jueves, 31 de enero de 2002

El Fundador del Estado Vasco

Hemos ya hablado de Navarra como el referente histórico, jurídico y político del estado vasco y ya mencionabamos a Eneko Aritza en la entrada titulada "Nafarroa: Orígenes", pues bien, recién se ha publicado este escrito acerca de un comentario de Arturo Campion al respecto:

Eneko Aritza, rey de Pamplona, fundador del estado de Nabarra

Euskal Herria, 2002ko Urtarrilla

"Su corona, el yelmo; su trono, la silla del caballo; su cetro, la espada"

Así presenta Arturo Campión a nuestro héroe y primer rey, cuya larga vida fue consagrada a la consolidación, la defensa, y el engrandecimiento del Reino que lideraba y que había de durar mil años.

De linaje enraizado en la tierra, acaso de la familia de los Duques de Vasconia que rebelde al ocupante franco vióse obligada a exiliarse a tierras del sur; tuvo la habilidad de tejer una sólida red de alianzas político-familiares con los dirigentes del país dispuestos a desarrollar una decidida acción política para sacudirse la dominación del Imperio franco debilitado por desavenencias políticas internas.

En Pamplona se suceden gobernadores francos y cordobeses. En el Valle del Ebro sus parientes Banu Qasi se mantienen independientes de Córdoba. En el condado aragonés el poder carolingio se ha desmoronado. Hay voluntad y fuerza suficiente para intentar constituir una organización política propia libre de control extranjero. Las tropas de los condes Eblo y Aznar, que pretendían el restablecimiento de la autoridad franca, son deshechas en Roncesvalles por las fuerzas unidas de Pamplona, Jaca y Tudela.

La toma de posesión de Pamplona es decisiva a la hora de la constitución de una entidad política que se va dotando de todos los atributos de la soberanía y de la realeza, en un proceso de incorporación de nuevos territorios vascos. Terminan los sueños carolingios de dominación del sur pirenaico. La frontera meridional vascona es segura por el momento. La intención es clara: la expulsión del ocupante franco de todo nuestro territorio, desde las orillas del Garona hasta las tierras del Ebro en posesión de los parientes y aliados premusulmanes.

Se conjuga una estrategia política inteligente de acumulación de fuerzas y de labor expansiva, de complicidad de clérigos y monasterios, con el ardor patriótico y la fuerza militar.

Año de gracia 824. El que será el Estado nacional de los vascos ha iniciado su andadura.



.... ... .

martes, 29 de enero de 2002

Nula Libertad de Expresión

Continuando con el tema de las violaciones a la libertad de prensa y a la libertad de expresión de los vascos por parte de Madrid les presentamos este artículo publicado en La Jornada:


"No se nos exige nitidez en la información, sino condenar", denuncia Mertxe Aizpurua

Armando G. Tejeda | Corresponsal

Con el proceso judicial contra dos diarios vascos nacionalistas abierto por Madrid, que el verano pasado publicaron entrevistas con voceros de ETA, se "pretende cercenar los espacios de libertad de expresión", asevera la directora de Gara, Mertxe Aizpurua. "Se trata de criminalizar todo el nacionalismo", considera su colega de Euskaldunon Egunkaria, Marxelo Otamendia.

Aizpurua y Otamendi comparecieron el pasado 18 como imputados de varios delitos de terrorismo ante el juez de la Audiencia Nacional Española, Baltasar Garzón, quien tiene a su cargo la mayoría de los procesos abiertos contra miembros de la organización independentista vasca ETA y su llamado "entorno".

Gara y Euskaldunon Egunkaria publicaron el 7 de julio de 2001 entrevistas con voceros de ETA, a lo que la Fiscalía General del Estado respondió con una querella criminal, en la que acusó a los periodistas de inducir al asesinato y de seleccionar los objetivos del grupo armado.

Aizpurua y Otamendi han sido citados en dos ocasiones a comparecer ante los tribunales: la primera el 15 de julio, en calidad de testigos y, como imputados, el pasado 18. A pesar de la petición de prisión incondicional del fiscal, Pedro Robira, Garzón decretó la "libertad sin restricciones" para ambos, por considerar que no existía riesgo de fuga.

Más aún, Robira presentó un recurso el sábado pasado en el que reitera a Garzón su petición de prisión incondicional para Aizpurua y Otamendi.

En entrevista con La Jornada, Mertxe Aizpurua, de 42 años, defendió el derecho a la libertad de expresión y denunció que el gobierno del presidente español, José María Aznar, tiene la estrategia de "criminalizar" al conjunto del nacionalismo vasco.

"Creo que la acusación lo que pretende es cercenar los espacios a la libertad de expresión, y que hacerle una entrevista a ETA sea considerado delito y, después, que la publicación de los comunicados de ETA también sea delito. Esto quiere decir que se irá recortando la libertad de expresión respecto del tema vasco", indica la directora de Gara.

"Dos varas de medir"

Considera que las críticas que tanto ella como Otamendi han recibido por no ser incisivos durante la polémica entrevista "son como las dos varas de medir que se aplican constantemente al conflicto vasco. A nosotros se nos exigen posicionamientos o que seamos muchísimo más críticos con las organizaciones armadas. Sin embargo, esa exigencia que se nos pide, en la mayoría de los casos desde el gobierno español, lo que pretende es crear una especie de realidad virtual, en la que no se está contando todo lo que está pasando aquí.

"El coctel de esa combinación es fatal, pues al no hablar los otros medios de un tipo de violencia que está ocurriendo (la dispersión de los presos), combinándolo con hablar mucho del otro sufrimiento (el de las víctimas de ETA), que también existe y es real, es dar una visión distorsionada del problema".

Aizpurua habla del papel de Gara como medio de comunicación en el País Vasco. "Somos proindependentistas, en principio somos un periódico plural y abierto a todas las opiniones, tal como pueden dar testimonio de ello nuestras páginas. Nosotros lo que sí pedimos en nuestra línea editorial es que Euskal Herria pueda tener derecho a decidir su propio futuro. En cuanto a nuestro papel, creo que hay un principio que serviría para cualquier medio de comunicación, que es el de la honestidad responsable. En ese sentido, nosotros no dejamos de publicar ninguna información y en ocasiones publicamos opiniones contrarias a nuestra línea editorial.

-En todo caso se les pide que sean más nítidos en el momento de rechazar los asesinatos de ETA...

-No nos exigen nitidez, pues nuestro planteamiento es bastante nítido, otra cosa es que lo quieran ver. No, lo que nos exigen es la condena, pero yo parto del principio de que nosotros tenemos derecho a opinar de una determinada forma.

"Ahora, si yo pensara que habría una posibilidad de que por nuestra condena, o la de la izquierda abertzale, llegara la solución a este país, estoy segura que nadie se negaría a decir esta palabra para evitar este conflicto... Pero ocurre que con la petición de condena lo que se exige en realidad es de alguna forma la aquiesencia con el poder y con el planteamiento del gobierno español, que en estos momentos -y lo ha dicho claramente- no quiere ni el diálogo político ni el racional ni el social."

-¿Es esa entonces la raíz de pretender criminalizar a Gara y Euskaldunon Egunkaria?

-Yo creo que sí; últimamente además, la disidencia o la manifestación de cierta oposición a lo que el gobierno español quiere imponer se está castigando duramente y esto se hace en muchos ámbitos, en el comunicativo también. Los intentos de criminalizar a Gara son muchos, no sólo es por nuestro posicionamiento respecto de ETA o de la información del tema de los presos, que nosotros sí damos, mientras que el resto de los medios no, pues hay que recordar que este conflicto deja tras de sí un pozo de sufrimiento tremendo y por todas las esquinas; en este momento hay casi 600 presos repartidos por toda la geografía del país, lo que conlleva que mucha gente más viva sometida a ese sufrimiento y a esa presión.

-¿Desde cuándo milita en la izquierda abertzale?

-No soy militante de la izquierda abertzale, pero sí soy simpatizante, de alguna forma también por el registro familiar, pues cuando yo nací no se podía aprender el euskera, fui educada en castellano y todo el tiempo he vivido bajo la presión del Estado español, porque España se nos hace ajena y esto no sería un problema si no tuviéramos que vivir al dictado de España. Entonces, desde un punto de vista abertzale vives en tensión permanente entre lo que sientes y lo que puedes ser, a lo que se van sumando tus historias personales.

-Supongo que entre esas historias personales se refiere a la encarcelación y condena de su compañero Andoni Murga Zenarruzabeitia (condenado a 39 años de cárcel en 1998 por pertenencia a banda armada y por un atentado con explosivos contra una fábrica).

-Así es, Andoni está en una cárcel de Valladolid, pero creo que los vascos tenemos una desventaja en la que de alguna forma nos habituamos a situaciones que no deberían ser consideradas como normales. Ni siquiera me quejo de la distancia y de las dificultades para mantener una comunicación directa y continuada con él, motivada por las trabas que se imponen a los presos que están en la cárcel por una cuestión política. Pero todo esto se sobrevive en ocasiones a base de buen humor, te vas haciendo a lo que hay...

-¿Crees que termine alguna vez toda esta locura?

-Yo soy optimista y creo que sí, pues aquí hay un sentimiento que es el que no va a morir nunca, obviamente tampoco con la estrategia policial del gobierno de Aznar, aunque es posible que por las vías represivas consiga aniquilar a todos los agentes disidentes, o que sea tanto el sufrimiento que al final la gente se canse y diga que no merece la pena luchar por este país. Yo creo que no, pero es posible que suceda, y por eso es importante que no haya cierres en falso de los problemas, porque de otra forma el tema vuelve a salir y la historia tiene ejemplos sobrados de esto.

Maniobra política

Martxelo Otamendi dirige el único diario vasco escrito en su totalidad en euskera, periodista de nutrida trayectoria que, sin embargo, hoy se enfrenta al estigma judicial de ser presunto miembro de una organización terrorista.

Tras su comparecencia ante Garzón, Otamendia expone sobre el proceso: "Es un cúmulo de despropósitos porque no tiene ningún sentido inculpar a dos periodistas que nos hemos limitado a ejercer nuestra profesión. Egunkaria da voz y presta atención a todo lo que dicen o hacen los agentes sociales del conflicto vasco, entre ellos ETA, por lo que no tenía ningún sentido que nosotros nos negáramos a entrevistar a este agente del conflicto.

"Nosotros valoramos la imputación como una maniobra política del gobierno español para cercenar la libertad de expresión, pues ya no saben de qué gancho colgarse para imputarnos ser miembros o colaboradores de ETA, con la esperpéntica idea de que nosotros señalamos los objetivos, cuando yo creo que ninguna organización armada necesita que nadie le señale los objetivos."

Sobre las causas de la acusación, señala: "Yo creo que se trata de criminalizar a todo el nacionalismo, ya no sólo a la izquierda abertzale, pues me parece que ya han pasado ese estadio y ahora se intenta implicar a ETA con el PNV y al PNV con ETA. Tenemos un conflicto de 40 años; toda la gente se está quejando todo el tiempo, pero no va al médico".

El gobierno español, insiste, debe respetar "la voluntad de los pueblos y que se reconozca el derecho a este pueblo a decidir, pues este país es plural y la decisión final depende de los ciudadanos".



Lo realmente grave es que los medios noticiosos internacionales hacen mutis con respecto a esta flagrante violación de derechos por parte del Estado Español.


.... ... .

lunes, 28 de enero de 2002

GAL : La Guerra Sucia del PSOE

Ahora que José Luis Rodríguez Zapatero está por México hablando de conceptos como democracia y justicia y felicitando al vasco-mexicano Vicente Fox Quesada por permitir que las fuerzas represivas españoles actúen impunemente en México en contra de los exiliados y refugiados políticos vascos es bueno recordar lo que su partido, el PSOE, organizó e implementó durante el tiempo que su líder moral era el ministro de más alta gradación en el gobierno franquista de Juan Carlos Borbón, recordemos pues la guerra sucia del PSOE y el grupo terrorista español denominado GAL.

Los Grupos Antiterroristas de Liberación o GAL fueron agrupaciones armadas parapoliciales que practicaron lo que se ha denominado terrorismo de Estado o "guerra sucia" contra el grupo independentista vasco ETA y la población civil vasca en general, durante la década de los 80 Fueron creados y dirigidos por altos funcionarios del Ministerio del Interior de España, durante el gobierno del Partido Socialista Obrero Español del presidente Felipe González.

Aunque decían combatir a ETA, en varias ocasiones atentaron contra simples militantes de la izquierda independentista vasca y contra ecologistas. También realizaron acciones indiscriminadas debido a las cuales fallecieron ciudadanos franceses sin adscripción política conocida.

Los GAL fueron objeto de las investigaciones del periódico El Mundo, dirigido por Pedro J. Ramírez, y por otros periodistas como Pepe Rei. Estas investigaciones sirvieron para exponer a la opinión pública la organización, fuentes de financiación e implicaciones políticas de los GAL.

Durante la dictadura de Franco y la monarquía franquista de Juan Carlos Borbón (sospechosamente llamada "la transición") con los gobiernos de Unión de Centro Democrático existieron diversas organizaciones que utilizaron prácticas terroristas para enfrentarse a ETA, como la Triple A, el Batallón Vasco Español (BVE), los Comandos Antimarxistas, los Grupos Armados Españoles y Antiterrorismo ETA (ATE). Algunos actuaban por libre, simplemente tolerados, mientras que otros tenían apoyos por parte de altas instancias del gobierno. También existían grupos que actuaban supuestamente integrando a algunos miembros del aparato de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de entonces que coordinaban las acciones y aleccionaban en las tácticas y el manejo de armas, funcionando como auténticos comandos antiterroristas de gran movilidad con colaboración de grupos armados internacionales (OAS, Triple A, ...)

Los casos del atentado contra Antonio Cubillo, dirigente del MPAIAC (grupo independentista de las Islas Canarias) en 1978, imputado a agentes con el apoyo directo del Ministerio del Interior español, o del secuestro, malos tratos, tortura y simulación de ejecución del director del semanario El Doblón, José Antonio Martínez Soler en marzo de 1976 tras la publicación de un artículo denunciando la purga de mandos moderados de la Guardia Civil, causaron gran impacto en la opinión pública española e internacional por su implicación con fuerzas relacionadas con el aparato de represión del Estado.

Los GAL estuvieron activos de 1983 a 1987 siendo responsables de 23 asesinatos. Actuaron principalmente en Iparralde, aunque también llevaron a cabo secuestros, torturas y delitos económicos en Hegoalde y otras zonas de España. Sus atentados se dirigían contra militantes y simpatizantes de ETA, pero también afectaron a gente sin relación aparente con la resistencia anti-franquista.

El secuestro y posterior asesinato de José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala en octubre de 1983 y el secuestro de Segundo Marey poco tiempo después marcaron el inicio de la actividad de los GAL.

El caso "Segundo Marey". En diciembre de 1983 Segundo Marey, ciudadano hispano-francés, fue confundido con un dirigente de ETA y secuestrado por los GAL en la localidad francesa de Hendaia. Una hora después del secuestro fue detenido como sospechoso Pedro Sánchez, antiguo cabo de la Legión francesa. Marey fue liberado diez días después en territorio francés, a tres kilómetros del paso fronterizo de Dancharinea (Navarra).

En diciembre de 1987 Mohand Talbi y Jean Pierre Echalier fueron juzgados y condenados a 13 años de prisión por su secuestro. Sánchez había muerto en prisión, según Talbi envenenado. El mercenario del GAL aseguró que habían entregado a Marey a policías españoles en Dancharinea, después de haber llamado a dos "teléfonos para urgencias" al conocer la detención de Sánchez. Uno de los teléfonos correspondía al Gobierno militar de Vizcaya y el otro a la jefatura superior de policía.

En enero de 1988 la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional encontró indicios delictivos en la actuación del subcomisario José Amedo, quien había sido implicado en los asesinatos del GAL en un juicio celebrado en Lisboa por unos mercenarios portugueses que aseguraban haber sido contratados por el subcomisario para atentar contra militantes de ETA en el sur de Francia. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se hizo cargo de las investigaciones, descubriendo según un informe del Ministerio de Interior que los viajes de Amedo a Portugal en 1986 fueron de carácter oficial y pagados con fondos reservados del Estado. En julio del mismo año Garzón dictó prisión incondicional para Amedo y el inspector Michel Domínguez como presuntos organizadores de los GAL, quienes fueron procesados en junio de 1989 por la Audiencia Nacional y condenados el 20 de septiembre del mismo año a 17 años, 4 meses y 1 día de prisión por cada uno de los seis asesinatos frustrados en los que participaron como autores por inducción, cinco de ellos en el atentado al bar "Batxoki", de Baiona (Francia) y el sexto en el bar "La Consolation", de Donibane Lohitzune. También recibieron penas menores por los delitos de asociación ilícita y de falsedad de documentos de identidad. El tribunal prefiró la tipificación del delito de asociación ilícita al de integración en la banda terrorista, lo que coincidía con la tesis del Ministerio del Interior que contemplaba los GAL como "grupos de delincuentes inconexos entre sí" y no como terroristas, lo que fuera con tal de reducirles las posibles penas. El fallo indicaba que no fue posible determinar la estructura interna, la escala jerárquica ni las fuentes de financiación de los GAL, con lo que quedaba en suspenso la identidad de los jefes superiores de los dos agentes en esta trama, para beneficio claro de Felipe González y muchos otros funcionarios públicos de alto nivel.

El abogado defensor de los policías consideró que el tribunal había vulnerado «de manera clara y rotunda el principio de presunción de inocencia», algo que la justicia española reserva únicamente para indiciados vascos. Por otro lado, el abogado de la acción popular presentada por la Asociación contra la Tortura criticó la sentencia, especialmente el rechazo del tribunal a condenar a los acusados por integración en banda terrorista. «Que la sentencia sostenga que Amedo y Domínguez defendían la estabilidad del sistema, aunque por métodos jurídicamente repudiables, significa negar la posibilidad del terrorismo del Estado.»

El juez Baltasar Garzón, que en julio de 1993 reabrió el expediente sobre el secuestro de Segundo Marey para evitar que prescribiera, indagaba en los escándalos destapados sobre el desvío de fondos reservados en la investigación sobre el ex-jefe de la Guardia Civil, Luis Roldán, por si hubiera alguna referencia a Amedo, Rodríguez y los GAL. Su investigación de los fondos reservados había sido impedida desde la etapa de José Barrionuevo como Ministro de Interior, época en que Felipe González, presidente del gobierno, declaraba: «Ni hay pruebas ni las habrá». Frente a la negativa de Interior, Garzón obtuvo el apoyo que solicitó del Consejo General del Poder Judicial.

Julián Sancristóbal, gobernador civil de Vizcaya durante el secuestro de Segundo Marey, fue encarcelado en diciembre de 1994 acusado de asesinato frustrado, detención ilegal y malversación de fondos públicos, tres días después de que Amedo y Domínguez aportaran al juez Garzón información sobre aquel hecho. También fueron detenidos Francisco Álvarez, Miguel Planchuelo, y Julio Hierro, jefes directos de Amedo y Domínguez durante la época de los atentados de los GAL, y Francisco Saiz Oceja, jefe de la Brigada de la Policía Judicial de Bilbao. Los partidos políticos manifestaron su preocupación por las repercusiones políticas de la reapertura del caso GAL. Rodrigo Rato, portavoz del PP en el parlamento, declaró: «No estamos ante un tema judicial y penal sino ante un tema político muy serio que puede afectar a instituciones muy importantes de nuestro sistema. Parece imprescindible que el Gobierno, dé explicaciones al Congreso sin que sea obligado por la oposición». José Luis Galán, abogado de la acusación popular del caso GAL vinculaba la detención de Sancristóbal con la financiación de los GAL con cargo a los fondos reservados «Nosotros siempre hemos tenido la firme y vehemente sospecha de que Sancristóbal estaba muy cerca no sólo de la financiación, sino de la organización de los GAL». El ex ministro de Interior José Barrionuevo expresó un rotundo apoyo a los detenidos: «Todas estas personas, mientras yo fui ministro del Interior, tuvieron un comportamiento excelente, leal y meritorio para este país, y yo estoy con ellos y seguiré estando», prueba de que en el estado español los criminales se defienden entre sí.

En febrero de 1995 Amedo declaraba en una entrevista en Tele 5 que Sancristóbal acabaría por derrumbarse, y que revelaría todo lo que sabía sobre el GAL. Según decía el ex subcomisario, Sancristóbal le había dicho: «Si van a por mí, hundiré al presidente». El Partido Popular solicitaba que el Fiscal General del Estado informara sobre los GAL ante la comisión de Justicia e Interior. El 17 de febrero el juez Garzón decretó el ingreso en prisión incondicional comunicada y sin fianza de Rafael Vera, número dos de Interior y responsable de lo que el gobierno español por alguna obscura razón llaman la lucha antiterrorista durante nueve años con los ministros José Barrionuevo y José Luis Corcuera, inculpado por malversación y evasión de capitales, por la presunta entrega de 200 millones de pesetas a las mujeres de Amedo y Domínguez y por el encubrimiento y financiación (con un millón de francos franceses, obtenidos de los fondos reservados) del secuestro de Segundo Marey en 1983. Mientras el Gobierno manifestaba «perplejidad y dolor» por el encarcelamiento de Vera, el líder de la oposición, José María Aznar, declaraba que «El Gobierno y su presidente tienen ahora ante la opinión pública mucha más responsabilidad política que antes». También ingresó en prisión Ricardo García Damborenea, ex secretario regional de los socialistas vizcaínos, en ese momento próximo al Partido Popular, acusado de detención ilegal y tentativa de asesinato por su presunta implicación en el secuestro de Marey.

El caso Amedo. El 20 de febrero, la sección tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional acordó la reapertura del sumario principal de los GAL, conocido popularmente como caso "Amedo", sin limitar las posibilidades de investigación, y remitirlo al juez Baltasar Garzón. En sus razonamientos jurídicos la Sala decía textualmente que se reabría el caso con el fin de que «el instructor practique las diligencias que estime oportunas, ante la aparición de nuevos elementos de investigación»y recordando que el Fiscal General del Estado había apuntado la «evidente conexidad de los hechos aparecidos en el sumario 17/89 (secuestro de Segundo Marey) con los instruidos en el 1/88 (caso Amedo)». Desde el Ministerio de Interior se recomendaba dejar trabajar a los jueces, pero se otorgaba poca credibilidad a las declaraciones de Amedo.

El juez Baltasar Garzón ordenó en marzo de 1995 el ingreso en prisión del ex jefe superior de Policía de Bilbao Miguel Planchuelo, acusado de los mismos seis asesinatos frustrados por los que fueron condenados Amedo y Rodríguez, por haber organizado y financiado los atentados de los GAL contra los bares «Batzoki» y «La Consolation», a lo que se añadía el delito continuado de malversación de fondos reservados. El ex jefe del mando antiterrorista Francisco Álvarez quedaba en libertad por falta de pruebas, esas que no se han necesitado para cerrar Ardi Beltza o Zabaltzen. En mayo Amedo le entregó al juez Garzón una cinta con 20 minutos de una conversación con Sancristóbal que había grabado en secreto, en la que quedaba claro que Felipe González, así como Ricardo García Damborenea y los gobernadores civiles en el País Vasco estaban al tanto de los GAL.

En julio de 1995 una resolución de la Sección Primera de lo penal de la Audiencia Nacional confirma el auto de procesamiento de Rafael Vera, quien sale en libertad bajo fianza, bajo la consideración de que la alarma social por el caso había descendido. Miguel Planchuelo, ex jefe superior de Policía de Bilbao, realizó una declaración ante Garzón en la que implicaba al ex ministro Barrionuevo en el secuestro de Marey y en las actividades de los GAL, quien al mantener su condición de aforado al entrar en la lista de miembros de la Diputación Permanente del Congreso sólo podía ser procesado por el Tribunal Supremo, siendo necesaria la autorización previa de la Cámara. El 19 de julio Francisco Álvarez, ex jefe del Gabinete de Operaciones Especiales del Ministerio del Interior explicó al juez Garzón en privado la estructura de los GAL. Mencionó la existencia de cuatro GAL: el GAL verde, de la Guardia Civil; el azul, de la Policía; el marrón, del Cesid y el GAL francés, y explicó que la estructura de mando de los GAL y la de la lucha antiterrorista estaba relacionada. Al día siguiente García Damborenea declaró ante Garzón autoinculpándose en el secuestro de Segundo Marey. También implicó a Felipe González y otros altos dirigentes socialistas, a quienes acusaba de tener pleno conocimiento de las acciones de los GAL. Según García Damborenea, él mismo había hablado en varias ocasiones con González sobre la guerra sucia contra ETA. Felipe González negó todas las acusaciones de Damborenea, ex-socialista y próximo en la época al PP, considerando que era una estrategia que buscaba implicar hasta el más alto nivel buscando una ley de punto final para el GAL, lo que calificó de «disparate». El 21 de julio el PSOE confirmó que González no quería volver a ser candidato a la presidencia, y anunció que su sucesor sería elegido en un comité nacional extraordinario que se celebraría en septiembre. Una semana después, el juez Garzón remitió a la Sala Segunda del Tribunal Supremo el sumario de los GAL, diciendo haber encontrado indicios delictivos en las actuaciones del presidente del Gobierno, Felipe González; los ex ministros Narcís Serra y José Barrionuevo, y el diputado socialista Txiki Benegas, basándose en el testimonio de García Damborenea.

En septiembre de 1995 la Sala Segunda del Supremo concedió la dedicación exclusiva para instruir el caso GAL al magistrado Eduardo Moner, quién decidió comprobar las imputaciones realizadas contra los cuatro aforados, especialmente contra Barrionuevo, antes de decidir sobre la solicitud de suplicatorio al Congreso para que autorizara la declaración de Barrionuevo como imputado. La Junta de Fiscales del Tribunal Supremo aseguraba en su informe que las imputaciones de García Damborenea contra el presidente del Gobierno no reunían «las condiciones de verosimilitud y fundamentación mínimamente precisas» para solicitar un suplicatorio en su contra. Sin embargo, las imputaciones de cuatro de los procesados contra Barrionuevo eran «precisas, reiteradas y concordantes». El 23 de noviembre de 1995 el Congreso aprobó por 204 votos a favor, 122 en contra y 10 abstenciones la autorización para que el Tribunal Supremo puediera llamarle a comparecer como imputado en el caso GAL.

En agosto de 1996 el gobierno de José María Aznar negó a los jueces los papeles del Cesid que reclamaban para continuar la investigación de los distintos casos vinculados a los GAL argumentando que afectaban a la seguridad del Estado, postura contraria a la que defendía el Partido Popular desde la oposición, cuando acusaban al gobierno de González de escudarse en la seguridad del Estado para salvaguardar la propia. En marzo de 1997 la Sala Tercera del Tribunal Supremo, tras analizar los informes del CESID, decidió desclasificar algunos de ellos, decisión recibida con satisfacción por los partidos políticos y otras fuerzas sociales, aunque se señaló que los documentos desclasificados ya eran conocidos. El gobierno de Aznar comunicó que acataría las decisiones que tomara el Tribunal Supremo.

La especulación en torno al grado de conocimiento y participación del gobierno en las actuaciones ilegales del GAL jugaron un factor determinante en la derrota del PSOE durante las elecciones generales españolas (1996), tras las que González renunció al liderazgo del partido. El propio González ha sido acusado de estar tras la misteriosa figura del "Sr. X" (nombre con el que se refieren los medios de comunicación al hipotético dirigente del entramado GAL, cuya identidad real no ha trascendido), toda vez que el entonces Presidente del Gobierno declarase, en relación con los GAL, que "me enteré por la prensa". El PSOE siempre ha negado toda responsabilidad respecto a los GAL y González nunca ha sido acusado formalmente ante un tribunal por estos hechos. Sin embargo, durante su administración, González no permitió la investigación completa de los fondos reservados con los que se había financiado a los GAL.

El senado constituyó una comisión de investigación que no llegó a aprobar un informe final de conclusiones, pero aclaro la participación de fondos y cargos públicos que después establecieron los jueces.

Durante el gobierno de José María Aznar, los antiguos cargos socialistas encabezados por Felipe González reclamaron la liberación de Rafael Vera y de José Barrionuevo condenados por el Caso Marey. El gobierno de Aznar concedió el indulto parcial a Barrionuevo y Vera el año 1998.

En sus cuatro años de historia, el GAL cometió más de treinta acciones terroristas, matando e hiriendo a cerca de sesenta personas. Entre sus métodos habituales estaban la colocación de bombas en los coches, tiros en la nuca y ametrallamiento en los bares donde supuestamente se encontraban militantes de ETA. Varias de sus víctimas no tenían ninguna relación aparente con ETA. En algunos de esos casos, el GAL reconoció haber equivocado su objetivo o pidió disculpas.

- 16 de octubre de 1983: secuestro de los miembros de ETA José Lasa Arostegui "Joxean" y José Ignacio Zabala "Joxi" en Baiona (Francia). Posteriormente fueron asesinados de un tiro en la cabeza y enterrados en Busot (Alicante). Los cuerpos aparecieron en enero de 1985 pero no fueron identificados hasta 1995 a raíz de las investigaciones realizadas por el comisario Jesús García, que falleció precisamente durante la celebración del juicio en 1996. En dicho juicio resultó condenado, entre otros, el general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo.

- 18 de octubre de 1983: intento de secuestro en Baiona por parte de cuatro policías españoles del dirigente etarra José Mari Larretxea Goñi. Los cuatro agentes fueron detenidos in fraganti por gendarmes franceses.

- 4 de diciembre de 1983: secuestro de Segundo Marey en Hendaia, al confundirlo con Mikel Lujúa (presunto miembro de ETA), por parte de mercenarios franceses contratados por la policía española. Se exigió a Francia la liberación de los policías españoles detenidos en octubre. Los agentes fueron puestos en libertad el 8 de diciembre, y Marey el día 13.

- 19 de diciembre de 1983: asesinato del presunto militante de ETA Ramón Ofiaederra Vergara "Kattu" en Baiona.

- 29 de diciembre de 1983: asesinato por parte de un francotirador del GAL del presunto dirigente etarra Mikel Goikoetxea "Txapela", cuando estaba abriendo la puerta del coche en Baiona. Muere a los pocos días en Burdeos

- 8 de febrero de 1984: ametrallamiento y asesinato de dos presuntos miembros de ETA, Vicente Perurena Telletxea y Angel Gurmindo Lizarraga "Stein" en Hendaia.

- 25 de febrero de 1984: asesinato por medio de un disparo de un francotirador del miembro de ETAm Eugenio Gutiérrez Salazar "Tigre" en Idauze-Mendi.

- 1 de marzo de 1984: asesinato por un disparo al corazón del trabajador ferroviario Jean Pierre Leiba en Hendaya, sin ninguna relación con ETA. Un autodenominado portavoz declinó cualquier responsabilidad del GAL en el asesinato, y negó que los cuatro detenidos en Irún acusados del asesinato fueran miembros del mismo.

- 23 de marzo de 1984: asesinato del presunto dirigente de ETA Javier Pérez Arenaza Fogorb, cuñado de "Txomin" Iturbe, en una gasolinera de Biarritz.

- 3 de mayo de 1984: asesinato por disparos del presunto miembro de ETA Rafael Goikoetxea. Resulta herido su compañero Jesús Zugarramurdi "Kixkur", supuesto dirigente de ETA, en Baigorri.

- 26 de mayo de 1984: secuestro, apaleamiento, malos tratos y posterior liberación de dos miembros de los comités antinucleares Xavier Lorenzo y Endica Lorenzo en Algorta. El GAL reconoce que el segundo fue un error.

- 15 de junio de 1984: asesinato por medio de una moto bomba del presunto dirigente de ETA Tomás Pérez Revilla y el refugiado vasco Ramón Orbe, en Biarritz. El primero muere a los pocos días y el segundo resulta herido.

- 10 de julio de 1984: atentado en el Bar Consolation de Donibane Lohitzune por medio de un artefacto explosivo. Resultan heridos tres vascos supuestamente vinculados a ETA, José Oliva Gallastegui, Bonifacio García y Juan Jaúregui Aurria.

- 18 de noviembre de 1984: asesinato por disparos desde una moto del bailarín Christian Olaskoaga en Biriatu. No tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno. El hermano de Christian, Claude, resulta herido. El GAL reconoció posteriormente el error.

- 20 de noviembre de 1984: asesinato por disparos del concejal y dirigente de HASI Santi Brouard, miembro de la Mesa Nacional de HB, en su propia consulta médica localizada en Bilbao.

- 11 de diciembre de 1984: herido por una bomba el refugiado vasco Juan José Iradier en Hendaia.

- Diciembre de 1984: bomba en el coche de Ramón López Abetxuko, responsable de seguridad de ETA.

- 1 de febrero de 1985: herido por disparos el dirigente de Herri Taldeak, Xabier Manterola.

- 5 de febrero de 1985: herido por un coche bomba Christian Casteigts en Baiona. Sin relación con ETA ni con su entorno.

- 4 de marzo de 1985 : son ametrallados en el bar "Lagunak" Josu Amantes y Ángel Zabaleta, ambos heridos.

- 26 de marzo de 1985: herido de gravedad por disparos el presunto miembro de ETA Ramón Basañez Jauregui en Ziburu.

- 29 de marzo de 1985: ametrallamiento contra el Bar "Les Pyreneés" en Baiona. Es fatalmente herido Benoit Pecasteing y son heridos Jean Marc Mutio y Pedro José Pikabea, presunto miembro de ETA. Detenido in fraganti Pierre Baldés.

- 30 de marzo de 1985: asesinato por disparos del fotógrafo del diario Egin Xabier Galdeano en Donibane Lohitzune.

- 14 de junio de 1985: ametrallamiento al bar "Trinkete" en Ziburu. Son muertos Emile Weiss y Claude Doer. No tenían ninguna relación con ETA.

- 26 de junio de 1985: asesinato por disparos en Baiona del supuesto miembro de ETA Santos Blanco Gonzalez "Aitite".

- 8 de julio de 1985: herido el refugiado vasco Juan Carlos Lezertua en Ziburu.

- 16 de julio de 1985: bomba en el coche de Fernando Eguilior en Angelu.

- 2 de agosto de 1985: asesinato del presunto miembro de ETA Juan Manuel Otegui Elizegui "Txato" en Donibane Garazi.

- 31 de agosto de 1985: herido por disparos en Donibane Lohitzune, Dominique Labeyrie. No tenía ninguna relación con ETA. El GAL reconoció el error.

- 4 de septiembre de 1985: atentado contra el presunto militante de ETA Jose Arraztoaga en Donibane Garazi.

- 25 de septiembre de 1985: ametrallamiento al bar "Monbar" en Baiona. Son asesinados los presuntos miembros de ETA José Mari Etxaniz Maiztegi "Potros", Iñaki Asteasuinzarra Pagla, Agustín Irazustabarrena Urruzola "Legra" y Sabin Etxaide Ibarguren "Eskumotza" y herido Jean Iriarte. Fueron acusados Lucien Mattei y Pierre Frugoli. Este hecho inspiraría posteriormente la canción Hotel Monbar del grupo de rock Kortatu.

- 4 de diciembre de 1985: sale ileso de un intento de asesinato Fernando Biurrun en Heleta.

- 6 de diciembre de 1985: intento de atentado contra la asociación Argilo en Hendaia.

- 24 de diciembre de 1985: herido gravemente en Biarriz Robert Caplanne, muerto el 3 de enero a causa de sus heridas. No tenía ninguna relación con ETA. Acusados 5 miembros de la ultraderecha CEDADE e Ismael Miquel Gutierrez.

- 8 de febrero de 1986: ametrallamiento al bar "Batxoki". Heridos Frederic Haramboure (presunto miembro de ETA), José Cau, Juan Luis Zabaleta Elósegui, Carmen Otegui y las niñas Nagore Otegui y Ainitze Zabaleta. Acusados José Paulo Figueiredo Fontes (detenido), Rogerio Carvalho da Silva y Antonio Ferreira.

- 17 de febrero de 1986: asesinato por disparos de Christophe Matxikote y Catherine Brion. No tenían ninguna relación con ETA.

- 24 de julio de 1987: asesinato por disparos de Juan Carlos García Goena. Aunque el atentado no fue reivindicado los detenidos acusaron al GAL de haberlo ordenado. El asesinado no tenía ninguna relación con ETA.

- 20 de noviembre de 1989: asesinato por disparos en el hotel Alcalá de Madrid del parlamentario de Herri Batasuna, Josu Muguruza. Resultó herido Iñaki Esnaola. Aunque se hizo una llamada en nombre de los GAL, no es fiable y fueron acusados formalmente Angel Duce y Ricardo Sáenz de Ynestrillas, sin ninguna relación con los GAL.

Los condenados por el Tribunal Supremo en el "Caso Marey" fueron:

José Barrionuevo, Ministro de Interior, por secuestro y malversación de caudales públicos, a 10 años de prisión y 12 de inhabilitación absoluta.

Rafael Vera, Secretario de Estado para la Seguridad, por secuestro y malversación de caudales públicos, a 10 años de prisión y 12 de inhabilitación absoluta.

Ricardo García Damborenea, Secretario general del PSOE en Vizcaya, por secuestro, a 7 años de prisión y 7 de inhabilitación.

Francisco Álvarez, Jefe de la Lucha Antiterrorista, por secuestro y malversación de caudales públicos, a 9 años y seis meses de prisión y 11 de inhabilitación.

Miguel Planchuelo, Jefe de la Brigada de Información de Bilbao, por secuestro y malversación de caudales públicos, a 9 años y seis meses de prisión.

José Amedo, Subcomisario de la policía, por secuestro y malversación de caudales públicos, a 9 años y seis meses de prisión.

Julián Sancristóbal, Gobernador civil de Vizcaya, por secuestro y malversación de caudales públicos, a 10 años de prisión y 12 de inhabilitación absoluta.

Michel Domínguez, Policía, por cómplice del delito de secuestro, a 2 años, cuatro meses y un día de prisión, y a inhabilitación por el mismo tiempo.

Enrique Rodríguez Galindo, General de la Guardia Civil, por detención ilegal y asesinato de Lasa y Zabala, a 75 años de prisión y a inhabilitación.

Ángel Vaquero, ex Teniente Coronel de la Guardia civil, por detención ilegal y asesinato de Lasa y Zabala, a 69 años de prisión y a inhabilitación.

Julen Elgorriaga, ex Gobernador civil de Guipúzcoa, por detención ilegal y asesinato de Lasa y Zabala, a 71 años de prisión y a inhabilitación.

Ahora decidan ustedes si la clase política española, especialmente la adscrita al PSOE, puede darse el lujo de llamar terroristas a otros.

.... ... .

domingo, 27 de enero de 2002

¿Justicia? ¿Al Estilo GAL?

Con este artículo publicado por La Jornada le damos seguimiento a la visita del franquista de izquierdas José Luis Rodríguez Zapatero a México:

La reforma más importante debe ser en materia de justicia: líder del PSOE

Mireya Cuellar, Cayetano Frías y Georgina Saldierna

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Luis Rodríguez Zapatero, consideró que en momentos históricos como los que está viviendo el país, los mexicanos, y particularmente los partidos políticos, deben anteponer el interés de la nación y llegar a acuerdos que permitan avanzar en la transición democrática.

Aseguró, por otra parte, que no le afectan los señalamientos "peyorativos" en torno a que es el "títere" del ex dirigente del PSOE, Felipe González. Puntualizó que ese tipo de calificativos provienen de sus adversarios, quienes por lo limitado de sus ideas recurren a esta clase de eslogans, como es el caso del Partido Popular de José María Aznar.

En conferencia de prensa en el Distrito Federal, y antes durante su estancia en la Universidad de Guadalajara, Rodríguez Zapatero dijo que en las distintas reuniones que tuvo con los dirigentes de los tres principales partidos políticos del país habló sobre la experiencia española para lograr la transición democrática.

"Les transmití mi convencimiento de que en momentos históricamente relevantes como el de México, la actitud de llegar a grandes acuerdos entre las fuerzas políticas es un camino sembrado de posibilidades", agregó.

Recordó que la estrategia de los españoles consistió primero en "llegar a grandes acuerdos entre los partidos políticos, en donde todas las fuerzas políticas demostraban que estaban en la política para los ciudadanos, no para la política. En segundo lugar, tomamos como gran esfuerzo colectivo la educación. Esas son las claves de la utopía, acertar el rumbo, compartirlo y, desde luego, trabajar por ello". En el caso de México estimó que la reforma más importante es la de la justicia y apostar a la lucha contra la pobreza.

Sobre el debate que se ha generado por el presunto desvío de recursos de Pemex a la campaña presidencial del PRI, señaló que ese tipo de circunstancias obstaculizan los acuerdos entre los partidos. Sin embargo, consideró que las fuerzas políticas deben ser prudentes y esperar que las investigaciones determinen las responsabilidades, si es que existen.

El político español calificó la política del presidente Vicente Fox respecto de la ETA y sus integrantes, como favorable a su país, pues el terrorismo sólo provoca dolor y desesperanza.

Sobre los reveses electorales del PSOE, así como de sus divisiones internas, sostuvo que desde su pasado congreso -hace 18 meses- el partido trabaja para volver a tener la simpatía de la ciudadanía en las elecciones de 2004.

Ante las críticas que lo ubican como títere de Felipe González dijo que ese es un eslogan de sus adversarios. "Cuando la capacidad de controversia en el terreno de las ideas es muy limitado, como es el caso del Partido Popular, los eslogans deben tener un componente peyorativo; pero eso no me afecta".

Continúa...


Bueno, este habla por que la lengua no tiene hueso, muy ducho en las artes de impartición de justicia él, quien pertenece a un partido político que a las herramientas típicas de un estado represor agregó el uso de un grupo paramilitar para sembrar terror en Euskal Herria. Sinvergüenzas es lo que son tanto él como Felipe González.

.... ... .

viernes, 25 de enero de 2002

Fox Obsequioso Con Zapatero

El artículo que están por leer ha sido publicado en La Jornada:


Agradece el PSOE apoyo de Fox a la lucha contra ETA

J. M. Venegas, A. Urrutia y R. Dávalos

En nombre del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, agradeció al presidente Vicente Fox Quesada los "permanentes gestos" y el "compromiso" que el gobierno mexicano ha tenido con España para combatir a la "banda terrorista" ETA.

"Compartimos esa política, esa actitud, y el deseo de que se mantenga", dijo el dirigente partidista español en una improvisada conferencia de prensa en el patio de la residencia oficial, luego de entrevistarse con el mandatario mexicano.

En tanto, a pregunta expresa, hizo un balance de los encuentros que durante su visita a México tuvo con las directivas de las tres principales fuerzas políticas del país (PAN, PRI y PRD). "Las he animado a fortalecer las áreas de acuerdo, en el entendido de que México está en un momento de transición y de definición del futuro", expuso.

Destacando la "experiencia modélica" de la transición española, Rodríguez Zapatero consideró que los partidos políticos tienen que ser, ante todo, organizaciones relevantes para la sociedad y estar al servicio de ésta", y en el caso concreto de la izquierda en México, comentó que tiene ante sí un debate esencial de modernización, porque esa tendencia debe ser la que encabece también la lucha por el estado de derecho, por la transparencia y por lo que es la lucha contra todo tipo de irregularidades que se pueden producir. "Eso es modernidad, progreso y avance social", dijo el dirigente.

Continúa...


Curioso esto de leer que un dirigente político que se dice socialista anda por el mundo agradeciendo las muestras de complicidad para con la criminal represión del gobierno del Partido Popular en contra del pueblo vasco, y es que cuando se trata de Euskal Herria, la izquierda y la derecha en España son las dos cabezas de la misma rata de cloaca.

Lo más triste es que el presidente mexicano Vicente Fox es vasco, así es, su progenitora es originaria de Donostia. Su traición a su propio pueblo al plegarse a la estrategia represiva del estado español es peor que la de Aznar.

.... ... .

Gestoras Ilegalizada

En el estado español saben exactamente que hacer cuando el obstáculo para violentar los derechos del pueblo vasco es la propia ley española, simplemente le dan la vuelta. Es así como el represor Baltasar Garzón ha logrado ilegalizar a una ONG que se encarga de darle apoyo a los presos políticos vascos. Más información al respecto en esta nota de La Jornada:

Ratifica Garzón la ilegalidad de Gestoras pro Amnistía, defensora de separatistas vascos presos

El juez de la Audiencia Nacional española, Baltasar Garzón, ratificó en un auto judicial la ilegalidad de las actividades de la organización Gestoras pro Amnistía, dedicada a defender los derechos de separatistas vascos presos, y en el que además advierte que adoptará la misma medida judicial "contra las sucesivas organizaciones que la sustituyan", citando expresamente a Askatasuna (Libertad), de reciente creación.

La parlamentaria de la coalición Batasuna, Jone Goirizelaia, afirmó que el auto dictado el pasado día 21 y trasladado este miércoles a las partes por Garzón demuestra que "estamos ante un Estado que, desde su punto de vista, quier dar ejemplo de limpieza democrática para seguir vulnerando derechos fundamentales con la más absoluta impunidad".

La legisladora de dicha coalición, considerada por Madrid brazo político de la organización armada vasca ETA, agregó que "si el Estado quita de en medio a testigos incómodos", quienes han denunciado, entre otras cosas, torturas y otras violaciones a los derechos humanos de separatistas presos, "se podrá seguir utilizando la política cruel contra los presos políticos, vulnerando sus derechos aplicando leyes antiterroristas".

El auto judicial de Garzón sostiene que Gestoras pro Amnistía forma "parte integrante de ETA-KAS-Ekin", tal como quedó asentado en un documento emitido el pasado 21 de diciembre. Se afirma, además, que Askatasuna" será objeto de una resolución aparte", pero que dicha organización será objeto de las mismas medidas adoptadas contra su antecesora Gestoras, pues "mantiene los mismos postulados y actividades que fraudulentamente quieran desconocer".

El juez asevera que Gestoras, organismo que oficializó su desaparición en una comparecencia pública cinco días antes de ser declarada ilegal, ha sido sustituida por Askatasuna, a la que se considera su equivalente político, y por lo tanto, susceptible de ser también declarada ilegal.

Garzón aseguró, al igual que en el texto judicial por el que encarceló y procesó a 13 ciudadanos vascos vinculados con el movimiento pro Amnistía, que Gestoras es una estructura "creada por la organización terrorista ETA-KAS-Ekin, con la única finalidad de contribuir a la realización de los mismos objetivos delictivos perseguidos por todo el complejo".

Además, el juez califica de "descabellado e inconcebible" que en el recurso presentado por la defensa de Gestoras pro Amnistía se equipare a este organismo ya desaparecido con Amnistía Internacional. Asimismo, Garzón desestima también el que la defensa de la organización haya denunciado que las declaraciones de los miembros de Gestoras se hayan obtenido bajo tortura. "Es un mero argumento de impugnación que demuestra la falta de solvencia de la argumentación", sostiene.

La abogada Goirizelaia, por su lado, subrayó que la gravedad de la medida contenida en la resolución de Garzón, a la que calificó de ser decidida por el gobierno español, es con el único objetivo de "desaparecer el movimiento en favor de los presos y en favor de sus derechos".

Explicó que Askatasuna ha transmitido a la sociedad las vulneraciones de derechos que acarrean la aplicación del régimen de incomunicación a los detenidos, la política de dispersión y la utilización de la "legislación antiterrorista". Citó como ejemplo que el nuevo organismo, en su breve existencia, ha difundido el testimonio de torturas sufridas por Susana Altxarandio y Juan Cortés, detenidos el pasado día 17, durante los cinco días que estuvieron incomunicados y en poder de la Guardia Civil.

La legisladora añadió que el auto de Garzón tiene una base de "persecución política clara. Si en el pasado se persiguió a la cultura vasca, al euskara y a la desobediencia civil, ahora se concreta en el movimiento de defensa de los derechos de los presos y en la denuncia de la vulneración de esos derechos". Sotuvo que si Askatasuna es declarada ilegal, los derechos de los presos serán defendidos "por la propia sociedad vasca".


Este tal Garzón anda destapado, cuando no amenaza a periodistas vascos en un claro ejercicio de represión a la libertad de expresión anda por allí amenazando a los que se atreven a defender los derechos de los presos políticos vascos. Es obvio que en España la división de poderes es solo un mito, un párrafo escrito en un papel al que ni los leguleyos de la Audiencia Española ni la clase política dan valor alguno.


.... ... .

jueves, 24 de enero de 2002

Iparralde

Nos corresponde ahora hablar acerca de las tres provincias continentales vascas: Lapurdi, Behe Nafarroa y Zuberoa.

Estas tres provincias provincias son mejor conocidas como Iparralde por encontrarse situadas al norte de la frontera natural formada por los Pirineos, la palabra vasca ipar significa norte y alde significa lado. Luego entonces las cuatro provincias peninsulares son denominadas Hegoalde (Hego = sur).

He aquí mayor información al respecto:


Iparralde


Iparralde (Pays Basque en francés, Bascoat en gascón) es la parte de Euskal Herria ocupada y colonizada por Francia por lo que a veces se refiere a ella equivocadamente como "El País Vasco Francés", para mostrar la beligerancia de París hacia los vascos, está situada en el departamento de los Pirineos Atlánticos y se le ha negado sistemáticamente su derecho a ser un departamento independiente. Tiene la consideración de región natural o país tradicional. No constituye una unidad administrativa pero sí una región histórico-cultural reconocida, con organismos no ejecutivos como el Consejo de Electos y el Consejo de Desarrollo del País Vasco francés. En ocasiones es denominado País Vasco continental, en oposición al País Vasco peninsular.

Territorio

El departamento de los Pirineos Atlánticos se divide en tres distritos (arrondissements): Bayona, Oloron-Sainte-Marie y Pau. El País Vasco francés comprende por completo el de Bayona y los cantones de Tardets-Sorholus y Mauléon-Licharre en el de Oloron-Sainte-Marie.

El País Vasco francés comprendería tres territorios históricos existentes antes de la división departamental de Francia en 1789, con ciertas modificaciones:

~Lapurdi (Labourd en francés, Labord en gascón). Baiona se considera convencionalmente parte de Lapurdi, pero dejó de pertenecer a éste en el siglo XIII. Municipios que se consideran parte del Lapurdi y que forman parte de los Consejos de Electos y Desarrollo del País Vasco francés, pero que no pertenecieron al Lapurdi histórico, son Boucau (perteneciente a Las Landas hasta 1857) y Bardos, Guiche y Urt (unidas administrativamente a Lapurdi en 1763, pero dependiendo judicialmente del senescal de Came, es decir, de Bidache). Lapurdi se encuentra en su totalidad en el distrito de Bayona.

~Nafarroa Beherea o Baxenafarre (Basse-Navarre en francés, Baisha Navarra en gascón). Municipios que se consideran parte de la Baja Navarra y que forman parte de los Consejos de Electos y Desarrollo del País Vasco francés, pero que no pertenecieron históricamente a Navarra son Arancou, Came y Sames (comunas dependientes del senescal de Dax durante el Antiguo Régimen y no a Navarra) y Bidache (el territorio de esta comuna constituía durante el Antiguo Régimen un "principado soberano", no perteneciente a Navarra). Por otro lado, Escos (localidad del cantón de Salies-de-Béarn) se considera habitualmente como no perteneciente a la Baja Navarra, si bien perteneció a Navarra durante el Antiguo Régimen. Tampoco ha ingresado en los Consejos del País Vasco francés. La Baja Navarra se encuentra en su totalidad en el distrito de Baiona.

~Zuberoa o Xiberua (Soule en francés, Sola en gascón). A Esquiule (comuna bearnesa durante el Antiguo Régimen) se la incluye habitualmente en la lista de poblaciones suletinas, al ser su población históricamente vascófona. Sin embargo, no ha solicitado su ingreso en los Consejos del País Vasco francés. Zuberoa se encuentra dividido entre el distrito de Bayona y el de Oloron-Sainte-Marie, donde se halla la mayor parte de sus comunas. Estas 35 comunas suletinas del distrito de Oloron-Sainte-Marie forman una mancomunidad de municipios, la Communauté de communes de Soule-Xiberoa.

Ciudades

La ciudad más importante del territorio es Baiona (Bayonne en francés, Baiona en gascón), la antigua Lapurdum romana, nombre del que derivan los topónimos Labort, Lapurdi o Labourd, y forma junto con Biarriz (Biarritz en francés, Miarritze o Biarritz en euskera y gascón) y Anglet, la comunidad de aglomeración de Biarriz-Anglet-Baiona (BAB), el espacio urbano más poblado del territorio. Es la capital política de su subprefectura y económica de una región más amplia, que abarca Iparralde y el sur de Las Landas. Otras localidades importantes son Donibane Lohizune (Saint-Jean-de-Luz), Donibane Garazi (Saint-Jean-Pied-de-Port), capital de la Baja Navarra, y Maule (Mauléon), capital de Zuberoa.

Lenguas

En el territorio de Iparralde, toda la población habla francés.

Con respecto al euskera, lengua regional del territorio, uno de cada cuatro habitantes es bilingüe, uno de cada diez bilingüe pasivo.

En el norte y noroeste de Iparralde (fundamentalmente la zona del Bajo Adur), además de francés se hablan euskera y gascón, en ciudades como Baiona, Biarritz, Anglet, Bokale, Mugerre, Ahurti, Bastida o Bidaxune. El gascón es dialecto del occitano y lengua tradicional de la franja norte de la región. El euskera se expandió hacia el norte a partir del siglo XIX debido a la migración de la población vascohablante del interior. Debido a ello, esta zona es considerada por los occitanistas como parte de Gascuña (el Païs Gascon).

Euskera

El euskera, continium del aquitano (o protovasco) hablado en esta región desde antes del tiempo de los romanos, no tiene estatus oficial pero sí cierto reconocimiento, de modo que puede estudiarse en la escuela y ser utilizado como lengua secundaria por las instituciones de la zona.

Según la división actual realizada por Koldo Zuazo, dos son los dialectos hablados en el País Vasco francés: suletino (en euskera: zuberera) y el labortano-navarro (en euskera, nafar-lapurtera), cuyas delimitaciones no corresponden con las de las tres provincias vascas. Las hablas de Lapurdi y la Baja Navarra forman un continuum lingüístico sin que pueda establecerse una frontera definida, el cual termina en la región de Amikuze y la provincia de Zuberoa, donde se encuentra un dialecto de gran cohesión y con rasgos muy definidos: el suletino. En opinión de Zuazo, esto puede deberse a que este territorio haya estado administrativamente separado de los otros dos, y que las diferencias en el habla hayan ido intensificándose por la falta de relación.

La tradición literaria en el País Vasco francés, y en especial en Lapurdi, ha tenido una gran importancia en la historia de la lengua vasca. Los primeros escritores vascos a ese lado del Pirineo tomaron como base de su lengua literaria el habla de la costa lapurtana, concretamente del triángulo formado por las localidades de Ziburu, Sara y Donibane Lohitzune. La lengua ha evolucionado en el plano literario desde el lapurtano clásico usado por los escritores de la Escuela de Sara, al navarro-lapurtano literario, una especie de euskera unificado del País Vasco francés concretado en una gramática por Piarres Lafitte en la década de 1940. Este se considera uno de los predecesores del euskera batua en muchos sentidos, y actualmente pervive como un subestándar del vasco unificado. Es decir, un euskera unificado con elementos léxicos y morfológicos genuinos de la región.

El navarro-lapurtano y el suletino tienen características en común que los diferencian de los demás dialectos vascos, como la pronunciación de la /h/ (perdida según Mitxelena hacia el siglo XIII en los territorios al sur de los Pirineos debido a la influencia del aragonés y extinta en la costa lapurtana hacia el siglo XIX según Louis Lucien Bonaparte), la diferenciación en el habla de los casos gramaticales Nor (absolutivo) y Nork (ergativo) y el uso de la raíz verbal *eradun frente al *edun utilizado en las hablas al otro lado del Bidasoa (deraut vs diot). La Real Academia de la Lengua Vasca tomó muy en cuenta los cuatro siglos de tradición literaria de esta región a la hora de emprender el proyecto de unificación.

De acuerdo con la teoría de las hondas, el suletino y el vizcaíno serían aquellos dialectos que por su ubicación geográfica habrían conservado mayor número de arcaísmos, pero a su vez habrían recibido mayor influencia de otras lenguas (Mitxelena). Es por ello que el dialecto suletino se considera innovador en cuanto a la fonología (influenciada principalmente por el gascón), pero conservador en el léxico y la morfología. El suletino cuenta con una tradición literaria escrita de gran importancia, pero si hay algo que cabe destacar es la oral, ya que baladas y canciones antiquísimas se han trasmitido de generación en generación hasta nuestros días, siendo rescatadas por los músicos y cantautores de la segunda mitad del siglo XX. El pueblo de Zuberoa cuenta con una arraigada tradición de teatro popular, y las pastorales y mascaradas son reflejo de ello. Las obras son representadas por pueblos enteros, las cuales se convierten en un instrumento de reafirmación de la identidad suletina, que sufre un preocupante descenso demográfico.

Desde 1994, las ikastolas están reconocidas como establecimientos educativos, con un modelo de asociación, aunque no reciben ningún tipo de ayuda estatal. Los profesores de las ikastolas están a cargo del Ministerio de Educación francés. En 2000, la federación vascofrancesa de ikastolas, Seaska, decidió terminar las negociaciones con la administración educativa francesa para integrar las ikastolas en el sistema público educativo francés, ya que consideraba que las condiciones puestas no garantizaban su modelo educativo. En la actualidad, las ikastolas son financiadas en gran parte por los mismos padres en un régimen de cooperativa y por las distintas actividades organizadas a favor del euskera, como el Herri Urrats (Paso Popular), a las que acuden vascohablantes tanto de Hegoalde como de Iparralde para realizar una caminata solidaria. Gracias a la participación de particulares, empresas y colectividades, desde 1984 Herri Urrats, en colaboración con Seaska, ha permitido la apertura de 20 escuelas de primera enseñanza, 3 colegios y un instituto de segunda enseñanza.

~ ~ ~

Comunidad Autónoma Vasca

Bueno, hemos estudiado hasta ahora a Nafarroa desde su pasado como el reino de los vascos hasta su presente como uno de los siete territorios vascos históricos a los que comúnmente nos referimos como herrialdes.

¿Pero qué hay de los otros seis territorios?

Divididos política y territorialmente para facilitar la perpetuación del régimen colonial impuesto desde Madrid a partir de la conquista de Nafarroa, los vascos ven la parte peninsular de su amada Euskal Herria dividida en dos diferentes entidades políticas. Pues bien, las otras tres provincias son Araba, Bizkaia y Gipuzkoa; estas forman la Comunidad Autonómica Vasca (CAV), aquí más información al respecto:


Comunidad Autónoma Vasca


La Comunidad Autonómica Vasca o Euskadi, es una comunidad autónoma, situada en el extremo nororiental de la franja cantábrica, lindando al norte con el Mar Cantábrico y Francia, al sur con La Rioja y Castilla y León, al oeste con Cantabria y al este con Nafarroa (Navarra). Lo integran las provincias (denominadas territorios históricos en el ordenamiento autonómico) de Araba (Álava), Gipuzkoa (Guipúzcoa) y Bizkaia (Vizcaya) agrupando a 253 municipios. En el pasado, las provincias que componen el actual País Vasco fueron conocidas también como "Provincias Vascas", "Provincias Exentas" (hasta 1841), "Provincias Vascongadas", o simplemente, "Vascongadas". En la actualidad, la denominación "Comunidad Autónoma Vasca" (CAV) es usada con frecuencia, especialmente en la propia comunidad autónoma y Navarra, ya que las denominaciones Euskadi y País Vasco también han sido usadas históricamente, desde su creación con la grafía Euzkadi en el siglo XIX la primera, y antes de 1897 la segunda, para nombrar un concepto diferente al de la comunidad autónoma, el de Vasconia o Euskal Herria.

También Navarra tiene derecho a integrarse en esta comunidad autónoma, en el supuesto de que decida su incorporación de acuerdo con lo dispuesto en la disposición transitoria cuarta de la Constitución española, y reglamentado en el Amejoramiento del Fuero, si bien no ha ejercido nunca dicho derecho. Las relaciones entre ambas comunidades han sido de carácter muy variado desde la Transición.

Tiene una extensión total de 7.234 km² y una población de más de dos millones de habitantes, con una densidad de población de 295,0 hab/km². Su capital es Gazteiz (Vitoria), en Araba, donde se encuentran el Parlamento y la sede del Gobierno Vasco.

Denominaciones

Los términos Euskadi y País Vasco (en la versión del Estatuto de autonomía en euskera, Euskadi y Euskal Herria) son la denominación oficial de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

El asunto de la nomenclatura ha sido un tema debatido, ya que los nombres "Euskadi", "Euzkadi" y "Euskal Herria" tradicionalmente se han utilizado para designar una región más extensa que la de las tres provincias.

Geografía

Su orografía es principalmente montañosa, conformada por los Montes Vascos y la imponente Sierra Cantabria en el sur, con el Toloño como máxima altitud, las estribaciones del Pirineo llegan de Navarra. El punto más alto del País Vasco es el monte Gorbea.

En Euskadi se pueden distinguir a grandes rasgos cuatro zonas climáticas: la vertiente atlántica al norte, una zona de clima subatlántico (Valles Occidentales de Araba y la Llanada Arabesa), una zona de clima submediterráneo y, el extremo sur, entrando en la depresión del Ebro y Rioja Alavesa, donde se pasa ya a un clima con verano claramente seco y caluroso de tipo continental.

Territorios históricos

El País Vasco comprende tres provincias, las cuales reciben la denominación de territorios históricos en el ordenamiento autonómico:

~Araba. Capital: Gazteiz (Vitoria)
~Gipuzkoa. Capital: Donostia (San Sebastián)
~Bizkaia. Capital: Bilbo (Bilbao)

Lenguas

En el País Vasco se han hablado dos lenguas desde hace siglos: el castellano y el euskera, siendo esta última la lengua originaria de la región. El euskera, a diferencia del resto de lenguas ibéricas modernas, no procede del latín ni pertenece a la familia indoeuropea. En el año 2001, un 49,6% de la población era monolingüe en castellano, un 32,2% era bilingüe y un 18,2% era bilingüe pasivo (entendía euskera aunque lo hablaba con dificultad). Estos porcentajes varían de un territorio histórico a otro, siendo Gipuzkoa donde más se habla euskera y Araba donde menos.

Las poblaciones gasconas asentadas en Gipuzkoa trajeron consigo su lengua, el gascón (desaparecido, habiéndose conservado algunas comunidades hasta el siglo XX).

Política

La opción política mayoritaria desde la transición democrática es la del "nacionalismo vasco", en sus diversas variantes y con sus diferentes concepciones para la configuración de la actual Comunidad Autónoma (independentista, autonomista, federalista...). Dicha opción se disputa el mapa electoral con otras ideologías denominadas "no nacionalistas", o sea, las impuestas por el estado español como estrategia política encaminada a darle continuidad a su ilegítima ocupación.

Todos los "lehendakaris" (presidentes del Gobierno Vasco) desde 1980 han pertenecido al Partido Nacionalista Vasco (EAJ-PNV). El lehendakari actual es Juan José Ibarretxe.

Fuerzas Policiales

El País Vasco dispone de una policía propia, la Ertzaintza, desplegada en todo el territorio. Actualmente tiene transferidas todas las competencias, el control de aduanas, documentación, pasaportes y visados. La Guardia Civil y la Policía Nacional cuentan con un número mínimo de efectivos y se encargan de las aduanas y la tramitación de documentos oficiales así como de la represión abierta, secuestros y tortura de activistas vascos. La presencia de la Policía Nacional en el País Vasco se reduce a 4 comisarías, de las cuales dos se encuentran en Gipuzkoa (Donostia e Irún), una en Bizkaia (Bilbo) y otra en Araba (Gazteiz), mientras que la Guardia Civil dispone más de una veintena de cuarteles repartidos por la geografía vasca para asegurar su constante presencia como recordatorio a los vascos que las cosas no han cambiado mucho desde los tiempos de Francisco Franco.




~ ~ ~

miércoles, 23 de enero de 2002

Nafarroa : Foralidad

Bueno, con este texto cerramos por el momento el tema de Nafarroa, es hora de hablar de los fueros y lo que esto a significado para los vascos.

Aquí tienen la información:

Los Fueros de Navarra


Significado y extensión

En el aspecto más amplio se entiende por Fuero todo el corpus legislativo y las fuentes del derecho propio que se ha dotado Navarra a lo largo de su historia. En otro aspecto más concreto se entiende por Fuero los estatutos y reglamentos que regulaban la relación del Reino y del Rey. El concepto navarro de Reino no era territorial sino gentilicio, el reino eran sus naturales, vecinos, municipios, corporaciones, palacios de armería, señores, monasterios y prelados que tenían un pacto con el Rey, lo reconocían como tal a cambio de que jurara respetar sus leyes, fueros, usos y costumbres. Hay que recordar a este respecto el lema de los Infanzones de Obanos: "Pro Libertate Patria, Gens Libera State". Las Cortes de Navarra fueron el órgano legislativo por excelencia en los mil años de historia del Reyno. La legislación de otros reinos y las ordenes del Rey, sobre todo después de la conquista de Castilla, que se pretendían imponer en Navarra llevaban sobrecarta de Contrafuero o Agravio.

El concepto cambió de matiz al ser abolido el Reino, se pierde la capacidad absoluta de legislar y debe atenerse a la "unidad constitucional". Ahora el Pacto cambia de protagonistas: el Reino es ahora provincia foral y el Rey es ahora el Estado Español. Con esta teoría se quiso defender el carácter paccionado de la Ley de Modificación de Fueros de 1841. Es un Pacto-Ley que regula las competencias de Navarra y el Estado, la contribución económica y es inmodificable por una sola de las partes.

En este proceso abolitorio del Reino de Navarra quedaron derogadas muchas leyes, aunque en opinión de Aizpún, hay que entender que sigue vigente lo no expresamente derogado. En cualquier caso Navarra tiene plena capacidad legislativa en materia fiscal y tributaria, así como en Derecho Civil cuya última recopilación es de 1973 el denominado Fuero Nuevo.

Tras la Constitución española de 1978, inspirado en los mismos principos de Ley Pactada, fue aprobada la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento Foral de Navarra, conocida como Amejoramiento. Se pretendió adaptar el régimen foral a lo establecido en la Constitución, sobre todo en lo referido a la constitución de autonomías. Navarra hizo uso de la Disposición Adicional Primera en la que se reconocen y amparan los derechos históricos y no de lo previsto en el Título VIII como otras autonomías, por tanto Navarra es una comunidad foral que recoge, actualiza y "amejora" su tradición foral, equivalente, pero con caracteres específicos, a una comunidad autónoma.

No obstante el Tribunal Supremo y el Constitucional se han pronunciado repetidamente en el sentido de considerar a Navarra una Comunidad Autónoma más.

Evolución

La Alta Navarra del Reino de Navarra fue conquistada por las coronas de Castilla y de Aragón, ya unificadas, en 1512. Navarra se mantuvo reino con la fórmula "Unión Principal" o "Eque Principal" esto es, cada reino mantenía su soberanía pero compartían el mismo rey, Navarra renunciaba a tener rey privativo obligándose a que lo fuera siempre el de Castilla. El gobierno directo lo realizaba la figura de un "virrey" nombrado por los conquistadores. Sólo hubo un virrey navarro, Francisco Espoz y Mina en el año 1834.

La Baja Navarra por su parte, mantuvo su independencia como parte de los dominios de la casa de Albret, cuyos titulares conservaron el título de reyes de Navarra. Más tarde la casa de Albret entroncó con una rama de la casa real francesa, los Borbones, los cuales adquirieron los títulos y posesiones de los Albret. Posteriormente, el jefe de la Casa de Borbón, Enrique de Borbón (Enrique III de Navarra), líder del bando hugonote en las guerras de religión francesas asumió también la corona de Francia, como Enrique IV de Francia, tras convertirse al catolicismo (atribuyéndosele la célebre frase "París bien vale una misa"). Fue su sucesor, Luis XIII de Francia (y II de Navarra), quién incorporó Navarra a la corona de Francia en 1624.

La reducción foral

Ninguna de las constituciones españolas del siglo XIX, con excepción de la de Bayona, reconocieron los fueros de Navarra, por lo que, salvo durante los periodos de régimen absolutista, tanto las instituciones como los fueros de Navarra quedaban derogados.

Tras la Primera Guerra Carlista, en el Convenio de Vergara, Espartero se compromete a proponer a las Cortes la concesión o modificación de los fueros, lo que se materializa por la Ley de Confirmación de Fueros de 25 de octubre de 1839, que confirma los fueros sin perjuicio de la unidad constitucional de la Monarquía, y se hace efectivo por la Ley de Modificación de Fueros de 16 de agosto de 1841, que quedó incorporada a la Ley Orgánica 13/1982, de 10 de agosto, de Reintegración y Amejoramiento del Foral de Navarra.

Hasta esa fecha existían aduanas en el río Ebro y se acuñaba moneda con una única leyenda: Rey de Navarra. Con la ley paccionada, Navarra deja de ser denominada Reino, y pasa a ser denominada provincia, ajustándose a lo dispuesto en la División territorial de España en 1833 de Javier de Burgos.

Tras la guerra civil española se mantienen los fueros en Navarra ya que había apoyado el alzamiento de los sublevados.

Los Fueros en la constitución de 1978

El fin de la dictadura y la reinstauración del sistema democrático da lugar a una nueva constitución en 1978. Para su redacción definitiva, es la problemática foral uno de los elementos más complicados de consensuar. Mientras se brindaba a otras comunidades un sistema de autogobierno, en Navarra ya existía un regimen similar, aunque reducido desde 1841.

El texto constitucional en la Disposición Adicional Primera reconoce que: "La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales".

Navarra se rige por la "Ley Orgánica 13/82 de 10 de agosto de Reintegración y Amejoramiento del Regimen Foral de Navarra", que en su artículo 2.1 expresa que : "Los Derechos originarios e históricos de la Comunidad Foral de Navarra serán respetados y amparados por los poderes públicos con arreglo a la ley de 25 de octubre de 1839, a la ley paccionada de 16 de agosto de 1841 y disposiciones complementarias, a la presente Ley Orgánica y a la Constitución, de conformidad con lo previsto en el párrafo primero de su disposición adicional primera."

Instituciones forales

~Parlamento de Navarra: órgano legislativo de representación política que lo elige y aprueba las leyes que han de regir en Navarra sobre las competencias que ostenta como Comunidad Foral. El Parlamento elige al Presidente del Gobierno de Navarra y ejerce la labor de impulso y control de las actuaciones del Gobierno de Navarra.

~Gobierno de Navarra: el Gobierno de Navarra o Diputación Foral es el órgano colegiado que, bajo la dirección de su Presidente, establece la política general y dirige la Administración de la Comunidad Foral de Navarra. Está compuesto por el Presidente y los Consejeros o Diputados Forales, que son nombrados por aquél. Al Gobierno le corresponde la potestad reglamentaria y la función ejecutiva. Actualmente está dirigido por la coalición de Unión del Pueblo Navarro y Convergencia de Demócratas de Navarra, de centro-derecha regionalista.

~Cámara de Comptos: la Cámara de Comptos de Navarra es la institución fiscalizadora de la gestión económica y financiera del sector público de la Comunidad Foral de Navarra.

~Defensor del Pueblo: el Defensor del Pueblo o Ararteko en euskera, es la institución que, por mandato del Parlamento, vela por el cumplimiento de los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos, y con esta finalidad supervisa la actuación de las Administraciones Públicas y de los entes locales de Navarra.

División lingüística del territorio a efectos legales

El castellano y el euskera son definidas como lenguas propias de Navarra según la Ley foral 18/86, de 15 de diciembre de 1986, del Vascuence. De acuerdo con esta ley, Navarra está lingüísticamente dividida en tres zonas, vascófona (uso mayoritario del euskera), mixta y no vascófona (uso mayoritario del castellano).

El castellano es oficial en todo el territorio de la comunidad. El vascuence o euskera tiene carácter de lengua co-oficial en la zona vascófona. La Ley del Vascuence incluye adicionalmente una serie de disposiciones para garantizar el uso del euskera en la zona mixta, en tanto que en la zona no vascófona, las entidades públicas de Navarra sólo tienen obligación de atender en castellano.

La lista de los 109 municipos pertenecientes a las zonas vascófona y mixta es la siguiente:

~Zona vascófona: Abaurrea Alta, Abaurrea Baja, Alsasua, Anue, Araiz, Aranaz, Arano, Araquil, Arbizu, Areso, Aria, Arive, Arruazu, Bacáicoa, Basaburúa Mayor, Baztán, Beinza-Labayen, Bertizarana, Betelu, Burguete, Ciordia, Donamaría, Echalar, Echarri Aranaz, Elgorriaga, Erasun, Ergoyena, Erro, Esteríbar, Ezcurra, Garayoa, Garralda, Goizueta, Huarte-Araquil, Imoz, Irañeta, Ituren, Iturmendi, Lacunza, Lanz, Larráun, Leiza, Lesaca, Oiz, Olazagutía, Orbaiceta, Orbara, Roncesvalles, Saldías, Santesteban, Sumbilla, Ulzama, Urdax, Urdiáin, Urroz de Santesteban, Valcarlos, Vera de Bidasoa, Villanueva de Aezkoa, Yanci, Zubieta y Zugarramurdi.

~Zona mixta: Abárzuza, Ansoáin, Aoiz, Arce, Atez, Barañáin, Burgui, Burlada, Ciriza, Cizur, Echarri, Echauri, Egüés, Ezcároz, Esparza de Salazar, Estella, Ezcabarte, Garde, Goñi, Güesa, Guesálaz, Huarte, Isaba, Iza, Izalzu, Jaurrieta, Juslapeña, Lezáun, Lizoáin, Ochagavía, Odieta, Oláibar, Olza, Ollo, Oronz, Oroz-Betelu, Pamplona, Puente la Reina, Roncal, Salinas de Oro, Sarriés, Urzainqui, Uztárroz, Vidángoz, Vidaurreta, Villava, Yerri y Zabalza.

~Zona no vascófona: Se compone del resto de municipios, predominantemente del sur sureste de la comunidad foral, donde el vascuence o euskera no tiene ningún tipo de reconocimiento, pues no es habitualmente conocido por la población. Esta situación va cambiando, y actualmente existen poblaciones donde la población bilingüe o casi bilingüe euskera/castellano puede superar el 10% de la población como en Tafalla, Sangüesa y Lumbier, aunque los que hablan o entienden bien el euskera rondan el 5% en Tafalla y Sangüesa o el 10% en Lumbier. En otras localidades con ikastola como Fontellas, Lodosa y Viana la población bilingüe o casi bilingüe está entre el 2% y el 8%, siendo los que hablan o entienden bien el euskera el 1% en Fontellas, el 2% en Lodosa y el 5% en Viana.

La actitud del Gobierno de Navarra hacia el euskera en los últimos años ha sido muy cuestionada por los sectores vasquistas y nacionalistas vascos de la comunidad foral. El gobierno navarro ha sufrido algunos reveses y desautorizaciones significativos en relación a su política lingüística.

.... ... .

martes, 22 de enero de 2002

Nafarroa : Datos y Símbolos

Pues bien, es hora de hablar de lo que es Nafarroa el día de hoy, conocida con el término de Comunidad Foral de Navarra.

Aquí datos generales acerca de Nafarroa:

Datos y Símbolos


Nafarroako Foru Komunitatea o Nafarroa (en castellano: La Comunidad Foral de Navarra o Navarra) es una comunidad foral española (comunidad autónoma con régimen foral propio) situada en el norte de la Península Ibérica. Limita al norte con Francia (departamento de Pirineos Atlánticos de la que forma parte Iparralde que incluye a las provincias vascas de Lapurdi, Behe Nafarroa y Zuberoa), al este y sureste con la comunidad autónoma de Aragón (provincias de Huesca y Zaragoza), por el sur con la de La Rioja y por el oeste con la Comunidad Autonómica Vasca (provincias de Araba y Gipuzkoa). Posee un exclave llamado Aragoiko Petilla (Petilla de Aragón) rodeado totalmente por la provincia aragonesa de Zaragoza. Es el territorio correspondiente a la Alta Navarra del Renacimiento (la Baja Navarra es parte de Francia).

Está compuesta por 272 municipios y cuenta con una población mayor a los 500 mil habitantes, de la que aproximadamente un tercio vive en la capital, Iruñea (Pamplona) y la mitad en el área metropolitana de la misma.

De dilatada historia, procede del antiguo Reino de Navarra vigente hasta 1841, y del que conserva algunos restos de su autogobierno o fueros. La organización jurídico administrativa actual se basa en el Amejoramiento de 1982, que supuso la adaptación de la tradición foral con la organización autonómica de la Constitución española de 1978, concretamente en virtud de la disposición adicional primera de esta última que reconoce y ampara los derechos históricos.

Excepto en los tiempos de expansión del Reino de Navarra, desde el s. XVI hasta principios del XX había sido una pequeña región agraria de poco desarrollo socioeconómico. Actualmente, Navarra es una de las comunidades de mayor riqueza relativa y bienestar socioeconómico, amén de participar del crecimiento del Valle del Ebro y la consolidación de la economía de servicios e industrial en Pamplona. De hecho, la tasa de desempleo registrado es de las más bajas de España, su PIB per cápita de los más elevados y superior a la media europea, y es la comunidad autónoma con más ingresos netos por hogar y menor índice de pobreza.

La primera vez de la que se tiene constancia escrita del término Navarra es en el siglo IX, en la obra Vita Karoli Magni escrita por Eginardo, en la cuál se describen las intrusiones del rey franco Carlomagno hasta el río Ebro. Se cree que el topónimo Navarra podría derivar del vocablo naba, de origen prerromano, quizás protovasco, cuyo significado sería el de tierra llana rodeada por montañas, perfectamente aplicable a Pamplona y su entorno.

El escudo

Sobre fondo rojo, y saliendo unas cadenas en forma de radios del centro, que representa una esmeralda robada supuestamente al rey Miramamolín en la batalla de las Navas de Tolosa del año 1212 y que está en la colegiata de Orreaga (Roncesvalles). Eslabones de las cadenas se hallan en varios puntos. En el museo de Roncesvalles, adyacente a la Colegiata, se encuentran las que fueron entregadas por Sancho VII de Navarra "El Fuerte", cuyos restos reposan en el mausoleo de la capilla de San Agustín. Otras partes de la cadenas fueron a parar al monasterio de Irache y otra a la Catedral de Santa María de Tudela, lugar natal de aquel rey de enorme estatura. Según la leyenda, las cadenas proceden de aquella batalla y encadenaban a cristianos cautivos rodeando la tienda del rey Miramamolín, siendo el rey Sancho el que las rompió las cadenas. No obstante las cadenas figuran con anterioridad a esa batalla en distintas partes de Navarra.

La bandera

En 1910, la Diputación de Navarra aprobó la bandera de Navarra, que sigue vigente al quedar reconocida por la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra (LORAFNA), de 10 de agosto de 1982, que establece en su artículo 7.2: "La bandera de Navarra es de color rojo, con el escudo en el centro". Navarra fue un Reino desde 841 hasta 1841, una provincia con Diputación Provincial, a veces llamada Diputación Foral desde 1841 hasta 1981, y desde 1981 hasta la actualidad constituye una Comunidad Foral.

Geografía y clima

Navarra se encuentra situada en el norte de la península ibérica. Limita al norte con el departamento francés de Pirineos Atlánticos, en la región de Aquitania, al oeste con la Comunidad Autonómica Vasca, al sur con La Rioja y al este con Aragón. La geografía de Navarra es, a pesar de su relativamente reducido tamaño, muy variada. La mayor parte del territorio navarro es montañoso, dominado por la cordillera pirenaica, contrastando con las llanuras del valle del Ebro del sur La Ribera.

Desde el punto de vista climático, Navarra es una mezcla de influencia montañesa de los Pirineos y mediterránea del valle del Ebro, habiendo una gran diferencia entre el clima del norte (mucho más húmedo y con precipitaciones frecuentes), al clima del sur (más mediterráneo y con temperaturas más altas y precipitaciones más esporádicas), pasando de los húmedos valles cantábricos del norte a las áridas y esteparias Bardenas Reales a orillas del río Ebro en pocos kilómetros.

Lenguas

En Nafarroa se hablan dos lenguas en la actualidad, el castellano y el euskera.Tanto el castellano como el euskera son oficiales en Navarra. El castellano lo es en toda la comunidad foral mientras que el euskera sólo en las zonas que la Ley Foral del Vascuence especifica. El euskera se habla en la zona centro y norte del territorio, siendo la lengua materna de una mayoría de la población en el extremo noroeste.

Históricamente se han hablado también otras lenguas, desaparecidas en la actualidad, como el romance navarro o navarro-aragonés y, minoritariamente, el gascón, francés, hebreo y árabe.

El euskera en Nafarroa posee varios dialectos (nueve según la clasificación que se sigue el Diccionario General Vasco de la Real Academia de la Lengua Vasca aunque posteriormente hayan sido reagrupados): el más extendido es el dialecto alto-navarro, que se habla en la parte central y norte. En el valle de la Barranca y otras localidades fronterizas con Gipuzkoa se habla el dialecto guipuzcoano y en la parte central del Pirineo (por ejemplo en los valles de Aezkoa y el Salazar) se habla una variedad del dialecto bajonavarro llamada dialecto navarro-oriental. En la parte más oriental del Pirineo, en el valle de Roncal, se hablaba hasta hace unos años el dialecto roncalés aunque desapareció a finales del siglo XX.

Aparte de los dialectos también existen subdialectos y especialidades lingüísticas locales.

En lo que respecta al castellano, además de múltiples especificidades lingüísticas, también en lo gramatical se aprecian algunas variantes significativas, como la predominancia del diminutivo en -ico o la utilización del tiempo verbal condicional en lugar del pretérito de subjuntivo (por ejemplo: podría en lugar de pudiera), así como la extensión del uso de pues [sin referencias] incluso al final de oración, y la aversión a los esdrújulos propia del romance navarro-aragonés. A todo ello se une la presencia de léxico de origen euskérico, en unos casos por la presencia de sustrato vasco, y en otros, como la Ribera —donde el euskera se perdió en la época romanan — debido a la convivencia e intercambios comerciales prolongados con zonas de Navarra en las que todavía se hablaba dicha lengua.

.... ... .

lunes, 21 de enero de 2002

Nafarroa : Declive

Acosada y rodeada, Nafarroa terminaría por caer en manos de los castellanos en su parte península y de los franceses en su parte continental. Es este el origen del actual conflicto vasco, la determinación con la que los navarros pelearon por preservar su identidad es un referente histórico sumamente importante pues desmorona el mito ampliamente aceptado de que los vascos se habían unido a lo que hoy se conoce como España por voluntad propia y que luego entonces sus demandas "separatistas" modernas pueden ser consideradas como traición.

Después de leer lo que publico a continuación podrán ustedes ver hasta que grado llega la hipocresía y la estulticia de los que afirman que la anexión de Navarra por parte de Castilla fue pacífica. Esta parte de la historia mostrará al lector que cuantas veces pudo el pueblo vasco se rebeló en contra de sus opresores y que por lo tanto el nacionalismo vasco no nace con Sabino Arana.

Conquista y Colonia


La conquista castellano-aragonesa

A finales del siglo XV el rey de Aragón Fernando el Católico realizaba continuas injerencias en la guerra civil de Navarra en apoyo a los Beaumonteses y que en algunos periodos había supuesto una auténtica ocupación militar. A principios del siglo XVI los baumonteses habían pérdido la guerra civil y su líder había huido al exilio Castellano, donde falleció. Desde allí su descendiente apoyó al rey castellano-aragonés en su ya decidida invasión del reino de Navarra. Esto hizo que el rey de Navarra se viera obligado a firmar el Tratado de Blois, por el cual conseguía apoyo del reino de Francia ante una posible agresión. Esto fue considerado por Castilla y Aragón como una beligerancia, ya que Francisco I de Francia estaba enfrentado al castellano-aragonés y además era declarado un monarca cismático en el V Concilio de Letrán por el papa Julio II.

Fernando el Católico, que era hermanastro del fallecido Carlos Príncipe de Viana (hijo de Juan II y su segundo matrimonio con Juana Enríquez), inició la invasión el 10 de julio con la toma de Goizueta, aunque no se publicitó y ocho días antes de la firma del Tratado de Blois. El grueso del ejército de más de 16.000 hombres bien pertrechados y experimentados entró en Navarra desde Álava el día 22 de julio, al mando de Fadrique Álvarez de Toledo, segundo duque de Alba con apoyó del líder beaumontés el conde de Lerín y sus hombres.

El poderoso ejército se asentó a las afueras de Pamplona, entonces una ciudad de entre 6.000 y 10.000 almas y mal fortificada, que firmó la rendición 25 de julio. En otros lugares de Navarra, la resistencia fue mayor: Lumbier hasta el 10 de agosto, Estella hasta agosto, Roncal hasta el 9 de septiembre, al igual que Tudela, que fue el mayor bastión agramontés, donde para tomarlo tuvieron que venir fuerzas de Aragón. Los reyes navarros Juan y Catalina se refugiaron en sus dominios del Bearn desde donde organizaron la resistencia.

La conquista de la Alta Navarra no finalizó aquí, ya que Catalina de Foix y Juan III de Albret, y posteriormente Enrique II, apoyados por los monarcas franceses, hicieron hasta tres intentos militares de recobrar el reino.

El primero lo realizaron ese mismo año, en noviembre, cuando un ejército de navarros agramonteses, franceses y mercenarios se adentraron en el reino con 15.000 hombres al mando de Juan de Albret y el general La Palice. Varias ciudades del interior se alzaron, como Estella, Cábrega, Villamayor de Monjardín y Tafalla, llegando a sitiar Pamplona del 3 al 30 de noviembre. Ante la llegada de refuerzos castellanos por el Perdón, se realizó un asalto precipitado el 27 de noviembre de Pamplona, que fracasó. Debido a la proximidad del invierno, las tropas franco-navarras iniciaron la retirada hacia el Baztán. En el puerto de Velate, la retaguardia fue sorprendida por fuerzas castellanas, en las que predominaban guipuzcoanos oñacinos, al mando de López de Ayala, en la que ha sido denominada batalla de Velate con la derrota y pérdida de doce piezas de artillería, y se discute si también se produjo la pérdida de más de mil hombres de los franco-navarros .

La segunda tuvo lugar en 1516, aprovechando la muerte de Fernando el Católico y la complicada sucesión castellana. El ejercito, al mando del mariscal Pedro de Navarra, mal pertrechado y equipado, fue derrotado en el Roncal por el coronel Fernando de Villalba. El mariscal fue hecho prisionero (moriría asesinado en el castillo de Simancas en 1522). Para evitar posteriores problemas, en cardenal Cisneros, regente de Castilla, ordenó la demolición de todas las fortalezas, exceptuando las estratégicas y las pertenecientes a los aliados beamonteses.

Sin éxito la vía militar, se intentó la diplomática. Así tuvieron lugar dos encuentros entre las partes, en Noyón (1516) y Montpellier (1519), que no arrojaron ningún éxito, por lo que los reyes navarros, apoyados por Francia, realizaron un último intento bélico.

En 1521, aprovechando la Guerra de las Comunidades que asolaba Castilla, y reinando Enrique II, que contaba con el apoyo incondicional de su cuñado Francisco I de Francia, deseoso de debilitar a toda costa a Carlos I, tuvo lugar un alzamiento generalizado en toda Navarra, incluyendo las ciudades beamontesas, al tiempo que un ejército navarro-gascón que vino por el norte, consiguió reconquistar toda Navarra. Sin embargo, el ataque se había demorado demasiado, no produciéndose hasta mayo, cuando en abril los comuneros habían sido aplastados por las tropas reales. Además, en vez de consolidar la victoria, el ejército navarro-gascón quiso entrar en Logroño, lo que hizo que el ejército castellano se reorganizara con tres cuerpos de ejército. Las tropas se fueron retirando con la presión de las tropas castellanas en un número que triplicaba a las navarras. Hubo algún enfrentamiento en Puente la Reina, y tras cometer varios errores estratégicos, finalmente se enfrentaron en una cruenta batalla de Noáin (30 de junio de 1521), a las afueras de Pamplona, donde no menos de 5.000 combatientes perdieron la vida. Tras esta derrota, los restos del ejército franco-navarro se dispersaron, aunque hacia octubre algunos combatientes se hicieron fuertes en el castillo de Maya (valle de Baztán), donde resistieron hasta el 19 de julio de 1522 y en la fortaleza de Fuenterrabía, que resistió hasta marzo de 1524. En diciembre de 1523, Carlos I decretó un perdón para los sublevados, excluyendo a unos setenta miembros de la nobleza navarra. Para conseguir la caída de Fuenterrabía, el emperador decretó un nuevo perdón, incluyendo a los excluidos del anterior, a condición de que se le prestase juramento de fidelidad. Así terminaron los intentos tanto por recobrar la independencia de la Alta Navarra. La inestabilidad de la ocupación en la Baja Navarra hizo que Carlos I renunciara definitivamente a ella, retirándose definitivamente para 1530, donde el rey de Navarra Enrique II, mantuvo la independencia del reino.

A pesar de los diversos intentos de reconquista, Fernando el Católico había seguido trabajando para consolidar la incorporación institucional de Navarra a sus dominios. En 1513, las Cortes de Navarra, convocadas en Pamplona por el virrey castellano y sólo con la asistencia de beamonteses, nombraron a Fernando el Católico rey de Navarra. El 7 de julio de 1515 las Cortes de Castilla en Burgos, sin ningún navarro presente, anexionan el Reino de Navarra al de Castilla. El nuevo rey se comprometió a respetar los fueros del reino.

Los reyes posteriores continuaron jurando las leyes propias navarras. Sin embargo, a partir del siglo XVIII, los fueros comenzarán a ser definitivamente atacados hasta ser abolidos en el siglo XIX. Como justificación ideológica adicional, aparte del tratado de Blois (que fue la excusa que consideró a Navarra en un estado enemigo) Fernando el Católico tuvo a su favor el hecho de que el papa Julio II excomulgara a los reyes de Navarra y les desposeyera del reino alegando connivencias de la casa real navarra con el protestantismo que se estaba extendiendo por el sur de Francia y su alianza con el monarca francés, declarado cismático.

En 1516, el cardenal Cisneros ordena eliminar todos los signos defensivos de Navarra, debido a la imposibilidad de defender con el ejército castellano todos los castillos. Navarra llegó a tener más de un centenar de castillos en todo lo que fue el Reino de Navarra. Muy pocos han quedado en pie, y estos sólo parcialmente, desmochados.

Tras una breve ocupación de las inmediaciones de Donibane Garazi (San Juan de Pie de Puerto) por parte de las tropas del emperador Carlos V, en 1528, éste decide abandonar Ultrapuertos por su difícil defensa desde la península, y en la Baja Navarra continúa por la dinastía Albret-Foix que posteriormente llegaría a reinar en Francia a partir de 1620. Tras la Revolución Francesa, el Reino de Navarra fue disuelto en la República Francesa.

Desde ese momento la actual Navarra peninsular quedará integrada en la Monarquía Hispánica, no presentando inestabilidad de calado y permaneciendo leal a la corona castellana cuando hacia 1640 el sistema territorial de la monarquía de los Austrias entra en crisis con la separación de Portugal y la revuelta de Cataluña. Pese a todo, y de manera paulatina, conforme la rivalidad franco-española se traslade a otros ámbitos, Navarra se convertirá en un reino olvidado y cada vez más marginado de los focos de poder político y económico.

La dinastía Habsburgo establecerá en Pamplona la figura de un virrey, permaneciendo con gran actividad las cortes del reino.

Durante la Guerra de Sucesión Española, Navarra (a pesar del fiero sentimiento antifránces del pueblo) se posicionará a favor del duque de Anjou (futuro Felipe V) en lugar de por el archiduque Carlos de Austria (como lo hicieron los reinos de la Corona de Aragón). Es por ello por lo que tanto Tudela como Sangüesa fueron ocupadas por las tropas austracistas. A la finalización del conflicto, Navarra, al igual que las provincias vascas, conservaron sus fueros frente a los reinos de la Corona de Aragón, declarados traidores por Felipe V y despojados de sus prerrogativas forales por los Decretos de Nueva Planta.

Lógicamente, la nueva dinastía reinante se mostró mucho más centralista y menos pactista que la Habsburgo y en diversas ocasiones el régimen foral fue puesto en entredicho desde el gobierno de la monarquía.

La provincia de Navarra

El 14 de noviembre de 1833 los rebeldes carlistas eligieron en Estella a Tomás de Zumalacárregui como su jefe.

El general Maroto a cargo de las tropas carlistas del Norte y el general Espartero como representante del gobierno de Isabel II, el 29 de agosto de 1839, firman el Convenio de Oñate que puso fin a la Primera Guerra Carlista (1833-1840) en el norte de la península, confirmado con el conocido como "el Abrazo de Vergara" entre Maroto y Espartero el 31 de agosto. Maroto no contaba con el apoyo del pretendiente don Carlos y tampoco con la aveniencia de parte de sus tropas. El 14 de septiembre de 1839 el pretendiente carlista las tropas que le permanecían fieles cruzaron la frontera francesa y la guerra iniciada en 1833, con el apoyo mayoritario de la población rural de Navarra al pretendiente real don Carlos, terminó en el frente norte.

En este convenio también se acuerda eliminar ciertas particularidades forales para adecuarlas a la constitución de 1837 (Artículo 1.°. El capitán general, don Baldomero Espartero, recomendará con interés al Gobierno el cumplimiento de su oferta de comprometerse formalmente a proponer a las Cortes la concesión o modificación de los fueros.), según posteriormente se reflejaría en el Decreto de Confirmación de Fueros de 1839, con el compromiso de respetar los fueros «sin perjuicio de la unidad constitucional de la monarquía», "oyendo" a Navarra y a las Provincias Vascongadas.

El gobierno liberal quería imponer sus principios centralistas y suprimir los fueros por considerarlos privilegios medievales injustos y por ello los liberales de la Diputación Provincial con Yanguas Miranda como cabeza visible, negocian con el gobierno central la supresión de casi todos los privilegios forales. De esta manera en 1841 y mediante la Ley de Modificación de Fueros de Navarra, después llamada Ley Paccionada Navarra, el Reino de Navarra dejó de existir y pasó a ser considerada como una «provincia foral», con lo que pierde definitivamente su soberanía en favor de una soberanía española. Con ello perdió prerrogativas, como la exención del servicio militar y la acuñación de moneda propia, así como el traslado de las aduanas del Ebro a los Pirineos. Sin embargo, la provincia seguía reteniendo amplia autonomía fiscal, administrativa y tributaria consignada en la Ley Paccionada de 1841.

El calificativo de "Paccionada" hacía referencia a que su promulgación fue pactada con la Diputación Provincial, la cual estaba controlada por los liberales navarros. Todo este proceso fue abiertamente criticado por Angel Sagaseta de Ilurdoz Garraza último Síndico de la Cortes del Reino.

El ministro de Sagasta, Germán Gamazo, intentó suprimir en 1893 la autonomía fiscal de la Ley Paccionada, se produjo una reacción popular e institucional denominada como «Gamazada». Esta normativa no se llegó a aplicar debido a que el ministro dimitió por otras razones, entre otras, por la rebelión en Cuba de 1895.

.... ... .