas, con el ánimo de ayudarla a recuperar y desarrollar una vida normalizada y en salud, en la que su dignidad como persona no se vea ni amenazada ni cuestionada.

-Nuestro compromiso de acompañamiento con María Atxabal Puertas en su denuncia de las torturas sufridas, así como en su lucha por que hechos como estos no vuelvan a repetirse sobre ninguna otra persona.

Y es también por todo ello que, junto con María Atxabal, quienes suscribimos este manifiesto Reclamamos:

Al Tribunal de Estrasburgo: Que haga justicia y depure las oportunas responsabilidades, en vista de la impunidad con que cuentan estas actuaciones dentro del Estado español y su sistema judicial.

Al Gobierno del Estado español: Que reconozca la existencia de la tortura y los malos tratos en comisarías y cárceles, tanto en el caso de María ATXABAL como en el de todas las demás personas que puedan haber sufrido estas actuaciones, como primer paso para su efectiva erradicación.

A las demás instituciones: Que denuncien la existencia de las torturas y malos tratos bajo custodia como primer paso hacia su erradicación y que apoyen social y económicamente a aquellas personas que las sufran, como ha sido el caso de la compañera María Atxabal.

A la sociedad: Que nos ayude a denunciar las torturas y los malos tratos... Que nos ayude a combatir esas prácticas y, en este caso en particular, que nos ayude a transmitir a la propia Mari el apoyo material y la solidaridad necesaria.

En Bilbao, mayo y junio de 2005.

Grupos en Apoyo de María Atxabal.


.... ... .

Analizando el Proceso de Paz

Este texto ha sido publicado en La Jornada:

Luis Hernández Navarro

Madrid. Los procesos de paz tienen dos momentos críticos fundamentales: inicio y conclusión. Durante estas dos fases los actores que los objetan se empeñan en descarrilarlos. Primero, buscando que aborte; en su última etapa, procurando que no se firmen.

No todas las fuerzas que dentro de una sociedad sacudida por un conflicto armado dicen querer la paz están comprometidas con ella. El fin de la violencia trae necesariamente ganadores y perdedores. Y no es extraño que los perdedores se empeñen en reventar la negociación por cualquier vía.

El comienzo del diálogo de paz entre el gobierno español y ETA no ha sido la excepción a esta sencilla regla. En un acto que pareció ser una provocación para reventar el arranque del proceso, Arnaldo Otegi, dirigente de la proscrita organización política Batasuna, fue encarcelado por un juez. Liberado bajo fianza, fue detenido luego de ser citado para explicar su presunta participación en el financiamiento de la organización independentista a través de las herrico tabernas.

El diálogo de paz siempre y cuando ETA deje las armas fue aprobado en el parlamento español por todos los partidos excepto el derechista Partido Popular (PP). Desde entonces esta agrupación política, que no se ha repuesto de la derrota electoral que sufrió el año pasado, ha procurado por todas las vías frenar el proceso.

Los disparos contra el diálogo no provienen, sin embargo, sólo de la oposición de derecha. José Bono, actual ministro de Defensa, españolista y miembro distinguido de la generación de militantes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) desplazada por la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero, declaró a El País que tiene "más confianza en la Guardia Civil que en la negociación".

Las encuestas muestran que más de 60 por ciento de los ciudadanos del Estado español están de acuerdo con la iniciativa. Hecho notable si se considera que en los últimos años se puso en marcha desde el gobierno de José María Aznar una campaña de crispación política y criminalización del nacionalismo vasco que asfixió y envenenó la atmósfera pública, al tiempo que estimuló la formación de un clima favorable para el crecimiento de un nacionalismo excluyente y autoritario.

La apuesta por capitalizar este ambiente, acusando a ETA de ser la responsable de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en Madrid, al margen de cualquier evidencia, provocó en parte la derrota electoral del PP. La sociedad española rechazó la burda manipulación, como antes se había opuesto a la participación de su país en la guerra. A pesar de ello, la derecha española sigue insistiendo en su estrategia de polarización y encono alrededor del contencioso vasco. De acordarse la paz sufriría un irreparable descalabro político.

La vía de la negociación para solucionar conflictos armados internos puede avanzar cuando las partes enfrentadas comparten la convicción de que las condiciones para solucionar sus demandas por el camino de la violencia no son viables. Puede ser también una maniobra de una de las partes para ganar tiempo, reorganizarse y acumular fuerzas, antes de intentar un nuevo ataque.

ETA ha sufrido importantes golpes policiaco-militares en los últimos años. Centenares de sus militantes están encarcelados. Su desprestigio es enorme. Conserva, sí, cierta capacidad operativa, como pudo verse en el más reciente de sus atentados realizado en Madrid, probablemente para demostrar que no está derrotada. Además, su base social -una parte muy importante del nacionalismo vasco de izquierdas- tiene un enorme peso, incluso electoral. Lo que hoy está en disputa es, precisamente, el futuro político de esa parte de la sociedad vasca a la que no se ha podido vencer política y, mucho menos, culturalmente.

Rodríguez Zapatero fue un candidato al que muy pocos consideraban con posibilidades reales de ganar el gobierno español. Sin embargo ganó. Su triunfo, empero, lo ha colocado a dos aguas. Por un lado ha debido hacer importantes concesiones a la generación del PSOE manchada con la corrupción, los crímenes políticos y la derechización. Por otro, ha respondido a las demandas de quienes votaron por él y a la generación más joven de dirigentes de su partido influidos por las movilizaciones contra la guerra.

El primer ministro español necesita construirse una base social propia y lo está haciendo. Sacó al ejército español de Irak (aunque reforzó su participación en Afganistán), regularizó temporalmente la estancia de más de 700 mil migrantes indocumentados, legalizó las uniones de parejas homosexuales, modificó la política española hacia América Latina en lo general y hacia Venezuela en particular y emprendió una reforma educativa que frenó y revirtió parte de la contrarreforma de la derecha. Aunque desde la izquierda se han hecho críticas a estas medidas, han marcado una diferencia con los gobiernos de derecha.

El inicio del diálogo de paz sobre el conflicto vasco tiene que ser visto como parte de este impulso por poner a tono la política gubernamental con las demandas de la sociedad española. Si es evidente que la estrategia terrorista de ETA ha fracasado, también lo es que la vía policiaca para acabar con ella no ha tenido éxito. Si el proceso de paz avanza, Zapatero desmantelará un espacio de intervención privilegiado de la derecha y el nacionalismo de izquierda político radical podrá consolidar y expandir su influencia en el movimiento social.

Lo que suceda en este diálogo en el Estado español no es ajeno a México. La estrategia de crispación fue exportada a nuestro país por la derecha y hecha suya por el gobierno federal e importantes intelectuales. El derecho de asilo sufrió importantes ataques. El diálogo podría ayudar a que los atropellos que se han cometido contra nacionales y extranjeros dentro de nuestro territorio sean reparados.
~ ~ ~

sábado, 28 de mayo de 2005

Otegi Habla

Después salir de la prisión de Soto del Real, Arnaldo Otegi reafirmó su compromiso con un proceso de paz que ponga fin a al violencia y a la represión:
El líder abertzale, acusado de formar parte de la red de financiamiento de la organización armada vasca ETA, reiteró su oferta de diálogo al gobierno español, del presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero. "Lo que me ha ocurrido no altera de ninguna manera la línea política de la izquierda abertzale, que sigue apostando en favor de la paz", señaló Otegi minutos después de su puesta en libertad.

Otegi insistió en la vigencia de la propuesta de paz de Batasuna, y aseguró que "cualquiera que hubiese sido la posición tanto del Ministerio Fiscal como de la Audiencia Nacional con respecto a mi persona, ni mi propio encarcelamiento va a alterar la apuesta por la paz, por la democracia y por la solución del conflicto".

En este sentido, el vocero reiteró su voluntad de "diálogo" para adoptar "las soluciones democráticas para superar el conflicto y evidentemente esa es la apuesta que vamos a mantener", por lo que instó "al conjunto de pueblos del Estado" a movilizarse en favor de la paz y el diálogo. Otegi también criticó la situación carcelaria de los presos etarras en Soto del Real.
Esperemos que Rodriguez Zapatero sea un poco más reacio a permitir que las resabias del PP continuen obstaculizando el proceso de paz. Es obvio que los jueces siguen con la consigna dictada por José María Aznar.

El Primer Ministro español tiene dos grandes misiones que lograr, una, el distanciarse de los errores y patrimonio político de su propio partido el PSOE, y otro, cerrarle el paso a los miembros del PP empecinados en provocar confrontación entre sus propios seguidores y el resto de España.



.... ... .

De Chiapas a Euskal Herria

El Sup Marcos aprovecha la ocasión de una misiva al directivo de el Inter de Milán, Massimo Moratti, para mandar un saludo a Euskal Herria:
Y, si ya estamos en las Europas, podríamos jugar un partido en Euzkal Herria, en el País Vasco. Si no se pudo lo de "Una oportunidad a la palabra", intentaríamos entonces "Una oportunidad a la patada". Nosotros nos manifestaríamos frente a la casa matriz de los racistas del BBVA-Bancomer, que tratan de criminalizar la ayuda humanitaria a las comunidades indígenas (tal vez para distraer del proceso judicial que cargan por "evasión fiscal, cuentas secretas, fondos de pensión ilegales, lavado de dinero, aportaciones secretas a campañas políticas, sobornos para comprar bancos en América Latina y apropiación indebida de bienes" (Carlos Fernández-Vega, "México SA", La Jornada, 25/V/05).
El Sup Marcos está organizando una serie de partidos entre el seleccionado Zapatista y el Inter de Milán.

Con amigos como este si vale la pena hacer caminos.


.... ... .

jueves, 26 de mayo de 2005

Noticias del País Vasco

En su edición de hoy, La Jornada en la sección Mundo a publicado un artículo que detalla un par de situaciones con respecto a Euskal Herria.

Bueno, tres, el título del artículo es bastante descriptivo.

Pero a lo que nos interesa en este blog. El día de ayer, Arnaldo Otegi, líder de la proscrita Batasuna fue llamado a declarar a Madrid con respecto a las acusaciones lanzadas contra él por parte de el juez clown Baltasar Garzón.

De pasadita, lo arrestaron.

Y poniendo en evidencia que en realidad no tienen un caso en contra de él, ya pidieron la cuantiosa recompensa para dejarlo ir:
Horas antes se informó que el dirigente de la izquierda abertzale (nacionalista) vasca y ex diputado de Batasuna, Arnaldo Otegi, pasará esta noche en la cárcel luego de que el juez de la Audiencia Nacional de España, Fernando Grande Marlaska, dictó orden de prisión y una fianza de 400 mil euros (alrededor de medio millón de dólares), aduciendo que Otegi no cumplió una citación judicial.
La Jornada publica las palabras de Otegi:

Otegi, en su comparecencia, rechazó tener relación con ETA y estar implicado en el financiamiento de la organización a través de las herriko tabernas (clubes sociales) en las que suelen reunirse simpatizantes del independentismo vasco.

Tras afirmar "sólo" es un vocero político, Otegi manifestó su "respeto" a las víctimas del terrorismo y sostuvo que no piensa huir porque quiere seguir con su actividad política.

Y bueno, pues ya se conoce la podredumbre moral y la ilegitimidad por parte de Madrid, de lo cual habla Amnestía Internacional al referirse al rechazo por parte de la autoridades a darle entrada a las denuncias de tortura:

En otro orden, la sección española de Amnistía Internacional (AI) denunció en su informe anual que en el gobierno español se sigue negando a reconocer numerosas denuncias de torturas y malos tratos en las comisarías de policía, la mayoría de ellas contra presuntos miembros de ETA y migrantes extranjeros.

El presidente de la división española de AI, Esteban Beltrán, señaló que se han documentado al menos 320 casos de torturas entre 1995 y 2002, pero lo que más preocupa a la organización es que "en muy pocas ocasiones han sido perseguidas por los tribunales".

Estas torturas ocurrieron sobre todo durante el periodo de incomunicación al que se somete a detenidos por delitos terroristas, y que puede ser de hasta 13 días. Por ello, Beltrán insistió en la necesidad de eliminar esta práctica.

Ya veremos que pasa con todo esto, lo que si es seguro es que aparte de la voz de Jerry Adams que reprueba el arresto de Otegi, no se armara mucho barullo que digamos en la civilizada Europa, y mucho menos en el resto del mundo.


.... ... .

miércoles, 25 de mayo de 2005

Pregunta Roitman

Este texto ha sido publicado en La Jornada:

Marcos Roitman Rosenmann

¿Es posible negociar con ETA?

El interrogante es provocador en tanto el enunciado supone un matiz político del cual carecía hace un año atrás. Se trata de cuestionar una estrategia que durante décadas se ejerce sin resultados concluyentes que hagan albergar esperanzas para una salida dialogada al conflicto vasco. De cerrar el paso se encargaron en gran parte el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP). Hoy se produce un punto de inflexión que puede desbloquear lo que el gobierno de Aznar y el PSOE tejieron en el pasado. Acciones unas veces directamente fuera del marco del Estado de derecho, los GAL con asesinatos y secuestros, y otras rayanas en la inconstitucionalidad, como la ley de partidos políticos y la posterior ilegalización de Batasuna, han dado al traste con vías políticas de diálogo y negociación. Asimismo, en un vis a vis y en perfecta sintonía ideológica, el PP y el PSOE han coincidido descalificando al nacionalismo vasco representado en el PNV y EA para declarar la guerra abierta a su gobierno autónomo y a su Plan de Reforma de Estatuto de Autonomía, conocido como Plan Ibarretxe. No menos eficaz resultó criminalizar como tildar de cómplices de terrorismo a cualquier intelectual o ciudadano que se atreviese a criticar el pacto antiterrorista redactado y firmado por el PSOE y el PP. Así, la lucha contra ETA era al mismo tiempo una defensa de la patria, de la Constitución, de la monarquía, de la democracia, de la libertad, del Parlamento, de todo cuanto existía bajo y sobre la tierra y en el cielo. Cualquier crítica suponía estar en lado oscuro.

Hoy parte de sus acérrimos defensores rompen amarras y sueltan lastres. Otro itinerario posibilita votar siete grupos parlamentarios y dejar solo al PP en su miserable ardid de señalar que se traiciona a las víctimas y los muertos, cuando son muchas las que apoyan la propuesta de diálogo con ETA. Justamente el punto de partida que abre la moción aprobada por el Congreso de los Diputados en su apoyo al gobierno para iniciar procesos de diálogo para quienes quieran dejar la violencia y en apoyo a las víctimas, reconoce en su preámbulo: "Desde hace varias décadas hemos sufrido el terrorismo de ETA. Durante todos estos años hemos sostenido un combate duro y difícil. Hoy, la fortaleza del estado de derecho es mayor que nunca y, consecuentemente, aunque ETA puede seguir atentando, es mayor que nunca su debilidad. En el proceso histórico de lucha contra el terrorismo en España ha habido una determinación absoluta para defender la vida y la libertad, para honrar a las víctimas y para acabar definitivamente con la violencia. En ese ya largo camino, los avances producidos se han debido... a la acción sostenida de tres factores básicos de la lucha antiterrorista: la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad, la cooperación internacional y la unidad y los acuerdos de las fuerzas democráticas..." La moción aprobada por siete de los ocho grupos parlamentarios, es decir todos, a excepción del PP puede suponer un principio de inclusión capaz de apoyar procesos de diálogo donde la voluntad política sea el contrapeso a las visiones meramente represivas de la lucha contra ETA.

Si observamos los siete puntos sobre los cuales se han dado los acuerdos que determinan la voluntad del Congreso de los Diputados que autoriza al gobierno a procesos de diálogo nos encontramos con cierta ambigüedad que es necesario enunciar, al menos para dejar en claro que lo realmente novedoso está en la decisión política de reconocer una realidad que hasta ahora sólo tenía una dirección policial resuelta vía la represión. Haber roto esta maniquea interpretación es ya un gran avance. Pero no deja de ser significativo que los siete puntos de la moción no representan un cambio en el espíritu del pacto antiterrorista. Por ello el PSOE deberá hacer un gran esfuerzo interno entre sus militantes y entre sus dirigentes para cambiar su postura y la manera de comprender el problema a partir de ahora, sobre todo en aquellos que se han mostrado más intolerantes. Ministro de Defensa y desde luego presidente de la Junta de Extremadura y Andalucía. Por otra parte deberá insistir en atraerse a sectores moderados de los populares. Pero no olvidemos que este cambio tiene su razón en los resultados de las recientes elecciones vascas donde ni el PSOE ni el PP han podido quebrar la hegemonía del nacionalismo vasco ni han evitado con su ley de partidos la presencia de la izquierda abertzale en el Parlamento. Por ello se abre el diálogo. Diálogo que en sus siete puntos no supone una negociación política, pero al menos rompe una inercia. Veamos: 1) Se rechaza la violencia terrorista por convicción en los valores democráticos, la fe en la razón, en la vida y en la libertad. 2) A ETA sólo le queda un destino: disolverse y deponer las armas. Por eso, y convencidos como estamos de que la política puede y debe contribuir al fin de la violencia, reafirmamos que si se producen las condiciones adecuadas para un final dialogado de la violencia, fundamentadas en una clara voluntad para poner fin a la misma y en actitudes inequívocas que puedan conducir a esa convicción, apoyamos procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia, respetando en todo momento el principio democrático irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular. La violencia no tiene precio político y la democracia española nunca aceptará el chantaje de la violencia. 3) Unidad democrática de los partidos políticos, eso significa la eliminación de la confrontación partidaria en la lucha antiterrorista. 4) Solidaridad con las víctimas del terrorismo. Reconocimiento y atención. Ley de solidaridad con las víctimas del terrorismo. Preservar su memoria. 5) Seguir apoyando al conjunto de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Guardia Civil, Policía Nacional y Ertzaintza. 6) Colaboración internacional , particularmente en el seno de la Unión Europea entre gobiernos y los poderes judiciales. 7) Llamamiento a los ciudadanos individualmente y las asociaciones de la sociedad civil para que asuman sus responsabilidades y trabajen por la tolerancia, en contra del fanatismo y la violencia y la consolidación de la libertad.

Pero Rajoy y el PP, víctima de su aznaridad y de creer que el gobierno del PSOE es un gobierno ilegítimo, harán todo lo posible por evitar que este proceso de diálogo culmine en éxito. Ellos son quienes quieren más víctimas para justificar su política antiterrorista y de muerte. Ahora otros tienen la palabra, éste es un camino de ida y vuelta, no nos decepcionen. Ahora es un buen momento. Habrá quienes pondrán piedras, nuestro deber es quitarlas llamando a la sensatez, por eso es posible el diálogo.
.... ... .

martes, 24 de mayo de 2005

Tortura y Política en Euskal Herria

Este texto nos llega cortesía de Joseba vía correo electrónico:

Un problema altamente político en Euskal Herria

Sobre la tortura

El tema de la tortura es muy amplio y complejo, de ahí que a la hora de ocuparme de él en este breve espacio haya elegido dos aspectos que me parecen fundamentales para situar el problema, un problema altamente político. 1 La tortura observada desde la vertiente de quienes la practican y que es la que generalmente describen de un modo lineal los torturados cuando se les toma el testimonio. 2 La forma en que esa tortura incide en quienes la sufren.

1. La tortura observada desde la vertiente de quienes la practican y que es la que, generalmente, describen de un modo lineal los torturados cuando se les pide el testimonio.

Por lo general, los testimonios que se recogen para la denuncia y que se entregan a organismos que se ocupan de Derechos Humanos, por detallados que sean, se limitan a contar lo que ocurrió desde el principio al fin, como un relato cronológico: vinieron a las tantas de la madrugada, entraron rompiendo la puerta, registraron durante tanto tiempo, me esposaron, me llevaron al coche, me amenazaban con la pistola, o me pegaban, etc. Cuando mencionan determinadas torturas se refieren casi siempre a las técnicas: me hicieron la bañera, la bolsa, me aplicaron los electrodos. Hablan de los forenses que les vieron, de cómo fue su encuentro con el juez, de lo que le dijeron. A veces son informes detalladísimos. Y, sin embargo, cuando se le pregunta en la intimidad a un torturado sobre el testimonio suele terminar confesando que no le satisface, que le parece muy pobre porque, de lo que en realidad allí le hicieron, y de lo mucho que pasó, no ha dicho apenas nada. “Yo digo: Me pusieron electrodos en los testículos, pero, ¿puede imaginarse alguien lo que eso significa? ¿El teatro y la locura que había a mi alrededor? ¿Lo que yo sentía? Esa realidad sólo puede entenderla quien ha pasado por ella”.

Dado que se da esa curiosa paradoja de que un mismo testimonio puede parecer largo y exagerado para quien lo lea a distancia y corto y muy pobre para quien lo escribe desde la fuerza de la vivencia, me parece importante hacer esta aclaración ahora y dividir el escrito en dos partes: La que recoge lo que circula acerca del torturado y la que recoge lo que se calla. Una aporta datos objetivos que ayudan a conocer y penetrar la gran maquinaria represora. Otra aporta datos subjetivos que muestran los efectos destructores de la maquinaria.

Ambas son vertientes de un mismo fenómeno: la tortura, que tiene a su vez otras muchas facetas imposibles de recoger aquí.

Para los lectores de los testimonios que habitualmente circulan es muy importante que sepan que son sólo esquemas, pequeños bocetos de un esqueleto al que le falta la carne, dan datos, enumeran las técnicas, recogen frases puntuales. No tratan de penetrar el fenómeno aunque sí aportan material para hacerlo un día. Conviene tener presente que son sólo toques de alarma, un aviso de que, lejos de allí, o muy cerca, en el cuartel de la esquina tal vez, están ocurriendo barbaridades indescriptibles en espacios aislados y preparados para ello, de cuya magnitud nunca tendremos noticia. Hay que tomarlos como un grito de socorro. Y deberíamos actuar en consecuencia si queremos mantenernos con vida..

En cuanto a los torturados que han dado su testimonio de esta manera y les parece muy pobre la descripción y hasta podrían tener en el futuro la tentación de abstenerse y callar, deben de saber que ese sencillo relato, tan insatisfactorio para ellos, es de vital importancia, no sólo para denunciar que hay tortura sino para estudiarla y analizarla en el contexto después y poder demostrar que existe, cosa jurídicamente muy difícil hasta la fecha.

Gracias a los extensos dossiers de todos estos años, descomponiendo las numerosas historias, comparándolas, reagrupándolas por temas, haciendo lecturas horizontales, procesando el comportamiento de los torturadores, por fechas, por épocas, cotejando lo que dicen en los distintos momentos, las bromas que gastan, las distintas técnicas que usan y cómo las explican; el comportamiento de numerosos forenses, la conducta de los jueces, sus comentarios cínicos, un sinfín de datos que parecen minucias y que, en su conjunto, arrojan luz para un estudio profundo que un día habrá que hacer, hemos ido ordenando, sacando conclusiones y aprendiendo mucho sobre el tema, hasta el punto de que ya hoy se puede elaborar una historia de la tortura en Euskal Herria y, a través de ella, analizar la historia en general de nuestro pueblo. Y, en base a esa dolorosa experiencia de una práctica sufrida día a día y que ha costado muchas vidas de compañeros –recuérdese que son varias las personas muertas por la tortura-, se pueden también afirmar algunas verdades sin temor a equivocarnos.

Podemos decir, por ejemplo, que, en lo esencial –salvando, naturalmente, una serie de matices secundarios- la tortura se sigue practicando como hace treinta años. Cuando uno relee con detenimiento los cientos y cientos de testimonios – por no decir miles, que podría parecer exageración- recogidos a lo largo de estos años tiene el convencimiento de que en el terreno de la tortura las cosas han cambiado muy poco. Como si el alma de la represión de los tiempos del franquismo se mantuviera intacta y fuera sólo el hilo conductor que la transmite el que se hubiera recubierto de una aparatosa camisa protectora que le permite circular como democrática. No se puede negar que, formalmente, se han producido muchos cambios, entre ellos la aparición de una estructura democrática, pero cuando uno se zambulle en la zona candente de la incomunicación (prevista y legislada ya en el Parlamento democrático), allí donde no hay testigos puede ocurrir todo sin que llegue a averiguarse nunca nada. Cuando uno recoge las voces de los que han pasado por aquel infierno – antes la incomunicación era de diez días, hoy son cinco-, sus relatos, sus huellas, la indefensión que les rodea y la impunidad de quienes agreden, puede afirmar que en este terreno de la tortura las cosas han cambiado muy poco. Se siguen practicando detenciones de madrugada, desvencijando puertas de casas y caseríos, paralizando de espanto a sus moradores. Se sigue sacando a la gente a empujones de sus camas. Se siguen pegando golpes con el puño, con la mano abierta y todo tipo de instrumentos que circunstancialmente están al alcance del torturador. Se sigue encapuchando con jerseys, antifaces, bolsas, calcetines, medias. Se siguen utilizando técnicas para producir asfixia: la bañera, la bolsa de plástico, las manos que oprimen el cuello. Se aplican electrodos más o menos sofisticados, a veces trozos de cable que guardan en viejas cajas cuya cerradura da calambre, otras un último modelo de alta tecnología que experimentan. Sigue siendo la misma mezcla carpetovetónica de siempre. Siguen valiéndose de las flexiones, de la privación del sueño, de las amenazas, de los gritos ensordecedores, de las mentiras para desorientar. Desde aquellos primeros días de la “transición” hasta anteayer, los métodos han cambiado muy poco. Han sufrido pequeñas modificaciones, desde luego, pero visto el panorama grosso modo, se podría decir que es de una gran monotonía, que los relatos, uno tras otro, son como largas letanías angustiosas, que se repiten y repiten. Sí se aprecia una tendencia a no dejar marcas, a evitar las huellas, a cuidar que los cuerpos estén convenientemente envueltos en colchonetas, en trozos de goma espuma. A emplear en mayor proporción la tortura psicológica.

Pero, en líneas generales, sigue igual. Incluso cabría añadir que, con la llegada de la democracia y la votación de algunas leyes aprobadas en el Parlamento, la posibilidad de torturar se ha institucionalizado. Es el caso de la incomunicación.

Se puede decir, por ejemplo, que la tortura a la que nos referimos viene practicándose, sin casi interrupción, desde los últimos meses del año 1977, por no remontarnos a los tiempos del último franquismo. Que observados con detenimiento los testimonios ninguno de ellos se refiere a un caso aislado, en el que haya intervenido un loco, o un sádico que se desmanda y pudiera considerarse excepcional. De entonces a nuestros días, la tortura es una práctica controlada, que forma parte importantísima del plan de los distintos gobiernos para someter a los rebeldes. Es un arma que emplean de una manera precisa, científica, sistemática, donde y cuando mejor les conviene.

Se puede decir que, si bien los métodos han cambiado poco y se siguen empleando muchas de las técnicas que empleaban los torturadores de la dictadura, lo que sí ha cambiado es el aspecto informativo que se refiere a la denuncia. Quienes luchábamos ya en aquellos años contra esa lacra hemos aprendido que mientras que las denuncias que se hacen desde una dictadura son inmediatamente creídas, por principio, y muy coreadas e inmediatamente difundidas, las denuncias que se hacen desde una democracia son siempre, por principio también, silenciadas y cuestionadas. Cuestionadas por las gentes en general, que, por mucho que hayan visto imágenes de torturados iraquíes en Guantánamo bajo la democracia de los EE.UU., siguen adocenadas, aplicando el esquema que les han marcado de que estas cosas no son posibles en una democracia. Cuestionadas también, y sobre todo, por los gobiernos, la mayoría de los cuales han firmado tratados contra la tortura y la negarán siempre aunque la practiquen.: “En democracia no se tortura”, me dijo tajante un conocido ministro del interior francés, que antes de serlo daba credibilidad al hecho. Argumento ad hoc, que tantos “demócratas” emplean y que no admite réplica. En los últimos tiempos estamos observando con inquietud la aparición de signos que anuncian un incipiente asomo de tortura en Euskadi Norte. Son formas sutiles, soterradas aún, pero alarmantes.

La tortura es muy difícil de demostrar jurídicamente. Todo cuanto a ella se refiere ocurre en una cámara aislada en la que no hay testigos. Los torturadores y el torturado, frente a frente. La palabra del agredido contra los funcionarios que negarán siempre, que dirán que son consignas de partido, invenciones de los terroristas para desprestigiar. Si hay señales se las ha hecho él mismo para acusarles. Saben que gozan de impunidad. Eso explica su gran cinismo para negar la evidencia.

La incomunicación es la clave. Todos los horrores que se llevan a cabo con la tortura son posibles por esa incomunicación. Hay que luchar por que el detenido tenga unas garantías mínimas de abogado, de transparencia en su interrogatorio: nada de aislamiento, nada de incomunicación.

Nosotros podemos afirmar que se tortura, con más o menos violencia, de una manera continuada y en algunos momentos sistemáticamente.Que en muchos casos la finalidad de esta tortura es la de indagar y obtener datos pero, en su gran mayoría, se emplea para producir miedo, para amedrentar y paralizar el importante movimiento popular que existe en Euskal Herria. Y en ciertas ocasiones hemos encontrado también el empleo de la tortura como venganza.

En todos los casos el objetivo es quebrar al individuo, destruir su resistencia: hacer que claudique, que renuncie a sus principios, que se arrepienta, que acepte la doma y la sumisión.

Se ha discutido mucho sobre si es conveniente o no hablar de la tortura, difundir los testimonios, dar noticia de ella. Hay quien piensa que eso produce un efecto negativo sobre la sociedad. Nosotros pensamos, por el contrario, que saber siempre es mejor que ignorar. Saber abre camino. Enfrentarse con la verdad es no sólo bueno en sí sino que, además, ayuda a reforzar las defensas. La imaginación que se desata en esos momentos límites y da rienda suelta a sus galopes, vuela y elucubra mejor si lo hace sobre datos reales que si tiene que hacerlo sobre el vacío.

Podemos afirmar también, a través de cientos de testimonios, que los médicos forenses y los jueces tienen una gran responsabilidad en esa tortura. Ellos son el puente entre la incomunicación y el mundo. Ellos tienen la evidencia de lo que ocurre allí dentro y su silencio les convierte en grandes cómplices.

2. La forma en que esa tortura incide en quienes la sufren.

Una tarde suave y lluviosa de primavera nos hemos reunido los cinco para hablar de la tortura. No nos conocíamos pero la presentación ha sido sencilla: hay una complicidad en la mirada, en la sonrisa, en la forma de coger el brazo para ayudar a pasar la puerta. Todo es suave, cálido, amoroso. Tenemos algo en común que nos une. Todos, antes o después, hemos estado allí, en el espacio de la incomunicación. No harán falta muchas palabras para entendernos. El reconocimiento es inmediato, como si nos conociéramos de toda la vida. Hay mucha emoción por mi parte. “Ellos también”, me digo, pensando en otros muchos y los siento como unos hermanos más. “Si no has pasado por ahí, no puedes entender nada”, me dijo hace años otro torturado. Es cierto. Nos sentamos alrededor de una mesa, sonreímos. Terminaremos riendo a carcajadas al recordar situaciones grotescas que se produjeron durante aquellos días. No es fácil de explicar. El infierno es eso, precisamente. Y la risa, a esos niveles, tiene el mismo valor que el llanto, o que la extrañeza, o que el miedo. Pero estamos tan habituados a las costumbres rutinarias que nuestra propia risa nos sorprende cuando estalla fuera de los cánones establecidos. ¿Cómo podéis reíros al hablar de la tortura?, me han dicho con cierta severidad personas muy serias, muy preocupadas, con aire compungido. Esa es precisamente la situación límite, la ruptura de las fronteras, el estallido de lo cotidiano. Además, la risa es una cosa muy seria.

Tenía una grabadora, que no voy a usar. Unos folios en los que no voy a escribir nada. Tengo junto a mí los testimonios lineales de cada uno de ellos, un fajo voluminoso de cuartillas que han servido para la denuncia a los medias, sé que todos ellos han sido terriblemente torturados, pero no lo sé por lo que estos testimonios describen, sino precisamente por lo que no dicen, por lo que se oculta detrás de cada “me pusieron la bolsa”, “me desnudaron, me envolvieron en una colchoneta y me ataron a la silla para no dejar huellas”, “me hicieron oír los gritos de mi compañera Anika a la que me decían estaban violando”. Esa magnitud inconmensurable del gran cataclismo que cada uno ha vivido y llevará dentro tal vez toda la vida. “Lo de menos era la bañera y la asfixia que me estaban haciendo, me dijo Joseba hace años, sino aquella terrible desolación que sentí cuando, de pronto, se abrió la puerta y uno dijo que iba a empezar el partido; salieron corriendo y me dejaron abandonado en el suelo en aquella lamentable situación”. En momentos así hasta puede desearse la compañía de quienes torturan. ¿A quién le cuento yo esto sin espantarlo?

Las situaciones límite conducen a vivencias muy extraordinarias. La tortura es una de las situaciones límites que puede vivir un ser humano. Rotas todas las protecciones, arrastrado a esos límites sin fronteras donde el tiempo y el espacio se confunden y uno, desorientado, se empeña en seguir y se agarra como puede al borde del abismo; el caso es no caer, desafiar el vértigo. Pero estás cayendo, como en los sueños, sólo que la triste realidad es que estás envuelto en un colchón, y atado a una silla, y con una bolsa en la cabeza que te asfixia y te están haciendo preguntas y tú perdiéndote en la desorientación, descifrando teoremas. No es fácil situarse porque no sabes si se está viviendo el fin del mundo o es el principio de una nueva dimensión. En momentos así se comprenden muchas cosas que habían permanecido herméticas: “Fue cuando, de pronto, comprendí el Guernica de Picasso -dice un testimonio de hace tiempo-, años y años, el cuadro aquel, en el comedor de mi casa, pálido, sin apenas llamar mi atención y, de golpe, en el fondo de la mazmorra, lo descubrí; como si se encendiera una luz comprendí su significado: había pasado algo terrible y un mundo había saltado por los aires hecho pedazos y al caer los trozos no acertaban a recomponerse y todo quedaba desencajado, lo mismo que el mundo en el que hasta entonces había vivido yo y que ya no sería jamás el mismo”

Han venido aquí porque quieren hablar, denunciar, dar sus identidades. Se llaman Susana, Birginia, Eneko, Sergio. Podrían llamarse de otra manera, son miles los que podrían venir aquí esa misma tarde a decir lo mismo. El criterio de selección ha sido el de que hubiera una persona por herrialde: dos hombres y dos mujeres. Faltan los de Iparralde por una razón mecánica. Quieren, además, poner ahí sus fotos, sus rostros llenos de dignidad, sus miradas agudas y penetrantes. ¿Quién osará negar que han sido torturados? No hay protagonismo alguno. Sus fotos podrían ser también las de otros muchos, ellos lo desean así, que se confundan, que se mezclen con otras caras de torturados, que se convierta en una gran galería de personas que acusan. Que los testimonios de todos se entrelacen también formando un denso y sólido tejido de resistencia.

Las experiencias son múltiples. Han llegado una madrugada armados hasta los dientes, como caídos de otro planeta, rompiendo puertas, ventanas, rejas, matando perros, disparando rayos luminosos, dando gritos, las caras pintadas, las capuchas puestas, las botas enormes, los pies sobre la cama, que te levantes, que te vistas, so guarra, que eres una asesina, que te vamos a castrar, que sois terroristas. Los niños lloran, los abuelos los recogen. Los padres, los hermanos, los hijos, todos arracimados, temblando de miedo, de frío, de rabia, de cólera, de impotencia Toda la vida aguantando, resistiendo, quieres protestar, te empujan: que te calles, que te estampo contra la pared, que va a ser peor. Han salido los vecinos, los amigos van llegando por la acera, dan gritos de apoyo.

“Eso de ver que no estás solo cuando te llevan al coche, da mucho ánimo”. En eso coinciden todos, es un mínimo gesto de solidaridad que dará mucha fuerza luego, cuando te abandonen en la infinita soledad de la mazmorra. A veces, el desconcierto es tan grande, que Birginia, que había estado las dos horas que duró el registro desnuda, muerta de miedo y temblando, cuando tuvo que vestirse a punta de metralleta se preguntaba, en medio de aquella caótica situación: “¿Y ahora qué me pongo yo para ir con estos al interrogatorio?”, como si fuera un día normal que tuviera que ir a una fiesta.

Por el camino te han insultado, te han puesto capuchas, te golpean la cabeza, que te agaches, que no te vean, que ahora vas a saber lo que somos, te matarán, te violarán. Te explican con detalle cómo será la tortura que te van a hacer: te desnudarán. Hay cámaras filmando lo que ocurre: te harán sufrir, tienen un negocio de cine pornográfico, tomarán imágenes de tus gestos, grabarán tus gritos, cómo te lamentas, cómo suplicas, cómo pides perdón. Te harán cachitos, los irán filmando, los hay que se masturban viendo el dedito de una mujer, que se corren viendo tus vísceras. Te harán picadillo después, te comerán los cerdos, o te harán desaparecer en un container, en un jardín, en el río. Te lo imaginas todo, les has seguido el relato, casi te lo crees. Te acuerdas de Zabala arrojado al río Bidasoa, piensas en los martirios, en las santas violadas, en San Sebastián atravesado de flechas. Están pasando muchas cosas a la vez, nunca habías pensado en algo así, tan crispante, tan horrible, tan sorprendente, de morirse de risa si no fuera tan trágico. Te estás meando: se burlarán. Es el fin, estás segura. Luego se va cumpliendo todo lo que han dicho: los golpes, los electrodos, queda la violación: son varios los que están esperando que les llegue el turno. Te han desnudado, llevan guantes de látex para no contaminarse: eres una apestada, una pieza de laboratorio, te usarán para experimentar. Que te violen cuanto antes, que terminen ya de una vez.

Te han atado a una silla envuelto en goma espuma, para no dejar huellas ¿qué es lo qué me van a hacer si ya parece que no se puede hacer nada más? Pero siempre se puede más cuando se trata del tormento. Estás en los límites, las amenazas las has pasado bien, pero el dolor físico de ahora tiene sus fronteras: horas y horas golpeado, asfixiado, te saltan encima, te están reventando, te extrañas de tus costillas de hierro, de no estar muerto ya. Te acuerdas de la Edad Media, de la tortura del fuego, de las tenazas, del tórculo. Aquello sería peor, o tal vez no. Parecido sí. Te acuerdas de tu infancia, de la primera comunión, de la hostia consagrada, del ángel custodio, de la estampita que regalabas, ¿te estarás volviendo loco? Si yo no hice la comunión, si fue el hijo del vecino. En momentos así ocurren cosas rarísimas. Iñaki, desesperado, cuando ya no podía resistir más, se metió la mano en un bolsillo del pantalón, sacó unas migas de pan y se las entregó al torturador: “Aquí están las pruebas de que estoy diciendo la verdad”. Y afirmaba que estaba convencido de que aquellos mendrugos de pan eran unas pruebas irrefutables. Un joven de Pasaia se quedó pasmado, creyendo que había perdido la razón cuando entró un torturador en la celda, le mandó bajar los pantalones y se puso a mirarle el pene con unos prismáticos. “Vaya selva”-dijo.

Eneko insiste mucho en la mala conciencia que a uno le puede quedar cuando no ha resistido el dolor físico y ha hablado. En la medida en que la tortura es un arma científicamente manejada, ellos siempre podrán conseguir quebrar tu resistencia. Incluso sin tocarte, con una larga incomunicación pueden llegar a despersonalizar a un individuo. Y eso es bueno también saberlo, para enfrentarte luego a la mala conciencia. “Yo resistí mucho, tanto como pude. Pero al final dije algunas cosas. Entonces piensas que eres una especie de gusano que te has portado muy mal y te entra un gran sentimiento de culpabilidad. Contra eso hay que luchar. Hay que defenderse pensando. Yo reproducía la situación. Me decía a mí mismo: “Yo de normal no soy malo, no soy un chivato. Si he reaccionado así es porque la situación era anormal, me la han creado ellos...Yo, en una situación normal no soy así”. “Para mí tenía mucha importancia el saber que cuando pasaran los cinco días volvería a ser yo mismo. Saber esto me salvó y me gustaría decírselo a otros porque les puede ayudar”.

El calvario de la incomunicación dura cinco días y lo que allí ocurre te va llegando poco a poco y te extraña que haya ocurrido. Hay una foto que Susana recuerda como algo rarísimo. Le quitaron el antifaz y le dijeron que cerrara los ojos para no ver nada. Y que los abriera un instante, cuando le dijeran: Los abrió: zas, un fogonazo, no vio nada y encapuchada otra vez. ¡Qué extrañísima foto! Y todo esto ocurre mientras estás completamente desnuda y sintiendo cosas muy contradictorias: ese gran alivio cuando te dicen que te van a matar y estás convencida de ello: ¡por fin descansaré!. Y los múltiples pánicos: estás en territorio enemigo, si te dan agua estará envenenada, o
tendrá droga o se habrán meado en ella. Y, al rato, esos momentos en que llegan tan tranquilos, como personas normales y te hablan de tú a tú, como si fueran de la cuadrilla y te comentan cosas de la vida, y que están muy cansados, que trabajan muchas horas, que necesitan desconectar y que se han ido al teatro y luego a comer una hamburguesa. Y tú les sigues la conversación, como si tal cosa, y llegas a pensar que son humanos, que tienen problemas laborales, que están explotados, llegas casi a comprender que te hayan torturado... ¿Cómo le cuento yo esto a la gente, que estuvimos hablando como si fuéramos amigos de toda la vida?

Hubiéramos podido seguir hablando horas y horas. Entre iniciados no es problema, más bien un alivio. Y la conversación fluye con naturalidad, no son necesarias explicaciones, todo se entiende, se comprende, se explica, se va superando. A diferencia de lo que ocurría en el capítulo anterior, que los testimonios se convertían en una larga retahíla muy repetitiva, aquí no hay dos testimonios iguales: cada cual ha vivido los límites con sus propias historias, su memoria acumulada, su imaginación creadora, sus fuerzas de resistencia, de miedo, de amor. La tortura, cuando se sale con vida de ella y se supera, puede convertirse en una experiencia liberadora.

Nos despedimos con la misma profunda simpatía con la que nos juntamos. Agur, compañeros entrañables, no me cabe duda de que volveremos a coincidir en alguna parte y muy pronto.

Mayo 2005
.... ... .

Entrevista a Josu Lariz

Esta entrevista realizada a Josu Lariz nos ha llegado por correo electrónico:

Entrevista a Josu Lariz Iriondo

“Recibí la solidaridad del pueblo argentino y uruguayo”

El programa radial PRESENCIA VASCA, que se irradia desde la ciudad argentina de Paraná, entrevistó el pasado domingo a Josu Lariz Iriondo y a su esposa uruguaya Juanita Tarallo.

El denominado “caso Lariz” saltó a primera plana de los periódicos, al conocerse la pasada semana el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Argentina, que rechazó el pedido de extradición formulado por el Reino de España contra este ciudadano vasco.

“Estoy muy contento por la decisión de la justicia” expresó Lariz a los oyentes, en cuyo juicio de extradición declararon en su favor personalidades como el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel o el escritor Osvaldo Bayer.

Por su parte, Tarallo recordó que la Justicia uruguaya ya había rechazado en dos oportunidades los pedidos de extradición contra Lariz, la última de ellas en el 2002.

“Pero cuando fue a notificarse del fallo a su favor, fue detenido a la salida de Tribunales sin saber porqué. Fue virtualmente secuestrado por la policía uruguaya y entregado a la Policía Federal Argentina” reseñó la mujer.

De esta forma, y siempre a pedido de España, se volvió a tramitar un nuevo pedido de extradición, esta vez ante la justicia argentina: Estuvo 19 meses detenido, hasta que el pasado año un fallo del juez federal Claudio Bonadío lo dejó en libertad. La Corte Suprema de la Nación ha confirmado días atrás el fallo, cerrando definitivamente el caso en la Argentina.

“El fallo plantea que no se puede en aras de combatir el terrorismo, vulnerar los derechos humanos” remarcó Tarallo.

El Estado español acusa a Lariz de haber participado en el año 1984 de un atentado en el que resultaron heridos dos policías: “Josu ha negado siempre haber pertenecido a la banda armada ETA. Lo que sí reconoce es ser un independentista vasco, y un luchador por los derechos de Euskal Herria” explicó Tarallo.

En cualquier caso, la valoración jurídica de la Justicia argentina es que el supuesto delito invocado por la acusación “está prescripto”.

“Son ya muchos años de lucha y sufrimientos”

En el transcurso del diálogo con PRESENCIA VASCA, Josu Lariz no dudó en calificar como “muy emocionante” el hecho de que la justicia argentina le haya dado la espalda a las pretensiones del Estado español, a pesar de las presiones ejercidas por su gobierno, y remarcó la solidaridad que recibió en todo momento.

-¿Se imaginó este final para su caso cuando lo detuvieron en el Uruguay?

- En el momento que me secuestraron, me metieron en un avión y me mostraron un pasaporte español para 7 días, estaba convencido que me enviarían a España. Pero desde que me expulsaron del Uruguay tuve la solidaridad de la gente de aquí. La primera noche ya me trajeron un colchón, y en los días de visita nunca estuve solo. Tanto el pueblo argentino como el uruguayo se han portado muy bien conmigo, y nunca lo olvidaré, máxime teniendo la mayoría de los medios de comunicación en mi contra. Personas como Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo y organismos de derechos humanos demostraron su solidaridad. Eso para un preso político es muy emocionante.

- A pesar de las presiones del gobierno español ...

- Si. Y hay que decir que la presión de España todavía sigue. No asumen la decisión de la Justicia, que respetan, pero no acatan. Siguen presionando a la Argentina pidiendo un gesto, que pasa evidentemente pasa por mi expulsión del país. Es terrible.

- ¿Cuales son sus planes de vida futuros?

- No me puedo quejar del trato que me está dando el pueblo argentino, pero mi intención es volver a Uruguay, donde vivía. Y como no, algún día, regresar a Euskal Herria y contribuir a estos pasos que se están dando a favor de la paz.

- ¿Sigue la actualidad política vasca?

- Sí. A través de los medios de comunicación y por contacto con familiares.

- ¿Qué expectativas le genera el nuevo escenario político?

- Me crea mucha ilusión que pueda haber una mesa de negociación entre todos los partidos vascos, de la que salga una decisión que sea respetada por el Estado español. Todos están hablando de la paz, pero esta tiene que venir por el respeto a la decisión del pueblo vasco, su derecho de autodeterminación. De las palabras hay que pasar a los hechos.

- ¿Qué rol le cabe a la Diáspora vasca?

- Entre todos tenemos que contribuir a eso. Y creo que la Diáspora tiene que aportar lo suyo a la solución del problema. Aprovecho para enviar un saludo grande a la gente de los centros vascos, porque también me sentí apoyado por mucha gente de ese colectivo. Les pido que entre todos aportemos para que se solucione el problema vasco. Son ya muchos años de lucha y sufrimientos.


PRESENCIA VASCA cuenta con la conducción de Federico Borrás Alcain, y se emite todos los domingos de 12 a 13, por FM Universidad, emisora perteneciente a la Facultad Regional Paraná de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). El ciclo celebra el corriente años 15 años de emisiones ininterrumpidas, estando declarado como de "Interés Municipal" por el Concejo Deliberante de la Municipalidad de Paraná.
.... ... .

BBVA Traiciona a los Zapatistas

Esos vascos oligarcas, tan arrogantes y racistas, se distinguen por pisotear al pueblo que lucha, donde quiera que esté, ya sea en Euskal Herria o en Chiapas.

Son una vergüenza tanto para los vascos como para los mexicanos, especialmente para los mexicanos de orígen vasco.

He aquí el reporte que manda el Frente Zapatista de Liberación Nacional:

El Banco Bilbao Vizcaya-Bancomer se pone la armadura, desenvaina la espada e intenta revivir la conquista de los pueblos indios


México DF, a 24 de mayo del 2005

A la opinión pública nacional e internacional

A los medios de comunicación

El Banco Bilbao Vizcaya-Bancomer se pone la armadura, desenvaina la espada e intenta revivir la conquista de los pueblos indios.

El día 19 de mayo del año en curso, la asociación Enlace Civil A.C., con sede en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México, recibió la indignante notificación, por parte de Adulfo Ruiz Hernández, gerente jurídico regional del Banco Bilbao Vizcaya-Bancomer y los licenciados Armando Montoya y Fernando López Bautista, de la notaría pública número 41, de que tenían que cancelar sus cuentas bancarias en dicha institución, a más tardar en 31 días. Cuando se les pidió una explicación, el gerente regional del citado banco se negó a darlas y sólo respondió que el banco “debía protegerse del lavado de dinero y que él solamente recibía indicaciones de lo que debía de hacer”. Y que además “todos los bancos estaban haciendo lo mismo”. Hace un mes, el mismo banco, sí que le hizo lo mismo a la Organización por la salud indígena maya del estado de Chiapas, la OSIMECH, una organización civil que se encarga de la formación de promotores de salud en las comunidades indígenas de los Altos de Chiapas: sin razón y explicación alguna les dijeron que tenían que cerrar sus cuenta.

Enlace Civil es una asociación que trabaja, sin ningún afán de lucro, para apoyar a las comunidades indígenas zapatistas en los proyectos productivos, educativos, de salud, que éstas tienen. Sus actividades son totalmente legales y transparentes, está debidamente notariada, y además registrada ante la Secretaría de Hacienda, que por cierto nunca le ha otorgado el permiso para recibir donativos sin tener que pagar impuestos por éstos, es decir, está bajo un riguroso y permanente escrutinio por parte de las autoridades políticas y hacendarias del país. Toda la ayuda económica que recibe se destina directamente a las Juntas de Buen Gobierno zapatistas, para ayudar en la construcción pacífica de mejoras materiales para las siempre olvidadas comunidades indígenas. Entre sus donantes se encuentra el gobierno vasco, la embajada de Finlandia, municipios italianos y ayuntamientos catalanes, así como cientos de pequeñas organizaciones solidarias, ongs, grupos culturales, deportivos, y hombres y mujeres de México y el mundo que hacen lo que el gobierno y partidos políticos no hacen, es decir, hermanarse con las comunidades indígenas, aprender de su enorme dignidad y resistencia ante el poderoso y caminar con ellas en la construcción de un México más justo y digno, donde el racismo, la discriminación y la miseria no sean más que una mala historia del pasado.

Pero nada de esto parece importarle al Banco Bilbao Vizcaya-Bancomer, que con su indigna actitud demuestra que no se ha enterado que la conquista y colonización de los pueblos indios ya terminó. Así, quienes sí aparecen en los diarios metidos en procesos judiciales por malos manejos financieros en México y otras partes del mundo, quienes se han beneficiado una y otra vez de su contubernio con un gobierno que hipotecó el bienestar de la mayoría, con fraudes millonarios que llevan el nombre legal de rescate bancario, acusan a quien nada tiene, las comunidades indígenas, de hacer lo que ellos mismos sí hacen. Y por cierto que con esta actitud racista y prepotente, también están acusando de “lavadores” a todos aquellos que contribuyen económicamente en la construcción de escuelas, de bodegas, de clínicas, de sistemas de agua potable, de electrificación, de bibliotecas, de bloqueras para la construcción de vivienda digna, de proyectos agroecológicos; el ladrón piensa que todos son de su misma condición pues. Al fin y al cabo, que les puede importar a estos neoconquistadores la suerte de las comunidades indígenas, o de cualquier pueblo del planeta, no olvidar la forma tan ruin en que el mismo banco contribuyó en el saqueo a los ahorradores argentinos hace unos años, lo importante es dejar claro que ellos son los que mandan y que los indios, las mujeres, los jóvenes, los pensionados, los trabajadores, no son sino una variable prescindible para su grandes “negocios”.

Con este ruin ataque, pieza clave en la guerra declarada contra los pueblos indios, el Banco Bilbao Vizcaya-Bancomer está poniendo su granito de arena en la tarea de matar de hambre a miles de refugiados indígenas que recibían un poco de ayuda para las inhumanas condiciones en que tienen que sobrevivir día a día; para atacar a miles de niños que verán que sus programas de educación, vacunación y control de enfermedades curables se tendrán que suspender; para ir en contra de cientos de mujeres que por primera vez en su vida podían acudir a una clínica comunitaria, a parir o tratarse su salud en condiciones médicas respetables; para hostigar a miles de promotores de educación y salud, que sin recibir sueldo ni beneficio económico alguno, ya no podrán conseguir los materiales escolares y de salud que necesitan para ir cumpliendo con su labor comunitaria; para buscar cerrar las decenas de farmacias rurales que se quedarán sin abasto de las medicinas que se entregan de forma gratuita a los pobladores de las comunidades, para medio paliar las enfermedades de la pobreza que los asola; para buscar exterminar pues a miles de comunidades que se resisten día a día a seguir en el olvido y sin futuro alguno. Se deben sentir orgullosos señores del Bilbao Vizcaya-Bancomer, han dado un paso importante en la cruzada que hace más de 500 años comenzaron sus antecesores.

Llamamos a todos aquellos que han apoyado y apoyan en la lucha pacífica de las comunidades indígenas zapatistas por construir un mundo más justo y digno, a todas y todos aquellos que no pueden ver más que con repulsión este escalamiento de la guerra de exterminio contra los pueblos indios, a que se pronuncien públicamente contra el Banco Bilbao Vizcaya-Bancomer, en México y en el mundo, y que les hagan saber que la conquista, el racismo y la guerra de exterminio, el desprecio por la humanidad, son “valores” que no estamos dispuestos a seguir permitiendo.

Por Enlace Civil A.C.: Dra. Paulina Fernández, directora; Bárbara Riviello, tesorera y Javier Elorriaga, secretario.

Por el Comité Eureka: Rosario Ibarra de Piedra

Por el Fideicomiso para la salud de los niños indígenas de México, A.C.: Ofelia Medina




.... ... .

Terremoto

Un poco de humor negro.

Le da a uno una muy buena idea de como se las gastan los trogloditas de la Guardia Civil.

Aquí va:

Terremoto
En el cuartel de la Guardia Civil se recibe un telegrama desde el Centro Sísmico Nacional que dice:

Posible movimiento sísmico en la zona". Stop.
Muy peligroso, superior Richter 7". Stop.
Epicentro a 3 Km. de la población". Stop.
Tomen medidas". Stop.
Informen resultados con urgencia". Stop.

Pasan dos días ....... Una semana......... Un mes y se recibe un telegrama en el Centro Sísmico Nacional, que dice :

Aquí Cuartel Guardia Civil". Stop.
Movimiento sísmico totalmente desarticulado".Stop.
El tal Ritchter 7 intentó huir y fue abatido a tiros". Stop.
Epicentro y tres compinches detenidos". Stop.
No hemos contestado antes, porque hubo un terremoto de la hostia". Stop".


.... ... .

De Marc Legasse

Via: Xarlo

Alabado sea el pueblo que, por amor a una lengua sin diplomas y a un país sin diplomáticos, no tiene cabida ni en la Historia ni en la Geografía, ni tan siquiera un banquillo en el concierto de las naciones. Tan invencible como el viento del desierto, pasa por las dunas de los siglos, elegante y discreto, sin dejar más huella que el albatros sobre las olas del mar.

-Marc Legasse


.... ... .

Savater Vuelve a las Andadas

La miseria moral de Fernando Savater se vuelve a poner en evidencia. En un artículo publicado hoy por La Jornada, se expone como el señorito esta haciendo lo que puede para desvirtuar el de por sí pobre quehacer político de Rodriguez Zapatero en favor claro está de sus compinches del PP, aquí está:

Miembro de la plataforma Basta Ya, Savater reveló que estuvo en una cena con "unos amigos" a la que asistió el presidente del gobierno español, quien confesó que se recibieron "diversos mensajes por distintos conductos procedentes del entorno etarra, que busca al gobierno" en los cuales se dice que estaría dispuesta "a dejar las armas sin letra pequeña y sin contrapartidas políticas, con la única condición que se dé salida a los terroristas presos".

El gobernante Partido Socialista Obrero Español dijo que no le consta que el Ejecutivo haya recibido mensaje alguno de ETA, mientras el opositor Partido Popular acusó que Savater matizó sus declaraciones por presiones del gobierno y exigió una convocatoria a elecciones anticipadas.


Y es que lo de que baste es pura hipocresía, Savater ya hace mucho que se puso al servicio de el lado obscuro de Madrid.

Savater insiste en negar el derecho del pueblo vasco a su autodeterminación. En su enfermiza mente, lo expresado por la Carta de las Naciones Unidas no tiene validez alguna, el sojuzgamiento de un pueblo no tiene importancia con tal de perpetuar esa idea de que las supuestas naciones son indivisibles.

El filosofito este de pacotilla nunca se ha pronunciado en contra de la violencia de estado por parte de Madrid en contra de los derechos humanos y las garantías individuales más básicos de aquellos vascos que por sus posturas políticas son perseguidos, torturados y encarcelados gracias a la facilidad que las fuerzas represivas se dan a sí mismas al acusar a quien se mueva de ser parte del entorno.

Basta Ya así como la AVT han sido desenmascarados como grupos de choque al servicio de gentuza como Aznar y ahora Rajoy. Los derechos de las víctimas y la obtención de la paz son cosas que les importan un maní.


.... ... .

En el Parlamento de Gazteiz


Izaskun Bilbao Posted by Hello

Izaskun Bilbao, diputada del PNV, ganó ayer la presidencia de la Cámara regional vasca FOTO Afp

.... ... .

El Parlamento Vasco Tiene Presidente

Despues de una agónica semana en la que José María Atutxa simplemente no pudo lograr la mayoria parlamentaria, el PNV accedió a mostrarse flexible y por fín se pudo nombrar a Izaskun Bilbao como la nueva presidente del Parlamento vasco:

En esas votaciones el resultado fue de 33 votos para Atutxa, mientras que los 33 parlamentarios socialistas y populares respaldaron a Buen. Los nueve diputados del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) se abstuvieron de votar por alguno de ellos y sugirieron a la dirección de los nacionalistas vascos que sólo darían su apoyo si había un cambio de candidato.

Este día, el PNV anunció el cambio de aspirante, que obtuvo 42 votos, para presidir una mesa que contará con un vicepresidente socialista y de la que fue excluido el PCTV, la formación apoyada por la proscrita coalición abertzale (nacionalista) Batasuna, conisderada por Madrid el brazo político de ETA.

Izaskun Bilbao se convierte así en la primera mujer en detentar este puesto.

Aún más importante, EHAK manda un claro mensaje tanto al PNV como a los españolistas, los nueve escaños logrados les da espacio para maniobrar politicamente, y quien quiera que insista en no querer aceptar esta realidad se verá en desventaja.

La nota a la que se hace referencia aquí fué publicada por La Jornada.

.... ... .

lunes, 23 de mayo de 2005

Campaña de Apoyo a los 6


Libertad Posted by Hello


Estimados lectores, si desean mayor información acerca de el caso de los seis vascos presos en México en espera de un proceso de extradición plagado de irregularidades durante el cual múltiples funcionarios del corrupto gobierno mexicano actuando bajo consigna de las órdenes del presidente Vicente Fox, por favor visita esta página:



Si eres mexicano, defiende la soberanía de tu patria y enaltece la honorable tradición de asilo de México, no permitas que Fox destruya lo que se fue construyendo durante tantos años.

Alza tu voz, dí no a jueces corruptos que actúan por designio y no en concordancia con las leyes.

.... ... .

domingo, 22 de mayo de 2005

El EHNA

Vía: Xarlo

El EHNA es oficial para los vascos
Es nuestra declaración de nacionalidad. En la diáspora, con mucha más razón. Ya hay muchos vascos de la diáspora que lo tienen. La Asociación Diáspora Vasca los invita a facilitar que los miles de vascos que quieren tener el Documento Nacional de Identidad Vasco puedan hacerlo.

EL EHNA EN LA CALLE, SIN PROBLEMAS

Cientos de personas respondieron ayer a la invitación de la plataforma Bai Euskal Herriari y utilizaron el EHNA en su quehacer cotidiano. Fueron de compras y llenaron el depósito del coche.Algunos estuvieron en la biblioteca. Todo sin problemas. Sólo tuvo dificultades quien eligió el transporte público. Euskal Herria salió a la calle.

El EHNA se puede utilizar para miles de cosas, siempre que nos acepten como ciudadanos vascos», recordó ayer el miembro de la plataforma Bai Euskal Herriari Aitor Oteiza. Y, como es bien sabido que el camino se hace al andar, cientos de personas planificaron ayer su día con el EHNA en la mano.

Como era sábado, la mayoría se dirigió a tiendas y grandes superficies comerciales para realizar las compras de la semana. Igual que el medio centenar de vecinos de Enkarterri que llenó la cesta en el supermercado de Eroski en Zalla o los vecinos de Irun que fueron al centro comercial Alcampo. En Bergara se decantaron por el pequeño comercio. Y para pagar todos se identificaron con el EHNA sin problema.

En la gasolinera de Lazkao una veintena de amigos decidió que era el día idóneo para rellenar el depósito de sus vehículos. La tarjeta de crédito y el documento que acredita su nacionalidad vasca fueron aceptadas con total normalidad. Igual les ocurrió a la decena de vecinos de Ataun que optó por pedir un libro en la biblioteca.

Quienes optaron por el transporte público no tuvieron tanta suerte. En la estación de EuskoTren de Pasai Antxo, medio centenar de personas no pudo obtener un bono por utilizar el documento de identidad vasco.

Lo mismo les ocurrió a 30 viajeros en la estación de esta compañía en Errenteria-Orereta. «Los trabajadores nos explicaron, impotentes, que no estaba en sus manos decidir si aceptaban el EHNA», explicó un vecino de esta localidad gipuzcoana.

Sendas concentraciones frente a las estaciones denunciaron lo sucedido bajo el lema «Hemen euskal herritarren euskubideak zapaltzen dituzte. Nik EHNA».

La próxima cita, en Zestoa

«Hoy ­por ayer­ hemos demostrado que el EHNA es totalmente válido y puede utilizarse. Estamos logrando que se acepte sin problemas, superando así el debate sobre su validez», subrayó Oteiza en Pasai Antxo. No obstante, reconoció que su aceptación está muy relacionada con la costumbre que tengamos de utilizarlo.

«Al utilizarlo logramos que sea aceptado y, así, se acepta también Euskal Herria y los derechos que nos corresponden como ciudadanos y como pueblo», recordó Oteiza, que llamó a acudir el 12 de junio a Zestoa. «Bajo el lema ‘Euskal Herria iz EHNA eta izana’ vamos a dar pasos firmes para llevar esa realidad a la práctica», afirmó.


.... ... .

Chávez y Aznar

Vamos a leer esta nota acerca de la opinión que tiene Hugo Chávez acerca de José María Aznar:

HUGO CHÁVEZ LLAMA FASCISTA A AZNAR Y DICE QUE "HITLER SE QUEDÓ CORTO A SU LADO"

Posted by Agencia Kanaria de Noticias

Nueva muestra en las últimas horas del desencuentro entre el presidente venezolano Hugo Chávez y el ex presidente español José María Aznar. La mecha la encendía Aznar quien ayer aprovechó su presencia en un foro en Brasil para criticar la relación entre Chávez y Fidel. La respuesta no ha tardado en llegar. Chávez ha tachado de fascista a Aznar. "Hitler se queda corto" a su lado, ha dicho.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, respondió ayer a las críticas vertidas por el ex presidente español por las relaciones que mantienen Venezuela y Cuba, y lo hizo comparando a Aznar con Hitler y acusándole de haber querido subir a Venezuela al "tren" de los países ricos a costa de la revolución y el abandono de los pueblos pobres y oprimidos.

Según Chávez, en declaraciones que recoge la Radio Nacional Venezolana, cuando Aznar era presidente del gobierno español, le pedía integrarse en los esfuerzos neoliberales y le decía respecto a los pueblos pobres y oprimidos: "Olvídate de ellos, están condenados a desaparecer".

Aznar, que se encuentra participando en Rio de Janeiro en la cumbre de la Internacional Demócrata de Centro (IDC), había afirmado que Chávez es un ejemplo "del modelo populista que pervierte el funcionamiento democrático, las instituciones, menoscaba los derechos individuales y socava las bases mismas de la democracia".

"En una ocasión, (Aznar) me dijo que había que montar a Venezuela en este tren del futuro (...), Clinton y otros (presidentes) más queremos que formes parte de nuestro grupo", relató Chávez, haciéndose eco de unas palabras que le habría dicho el ex presidente del Gobierno. "Ven al Primer Mundo, te daremos apoyo del Fondo Monetario Internacional, la prensa mundial y lo que tú pidas. Pero tú tienes que alejarte de Fidel, tienes que dejar de ir a Cuba, cambiar ese discurso. "¡Qué revolución ni que revolución!", aseguró Chávez que le dijo Aznar. "Olvídate de ellos. Están condenados a desaparecer", apostilló.

"Yo lo oía con paciencia y le dije a Aznar: "Tú dices que Venezuela debe montarse en el carril del Primer Mundo y la globalizacion. Pero hablemos de los pueblos de Áfrika, de los sueldos allá. ¿Qué pasa con Haití, con esos pueblos pobres del planeta?", prosiguió el presidente venezolano en su relato, en declaraciones realizadas durante una visita a Cumaná.

Al hacerle esa pregunta, añadió: "Aquel hombre vomitó lo que tiene por dentro, de fascismo y de desprecio. Me dijo: "Olvídate de ellos. Perdieron el tren de la victoria. Están condenados a desaparecer".

"¡Hitler, la raza perfecta, la raza pura! Ese es el pensamiento de este caballero que vive atacándonos", dijo Chávez para terminar su anécdota sobre Aznar. "Hitler se queda corto al lado de José María Aznar", concluyó.

Aznar, presidente de la IDC, había criticado además ayer en Brasil la relación entre Chávez, y el presidente cubano, Fidel Castro, que calificó de "negativa para Iberoamérica". El ex presidente español presentó al término de una reunión con líderes políticos de 26 países miembros de la IDC un documento de la organización en el que se deplora el avance del populismo en América del Sur, denunciando "los ejes de amistad entre Castro y Chávez".

"Todos esos ejes de amistad entre Castro y Chávez son el nacimiento de todas esas consideraciones" respecto al populismo, explicó Aznar, quien consideró que "todo lo que sea exportar inseguridad, exportar supuestas mistificaciones, no sólo las revolucionarias sin base ninguna, financiar inseguridad con el dinero fácil del petróleo, no fortalece las instituciones (...) y es muy negativo para los intereses de América del Sur".

Pero nosotros no olvidamos que Chávez dejó a tres vascos en manos de este fascista torturador. ¿lo sabía cuando hizo esa ignominia?

Todos somos pecadores...

.... ... .

sábado, 21 de mayo de 2005

Arrondo : ¿Ahora La Paz?

Les presento el escrito más reciente del profesor Arrondo desde Argentina:

¿Ahora la paz?


El proceso político abierto en el País Vasco luego de las elecciones llevadas a cabo el 17 de abril, posee características singulares que lo presentan como ilusiónante de cara a la posibilidad de arribar a una resolución definitiva del contencioso vasco.


Más allá de analizar la hasta hoy compleja constitución de la Mesa del Parlamento Vasco ante inflexibilidad del Partido Nacionalista Vasco a sustituir su cuestionado candidato a la presidencia, y la posterior conformación de un Gobierno Autónomo, una mirada objetiva, podría apreciar que la cuestión política de fondo se encuentra enmarcada en la posibilidad de lograr una solución negociada del conflicto, con el propósito de lograr paz y dar mayor autodeterminación a las diferentes nacionalidades que forman parte del Estado español.


Constituyen buenas noticias, poder apreciar el comienzo de una negociación entre el Gobierno de Rodríguez Zapatero y ETA, la cual pueda reavivar la esperanza de lograr la paz. El apoyo dado a las mismas por las Cortes de Madrid con excepción de los pos franquistas del Partido Popular, le otorgan un aval a la política a instrumentar en esa dirección.


Pero no debemos olvidar el papel que los ciudadanos y ciudadanas, que al menos en el caso vasco deben jugar un rol fundamental en la resolución del contencioso. En este sentido, más allá de las negociaciones unilaterales entre ETA y el Gobierno del Estado, deberá conformarse una “mesa de concertación” plural y sin exclusiones con el fin de ir sentando las bases de la futura figura jurídica organización de los cuatro Territorios Históricos.


La actualidad nos indica que estamos atravesando un momento histórico, los cuales no son muy frecuentes. En tal sentido, a los agentes políticos, sociales y culturales les cabe el deber moral y patriótico de participar de un diálogo generoso partiendo de una agenda sin condiciones, con el propósito de arribar a soluciones, las cuales deberán ser puestas por medio de una consulta a la consideración del pueblo vasco.


Prof. César Arrondo

UNLP-Argentina


.... ... .

En la Europa Moderna

Gracias al diario Gara nos llega este relato del estado tan deplorable de la justicia en la orgullosa y democrática Europa.

Lean y juzguen por ustedes mismos:

En Gara:

«Pido que al menos me dejen dormir»

Incomunicación, aislamiento interno y externo, pésimas condiciones higiénico-sanitarias, vigilancia especial noche y día con tintes de persecución

Es un resumen de las condiciones de vida en la que se hallan Jon López y Diego Ugarte, jóvenes vizcainos presos en Bélgica. A la espera de ser juzgados en ese Estado, sobre ellos pende además la amenaza de una probable entrega al español.

Jon López y Diego Ugarte son dos ciudadanos vascos que fueron detenidos en Bélgica hace 14 meses. Sobre ambos pende una demanda del Estado español, que pide que les sean entregados. Mientras, permanecen encarcelados. El primero en la prisión de Tournai y el segundo en la de Mons.

El jueves, el padre y la madre de López, junto al abogado Joseba Agudo, se reunieron en Bilbo con la cónsul belga en esta ciudad, Sylvie Lagneaux. En la cita, los familiares del joven vizcaino expusieron su preocupación ante la situación jurídica en la que se hallan estos dos ciudadanos vascos y ante las condiciones de vida que sufren.

Muestra de ello es la carta remitida por Jon López a su letrado, a la que GARA ha tenido acceso. Estos son algunos extractos de la misiva:

«No salgo de la celda. En principio, tengo derecho a una hora de patio. El patio al que puedo salir es del tamaño de mi celda, la diferencia es que el techo y una pared son todo barrotes, los primeros días salí al patio, estaba al lado de la celda, con dos o tres funcionarios mirándome continuamente mientras estaba allí. Un día dije que no quería salir más y ya no me volvieron a preguntar si quería salir.

La ventana de mi celda tiene doble fila de barrotes más una chapa metálica de pequeños agujeros en la parte exterior. Teniendo en cuenta que la puerta siempre está cerrada la ventilación es nula. Si hace viento puede entrar un poco de aire, pero en los días secos el ambiente aquí es irrespirable.

Además, mi celda no dispone de wáter, todo lo que tengo es un cubo para cagar y mear que me cambian todos los días. Y encima tengo que aguantar las risas de algunos funcionarios porque mi celda huele mal.

Puedo ir a la ducha dos veces por semana de 20.00 a 20.15, a partir de las 20.00 horas los demás presos ya están en sus celdas.

El agua de la ducha suele estar fría.

No puedo escribir ni recibir cartas por correo, sólo con los abogados, la dirección de la prisión me sigue diciendo que es el Juez Instructor el que ha ordenado que cualquier cosa que me llegue por correo se la entreguen a él, también, según la dirección de la prisión, es el Juez Instructor el que ha decidido que solamente puedo tener visita de mi padre, mi madre y mi hermana y no puedo tener visitas de amigos, primos, tíos, etc.

También puedo llamar por teléfono a casa de mis padres, siempre que sea a partir de las 20.00. El tiempo para hablar depende del funcionario de turno.

Cuando tengo visita, una vez al mes, más o menos, los funcionarios tienen que asegurar que no hay presos en el camino hasta la cabina de visitas, y que no haya ninguna celda abierta o cualquier cosa, y es que no puedo ver a otro preso ni de lejos.

El hecho de que sólo puedan venir tres personas a visitarme y teniendo en cuenta que es el único contacto humano que tengo, supone un sacrificio para esas tres personas, problemas económicos, problemas con el trabajo por tener que pedir un sábado libre, etc., pero entienden que por lo menos una vez al mes tienen que venir.

Pero aparte de la incomunicación, el aislamiento y la penosa condición higiénica, lo peor de todo es la vigilancia especial a la que estoy sometido.

Esta vigilancia especial consiste en lo siguiente: los funcionarios tienen que mirar por la trampilla de la puerta cada 15 ó 20 minutos, durante todo el día, día y noche. Si estoy tumbado en la cama o sentado en la silla, suelen levantar la trampilla y mirar un par de segundos, pero si no estoy así, si por ejemplo tengo un día animado y me dedico a andar en la celda o alguna otra cosa, se me quedan mirando más tiempo, incluso cuando estoy meando o cagando se quedan mirándome.

Lo que es un verdadero infierno son las noches. Por la noche encienden la lámpara que hay en la celda, el interruptor está fuera, cada vez que me miran; la lámpara es un tubo de un metro de luz fluorescente muy potente. Además, al subir y bajar la trampilla hacen muchísimo ruido, por lo que me despiertan continuamente, y esto es así durante toda la noche, todos los días. Y llevo más de un año así.

Estoy en un estado de ansiedad continuo, durmiendo a ratos por el día o por la noche. Cuando le hablo al director sobre cómo estoy, cuando le pido que por lo menos me dejen dormir, me dice que él está obligado a hacer esto, que no es su responsabilidad, que él no puede hacer nada por cambiar esto y que él no ha decidido esto».

Estas condiciones son similares a las que vive Diego Ugarte en la cárcel de Mons. Además, el movimiento pro amnistía destaca que Bélgica va a ser el primer estado, al margen del español y el francés, en juzgar a presos políticos vascos.

Ante esta situación, insta a las autoridades belgas a «no trabajar en clave represiva y a aportar en clave de defensa de los derechos humanos y en la búsqueda de soluciones al conflicto».

Asimismo, solicita que López y Ugarte puedan acceder al mismo régimen de vida que el de los demás presos. -

.... ... .