sábado, 30 de noviembre de 2002

¡Nomás Eso Faltaba!

Les compartimos esta nota publicada en La Jornada, lean bien, es alucinante hasta donde puede llegar Baltasar Garzón en su exacerbado protagonismo:

El fiscal general de España, Jesús Cardenal, envió este viernes un documento al juez Baltasar Garzón, de la Audiencia Nacional, en el que indica que el Parlamento vasco no delinquió al no suspender a la coalición Batasuna (considerada el brazo político de la organización separatista vasca ETA).
Cardenal, en un texto de seis folios, señala que la suspensión de Batasuna, decretada por Garzón el 26 de agosto pasado al considerar al partido como parte del entramado de ETA, no implica automáticamente la disolución de su grupo parlamentario, por ser entidades diferentes.
Garzón solicitó a la Fiscalía General del Estado, el 14 de noviembre pasado, que decidiera si debe actuar contra los miembros de la directiva del Parlamento vasco que se negaron, el 17 de septiembre pasado, a acatar el auto de suspensión de la formación independentista radical.
"No se estima procedente la iniciación de acciones penales" contra ellos, ya que la presidencia de la Cámara de Vitoria no cometió delito de desobediencia, respondió en su escrito el fiscal general del Estado.
Por su parte, el vicepresidente primero de la directiva del Parlamento de Vitoria, el legislador de Eusko Alkartasuna Gorka Knorr, manifestó su "satisfacción" por la decisión de Jesús Cardenal y calificó los autos del juez Garzón como "chapuceros", razón por la cual el fiscal general se vio obligado a desautorizarlos, indicó.
"Siempre hemos pensado que toda la doctrina jurídica apoyaba la tesis de que la suspensión del grupo parlamentario de Sozialista Aberzaleak era más que dudosa, tenía un anclaje jurídico más que dudoso", indicó el parlamentario.
Por último, reiteró su convicción de que la fiscalía general actuó en una posición muy correcta en la defensa de los derechos parlamentarios y de la institución.
Por otra parte, un presunto miembro de ETA fue detenido hoy por la tarde cerca de Langon (Gironda, suroeste de Francia), informaron fuentes policiales.
El hombre fue arrestado luego que sufriera un accidente de tráfico. Cuando los gendarmes llegaron al lugar del percance, el individuo, que se encontraba herido, gritó "ETA", y afirmó que era vasco. Según las mismas fuentes, llevaba un arma consigo.
La policía judicial de Burdeos y la Dirección Nacional Antiterrorista se hicieron cargo de la investigación. El hombre, al que tratan de identificar, se encuentra hospitalizado, según la prefectura de Gironda.


Increíble pero cierto, existe la honrosa excepción a la regla en la pocilga que es el sistema de justicia español




.... ... .

viernes, 29 de noviembre de 2002

Chac se Va de Mosca

Les compartimos esto publicado en la sección de Correo Ilustrado de La Jornada:


Señora directora: Sería muy sano que después de la inobjetable crítica de Carlos Monsiváis (La Jornada, 27 de noviembre), que lamentablemente muchos compartimos, el Sup se pronunciara y contribuyera al inaplazable debate sobre el destino de los indígenas y de los excluidos.
Atentamente
Chac




Perdón, pero este idiota de Chac si que se pasó de tarado, si tanto quiere que se contribuya al debate de los indígenas y los excluidos, ¿por qué no empieza él?

O sea Chac, para que nos entiendas, porque se ve a leguas que no tienes ni un dedo de frente, nomás viste burro y se te antojó viaje.

¿Cuál es en sí tu problema personal con el Sub Marcos? 

¿Tenemos que explicarte qué es a lo que denomina desliz freudiano?

Te aconsejamos que leas los textos de Marcos Roitman y de Néstor de Buen publicados ahí mismo en La Jornada, antes de exigirle nada a nadie.



.... ... .

miércoles, 27 de noviembre de 2002

Juicio a Pinochet: Truco Publicitario

Roitman expone a Garzón en toda su mendacidad y vedettismo, y en el proceso también exhibe a Monsiváis.

Este escrito aparece en La Jornada:

Marcos Roitman Rosenmann

Antes que nada, y vaya de primeras, un saludo con el cariño hacia quienes desde lo más profundo de la selva Lacandona levantan la palabra y reclaman el silencio en nombre de la dignidad, la justicia, la democracia, la libertad y la igualdad. De segundas, el reconocimiento personal por no dejarse avasallar por un poder que mediante el lenguaje del dinero es capaz de comprar conciencias, revirtiendo para sí lo que es historia de los pueblos latinoamericanos.

Con orgullo debo señalar que desde hace algún tiempo la conciencia crítica latinoamericana y de los pueblos indígenas pasa por Chiapas, para ser más específico por el EZLN. No se trata de adular o engrandecer una lucha tan desigual en armamento convencional, pero nivelada cuando emerge la palabra diáfana con verdad en el rostro color de la tierra. Sólo así es posible entender la entrega que supone formar parte de un ejército regular de liberación insurgente en tiempos en los que acecha la cobardía.

Durante estos años de existencia pública del EZLN, su palabra, subcomandante, junto a la de quienes componen la comandancia revolucionaria, ha cambiado el mundo. La guerra por la palabra se está ganando. Exito nada desdeñable, por lo que cualquier comunicado, carta o declaración cobra importancia enorme. Cada frase es analizada con microscopio, ya no con digamos con lupa, siendo diseccionada minuciosamente. Todo guarda un orden y tiene su significado. Leer entre líneas es un ejercicio obligatorio en alguno de sus escritos.

El domingo 24 de noviembre de 2002, en el Aguascalientes de Madrid, ya de salida, tras cuatro días de pensar que otro mundo es posible y buscarlo, al menos en el ánimo solidario de quienes participaban, asistimos a la escucha de la carta dirigida a Angel Lara, alias El Ruso. Hoy, con la calma que da la lectura y no la del oído amable que elimina los ruidos disonantes, me permito llamarle la atención sobre una afirmación que, pienso, no responde a la realidad de los hechos. Me refiero al siguiente párrafo:

"Sí, el clown Garzón ha declarado ilegal la lucha política del País Vasco. Después de hacer el ridículo con ese cuento engañabobos de agarrar a Pinochet (que lo único que hizo es darle vacaciones con los gastos pagados), demuestra su verdadera vocación fascista al negarle al pueblo vasco el derecho de luchar políticamente por una causa que es legítima".

En principio, permítame llamar en mi defensa a Durito para deshacer entuertos. Estoy seguro que compartirá mi alegato y con ello se pondrá rápidamente a comentarle al sup el desliz. Nada que objetar a la sórdida actuación del juez Garzón en el proceso de ilegalización de Batasuna y en llamar la atención acerca de su personalidad sumisa ante el poder político representado en el pacto de Estado antiterrorista. Pero, y aquí viene el reclamo, nada que ver con la detención de Pinochet en Londres. Tras de ella figuran las víctimas, todas con nombre y apellidos recogidos en el Informe Rettig.

Fue la brega diaria, iniciada el mismo 11 de septiembre de 1973 por los familiares de detenidos-desaparecidos, de presos, de torturados y de exiliados, artífices de la detención de Pinochet. La esperanza en liberar el Poder Judicial, maniatado por las fuerzas armadas, y el deseo de hacer justicia hablan de la nobleza y valentía de mujeres y hombres, madres, esposas e hijos, cuya perseverancia logró frutos. Sus casos, desestimados en los juzgados y desatendidos por un poder político cómplice de la dictadura y de sus crímenes, tuvo eco en otros lares. La sordera de jueces chilenos, unida a la cobardía política, determinó que en 1996 se emprendiera en España una acción judicial por crímenes de lesa humanidad, impulsada por la Unión Progresista de Fiscales, encabezada por su portavoz, Carlos Castresana, un hombre íntegro, y su presidente Mirabet, y fue desarrollada en la acusación particular por los abogados Joan Garcés y Manuel Murillo. La primera causa abierta es para juzgar la muerte de tres españoles: Carmelo Soria y los sacerdotes Llidó y Alsina.

Presentada la acción en Valencia en julio de 1996 es trasladada a la audiencia nacional de Madrid, siendo el juez instructor Manuel García Castellón. Punto de inicio del expediente, que lentamente se fue transformando hasta incluir el conjunto de víctimas de la dictadura. Garzón no participa de la causa instruida. Darle a Garzón el protagonismo es quitárselo a los verdaderos hacedores de la detención. Fue una acusación particular, no una acción pública de la justicia española. La detención se debe a la acción conjunta de los muchos ciudadanos anónimos que aportaron su testimonio a la justicia, primero en Madrid y posteriormente en Londres. Coordinados por los abogados Joan Garcés y Manuel Murillo, el caso sigue abierto en tanto hay otros imputados. La lista es larga, hay civiles y militares. Su labor en silencio debe ser reconocida. Londres no fueron unas vacaciones pagadas, fueron el principio de una recuperación de la memoria obstinada del pueblo chileno que no quiso olvidar. Una dignidad nunca perdida, siempre reivindicada. Garzón cumple con su deber cuando solicita la detención de un imputado por crímenes de lesa humanidad. Acusado de genocidio, torturas y terrorismo e implicado en la Operación Cóndor, es detenido en Londres para ser extraditado a Madrid. El resto es historia de una lucha desigual, como la que usted mantiene en México. Si no se pudo conseguir la extradición fue porque el poder político de tres Estados -España, Chile y Gran Bretaña- se opuso, consolidando la traición. Algo similar ocurre con el incumplimiento de los acuerdos de San Andrés sobre derechos y cultura indígenas. Por ello pensé: Durito debe conocer los entresijos del caso Pinochet. No quiero alargar esta carta porque entiendo que los tiempos no están para desatender lo primordial. Aun así, no pude evitar distraer su atención por unos instantes para aclarar el entuerto.

Querido subcomandante, espero no considere mi carta un reproche. Tan sólo un sentimiento que encoge la alegría de una carta que sin algún desliz es un buen recordatorio de dónde está el corazón de Aguascalientes y la rebeldía.

Con el afecto y admiración de un chileno-español para el subcomandante Marcos.



.... ... .

Marcos Lleva Razón

Con respecto al enojo manifestado por Monsi en contra del Sup Marcos por la misiva en la que menciona su solidaridad internacionalista con el pueblo vasco, aquí les compartimos un texto también publicado en La Jornada que deja como un tonto al primero y le da la razón al segundo.

Además, es una muestra de que hay voces que se levantan en contra de la subordinación de México ante España. Lean esto:

Néstor de Buen
Oí por dos veces a don Juan Carlos de Borbón, rey de España, expresar su agradecimiento al gobierno de México por la manera tan efectiva que tiene de ayudar al combate al terrorismo. Obviamente el rey se refería a la exportación, supongo que sobre pedido, de cualquier ciudadano español, naturalizado mexicano o no, sobre el que recaigan sospechas de ser o haber sido miembro de la ETA.
La primera vez fue en la Cámara de Diputados, en la sesión conjunta del Congreso en homenaje a los reyes de España. La segunda, en la reunión de despedida que éstos hicieron en su embajada con la presencia del presidente Vicente Fox.
Me llamó la atención lo dicho por Su Majestad (lenguaje poco republicano, pero ¡qué le vamos a hacer!) porque ya durante el régimen de Ernesto Zedillo, con el pretexto de que algunos vascos evidentes no estaban en orden de papeles, eran entregados a España sin el menor recato y, por supuesto, violando cuantas latosas normas constitucionales establecen las garantías de audiencia y legalidad. Pero eran, formalmente, extranjeros.
Ahora el mecanismo ha sido un poco más cínico, por decirlo de una manera discreta. El pasado viernes 22 de este revolucionario mes, unos agentes de Migración de visita intencionada a Ensenada, Baja California, bajaron de su carro a José Antonio Borde Gaztelumendi, un bien conocido restaurantero de la ciudad; dejaron el auto en manos de su esposa, y con celeridad digna de mejores causas lo exportaron al Distrito Federal. Con la misma velocidad lo subieron a un avión, no sé si de línea o especial: los agradecimientos del señor rey hay que justificarlos, y se lo llevaron a España, donde se le acusa de mil crímenes. Tal vez sean ciertos.
Ese, sin embargo, no es el problema. Esa antipática Constitución que padecemos dispone en su artículo 15 que no se autoriza la celebración de tratados para la extradición de reos políticos o de delincuentes del orden común "...en virtud de los que se alteren las garantías y derechos establecidos por esta Constitución para el hombre y el ciudadano". A su vez, el artículo 119, tercer párrafo, dispone: "Las extradiciones a requerimiento de Estado extranjero serán tramitadas por el Ejecutivo federal, con la intervención de la autoridad judicial en los términos de esta Constitución, los tratados internacionales que al respecto se suscriban y las leyes reglamentarias. En esos casos, el auto del juez que mande cumplir la requisitoria será bastante para motivar la detención hasta por sesenta días naturales".
Por si fuera poco, la ley de extradición internacional (Diario Oficial de la Federación del 29 de diciembre de 1975, de acuerdo con el texto vigente al 12 de noviembre actual) obliga a que las extradiciones se soliciten por Estados extranjeros (artículo 3), pero se exige que la conducta supuestamente punible lo sea conforme a la ley mexicana y a la del Estado solicitante (artículo 6-I); que el presunto extraditado haya sido sometido a un tribunal competente que lo haya juzgado y sentenciado de acuerdo con las formalidades de derecho en su país de origen (fracción III) y que ningún mexicano podrá ser entregado a un Estado extranjero "sino en casos excepcionales a juicio del Ejecutivo" (artículo 14), aunque se establece como excepción que la nacionalidad haya sido adquirida después de los supuestos hechos que motiven la petición de extradición (artículo 15).
Lo importante es, sin embargo, que en todo caso la Secretaría de Relaciones Exteriores, receptora de la petición, si considera procedente la extradición deberá comunicarlo al procurador general de la República, quien la transmitirá al juez de distrito competente, ante el que el acusado tendrá todos los derechos y garantías constitucionales, entre ellas la de ser oído y vencido en juicio con una serie de plazos, prorrogables, inclusive. Relaciones Exteriores, a la vista de la resolución judicial, podrá ordenar la extradición sin olvidar el derecho del acusado para promover juicio de amparo contra la resolución del juez.
José Antonio Borde Gaztelumendi, residente en México desde hace más de 13 años y con nacionalidad mexicana, no tuvo el privilegio de que se considerara todo eso y en particular lo previsto en el artículo 14 constitucional, que impide que las personas sean privadas de su libertad sin juicio previo. Supongo que, por lo menos, con un exceso de cuidado, no le habrán cobrado el importe de los boletos de los aviones. ¿Derechos humanos? Eso: ¿qué es?
Me duelen estas violaciones flagrantes al orden constitucional y legal. No he consultado el Tratado de Extradición con España, pero no puede pasar por alto las garantías esenciales del procedimiento. Es evidente, sin embargo, que ni la Presidencia de la República ni Gobernación (aparente ejecutora eficaz) ni, tal vez, Relaciones Exteriores, parecen tener algún ejemplar de la Constitución y de esa tan curiosa ley. No podría entenderse de otro modo que las violen de manera tan descarada. Y, en el fondo y en la superficie, servil.
Pero, por lo visto, la España aznariana merece eso y más.





.... ... .

Monsiváis Ve Moros Con Tranchete

¿Con quién quiere quedar bien Monsiváis? ¿Con Fox? ¿Con Juan Carlos Borbón?

No lo sabemos, pero después de leer su reaccionaria respuesta a la carta del Sup Marcos a El Ruso con motivo de la celebración del Aguascalientes en el barrio de Lavapies en Madrid el supuesto intelectual mexicano ha caído de nuestra gracia.

Miren esto que se ha publicado en La Jornada:

Carlos Monsiváis

El 12 de octubre del 2002 el subcomandante Marcos le escribe al roquero español Angel Luis Lara, El Ruso, una carta en vísperas de un encuentro "globalifóbico" en Madrid, en noviembre. El mensaje llama la atención por razones negativas. Según creo, impugna el significado esencial del EZLN y es un regreso a las secciones mesiánicas (uso el término críticamente) del Primer manifiesto de la selva Lacandona. Al escribir esto, entiendo lo obvio: Marcos considerará que los no zapatistas ignoran el significado esencial del EZLN. Esto, verdadero en cuanto a esfuerzos, sacrificios y lucha diaria, no es toda la verdad. Los que hemos simpatizado y simpatizamos con la lucha indígena también tenemos derecho a nuestras definiciones, y en mi caso no asocio la rebeldía de los indígenas de Chiapas con el apoyo a causas indefendibles y con el lenguaje de la intolerancia, el chiste fácil y el engreimiento radical.

Me explico. En su carta, Marcos se aparta tristemente de la crítica y cae y recae en el insulto y las generalizaciones agresivas, fundadas en la ausencia de razonamientos concretos. Así, José María Aznar: "al que, su nombre lo indica, sólo falta rebuznar"; el rey de España: "el estreñido del reyecito Juan Carlos"; a los gobernantes: "porque ya sabes cómo es la monarquía, que luego luego luego empieza a ponerse nerviosa y le da por irse de vacaciones con las infantas y los bufones (o sea que me refiero a Felipillo González y a Pepillo Aznar que, repito, en el nombre lleva la penitencia)"; y a Baltasar Garzón, a quien le dedica una andanada patética:

"Bien sé que ese payaso grotesco que es el autodenominado juez Garzón, de la mano de la clase política española (que es tan ridícula como la corte, pero sin ese discreto encanto que el ¿cómo ha estado duquesa? -Bien, barón, no extraño para nada al bufón de Felipillo porque el Pepillo es tan gracioso como aquél. Por cierto, haría bien en subirse la bragueta, barón, no vaya a ser que coja usted un resfriado, que es lo único que se puede coger en la corte -etcétera), está llevando adelante un verdadero terrorismo de Estado que ningún hombre y mujer honestos puede ver sin indignarse.

"Sí, el clown Garzón ha declarado ilegal la lucha política del País Vasco. Después de hacer el ridículo con ese cuento engañabobos de agarrar a Pinochet (que lo único que hizo es darle vacaciones con los gastos pagados), demuestra su verdadera vocación fascista al negarle al pueblo vasco el derecho de luchar políticamente por una causa que es legítima."

Esto es demasiado. Como persona, Marcos puede insultar a quien se le ocurra, pero como persona no tendría acceso a la primera página de un diario. El es un dirigente, y el EZLN no tiene por qué pelearse con tantos al mismo tiempo, ni por qué suscribir tesis fantasiosas, envueltas en un estilo en el que, reiteradamente, naufragan el ingenio y el tono familiar. ¿Tiene caso responderle puntualmente? Con el desánimo que provocan releer sus frases sin sustento, se le podría decir a Marcos:

-El juez Garzón no es ningún "payaso grotesco" ni el proceso contra Pinochet fue "un cuento engañabobos". Muy por el contrario, este proceso ha sido indispensable en el trazo de un nuevo derecho penal internacional, muy ajeno a las monstruosidades imperialistas. Me gustaría que Marcos sostuviera en Chile lo del "cuento engañabobos" y lo de "las vacaciones con gastos pagados"; al revés, siento que el juicio, tan demoledor, es el marco del que ya no podrán huir los dictadores en Chile, Argentina y donde sea. Una de las imágenes de Pinochet que se recordarán es la del dictador senil que se asila en la locura. Al respecto, advierto resonancias del caso Pinochet en el juicio a los generales mexicanos Quirós y Acosta Chaparro. Con sus enormes limitaciones, ese juicio es el principio de un movimiento judicial no desdeñable, en el que se llama a cuentas al sector militar, hasta ahora invisibilizado. En lo personal no dejo de agradecerle a Garzón su firmeza en el caso Pinochet, cuya liberación se resolvió en Londres, no en Madrid.

-En cuanto a la ilegalización de Batasuna, Marcos resuelve con facilonería su posición. Es válido discutir, como se ha hecho en el País Vasco, la persecución del derecho de opinión, pero él prefiere el extremo y acusa a Garzón de exhibir "su verdadera vocación fascista". En el peor de los casos, el juez se ha equivocado, pero el expediente de Batasuna es muy amplio y muy demostrativo en cuanto a su carácter de grupo subordinado a una lógica terrorista. Y por eso Marcos debería ser explícito: ¿cuál es "la causa legítima" del pueblo vasco que Garzón niega? ¿El independentismo o la defensa cerrada de ETA, uno de los grupos más justamente descalificados del mundo? En ningún momento y bajo ninguna circunstancia las acciones de ETA son legítimas, y así lo subraya la procesión de sus víctimas. No es válido no especificar, porque, en efecto y allí tiene razón Marcos, el EZLN no ha incurrido en el horror del terrorismo, y por eso ha retenido su autoridad moral, la de un sector indígena que representa sectores mucho más amplios y que ha contribuido al debate internacional, al mudar de levantamiento guerrillero dispuesto al sacrificio (callejón sin salida) a un movimiento social que ha comunicado a Chiapas con una parte muy significativa del mundo.

¿Cómo puede creer Marcos que esos epítetos, ese tono, esas descalificaciones a ultranza benefician una causa tan arraigada en la lucha por la paz? ¿Por qué adjudicarle al EZLN lo que sí parecen sus puntos de vista muy personales? En un momento de la fábula de Marcos, la rebeldía voladora que es la mariposa dice ¡NO! "No a la lógica. No a la prudencia. No a la inmovilidad. No al conformismo". Con la pena, un movimiento como el EZLN, que por naturaleza debe decirle No a la inmovilidad y al conformismo, debe también asumir positivamente y a fondo la lógica y la prudencia. Y así lo ha hecho. Era imprudente seguir confiando en las armas, era lógico pensar que sustentar el movimiento en la búsqueda de la paz digna, atraería la solidaridad de los adversarios del modelo neoliberal de globalización.

En su propósito beligerante y en su estilo fallido, el texto de Marcos no contribuye en lo mínimo a la causa del EZLN. Aquí lo primordial no es que se ganen o se pierdan simpatías, ni siquiera que se descalifique al juez Garzón, sino el olvido de una trayectoria sustentada en la lógica, la pasión y la justicia social, y por tanto urgida siempre de razonamientos, sobre todo ahora cuando la incomprensión y el cinismo del gobierno de Fox y el ataque de la derecha profundizan la marginación de Chiapas y de los pobres de México. Esta vez Marcos ha preferido el juego "lúdico" y las invectivas, dejando abierta una posibilidad interpretativa: su apoyo a un grupo nefando. Al hacerlo, ignora a quienes creemos en los derechos indígenas, criticamos el racismo gubernamental y concebimos la paz digna como un proceso de tiempo completo, pero no compartimos estas posiciones. Si, en efecto, el crecimiento de los "globalifóbicos" es geométrico, resulta inaplazable el debate sobre el destino de los indígenas y de los excluidos, y debe darse en los términos que Marcos ha cultivado y a los que penosamente renunció en esta carta.


Monsiváis hace eco de la excusa barata para justificar el apartheid en contra de los vascos. Con este texto, Carlos Monsiváis ha manifestado abiertamente su apoyo al anacrónico colonialismo español, lo cual constituye una verdadera vergüenza, tanto para él como para la comunidad intelectual mexicana a la que pertenece.

Y es que de inicio, Mosiváis tuerce lo escrito por Marcos en la misiva. Les compartimos las dos partes en las que hace mención a Euskal Herria para que vean ustedes como el tal Monsi se inventó cosas que ni siquiera están ahí.

Aquí tienen el primer segmento dedicado a los vascos:

    Imagino que por ahí deberá estar la banda de Cataluña que toca mal las rancheras, pero en la chamba no hay quien les lleve el ritmo. Y también deben llegar los de Galicia, de Asturias, de Cantabria, de Andalucía, de Murcia, de Extremadura, de Valencia, de Aragón, de La Rioja, de Castilla y León, de Castilla-La Mancha, de Navarra, de las Islas Baleares, de las Islas Canarias y de Madrid. A todos ellos y ellas dales un gran abrazo de parte nuestra, que hay para todos y todas. Porque con tantos hermanos y hermanas, y tan grandes todos ellos, nos han crecido los brazos a fuerza del cariño que les tenemos.

    ¿Qué? ¿Que he dejado fuera a los del País Vasco? No, quiero pedirte que me permitas que haga una mención especial de estos hermanos y hermanas.

    Bien sé que ese payaso grotesco que es el autodenominado juez Garzón, de la mano de la clase política española (que es tan ridícula como la corte, pero sin ese discreto encanto que da el ¿cómo ha estado duquesa? -Bien, barón, no extraño para nada al bufón de Felipillo porque el Pepillo es tan gracioso como aquél. Por cierto, haría bien subirse la bragueta, barón, no vaya a ser que coja usted un resfriado, que es lo único que se puede coger en la corte -etcétera), está llevando adelante un verdadero terrorismo de Estado que ningún hombre y mujer honestos puede ver sin indignarse.

    Sí, el clown Garzón ha declarado ilegal la lucha política del País Vasco. Después de hacer el ridículo con ese cuento engañabobos de agarrar a Pinochet (que lo único que hizo es darle vacaciones con los gastos pagados), demuestra su verdadera vocación fascista al negarle al pueblo vasco el derecho de luchar políticamente por una causa que es legítima.

    Y no lo digo nada más porque sí. Sino porque acá hemos visto a muchos hermanos y hermanas vascos. Estuvieron en los campamentos de paz. No vinieron a decirnos qué hacer, ni nos enseñaron a hacer bombas ni a planear atentados. 


Y acá el segundo:

    Pero, bueno, resulta que acá han estado los hermanos del País Vasco y se han portado con dignidad, que es como de por sí se portan los vascos.

    Y no sé si por ahí anda el Fermín Muguruza, pero yo me acuerdo que una vez que estuvo por acá le preguntaron de dónde era y él dijo que "vasco", y que le vuelven a preguntar: "¿vasco de España o vasco de Francia?" Y el Fermín ni se inmutó cuando respondió "Vasco del País Vasco".

    Y yo estaba buscando algo en vasco para mandarles como saludo a los hermanos y hermanas de ese país, y no encontré mucho, pero no sé si mi diccionario está bien porque busque cómo se dice "dignidad" en vasco, y el diccionario zapatista dice que "Euskal Herria". Ahí les preguntas si voy bien o mejor me regreso.

    En fin, que lo que no saben ni Garzón ni sus patiños es que hay veces que la dignidad se convierte en erizo, y ¡ay! de aquel que pretenda aplastarla.



Ahí lo tienen, en los dos segmentos ni una sola mención ni a la organización armada antifascista ETA ni a alguno de los partidos a los que ha recurrido la izquierda abertzale para participar en el ámbito electorero del estado español. El saludo va dirigido al pueblo vasco, y en especial, a los cooperantes internacionalistas vascos.

Es Monsiváis quien saca a colación a ETA y a Batasuna, ojo, reacción típica por parte de cualquier juntaletras en la nómina de La Zarzuela.

Ahora, eso de lanzarse desmedidamente a la defensa de un monarca vinculado directamente con Francisco Franco, de un político perteneciente a un partido de derecha emanado del franquismo mismo y a un juez que ha puesto a disposición del poder ejecutivo al poder judicial... deja ver los verdaderos colores de quien escribiese esas líneas.

Por eso repetimos, Mosiváis se ha equivocado, de cabo a rabo.





.... ... .

martes, 26 de noviembre de 2002

Zapatismo en Lavapiés

Un poco más de información acerca del Aguascalientes en Madrid:

Durante 4 días los indios chiapanecos conquistaron el corazón de Madrid

Hermann Bellinghausen

En esta ocasión no le hizo falta a México una emperatriz como la de Agustín Lara para conquistar el populoso barrio de Lavapiés. Ahora, curiosamente, lo consiguió gracias a la lucha de unos indios en el sureste mexicano, que inspiraron la creación de un Aguascalientes zapatista, quizás no en el corazón de Europa, pero sí en el de España, que ya es decir.

El encuentro en Lavapiés, siendo entre ciudadanos del Estado español, resultó la mayor movilización del zapatismo desde la marcha nacional del EZLN hace año y medio. En el corazón del silencio zapatista, que tanto se oye en México por aquello de los famosos "15 minutos" presidenciales (casi tan famosos y fugaces como los "15 minutos" de Andy Warhol), José Saramago habló de las guerras con suerte y las guerras sin suerte. En ambas hay sufrimiento y muerte, pero de unas se habla y de otras no. Para el escritor portugués los zapatistas son unos "indios con suerte". Ellos hablan; y cuando no, otros lo hacen, no por ellos, sino con ellos. Así, una participante española pudo comentar ayer: "Los zapatistas no rompen el silencio si nos envían una carta. Es sólo que estamos hablándonos entre nosotros".

Es notable la interiorización del zapatismo por los grupos independientes de la izquiera europea. Algunos de ellos, nacidos de la solidaridad con las comunidades de Chiapas como comités de apoyo, colectivos y plataformas, al calor de los años y las luchas en sus propios ámbitos han devenido movimientos sociales en sí mismos. Es el caso de los Desobedientes, el movimiento libre con mayor influencia hoy en Italia; sus bases proceden de los Centros Sociales y la organización ¡Ya Basta!, en el entorno zapatista desde 1994. En México se les ha conocido como los "expulsados de Zedillo" en 1998, y los Monos Blancos de la marcha indígena. Hoy son el enemigo público número uno de Silvio Berlusconi, quien mantiene a muchos de ellos en cárceles de alta seguridad, y a los demás (unos 40 mil ya) los vigila a nombre de la "democracia".

Al no ubicarse en un sitio fijo, sino en un itinerante estado de ánimo colectivo, el Aguascalientes madrileño resultó ser un espacio ubicuo y subversivo que durante cuatro días convocó a centenares de personas, en su mayoría jóvenes, para hablar y escuchar acerca del movimiento indígena chiapaneco y anexas que, para como van las cosas de la globalización, son todas la luchas y movimientos de resistencia popular conectándose a través del mundo.

Después de lo que ha ocurrido en ocho años recientes, especialmente en Estados Unidos y la Europa meridional, ya no debería sorprender tal vez la capacidad de convocatoria de los zapatistas; ni siquiera fueron ellos quienes llamaron a esta reunión de "nadies" madrileños, que para su propia sorpresa se salieron con la suya.

Lo de "nadies" es un decir, y no. Primero, porque nadie es nadie realmente, todos somos alguien y eso es todo. Y segundo, porque sólo José Saramago, Manu Chao, Fernando León y otras "celebridades" obligaron a la prensa local (el diario El País lo hizo, hoy, en su sección de espectaculos, y por única vez) a registrar el acontecimiento. De otra manera se lo hubieran perdido. Sólo la radio dedicó espacios significativos al Aguascalientes desde su inicio este 20 de noviembre (cuando se celebraban, coincidentemente, la Revolución Mexicana y la muerte del caudillo Francisco Franco).

La mañana del día 21, la policía asaltó La Fuga, una casa ocupada en el centro de Madrid donde vivían una veintena de los organizadores del Aguascalientes intergaláctico. Sin orden de cateo, la tira los expulsó y despojó, de entre otras cosas, los proyectores de video que deberían utilizarse durante el encuentro prozapatista.

Aguascalientes, revancha política

Un Aguascalientes en Madrid resulta mucho más que una puntada de la historia. Es una elocuente revancha simbólica de los indígenas americanos en el centro del reino (virtual) del trono Borbón. El cineasta peruano Javier Corcuera recordaba el sábado -en la misma mesa de Saramago, León y Chao-, que alguna vez escuchó a dos remeros quechuas preguntarse ante unos turistas españoles: "Pero, ¿a éstos quién les dijo que ya nos conquistaron, si todavía seguimos aquí y esto no ha terminado?".

El tema de Euzkadi, o País Vasco, ha "contaminado" a todas las oposiciones y resistencias al gobierno derechista de José María Aznar. En el mejor estilo bushiano, "el que niega los colores de mi camiseta es mi enemigo", y todos van a dar al baúl del terrorismo. Obviamente la acusación es falsa, pero quién dijo que gobiernos como los de Aznar, Berlusconi o Bush guardan algún compromiso con la verdad.

En su inesperado mensaje al encuentro madrileño, el subcomandante Marcos escribió al Ruso, Angel Luis Lara, ex cantante del grupo Hechos Contra el Decoro, que a los zapatistas "para terroristas lo que nos falta es vocación y no medios". Sin embargo, las menciones de Marcos al gobierno español y el tema vasco cayeron en seco en el ambiente político de este país.

"Fascismo se le llegó a llamar en épocas pasadas, neoliberalismo le dicen hoy, capitalismo siempre", había dicho Javier Elorriaga al presentar la tarde del domingo la revista Rebeldía, del FZLN, en El Laboratorio, casa ocupada, centro social, espacio de cultura y convivencia según sus habitantes y el numeroso público que suele reunir en sus amplias y rudimentarias instalaciones de la calle Amparo103.

El Aguascalientes caminó un poco por la capital española. En el Círculo de Bellas Artes se exhibió el extraordinario documental Caminantes (acerca de la marcha zapatista en marzo de 2001) de Fernando León Abaroa, el cineasta español del momento, candidato al Oscar de Hollywood por su película Lunes al sol.

Allí mismo, José Saramago contó que el subcomandante Marcos, tomándolo del brazo, le pidió durante la marcha indígena: "Nunca nos dejes solos", y le aceptó el reto. Manu Chao, trovador que les pegó a las listas de popularidad musical con sus canciones desde y sobre el zapatismo, también vino a dar la cara, nuevamente, por los "sin rostro" de Chiapas.

En la sala Caracol, los roqueros Amparanoia y Fermín Muguruza, con teatro lleno y la calle más llena todavía de gente que no consiguió entrar, trajeron el Aguascalientes a los cuerpos y las mentes de otra multitud que comenzó entonando con la potente banda de Amparanoia el himno zapatista. El escenario presentaba, como única decoración, tres banderas negras con la estrella roja y las siglas del EZLN. El gran Fermín, al reventar en euskerra sus canciones más conocidas, vestía un pantalón negro de insurgente zapatista y una blusa, negra también, con una estrella roja bordada a la altura del corazón. Al concluir el concierto, llegó Manu Chao para hacerla un rato de diyei.

Durante los días 21 y 22, la Universidad Complutense había dado cabida a exhibiciones cinematográficas y mesas redondas sobre el contexto mexicano y la situación actual de la guerra en Chiapas. El público fue tan numeroso que muchos se quedaron fuera, igual que en el Círculo de Bellas Artes y la sala Caracol.

En El Laboratorio se celebró un taller didáctico para conocer las cinco Declaraciones de la Selva Lacandona, programado para treinta participantes. Durante cerca de tres horas, 250 jóvenes leyeron y discutieron los documentos, que no conocían, con interés y paciencia. Los organizadores estaban sorprendidos.

El dirigente social italiano Luca Casarini, quien debía participar el sábado en la mesa "Zapatismo, movimiento de movimientos, y el segundo ciclo de la lucha global", telefoneó desde la trinchera, literalmente, en un remoto pueblo de Cosenza, donde los centros sociales y los Desobedientes italianos realizaban una marcha de 60 mil personas por la liberación de sus compañeros encarcelados después del Foro Social en Florencia. Su voz, amplificada toscamente para el público que lo esperaba, llamó a los españoles a resistir.

En la misma mesa participó Carlos Taibo, académico y articulista español. El controvertido pensador Antonio Negri, referente intelectual de los Desobedientes italianos, envió un mensaje videograbado para la reunión madrileña, que concluía pidiendo: "hable, subcomandante Marcos".

lunes, 25 de noviembre de 2002

Carta del Sup Marcos

Esto fue publicado el día de hoy en La Jornada, el Zapatismo sale en defensa de los derechos humanos y políticos de los vascos:
 

12 de octubre de 2002
EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL
MÉXICO
Para: Angel Luis Lara, alias El Ruso.
De: Sup Marcos.
Ruso, hermano: Lo primero, un abrazo. Lo segundo, un consejo: creo que harías bien en cambiarte el seudónimo, no vaya a ser que te confundan los chechenios y, entonces, sí, adiós Aguascalientes y adiós a uno de los mejores roqueros de la actualidad.
La fecha (12 de octubre) en la que empiezo a escribirte estas líneas no es accidental (nada es accidental en los zapatistas), ni tampoco lo es el absurdo puente que, en este día, trato de tender hasta donde ustedes trabajan para preparar la inauguración del Aguascalientes en Madrid.
Estoy seguro de que les va a ir muy bien y que la ausencia del imbécil de Aznar (al que, su nombre lo indica, sólo le falta rebuznar) y del estreñido del reyecito Juan Carlos pasará desapercibida hasta para la revista ¡Hola!
Pero dile a todos y a todas las que están contigo en ese heroico proyecto que no se apenen. Está por salir (deportada, es seguro) una revista que se llama Rebeldía que, a no dudarlo, tendrá una sección de "sociales" donde podréis insertar una reseña que deje a las de la boda de la infanta en la categoría de "fiestas infantiles".
Por lo demás, la mentada revista Rebeldía seguramente será consecuente y lo primero que hará será rebelarse contra la ortografía, así que no inviertan mucho en la inserción pagada. Por cierto, si lleva fotos es más cara (a menos que sean porno) y el precio, lamento informarte, no es en euros, sino en marcos, por aquello de que se prefiera una moneda fuerte.
Así que nada de lloriqueos si no asiste la realeza. En cambio, creo, abundarán hombres, mujeres, niños y ancianos, no sólo de la península ibérica, pero sobre todo de ella. Si están ellos y ellas todo será un éxito. Pero debo advertirte que detrás del éxito de los de abajo siempre aparece la policía. Porque los de abajo sólo deben llorar y resignarse, lo dice el bando no sé qué número que la corona expidió no se cuándo, pero al ritmo de los garrotes de la Guardia Civil se marchan todos con su Aguascalientes a la cárcel, o al cementerio, que es el lugar que la "democracia" española tiene para los rebeldes ibéricos.
Sé bien que no sólo del Estado español serán quienes asistan a esa fiesta de la rebeldía que significa un Aguascalientes, pero serán la mayoría.
Cayucos trasatlánticos
Nosotros no podremos asistir, pues planeamos invadir Europa en fecha próxima y, como te imaginarás, todo el mundo acá ya tiene su equipaje listo (claro, si equipaje se le puede llamar a dos bultos de tostadas, un platito de frijoles rancios, dos botellas de pozol no transgénico y chile a discreción) y, sin embargo, nadie tiene a la mano un salvavidas.
Los más precavidos cargan algunas pastillas para el mareo y preguntan, ingenuos, si va a haber "paradas sanitarias".
Pero lo peor no es eso, resulta que no los puedo convencer de que con cayucos (canoas hechas ahuecando un tronco de árbol) no vamos a llegar muy lejos.
Claro que no hay que pasar por alto el detalle de que Chiapas no tiene salida para el océano Atlántico y que, puesto que no tenemos para pagar el peaje del canal de Panamá, tendremos que dar la vuelta por el Pacífico, bordear las Filipinas, la India, Africa y remontar hasta las Islas Canarias.
Porque sería de mal gusto llegar por tierra. Tendríamos que atravesar Mongolia, los escombros de la URSS -donde tendríamos cuidado de decir que vamos a ver al "ruso" y que ellos se las arreglen-, Europa Oriental, pasar por Francia a surtirnos de "Chateau Neuf Du Pape, cosecha del 69", (ya albureo hasta con los vinos), dar la vuelta por Italia y retacarnos de pasta, y después cruzar los Pirineos. No es que nos arredre la caminata, pero con tanto ajetreo se maltrata el uniforme.
Mientras tanto el entusiasmo cunde entre la futura tripulación casi tanto como el vómito (por cierto, veo a un compa "gomitando" y le pregunto por qué vomita si todavía no nos embarcamos. "Es que me estoy entrenando", me dice con esa lógica inapelable que campea en las montañas del sureste mexicano).
¿Qué te estaba diciendo? ¡Ah, sí! Que no vamos a poder ir a la inauguración del Aguascalientes porque estamos "entrenándonos", como dijo el compa, para la expedición.
Claro que tú no le digas a nadie que vamos a invadir la península ibérica (previo paso por Lanzarote, donde nos echaremos un cafecito con el Saramago y la Pilar) porque ya sabes como es la monarquía, que luego luego empieza a ponerse nerviosa y le da por irse de vacaciones con las infantas y los bufones (o sea que me refiero a Felipillo González y a Pepillo Aznar, que, repito, en el nombre lleva la penitencia).
Además, hablar mal de la monarquía te puede costar, lo mínimo, que te desalojen del local, porque clavado que se les ha ocurrido hacer el Aguascalientes en un lugar de okupás, porque la sede debe ser de gente digna, y, que nadie lo dude, hay más nobleza en cualquier casa de okupás que en El Escorial.
¡Chin! Ya me metí otra vez con la realeza y no debo hacerlo, porque cuando uno se mete en el bote de la basura acaba oliendo a mierda, y ese olor no se quita ni con esas botellas de perfume adulterado que venden en El Corte Inglés.
Bueno, diga sí a la piratería pero no a la dispersión, así que retomo el hilo de este monólogo que tiene la gran ventaja de que tú no puedes decir ni pío, como cuando estés frente a la benemérita Guardia Civil que, si me lo permites, ni es guardia ni es civil, pero ya se sabe que el mundo del poder está lleno de incoherencias.
¿Qué? ¿Que ya me salí por la tangente? Tienes razón, joder, es que la sola perspectiva de perderme el caldo gallego recalentado que estarán repartiendo porque no les quedó ni una pela para algo más, me pone, digamos, inquieto.